(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Primera[-tercera] parte de los veinte i vn libros rituales i monarchia indiana : con el origen y guerras, de los indios ocidentales, de sus poblaçones : descubrimiento, conquista, conuersion, y otras cosas marauillosas de la mesma tierra : distribuydos en tres tomos"

«... 



/ 



■-N 



V^ 



<ki 




S^ELOó-VElNTE IVN nERGSRiTUALESÍMONAKCHlAí 

\lndian<i,con elonpeivyóuerrai, deloylndíios OcidentaJes. He? 
Mus Poblacjonej; netcu brimienlo, Conqnifta,Conuerfionjy- í 
'\jtras cóíasinarauillofas deldiiaeiñía tierra, djfribuyd oí | 
" ^^ "^ eiv tre5 toniOJ. I, 

tí^MPU£STO POR T: JUAK DE TORQpEMAnA 
3 Mini/lniTi-oum¡.i(ll JcIaOrAen deHuefhroSerafi'ooT'aare 
^SiwiFríirKJ/íO t/iIflProuiTjcjVí del Santo ^vanítMo dt 



4ciÍnrjM\l^/^uíp'. 




_ . ^«<="'omm imniortali ck inuí 




Digitizéd by the Internet Archive 

in 2010 with funding from 

Research Library, The Getty Research Institute 



http://www.archive.org/details/primeratercerapa02torq 



í 




DICE 



DE LOS LIBROS , Y CAPÍTULOS 

DE ESTE SEGUNDO TOMO , QUE COMIENZA 
dcfde el Libro fcxto , hafia el catorce- 
no Inclufive. 



índice del Libro fextoi 

CAP. I. como en el Anima del Hombre hal vn 
principio natural , que le inclina á bufcar á 
Dios , aunque nocen adodiñinto , lino confu- 
fo. Fol. I. 

Cap.II. Donde fe prueba haver Dios , al qual el 
Hombre na; ural mente fe inclina. 4. 

¡Cap.UI.Quc los Hombres no pueden vivir fin co^ 
nocer algún Dios, falto, 6 verdadero. 6, 

jCap. IV. Como aunque los Hombres tienen natu- 
ral inclinación á Dios, no todos han fencldo fer 
vnoiolo, por haver tenido muchas Naciones 
fer muchos Diofcs ; y quales los han imagina- 
do, y coniideradü los Ancianos. 9. 

Cap. V. Que erara , de quando ruvo principióla 
Idolatría en el Mundo , y de la maldad de los 
Hoijéres antes del Diluvio. 10. 

Cap. VI. Como defpues del üduvio profiguio la 
Idol '.tria , y como fe hallo en eftos Indios Oci-- 
dent.:L'¡ mui su íu punto. 16. 

Cap. VIL Como los Gentiles defta Nneu-t- Efpa- 
ña cxc'iín ícx Diofss müá\QS Hombres encanta- 
dores ; y del origen fabulofo que algunos tu- 
vieron. 20. 

Cap. Vill. Como aunque los Gentilesh¿n feguido 
el error dicho , no les ha faltado conocimiento 
que hai Diofes fupremos, de cuia Potencia pro- 
cede el Ser , y Vida. 21.. 

Cap. IX. De la caufa porque Dios reprueba á los 
Hombres , y los deja caer en errores.2 2. 

Cap. X. Como Dios caftiga pecados , con peca- 
dos. 23. 

Cap.XI. Qiie proíigue la Materia del pafado.2 5 . 

Cap. XII. Del principio de la tdoLitria, y como la 
x.í\v\cxoví\o:> Indios ¿c\2i Nueua- Efpana. i6. 

Cap.XUI. Como \o%Geníiles adoraron cofas viles^ 
y de fu calligo , en ds.xarlcs caer Dios en erro- 
res grandes. 28. 

Cap. XlV. De los lugares, y honra de.los Anima- 
les que aduravan por D'ojls los Anpi'j.:0s. 30. 

Cap. XV. De como no lolo los Gintil-js dividie- 
ron fus FJ/us Dio fe í en dajes , (ino también los 
Indios , y de fus oHcios, y prerrogativas, j i , . 

Cap.XVI. Dcla multitud délos Diofes que tu- 
vieron los Antiguos , y ertos Indios de Nueva- 
E/paña, y Pir/i. ^2. 

Cap. XVII. De los Diofes de la Isla E/pmola¿ 



y las otras Islas comarcana?. ^4. ' f_ 

Cap. XV^ilI.Como erigia fus Diufes la Gente def- 

tas/j/j/Pycomoháhdo coftiimbre del Dcmo<- 

nio hablar , y darfe á conocer en Arboles á los 

Hombres. ^6. 
Cap.XrX. De-Ios Diofes 0^etecrih;-li,y O.nedhuatly 

por otro nombre llamados CitUlatonac ,y Ci- 

tldicui, y de fu lugar,y afsilkncia, fcgun lo íen- 

tian los Mexicanos. J7. . 
Cap. XX. Del Dios Tez-catlipuca , y de los atribu- 
tos que le davan,y como fue cfte el que los Gen-. 

tiles \[a.n\íYon Júpiter. ^8. 
Cap.XXI.Dcl Dios Huitzilopífebtli,\hnr¿áo deloS 

Gentiles, Marte , muielVmiado de los Mexica- 
nos , y de fus embuftes. 41 . 
Cap.XXILDel Dios Paynal , que fue como ja Dio^. 

fa Bduna. 44. 
Cap. XXlII.Del Dios 'Tlabcatecuhtli, que es Nep'ii 

tuno, y de otros Diofes , y fus errores. 44. . 
Cap. XXIV. Del Dios Qiieizalcobttatl , y de fus 

atributos. 48. 
Cap. XXV. De la Diofa Cenieutl , pdr otro nom-í 

\>re.Toni,\,yjbua,q[.ie QsCcres. '^2. 
Cap. XXVI, De los D/ó^/f/ de (¿iiatthtemallan , y; 

del Dios llamado Exbalanqitcn. 5 j. 
Cap. XXVII. De como los Indios ado/aron al SoI¿ 

que le dezian Tonatiuh , y los Gentiles , Apo-. 

lo.$^. 
Cap. XX VI 1 1. De los Diofes XiuhtecubtU , aboga a 

do del Purgo, que es el mifmo que Vulcano : De 

Iacate¿ili, Din de los Mercaderes , que es Mer-i. 

curio, 56. ■ 
Cap. XX IX. De Tez.catzoncatl, que es Baco , Dios 

del yino.'j^. 
Cap. XXX. DdDios NappateciMi , Dios de ¡os 

Ofiáaks d¿ fieras : y de los Diofes de los L j^/-. 

darlos, y oxxo%.)g. 
Cap. XXXI. De h Diofa Cihuacohuatlfo QuiLiZ'i, 

tli , que dezian ios Indios kt la primera Muger 

del Mundo. 61. . 
Cap. XXXII. De la Diofa Tla^títeutli llamada FV- 

ñus. 61. 
Cap. XXXIII. De los Diofes de las Provincias da 

Paria, Cnrnana , Venezuela , Santa Marta, y 

Santo Domingo, y otras convecinas. 62. _ 
Cap. XXXIV. De los Di^ifcs Lares , llamados TV- 

piíioton. 6¿^i 
Cap. XX^Y« De] principio de la? Imágenes', y á^\ . 

31 Tierna 



índice. 



Tiempo en que comentaron los S'intu¡ar':¡ del 
TDíinoHu. 65. 
Cap. XXXVl. Del iiitenro del Demonio en fe- 
mé j. míes Ellacuas, y como el primer enlayc tac 

Cap. XXXV^ll. Como los Indios figuravan á fus 

Dfüfis , y ti ¡ncenco que tuvieron en variar lus 

pincuras.óp. 
Cap XXXVIU. Como hazian los Mexicanos la 

EJImuj. de fu Dos principal HaitzilopH^ 

chtl:}ji. 
Cap. XXXIX. Donde fe confutan los errores de 

los fdjlatr.is ; y coiitcíTamos que D/újeompre- 

hend'. todas las perttciones.7 ^. 
Cap. XL. 'Cu no Üius aborrece la Idolitria , y 

de la pena que por ella tiene el Demonio. 74. 
Cap. XLI. De lo que los Indios creían de fus 

Dwfes , y de la Creación del Hombre.yó. 
Cap. XLIÍ. Como pcnfavan los lautos havia 

lido criadoelJíV/ , y de la muerte de los DiO' 

A'- 77. 

Cap, XLIII. Como Tetzcatlipoca cmbibávnfu 

dcvotoá la Ca/j del Sol. 78. 
C¿p, XLIV. De la Creación dd Hombre, y las 

demás criaturas, fegun opinión de los de Tetz- 

CtiCO. 78. 

Cap. XLV. De como Tetzcatlipoca perfigulo á 
Quet-z.ilcohuxtl : y de b que Nefabualpilli , R^y 
de Tetzcuco (intió de fus Diofes. 79. 

Cap. XLVI. De la manera que tenían los In- 
dios de orar: y por qué pintavan á fus Dio/es can 
feos? 80. 

Cap. XLVII. Que tenían por Dermnio los In- 
dios \ y como les aparecía ; y qué lintieron dei 
Ariim., ? 8 I . 

¡Cap. XLVIlI.De muchos Agüeros de los Indios, y 
Juper/licioaes. 82. 

Índice del Libro feptitm, 

CAP. I. De como le es natural al Hombre ofre- 
cer á Dios, Sacrip'cio.'í-]. 

Cap. II. De la Antigüedad del Sacrificio, y que 
Adam fue el primero, que le otrecio á Dios, po. 

jCíip. III. De las diferencias de Sacrificios , y mo- 
dos de facriticar. o-;. 

Cap. IV. Como antiguamente fe facrificavan Ho- 
res, y lervas folamente. 94. 

Cap.V.De como los Sacrificios fe vinieron á con- 
vertir , y comutar en muertes de Animales , ha- 
viendo fido antes cafo enorme , y no vfado , ni 
permitido, P5. 

jCap» VL De como fe comentaron los Sacrificios 
de Animales , y cofas vivas , y de algunos que 
én particular fe ofrecían á particulares Dio- 
, fes, 96. 

Cap. VIL De las rabones , porque fe facrificavan 

^ divcrfo /í«//«j/f j a diyerfos Diofes. 97. 

Cap.VÍII. Dé la modificación délos Samficios 
SO los pobres 3 y como' íingian lais cofag 



anim ad as con las Inaniiñadas. p8. 
Cap. IX. De otros ¿■.ii/'/ylf/cj de viandas qué vfa» 

van. 99. 
Cap.X. De como fue muí ordinario ofrecer en los 
■ Sacrificios de loi, Geni i tes. Vino. 100. 
Cap. XI. Donde fe dice el origen , y principio,que 

l^íS Naciones del Mundo tuvieron en faerificar 

Hombres , y con o fue cfta invtncion inducida 

por el Demonio, 10 ■ . 
Cap.Xll.Que profigue la materia de los Sacrificios: 

y como laci ificavan Hon.bres. 104. 
Cap. Xlil. Que profigue lamifira materia ; y que 

no es contra Lei Natural ofrecer los Hijos á 

Dos , ficndo por él pedidos, > oó'. 
Cap.XlV. Gomólos E/pañoles íacrificaron Hom- 
bres 108. 
C.íp. XV. Como los Judios ofrecieron fus Hijos 

al Demonio, i 10. 
Cap.XVí. De la inclinación que los Judíos tenian 

a la IdoLitria , y porque caufas- 112. 
Cap. XVII.Como los /»ti/o/ facnhcaron Hombres y 

y deíde quando ? i ' 4. 
Cap.XVí II. De otro Sacrificio , que era defollar 

los facrificados, y de fu origen. ; 16. 
Cap. XIX. Como fe hace el Sacrificio de los Hom- 
bres} I ló. 

Cap, XX. de otras maneras de facrificios. 

118. 
Cap. XXí. como facrificavan Niños al Demonio. 

iip. 
Cap. XXII. De los lugares de los Sacrificios. 

121. 

índice del Libro oBavo. 

CA P. I. Porque mando Dios le edlficafen 
Templos} I 2 j. 
Cap. II. Del lugar que davan los Gentikt i los 
Templos , y coino lo defcrive Arifioteles, 
126. 
Cap. III. De la forma, yroílrode los Templos. 

127. 

Cap.IV.De la diverfidad de Templos que há havl- 
doen el Mundo, i 29. 

Cap, \^ Como edificavan los Templos , y Altares 
en lugares cícabr(j(os , y altos, i j i. 

Cap. VI. Qi_!econ la kfcritura Sagrada fe pr:ieba 
lo pafado : y que los Indios fobre todos tuvie- 
ron ella coRumbre. 1^5. 

Cap, VlI.iDc diverfos lugares donde los Antiguos 
Gentiles edificavan Te, ripios á fus Diofes , y los 
intentos que para ello tenian , y de las formas, 
y hechuras de ellos, i j 7 . 

Cap. VIH. De los Templos de la hl.i Efpanola-.y 
c«njo los Indios de ella , no eran mui inclinados 
ala. Idclatria. IJ9. 

Cap. IX. De los muchos , y funtuofos Templos de 
ia Nueva-Efpaña, y de la forma con que fe edi- 
ficavan 140. 

Cap. X. D?Í intento que el Demonio p udo te- 
ner 



I N D 

neren efifeñartal modo de Templos á los In- 
dios. 142. 

Cap. XI. Del Templo de Huitzilopuchtll , y otros 
en fu contorno. 144. 

Cap. XII. Donde fe dicen los nombres de los Dio- 
fes que en los Templos, y Capolas menores fe re- 
vercnciavan , y fe particularizan fus afsientos,y 
lugares , y los D/.ií en que en ellos celebravan 
fieita , y algunas Cafas , y Salas particulares de 
habitación, y penitencia. 147. 

Cap. XIII. De otros edificios, y Templos que havla 
dentro deüe quadro. 149. 

Cap.XlV. Donde fe profigue la cuenta de las mu- 
chas Manjionesy Templos, y Capillas, que en el 
gran quadro defle celebre Templo Mexicano 
havia. 1 51. 

Cap. XV. De otros Edificios particulares de cíle 
Templo Mexicano, y de vna Piedra que en el 
patio del havia, en la qual atavan, y peleavan 
Cautivos , que era el Sacrificio gladiatorio, que 
es muy de notar. 1 54. 

Cap.X Vi.De otras Capillas, y Cues que en el qua- 
dro delle Templo havia, con otras cofas de no- 
tar. 155. 

Cap.XVIl.Del Templo de \iDiof%Juno en \zPro- 
vincia de Siri.i, y de fu aplicación en lo que era 
feniejante al de México; y de como ha fido cof- 
tumbre antigua poner en Xo^Temphs ,J animes^ 
y lugares para .inun úes , y Aves , y de como el 
Demonio quilo imitar en efte TVw^/o la forma 
del de Salomón en el SanSia SanBorum, i 55. 

Cap. XVIlI.De la muchedumbre de Templos que 
huvo en efta Nít.va-Efpaña,y de como los /«- 
dios fe aventajaron en el\o á todas las Naciones 
del Mundo, 1 5o. 

Cap .XIX. Del ornato , y riquezas de los 1 emplos 
deña. Niieva-Efpaña,y Perii. 161. 

Cap.XX.Dc las Rentas , y Fabrica de los Templos 
deftos Indios Occidentales. 1 6 j. 

Cap. XXI. De las Rentas dccimales,y primicia- 
rías, y de como han fido en todo tiempo vfa- 
das , y fe vfaron entre los Indios defta Naeva- 
Efpíiña, y de prefente fe acoñumbran. 1 55. 

Cap.XXíl. DelasPrefagiones,y Dedicaciones de 
los Templos- 16 j. 

Cap. XXIII. De los adornos, y enramamlentos de 
los Templos. 168. 

índice del Libro nono. 

CAP. T. De ¿ etimologia del Sacerdote, y co- 
mo fon neccüirios los Saterdotcs para el 
Culto Divino , y de íu principio, y como cor- 
rió por todas las Nacwncs. 171. 

Cap. II. De Lis Dignidades , y ordenes de Sacer- 
dotes , y Hin! jiros del hfiAdo Evangélico, ij¿^. 

Czp. lll. Dclos AlJn.'/Iroí áel Demonio que fer- 
vian en ¡os Templos de los Idolatras. 1 74. 

Cap. IV. Que los Indios fueron como los Anti- 
guos Idolatras en las elecciones , y diñinciones 



Ice. 

de Minifiros : y fe declara el nombre de PontH 

fice. 175. 
Cap. V. De otros Sacerdotes que havia en efta 

Nueva- Efpañ.i, y fu elección. 177. 
Cap. VI. De otras Dignidades, y Minifiros que 

tuvieron eüos/«¿¿/o/. 178. 
Cap. VII. De los Sacerdotes , y Pontífice de, los 

Totonacas , y de fu elección , y preeminencia. 

180. 

Cap. VIH De los Sacerdotes de la Diofa Cinteutl, 
181. 

Cap. IX. De los Capellanes perpetuos ds Teohua- 
can ,yds fu religión, y Vida. 181. 

Cap.X. De otras Dignidades del fervicio de el 
Templo. 183. 

Cap. XI. De otros Miniaros de los Templos Me- 
xicanos , que eran como Sacrifianes. 1 84. 

Cap. XII. De otros Minifiros de los mifmos Tem- 
plos , y de como eran doctrinados. 1 85. 

Cap. XlII.Como fe ofrecían ios Niños á los Tem-i 
píos , y á las Efcnelas, y de lo que les enfcña- 
van:y fe refutan los vicios que en eílo havia ea 
las Repúblicas Antiguas. i8(í. 

Cí^.WW .Xyths Muger es c\üc fervíaaen los Tem- 
plos , y de las ocupaciones que allí tenían , que 
eran como las Virgines Vejlales. 1 8 S . 

Cap. XV. De dos diferencias de Mugeres de el 
Templo de Dios, y como el Demonio vfurpó ef- 
ta coAumbre. ipi. 

Cap. XVI. Del modo del Sacerdocio en los Reinos. 
del Perú , y fus Minifiros. 194. 

Cap. XVli. Qué el agorar era oficio Sacerdotal' 
y muí eftíiTÍado,afsi entre losGentiks Antiguos^ 
como entre los Indios, 196. 

Cap.XVÍlI. De la autoridad, y crédito que el Sa-í. 
cerdocio ha tenido en todas ¡as Kacicms, :oo. 

Cap. XíX. Que la. Dignidad Real , y el Sacerdocio 
anduvieron juntos en Tiempos antiguos , y en-: 
tre los primeros Mexicanos. 204. 

Cap. XX. Como el Demonio ha conñituidoiiíi/??/^ 
tros para mejor introducir fus errores 205 . '■: 

Cap. XXÍ.Que profigue la materia del pafado , jr 
fe verifica en los Indios de h Nueva- E/paña. 
206. 

Cap. XXII. De la ocupación de los Sacerdotes, y 
de la primera, que es ofrecer Sacrificios de ^k/- 
w.i/í/, y otras cofas. 207. , 

Cap. XXhl. Que demás de facrifíca»- era también 
oficio de los Sacerdotes cantar loores á Dios, 



20í 



Cap. XXIV. De la diligencia con que los Sacerdo- 
tes de los Dio/es ofrecían los Sacrificios. 210. . 

Cap.XXV. De las Penitencias, y Alunas que algu- 
na vez hacia el Summo Sacerdote, , y por que 
caufas? 2 13. 

Cap. XXVLDe la mucha limpieza, y caflidad 
que el Efiado Sacerdotal incluie en sí , y de co- 
mo en todas las Miaowíí GcnfiUcas fe precia- 
ron losSacerdote: de callos, y es vna Je las con- 
diciones necefarias para.ofrccet los' Étcrijicids.' 
'^n?. fi Gap. 



I N D 

jCap.XXVa. Délos Sacerdotes Epulones (ods 
los combkes , que entre eftas Gentes Indi.m.is 
havla ) que fueron muí celebrados entre los Ro- 
manos. Zl). 

Cap. XXVlU.Del adorno, y veftidura* de los Já* 
cerdxites , de que ordinariamente andavan veni- 
dos , y de los particulares aderc90s, con que fe 
engalanavan 1osí¿/'-u ftftivos , y de Fjfqu.i, y fe 
dicen las caufas por que confervavan el cabe-, 
lio , y la tizne. 217. 

Cap. XXIX. De la diferencia que los Sacerdotes 
deüa Nueva- E/paña hicieron á los Antiguos de 
otras Naciones , y quanto mas caños , y honef- 
tos fueron eílos que aquellos, Tiendo todos Mi~ 
n-ftyosAú Demonio, ivn mifmo Culto dedica- 
dos. 2184 

Cap. XXX. Donde fe trata de cierta manera de 
Rilig ion con qtie el Dios TetzcatlipocJ era fér- 
vido , por Gente coníagrada á el , y de la ma- 
nera que eran ofrecidos de fus Padres los Man- 
ceb'js,ó Doncellas que le confagravan. 220. 

Cap. XXXI. De otra mas eñrecha manera de Re-; 
ligion con que el Dios (¿iietzalcohítatUra. férvi- 
do de Mancebos , y Doncellas , y de como fe las 
confagravan. 221. ^ 

Cap. XXXII. De la platica , y exortacioh que á ef- 
tos Mancebos , y Doncellas hacian fus deudoSj 
para in diñarlos al cumplimiento del voto , cor» 
que los havian ofrecido á ios Diofes.i 2 2 . 
Cap. XXXllI. De la pena con que loS Sacerdotes 
caftigavail á los inobedientes, que es muy feme- 
jante á la que en eñe eílado de Gracia vfa la 
Igkjia, que fe llama efcommion.zrj,. 
¡Gap. XXXIV. Del tañer de las Campanas , y 
de los veladores que havia en los Templos^ 
y Barrios , para llamar a las horas ordinarias de 
los oficios. 2 z6. 

índice del Libro dezimoj 

CAP. í. Que declara cfle nombre Fie^a, y cd^ 
mo fe introdujo en el Mundo.izp. 

¡Cap. XI. Del origen de las Feftividades en el Pwf- 
hlo de Dios, y que el Sábado fue el primero Di.t 
feftivo del Mundo.23 1. 

¡Cap. ni. De las rabones porque fe inventaron 
hsFi^as , afsi entre Católicos como entre Gen- 
tiles. 2^6. 

¡Cap. IV. Como fe vfavan combites en las fefti- 
vidades , afsi entre Gentiles como entre los del 
Pueblo de Dios. 2j8. 

Cap. V. Como eftos Combites fueron Cenas , y 
como los Gentiles tenian prefentes á íasDiofes en 
en ellas. 2 jp. 

Cap. VI. de loa defconcicrtos que nacen dedos 
combites en tales Fleílas. 241. 

Cap. VII. De como fe convirtieron las Flef- 
tas de la Lei Antigua en eftas de la Lei de Gra- 
cia. 24J. 

Cap.y lll.p,c lg§ divqrridadeg de ^ejas que ca las 



I C E. 

Repúblicas fe cekbrao , y eh que manera fe ¡níH- 
tuieron.2 46^. 
Cap. IX. De las primeras Fiejlas que ca los prime- 
ros Dias de los Mcfcs celebravan losMexicanos, 
y o:t¿s Naciones. 247. 
Cap. X.En el qual fe da principio alas celebracio- 
nes de las TiejíAs de los Indios , fegun iixKa- 
lendétrio , y íc trata de las del primer Ales de 
fu Año. 250. 
Cap. XI. De las Fieflas del fegundo Mes de 
fu Año , llamado Tlacaxipehii.iliz.tli , al Dios 
Xipe, por otro nombre Totea , Dios de los Fia- 
teres, 252. 
Cap. XII. De la Fie^a de los Dio/es Tlaloqttes; 
que es de las Aguas , en el tercero Me s\\ínrj.ó,o 
To^eztontli , y el ofrecimienro , y Primicias de 
f7wf j que en el fe hacian , que hieron las mif- 
mas que en la. Antigua Lei , ác granos , y femi- 
llas, 2 5 j. 
Cap. XIll. Déla Fefiividad del quarto Mfj lia-; 
llamado Hueitocoz.tli , al Dios , ó Diofa Ceij- 
teitil, ó Chlcomecohitalt, que los Antiguos dixe-í 
ronCeres.i'yi. 
Cap. XIV. De la feftividad del Dios Tezcatli^. 
pitea , 6 Titlacahua , del quinto Mes Fox-. 

CÁtl. 2^6. 

Cap. XV. Qnc efte dicho Sacrificio es mui anti- 
guo , y vfado en férvido de Júpiter ,que es lo 
mifmo que Tezcatlipuca.262. 

Cap. XVI. De l^ fiejla que en efte Mesíecd^ 
brava al Dios Huitzilopuchtli , llamado Marta 

Cap. XVÍI. De la Fiejia del fexto Mes Etzalqua- 

liztli, á los Dio/es Tlaloques, Abogados de la 

pluvh.266. 
Capí. XVIII. Del feptimo Mes Tecuhilhuitontli,cn 

que hacian Fiefia á la Diefj de la Sal , Huixto- 

cihuatl. 268. 
.Cap. XIX. Del otavo Mes tíueitecubithuitl , y de 

la Fiejia á la Dioja Xilonen , abogada de los XU 

lotes, que es Ceres. 2 ó 9. 
Cap. XX. Del nono Mes Tlaxochimdco , en 

el qual hacian Fijla al Dios Huitzilopuchtli, 

271. 
Cap. XXI. De !a Fiefta del Dios ry.uatccutli 

eh efte Mes Tlaxocbhuaco , llamado por otro 

nombí e Hueimicahilbuitl. 272. 
Cap. XXII. Del dezimo Mes XocOtlhuetzi, en que 

hacian Fie/la al Dios del Fuegojiiuhtecuhtli , 6 

Izcofauhqui. 273. 
Cap. XXIII. Del vndczimo Mes Vchpaniztli, y de 

ía Fiejia 3. la. DioJa Teteuynan , o Tocimzin. 

Cap. XXIV. De la Fiejia de todos los Diojcs 
en el Mes duodécimo , llamado Teotleco. 
278. 

Cap. XXV. De la Fiejia de los Din fes de los Mon- 
tes , y Sierras en el Mes trezeno , llamado Te- 
peihuifl.iyp. 

Cap.XXyi.De la Fiejia áe\ Dios Mixcohuatl en 

"el 



I :n D I C E. 

el Mes catorzeno , llamado Quechol/} , y de la 

f/C/^aád Dios TLíw.'.tzincatL2So. 
Cap. XX Vil. De hFiefia que í"e hazla al Dios de 

hGuerra en el quirico dczimo Mes llamado 

PíinquetzaltAil'. 28 i . 
Cap. XXVIll. Déla Fiejia trftera át\os Dio/es 

T bloques en el Mes Jtemuztli, kxto dezimo de 

i\iAno.2^¡. 
Cap. XXIX. De \a.FieJla de la Diofa TLtmatecutH, 

ó Cozcjm:auh , en el Mes dczinio feptimo , lia-, 

mad<i77//í/. 284. 
Cap. XXX.De la Fiejía del Dios del Fuego Xiuhíe- 

cubil.', 6 IzcüCdubqui , en el Mes deziino o:avo> 

llamado ízcalli, 285. 
Cap. XXXI. De otns Fiemas de los Tlaxcaltecas en 

fu frovinciJ, y en Iduexotzinco,y Cholulla, que 

es denotar. 288. 
Cap. XXXII. De la Fiejía principal de los Cholol- 

tecas i lu niaior Dios Quetz;,kobualt , y de vtl 

grande Aiuno con que íe dilponian.ip 1 . 
Cap. XXXUl. De la ceremonia del Fuego-, de cin- 

quenca y dos, en cinquenta y dos Años , que era 

mui particular , y de notar , a manera áú Jubi- 
leo de cinquenta años de los Hebreos. ipz. 
Cap.XXXlV* De la etimologiadelosyJff/í/del 

Kalendario Indiano.z 9 5 . 
Cap. XXXV. Que proligue la materia del pafadOi, 

298. 
Cap, XXXVÍ. De la cuenta que los Indios teniail 

con queconravau fus Me fes, y Años. ¡00. 
Cap. XXXVII.De la Arte adivinatoria que teniari 

cüos Indios OcidentaUs.^oi. 
Cap. XXX VIII. Del Palo Volador que vfavan \oi 
Indios en fus fieltas.305. 



índice del Libro vndezimo. 

C^ AP. I. Como no es pofible que las República^ 
_j haian podido confervarfe en paz, (in Cabera, 
y Leies. jop. 
Cap. 11. De las partes en que fe divide hjujíicia, 



Cap. IX. De tres modos de PriHc^psdo que háfe 
vido en el Mundo, reducidos á tres maneras de 
govierno,con que fe han regido las Gentes dél,y 
\isát[\-¿. Nueva- tfp aña. ^z^. ■■■'' 

Cap. X. De la manera mejor de govlerno de los 
dichos, y qual e« mas tolerable. 324. 

Cap. XI. Del fegundo modo de govierno que íe 
llama Ol.igarcbij , ó Ari/iocraL;a. 325. . - 

Cap. XII. Déla Dignidad del tercero modo de 
govicrno,l]amado£;í'wo£TJ£'.'<?, y fe prueba no 
fer de todo puntó defechado , y havtrlo guar- 
dado muchas Naciones , y eüos Indios Mexica- 
nos. ;2-J. 

Cap. XIII. Del govierno Monarchico que tuvieron 
los de la Isla E/pañola , y de fus Reies , y Reit 
nos. i i 9. 

Cap. XIV. De la pacifica governaclon con que los 
Reief, y Señores de la Isla Efpañola govcrnavart 
fus Reinos , y de la clemencia ^ y afabilidad coii 
que tratavan á fus V., fallos. n 2 . 

Cap.XV.Que trata del niifmo govierno que tuvie- 
ron los de las Islas de San Juan de Puerto Ricoj 
y fus convecinas , en efpecial las que fe llama- 
ron de los Zaí-.t/oj. 3 34^ 

Cap. XVI. De los de la Tierra firme , de la Flori- 
da , y {z dize de dos fuerces de Gentes que íe 
han hallado en ella , vnos que vían de Principa- 
do , y Leies , y otros que ni las vfan , ni las haa 
vfado.;j5. 

Cap. X\'II. Que trata de otras Provincias , y go- 
vierno de ellas. ¡^6. 

Cap. XV III. De la governaclon del Reino de Me- 
cbóacán, y Guate, /¡ala. j j8. 

Cap. XIX.Del govierno del Reino de la Vera-Paz¿' 

Cap. XX. Que profigue la materia del pafado; 

Cap. XXI. Del govierno del Reino de Tucatan , y 

otros Reinos. 345. 
Cap¿ XXII.Del govierno de h Señoría de Tlaxca^ 

lla.i^-j. 



lasqualesfonueceíariasparalaconfervacionde Cap.XXlII. Que profigue la materia del pafado,' 



lí Re publica.^ to. 

Cap. III. De tres modos de Familias , y que las/f- 
ies ion para las Conmnid ides , y Repúblicas , y 
no para las F.imiltAS particulares, j 1 1 . 

Cap. IV. De como vivieron los Indios fegunLí-/,' 
y razón. 3 14. 

Cap.V. Ciando comentáronlos Alonarcas, y Re- 
lés , y como le incrodujeion en fu govierno. 

Cap. VI. Que no fue voluntad abfoluta de Dios^ 

lino perm¡,íiva la elección de los Reies , y como 

pecó fu Pueblo en pedirle. 3 \6. 
Cap. Vil. Que fe prueba ¡o dicho, y cjue el ha- 

verfe introducido los Reies há íido Soberana 

Provincia ¿iz Diüs.i 19. 



y fe dice la comutacion ác oficios que ccnian 
Cíífu infidelidad , en otros de fu Cbrijliantfmol 

Cap. XXIV. Del govierno de Cholulla, y Huexot- 

zinco , y comoüiccdian \o% Señores en fus EJiai, 

dos.^^o. 
Cap. XXV. Déla ^ovtrnzcion, y Monarquía de 

Mexico,y del Ditado Cihuacohuatl,qüQ es como 

Virrey. 351. 
Cap. XXVI Del govierno dé Tetzcuco , fegundo' 

Reino principal deña Nueva-Efpaña. 3 5 ; . 
Cap. XXVII. De la coftumbre que fe tuvo ea 

hsfucejiones denos Señores , y también del de 

Tlasupa , y otras Provincias á ellos fujctas," 

356. 



Cap.VííI . Donde le dize, que aunque la Dignidad Cap. XXVlII. De las ceremonias en las Confirma^. 
Monarchica procedió por modo tiránico, pudo' cion deílos Reies, a^c fon mui de notar. 3 5 9. 

Bacercarabiendeprincipionacur2kl.32í, |;ap. j^^J^. ge las ceremonias / penitencia , 



I N D 

gados que hacia el que en UsProviucias áeTlax- 

calb , Huexotzinco , y CboluUa era promovido 

al dicado de Tecuhili. 361. 
Cap.XXX. En que fe profigue la materia del pafa- 

do, de ia Dignidad de Tecubtli. j 5j . 
Cap.XX^ll. De como lia fido coflumbre vngirfe, 

y coronarle los Reies , y lo vfaron los indios» 

Z6-J. 

índice dd Libro doce. 

CAP. I De tres Leies que hal. Eterna , Natu- 
ral , y Hum.,na , y que fin ellas, no fe puede 

confervar la República, y de fu derivación , y 

origen. J7i.. 
Cap. 11. Como los Indios tenían {iísLeks,y no caíli- 

gavan todos losdefedo?, y pecados. 374. 
Cap.ííLDe cofas que ellos Indios pcrmicun, y di- 

fimulavan. ¡jó. 
Cap. IV. De las Leies con que governavan eftos 

Indios. J77. 
Cap. V. De las Leies que hablan contra los Ladro-- 

nes. j 8 1 . 
Cap. VI. De las Leies de las Guerras , y Soldados. 



j8r. 



Cap. VIT. De otras Leies eílravagantes , que no fi- 
guen orden. jSw 

Cap. VIH. De las Leies de Guatemah,y otras Pro- 
vincias convecinas. 3 Sí. 

Cap. IX. Que proíigue la materia de el pafado^ 
587. 

Cap.X.De las Leies de la Vera-Paz., y fus Provin- 
cias. 388. 

Cap. XI, De lasLwx tocantes á la fornicación. 

Cap. XII. Que profigiie las Leies de la Fera-Paz, 
y de lo que tcuian ordenado acerca de los Hur- 
tos. 3P4. 

Cap. Xiil. Que continúalo mefmo, en efpecial de 
las Leies contra la Mentira , y Tejiimenios. 

Cap. XIV. De las Leies áá Perú. 397. 
Cap. XV. De algunos cafos de permifion, y otros 
que con rigor fe caÜigavan. 3p8. 

índice del Libro >rece, 

CAP. I. Como la Mu^er fue necefarla para el 
Varón , y la Generación cofa nacuraJ á los 

Hombre s.jSfOi. 
Cap. II. Del Contrató natural del Matrimonio , y 

donde fe celebró la primera vez. 404. 
Cap.ílI.De algunosi¿;,oí GníHicos acerca de el 

Matrimonio : y como fe folian vender las Mu- 

geret. 405. 
Cap. IV. Que profigue la materia del pafado , y 

otras coltumbres. 408. 
Cap.V. De como fe contraían los Matrimonios 

entre Gentiles, Antiguos y ellos Indios. ^í i. 
Cap» YI» Q¿c profiguc la laateria gneíra* del pa,- 



I C E. 

fado, y que los Indios tenían Oración., y Aiuno 
en fus Contratos: y como fue ccüumbre anti- 
gua. 415. 

Cap. Vil. De los Grados ¿e Ccnfanguinidad que 
ellos Indios tenían : y le dice los que fon for^o- 
fos , y de Lei Natural. 418. 

Cap. Víll. Que enere algunos Gentiles fe vsb ca- 
farfe Herm.w.cs con Hermanas, Padres con Hi-, 

. jas, y Madres con Hijos. 420. 

Cap. IX. Que algunas Naciones Indianas no tie- 
nen mu chas AJugcres , íino folo los Médicos.. 
426. 

Cap. X. Que muchos GíMí/Zf atuviéronlas Muge- 
ríj comunes , y en nueüros 77fw/?c// íe han ha- 
llado ProvinaaíQs^z lo\fan.428. 

Cap, XI. De la muchedumbre de Mugcres , que 
muchas Naciones tuvieron, y quien fue el pri- 
mero que recibió dos, y como fe ha continuado 
harta los Tier/ipos deilos Indios. 43 i . 

Cap. XÍI. Que prohgue la materia de el pafado. 

Cap. XÍII. Que algunas Naciones acoflumbra- 
ron,que vna Mugerzasitíernaáios Maridos. 

4i7- 
Cap. XIV. Que el Intento de tener tantas Mu- 
^írfj, nació de creer, que tener muchos Hijos 
era Felicidad humana. 439. 
Cap. XV. Que ha fido acoflumbrado el Repudio 
entre Gentiles , y ludios, y lo mefmo entre ellos 
Indios Occidentales • 44 1 • 
Cap. XVI. De la coílumbre, y ceremonias que tu- 
vieron los Indios en los Nicimientos de fus Hi- 
jos , y de vn cierto Bautifmo , o Labátorio que 
vfavari. 445. 
Cap. XVII. Como acoñumbravandarfe el Para- 
bien en eños Nacimientos, entre Señores, y Mer- 
caderes. 445. 
Cap.XVIII. De las ceremonias que vfavanlos de 
Guatemala , en los Nacimientos de fus Hijos, 
448. 
Cap.XlX. Como levantavan figura acerca de la 

criatura, que nacía. 449. 
Cap. XX. Del fegiuidi> L.ibatorio, que ellos Indios 
hacían al quarco Día del [^.¡cimiento de fus Hi- 
jos. 4 so. 
Cap. XXI. De la opinión que los Gentiles tuvieron 

acerca del A^ua. 4S i . 
Cap. XXII. De la coflumbre que fiempre ha hi- 
vido de poner nonibre a la criatura en fu Naci- 
miento. 454. 
Cap. XXI 1 1 . De los Comhitcs que hacían los In.l-os 

en los 3,1 "foj , y L ihatorios de fus Hiio;.^ 6. 
Cap. XXIV. De la coftumbre de los Combites 
al deíletar los Niiios , y de la edad en queliS 
quicavan el peclio , y la coflumbre de dar ncm- 
pre las ¡í.j Ires leche á fus Hjjs, y fe reprueba 
lo concrarlo en nueftra Nación E/parióla , y 
oti-;'.s.45 8. 
Cap.XXV^ Como los Píiirif/ han de criar á fus 
Hijos , y las coílumbres que les han de eníeñar? 
^Gíh Cap. 



índice. 

'ap.XXVI.Que profigue la materia del pafado, y Cap. XLH. De los lugares , y partes, 
coino los Indijs , y orras Naciones criavan los 



Niños QW Con^regacioiiss, y Colegias. ^6j^. 

Cap. XXVII. Como procuravan doctrinar á los 
NiÍíos,yqüS leseiifen.ivan, y como los criavan 
en rigor, y afperc¿áí 4.6a. 

Cap.XXViII. De la manera con que los Reies , y 
Señores de los Ind'-<s criavan lus f-fijos, y de el 
grande recogimiento de las üoaceUas. ¿^69. 

Cap.XXiX. De las AmoneJL.ci'jnes que los Señores 
hacían a fiis tín-'s, quando las calavan. 472. 

Cap.XXX. De las buenas cortumí>res,qne ios In- 
d'os en común, enfeñavan á fus H/jos. 475. 

Cap. XXXI. De la Agricultura, y como fue común 
a los tio.nbres, y necefaria pura la í^w.ídeípucs 
del pecado , y del origen del Ainado, y le confu- 
tan Poetas: y que comento la cultura del Trigo 
defJe ú arinclpio del Mundo. 478. 



¿,-iw^ , j .^«...^o, donde los 

Antiguos cíitcj:r;iv¡in a. íüs L)ifí>nt as i y fe dice 
fer U mifma coUumbrc de los Hebreos , y íe dan 
las rabones por que los enctrravan fuera délos 
Tewpíos , y poblado. 515, 

Cap.XLlJl. Como en elta Lei de Gracia^ y Eva». 
geiica le troco ctle etUlo de enterrar los Cuerpos 
de los Di fuñios :. y le dicen algunas razones por 
que le encierran en ios 'lempíos , e Igiejias.^ 1 8. 

Cap. XLi V . De la Rejidencia que hacían los Anti- 
guos defpues de la muerre de los Difuntor. y las 
ceremonias que en ella guardavan. ^ 1 p. 

Cap. Xl V. Di US ceremonias c^n que fe enterra- 
van los S ■ñon'^s dcita Nasoa- izfp^na , y como 
los adorna van para .laemarlos. 521. 

Cap. XL Vi. De la foiemaidad con que íe hacían 
ios Bmtierrosyy Ojpqu.as de los RAes de M¡~ 
cbuacín , que es Capiculo de nocar. 5 2 j . 



Cap.XXXlI.De como vfaron eftos Ind''os facar los Cap. XL V lí. De las ceremonias que ellos Indios 

R'os por Acequias , y ma^ los de Reinos del Pe- Occidentales vlavau en común en fus Úncicrros, 

r« , y decomo íembravaiiocros en C'íi¿i?jjí de 525 . 

Sard ñas , y \:\xáM^ ■iOüaAxnzisSeiaenterjs-.y íi Cap. XLVIII. Déla opinión que cftos Indios tii-4 



traca de otras maneras de /íi¿'r¿j«í;jj en efta Aí«i?- 
va-Pfp iña. 482. 

Cap. XXXin. Del origen de los P. aflores , y Arte 
de Paflorta: y fe dice haverla vfado los Patriar- 
cas Drimeros del Mundo , y como también le 
halló éntrelos Itidios ádPerii. 48 j. 

Cap,XXXIV.DelosO/í«W,y O/i'.M/Vj que havla 
entre eftos Indhs en Tempo de fu Gentilidad, 
y de las curiofidades que hacian. 4S5. 

Cap,XXXV De como curavan fus Enfermos di- 
verfis Naciones del Mundo, entre las quales fe 
refieren los Indios de la Isla Efpamla. 490. 

Cap.XXXVI.Donde fe ponen ciertas Platicas, con 
que c^^ísGentes dodrinavan a fus Hiios ,dignas 
de fer leídas, y muy provechofas para faberfe 
vno regir, y governar. 4pi. 

P/íj//£-á, y exortacionquevn Padre Labrador ha- 
cia á fu Hi'jo iá cafado. 495» 

Exort ación que hacia vna Madre á fu Hi^a. 497. ■. 

Cap. XXXV II. De como fue collumbre antigua 
amoneflar los Padres i los Hijos á las buenas 
coftumbres a Imitación de fus pafados , eftando 
cerca de la muerte, y fepruebafer eüo obliga- 
clon paterna. 499. 

Cap. XXX Vil I. Donde fe dice, qua enterrar los 
cuerpos de los difuntos es cofa natural, y obli- 
gatoria. SOI. 

Cap. XXXIX. De la eftimacion grande, en que fue- 
ron tenidos antiguamente los Sepulcros de los 
Difimtos : y fe dice haver iido lepultadas las 
Gentes en las entrañas de la Tierra , como cofa 
natural, y necefaria. 504. 

Cap. XL. Donde fe dice de dos maneras que tenian 
,^ los Antiguos de dar Sepultura i fus D-fnntos, y 
como viaron vngirlos con efpecies aromáticas, 
y prefervati'jas ácco^riwpóow. so8. 

Cap. XLL De como ha lido coftumbre antigua las 
Honras Funerales en los Entierros de los Di-i 
/mí6s.¡ 10, 



vieron , acerca de donde iban las Animas de fus 
Difuntos. $ ip. 

Indic e del Libro catorce. 

CAP. L De los Embij idores deftas Gentes In-^ 
dianas , y como hacian fus Millones. 532. 

Cap. 11. De como movían lus Guerras eüos Indios 
Occidentales , y de las prevenciones que haciaq 
5i7- 

Cap. III. Que profigue la materia del pafado, y fe 
dice, como fe accmttian , y los Lugares qus 
elcogian , para cÜos acometimientos, ) 5 §, ^ . 

Cap^lV. Quefe dice la honra que le hacia 3.1 Ret^ 
o Señor que en Guerra prendían enemigo la 
primera vez, y.otras cofas tocantes ¿la Gaí/'/'á,_, 

Cap. V. Donde fe dicen las Infirmas , j Vefii'du¿ 
ras , que los Reies , y efpecial los de Tetzcucoi 
y México whwi^n^ afsienla Paz.., como en la 
Gu.rra , y las que davan a fus Hijos , y otras 
Per finas. 542, 

Cap. VI. De los Ofieios , y Oficiales de la Cafít\ 
Real , y Corte de eítos Reies Indianos , y isorn- 
bres, con que fe diferenciavan vnos, de oiro?, 

5 44- ■ ;. ;> 

Cap. VIL Como íe repartía el fuelo de Ia¿ PiCpu^ 
bl.'cas , y de la manera con quí fe governa\ an ea 
lapofelionde las T/í-mw ,y Pagos que tenian. 

54^- t.V'/V 

Cap. VIH. De como ferccogiau las Rentas Reales 

dedos Reinos de México, Tetzcuco^ y'Thcupan. 

Cap. IX. De los Prefentes con que fe íaludavats 

antiguamente , y fue coftumbre deftos iwi/'oj ; ^ 
de los acompañamientos de los ReieSc 548.' 
Cap. X, Como los Iniios vfavan del Fino aateS; y 
defpues de la Qonqu'fta, y_de la pena que daban 
gl que fe embeodaba, j^í'jí .e, 

Ca¿^' 



I N D 

gap.XI. De la manera que cftos Naturales tenían 
" de Bailes , y Dantas , y de la gran deñre9a , y 

conformidad qnc codos guardavantn el Baile, y 

en d Can: o. j 50. 
Cap. XII. Del fuego de la Pelota , del Pah, de los 

Matjschines, y Faiolli. 552. 
Cap. Xtlí. DeiüS/iííTíJí/íjque havla , y hai en 

ellas /«.//a/ , que llaman T/.w^«to/? , en efpe- 

cial de los que havia enelh Ciudad de México». 

554- 
Cap. XI V. Que profigue el Mercado , o Tiánguez^ 

que en México , y otras Ciudades , y Pueblos de 

ella Nueva-Ef£añA havia , y hai de prelente. 

Cap. XV. De donde tiene origen la fujecionde 
los Efdavos dcfde fus principios , y fe dicen las 
maneras dellos , y haverlos havido en eños» In- 
dios, seo. 

Cap.XVI, Qiie trata la manera que eftos Natura- 
les Indios tenian de hacer E/clavos, y de já fer', 
i'idumbre á que los EJclavos eran obligados. 

Cap. X Vil. Que profigue, y acaba la materia de 
los E/clavos, y fe declaran las condiciones delU 
fervidumbre , y quales eran los que le podian 
vender ,b comprar? 5(^5» 

¡Cap; XVIII. Qiie trata del Color deftos Iiidibi Ot- 
cidentales , y las caufas que dan Hombres áoC- 
to^ lo. Colornegro '^67, 

Cap. XIX. Donde fe profigue la materia del pafa^ 
do , y fe prueba fer el Color negro nacido de la 
maldición que Noe hecho á fu Nieto Cunaan. 

5^9. ,. 

iPap.XX.De la necefidad que hai sn las Repúblicas 
de los caftigos corporales, y como eran mui fe- 
veros eños Indios en executar fus Lcies. ^-jz. 

iCap.XXl.Porque daban premio los Indios en laá 
Vitorias túunhx\Áo de fus enemigos, y como 
los Triunfns han fido mui Antiguos. 57 j. 

Cap.XXlI. De los Ladrones que havia entre eñoá 
Indios en Tiempo de fií infidelidad : y Fantaf- 
mas, 6 Eflantiguas, que de noche le ks aparecí 
cian á efias Gentes Indianas. 5 74. 

ÍCap.XXUI. De la Comut ación <\\íq: eftas Gentes 
hacían de las cofas que tenian, trocando vnas 
por otras, coftumbre antigua en el Mundo. 5 -¡9. 

íCap.XXIV. Déla buena , y proporcionada ma- 
nera de cuerpos, y faldones deltas Gentes India^ 
ñas: y como en fu Gentilidad fe afea van los rofr 
tros , y fe dicen las caufas de ello, s 80. 

Cap.XXV. Que profigue la materia del pafado, y 
fediceIaHfmo/«nideftasGí»ííí, y maneras 
que tenian de formar las Cabecas. 582. 

iPap.XXVI. Donde fe dice, como cüos Indios co- 
mían Carne humana , y el origen que pudo te- 
Ser cftc vicio, i 8 j. 



I C E. 

Cap. XXV IT. Délo que acoftumbravan los Mer- 
caderes en eña Nueva-Efpaña,^zxi\\3.\f:x defa- 
lirá diverlas 7/frr.?/ con fus mercaneias , y de 
las PLttcas que les hadan, que es Capitulo mui 
de notar. 585. 

Cap.XXV 111 . De la diferencia que hai entre efios 
Indios, que con común lenguaje fe llaman Bar- 
baños. 587. 

Cap. XKIX. De otra manera nue hai de Barbaros 
en el Mundo, en la qnal fe incUilen algunas Na- 
ciones de ellas Indias , que los nueOros llamaron 
Chichimecas. 5S9. 

Cap.XXX. Que trata de algunos Volcanes que hai 
en efia Tierra de Indias , y de la Nieve que en-» 
gendran , y fus naturales calidades, s 90 

Cap. XXXl.Donde fe ponen las ra(|:<Mies, de como 
le puede caufar qÍíz Fuego en efios Lugares. 

^Pi- 
cap. XXXÜ. Que profigue la materia de los Vol- 
canes, y fe dicen colas prodigiofas de í"u Fuego, 

595- 
Cap. XXXIII. De la horrible, y efpantofa Voca 

que llaman del /wyííVrBOi, que es el Volcan déla 

Provincia de Mafiya , en la Nación de Nicara- 
gua i, y de fu fitio, y forma. 597. 
Cap. XXXiV. Como muchos han creído fer Boca 

de Infierno elle Volcan de Mafaya , y fu Fuego 

el mifmo que el de los condenados , y fe contra-, 

dicen fus rabones. 601. 
Cap. XXXV. De los Temblores de la Tierra , y fe 

dice fer mui ordinarios en cfias Indias. 60 5 . 
Cap* XXXVI. De algunos Rios particulares , y 

Aguas foterraneas, que hai en eñas Indias , que 

fon mui de notar. 6o6„ 
Cap. XXXVII. Donde fe refieren algunas Lagst-, 

ñas , y Aguas particulares, que parece que ha- 
cen admiración. ÍÍ07. 
Cap. XXXVIII. De las Aguas callentes, que hai 

vrjiverfalmente en elle Mundo Indiano , y otras 

Aguas de efeátos particulares. 609. 
Cap. XXXIX. Donde fe dice de v na Cordillera de 

í/ír^w , que corre por mas de dos mil leguas 

ettz^^a. Nueua-Efpaña, y coíikS particulares de 

ella. <5i r. 
Cap, XL.Que profigue la materia del pafado, y fe 

dicen los grandes yí/o/ que hai en ella Tierra^ y^ 

lugares donde nacen. (514., 
Cap.XLl. Que traca de otras Sierras , y cofas ma- 

ravillofas de ellas. 616. 
Cap.XLII. De Arboles particulares, y mui prove- 

chofos , que hai por eñas Tierras Indianas, 

619. 
Cap.XLllI. De Arboles mui provechofos que def- 

tllan de si diveríos licores , y refinas Ó20. 
Cí^."^L\W .V)d Pax^ro H!iitz.''tz.!lin, que parece 

particular milagro de Naturaleza. 61 í, 



fin del índice de los Capítulos, 



FEE 



FEE DE ERRATAS. 

-f70L,i9.c.i_.l.i i.yá'o.GeneumonesJ.Gneumones f.jo.c.i.l.i4.enícrmedadad.I.enfermedad.li 4i.focarl.faber.f.5 5. 
Jj cvli^'-'l^ioa.l.Dio&í f.3 7.c. 1. 1.4«.Vmec¡huatl. 1, Omeciliuatl.f.4?.c.z.l.40.Promonrofios. 1. Fromcntorios.f. 
d4.c.i. lin. I. notadas. 1 notados.f 66. c. i.lin,5 8.allvia.l.alivÍ3.f.74.c.i.lin iS.Tctcu.l. Teceucl.f.2 74.c.i liii.?)- veian 1. 
veñiin.f.j)0.c.i.lin.j4.inípracionl.inlpiiacion.f.s'6.c.i.liii.i6. Bocciosl.Boetos.f.97. iril.Ilis.f. loi.c.i.lin z 7. Magui.l. 
Maguey, f. 1 04 c. 1. lin.i LNcfenio l.Melenio. lin.is.afios.l año IÍ11.5 z.chilou i.Chiron.f.i ii. c. i. lin.I^ facnñcio.l. 
faciificio £1 17 c.i.lin.j ,- engartado.l.engaítadas.f.i 3 i.c.i.lin.óo.oiaciodes.l.oi-aciones.f.i 5 8.c.i.l-27 dtrncdor.l.íerre- 
dor. f. i44.c.i.lin.,-f.raarquica.l,M.aquina.f. 14S c. i.l.43.Cacacepoc.l.cacacepec.f. i s i.c.z lin f 7 Mixcoatl. J.Mixco- 
huait. f. I f 5.C. i.lin.41. Airccol.Areito.f. 177.0.1.1111.44. y ; i,. Hucytepixqui l.Teotecuhcli.f. 194.0.1. lin.,- S. decía 1, 
declara. £ iOí.c.i.lin. z i. coiiumdrel collumbie. £114.0. i.lin.zS.diminuice l.diniinuie.£ 114.0 t. lin. 5 P.anall. 
qual. fol.i4i.c.t. lin. I. acia. 1. de acia. £i;i. o.i.lin. 14. Nños. l.Niíios. I.40. lo 1. los.£ 2, 9 c. i.l. 5 1 . de notar. 1. de- 
notar. £ 272. 0.2. lin i7.Ieiitates.l.TcutJtes.£273.c.z.lin. 49. y 6o.XixLihctcuhtli.l.Xiuhtecuciitli.£27,-.o 1. lin. 14.0 
l.catKÍor,ó. £276.0.2. lin. 28. Muerta l.Muerce.£27i, c.i. lin.5 f. veian 1. venian.£i8 1. c.i . hn. 14. Ocote l.Ocotl. 
f.?.9i.c. i.lin. 14- Matlalciiye. 1. Medalcueye. lin. 5 i. tres. 1. vna. f.ií» .. 0. 2. lin. ,-2. giiichonacos. 1 giiinchona^os. f. 
292. c.--.lin.47.Toxiuhmolpila.l. Toxiuhmolpia.f. 295. 0.1. lin. 46. Silleros. 1. Cilleros. í. isf. c.i. Jin. j i.Defvsla- 
micnto. 1- Detuellamienco. £ ;oo. o.i,lb.6. titil. 1. Tititl. £501.0.1. lin. 14. y i ,-.íe dirán en el capiculo iigíiiente.l. fe 
dijero 3 en los capítulos antecedentes, o. 2. lin. f f. ó limpios. 1. ó limpias, f 509. lin. 14. Tecutii, qus de C.ivaüerias. 1. 
Tecuchtli Caballería. £; lO. o.z.lin. 4;. bien.l. borra. £; 15.0. 2.1in.46.1o.l.los. lin. ,-6. y las. 1. y las que no cicnen.fol. 
13^.0. I. lin. t. genel.genero. £33 3- c.r.l. 3 4.veria. l.venáfol, 3 54. 0.2. hn. 5 s.iniíitais.l.infticuir. £ • 5 7.0. 2. lin.,- f. 
culhuacan. !• culiacan £544.0.1. lin.,-,-. fue 1. fuere.£3 4,-.o. i.lin.44. juntamente. l.)urtam.nt'.£ 3 ,-8.c. i.lin 30. Valenti- * 
Bo.l. Valentiniano.fol.56 .f. i.lin.3 )-.orrasl.otras.fol. 5 67.0. 2. lin. 4 3. Nombramiento i. vngi miento. £38* o..-, lin. 20. 
vego.l.luego.fol.3 90.c.i.l.)0.enohava.l.echava.fol.4io.o.2.1.3 5. ¿;í3r>-ííde£4i2.e. i.lin.28. tiernos,! uempos.fol.4 6.0. 
2. lin. 24. llamada. 1. llamada £01.424.0.1 lin.2 6.A¿tefus.l. aCter1as.fol.43 2.0.1. lin. 3 4. Mageres.l..Mugires.fol.4 3 ,-.c.i. 
lin.f S.Ax.jndrides.l.Anaxandrides.c. 2. lin. f 7 Capitulo. 1. Capiculo. fol. 4,-0. c. i. Un. 12. venura.l.ventura.fbl. }.,-S.c.i.l. 3 8. 
Davanle.I.Davanles.c.2.1in.i.randa.l.tand3£464 0. t.lin.i6.Afunca.l afrenta. £ 47 5.0.1. lin. 42. le 1.1o. £475.0. 1. lin. 4. 7. 
execucio.l.execucion.£479.c. ' .lin. 4 1 .Oenotro.l.Oenocrio. £486.0. i .lin.6.Morrina.l.niorriña.h4vo.o. ;.l-n.4 3 .pii!eb:í.l. 
'aprueba.f.f lo.c. i.l. 3 9.feniceo.l. fenicio. fj 1 5.o.i.l.i4.volaterraaeo.l.Volacerrano.f.,'f ¡.c.í.I.í 3. conferme.'. conforme. 
f.f ,- 5.c.2.1in.5 3.otro.l.otra.£ff ¡•.o.2.1in.40.Maroado.l.Meroado.£f6o.c.2.1¡n.40.crrio.l.orio.f. f 6 6.C. 2 ¡in.5 9 ^<avo- 
rio.I.Naboria.f.J■7I.c, i.lin.28.Delineacion.l.Declinacion.f.)-7s'.c. 2.1in.4f .Urral.l.llrael.f , 90. 0.1. Un. 4. trírava^. lee. 
tratavan.£,-9 5.o.2.1in. 12. cienen.l. tiene. £, 51^1.0.2. lin. 17. íi acá folo es.l.fi acafo lo es. £600.0.2. lin. 48. Riedra 1. Piedra. 
f.Si r.c.2.1in.2 8.qua)as.l.quajar. 

Erí las Margenes ¡n frr.n¡^. lib.6.c.2.1in.ío.Nativ.l.Natur.£2 i.o.2.1in.4.A¿lo l.A¿ta.£4.c.i.lin.3 .eDorum l.Dconim. 
£27.0. i.lin.2.Phi{icos l.Phiíicor.f.44.0. r.Iin.i.Honorius.l.Homerus £ f ,. 0.2. lin. 2. Pió. 1. pro. £ ,-4.o.2.1iu.4. fu.!, lus.f. 
iot.c.2.!in.2.adverfus.l. Adverl'us Gentes. £ 148.0. idin. 5.oap.24.Confuluit.!.oap.Gonfuluit 24. £12^.0.2. lin.,-.DÍE.U 
De Dea Syria.f 1 3 7.0. i .lin. 10. lud.l.Ind.f 19.0. i .1. i.lib.i.l. h. 1. f. 1 8 2.0. i .1. 3 . Auguflana.l. Auguftje'. £ 1 57.0. i .lin. 2. 
eruto.l.eruta.c.i.lin.i. LL.l.Lil. &L.4. Fragm.l.Trag.t.20 3.o. i.lin.2. Vite,& Geílu.l. Vita,. &: gella.£ 24 3.0.1. lin. 10. 
et(iynon.l.etHyraol.£2f s.o.i.lin. i.Dentcron.l.Deuteron.f. 523. 0.2. lin. 9. de ñide.I.deinde.Un. i j.Principium.l.Prinoi- 
pum.lin.2 2.Civit.!.Civil.£406.c. i.lin.i*£-rah.lib.,-.!.S/r.zioj lib.j.Arillotel.£424.o. i. lin. z-. foto. Ifato. £425.0.1. lin. 
2 2.Qui l.quod.o.2.1.i.l.Licophron.inCalandra.lin. 3.conite.l.oomice.£45i.o.i.l.3 4.f;iéto.l. fato.l=44.' Aíiian.l.'Amian. 
£44i.í-2.1in.4.inReol.l.inProl.£444.c.2.1in.6.Regis.!.Regi).£3 9 3.o.2.1in.4.£.iocfaLl.Eccl3Íiaft.cap. ró.£)07.c.i.!i, 
34 Ant.l.Ann.ff n.o. i.lin.6.Poliod.l.Po!idor.£j i7.c.2.1in.'.Mafencent.l.Mag.fentent.£,-6 6.o,2.1in.4. Qiiandri.lee. 
Quadri.ff 72.o.2.Un.).c¿j//.ií.l.í:o//.if.£,-75.c.2.1ÍQ.i 3.PliiViU5.1.Plinio. ■' . " 

Efte Libro intitulado : iVííi)í«.i)íyt<i<» /«í¿;.inj , Tomo Segundo > lu Autor Fcíj/Jíían^if Torquemada, Provincia' del 
Santo Ev.angelio en Nueva- Elpaña, con eftas Erratas corréfponde á fu original. Madrid, Noviembre 24. de 1714. 

D. Benito del Rio Cao dt CordidtJ- 
Correílor General por fu Mageftad. 



El Privilegio R eal , las Aprobaciones^ y Licencias ^ eílán al principió 
del Tomo PrimerOe 



"<^ -, 



?f AUTO: 



AUTORES CITADOS EN ESTE SEGUNDO TOMO, 



"A^ad Panormi tañó. 
Abulcnfe. 
P. Acolla. 
Adam SasboiKh. 

Acnomaüo. 
Albfrico, 

S.Alberto M. 

Alciato. 

Alcineo. 

Alcuino. 
Alexandrode Ales. 

Alexanuro ab AIcx. 

AleMñdro Aphrodi- 
ko. 

Akxandro Raudenfe. 

Fr. Alonfo de Caliro. 

Fr. Alonlo Chacón. 

Fr. Alonfo de Men- 
doza, 

Alvar Nuñez Cabeja 
de Vaca. 

Alvaro Pelagio. 

S. An-ibinfio. 

Amiano Marcelino. 

S. Anaftafio 

AnalUfio Germonio. 

Anaxagoras. 

Anaximenés. 

Fr.Andres de Olmos. 

Angelo de Clavafio. 

S. Anconino. 

Antonio de Herrera. 

Antonio Panormit, 

Apolonio Rodio. 

Archidiácono. 

Ariftophanes. 

AriftoteleSi 

Arnobio. 

Arriano. 

S. Athanáíio. 

Atheneo. 

Averroes. 

S.Auguñin» 

Avícena. 

Aulo Gelio. 

Autor de las edades 
del Mundo. 

Baldo. 

Bardefancs. 

Baronio. 

Bartolo. 

Barth. de Soligniaco. 

S. Bafüio. 

Beda. 

R.Befcay. 

Benediíto Pereyra. 

Bernardino de Saha- 
gun. 

Beroaldo. 

Berofo. 

Bertrando Obilpo de 
Heduenfe. 

Biblia Sacra» 

Blondo. 



Boerid. 

Bnlonio. 
Brii Ionio. 
Caietano. 
Cardano. 
Cafaneo. 

Cafas. Fr.Bartholome. 
Caíiano. 
Cafiodoro. 
Catón. 
Catulo. 
Chriíipo. 

D. Chrirtoval Colon. 
Cicerón. 
S. Cirilo. 
Claudiano/ 
Claudio. 
Cleantes. 
S. Clemente. 
S. Clemcntí AJexahd. 
Código. 
Colutnela. 
Comeftor. 
Concilio de Braga; 
Concilio de Badajoz. 
Concilio de Trento. 
Covanubias. 
Cufpiniano. 
Decretales. 
Decreto, y fus Glofas. 
Denrjortenes. 
Didimo. 

L Diego de Yepes. 
Diego Muñoz Ca- 
ma rgo. 
Digefto. 
Diodoro Siculo. 
Diogenes Laercio. 
Dion Caíio. 
S. Dionifio Areopa- 

gita. 
Dionifio Carthufiano. 
Dionifio Lambino. 
Dioícorides. 
Doring.(fr.Mathias.) 
Dracon Corcireo. 
Dungalo. 
EgeCppo. 
Egidio de Roma* 
Eliano. 
R. Eliecer. 
Elio Elparciano. 
Emulio, 
Eiiio. 

Enrique Martínez. 
S. Epiphanio. 
Eralmo. 
Efpcculador. 
Eliacio, 

Eftevan Bizantino. 
Ellevan Minaaáo. 
Eurípides. 
Eulebio. 
Euthimio. 
EutropÍ9=. 



Euíírafio. 

Felipe Presbítero. 

Fefto Pompeío. 

Florian de Ocampo. 

Fornuto. 

Fulgencio. 

Gabriel Paleotó. 

Gaguino. 

Garcilafo Inca. 

Gencbrardo. 

Gcorgio Agrícola. 

Germano. 

S Gerónimo. 
Gerónimo Magío. 
Fr.Geronimo de Men- 

dieta. 
Giraldo (LilioGrego- 

río. } 
Glofas del Derecho. 

Glofa ordinaria. 

Goropio. 

Graciano. 

S. Gregorio Papá. 

S. Gregorio Nacían- 

cenó. 
S Gregorio Nífeno. 
Guillermo Benedicto, 
riainiori. 
Hali. 

HalicaraHaíéo; 
Hclanio. 
Heraclídes. 
Herodiano. 
HeiodotO. 
Hefiodo. 
Hefychió. 
Higinio. 
FlipocratcJ. 
Homero. 
Honcala. 
Horacio, y fu Intoii 

prete. 
Hoílienfc. 
Hugo Cardcnali 
Illelcas. 
Incógnito. . 
ínocencio I. 
Inocencio II. 
Iiillituta déjaftiníano 
S. Irineo. 
írtela. 

Jacobo de Valencia. 
Jamblíco. 
Janfenio. 
Jofepho. 
Juan Andrés. 
Fr. Juan Anio. 
Juan Bautilla Cafal. 
Juan Bautilh Pomar. 
S. Juan Chrifollomo. 
S. Juan Damafceno. 
Juan de Plateo. 
Juan de Ripa. 
Juan Selva. 
Juan de Torquemada. 
Jillio Capiíoiino. 



Julio Cefar. 
Julio 1 ulux. 
Juílino. 

Juvenal, 
R.Kimchi. 

Ladtancio. 

Lacrcio. 

Lampiidio. 

Laurencio Valla, 
Leíes de Toro. 

Leoncio. 

Libanio. 

Líber Chronicorum. 

Lipomano. 

Lira. 

Lucano. 

Lucas de Penav 

Luciano. 

Lucio Floro. 

Ludolpho de Saxonía. 

Ludovíco Dolce. 

Lycofron. 

Macagiian. Azzoguid. 

Macrobio. 

R. Maímonides.,. 

Maneton. 

Marcial. 

Marulo. 

Máximo. 

Mcnchaca. 

Fr. Miguel de Me- 
dina. 

La-Mifna. 

Moddlíno J.C. 

Motolínia. 

Munllero. 

Natal Comité. 

Navarra. 

Nicolao Griego. 

Nicolás Damafo; 

Ninfodoro. 

Olcaltro. 

Onkelos. 

Onufrio Panrinoi. 
Ordinamento. 

Orígenes. 

Ovidio. 
Partidas. 
Patricio. 
•S, Paulino, 
Paulo. J.C. 
Pablo Biirgcnfc. 
Paulo Orofio. 
Paufanias. 
Pedro Bellonío- 
Pédi o Candido. 
S.Psdro Ciirifolo^o. 
Pedro Lombardo. 
Pedio Mártir de An- 

glcria. 
P.errarcha(Francifco.) 
Phílon Judio. 
Philoftrato. 
Phocilides. 
Píchardo. 
Pío Papa. 



Pitagoras, 

Platón. 

Piauto. 

Plinio. 

Plotíno, 

Plutarcho. 

Polianthea.- 

Polibío. 

Polídoro. 

Pomponio J.C. 

Pomponío Mel^j 

Porcío Tício. 

Porfirio. 

PofiJonio. 

Portel] o. 

Probo Emilio.,' 

Prudencio. 

Quintiliano. 

Quinto Curcío. 

Rafael Volaterranój 

Ravifio Textor. 

Nueva Recopilaci<jft| 

Rodigínio. 

Ruperto. 

R.Salomon. 

R.Salomoii Jar(;hj|: 

SalulHo, 

Scoto. 

Séneca el Mai,or,| 

Séneca Trágico. 

Servio. 

Sílvellro. 

Simplicio. 

Sixto V. 

Sixto SínenJ&ü 

Sócrates. 

Sófocles-. 

Sol i DO. 

Sor^Ro. 

Sa^omfOo. 

S trabón. 

Strjbon Mongcj 

Süccodío. 

Suelas. 

Tícito. 

Ta'í 'Milffioj 

Tfmiftio. 

T'rcncio. 

Tc'tuliano. 

Thf odoreto. 

Tb'cdorico, 

Thf odoro. 

Thtophilo. 

Tíieodofioí 

Throfrarto. 

Tiraquelo. 

Tii>ulo. 

Tf tclmano. 

Tito Livjo. 

Tolomcc. 

S.ThomisuP Aqulooi 

Toma sMoro. 

T*"o?o Pompeio. 

Tucidjdci. 

Tu.nebo. 

Va'fi'i Máximo. 

Varroii. 

Vid • dr San Remigio, 

yjvaldo. 

VÜTes Aldrobando. 

Vl^'^no. T.C. 

X^nodoro, 

Xfnophonre. 



PRO" 




AL LIBRO SEXTO. 




ut. c. 4, 



ARA ejle Segundo Tomo^ 
de U Monarquía. IndianAf 
he re/ervado , todo lo to- 
cante ii la Religión de ef~ 
tas Gentes Indianas j fop 
no mezclar , ni confundir 
hs materias del Primero : de las quales , /^ 
primsra que debe tratarfe ,es,la del conoci- 
miento de Dios , y el que ef.os Indios tuvie- 
ron , engañados del Demonio , y ofufcadosy 
con el de fus filjos Diojes : 2' es fuerza, 
que aji fea 5 fues peivio ejiis gentes ra- 
yacionales , como las demás Naciones del 
Mundo , avian de tener Dios , al qualre^ 
conociefen como a Señor Supremo , por 
I tr fuere A {como probamos en efte ^nifino 
Libro') que tos Hombres conozcan Dios , d 
quien aiorar ; y a e/lo inclina la razón 
natural :/<?/?> comienza efie Libro por 
eJle fortfnno argumento , y vín pro/i- 
guiendo luego , los er. or:s de los Gentiles , 
hajla. dar en grandes , y difparatadifimos 
def atinas , y locuras , en que caiertm, de 
que no al que maravillar , aviendofe apar- 
tado de Dios , como fe apartaron , por 
infinidad de pecados que cometieron : á lo 
qiial aludo fuertemente la a/lucia, y dil¿~ 
gencia del Demonio , que hallando puerta 
jor donde entrar al corat^on de los Pe- 
cadores j para introducir fu faifa adora- 
ción , en tilos , lo intento , y con facili- 
dad fallo con ello : porque es cofa mui fá- 
cil defpeñarle vn ciego , guiado de otro 
ciego , como lo dice Ghrijio Nuefiro Se- 
üor : y fiendo ciego el Demojiio , acerca 
de la Dochina fanta , y buena de Dios 
Verdadero , fuele fácil dar con el Hombre 
ci:go , embuebo en vicios , y pecados , en 
el barranco , y abifmo de la fdfa adora" 
(ion , é Idolatría. T 7io es pequeña r/ier- 
ced la que Dios ha hecho , d los que fo- 
mos de fu Chrifiiano Pueblo , en avernos 
traidu a el , para que con fu fanta Doc- 
trina conozcamos la Verdad de fu Evan- 
gelio , y las tinieblas en q ue viven , los 
que de el andan apartados. A^ui pode- 
mos traer aquel blaCon , que en otro tiem- 
po tuvieron los del Pueblo de Ifracfque 
por ferio efcogi lo de Dios , decian : No ai 
Nación ton grande , ni de tanta efl i mo- 
ción , que tan propicios , y cercanos tenga 
Jus Diofes , corno nofotros los Chrijiiixnos 
tenemas a Nuefiro Señor , y Verdadero 
Toni.lí. 



Dios ; porque efie es el Verdadero , y toi 
dos tos demasían faifas , y fingidos. 

No ha Avido Nación en el Mundo , por 
barbara que fea , que no aya reconocida 
aver Deiaad , y Dios Suprema de todas las 
cojas ( como lo dice Eliano ) fin dudar en ef- 
ta verdad , «/ tampoco , en fi fu providen- 
cia fe ejiicnds en e fias cofas inferiores , de 
efie Mundo , fino fueron algunos pocos 
Griegos : entre los quales refiere Fr. Mi- 
guel de Medina d Mefenio , Dionifío Fri- 
gio ^ y otros pocas i que negaron efia ver- 
dad , tan llana , y conocida j dizJendo con 
Sófocles: El Gran Júpiter efiden elCielo, 
defde donde todo lo vé , y rige. T Ovidio 
Nafon dice : Los Stípremos Diojes contem- 
plan , con ojos jufioj , todas las cofas mor- 
tales. T PLuto añade : Dios v¿ , y juzga 
tadas las cofas que haces y y Platón h. afir- 
ma en muchos lugares de fus Efcritos , eu 
ejpscial en fus Diálogos de las Leles : y 
Arijioteles , y Crifipa , Platino Platónico, 
y AJexandro Afrodifeo , Cleron , y otros, 
como decimos , tratando efia materiA en 
efie mifmo Libro. Pero todo ejh conoci- 
miento referido , fue mezclado , y rebuel- 
to , con opiniones faifas , y fentencias er- 
radas, d cerca dg la Verdad de la Divirü- 
dadi porque muchos la dividieron , en mu- 
chos Diojes, como lo dice Plirvo el Segun- 
do , y otros muchos , con el: T por eflo, 
ptfieron tanto numero de Diofes , como lee- 
mos aver tenido los Plómanos , y otras 
Naciones del Mundo , antes , y defpues de 
ellos: entre los quales fe cuentan hs Indios 
de efia Nueva Efpaña j que figuiendo el 
error antiguo de los ciegos Hombres , los 
tuvieron en mui grande , y crecido nu- 
mero. Porque antes de el Santo Adveni-, 
miento de Chrijlo Señor Nuefiro , en car- 
ne , al Mundo , cafi todo el efiaba llena 
de Idolatría ; y el Demonio , Autor de 
ella , no cefaba de engañar d los tlom- 
hres , hablandoks en ídolos , y Eflcttaas, 
y tomando figuras , y formas de Hombres, 
y Mugcrcs , para mejor engañarlos. T 
dfpues de fu Santa Venida , d redimir 
al Hombre errado , y engañado de efia in- 
fernal Bcfiia , no luego ceso efin 7vala , y 
di:,bo¡ica doólrina , antes quedó eflabkci- 
da , y .dilatada , en aquellas partes , don- 
de la Santa Fe de Jefa C'LriJh , no fui 
ajeniada , y donde Ju predicación total- 
A merun, 



^Piano 5 di 
var'iJiHi^, 
likz, " 



Medina^ 
iil"- 4. De 
KcSI.i it 
Dí-utnfdej 
Mí-. 8. 
Jv'id. ¡ih, 

tíarn. 
PI.mt. ñí 

c/rpit. 

Pl.!t. D'lOr. 

loz- I o. di 

Phlkfoph. 
¡ib, I i. de 
Prhn.iPhL 
lofoph. Et 
l'ibr, de 
MwiAo AÁ 
Alexnndr, 

Chl-¡(t¡>0 y 

apad Ge-, 
lii'.m , libr-m 
y.No^iunt 
Atticaru, 
Cica: Ubr, 
di Nativ, 
Deorum. 
Fi'in. Ubr, 

fkr.c.-.P.-g, 



PROLOGO. 

mente no fite hecha \ y en otras , que aun- dad ; y a. Tez-cAtUpiica , que fuefe d;pnt9 
que fe ou-viefe predicado , no todos la ere- del primero : baaendo al vm , Dios de Jas 
ieron , y fe dejarían llevar de fu falÍA Querrás; yol otro , Vivificador délas co- 
ador ación , como obf ¡nados, y malos , por Jas del Mundo. T tajando por e/cj y otros 
permitirlo af si Dios Verdadero , por jus fen/eja?ites dejvariosyjkeron rmatiplicanda 
grandes , y abominables pecados; por los Jus difparates , y el numero de fus falfos 
quaUs Je hadan indignos de efe mijmo Diofes : de los guales fe trata en ejie Libro, 
Dios, ydefp.grac'a. ¿'ero como las cofas Pero porque la narración Jtmple , y rafa de 
violentas , no tienen duración , ni permof ellos , parece que Juera coja ajpera , y de- 
nencia {corno dice el tiiofojo) e/ia de la ido- Jatrids, porque no fuera mas que eonta^ 
latría , como tal , vafe dejiruiendo ; y acá- d'íparates , y locuras de los que los inventa^, 
banda , m folo , porc^ue la Divina Frovi- ron , me parecía Antepone.- ¿es el p7Íncip/o 
deneía no U C6rJ,en:e , ni la apru.-lta ,Jim de efios errores , dejde que cornencaron en el 
ta'?bfen, porque Ae fu mifma naturaleza. Mundo, por los primeros que los apoiarorp, 
por ¡er t-f-i y menúroja, no puede per- y les dieron efi mi ación , y crédito. Por ejli» 
mais-ecer con Uverdasi ,ni j'er eterna como comienca efie Libro , por el conocimiento 
ella , ( cojno dice el E/piritu S.into ) porque de Dios , diciendo , aver en el Anima del 
la Verdad , y? rnanece para fumprc ; y la Hombre , vn principio natural , aunque 
ÁJ^eniira, quando por aigun tiempo dure, confujo , que lo inclina d bujlarie , y cono- 
al pn , viene d Lena Jin. cene : y como los Hombres fueron deprct^ 
De aquí es , quitoaas las Gentes erradas vando efie conocimiento , y dej.indofe lle^ 
del Mundo .¡Tj ban d'i'peñado , por efios en- var , con ignorancia crafa, y nkdlciofa dff, 
ganos manrjjeflos df! Demonio , y fgutdo eJicdeteflMe vicio , y error. 
Judia'joiico, y deteflableconfejo, afirman- T porque no fe entienda , que folos efios 
do por verdades , Jas que fon jnanifieftas Indios Jhcron los pemtciofos , en ejte peca- 
mentiras , dcxaniof: llevar vana , y ca- do , fe conjuta Ju ierro , ron dicir , que 
lumniofamshte de la malicia embiaioja del otras Naciones , mas atrafadas que ellos, 
hnemigo vntverf.il de ejos mifnos Hom- los adoraron, con los mifmcs nombres {aun- 
bres : con la qu.il pretende derribarlos del que dij'erenciadts en la prununLiacicn délas 
ejlado fanto , y puro de la gracia , y ha~ Lenguas, pcrnojervnamij'ma la de todos) 
zenos Participantes de fus injernales penas. y conocefe en efio el intento del Demonio, 
T con efla ceguera , y vicio , cpiie maliciofa- que fue vno mifmo , en los vnss , y en los 
mente figuieron , dividieron la Divinidad otros ; es d Jabtr , querer Jer aaorado de 
tn partes , atribuiendo d muchos Diofes , lo todos , en aquel minijhrio , y prerrogati- 
que esdevnofolo , y lo que dvno folo perte- va, que atribuid acüdaqual de los luolosy 
mee, como Ji en U muchedumbre confifliefe que con diferentes nombres introdujo en el 
la perfección ; fiendo afsi , que todo junto. Mundo , entre los ciegos , y engañados 
es á.bido d ¡aU?tidad déla Divina Efen- Homirres , quele figuieron cncjlos dfpara^ 
cia , no fiendo mas que vno , en quanto tados engaños. Pone rje en cjie m-.Jn o Libro 
Dios , aunque es 'Trino en Perfonas, La otresfentimientos, y pareceres , quetuvie- 
qual Unidad , enqnanto Dios , confefamos ron, d cerca de la inmortalidad dilyínima ,y 
en Lei Católica , y la 'Trinidad de las Perfo- de la Qre ación de los Ciclos , y ¡o que tenian 
ñas , dijerenciandofe entre si, en quanto Per- por Demonio , y otras cojas , femejantes a 
fonas , poraue la Perfona del Padre , no es ejiás ; porque Ji en todo ello erraren , fe 
la ael Hijo , y ia del Hijo , no es la del Ef. vea, que no es maravilla , que el que no 
piritu Santo ; pero eflas tres Perjonas , fon conoce d Dios Verdadero , tampoco csnoz. • 
vnjblo Dios Verdadero , en EJencia ; y to- ca otras cofas , que Jon efectos de fu Santa 
das las demás cojas , que d efla Divina Omnipoíencia , y nos queda margen en ejla 
Efenciafe atribulen , y le fon propias : no ccnfideracion , para dar gracias á Dios , que 
propias cor/io el accidente a la íubfiancia, los faco de effa tangrv.nde ceguera, y los 
JirM propias , fiendo vnamijma fubfi ancla, trajo d la Juave Lei de jc¡u-CbriJÍ0y 
ton ella, donde , con los que la profejan , alabeti Jit 
Pues por no tener efie fanto conocimien- Santo Nombre , y vivan en fu funta gra- 
to , tan necelario al Hombre , el qual fe al- cia , con que fe íalven , viviendo confort 
canea por revelación , y particular noticia rne Ju Arancel , y Mandamientos^ 
del Cielo , figuieron tantos errores e fio sen- quejón el camino cierto de 
ganados idolatras, dando nombre de Dios el Cielo. 
Á HuitziiopucbtU , atribuiendok Divini-i 

LIBRQ 



tí?-I.' 




DE LOS VEINTE Y UN 



R í i U A L E S. 

Y MONARQUÍA INDIANA. 

COMFUESro POR Fr. JUAN DE TORQUEMADA^ 

de la Provincia del Santo Evangelio j en NiAeva- Efpana, 



:o 



ARGUMENTO DEL LIBRO SEXTO. 



^Al EN EL HOMBRE UK '?%IXCIT10 KATU^AÜ; 

que le íiidina a bufccir a T)ios 5 pero m por e/io dejuron los Homhres de fe-, 

piir Tfiojes /alfós. Quando comencó la maldad de la Idolatría en el Mundos 

0eja Dios caer en pecados a los Hombres , porque fe apartaron de él. Th-í 

'i;ieron muchos 'Diofes , '))nos fupremos ,^ otros inferiores. T>icenfe , los qii^ 

eftos ludios adoraron ^y lo que ¡intieron del Alma , del Infierno , y otr4S^ 

cofas femej antes. Como pintaban las figuras de fus Diofes 3 y 

algunos de los agüeros qne teman. 

CAP, I. De como en el Anima del Hombre y ai vn principio na\ 

turaly que le indina a hufcar a Dios , aunque no con 
,' aélo difunto , fino confufo. 

Anima , á bufcar á Dios , para adorar^ 
le, y reconocerle por Señor del scrin-*' 
telectual , y humano , que tiene , y de 
aquella admiraljle , y prodieiolá traba- 
con del Cuerpo , y Alma , de que eftq! 
compueüo , diterenciandoíe de todas 
las demás criaturas, que ion obras de fus 
manos loberanas , aísi Angelicales , co- 
mo irracionales , participando con todas 
como el medio entre dos eiiremos , fien- 



ARA avcr de fe- 
guir efta materia, 
( cuyo Argumento 
cita propuclto en el 
principio de eftc Li- 
bro ) es cofa mui 
neccíaria , comen- 
car por las raconcs 

fundamentales , que ay , para probar, 

como el Hombre cftá obl-gado , por 

Leí Natuiil, y por impultp propio d<;l do iatelsciual , y dotado de rac;on, co-* 




Cen, É. 






% L'ihro Sexto 

010 el Angcl ; y Animal renfitivo , y ve- Icrvido , 
ictativo, parecido al irracional , y plan- 
tas , como dice San Gre¿;orio. 

iieiido , pues , el Hombre hechura 
de las manos de Dios , no lo dexo tan 
defnudo de favores, que no íe los co- 
munícale muí á mancjs llenas , criando- 
lú á iu imagen , y ícmejaníja ( como íe 
dice en elGcnclis. ) Y no le contentó 
la Divina Magotad de Dios, con aver- 
ie dado el ser de naturaleca , que tie- 
ne , y averie hecho a íli imagen , y le- 
aiejanca , criandolo en gracia , y en lo 
líids paciaco de lu amillad , lino que lo 
crio para s.i>y íc coníüiüio, y dedico 
á si mifmo , para fin vltimo del Hom- 
bre , al qual qaiio con iu propia V'illon 
', y gracioiamente , íln 
para aver de recibir 
oblígale de 
fu parte a Dios , púa que aíi fe le co- 
ímunicafe, que e<; lo que dijo Job. he- 
ñor , quien es el Hombre , que afi le 
magnificáis , y engrandecéis ? Como íl 
dijele : Por ventura , huvo de fu parte 
alguna racon , que os oblígale a que 
^^uUefcdcs en él , vueftro corac^on ? No 



beatificat" iib.iai 
que el Hombre 
érta tan Ungular merced 
Dios , piia 



y adorado , como Dios Uní-' 
co, y Señor Univ erial de todas las co- 
ías criadas , en cuias manos ella el Ser, 
y Vida de todos , por fer el principia 
del Ser , y ciencia de toda criatura, 
por racon de que todas las cofas cria- 
das , tienen natural inclinación, apeti- 
to , y delco de ir a lu fin , como a 
principio, qtie es de fu fubliftencia , en 
el icr de Naturaleca : y ello , con vn 
arrebatado , y acelerado ímpetu , en 
quaiHü le es pofsible ; porque por la 
L um.bre imprefa en el Alma , conoce 
el Hombre , .que ai Dios , y por el ape- 
tito le buíca, y dclea hallarle , y íer-i 
virle , c]u di atinando el Alma , que to- 
da fu nooleca, y excelencia > y lü final 
deicanfo, y bien beatifico , no coniiltc 
en otra cofa , lino en efe miímo Dics 
que la crió , y uico de nada. Y afi , nuef- 
tra Anima ( fegun opinión de platón) 
luego que de la mano de Dios es cria- 
da , por cite natural , y cierto movi-, 
miento fe buelvc á él , como á lu Cria- 
dor : á modo de Hija amorolh , de pUr- 
ro dcfeo de ver á fu Padre , como , ni 
mas , ni menos el Fuego , que cii la 



la huvo , ni pudo aver ; porque lo que Tierra es encendido , por virtud de los 



no era , no podía obligar antes de ler: 
tampoco defpues de hecho , y criado, 
pues que no precedieron méritos para 
la creación j luego graciofamente re- 
cibió el Hombre efte bien tan grande, 
y beneficio tan feñalado , y crecido. 
Pues aviendo criado Dios al Hombre 
para si , y para que como a centro 
propio , y verdadero fuio fe fuefe , era 
.iieccfario darlele á conocer , y poner 



cuerpos Uiperiores , procura encaminar 
fu llama , en quanto puede , acia lo alto: 
Afsi nueíh-a Anima , que con inrtinto 
Tiatural fe líente criada divinalmcnre , fe 
buelve acia ella Divinidad , y la defea, 
y la adora : y por etl:o , uingnna Gente 
huvo , ni ai , que no crea , aver quien 
mereciele , fer temido , adorado , y fér- 
vido , á quien llamaron Dios. Efco qui- 
lo fentir íamblico , Filoíbfo , diciendoj I.^mhlie^ 



D.T' 
'¿ü¡,t 



'en él algún impulfo , para que vencido que cierto Fuego Divino , viene a he- 
de él, le oblígale el Hombre á bufcar rir á nucfiro Animo , de que fe le ílguc 
aquel Señor , que lo es de fu creación, al Hombre vn natural apetito del amor 
y ser : y conocido por él , lo amale , y de Dios. Por lo qual , queriendo mu- 
íirvieíe , que es el fin vltimo , que de chos Icguir elta opinión , dijeron aquella 

nofotros pretende Dios , al Hombre, Fábula : que Promctheo delceudió , y 

5)ava que le conociefe , y conociendo- trajo el Fuego Divino del Ciclo; con el 

lo , lo amafe , y amándolo , lo pofeiefe, qual dio Ser , y Vida al Hombre , que 

y pofeleniolo , lo gozafe. formó de barro. De efte nitural Fue^o, 

Siendo , pues , efte el fin para que de que Dios ( entendido por Prometheo) 

Dios crio al Hombre , pufo fu Magef- formó al Hombre , fale la caula ; porque 



tad Santifsiraa en él , vaa Lumbre na- 
tural , é intelectual , que es el Entendi- 
miento , para que con él le conociefe, 
( no clara , y diftintamente , y como es 
conocido , por Fé , Uno con vri cono- 
cimiento confufo , fegun fu finita , y 
determinada capacidad ) y juntamente 
jcrió en él vn imperu , que por otro nom- 
bre fe llama Apetito , o inclinación na- 
-tural , de conocer que ay Dios , y Cria- 
4*^ ( í.<aue 4<>;b^ le^ buíc^do, pacg fe^ 



quando alguna cofa nos fucede , de bien, 
ü de mal fubito , antes que hagamos 
otra coníideracion alguna , lo piinero 
que hacemos , es , alear los o /as al Cie- 
lo , rantando las manos, como que na- 
turalmente el Hombre entiende , y ficifc- 
te , que de lo alto fucede , y íe deriva ^ ^^ 
todo, y íc inclina a dar. gracias al que lo ¿^'¡,. 
ca.bia , que fon efectos. de adoracioií, Frínd^. 
y de ^u; ai Dios , a quiai tciuer , y 



Lanañc 
l'ihr.. [ .c 
Ciar. I 



■lU 






a€ in Mm7TqÚíá indiana: -- ^.-.^ 

Por cíli Lumbre tiatural , ímprefa ciort , aVer Dios , no Ss por si raífmí 

«íonociblej. en-quanto-anoiotros., y ^ 



%nc\ Anima , ( que cs el Hiicendjmicn- 
to ) i\o podemos conocer mas de que 
ai Dios , a quien los Hombres eltaa 
obligados á adorar , y lervir , como 
á Verdadero. Criador , y Señor de to- 
do : , pero que l^a vno , o muchos , no 



^ y -- 1 . , ' . , . 

nueñro Entendimiento , fino en vni 
mahera cunfula , y comuii : yefti>-,nQ 
es conocer clara, y dÜtintamentej 
quien, o qUal Iba Dios., De la miliníi 
manera , que cOnocer' a vna perlona. 



te piiedc luego í^ictlraente alcan9ar , por que viene de lejos , no es conocer^ 
^^ ^- ■ . . ' qtie4ea Pedro ,: íi^"'^^í^ "^^^^' '^li^í^cí 

el que viene ,. porque efte es Cono-, 



racon natural ., por caula de que exce- 
de' cite, conocimiento , á toda nueítra 
capaciaad , en iniinita manera , por 
quanto Dios., que es. el queha.defer 
conocido , es infinito ; y el Hoi^ibre, 
que es el que ha de conocerle , ñnito. 



cimiento confuto ; y por e.fta cauía¿ 
es mui neceíaria.,. la dcmojiUrncion dq 
los cfedos .de las co.as criadas , y mas 
conocidas de noíorros, las qualcs nos 



y de corta , y limitada capacidad : y 4^" ácpnqcer , quien , o qual lea Dios; 

Bor eLta dithncia mrinita , no ai cofa Y efto , no. pertenecerá todos r, lino a 

njas apartada , y alejada de nueítro Ips Filolofos , y por dilcurío detiem-. 

c.ou.cuuiento , cue el de Dios ; y por po 5 Y afi íe ve , que Anttüteles , para 

ello dc^mos , que el Conocimcnto que h^Har á Dios , por íolo raftros , y mon 

• ;amos , por Lei Natural dt fa Yimientos naturales, no tr^abajo poco.-. 



D. Thom. 
ih f . Con- 
ra Gene/. 



m 



fí. 1 




k\ 









MageitadSaritiüma , es muí corto ,li- 
niiL-ído , yconfuíb, y. juntamente afir-, 
inamos ía dicha inclinación en el Hom- 
bre , con ía qual fe inclina á buícar 
(.aunque confuíamenre ) a elk Dios , y 
Criador , á quien tanto debe. , Lo qual 
confirma Sanco Thomás , diciendo,, 
que. por la Lumbre natural., juipreía 
en nue.ftras, Almas , fácilmente puede 
el Hombre venir , eñ algún conoci- 
miento vniverlal , y confufo de Dios. 
Y lo declara de efta manera , que vien- 
do los Hambres las. colas, naturales 
correr , y pcríeverar con certera , y 
ordenadamente ;, Tiendo verdad , que 
cfta, certidumbre , y buen orden , np, 
puede fer ,' finque aia Ordenador que 
lis rija, y ordeno ,esft!crca, que con- 
ciban los Hombres ,f por la mayor par- 
te ) que ai alguno, que las govierna,' 
nje , y ordena,:, pero quien fea , ó qual 
fea ,' ó ñ es vno', ó fi fon muchps , jos, 
que e.íUs dichas' cofas difponen , y or- 
denan , no luego lo pueden conocer, 
por folo efte natural, y vniverlal Co-, 
ñocimicnto , por fer, como es, con-. 
fufo..:Alsi como quando vemos algún 
Hombre moverle , y hacer algunos, 
ádos vitales , concebimos aver caufa 
cierta. de aquel movimiento, yopcra-r 
ciones , las quales las otras cofas veje.- 
¿tivas ,' como, es vn Árbol , y la PiCr 
dra , no ja tienen , la qú-^l c-iul'^ llama- . 
mus Anima ; pero: no fabemos , que 
cola fea. Aníina, .ü Qs Cuerpo., ó no, 
lü tampoco como hace, aquellas ope- 
ríicionés vitales., Efto , dichoxs de San- , 
: to Thumas , en 'el lugar .citado , y en , 
. la Primera Parte de fu Suma , ,dice lo 
ínifroo , probiiidq ,"<iue Sita px-opoí],-^ 



haciendo ocho Libros de Fjficos , haí-^- 
u llegar á hallar vn Movedor , que 
ooíemovia; y compufo, tajubien do-, 
ce, ó trece Libros de Mctafiíica. , yj 
iendo dÜcurriendo de Subllancia en 
Subrtancia , y de Cauía en Caufa ,. haí- 
ta llegar i hallar , que Dios era ia Pri-: 
mcra'Caufa de todas las. caulas; qug^^ 
era el Sumnio Bien inteligible , que 
trae á si todas las cofas criadas , poE 
via.de apetecible , y defidcrable : ck 
qual , es puro aclo , inmaterial , c in-», 
iiioble; cuia, vida, es, fu entender , fU;, 
querer, y fu voluntad; ác quien toda, 
naturaleza ., de íod.as las colas , en.fit 
ser, depende; en cuia contemplaciort 
<;onUftetpda labon.dad , y fuma delcc-; j,.:ptej(g., 
ración,; de quien el mifmo Anrtoí'f les 
(deípues de tanto eftudio , y trabajos, 
y aviendo, alcancado por elle conocí-, 
miento , dicho que ayia Dios , y avien-..^ 
do conocido , que dcbia tener rantj^^ 
maravillas , y e;<celentes propiedades^ 
y condiciones ), dicen , que dijo : Inve- 
ni te primAmcmfam ,J'ac me tibí jflaf, 
ccntera. De manera ,, que aver Dios , 6^ 
alc^una Suprema Caula , que govierna, 
eV iVíundo , fe conoce confulamenrc . 
con Conocimiento confufo, y npdií? 
timo , y la Lumbre t:ün que le cono- 
ce , cita en cl Hombre, con la quaL 
fe inclina á buf^arlc , como a íu pro-f., 
pió ñn, y centro ; pero qu.d lea, 6^ 
que propiedades , y ,exce,lenc[asitenga, , 
y le convenga , li es vno , ó ü ion mu-»., 
chos Diüíes., no fe puede faber , ni co- 
nocer , íino ppri:a Lumbrv- de la Fe , y 
algo de elle , .dcípues de mucho , y lar- 
go cíludio ,, y deiponíi ración , como la 
qüü alcánco r\^i0.ote.les. q .^^J, 




Cher. Uhf 
2. el: Nar. 
eDorurn. 



Et 111". 
Tufcul. 



Et i. 



de 



'4 LihfO 

CATTT, II. Vomle Je prüeha ayer 

0ÍOS , al cfihü , el FiQmhre 

jiaturahuente Je 

inclina. 



I E N pudiera baftar lo di- 
cho en ci Capitulo prece- 
dente , para quedar llifi- 
cientemertc prcbado eftc 
Cünocimicncü natural , que 
ai cii el Hombre , para conocer a 
Dios conliiÍJinenLc ; pero para maior 
fucrca de nuclko intento , me pare- 
ce reí'crir Autorc. abios, y Hombres 
dosios , que han tratado cfte milmo 
Arguiuento , y dado muchas, y mui 
fuertes ra:ones , p:ra abíblverle; en- 
tre iosqu.d.'s, el piimcro , que íc me 
orrccí , es rtilia , el qual dice afsi: 
Avcr Dios, ninguno lo niega, y to- 
dos lo conocen confuíamenrc , por la 
Lumbre natural ; pero quales , y quan- 
tos lean los Du les , no fe labe de cier- 
to : por lo qual , ion vanas , y di- 
Vcrlas las opiniüues , que de efta ma- 
teria ha ávido entre los Filofofos. Y 
en el Libro Primero de las QLieftiones 
TufcuLinas , dice el niiíhio : No ai 
Nación tan barbara , que no fepa que 
i Dios. Y en el Primero de Lciesdi- 
e lo mifmo , aunque por otras pala- 
bras. Y en el lugar arriba feñaiado, 
introduce , el miíino Tulio , al Filoíofo 
Cleantes , que fue entre los Eíloycos 
feñaiado , en el Rein» de Troia , el 
qual pufo quatro caulas , ó tacones, 
para probar aqucíle Conocimiento de 
Dios , confufo , fer naturalmente im- 
prefo , y efculpido en las Animas de 
los Hombres , de donde concluie aver 
Dios , á quien el Hombre fe iaclina 
naturalmente , para amarle , y adorar- 
le, como á Üuniemu Hazedor de to- 
das las cofas. 

Una de las razones de cftc excelen- 
tifimo Filoíofo , es , avcr Agoreros , y 
Adivinos , que adivmaban por agüe- 
ros de Aves : la qual Arte de adivi- 
nar , tehian los Gentiles por divina; 
por qua;ito ellos dichos Agoreros , 6 
Adivinos , decian las cofas por venir, 
de lo qual infcrian , que aquellas cofas, 
que los tales Adivinos decian, no lle- 
garan á debida cgecucion , ni flieran 
verdaderas , fuio huvieraDios , que lo 
que eüos afirmaban, el locgecutaba, 
y cumplía , por uncrlas como ios tg-j 



Sexio 

nian por IntírpréííS , y Declaradores 
de la Divaia Voluntad, yhacian elle 
Argumento. Ellos dicen cito , y luce- 
de alsi ; luego Dios ai , que le lo ma-, 
nifieüa , ydíclraa, cuios interpretes, 
y Miniltros Ion ; lo qual no acuntecie-: 
ra , lino huvietíe Dios , que lo cura-.' 
plicfe , yexecuiafc: y por ella cauf»' 
cstuer9a confelar , que ai Dios , porn 
que cuio es algún Interprete , o Ocn- 
liíjero , necelarioes, que aquel tal ef« 
té , en el Ser de Naturale(¿a : cOos 
fon Interpretes de otro ; luego efto 
otro que concedemos , es Dios , el 
qual prelidc lobre toda naturaleca 
criada. La fegunda cauíá , es ( fcgun el 
mifmo Cleantes ) la grandeca , y multi- 
tud délos provechos , y vtiüdades de 
las influencias , y tempíanca de los 
Cielos , de la fertilidad , y fiructifica- 
cion de las 1 ierras , y de otras mur 
chas cofas que recibimos ; y por frc- 
quentes comodidades , para el fuüento 
de la Vida , vemos que luceden , y no 
las manos por donde íe nos conce- 
den : y de aqui fe infiere , que loa 
Divinas , y Poderofas , y dignas de 
adoración. La tercera ración , le fac4 
de las cofas , que nos afombran , y, 
caulan horror , y efpanro , en nueftros 
Pechos , y Coraconcs , como fon los 
Truenos, losReianpago, , los Raios, 
las Tempcílades , Nuvcs, y Lluvias, 
las refriegas de los Aires , y ios Gra-f 
ñilbos , las Pertilencias , los Terremo- 
tos , y Temblores , llover Picd.a , hun- 
dí ife las TierrviS , caerle fubitamente 
los Edificios , y Ciudades ; los Moní- 
truos que nacen de Hombres , y de 
Beítias, léñales de Fuego; y verle en 
los Cielos aparecimientos de Come- 
tas , oblcutecerfe el Sol , y morirfc la 
Luna, que fuelcnfer fcn«;les de gran- 
des intbrtunios ( como acaeció en tiem- 
po del Emperacior Ocbviano , en cier- 
ta Guerra que huvo) las quales ma- 
ravilias , viéndolas Hombres , afom- 
brabanfc , y llenos de aícrabro , y 
miedo , íolpcchabAn , y conccbiaa 
opinión , que dcbia de avcr Superior 
en ios Cielos ; de donde parece , que 
todo ello tiene algún poder , y virtud 
ehciz , acompañada de Divinidad : la 
qual llamamos Dios. 

La Quarta Racon , y no la menor 
de todas , era la vnif jrmidad , h con- 
cordia , e igualdad , y tempianj^a con- 
tinua , y perfeveramedclos movimica- 
tos de ios Cuerpos C^leftia'.es del Sji, 
4<í ig ¿lUn^ 1 4c ias ¿Ú£c4^ fijas , y 



de la M.ónarmí'a Indiana, 



IPkractas j áe la diftinciotí de toáas 
ellas 5 la VCilidad , que nos cauían , fu 
mucha , y vana graciofidad , y her- 
mofura , el orden , y concierto , que 
tienen , aquel Ccini-ur , y leguir lii 
curio , por ci.na de los Eiemen'ios, 
fin midar paío , lino liguicndo íu or- 
dinario de Orienre, á.l'onbnre ; y del 
Poniente, tornar, y balv-T otra vez 
por ios Antipodas al Oriente , íin 
coníliíion , ni nvjzcia de dcíconcicrto, 
fino conipueita , y coacertadaniente. 
P.a^s tocias Cihs coías , con.ideradas, 
y miradas , con ojos de racon-, muef- 
tran no fer fortuitas , y íucedidas 
acalo ( co.Tio íofpcchaban los Epicú- 
reos ) lino raui de propofito : y á 
confcjd , y muí ;^Uiadas por racon , y 
concierro i lo qual , todo confirmaba 
aquel Sapientilimo Füolotb , en cite 
eg^uiplo. Si vn Hombre éntrale en 
vna Cala, 6 en vn General , que es 
el lugar donde le enfeñan a los Man- 
cebos las Artes , y Ciencias , 6 fa- 
Ji.'le a la Placa, y viele en ella todas 
lascólas piieitas , y afencadas , por or- 
den , y concierto , y que vnas , no 
excedían a otras , con delbiden : elle 
Í.U , )uzgaria no eftar aquellas cofas 
alli fm caula , y acalb , antes entende-- 
ria , que avia alguno , que preíidia 
íobre todas ellas , con mucha provi- 
dencia , y faber , y que con el poder, 
y mando abiolato , que tenia las re- 
gia , y governaba, y confervaba, en 
vrbanidad , y pulicia , y á quien to- 
das , como el Dilcipulo al Maeitro, 
y los fiíbditos al que govicrna , obe- 
decían. Pues de elta manera , le en- 
tiende muchjraas, y m:jor; viendo 
tantos , y tales movimientos , tan or- 
denados , y lie tantas , y tan varias 
cofas, tan diverias , y diferentes, en 
to.üs las quales ai tanto orden , y 
concierto , tanta igualdad , y corref- 
poniencia ; y en tantos años , y Uglos, 
atrás guardada , y feg üda , con tan 
conforme confonancia , que jamas ha 
mentido , ni faltado : es necefario , que 
afirme aver tal Racon , y Entendi- 
miento , tanto confejo , y tal provi- 
dencia , que fe conozca fer efte , en 
quien todo lo dicho concurre , por 
quien todo lo dicho es regido , y 
governado. 

El mifmo Tulio introduce , en el 
miftio lugir citado, a otro FÜolbfo, 
llamado Chrifipo , que trae otro Ar- 
gumento , para moltrar , que avia 
Dios , el qual üco 4e Ja mUna^ ]>ía- 



turalci^a , y lo forma afi. Si renics ca 
todas las naturalezas de las cofas» 
muchas , que , ni el Entendimiento» 
ni el confejo , ni el arte , ni las fuer- 
cas ) ni la eficacia , y vigor , ni U 
poiibilidad de todos los Hoinores , Jas 
pueden hacer , ni efecLuar 5 luego 
aquel que las hace , maior , y mas ex- 
celente cola es , que los Hombres , pues 
las colas Celeftiales ( cuia orden, y- 
concierto , es íempiterno ) el Hora, re 
no puede hacerlas , luego aquel que 
las hico , y hace , maior , y mas ex- 
celente es , que el Hombre ; pues 
elle , que eílo liace > no puede lee 
otro , lino aquel que llamamos Dios- 
ElU ra<¿on confirma eüc Sabio , coa 
eAeegú-mplo. Si viefes vna grande , y 
hermofa Cafa , adornada de mucha 
rique<^a , y feñalada de grandes cu- 
riofidades : puello que no viefes al Due- 
ño , y S.eñor de ella , no juzgarías fer 
alguna Perlbna notable , y de quenta? 
Pues viendo tanta hermoíura en U 
maquina del Mundo , tanca variedad 
de cofas Celelliales , y terrenales, 
tanta grandeca de la Tierra , tan gran 
anchura del Mar , y todo tan adorna- 
da , y quajado de curiohdad , como 
parece: fino juzgafes fer Cafa, y Mo- 
rada de Dios, no feria laber poco? Si,, 
por cierro ( dice luego ) y mui erroc 
de capacidad , y Entendimiento. To- 
do lo dicho refiere Tulio , y mu-: 
cho mas , para probar , que ai Dios. 
Eltas racones dichas pudieron tener 
todas las Naciones del Mundo ( por 
barbaras , y filvellres quefuefen) pa- 
ra conocer , y entender , que ai al- 
gún Señor , Hacedor , Movedor , y 
CJonfervador de rodas las colas > y 
que es mucho m^s excelente , y de 
mas aventajada naturaleca que c¡ Hom- 
bre 5 y cite , quien es , y como es? 
Es el que llanumos Dios, y á quiea 
como a tal , ha de otrecerfe adora- 
ción. 

Cerca de efte Conocimiento natural, üh^-ct^ 
que los Hombres , fin Fe , tienen de lo,^Müdm 
Dios , dijo Ariitoteles : Todos los 
Hombres convinieron en cfto , con- 
viene á faber, que aquel Cuerpoprir 
mero gloriofo ( que es e! Cielo ) es el 
Palacio Real , y lugar de el Supremo 
Señor , que es Dios. Y todos los Grie- 
gos , y ias otras primeras Gentes , que 
tuvieron conocimiento de Dios , y de 
fu Divinidad , lintieron efto mifmo. Y 
en el cíq. 2. del mifmo Libro , dice, Caf. ^ 
que piiQS fia^a leafid*^ j ícr .ei Cielo ■ 



&¿ t 

¡cap', r. 
Pl'M/t'C 

de fl.tc. 
FhUofftph. 
C. 6.(3" 9. 



Boec. lihr. 

í .froj. I o.' 
S. Grcgo- 

¡0 , !¡b. de 
Theok'. 



titfíanch 
(ib.¡.c.ii. 



D. Them, 

l.to'j.Sj-, 



Tarado cíel Criado?. Lo mifiiio tctti- 
licj fu Comentador , en ambos luga- 
tes , añadiendo , qvic no lelo es Ca- 
ía , y Morada de Dios , lino también 
de lüs Elpinrus , que nolotros vul- 
gann erice llamamos Angeles. Lo mif- 
uio dice en ci Libro Octavo de los 
filíeos ; y lo alirnia Plutarco j mof- 
traiido , como pudieron venir los 
Hombres . en cite eonocimiento de 
Dios , conífufo , y h celebrar el Culto 
DiVino. Dw ellas lentenci.ts de tantos 
filolotos Üentiies, íe han aprovecha- 
do ios Santos, para tratar de eftc Co- 
nocimiento , que los Hombres tienen 
de Dios , guiados con iola Lumbre 
natural , de los quaics , es vno el e!o- 
qü-iTti¡!mo Boecio, que dice, que la 
Jla^on natural eníeña fcr Dios , digno 
de ler amado, y rervido. Y, Grego- 
cío Naciaiiceno , dice , qne ta Natu- 
ralcij-a racional arde en delco de lli 
Criador. Damafceno ,' lo niiiino en el 
Libro ds üftod. fid. diciendo , que 
aver Dios , lo dice la miínra inclina- 
ción natural del Hombre , que pare- 
ce que lo muettra. Y Lacltancio Fir- 
miano dice lo milino ; y Santo Tho- 
más , facra de la referido , contra 
Gentiles , dice lo propio , probando, 
que ofiec^r Sacrihcio á Dios , es de 
Lei Natural , y que naturalmente Ion 
inclinados los Hombres á ofrecerle. 
Por minera , que en quilquier tiem- 
po , 6 edid , y entre todas las Na- 
ciones del M'-indo' , fiempre- huvo ; y 
víaron los Hombres , ofrecer á Dios 
Sacriñcio ; y la Racon es , porque la 
Racon Natural , dicta , nmeve , y 
compele á los Ho nbres , que íe íu- 
jcten a algún Sup.-rior , que les pue- 
da íijplir los defectos , y faltas , que 
en- si mifmos fufren , y padecen , y 
que les pueda focorrer , en fus men- 
guas , y necesidades , de las quales 
ellán rodeados , y que pueda íobre- 
llevarlos, en fus ííaquecas , y defven- 
turas; y como entre los Hombres no 
Ifc conozca , quien cumplida , y ca- 
b^dmínte pueda fap'ir lo dicho ,- ni 
reniJiatlo j es forcofo ,-7 necefario, 
Concebir , y atinar con' Lumbre de 
ra:on , que ai alguní otra cofa mas 
excelente , mis poderota , y fup^rior 
que el Hombre, que pueda fupiir , y 
rensdrar lo dicho', y cite ha de fer 
Dios, Luego todos los Honbres del 
Mundo , por barbaros , y falvages 
qü; fean , ora {c¿n apartados , en 
tkuiS remotas ,- ora q« ÍjUs , y- cij' 




Scxfo 

los maí efcóndldoá tínCortSá Hcl Man^ 
do, conocea , que ai Dios natural- 
mente, por la Lumbre de la ra^on , y 
del Eutendimicnto , con Conocimien- 
to confuto , y no cbro , ni diíünto 
( porque no lo puede aver natuialmen» 
te , lino con Fe , y por otros medios 
fobrenaturalesj y como Dios quiüerp 
manifettarfc.) 

CJT.in. Como ios Homhns ?idpue-{ 

den l:>iW , /¡n reconocer algún Dios^ 

fjfo , ó verdadero ^por qumto clprin-i 

cipio natural , cjue ai en él ( cjue, 

es la Ipoluntad , y apctico ) 

le incita a. ello. 



Upueftas ya en los dos Cá4 
pitulos paíados , eltas doá 
colas ( conviene á íáber )r 
li vna , que ai Dios , y que 
es impofiblc no averie ; y ¡a otra , que 
en el Hombre ai inclinación natural/ 
por la qual fe debe inclinar á hulearle^' 
amarle , y fervirle ; fe figue necclaria-^ 
mente , tras eftos dos vcrdaderilsimol 
principios decir , que nucllro Entendi-t 
miento ( que es la Lumbre natural , qud 
Dios en nofotros pufo ) es impolibla 
poder ertir fin ninguna opinión , y» 
creencia falta , ó verdadera, ni nueftraj 
voluntad , fin amar cita cofa , que ci 
Entendimiento , faifa , ó vcrdaderan 
mente le ha reprefentado. Y es la ra-f 
con, porque tlipuetto que csalHom^ 
bre natural; cscofanecclaria , que na-f 
turalmenre fe incline á bufcarle , por' 
el camino , que el tntendimiento 1© 
abre , y que la Voluntad apctezcjí; 
cite bien , que le falta para hinchir ej' 
vacio de Ib deteo , que anlicla , y cía-* 
ma por amarle , por fer fu acto amarjj 
como el del Entendimiento entender,; 
y conocer. Y afi , ú nucítra potencia; 
racional , ( que es el Entendinúcuro) 
camlnindo derechamente por la Lum- 
bic natural, encuentra , con la primcraí 
Verdad , que es la Divina , y la qus 
llamamos Dios Verdadero , tcniendp' 
verdalera creencia : alcanca' por conni 
figuiente manera , verdadero ccnoci- 
nncnto , del qual la voluntad fe apro- 
vecha para amarle , y deleit^rfe en fu 
amor, y fervicio ; porque fin el En- 
tendimiento ,'la voluntad no íe arroja 
á exercitar tus actos ; porque aunque 
i^LUaja 51 fijüivjfu, Ji,ciuaj 9$ ciega,- 

pos 



de ¡a Monarquía Indhnét, "^ 

por qiianfó nofabc n^a? q\ie pmar , y miento) á las cofas faifas , y mentiro-í 



para amar bien , y rcdaa;cnte , tiene 
nccefuiad de ojos , con que vea lo 
que ha de amar , de ¡o qual ic firve el 
Entendimienco , porque es el Gome- 
cilios , que la adieírra , y guia, lin el 
qual , es fucrca , que no acierte cami- 
no ninguno, porquanto por si miíina 
Cita impoiibilirada de la vifta neceía- 
ria , para no caer. 

Siendo , pues , efto afi , íi por ven- 
tura el Entendimiento , rigiéndole por 
racon , íigue el camino derecho déla 
verdad, y el Conocimiento cierto de 
cíleDios, á quien naturalmente íe in- 
clina, y la voluntad confecutivamen- 
te ama ette Sumo Bien , reprcíentado 
por el Entendimiento 5 nace luego de 
cftas dos colas el Divino , y Verda- 
dero Culto , y Honra de Dios , que 
llaman los Theologos Latría , al qual 
naturalmente ci Entendimiento , íe in- 
,c!ina á conocer y la voluntad á amar, 
•por efic medio de conocimiento, que 



las, comentaron á andar ellas poten- 
cias dervariad-as , y dcfcairiadas , co- 
rno ciegxis , y íin guia : y por con- 
liguiente manera , la radoiíal , que es 
el Entendimiento , fue á parar ea 
creencias , y opiniones , de civerlos 
errores , y la Voluntad á amar, fer- 
vir , y dar honra, y obediencia á las 
criaturas , quitandolela á Dios , á 
quien naturalmente le es debida , re- 
cibiendo por Dioles aquellas cofas, 
las quales tenian alguna apariencia, 6 
raítro de bondad , o excelencia. Y ef-, 
tas cofas llamamos ídolos, o aquellas 
cofas , que ellos mifmos-ldclos repre-. 
fentaban. Porque qualquiera bondad, 
alteca , ó nobíeca , que las criaturas 
tienen, óriiueíh-an en si , no es por-, 
que fon divinas , y dignas de eftc 
nombre , Dios { por quanto no les 
pa-tenece por ftr foltas del poder ne- 
cefario , para poderícle atribuir ) pe- 
ro fon vna demoníff ación , y ( ha-^: 



.el Entendimiento le rcprefenta. Pero blando propiamente } vnos veftigios, 
por el contrario , íi por las tinieblas 
de ignorancia , y corrupción de Na- 
luraleca Humana , con que todos na- 
cemos ; y defpues , con las que aña- 
dimos ccn ios pecados actuales , que 
cometemos , acaeciere ( por nueítra 
defdicha ) que la creencia , y buena 
opinión , que nueftra potencia intelec- 
tual debiera tener de efa mifma pri- 
mera , y fuma Verdad , la aparta de 
ella , y la aplica , y trafpaía a otras 
cofas criadas , que no fon Diosj 
las quales debia tener por fiervas , y 



huellas , ó piladas , y vna femejan^a 
de alteca , 'excelencia , y Magcitad 
Divina ; y 'efta es la Idolatría , contraií- 
ria a la Latría , que es cuito , y fer-; 
vicio á Dicís debido » y vfurpado , pa^ 
ra las colas , que no fon Dios , rarj 
derramada , y cftendida por el Mun^i 
do , y tan vfada , y fcgüida de \ó\ 
Hombres ciegos. 

La ra^on de entregarfe lo^ Hom-' 
brcs á Diofes falfos , y fingidos , def-: 
pues que carecen de el conocimiento 
del cierto , y verdadero > es , porque 



cfclavas, para aiudarle de ellas , para es natural cofa a nueltra Naturalei^a 



el conocimiento del que lo es verda^ 
dero , haciendo mas cafo de ellas 
colas del que debiera , y era racon; 
y la Voluntad , por coníiguiente ma- 
nera , figuiendo el error del Entendi- 
miento , íe deja llevar de efte milino 
ierro , amando eíias colas mentirolas, 
faifas , y caducas , que no íolo no 
fon Dios , ni Criador , fino puramen- 
te criaturas: nació luego de eíle prin- 
cipio errado , que quando faltó gra- 
cia , y Doctrina , y no huvo quien 
guialc , y encamináis los ánimos de 
los Hombres , á que por ei camino 
cierto , y verdadero del conocimien- 
to , de el Verdadero Dios , que la 
Lumbre natutal eníefuba , caminalen, 
y bufcafen efta pura, y primera Ver- 
dad , y que la Voluntad amafe cila 
l^iimcra Caufa , fino que trafcafale fu 
amor ( figuiendo el errado £ni:cu4is; 



Humana humillarnos , y ofrecer nuef» 
tra íujecion , hacer reverencia , y daí 
honra á aquello , que es fuperior a 
nofotros ; porque figuiendo el orden dé 
la miíma naturaleca , vemos , que las 
cofas inferiores , y de menos valor^ 
fon íüjetas á las fuperiores , y parece 
que fon fubordinadas .a las de maior 
dignidad ( fegun rácon de Filoíofos. ) Yj 
porque la manera , y modo mas na^ 
tural al Hombre, y mas conveniente, 
es , víar de léñales fenfibles , y vifi-ii 
bles , quando quiere dar á entcndeÉ 
alguna cola , por lerlc cofa natural 
comencar por ellas , para poderfc dát 
á entender ; de aqui es , que el Hom-. 
bre , guiado por racon natural , vfa 
de algunas cofas feníibles, que ofrez- 
ca á Dios , en feñal , y manifeftacioa 
de la reverencia , y íervidumbre que 
\% debe , y de i% ¿onjta <^u? gs oblk 



S Á Xihro 

gido a datlé ,' fómó a verdadero , y 
priaiero principio , y caula del Hom- 
bre , y Señor de todo lo criado : á Cc- 
mejan^a , y exemplo de aquellos , que 
á lus Señores lirvcn con algunos tri- 
butos , o dadivas, en reconocimienro 
de Señorío ; y á ello pertenece la hon- 
xa de Sacrificio , que á folo Dios , por 
iierecho natural , es debida , para ha- 
cer diferencia de las honras , y icr- 
.vicios , que los Hombres hacen á los 
Hombres ; alsi como hincar las rodi- 
llas , bajar las Cabecas, y otras cere- 
monias, y actos (emcjantcs: los qua- 
les , aunque también le ofrecen a los 
Hombres , es con diferente intento, 
porque á Dios fe le debe como á Su- 
premo Señor , y aísi fe ic ofrece co^- 
mo a Caula Suprema , y vnivcrQl de 
todo lo criado ; pero á los Hombres, 
en manera de benevolencia , amiftad, 
caricia , y reverencia política : porque 
nunca a los Hombresr fe ofreció jamás 
Sacrificio , por no aver cofa que mas 
propiamente k competa á Dios , que 
el Sacrificio ; y cílo , ninguna Nación 
jamás creió , que fe debiefe Sacrifi- 
cio , fino folo aquel que ha tenido , y 
tenia por Dios , ó lo fingían tener por 
Dios , como lo dice Santo Thomás 
tib.-i.coif contra Gentiles j ySanAguftin lo afir- 
fra Cent. ^^ también , diciendo ,,que ningún 
^/.•"o- j^ombre , por errado que foefe,ofre-, 
ció facrificioá otra cofa, fino á aque- 
lla que tenia , y eftimabq por Dios. Y, 
afi , efte modo de adoración , es an- 
tiquifimo , y de alta dignidad , fcguii 
P. /í«»«,'7. el mifmo , tratando del que Abel , y 
ühr.iQ.'de Caín ofrecieron a Dios , aprobando el 
civ¡:. Dei. vno , y reprobando el otro , en los Li-? 
f^P-'^' bros de la Ciudad de Dios. 

De todo lo dicho fe figue manifiefta- 
mcnte , que la fervidumbre Divina , ó 
Culto Divino , y verdadero , convie- 
ne á fabcr , al Verdadero Dios hecho, 
rjr ofrecido , ó el erróneo , y falfo , con- 
viene á fabcr , el que a las criaturas , y 
Dioíes tallos fe ha hecho , donde quie- 
ra que fe ha hecho , ora fea vniver- 
fal , ora particular ; conviene á fiber, 
que todas las Naciones del Mundo 
io huviel'en tenido , y huviefcn hecho, 
Vnas mas , y otras m>;nos , fegun mas, 
o menos fueron prudentes las gentes, 
y devotas , y de mejor , y mas con- 
certada pulicia , ha iido natural ; y af- 
fi , en ningún tiempo, defpues que los 
Hombres comeu'^aron á multiplicar, 
fakó en el Mundo , Culto Divino , y 
6jia:Üi<i*o >crd¿4qiq j a^iuel qnQ í^ 



contra 

H^trefes. 



Deiiteron, 
cap. 6. f, 
iz.iS" 14, 



-tsi 



Sexto 

Dios Verdadero Te h'aciá por los Fie-» 
les , que le conocían , o el culto er- 
róneo , y fallo , que al demonio fe 
ofirecia , que es el que llamamos Ido- 
latría. Y que eíto aialido, en la pri- 
mera , o Icgunda edad del Mundo, 
que comenijü delpues del Diluvio , fe 
vera en lli lugar ; aunque Í3Xi\ Epiía- ^fip''-^'^' 
nio afirma íer al cabo , y fin de la 
edad fegunda , en tiempo de Abra- 
han , y Santo Thomás también lo di- ^_ ^-¿^^^ 
ce en muchas partes de fus obras. 2.2.7.^4. 
Todo lo dicho fe prueba, por loque art.i.s-q. 
notan los Doctores Sagrados , fobrc i7+-'^''-^ 
aquellas palabras de el Dcutcrcnomio, 
que dicen : Si te olvidares de tu Dios, 
y figuiercs Diofes ágenos. Eítas dos 
cofas , le coníiguen la »'na a la otra, 
porque quien á Dios Verdadero deja, 
y delámpara (cuanto al Divino Cuito, 
y fu Fe Santa ) de necelldad ha de 
bufcar , y feguir Diofes ágenos , por 
racon de que ninguna Gente puede 
vivir fin Dios , ora fea falfo , ora ver- 
dadero j y la ratjOn de efro es , lo que 
ya eftá dicho : porque como nucitrj 
Anima tenga natural conocimiento d? 
Dios , aunque confuíb , y vea en si 
el Hombre muchos defedios , falrasy 
y neccüdades , que ni el , ni oíros 
Hombres , fe las pueden remediar , ni 
fuplir ( porque todos las padecen ) co-^' 
mo fon falta de Aguai, cllerilidad dq 
Tierras , falta de Salud , falta de Vi-»: 
da , carencia de Hijos , y fobra de 
trabajos , y adverfidades , quc.cad;^ 
día padecen , y experimentan : ha de 
trabajar , por bufcar , quien es aqueílí; 
Dios , que puede lüplir , y remediai; 
tantas , y tan grandes faltas , y ncccfi.4 
dadcs. Y li elle tal es guiado , y¡ 
alumbrado por gracia , ó por doctri- 
na , encontrará con el Vcrdjdcro 
Dios , y amarlo ha , honrarlo ha , )• 
obedecerlo ha , y fervirlo ha ccn aque- 
lla fervidumbre, y honra, que a Dios 
folo fe debe. Y fi ella gracia , 6 
doctrina le falta , que es la guia para 
hailerle , luego que le aparece algu- 
na criatura , que tenga alguna per- 
fección , bondad , ó excelencia , co<, 
mo quiera que fon veftigios , ) leme- 
jancas de las excelencias , y perfec-* 
clones del Verdadero Dios , de nece- 
fidad la ha de acetar , amar , honrar, 
tener , v fcrvir por Dios , y ofrecerlo 
aquel íervicío , que por racon natu- 
ral conoce pertenece a folo Dios,' 
Luego , fegun lo probado , ni.-'gun 
IjuaíbtQ del Mundo puede vivir lia 

3¿ca 



de la Monarquía Indiana. p 

ó verdadero 5 ty Pitagoras dijo , Tcr Dios vn Animo 
elpaiciuo , por todas las colas de el 
Mundo. Clcantes , y Anaxiiuenes di- 
jeron 1er Dios el Aire , y que de el 
le engendraba todo , y que era in-v 
menlo , e iutinito , y üempte en mo-i 
vimicnto ; parecicndoles a ellos erra- 
dos Filolofos , que lin aire , y reípi-; 
ración , ninguna cola pedia vivirá 
Anaxagoras , antes de ellos , y Xe-i 
nofanes dijeron , íer Dios vn Enten- 
dimiento inlinlto j junto con todas las 
colas. Ellraton dijo, íer Dios la Na- 
CJTIT. IV. T)e como aunque los turaleca. Cnfipo, que el Fuego, Ma- 
crobio , y Alcineo dijeron , que el 
Sol, y Luna , y Etlrellas» Y Teodoncio, 



algún Dios , falfo , 
por configuiente manera , deipues que 
los Hombres comentaron á uiultipJi, 
carie , nunca en el Mundo faltó Cul- 
to Divino , y Sacriñcio verdadero, 
hecho , y ofrecido al Verdadero Dios, 
el qual fe llama Latría , o Culto Di- 
vino ; ó erróneo , y fallo , ofrecido á 
fallos , y mentirofos Diolcs , lo qual 
fe llama Idolauia , por vfurparle á 
Dios Verdadero la adoración , y ofre- 
cerle al que lo es falfo, y fingido. 



Hombres tienen natural mclhiacion 

a 'Dios 5 no todos han fem'uh Jer 

yno /olo 5 por al^cr tenido muchas 

"Hacioms , Jer muchos atojes j y 

quales los han imaginado , y 

con/íucrado los An- 

ttzuos. 

í^-^ OR el Capitulo pafado 
ll^*^ hemos villo como la 




que la Tierra. 

Otros ( que no menos errados iban 
que ellos ) peniaron , que el Aniraot 
del Hombre , era vna p;4rticula de la 
Divinidad , que ali reíulEaria de ella* 
como centella que falta de el carbón 
encendido : y fundados en ella racen 
peniaron , que el Animo era Dios , y- 
que como de vna centella granda 
faltan en el aire otras pequeñas , aíi- 
tenían , que todos los efecios , y fuer-: 
^as del Animo , eran Diofes ; y íi el 
eteclo era a^liivo , llamábanle Dios^; 
con nombre maículino , aplicado a 
Hombres r y íi era paíivo , Diofa, 
con nombre de hembra j y ali , Tu- 
llo dice , que ella manera de Dioles 
hecha , e inventada de la Ra^on Fi- 
fica , la avia tratado Cenon j y dclpue^ 
la explicaron Cleantcs , y Critipo , dir 
ciendo , que la fortalcca de Dios , de^ 
rivada en el Animo de el Hombre 
fuerte , le llamaba M.trs ,. de elle nom^ 
brc ; Mars , Mariis porque la torta- 
por ella caula amontonaron infinidad leca anima á los Varones; y al amoí 

'de Dios llamaron Cupido ; porque fe 
deri\a en el aninio del Amante ; y á 
la- fabiduna , Minerva , derivada en 
el animo del Sabio 5 a la potencia ge- 
nerativa llamaron Venus , que era co- 
mo vena de la generación; y aii fue- 
ron procediendo en los demás Dio- 
fes , necios , y difparatados , que l'egun 
ellas Fábulas gentílicas , le derivaron 
de las fuercas , y afedos del animo. 

Pero dado cafo , que ellos Hom- 
bres , llévanos de fu delVariado dil- 
cuif ) , erraíen en el conocimiento de 
Dios , y fe aprovechafen mal de la 
Lumbre natural , que les avia puef. 
to en el Alma , para conocerle en el 
moda , y manera , que el Entendi- 
miento puede , obfcura , y confufa- 
mcíue i y liendo aparcados de la gra- 



adoración Latria , y 
reverencia fuprema, 
fe debe legitima , y 
naturalmente á Dios, 
que es Señor de todas ks colas , y 
á quien , por derecho , y juHicia , fe 
inclina el Hombre ; pero no porque 
fea ella propenfion , é inclinación al 
Hombre natural , de reverenciarle , y 
adorarle , por elb üguieron los Hom- 
bres el conocimiento de vno folo , li- 
no que dejados llevar de fu malicia, 
vinieron en defconocimiento de el , y 



de Dioles. Por lo qual hemos de 
ver , y faber , en el Capitulo prefen- 
te , las opiniones en que fe dividie- 
ron los que quifieron bufcar , é in- 
velligar quien fuefe ef:e Dios , que 
tanto fe lleva tras si , á los Hom- 
bres j y en que colas conllituicton 
fu Deidad , y como erraron en to- 
do , por quererte fiar en íu folo pa- 
recer , liguiendo el atrevimiento de 
fu corto juicio. Uno de los que qui- 
fieron poner en platica ella materia, 
fue Tales Mileüo , que dijo , fer 
Dios vn Entendimiento , ó Anima que 

todas Jas colas; 



Lihr. ;. Je* 
Nat.Deor, 



del Agua 



engendro 



porque pareciendole a eñe Gentil, 
que lin humedad no fe podia en- 
gendrar ninguna cola , tuvo o, i ñon 
íer el Agua'principio de todas ellas. 



'I o L'ílro 

cid , ^ Iieva;los 3e fu fulo parecer , fi- 
guicrcn clk camino errad':) : huvo 
otros , que , ditercnciandolc de ellos, 
y aparrándole de parecer tan defati-, 
nado , metidos en el dücurlb de la 
racon , conlideraron la milagrol'a he- 
chura , y difpoíicion del Umverio , y 
la providencia , y orden de la uatu- 
raleca , Kamaron al que lo cnó , y 
hice' de nada , Dios , como ya hemos 
Vl'f.i.di viiio, en los Capítulos palados, reti- 
2V'j/. iVcr. ricudo a ^wicerón , el qual le rie tam- 
bién de los que dijeron , que el Ani- 
mo del Hombre , era Dios , y prue- 
ba lo contrario , con decir , que a ícr 
Píos , no ignorara cola , por Ter vna 
de lus coiKhciones, tener entera no- 
ticia de todo : y vemos , que es v¿- 
Borantil'simo el animo de el Hombre; 
lu-go no es Dios. Y eíto , la miíma 
Verdad lo eníeña , aunque Cicerón 
tn-r.-,. E- no lo dijera ; y Dios , legua San líi- 
Ib/in.c.i. doro, quiere decir , Temor, como lo 
colige Ac la Lengua Griega , que 
pertenece propiamente á la Santifsi- 
nía Trinidad , Padre , y Hijo , y Elpi- 
ritu Santo , como dice el milbio San- 
to , a la qual Trinidad Sautiísima fe 
íiere , y atribule todo lo que de Dios 
le puede decir , y notar , y el Te- 
mor de Dios , es mui propio en los 
que le firven , y honran , y reveren- 
cian. De donde fe colige el ierro de 
los que tales Diofes ungieron , y fe 
conoce quan poco vale el Hombre 
fin Dios , pues fin fu verdadero co- 
nocimiento , y no llevándolo por guia 
en rodas las cofas , da de ojos ea 
femejaates , y tan perniciofos errores-. 

CAV,V, Ojie trata, de qucinlo tu))o 

pnnapio la Idolatría , eii el Mimdoj 

j de la vial dad de los primeros 

Jrlomhres de aquel /¡"lo. 

^ [ antes de d 'Di- 

luVio. 

O S A es cierta , y averi- 
guada, que el primer hi- 
jo , que en la Naturaleyi 
Humana fe conoció en- 
gendrado , y nacido de 
los primeros Padres del Mundo , fue 
Caín , Hombre ( fejun nos lo dice ia 
Sagrada Elcritura ) agreíle , y mal di- 
S Auml. '^'P''''''iJc>, en el qual ( como dice San 
¿'eCtvl:'.:t. Aguivin , en los Libros de la Ciudad 
g4¿, tjc Dios \ tuvo principio la maldad; 




Sexto 

y Jofephd ■, eh los Libros de lAnfía 
tiguedades , dice palabras harto en- 
carecidas de el , y de los luios, que 
por ícrlo tanto , las pondré ícrmal- , 

mente. Cain (dice) era malinmo , y "J"^'''i 
no cuidaba de otra cola , fino de lu 
folo interés , por el qual , viéndole 
mciíos admitido á la gracia , y auní- 
tad de Dios , por el poco calo , que 
hico de fu facrificio , mató a lii hcr- 
mano Abel. Y vn poco mas abajo, 
en elle mifmo Capitulo , dice : La 
generación de Cam , era nequÜinia, 
y fumamente -mala , y ^■^os peores 
que otros , fediciofos , albcrctadores, 
amigos de dilenílones , y guerras, 
preltos , y liberales á los ladronicios, 
y robos ; y fi alguno de eftos no le 
inclinaba á matar á o:ro , cía cierta 
fu inclinación , para otras maldades, 
haciendo agravios a otros , y perma- 
neciendo por todo el diícurfo de fu 
vida, avarientos del bien ageno. De 
manera ( dice Jolepho en vius pala-» 
bras , antes de eitas ) que el aver pa- 
recido Cain ante Dios , y avijrle to- 
mado cuenta de la muerte de lu her- 
mano Abel , y averie dilimulado por 
entonces , y pueitoie l'eñal de íu pe- 
cado , y dcjadole vivir \\ vida mor- 
tal, libre, y graciofamentc : todo ef- 
to no le valió, para convertirle á el; 
y para darle gracias por aquel pre- 
fentc perdón , y para amarle , como 
á quien tanto amor le debía , fmoi 
que antes tomo ocafion de ella cle- 
mencia , y milericordia , para delef- 
perar de ella , y partirle de ia Cara 
de Dios mas obltinado , y aparrarle 
de fu Padre Adán , a tierras diverfas> 
donde vivió con la foltura , y liber- 
tad referida , y dicha. 

De ella tan general licencia , que 
Cain fe avia tqmado , para vivir mal, 
y la que con fu mal exemplo dio á 
fus hijos , y nietos , y a rodcs los 
demás que procedieron de el , y de 
ellos , nació vn tan gran defconcier- 
to de la vida , y vna perdición ran 
cñraña de coüumbrcs , cjue yá los 
Hombres de aquella generación , y 
ligio , mas parecian deícuncierto , y. 
defconipolicion de la Naturaleca iiu- 
mana , que Ho ubres nacidos, y en- 
gendrados de ella. Por lo qual , á 
pocos años defpucs de la Creación 
del Mundo , vino á tanta ceguera el 
Linage Humano , que comcnco á dcf- 
conocer al Verdadero Diü,s , y ado- 
rar al Demonio , á cr.ien ya por Dios 



2c la Monárqtiíd Inútaná: Tf 

íécoñócían. tá prucb.i de que en corría , por los dé fu Familia '; y afl 
aquellos tiempos coméntale la idola- 
tría , es tenida por cofa averiguada, 
en la mifma Sagrada Eícritura, y por 



Ceneb.lih, 
%.Chronic. 






7ofe¡>h, ¡Ih 
l.Céil>.4.. 
D. Iñáor 
¡ib. í . Etk 



diclios de Autores dodos , y gravcsj 
entre los quales es vno el Doctilimo 
Gencbrardo en fu Cronicón , donde 
dice , que en tiempo de el Patriarca 
Enós , hijo de Seth , y nieto de Adán, 
comentó cite dctcftable Culto Idolá- 
trico. Lo qual íe funda en aquel lu- 
gar del Genehs , donde dice : I/ie cx~ 
bit invocare nomen Domini : que eftc 
comení^ó á invocar el aonibrc de el 
Señor. 

Cofa cierta es , que no entonces 
fe comen9Ó a llamar a Dios , por los 
Hombres ; pues fabcmos , que x\dia 
le invocaba , y Abel fue muerto , por 
fu invocación , y facriñcio , que le 
ofreció : y que Seth , hijo de Adán, 
fue bueno , y que también lo invo- 
carla : del qual dice Suidas , que fue 
llamado , de los Hombres de íu tiem- 
po , Dios ; lo Vno , por fu excelente 
jufticia , bondad , piedad , y fantidad; 
y lo otro , por aver fido Padre de 
las Letras , y Ciencia Aftrologica , y 
Celcítial. Dá manera , que Dios no 
cr i olvidado de todo punto ya de los 
Hombres, maiormcnte, que harta el 
tiempo de Enós, no avian pafado mas 
de quatrocientos y treinta y cinco 
aiíos de la Creación del Mundo , fc- 
gun cuenta de Jofepho , y San líido- 
ro en fus Ethimologias } porque á los 
docicntos y treinta años , de la Crea- 
ción de Adán , engendró á Seth ; y 
Seth á Enos á los docientos y cinco 
de fu nacimiento, los quales dos nu- 



andaban , como gente lin dueño, y 
Hombres , que no temían á Dios» 
Nació , en cite tiempo , Seth , Hom- 
bre bueno , y comencó á eftenderfc 
fu generación j entre los quales fue el 
primero Enós , en cuio tiempo comen- 
tó de nuevo á invocarle fu Santo 
Nombre : cola ya olvidada por la Fa-*. 
milla dicha de Cain , la qual , olvida- 
da del Dios Verdadero, avía comen- 
cado á idolatrar ; pero que genero da 
Idolatría aia iido , no fe exprela : de 
creer es , que feria adorar á alguna 
criatura , por Dios , cofa repugnante 
á la verdadera adoración. 

De efta manera , y por efte modo 
fue creciendo la maldad de los Hom- 
bres de aquellos tiempos ; y llegó a 
tal punto , que obligó á Dios , á que 
arrepentido , ( fi arrepentimiento pue- 
de caber en Dios ) dijcfc : Peíame de 
aver hecho al Hombre » como fe re- 
fiere en el Genefis. Y dice la Sagrada Geruf<ii 
Eícritura , que dijo eftas palabras , con 
muí gran fentimiento de cora<^on ; y 
es la ra^on , porque aviendole criado 
para si , y viéndolo cfclavo del De- 
monio , fentia con interno fentimicn-» 
to fu perdición 5 y que tan defacatada- 
mente fe le huvíefe ido á la cara , y en- 
tregado al Demonio. Y creciendo el- 
ta maldad , con el difcurfo de tiempo^ 
y corriendo en general por todos , de- 
terminó Dios dcilruir el Mundo , no 
dejando en él mas que á Noc , con 
fu muger , y hijos > y nueras , para que 
por ellos fuefe otra vez reílaurado, 
defpues qüc fuefe purificada la tierra 
por las aguas de el vnivcrfal Diluvio, 



meros , hacen dicho de quatrocien- dejando á cftos folos j como á buenos^ 



ilcajJeré 



tos y treinta y cinco , en cuio tiem- 
po fe comencó por cl , efta invoca- 
ción. Querrá , pues , decir , que co- 
mencó á invocar el nombre de cl Se- 
ñor publica , y folemaeracnte , como 
el mifmo Gencbrardo lo nota. Y 
Oleaftro, fobie eftc mifmo cap. 4. di- 
ce , que en tiempo de Enós comen- 
tó a Icr Dios honrado , y reveren- 
ciaao publicamente , y hace eftc dif- 
curfo. En el tiempo , que Adán , y 
Abel, y Cain vivieron , fue llamado, 
c invocado el Nombre de el Señor 
Dios ; pero muerto el fanto , c ino- 
cente Abel , como Cain fuefe yá apar- 
tado de la Cara de Dios, y ellchu- 
vicfe dcrterrado de fu prcfencia , yá 
no curaba de invocar fu Nombre San- 
to , ni acc riarfe de cl , y lo mituio 
Jomo lí. 



y efcogidos de fu miftricordia , para 
cfte fin , determinando deflruir á to- 
dos los dernás , como a Hombres per- 
didos j y beftíales ; porque á fer bue^ 
nos , como falvo Dios a Noc , y i 
los que con él quedaron , en cl Arca, 
falvára también á ellos , por pareccc 
agravio , que podían recibir , li algu- 
nos buenos quedaran , en perecer con 
los malos , y anegarle en las aguas de 
aquella inundación 5 porque aquel ane- 
gamiento , era en caftigo de culpas , y, 
pecados j y fiendolo , y perecienoo en 
el los buenos , parecería caftigo que 
en ellos fe hacia de las culpas , que no 
debian ; y no es nucftro buen Dios ds 
condición , que quiere que los fuios 
citen en mala reputación , fiendo co- 
mo Ion buenos : y afi pieufo , y tca- 



:& 



g? 



rt 



Libro 



-'go para mi ( ülvo mejor jujao ) qufc 
no avia Hombre bueno , de todos 
quanto?; vivian en aquellos tiempos 
vkimos de la inundación , lino ion ib- 
laaiciue los dichos 5 y que 1» ios avia, 
les aceleró D:os los días de la vida, 
porque muriendo muerte natutal , Rie- 
len en paz , y no les contanííin,ile la 
maldad , ni el caltigo de los malos , y 
pecadores } coniu dice ^alomon , que 
acoitumbra üios hacer, con el juito, 
lacandolo con aceleración de la vida 
morral que vive. Y pucdefe probar 
cfta ra^oii , con lo que dice el milmó 
vSalonioa , en el Libro de la Sabidu- 

Sap. 14. j-ja ^ adonde tratando de el Arca de 
Noe , dice : Bendito lea tal ÍViadero, 
por el qual fe hace la julticia. Y de- 
^'^'''' clara Nicolao , que fiendo muertos, 
y anegados por el Diluvio tcdos los 
pecadores , í". ialvaron iolos los Juí- 
tos en aquella Arca : de donde fe co- 
lige j que no avia mas que aquellos , y 

} fabemos , que Enoch fue trasladado, 

y no nos dice la Sagrada Eicritura de 
otro. 

Ello fe prueba mas eficazmente 
con lo que fe figue. Quaudo Dios 
mandó , que los Tabernáculos , y mati-- 
fiones de los hijos de llraél , que ci- 
taban /unto de las de Chore , Datan, 
y Avirón , fe apartafen , y tudas las 
gentes fus vecinas , fue , porque quan- 
do fe abricfe la tierra , y los trágale 
con fus Familias , y Tiendas ( como 
fe hi^o) no peligralen , con ellos, otros, 
que no eran comprehendidos , en fus 
culpas , porque no pagaíen entonces 
}urtos , por pecadores; quiero decir , los 
que no lo dcbian , juntamente con los 
culpados. Y ali lo lientc el glonofo 

t,v Aur. p^^j^^ ^^^^ Aguftin , declarando aque- 

jrt buc ¡te. ,,T -L II LJ.4^ 

lia Letra , por citas palabras : Hale de 
notar ( dice el gloriólo Santo ) que 
entonces manda Dios , que fe apar- 
ten vnos de otros , por apartamiento 
corporal , quando ya eitá cerca la 
venganca. A Noe le manda entrar en 

ptntf. 7. ^^ "^'■ca' , con fu muger , y hijus, 
quando quiere anegar el Mundo. A 
Lcrh , lo faca de bodoma , queriendo 
abralar la Ciudad. A los de fu l^ue- 

Exéd. 14. blo , facandolos de Egipto , y paün- 
dolos el Mar , tras ellos luego ahoga 
á lüs tgipcios , que los feguian. Y aíi 
íuccde aora , que manda aparcar á los 
los vecinos d"c eílas Tiendas , para 
de;1rLiir a los mor.idorcsde ellas, por- 
que aqucUcs que no lo deben , no ló 
paguen. No los manda ( proligue luc- 



Sexto 

gü el miíiTiO Santo) apartar, qiíando 
Iblo hacia las amcnacas , quando di« 
laiaba ci calligo , ó quando lo cxccu- 
taba , lindañü ,nilefion de los inocen- 
tes , y libres de la culpa , que fe cd. 
metia , por la qual le ordenaba el caí^ 
tigo. Como fue en los mordidos de 
las Serpientes , ó en el eltrago de los 
que morian , los quales monan , que- 
dando otros vivos , y fanos. No de 
cita manera aconteció en las aguas 
del Diluvio , ó en el incendio del fue- 
go , ó en las Aguas del Mar , o en la 
abertura de la Tierra : en las quales 
partes pudieran peligrar los Julios , b 
inocentes , con los culpados , y peca- 
dores , y ler participames del calbgo 
( meritamente dado á los n a os } no 
aviendülo íido de la culpa. j.<o por- 
que Dios no pudiera íaivarlos , y li- 
brarlos de aquel peligro , que en Dios 
no fe pone flaqueca alguna de pode- 
río , fino porque no avia nccelidad 
en aquella obitentacion de milagro, 
pudicndo hacerle elle CaAigo, en los 
vnos , íin daño de los otros , con ib- 
lo apartamiento de los cuerpos , y no 
quedándole al -peligro , o del Agua, 
ó del Fuego , o de el tragamiento de 
la Tierra , eftando pueltos en el miC- 
mo peligro. Ellas fon palabras forma- 
les del Gloriólo l-'adrc Auguftino , re- 
cibidas en la Glofa , Ibbre efte mifmo 
lugar. De manera , que fegun fenten- 
cia de efte exccli-nt fimo Dcélor, 
aparta Dios Nucftro Señor los bue- 
nos , de los malos , en los caftigos, 
que quiere hacer en ellos; porque ¡os 
buenos no lean coirprehendidc s en 
penas que no merecieron , por no aver 
fido participantes en las culpas , por 
las c^uales los tales catligos íe ordenan.' 
ifto prueba también aquel lugaí 
del Gcnelis , donde Dios da ra^on á 
fu amigo Abrahan , del caftigo que va 
á hacer á Sodoma , y a las otras qua- 
tro Ciudades fus convecinas , donde 
aviendole defcubicrto fu pecho , y 
dichole , que el clamor de los Sodo- 
mitas , y Gomorros fe avia multipli- 
cado , dando voces , y que íhs pe- 
cados eran graves ; porquo cad,4 liia le 
iban agravando mas , por lo qi:al que- 
ría caltigarlo ; dice el Texto Sagrado, 
que le dijo Abrahan : Por ventura , Se- ^'"'f- il* 
ñor, aveis de caüigar al Julio , con 
el pecador f Si huviere cinquenta juC- 
tos en la Ciudad , perecerán juntamen- 
te , y no perdonareis a los domas por 
ellos ciaquenta juftos , fi ios huvkré? 

N© 



¿e la Mofñrú^ia Jndtanal 



lyúMiu inuiuna, \ j 

No fé diga tal ( Scííor ) de vos , que S.in Auguítin , Cj'ríld , Theodoreto, 



Caíiano , Ruperto , y Sunto Thomas, 
cuia opinión nota , y aprueba Pererio.) 
De aqui ruvo oiigen el Diluvio , con 
el qual perecieron rodos los Honi- 
brcj , y los que avian inventad;) la 
idolarria. El qua! , pafado , y comen- 
t^ando á crecer de nuevo la gente , que 
avia üe hinchir otra vez el Mundo, 






matáis al julio , con ci pecador , y que 
el julto íc-a hecho , como el pecador, 
y malo. Todo elto quiere decir, Se- 
ñor , tiendo vos tan juno , y recio, 
en vueftros íecretos juicios, v redili- 
mas fentencias , no le ha de creer, 
que queriendo caíligar al pecador , y 
malo, queráis llevar a las bueltas con 

el, al julto, y bueno , lino que íi viio bolvio a tener origen ella mala roña, 
lo hace , aquel lolar.iente lo pague, ef- como coía que tanto pretendía el De- 
culandü de elle caiti¿o al que no es 
digno de él , por no aver cometido 
la culpa de! orto , ni menos es com- 
prehendidü en íu malicia , y pecado. 
Aíi concluie luego. No íois de eíta 
condición , que juzgáis toda la tierra; 
quiere decir : Sois tan juilo , y tan 
retío, que no condcnús al que loes, 
con el que es injuilo , y malo. Y ali 
lient>.n rodos los Doctores , que de- 
claran elte lugar , no aver en aquellas 



tvr.f \n 

fíe :ocum¡ 



Ciudades ningún bueno ,ni jufto , Uno 
Loth , y til cala , como lo líente el 
Doctilimo Lyra. Y Alcuino (recibido 



momo introducir entre los Hombres, 
para ver enlajado fu nombre, y aba- 
tido el de Dios, fcgun íu fallo inten- 
to, aunque Dios en si mifmo no pue- 
de ícr abatido , lino en quanto el co- 
nocimiento depravado de el Hombre, 
que le quita lü gloria , por darla á la 
criatura. Y aíi pienlo , y rengo para 
mi , que aciertan mucho les que di- 
cen , que antes del Diluvio comcncó 
el perniciolo error , y roña de la ido- 
latría en el Mundo. 

Y para creer , que fe entiende de 
la Idolatría de aquel tiempo , íe paie- 



de ¡a Glola) dice, q_ie quando leen- ba con decir, que ai dos manerabde 



jilcu/ms. tienda e!la petición del Patriarca Abra- 
han de Ibla la Ciudad de 5odoraa, 
no importa , porque fabia Dios , que 
ni aun diez juítos avia en ella. Y lue- 
go dice la mii'ma Gloía : Sabia Dios, 
que en aquella Ciudad no avia vn ío- 
-lo julio, fuera de Loth. Luego bien te 
.ÍJgue , íegun lo dicho , que quando 
• deílruió Dios ella República , no avia 



D.Chñfoj'i. 
honiiL zz. 
in Sencf. 



y pecadores ; y que todos eran malos, 
y como malos pagaron , y a aquellos, 
que eran buenos , los libró Dios , y 
íacó de aquel incendio , y fuep^o , que 
en calligo de l'us culpas , y pecados, 
cmbiaba fobre ellos. De lo qual fj li- 
gue, que las aguas del Diluvio , que 
fueron caíligo de pecados , rragaron, 
y forbieron todos los pecadores , íin 
reíervar mas de aquellos julios , y ami- 
gos de Dios , que en el Arca le lal- 
varon. 

Y por lo dicho , parece quedar 
fuficientemente probado , que los que 
entonces avia eran malos , y pecado- 
res , afi los defcendientes de Cain , co- 
mo los que vcnian por la linea de Seth. 
Los quales ya elbiban depravados , en 
cottumbres , como los deícendientes de 
Cain , cuias hijas amaron , y recibie- 
ron por mugeres ( y eílos fon los que 
llama la Sagrada Eicritura , hijos de 
Dios) conviene a íaber , hijos de Seth, 
y Enos, fegun San JuaaCuriíbllomo, 



l'l'- tí. de 

Ciril tib.y, 
control luL 
Theod. q, 
^l.lnGtn. 
C¡ift.i. coll. 
8. ctp II. 
RKpert.lib, 
4. iii Geni, 
c. 1. 
D. Thom, 

arl.vlt. 
Perer. irt 
GenJib.i^ 



de Idmain 



pecados ; vna , de los que fon direcla, 
y derechamente contra Dios ; y otros, 
de recudida , y por tranfverí'al mane- 
ra. Los que de recudida fon contra 
Dios , fon hurtar , tomar la muger 
agena , matar , y otros ícmejantes. "eí^ 
tas colas ion pecado 5 porque Dios 
manda en lu Leí , que no le hagan, 
por 1er en ofenl'a del próximo , de cu- 
juílos , que pereciefen , con ¡os injultos, ios a¿los recibe peraic'ofo daño 5 pe- 



ro negar á Dios , y robarle fu gloria, 
y honra , es pecado derechamente 
conrra el , por quanto íe le vfurpar» 
íus propios , y legitin)os bienes ; y ali, 
en ello fegundo, recibe mas agravio, 
y ótenla , que en lo primero ; porque 
ello es conrra fu propia honra , y cíb^ 
tro contra la del próximo. Y ali , en 
lo primero , quando ib comete , mas 
manchado , y amancillado queda lli 
Santilimo Nombre, que en lo legunr 
do; por quanto lo vno , es en si mií- 
mo > y lo orro , en períbna agena. Y. 
el daño , que el próximo recibe de 
otro , no amancilla á Dios , ni le man- 
cha íu autoridad , y nombre , aunque 
le ofende , por fer quebrantamiento 
de lu Lei ; pero vfurparle lu gloria,; 
y darla á íu criarura, ello li amanci- 
lla , y mancha fu honra , poique cae 
en si mifmo , y no folo contra lu Man- 
damiento , diciendo : No recibirás 
Diolcs ágenos , lino contra el ser , y 
efcncia de eiamifma honra Divina fu- 
B 2, ia. 



Exod. zei 



Jj,ii.%s 41. 



Geneh.libr. 
I. Cbron. 



TertMJ: 

Idolat, 



Gtntir*rd, 



S. Tudas in 



,1.4. Lihro 

u , de quien dice : Mi gloria , no la 
doi á nadie , porque para mi íblo la 
rdervo. 

Y tcnemoj fuficientc averiguación 
de nuctUü intento , coa lo que de ello 
ficntc el Düctilimo Genebrardo , el 
qual en el Libro l'nmero de íu Cro- 
nicón , hablando de aquel primero li- 
gio de los Honibics , dice de Enoch, 
qu; dijo profeticado el juicio vniver- 
fal , que avia de ícr hecho íbbrc los 
Idolatras de aquellos tiempos , que 
eran los Cainitas , defccndientes del 
pervcrfo Cain. Los quales avian le- 
guido la heregia , y error , de decir, 
que no avia juicio futuro , y que Dios 
no tenia á íu cargo el cuidado , y 
providencia de las cofas humanas. Y 
ella fue la caula ( Tcgun el milmo , y 
el dicí'o de los Hebreos } porque ma- 
tó Ciln a lu inocente hermano Abel, 
porqje afirmando eilo Caín , le lo con- 
tra>.ii/) el buen Abel , y decia fer 
Dios el qu: todo lo veía , proveía, 
yconíervaba con Tu infinito poder. Y 
lo qae profetico , y dejo clcrito con- 
tra las Idolatrías , y cultores del De- 
monio , fe halla doclamente cfcrito en 
Tertuliano , en el Libro de Idolatría, 
por ellas palabras : Yo juro a volb- 
tros , pecadores , que en el dia de la 
fangre, y perdición , os elta apareja- 
do vn gran caltigo. A volotros digo, 
pecadores , que ferviftes á las pie- 
.dras , y que hacéis imágenes de oro, 
.y plata , de palo , y barro , y íervil- 
•'tes á las fantalmas , y demonios , y 
^efjiritus infames , y a todos los erro- 
.res , no íiguicndo la racon ; y aii , no 
fereis dignos de ningún tavor , ni au- 
xilio. Y dcfdc entonces ( dice periti- 
íimamcnte Gencbrardo , acotando al 
miímo Tertuliano en el mifmo lugar 
lobredÍL'ho ) indujo el Dv-monio Ofi- 
ciales , y Hombres dieftros en hacer 
Jciolos , que fiíefen adorados. Y que 
.fea verdad , que el Santo Patriarca 
Enoch de)afe profetitjado el Juicio 
•Univerfal , claro es , pues lo afirma el 
Apoftol San judas Thadeo , en fu 
Epiftola Canónica , y es de Fe creer- 
lo ; y quien dijo el yuicio que avia 
de fer hecho fobre los malos , y pe- 
cadores , es de creer , que diria las 
caulas , o a lo menos , veria las que 
lo podían fer de tan gran caftigo, 
las quales fueron las referidas. Ello fe 
prueba mas eficazmente , con decir fu Pueblo. 



EurgtnJ^ 



'^ 



Rt Sdetn. 



los Hebreos ( en efpecial Rabi Salo- 
n)ón ) que Jabel , hijo de Lamech , in- 



Sexto 

ventó los Tentónos, qué fon los Ta- 
bernáculos , y Tiendas de Campo , que 
fe arman de velas , y liencos encera- 
dos , para el reparo de los Soles , y 
abrigo de los trios , y tempeftadcs ; y 
que vno de lus intentos, en hacer el- 
la manera de cafa , fue poner Ídolos 
en ella. Y de Tubal dicen , que in- G en-caf^ 
ventó la Mufica , para cantar , y tañer 
en la prefencia de ellos. 

Elto refiere el Doílifimo Lyra, 
en la expofKion del cap. +. del Ge- ^y-'" '^' 
nefis j y tratando de Enos , hijo de '*' "'^^' 
Seth , dice , que entenado , é induí- 
triado de fu padre , que era julio , ha- 
llo manera , y traca de alabar , y en- 
grandecer a Dios con palabras devo- 
tas; y ellas eran con particular devo» 
cion , y pronunciación , como ya he- 
mos dicho , y dan la racon , dicien-; 
do , que porque ya en aquellos tiem- 
pos los Hombres atribuían al Sol , y 
a la Luna , y á las Eitreilas , y á los 
Ídolos , el nombre de Dios , lo qual 
no era hecho por Enos , y los de fu 
Familia, lino por Caín, yfusdefcea- 
dientes. Ella racon contradice el Bur- 
gcnfe , en la Adición Nona , que ha- 
ce á elle Capitulo Quarto , parecien- 
dole , qus no es pouble , que faene U 
palabra Hebrea , tentido contrario á la 
invocación de Dus; y dice, que co- 
mo es polible , que decir : Elle co- 
meni^ó a invocar el nombre de Dios, 
quiera decir : Comencó á idolatrar? 
Porque a fer añ , en todas las parces, 
adonde en la Sagrada Elcritura le po- 
ne , fonará lo milmo , lo qual es fal- 
ío j porque en el Capitulo doce , y 
catorce del Genefis, fe dice, del Pa- *'** 
triarca Abraham , que invocó el Nom- 
bre del Señor, ylabcmos que no ido- 
latró. Demás ( dice el Burgenfc ) que 
fegun Santo Thi:más , en aquellos D- T**»'"' 
primeros tiempos del Mundo, nohu- í-^-?-?*' 
vo Idolatría , por racon de la frefca 
memoria , que avia en los Hombres 
de aquellos ligios , de la Creación del 
Mundo , y vivia entre ellos el conoci- 
miento de vn íülo Dios. 

Pero ella racon del Burgenfe , con- 
tradice doctamente el P. Fr. Mathias Dorlng. 
de Doring , y prueba poder ílgnificar 
el Verbo , lo vno , y lo otro ; conviene 
á laber , que íacnc en buena , y en 
mala parte; y eílo lo comprueba, di- 
ciendo , que también dijo el Profeta de 
Elle Pueblo , con los labios 
me honra ; y en otra parte : Quando 
multiplicaredes vueltras oraciones , no 

1^. 



Gen.ix.^ 



las oire ; lo qual , aunque parece que 
es oraciou , y rogariva hecha a Dios, 
ella deprecación no fuena en buena 
parce , lino en mala , porque es que- 
ja , con que Dios le queja , de los 
falíbs oradores , y que por vna parce 
le eitán orando , y alabando , y por 
Qcra , mcnoípreciando , y otendiendo; 
y lo miíino puede Ibnar la palabra 



'de la Momrqtiía hdtaná, 

mano , y Adán , fu padre 



, era Invoca-I 
pero qnc 
como ya 



do el Nombre de el Señor 
muirco el inocente Abel 
el perveríb Cain le huvietc apartado 
de Dios , y le tuviele por cruel calti-i. 
giior , no le curaba de invocarle , ni 
llamarle en nada. Y de cita manera 
tUe corriendo por los de lu calla , y 
delccndcncia ; pero deípues , naciendo 



Ohaler. 



Hiibrea , conviene á faber , Invocar , y Seth , tercero hijo de Adán , Hombre 

bueno; y teniendo generación , y hijos 
fue el Nombre de Dios invocado , el 
qual citaba ya olvidado , por los Hom- 
bres , que le avian convertido á la 
Idolatría. Ellas fon palabras formales 
del Do¿lilimo Olealtro. De manera, 
que ya entonces avia idolatría , y Hora-^ 
brips ídülacras , que la reconocían , y; 
feguian. 

Demás del Abulenfe , y Burgenfc 
niega cílo Dionilio Carcujano , tenien- 
do por calo necio , fentir que ali fue- 
íe : tiindado en lo que Santo Thomas, 
Dodor Angélico, dice en íw Secunda. 
Secunda. Y Martin Delno lo tiene poc 
falla , por parcccrle , que es fuperriui-i 
dad repetir el verbo Hebreo {(Jbalal) 



Menoípreciar. Pero hale de entender 
cito , en diverfas perlbnas , como lo 
coligió lábiamente el acutihmo Oleaf- 
tro , diciendo ; Quando los Hombres 
coment^aron a profanar , y amancillar 
el Nombre del todo Poderolb Dios, 
comencb también Enós á honrarlo, y 
cihmarío , con particulares lervicios, 
en contradicción de los Hombres ma- 
los , pecadores , e Idolatras , aue ya 
lo menofpreciaban entonces. Ni tam- 
poco el dicho de Samo Thomas ( di- 
ce el P. Fr. Mathias de Doring ) es 
concluiente ; porque fi la memoria 
ñelca , y reciente de la creación del 
Mundo , les hacia abltener de la Ido- 
Tatria , por mas de mil años , también 



Chartusts, 



el caltigo levero quehico enlosHom- en dos ügniticaciones ; es áfabcr, da 



bres, ahogándolos en el Diluvio, los 
avia de tener efpantados, y temero- 
íbs , para no pecar , por otros mucho! 
mas ; pero legun lentencia de todos 
los que hablan labia , y doctamente 
labemos , que a mui pocos años deí- 
pues del Diluvio comencaron á ido- 
latrar. Luego li elta memoria no les 
aremoricó , para incurrir en pecado 
tan grave , tampoco la memoria de la 
Creación feria parte , para detenerlos 
en ella maldad. Con cito fe refponde 
>?«/fn/r« a[ Abulenle , que también lo niega, 
^.uentj.q. ^^^ ra(^oncs mui concluientes , en la 
^' Qucltion trece , que hace al Capitu- 

lo quarto de el Genclis , donde dice, 
que Abcnreth , deípues del Diluvio, 
adoró el Fuego , en Caldea , y enfenó 
á los Hombres efta Idolatría ; y que 
Ahrofene hico Imágenes , y Eltatuas, 
en Egipto , como lo dicen Ifidoro , y 
Euiebio. Lo qual concedemos , pero 
e'b en ninguna manera contradice otro 
qualquiera genero de Idolatría , que 
antes huviele , como yá dejamos proba- 
do baltantiíimamcnte fer de la adora- 
ción del Sol , Luna , y Eltrellas , y 
otras criaturas. Y quiero concluir cite 



inyocar el Nombre de el VerdaderQ 
Dios , y de amancillarlo , y manchar-: 
lo , con adoración contraria hecha al 
la Idolatría , ó cofa que idolátrica ,. y¡ 
fallamente le adora. Pero no contro-; 
verliando , ni contendicnio con eltos 
¡Varones doctos ; fmo diciendo en fa-r; 
vor de mi Hiltoria lo que liento , digo,' 
que no me parece de inconveniente, 
que elta palabra Hebrea fe pueda en- 
tender , en vn lignificado , y otro| 
pues fe dice , relpedo de actos con- 
trarios , iignificando el inifmo verbo 
lo vno , y lo otto. Y fmo huviera 
entonces Idolatría , pregunto, á que 0>iKel!nl4 
propolito el Parafraíis Caldaico avia Parafhr. 
de decir , entonces en fus dias ( es á ^*'*^j 
faber , de Enós ) comencaron los hijos 
de los Hombres á no orar en el 
Nombre del Señor ? Q^e es decir, 
que comencaron á olvidarle de la inw 
vocación del Nombre de Dios. Por-í 
que fino avia acto contrario que obli- 
gafe , no avria tampoco ocafion , que 
le movicfe a vfar de aquel fignifica-: 
do. Luego bien fe ligue, que li dice, 
que comencaron á no invocar el 
Nombre del Señor : que avia gente. 



capitulo , con las mcfmas palabras de que de el le olvidaba. Y ficndo , co-. 
Olealtro , para maior tuerca de nuef- mo es , la adoración , y conocimicn- 
tra racon , diciendo, que en elticm- to de Dios natural al Hombre ( co- 
po que vivian Cain, y Abel, fuher- mo dejamos probado, aunque no coa 



'11^ Lihro 

ado díftinto , fino confufo ) fignelb 
nccdariaincnte , que cttos Hombres, 
.que le olvidaban del Veidadeio Dios, 
tuvielen cita adoración , no en quan- 
to era Idolatría , íino en quanto era 
acción , y acto á que la miliiia in- 
clinación natural los movía , y lleva- 
ba. Y ali Ib verifica bien el vn íig- 
niíicado de elta palabra ( ChAkl ) que 
es ler amancillado , y entuciado el 
Nombre del Señor , con fallo culto, 
y adoración que hacian á las criatu- 
ras , los que íe la negaban a Dios 
Verdadero. Y ello fe comprueba con 
decir el Sagrado Texto , que Enos 
comenqo á mvocar á Dios , que íe- 
gua todos los Hombres dodtos , que 
declaran elle lugar , íue con invoca- 
ciones publicas , como dejamos di- 
cho , con oraciones íblemncs , y le- 
*'■ vantamiento de aras , y altares , y 

otras ceremonias publicas , con que 
provocaba á los Hombres á maior 
ílevocion , y á mas fervor del Culto 
Divino : como dando á entender en 
cito , que la adoración que él hacia, 
y dodrina que enfcñaba , no era íal- 
fa , fino mui fanta , y verdadera , y 
■la neceíaria para la falud , y íalva- 
<¡on de los Hombres , contradicien- 
do con ella la faifa , y mcntirola, 
que los hijos de Cain , avian inven- 
tado. Y á cito parece , que aiuda 
decirfe en la Hiítoria EfcolaíHca ( co- 
mo lo refiere con raigones evidentes 
(Cl mifmo Dionifio ) que cite niilmo 
Enós hi^o imágenes , para el í'crvicio, 
y Culto de Dios , y para dcfpertar, 
c incitar la memoria de los Hombres 
olvidados ya de Dios : y no para 
adorarlas , lino para íolo eíte fin , de 
defpertarlos del l'ueño , en que dor- 
»' tnian , acerca del olvido de elta ver- 

dadera adoración de Dios Verdadero. 
Y' elto mifmo líente Hugo Cardenal 
"iii'-go- en eíte mifmo lugar. Y aíi , diremos, 
<iuc quando los vnos comencaban á 
yltrajar el Nombre de Dios , Enós , y 
los luios lo honraban con invocación, 
•y reverencia publica, coniclando con 
•publicas ceremonias , lo que los Ido- 
latras negaban convertidos á lu Ido- 
latría. 

Aquí añade , el P. Fr. Alonfo de 
'Mendoza, Meiidoca Augultiiiiauo , en lus quod- 
f.-i'M"'- lii^etos , que como eíte EuÓü era Va- 
rón rcligiüfü , y fanto , y comeni^ó á 
•hacer imágenes para cl Culto Divino, 
■de aqui tomaron ocalion otros de lia- 
cedas , para la Idolatría , las qualcs 



Sexto 

adoraban por Dio fes. Y qiie de aquí 
íc ligue ( proliguc luego ) lo que di- 
cen otros , que entonces comciUjO el 
Nombre del Señor á fer ptoíaiiado, 
que es aver atribuido cl Nombre del 
.Verdadero Dios á los fallos ídolos, 
porque entonces comenco elta Idola- 
tría : afi lo fienten Lipomano , y Elon- £,v„^_ ¡^ 
cala , y íítella , en cl milmo kigar 5 y cattr,u\u~ 
quadra mucho cita interpretación ( di- reei mOm. 
ce luego Mendoza ) porque dcíde el "/'•'V- 
tiempo de cite Sanio Enos , conienca- ^"^"'"'-[^i 
ron , con mucho atrevimiemo , ios ^■^""''^' ' 
Hombres á dejar á Dios , y á ofen- 
derle , antes que a temerle , ni ado- 
rarle , y por elta caula le figuio lue^o 
el Diluvio : cito lintio erValentirio jacomP/. 
lobre el Pfahno cieuto y quarcnt.i y 144. 
quatro, diciendo, que fuera déla Ca- 
la , y Eamilia da Noé , no íe lee de 
ninguno , que huviele hatta ci tiempo 
de Abrahan , que lirvicle a Dios Ver- 
dadero ; aunque como lo deduce el 
gloriólo Padre San AguUin , por to- D. Augit/}. 
do el diícuríb de tiempo , dcfde lus '■'^'•"•'■'f 
principios huvo gente lauta , en la ^''^- '•'■■' 
qual le fue conlcrvando , y conti- 
nuando la Iglclia ; y ali concilianios 
cito , con lo palado , diciendo , que el- 
to , y eílotro , comenco en ticn p o 
de Enos , con maior dcmcníliacicni 
( es áfaber ) en Enos, y los que le le- 
guian , con la manera , y culto pu- 
blico ya dicho, y en los Idolatras , y 
Hombres malos , con maior libertad, 
y atrevimiento ; de manera , que no 
aviendo cofa contraria que haga oro- 
ficion á elta íentencia , digo , que la 
Idolatría comenco antes del Diluvio, 
como dejamos probado , y lo dicen 
los Hombres dodos , que en cita con- 
formidad dejo citados. 

CAP. VI, Como defpues de el Diluvio 
projigiúb en el Mundo U maldad , y pe- 
cado de la Idolatría , eftenáienáoje poi^ 
él , caíi vnivaf.ih'icnte , y de como 
Je hallo miú en [apunto , en 
ejios Indias Occi- 
dentales, 

Orriendo adelante , con 
í^ cl propolito palado , cic 
,'^j el origen , y driacipio 
de la Idolatría , quü 
( como queda probado 
en el Capitulo antece- 
dente ) comenco en los primeros años 
del Mundo , de la qual , y ae las de- 
más maldades de los Hombres , tuvo 




origen cl Diluvio » en el qual pere- 
cieron todos los Inventores de ella* 
en cnias aguas fueron anegados , y 
muertos ; delpues del qual , crecien- 
do otra vez las gentes , que nacieron 
de Noe , y íüs tres hijos , bolvió á 
pegarle eña mala roña en los coraco- 
iics de los Hombres , como coía que 
cl Demonio apetecia , en ellos , para 



de la Monarquía Indlanáé 



, ir 

en cl principio , no es negar que no 
fueron en todo el tiempo que pasó, 
dfl'de la Creación del Mundo halla eí 
Diluvio , fino que íera decir : no luc"» 
que fue criado cl Hombre , ni los que 
inmediatamente de éi procedieron , íe 
dieron á efta talla adoración ; pero 
deipaes , 6 al cabo de algunos añosli; 
porque li bien le nota la palabra ( ab 



apartarlos de Dios, y hacerlos tribu- initio) que le pone en el texto , quiere 
tarios íliios : etto fue á los trecientos decir , dcfde el principio , como quien 
ycinquenta años deípues del Diluvio^ dice, delde vn tiempo tanatralado, y 
porque á los cien años de aver pala- tan antiguo, que cali ya no ai memo- 
do aquel General Anegamiento (po- ria de el j all entiende Oleaílro en úx 



G'-mf. «/>. 
1 1. 



co mas , ó menos ) liie la divilion de 
las Lenguas , en la edificación de la 
Torre ; delpues de la qual divifion, 
reino en BabiLonia Niño , á ios do- 
cientos y cinquenta años , fucedicndo 
en el Reino , a lu padre Nembroth, 
por otro nombre llamado Belo , el 
qual Niño fue el primero , que en el 
Mundo hi^o iimulacro, yEítatua,en 



Pentateucho , aquella palabra [escu- 
lo , quando dice la Sagrada Eícntura, 
en el capit. 5. del Geneíis, Potefttej a 
/aculo , que eran entonces los gigantes 
poderolbs , en aquel ligio j conviene 
á laber , en vn tiempo , de cuio prin- 
cipio no ai memoria : porque íet^un 
Cicerón , fcecuhtm , incluie en si el tiem- 
po de muchas edades ; y de efta mane- 



Genef g, 
(Me.i/i. ¡n 
húc locum^ 



TuUíMi 



honra, y memoria de fu padre Belo, ra podemos entenderla palabra ab ini-' 



5. C'.'V //« 
ccn'.r. lul. 



Penir.r in 



el qual fue deípues recibido , y ado 
rado por Dios ; que fegun San Cyri- 
lo , en el Libro Tercero, contra ju- 
liano Apollara , la idolatría tuvo 
principio en Nembrofli , llamado Be- 
lo , padre de Nii\o , Rei de Babilo- 
nia; y como nota Pereira lobrc Da- 
niel , puede fer argumento de elta ver 



tid : conviene á laber , en aquel ticm- ; 
po, cuio principio ha tantos años, y^ 
ligios que pasó , del qual cafi yá hóí. 
ai memoria. [ 

Y para mejor inteligencia ferá bierr^- 
que advirtamos , que en todas las co-; 
las criadas ai principio , medio , y fin,^ 
que fon las tres partes nccefarias eit 



4.Rf^.f.I. 
Nimi. I f . 



D. Augufl. 
¡Jhi- quieft. 
fítrj.üh lu- 
dí curn , 9. 
lí. 
lerem-cap, 

■verf.-i. f. 
Vanld. 4. 



Lira. 



dad , ver que todos los ídolos que fue- todas las cofas ; pues li en aquel pri- 
ron adorados de aquellas antiguas Na- mcr ligio , que duró harta el Diluvio> 

^j^„.„ c. u„,j„„ /!_ damos fia (el qual tuvieron las colas,- 

con la anegación vnivcrfal) defútrcaf 
hemos de conceder á elte hn , vn nré-- 
dio , y á efte medio , vn principio , y;' 
el principio fue la Creación , y tiem-- 
po inmediato á efta creación , al quat 
liguio el tiempo medio , entre el íin, 
y efte principio , el qual concedemos 
fer en el que fueron los Hombres , er-i^ 
rando , y dando de vn error en otró,^ 
hafta que llegó el fin de querer caftigar 
Dios los pecados , y maldades , come- 
tidas , por los Hombres 5 el qual caüigo 
tuvo fu cxccucion en el fin , el Diiu*í 
vio ; de manera , que fegun efta rac-on^ 
no fue la Idolatría ab initio , en el prin-* 
cipio de la Creación , como el lugar 
citado lo afirma ; pero pudo fer en el 
medio tiempo , que huvo defdc efta 
principio hafta el fin , que fue el Di-* 
luvio ; y efto , que pudo Icr , es lo 
que concedemos; y por efta caufa de- 
cimos , ler cierta la raeon de los que 
dicen, aver tenido origtn la ldo!atria> 
antes de el Diluvio , en aquel media 
tiempo dicho , coavO' de-jamos. ppol>a- 



Clones , fueron nombrados por efte 
nombre Belo ; de aqui nació nombrar- 
fe Belial , ó Baal , Dios de los Sido- 
nios ; y Belcebub , Dios de Acarón, 
como k refiere en el Quarro de los 
Reies 5 y Beltegor , Dios de los Moa> 
bitas ; Baalfamcs , Dios de los Púni- 
cos , como lo dice SanAguftin; y fi- 
nalmente , cl ídolo Bel , es mui nom- 
brado en la Sagrada Efcritura , como- 
fe puede ver fácilmente en los Profe- 
tas Ifaias , Jeremías , y Daniel. Fun- 
dado en efte dicho , dice Pereira en el 
lugar citado , no aver tenido origen la 
Idolatría , en el tiempo antes del Dilu- 
vio ; y trae á propofito vn lugar de la 
Sabiduría , que dice , no era en- el' 
principio , ni feran para fiempre ( con- 
viene á faber , los ídolos ) de cuias pa- 
labras toma ocalion Lira de decir , no 
aver fido la Idolatría ailtes ; perofi bien 
fe no'an citas palabras, no quieren de- 
cir , que no fueron antes del Diluvio, 
fino que no fueron en el principio, y 
Creación de el Mundo los ídolos in- 
ventados y porque decir , que no eran 



^¿t^ 



iS Lihro 

Üp ; pero M la fegünda Edad de el 
Mundo , que legun cuenta de los He- 
breos , duró docientüs y noventa y 
tres años , contando defdc d Diluvio 
haíta el tiempo de Abralian , tuvo 
origen , y principio la Idolatría , le- 
gunda vez introducida en el Mundo, 
y leguida de los Hombres , como íi 
fuera adoración verdadera , y í'crvicio 
al V^erdadero Dios debido. 

La caula de cite tan grave def- 
concierto , de el Linage Humano , y 
pecado tan atroz , contra la Honra, 
y Mageitad de Dios , dicen algunos, 
que tu; la divifion , y confulion de 
las Lenguas , por ra(¿on de no enten- 
derle los vnos á los otros : de lo qual 
nació vn olviJo total de la doctrina, 
y noticia del Dios Verdadero , la qual 
corría por todas las Familias de los 
Hombres , antes de fer divididos en 
Lenguas , quando todos hablaban vna 
íola , y por vnas meímas palabras fe 
entendian ; pero dsfpues de cfta divi- 
fion , y a viéndole derramado los Hom- 
bres, por diverüs partes del Mundo, 
y olvidando la doctrina que de fus 
padres avian recibido , que fueron 
Noé , y otros , que todavía vivian , y 
predicaban , y enfcñaban la Lei de 
Dios , y íu palabra , fegun Beroío, 
IBenf.Uhr, diciendo también , que ks cnleño la 
j.tfíjí. Theologia , dándoles á conocer al 
Verdadero Dios , y diciendoies como 
avian de fervirle , obedecerle , y amar- 
fe, y como avian de elpcrar en el, y 
los modos que avian de tener en 
otrecerle facrificio ; y mientras la Len- 
gua file vna , y no huvo divifion de 
Lengua , no fue pofiblc avcr macha 
ignorancia , entre las gentes ; porque 
fiempre pudieron tener quien los en- 
fcñale , é Inftrulefc en el conocimien- 
to de Dios , diciendoles fer Uno folo; 
y eita verdad pudieron enfeñarfela 
muchos viejos , que aun entonces vi- 
vian , y no citaban olvidados de ella; 
maiormcnte , que quando comencO 
la Idolatría (y Belo fue comcncado á 
fer tenido por Dios , que fue el pri- 
mero , fegun todos dicen ) Noe , co- 
teiuf. ?. j^^ gf^^^ dicho, era vivo 5 el qual def- 
pues del Diluvio vivió trecienros y 
cinqucnta años , haíta ios cinqucnta 
y ocho de la edad de Abrahan , fe- 
,,. , cun la cuenta de Eulebio , y a do- 

Eufclnn de ^. ^ ■ • - , í 

femporih. ^^^^^^tos lue la diviUoii de Lenguas; 
de manera , que aun dcípucs de di- 
vididos los Hombres , era vivo ; y 
6¿ttdo, como era, fanto , yjalto,no 



Sexto 

fe avia de olvldaf ¿t Dios . fino qne 

avia de enfeñar lu doctrina ; pero di- 
vididos todos por divcrfas tierras , y 
muertos los viejos , que podian doc- 
trinarlos , fueron fucediendo Mance- 
bos, y gente mo(¿a , los quales poco 
á poco , o luego , en breve tiempo 
fe olvidaron de Dios , y de fu pala- 
bra ; mas como la inclinación natu- 
ral , que legun arriba diximos , el 
Hombre tiene á Dios, no le deja vi- 
vir fin hulearle, para reconocerle por 
íupremo , y necelano en lus accio- 
nes , y actos > dcítituldos ya de Fe , y 
doctrina , y de gracia , no teniendo 
yá quien les cnleñale , no perdidas, 
lino aumentadas las tinieblas de igno- 
rancia con que los Hombres nacen , 
y corrupción de pecados actuales yá 
dichos , dieroo en bulcar Dios que 
los locorriele , y aiudaíe en fus cui- 
tas , y necefidades, como los qus lia 
el no podian pafarfc , y aíi dieron en 
recibir por Diolcs aquellas íombras, 
y cofas , que les parcelo tener reía- 
bio alguno de Divinidad , como lar- 
ganKntc queda probado; yeito nació 
( como eüá dicho ) de no entenderle 
vnos á otros , y de eftár divifos en 
Lenguas. Y de aquí nació también, 
que no folo eligielen Dios falló , lino 
muchos Dioíes, vuos diverfos , y dif- 
tintos de otros ; porque fi todas las 
gentes fueran vnas , e 1 vnidad de len- 
gua , caiendo en cite ierro por igno-, 
rancia , todas concordaran en vn er- 
ror , y afi todas conltituieran vn Dios; 
pero pues cada vna Nación tenia fa 
Dios , y Diofes , parece de aqui , no 
aver concordado en vn conlejo , y, 
deiiberacion , lo qual no lo causó li- 
no la diverlidad de las Lenguas , de 
donde les provino á cada gente , y 
lengua , caer en fus particulares erro- 
res , y cegueras, y cfcogcr fus parti- 
culares , y elpeciales Dioles. 

Etto , que en genera! hemos di- 
cho , de toda la GentiliJad pafaJa, 
experimentamos en cita Tierra de la 
Nueva-Eípaña , por las iníinitas Len-i 
guas , que entre citas gentes ha ávi- 
do , y ai , culos Diofes han íido tan- 
tos , y tan varios , que cafi excedie- 
ron á todas la, otras Naciones , dife- 
renciándolos , no folo en los Noin- 
bres , pero también en los oficios, 
que les daban , fegun la Diviüiiad 
que á cada vno de ellos les atribulan; 
y puettü que todo el Mundo , o la 
uiaior parte de el , aaitiguamcnte hu- 



'^e la Monarquía índ'iandi íp 

v'icfelí JeVerénclado , y reconocido al rales , parezcan fobrénatufales ^ y Di- 



Sol por Dios , ellos dichos Indios le 
tuvieron por vno de los maiorcs Dic^ 
les que adoraban , conllituicndole Al- 
tares , y Templos mui fanwlos 5 y aun- 
que clíos Indios de efta Nueva Eipa- 
ñ¿ tuvieron gran cuidado en cito, 
fiíeron mui mas el'pcciales , y cuida- 
dolos los de los Remos del Piíu } ma- 
iormente en el tiempo de los R,cies 
instas , cuio primer Rei le tuvo por 
maior de fus Üioíes , y mando por 
todos fus Reinos , que le adorafcn , y 
Conrticuiefen Templos mui conformes 
á la mucha, y grande eftimacion , en 
que le teman ( como en el Libro de 
los Templos diximos ) al qual trata- 
ban , como á íjupremo. 

A efto dicho , aiudó también la 
aftucia , y maña del Demonio , anun- 
ciándoles algunas cofas por venir , las 
quales conoce por conjeturas ; es á 
fa^cr , que de aqui á tantos dias ha 
de llover 5 que el año lera profpero, 
y ferán fertilifmas las mieles j que 
las mugcres preñadas , tienen en el 
vientre hijo , o hija 5 que ha de avct 
guerras , ó hambres , ó enfermedades, 
y otras colas que parecen milagros, 
y prodigios , por racon de fu incer- 
tjdumbre , y feries á ios Hombres 
ocultas en general , y fecietas ; las 
quales cofis las alcanca el Demonio 
por conjeturas , mui mejor , y mas 
aventajadamente , que ninguno de los 
maiores Altrologos del Mundo; como 
_ , ... lo confiefa Porhrio , y lo trata Eufe- 
de Oracul. ^^° ' " '-^'^" pucdc engañarle , y li 
EufehJihr. engaña las mas veces ■■> junto con ef- 
éJePr^p. to dicen , que hacia algunas colas par- 
iva», r.i. ticulares , c]ue á las gentes fimples, e 
ignorantes parecían fobrenaturalcs, co- 
mo es hacer que fubitamcnte fe jun- 
te multitud de Ranas , de Pu!gas , 6 
Guíanos , que naturalmente fe crian, 
y para que le engendren cftas cofas 
mas ahina , y con acfo mas acelera- 
do ; de tal manera , que parezca mi- 
lagro , aunque fea natural , pueden 
los Demonios cooperar , obrando 
juntamente con la materia de que fon 
formadas hs dichas colas , aiudando- 
las á venir mas ahina , y añadiendo 
feaiilla , ó materia mas acelerada pa- 
ra elle fin : de manera , que los efec- 
tos de cftas colas , que avian de tar- 
dar en hacerfe , tiguiendo el curio 
natural , las aceleran , con fu faber, 
y aplicación que hacen de materia 
proporcionada ; para que fiando uatu- 



LaR.Ub ú 
Divinarü 
triftit. cap. 
j), ■vfque 



Vinas , y por conliguicnte manera , mi- 
lagros 3 y de elta manera fueron las 
feñalcs que hicieron los Magoé de 
Egipto , delante del Rei Faraón , co- 
mo li; lee en el Éxodo ; y ello dicho, Exod.c.9i: 
trata largamente San Agutlin en los ^- •''".?«/''• 
Libros de la Ciudad de Dios , el qual ''^. '■^'^'- 
en el Décimo , dice mucho a elle tsr ¡¡b.9.c. 
propolito 5 y Gregorio Nacianccno n.tjnb. 
pone, en íu Libro Theologico , que 10. ci<>. 
fue la aílticia de el Demonio la que D.Gregor. 
derribo a los Hombres en el profun- ^j""* '"''''; 
do de la Idolatría , diciendo , que fe j" * ■''"'' 
les atrevió á defcomedir , y querer- 
feles dar por Dios , por la inclina- 
ción natural , que conoció en ellos, 
de no hallarle Im el , y que natural- 
mente Je apetecían , y bufcaban ; y 
Laclando i irmiano , en el Libro Se- 
gundo de fus Divinas InltiCuciones, 
ciefde el Capitulo nono , liana el diez 
y fíete , trata elle intento mui larga- adcaip.i% 
mente , atribuiendo á la altucia , y 
malicia del Demonio ella delcomul- 
gada maldad. 

El primero que intentó la Idola- 
tría en el Mundo , fegun San E^{a~ S.Ep'iphi; 
nio , VM poco mas abajo del princi^ ítdJJenfe^ 
pió de fus Efcritos , contra Heregcs, '"í'"'"'^-» 
fue Sarug , abuelo de Thare , padre 
de Abranara , lo qual dice por ellas 
palabras : La noticia que tenemos 
del origen , y principio de la Idola- 
tría , légun tradición antigua de los 
paíados , es , qu; en tiempo de Sa- 
rug fe comen co , porque halla enton- 
ces no fe conocía , que huviele ado- 
ración en Eítatuas , ó Imágenes , ni de 
palo , ni de piedra , de oro f, ni pía-» 
ta , ni de ningún otro metal , ni ma- 
teria j y li algana adoración avia , era 
imaginaria , e inVi-ntada del libre al- 
vcdrio de los Hombres ; pero nació 
Sarug , hijo de Nachor , padre de 
Thare , y comencó luego el vio de 
las Ellatuas , y Simulacros , de lodo, 
y barro , por indullria de elle Tha- 
re : de manera , que el primer ene- 
migo , y emulo (dice San Epi&nio) 
que tuvo la adoración del Verdade-. 
ro Dios , fue Thare , eligiendo ído- 
lo con malicia propia , y haciendo 
Dios á vn palo : ello fe debe decla- 
rar , diciendo , ( fegun algunos ) que 
elle fue Ellatuario , o Elculcor , y que 
cnlcñaria elle arte a otros para for- 
mar ídolos. 

Muchos ai que dicen , y afirraaa 
aver comencado la Idolatría , en la le-> 

gun- 



2 o Lihro Sexto 

gunda Edad del Mando , entre los de los Tultccas , Cholukecas , y cal?. 



D. Thom. qiuilcs es Santo Tlwmas , y muchos 

z.í. 7.94.. lucrares ai de U Sagrada tlcritnra , que 

4r.4.j¿ X. j^ j^ ^|j^.(,|^ j^-i- eite vicio idolátrico, 

viádo de los padres , y abuelos de 

Abiahan , al qual láco de eiui-e ellos. 



lo/ue 



en general de todos ; y citando go- 
cando cite dicho Quetzalcohuatl de 
lu buena lucrte , y proípera tortuna 
en la dicha lu Ciudad , eítc nombra- 
do Titlacahuan , fue con otros úo§ 



V le cnfcño fü doctrina , y voluntad, compañeros allá , y engañándole con 



14- vno de 1<JS qualcs íe dice en Jolue, 
pero por evitar proligidad , no retie- 
ro á otros , que Ion inmenlos , e in- 
finitos. A lo qual podemos decir , que 
es verdad , que la Idolatría tue mui 
mas ampliada en el legando ligio, 
que en el primero ; porque en el pri- 
mero , va que todos fueron malos , y 
pccadjres , en mucrios gciierosde pe- 
cados , n-) lo lerian toüos en la Ido- 
latría 5 maiormentc los delcendicntes 
de Ad.m , por la via de Scih ; pero 
los qu^ venían por la de Cain , lo le- 
rian todjs, legun lo dicho, declaran- 
do el lugar referido de la invocación, 
que en tiempo de Enós le hico , del 
no libre del S-^ñor , invocándolo vnos 
para bien , y honra lliia , y otros 



íus engañólas , y fingidas raíjOnes , le 
hi;¿o creer , que en el uacimiento da 
el iol , citaba vn varón viejo , que 
le llamaba , lo qual confirmo convna 
bebida , que le hico beber , I.1 qual 
aunque por fuer*¿a, y con recelo del 
engaño , el dicho Quetzalcohuatl lí 
bebió , y quedo de aili adelante tan 
perfuadido a que era verdad , que cr^ 
llamado para go^ar de nuevo , y me- 
jor Reino que el que pofcia , que fue 
poderofa elta imaginación á iacarle 
de¡ cierto , y verdadero que gocaba,' 
por ir á tomar polefion del otro 5 de 
manera , que en eíte embulte quedo] 
Qiietzalcohuatl vencido ds Titlaca-f 
huan , y de aqui cllimado , y tenido' 
por Dios. No tlie Iblo elte embulte 



manchándolo , y amancillándolo con el que elk pelimo Encantador Titla^ 



el dcteftable vicio de la Idolatría. 

CAT. VIL Como los Gentiles de ef- 

ta Ntiel)a-E/pdñ.i creían /er 'DioJÍ's 

muchos Homares encantadores , for 

emhujlcs^ que hacían , j del ori-^ 

gcnfabulofo^ que algunos 

tulpieron. 



Ucs fi bolvcmos los 
ojos á las mentiras, 
y ficciones de otros, 
que le dejaron llevar 
de la opinión de 
Hombres cmbulteros, 
veremos como también los han teni- 
do, por Di ) fes , fiendo antes dignos 
de rcprehenílon en fus hechos , que 
de fer tenidos por tales ■■, entre los 
quales huvo vno en ella Nueva-Efpa- 
ña , llamado Titlacahuan ( que quiere 
decir , Somos íus criados ) que licndo 
Hombre viciólo , encantador , y he- 
chicero , Iblo por ios cmbuítes que 
hico , le contaron , en el numero de 
los* Dioícs. El origen de eíte Dios, 
comcncó en eOa manera : Huvo en la 
Ciudad' de Tula vn Encantador , y 
Nigromántico , llamado Queczalco- 
h'jatl , el qual por fus embulles , y 
piarañas fue tambieu tenido por Dios 




cahuanhico , lino otros muchos, en los 
quales, moltrandofe famolb Hechice-, 
10 , ganó el crédito , y o; inion di^ 
cha , de Dios fallo , de ella ciega gen- 
te 5 y lo que relta de lu vida , fe 
dirá quando fritemos de fu falf^ 
Deidad. 

El mifmo Quetzalcohuatl fue Hom-í 
brc , aunque legun opinión de alguw 
nos, bueno moralmente , dadoábue* 
ñas coítumbrcs ; y fegun otros , fue 
femejante al pafado. Otros muchos 
fueron eltímados por Dioles , que pa- 
decieron efcc dcfedo , imitando á I4 
otra gente ciega del Mundo , que di-i 
jeron , fer Dioles Hombres mortales, 
tomando en cada Provincia el cuida- 
do de adorar aquel que mas les avia 
favorecido 5 y ali, dice San Ifidoro, ^■^/><^-''^' 
que los de Egipto adoraron á Ilis, «-^^'V'- 
los de Creta a Júpiter , los Maurita- ' '' 
nos á juba, los Latinos a Fauno , los 
Romanos á Quirino , los Aicnieníes 
á Minerva; y los Sanios á Juno, los 
Pafos á Venus, los Najos á Liber,y 
los de la Isla de Dclo , al pelimo , y 
nefando Apolo : todos los quales fue- 
roa Hombres ; pero por paiíiculares 
caufas, y hechos , efiimados , y teni- | 

dos por mui particulares en ellos , y 
como los Poetas no curaron ie mas 
que hablar ; aunque fucfc mintiendo, 
roniaron ocafion de elta r,encral li- 
cencia , que tenian de mentir , para 

pchs 



¿e la Monarquía Indiana, 2 r 

er las aUban^AS ds eílos cu los cieron avci- entre ellos Tnos , que di- 

tereiiciindofe de los demás , les ila- 
m.Ton Supremos , de quienes procedía 
el ser , y vida d- el Hombre , a eños 
llamaron los antiguos Gentiles, Pfwá-. 
tes , que es como decir : por quien 
pí'nirus , y ablolutamente tenemos el 
Ser, y Vida, y de cuio poderío pen- 
de el luieilro > y Macrobio aprueba la 
íentencia de aquellos que dicen , que- 
rer iignificar elta dicción lo dicho ; y 
añade mas , dicicncio , querer decir, 
por quienes penitus eí'piramos , y poí 
quien tenemos cuerpos , y la raigón, 
y excelencia de el Anima ;, de maner.i, 
que Diofes Penates , í^on vnos Dio- 



Ciclos ( como dice el mifmo Santo en 
él mifmo lugar) pero lo que yo quie- 
ro inferir de lo dicho , es la locura de 
ibs Hombres , que tal Deidad atribu- 
íieron a los que eran Hombres , como 
ellos , y no lolo no buenos , pero bef- 
tiales , y lucios , como hemos vilto: 
de donde le colige íer la Idolatría 
abommable , pues lo que tenemos 
por abominación , fue origen de la 
cLtimacion , y precio. 

CAV. Vlll. Í>e como aunque todos 
los Gentiles , afi antiguos del Viejo 



MscrtH, 
Satum, 



Mundo , como los modernos de efte ^"' que prelkien en las calas , y ion 
■^ ** ' tutores, y derenlorcs de ellas. 

nue'^0 , hxn feguuio efte etror , de 

adorar Hombres por 'Dio/es , no les 

ha faltado conocimiento de que ai 

0io/es Suj>remos ^ de cuiaTo- 

tencia procedía el Sér^ 

y Vida* 




Aíb muí fácil es , caer de 
vn error , en otro ; por- 
que como dice la Gente 
docta, dado vn inconve- 
niente , íc figuen otros 
muchos , en aquella caufa , y ali , es 
de peníar , que les íucedió á todas 
ias gentes del Mundo , que comentja- 
ron á errar , en el conocimiento de 
Dios Verdadero 5 porque dado calo, 
( como ya hemos dicho ) que tuvie- 
ron conocimiento de Dios confulo,c 
indiítinto , no fe aprovecharon de el; 
de manera , que les valiefe para lle- 
gar a mer-ecer el focorro de Dios pa- 
ra fu verdadero , y diltinto conoci* 
iniento , por lo qual vinieron dando 
de ojos , en errores , y detatinos , dig- 



No es de menos eonfideía^-'ion ,y, 
advertencia la >er , que eita condi- 
ción , y atnouto , que los antiguos 
atribuieron a los Dioles Penates , ellos 
Huellros 0*;cide¡ital;s dieron á los que 
tuvieron por Diofcs iupremos , lla- 
mándolos Tloquenahuaque , que quie- 
re decir , junto , par de quien ella 
el ser de todas las colas , y también 
le llamaban Ypaloemohu iloni , qus 



quiere decir , 
k>mos : que 



por quien vivimos , y 
li como ion debidos a 



Dios ellos nombres , y atributos lü- 
pieran aplicarlos al que lo es verda- 
dero , fueran mui dilcreros , pues lo 
lt>n de Dios , de cuias manos , y po- 
der nos viene el ser , y vida que vi- 
vimos , diciendo el Apoftol San Pablo: 
En él vivimos , lomos , y nos move- 
mos (como li dijera ) li tenemos vi- 
da , Dios es el que nos la da , por- 
que es vida por ciencia > ll fomos , y 
tenemos ser ác Hombres , y todas las 
demás celas criadas tienen el ser , que 
tienen , es porque Dio-; , Criador Uni*- 
verfal de todas ellas fe lo da , y co- 
munica , como el que todo io puede? 
nos de Hombres delámparados de la y íi nos movemos , y hacemos accio- 



gracia, y defpoleidos de. rodo távor, 
y aluda : de aqui nació la invención 
de los muchos Diofes , y el tomarlos 
por defenibres , y amparadores de fus 
caufas , y necefidades ; de cuios he- 

i> AU'¿«P' '-'^^^ ^^ ^'^ > y ^^^'^ ^' Gloriólo Pa- 
lih.iJeCi- dre San Agutlin , diciendo, no poder 
vii.tap.i- llegar á mas la locura , que recono- 
cer , y recibir por Diofes, defenlores 
de la patria , á Diofes vencidos , que 
á si mifmos no pudieron defenderle. 
Mas aunque es afi , que ciegos con 
y, . fus dclatinos erraron , en la erección, 

y levantamiento de fus Diolcsycoao- 



D. Tatdut 
tipuÁ A(i* 
Af>i/l. cap. 
17. V.lii. 



nes de vida , es porque él nos mue- 
ve , y da fuercas para ella , lin cuio 
poderlo , no lomos íuhcientes para 
nada 5 de manera , que aunque ellos 
ciegos Hombres iban etrados en el 
conocimiento de Dios, y en fu lugar 
adoraban al Demonio , no erraban en 
los nombres que le daban , por íct 
verdadera , y propiamente fuios , vlán- 
do de ella aítucia , y mafia el Dcmo* 
nio con ellos , para que le apíicalen 
los que por derecho natural , y Di- 
vino fon fuios de Dios , permitiéndo- 
lo lii Mageltad SantiUnu , -por la enoj?» 



2 1 L'ihro 

mida i , y torpeza de Tus depravadas 
Cüíluinbrcs , y muchedumbre de pe- 
cados. 

CAf. íX". Que tratA de la can/ii, 
tforjuc Dios rc¡rueki a los Hom- 
¡fres , y los dcj.x caer , en tan- 
tas ccgi:?ras , y abomi- 
nacknes, 

}So rravc es ver , que 
lean hechos los Hom- 
bres , para Dios , y que 
ele rnirmo Dios no prc- 
twuua mas de ellos, que 
iLi glorificación , y bien- 
aventiiranca , y q^e veamos al Mun- 
¿o ran aparrado de el , y tan enage- 
oado de cl1:e fin , que pretende ; pero 




quien c )n ojos de racon , y 



defapa- 



fionados , y juntamente con coníidc- 
racion Cariltiana quiiiere notar , c in- 
vciligar la caula porque permite Dios, 
que los Hombres caigan en tan enor- 
mes culpas , y pecados , que fon fue- 
ra de los limites de toda ra^on hu- 
mana , hallará no f.T otra , fino vn 
cañig) de laDi-'ina, y Podcroia Ma- 
no de Di.)s , coi que los cattiga , los 
quiles, dejados llevar de fu desorde- 
nado apc:ico , fe olvidan de todo 
puatode ladcud-i, y obligicion gran- 
de , en que la Divina Magelíad ios 
tiene puslio; , y fe le van á los ojos, 
co:na aquello^ que yá no le temen, 
ni hacen calo de fu palabra. 

Ella ra^on es la que da el Apof- 
Ad nem. tol Saa Pablo , efcriviendo á las cie- 
i.v.i^.'jr g,5 genres de Roma , en el capitulo 
'*** primero , donde entre otras raijOnes 

les dice efta : Entrególos Dios á vn 
reprob.tdo lentido , para que hagan 
aquellas cofis , que no conviene lean 
hechas , por cfrar llenos de toda mal- 
dad , malicia , fornicación , avaricia , e 
iniquidad , y porque cfian como hi- 
drópicos , c hinchados de vicios , y 
por eltár vocando muertes, cmbidias, 
cngiñ js , y contenciones i de manera, 
qu.; la caafa , qu>: da el Apoltol , pa- 
ra averies permitido Dios tantos pe- 
cados , es , averfe entregado los Hom- 
bres , t.m á rienda fueita , y fin freno, 
á tantas culpas , y maldades , y avcr 
h::cho habito tofco , y grofero de 
ellas; y do aqui nace , que dice Dios: 
pues pecáis coa obftmada milicia, 
quiero que cía aúfuia maiicia fea el 



Sexto 

caftigo de vue'ftrós pCíaHoí , y la pe^ 
na de vueftras obíhnadas culpas , y ali 
íc ligue bien , que la ceguera , Con 
que le cometen culpas gra\cs, tancas 
veces repetidas , que parece, que fe 
\M\ llamando vnas á otras , y que fe 
cxercitan con abfoluta defvcrguenca, 
y con vida mas beliial , que de Hom* 
bres , gultando de ellas , couio que no 
aya otro Dios, fino de Jos torpes,/; 
bslhales güilos , y defconciertos : efa 
niilma ceguera (como dicho es ) es el 
caíligo de elas milmas culpas , el qual 
nace de efta obílinada malicia , coa 
que los Hombres pecan. 

Ella es cambien fentencia del mif- Ad Rtt»: 
mo Apoílol, diciendo, qucfeLsobl^ i.-j.zz.íy 
curecio lu necio cora>;onj y la racon '^ ^P'''Jt 
es, que como icn verdad, que lis ri- +• *•*?;•. 
nieblas , y obfcuridades , fon retpeto 
de la villa , y ojos , y los del alma 
lean la racon , y eíta villa , y ojos 1« 
aplique ( en común Icnguage ) al co~ 
racon ; figuefe de aquí , que quando 
íc rige por jullicia , fe dice , que el 
coracon ella claro , y que mira coa 
ojos claros 5 y quando ella convertida 
en fu contrario ( que es finraí^on , y 
torpc>¿a ) fe dice cllar el coraron cie- 
go j porque no mira las colas , ton 
Jos ojos que debia mirarlas 5 y por cí^ 
to dice el Apollol, que fe obfcureció 
fu necio cora(¡on : y de aqui fe ligue 
necetariamente , que citando obicu- 
recido , y en las tinieblas del pecado, 
no acierte el Hombre á dar pafo , que 
no fea para dar mil caldas , y cada 
vna de ellas de muene , y condena- 
ción eterna. 

Por lo dicho , no fe ha de enten- 
der , que es culpa de Dios dejarlos 
caer , en tantos pecados 5 porque ni la 
ai, ni puede caber en lu cfpcjado, y 
limpidifsimo pecho , por ra<jün de no 
fcr inventor de maldades, aunque por 
fus ocultos , y fecrciüs juicios las per- 
mite , el qual de cola que haga , ni 
pcrn;ita , no le le ha de pedir ra^on, 
ni cuenta ; y afi , dice el ülorioio Pa- 
dre San Agullin, que ella palabra del ¡idePral 
Apollol ; es á faber , que los entrci:,o f.iníitruni 
Dios á vn fcnrido rcprou.^.do , y tot- s^"'''»^-^ 
cido de la verdad , fe ha de entender ''*'■''• 
negativa , y no politivamcnre ; con- 
viene á faber, que fe aparta dscüos, 
y los deja , poniendo en medio de fu 
Mageñad Santifima , y del pecador, 
vn lejos de olvido , que es aquel que 
dice IlVias , de donde ha de venir al /yikí.i 
juicio, quando dijo j Veis aqui viene 



i 



D. Aa^A 



t 



e! Nombre <^el Señor d* nvoi lejos, 
qac es vn lejos de disfavor, y enojo} 
de manera , que Dios no es caula del 
nul , qic el pecidoi* hace , como lo 
prueba el Eclcíiaíuco , h-ib'andu con 
el pecador , dicieiido , no digas , el 
nie engañó , y me oíiecio el pecado 
( como ti dijera ) en la maldad, que 
cometes , tu eres el Autor á quien fe 
ha de arnbuir la culpa 5 porque ta ib 



2 "» 



'¿c la Monarquía Jnákym, 

ni adviertan el peligro de fu daño. De 
ede primer íentido , y p.:nlamien£o 
( que es cailigarle con pccad'.ís , que 
añade Ibbre pecados) no eílaba .'ejos 
el Santo Rci David ( fino ¡nui cerca) 
quaado en el TÜdmo 11 lenta y ocho, 
hablando con Dios , dijo ; Pon , Se- 
ñor , en ellos vna maldad fobre otra 
( cílo es ) no fcpan , que coía es bon- 
dad , no dejen de pecar , y añadaa 



P/-i.V«.í8, 



lo ( incitado ds tu propia malicia) pecados á pecados ; como'h dijera, 
ecalre , porque^ no iba necciarios no hagan bien ninguno , ni conozcan, 

ni vean el mal en que eiián , y no 
entren (^ dice luego ) en tu juílicia,- 
quiere decir , que nunca conozcan 
la racon , ni jamás íe v:ían buenos, 
ni enmendadüi. Vaian , Señor , ca- 
lendo de vn mal en ocro : ello fe ve- 
rifica , y prueba en va Hombre , que 
nunca le halla á eltár en gracia , lino 
íiempre en pecado ; y en otro Plal- 
mo dice: Hico camino, y viaalfen- 
dero de vueílra ira > y no perdonó 
de la muerte las animas de dio?, Ha-J 
cer camino á la ira de Dios , es abrir 
paíb , con las maldades que el peca- 
dor comeré , para que la ira de Dios 
execure el rigor de lu poderlo , y afi 
el camino citrecho de la Lei de Dios 
le abre , y le hace ancho pur cionda 



( proíiguc luego ) los impios , y ma- 
los en la prefencia , y divino acata- 
iDivUto de 'vi\o'> 5 como q-jieii dice, 
110 es Dios de condición , que quiera 
adaiitir en fu cafa pecadus, y ali los 
pecadores no fon para fu prelencia; 
porque por el mifmo calo , que Ion 
pecat-'.orcs , fe hacen indignos de !la- 
Kíane luios : pues de aquí fe ligue, 
que no iiendo etta culpa de Dios , ni 
de parte fuia ( como no lo es ) lo es 
de parre del Hombre , cjuc los come- 
te , y por eíto lo reprueba , y no lo 
cuenta en el numero de los fuios , y 
como á miembro indigno de ral ca- 
bera , lo d-. fecha de si , y reprueba, 
y le deja cometer pecados , quantos 

íe le antojan , que no es de los pe- , ^ •>. ..^^^ ...,v..w y^^ ^.u¡¡u>i 

queñcs clpaiitcs , que pueden caer en hoigadaaiente puedan pafar con fus 
-el alma ei\a licencia tan larga, y ge- maldades , y no hallen en ella tro- 
nerofa de Dios ; pues de ella no fe piCyO, ni embaraijO j coiao quien di- 
figue hacer fu voluntad , fino la del ce : Andad , he.manos , ele camino 
Hombre , de cuia liielta fe ligue fu real , y carr 



Pfilrn.-i-¡^ 



perdición. 

CAT. X. (De como Dloí ca/¡iga peca- 
dos^ con pecados» 

E lo dicho en el Capitulo 
pafado fe infiere , como 
vno de los maiores catli- 




te.o de la m.aldad , y 
menofprecio de Dios , que á dar vais' 
al peligro de mi ira 5 y li aora aus 
mentáis pecados á pecados , dcfpues 
los pagareis vnos,yotros, porque to-, 
dos han de llegar á pagadero. 

De lo fegundo , que es cegarlos, 
tenemos la prueba en el Deuterono^ 
mió , donde te dice : Hiérate Dios 
con locura , con ceguera , y con fu- 
gos que Dios hace en vn ror de juicio , y lea de manera , que 
Hombre perdido , y def- andes palpando al medio día , como 
almado , defcuidado de él , y folicito fuele el ciego , en fu oblcuridad , y 
en ofenderle , es dejarle ir á rienda tinieblas, y no endereces , ni encami- 
fuelca , y fin freno tras la maldad , y nes tus frnderos. Eftas tres coías, 
no retraerle de íus culpas , y cegar- conviene á faber , locura, ceguera , y 
le, para que proliga en fus maldades, furor de juicio , todo es vno ; pero 
y que no vea tu perdición , y daño: en tanto finonomo ;unto , mucllra el 
que eiio es ( como fe ha dicho ) vn afedo , y vehemencia de la palabra, 
niui gran caftigo , que en él hace, y en decir , que a medio dia (qiun- 
Dos coías heiv.os dicho , en el prin- do el Sol tuele ellar mas claro ) \náQ 
cipio de elle Capitulo; la vna , como á ciegas , y palpando tinieblas, como 
es gran cañigo que Dios hace , dejar hace el ciego": e's decir , que en las co- 
pecar al pecador , y que añada peca- las ciaras , y llanas eits el picador cie- 
dos á pecados ; y la otra , como los go, y no las enrienda , ni conozca la ver- 
ciega , para que no vean fu remedio, dad, aunque la rodee por mil partes. 
,,,..Xümo II. C Ello 



Deute,zi¿ 



24- Lihro 

Ello dix» ( aunque por otras pa- 
' I • 1^^1^,125 a.\Lul Pi'ofcta Evangélico iLnos, 
diciendo : Mezclo Dios en cilos vn 
clpiricJ de dclvanccimicnto ; convie- 
ne á Tibcr , vn vaguido de cabecaj 
porque ai como el que lo tiene an- 
da atontado , y Edco ce fjntido , y 
raJon , ali en las colas cipiíituaics , el 
pecador, hecho á pecar, a;ida tonto, 
dcívanecido , y ruacado de va¿,uidos, 
con los q'ialcs delVanecido , no p f i, 
ui ponv.1¿r."a la miía vida qae vive, ni 
el citado de íli inui ..i.-r.a pei<li ion; 
y en otra jU.te dice: Legcd , ie.ior, 
el coraijOn de eitc PucbíO , para que 
los que vén , no vean ; p:jrque ella 
ceguera es pein , en qüc caü.ga Dios 
pecados, y ali en aqael.a vi-.v^n qui 

I/autt ¿. elle banto Pror.ta vilío , quau. o w \t 
repreí^n ó Dios en aquel tiu;:0 ue 
Mageita.. j dice, hablando con el Pue- 
blo : Ce. raros ha Dios vuelhos ojos, 
p.ira que no le veáis. 

Eíte es , pues , el rigurofo cañigo 
de Dios, y vno dj los mas tremea- 
dos , y eipantulcs , que á la coníi- 
deracion del Hombre ocuiren , con 
el qual ^aihga la vo. untad con actos 
propios de cía niilma voluntad , no 
dándole aquello , con que no pecara, 
íiiio que pues quiere pecar , y ñem- 
pre fe otupa en pecar, le deja, que 
liempre peque , y no le quita de las 
manos acjuedo , que le aparta de 
Dios , y le es de inconveniente , y 
eítorvo , para que fe llegue á el , y le 
firva ; y de eitos tales aparta Dios 
íü Cara , como lo dijo el 5anto Pro- 

I/nUí (f4. feta llaias por eltas palabras : Efcon- 
diíte , Señor , tu Cara de nolotros , y 
eítrujaltenos en los manos de nueítra 
maldad > cumo li dijera , aveimos, 
Señor , tratado , como li nos toma- 
rades entre dos piedras , y entre la 
dureca de elas nos huvieradcs eltru- 
jado, y hccuo pedamos; y aíi dixoel 

Pfd.i\6. Profeta Rei , eii vn Pulmo, entre las 
piedras te ellrujaron íus pequeñuelosj 
la nPvtaíora d.'l Pr^teta , la roma de 
vno que le enoja ( lo qual de ordi- 
nario acontece ) que buelve la Cara, 
á contraria parte de aquel con quien 
íc enoja : pues elle bol ver la Cara 
de Dios , es dejar al Hombre pecar, 
y que le vaia tras vn profundo del- 
peáadero de males , que no ten^j;an 
remedio , y por Icr cite vn tan ri- 
gurolb caltigo , por elo entre las 
obras de la divina julticia , es laque 
ÍC cuenta por niaior 5 coaviene á ía- 



Sexto 

ber , permitir Dios tantos pecados en 
el Muiido , que es lo que IjaVid di- 
ce en el Plalmo : Es hecho íiempre 
contra el Señor , quien ? El pecador, 
que nunca deja de ofender a Diosj 
y cías mitmas colas con que le oten- 
de , ion con las que el milero , y 
delVcnturado loco es caltigaao : y por 
ventura íc entiende á ette ptopolito 
lo que el milmo David dice en otra ^,, 
parte , que le convierte en vn per- ^; "' 
veno arco , el qua* no íienúo bueno, 
y qaeorandole , hiere al niiímo que 
le tira ; de manera , que el tiro que 
pretende hacer a otra parte , ele mif- 
mo le le buelve á si , y ccn el arco 
que pretende herir , le hiere : 10 qual 
cuenta David , que le veiih^ó en fu 
lucgro Saúl , qu. quericnduie matar, 
y procurándole iucer mal por todas 
las vias a ei poíibles , todo le le con- V<**" ^' 
vertia contra Si , y el "iial que pre- 
tendía hacer , ele recibía. Cabo toíb 
( dice el mifmo David ) y abro cai>- 
ja para mi, y caió en ella: y ali 'di- ^^■^'"'' '^' 
ce líaias á eitc propolito , lino ere- ^ '^' 
ieredes , no creeréis ; como quien di- 
ce , li tueredes Inheles , y no crei&- 
redcs las verdades , á que eiLais obli- 
gados , no importa , que Dios ai , que 
os caltigara por ello , y eia vueltra 
incredulidad fcrá el caltigo con que 
íereis calligados. 

De etto dicho tiene fundamento 
decir , que muchas veces les va Dios 
á la mano á los Hombres , en cofas 
c]ue c]uieren emprender; lo vno, poc. 
ponerles freno a eiios ; y ¡o orro , por 
c.iular temor á los 1 enidcros , para 
que fe dejen de tales locuras , y ali 
vemos que les lucedio á ios que co- 
mencaron á edihcar la Torre de Ba- Gene/.n. 
bilonu , á los quales le la derribó ( no 
por temerlos , que cola cierta , y 
averiguada es , que íin dettruirfe pu- 
diera defendcilc de ellos , pues coa 
lol i fu pala:)ra los derribara ) no de 
efpaldis , como á los que la noche 
de fu prendimiento derribó , quando 
les pregunto á quien huleaban ; y di- 
c eadoie , que a Jesvs Nazareno, y joann.ii. 
reipondienduL'S : Vo lói ; á cita voz f?. 
caierou , liau de ojos , y vida , halta 
dar con ellos en los profundos barí, 
raucos del Inñerno ; pero hico cño, 
aprovechándole de aquella cunfuhorv 
en que los pufo , para quitarles la 
ocalion a los futuros , de que no 
fueien de mal en peor. Eira fue gran- 
de niifcricordia íua , porque impedid 

UoSy 



P 



2e la MoñáVí^tiía Indianl 

3ós , ^ ííílon'acíos de aquel defati- 
no > fuete remediabte fu culpa , y no 
feguida de vn mal en otro } porque 
dejar Dios creCec las culpas , es feñal 
de íu indignación. Succdcrle á vn 
Hombre Us colas malas > como las 
quiere , y defeá , indicio es de gran 
cartigo de Dios 5 y afi , dijo Salomón, 
cpmo bien indutltiado , por el Elpiritu 
Santo : La proipcridad de los tontos, 
y necios , los dcítruic , y trae á cita- 
do de perdición , quiere decir^ no ai 
maior defventura para vn Hombre, 
que ver que peca , y que no aia 
quien le vaia á la mano , en fus pe-^ 
eados j porque elto es la maior íeñal 
de íu condenación , y el maior cafti- 
go de llis caftigos , porque quando 
menos picnfa, llega Dios con la exe- 
cucion de lü jufticia , y le da á en-' 
tender , que fu dilimular ^no es olvi- 
do , fino no fer digno el pecador , en 
fu obítinacion , de fu inñniti ciernen-- 
cia , y mifericordia. Eilo vemos en el 
Plalmo , donde tratando David , del 
defacato que moílraron los Hebreos, 
quando pafindo por la folcdad de el 
delierto , no eftimaron el Pan Sobe- 



i y 



CAT. XL Que trm ^ como por 
a)?erje apar t achia ciega Goitilidad 
de Dios y los ha pri))ado 
de fu 




otro : porque 
vnos en pena 



Sjacia^ 



Or las racones refeti-d 
d's en. el Capituld 
pafado , queda bica 
probada la caula ^por- 
que Dics. permite^ 
que los Hombros cai^ 
gan de vn pecado , en 

( como digirnos ) fon 
y caüigo de otros. 



Aora reíta faber la racon por que 
Dios deltituió , y desfavoreció de to^ 
do punto de fu favor , y gracia á los 
antiguos Gentiles 5 la qual ( demás de 
las dichas ) es otra , avene apartada 
ellos de él'j por arrogancia de laber, 
y preíumpcion propia , con fenlLiali- 
dad de vida , atnbuiendofc á si mif^ 
mos la gloria,. á folo Dios debida: 
la qual 



, - , como dice por lu Profeta, 
no quiere darla á nadie , y contra el '^ '^ 
íano j y Celeftial , que cada dia Dios que fe la quita fe pone en arma , ha* 
les adminiftraba , y amafaba de furo- ciendole continua , y ríiortal guerra, 

con aquella mifitia ceguera en qu3 
le pone. Eíla.rerdad, es del Apollol 
San Pablo , en la Carta que derive á 
los Romanos , diciendo , fera revela- -¡^^^^ 5. 
da la ira de Dios , (obre toda impie* 
dad ; donde debemos notar , para ma- 
ior claridad , de ellas palabras , que 
piedad , como dice Tulio , es vn ler- Taiims dé 
vicio divino , á folo Dios debido ; y ^'-^^D^í>i 



CIO , fmo que ofendidos de fu txequen- 
cia , y continuación , y acordandoffi 
de las hollas de Egipto , le pidieron 
carnes : dice David , que les acudió 
Dios mui cumplidamente ( como fe 
lee en el Deuteronemio ) y que co- 
mieron de ellas , halla hartarle , de 
tal manera , que quedaron ahitos , y 
vomitándolas 5 pero no paró aqui, li- 



no que quando pcnfaron , que tenían Qll , por el contrario , impiedad , qucr- "^"i* 



ThW lihJí 



plenario , y colmado güilo , defcen 
dio la ira de Dios fobie ellos , y los 
calligó j porque aquel cumplimiento 
de güilo , no fue querértele dar , lino 
cafligo del cañigo , que fus culpas , y 
pecados merecían : Ello trata Filón, 
Judio , mui duda , y galanamente, 
diciendo , fcr mui gran calligo el 
que Dios émbia á los Hombres , cal- 
ligando pecadcs con pecados , y ella 
es la racon porque ha permitido tan- 
ta Idolatría en el Mundo , y la ha 
diliniulado , por averie dado ]o;s Hom- 
bres a tantos vicios , y muchedum- 
bre de torpecas , y avcrfe apartado 
de la virtud , y bondad , que es el me- 
dio por donde Dios es huleado , y ha- 
llado, añadiendo vicios á vicios, 
culpas á culpas , y pecados 
a pecados. 



rá decir , defervicio de Dios , y vn 
menofprecio fuio , con que el Hom- 
bre torpe , y necio lo vltraja , y me- 
nofprecia ; y ello es lo que prollgue 
luego el Apoitol , de aquellos ( con-, 
viene á laber ) que detienen , y ata- 
jan la verdad de Dios con injuílicia; 
como fi dijera , la Verdad Divina 
( que es Dios ) quanto es de si , ella 
difpueña , para manifeñarfe , y daríe 
a conocer ; pero la malicia de los 
Hombres , licve de impedimento» 
para que no fe les manificíle , y le 
les oculte , y abfconda. 

De aqui nace poder decir , que 
en alguna manera la detienen , para 
que no corra defde el lugar de si 
mitmo a fu conocimiento : de la mif- 
ma manera que el que quiere arajac 
vn maaandal de aguas , le cierra la 

C z Via, 



^6 



Libro Sexto 



^í"^ 



via , y ataja fjs corrientes ; porque 
^mp'ide lu curlb , le dice detenerle. 
\ declárale mas el Apollol , dicien- 
do : futra' ttiui focil conocerle h los 
Hombres quilkran ; porque lo que á 
Dios es maniticlto, conviene a laber, 
fus divinos atributos , como es lu í>a~ 
biduria , fu Bondad , y Grandecj : el • 
t© que es de Dios , y al milmo Dios 
tnan'íiefto clencialmente , lo pudieran 
cilüs conocer , ya que no con noti- 
oa intuitiva (que es el conocimiento 
claro , y dülinto , que heraos dicho; 
porque ali como no vemos á Dios 
clencialmente , tampoco lus atributos) 
á lo menos por el conocimiento coii- 
fulo , que es de las criaturas uitério- 
riores , y en eipecial en la contem- 
fldcion ,' y conocimiento del Hom- 
bre , le pUi:iie.amos conocer , pot ra- 
■con de tener cierta Icmejanca , con 
todas las criaturns , que Dios crio; 
Dk.Greg. porque como dice San Gregorio , tic- 
bomU. 1). -ne ser con las cofas que no viven; 
vida con las plantas ; lentir con los 
animales , y encender con los Ange- 
les ; y porque también todas !as co- 
fas criadas las ordenó Dios , para el 
fervicio del Hombre , ati por erta ra- 
^on , como por la que incluien to- 
das las colas criadas le pudiera venir 
en conocimiento del Criador , y Se- 
ñor de todo. 

De elta manera tuvieron los Filo- 
fofos noncia , y conocimiento de el 
Hacedor de todas las cotas, y le nom- 
braron por muchos , y diverlos nom- 
bres , llamándole Motor , vna Cauta, 
Vn Principio , y otros lemejantes ; pe- 
ro por averie atribuido á si railmos 
los necios , y torpes Hombres , ci e 
conocimiento de las cofas criadas , y 
temporales , les cegó Dios en las el- 
pirituales ; y ali dejaron de conocer- 
le ; y no creiendo ( á lo menos , no 
ttpeculando con madura conlidera- 
cioii ) ler vno tolo , lo dividieron en 
muchos , haciendo la Deíaad diviü- 
ble , y repartida entre diverlos Dio- 
fes , haciendo faltos , y mendigos á 
vnos de la Divinidad , que ctcos 
participaban ; y de aqui tuvo origen, 
y principio la invención de los mu- 
chos Dioícs que fingieron , y han 
adorado las Naciones erra- 
das del Mundo. 




kx 



*** 



)((í<))( 



*^* 



CAT.XIL T^dfr'mcípw de la Wo- 

Ucria 5 tic/pues del DiluVio , y como 

lo primero , fwe adorarotí las Gen* 

tes , fue el Sol , y la Luna , y las 

hftrdUs i y cjue e/le modo de Dío- 

Jis , fue muí honrado , y tener ad9 

en e/i as partes de las hulias , de hs 

Indios gcntíks , que las 

pofeicron. 

\ Upuefto lo dicho en el Ca- 
pitulo paíado , y que ya 
los Hombres fe apartaban 
de Dios , por vicios, y 
abominaciones , y por cita 
ra^on los delamparaba el , de fu fa- 
vor , y gracia : de aqui fe figue , que 
quanto mas C. Linage Humano iba 
creciendo , por la mulnphcacion de 
fu padre Noe (por quien quifo Dios 
delpues del Diluvio relburarlo) v fe 
derramaba de tierras , en tierras , por 
lo ancho , y efpaciofo de el Univcrfo 
Mundo , tanto mas iba calendo , c 
incurriendo en rude»¿a , e ignorancia 
del conocimiento de Dios , y de la 
dodrina que Noe üe el , les avia en- 
feñado ; y ali rudos , é ignorantes los 
Hombres , y no alcancando mas íu 
conlideraeion de aquellos que los fen- 
tidüs exteriores les moftraban , fola- 
mcntc los ponian en aquellas colas, 
que eran hcrmofas , alegres , vtiles, 
deleitables , provcchofas , y admira- 
bles ; y en ellas pararon , y fe detu- 
vieron , con aquel juicio grofero qu¿ 
les avia quedado , con el qual fe hi- 
cieron poco menos , que beÜiales , y 
aquellas dichas cofas adoraban , y 
recibían por Diofes , como que fuc- 
fen dignas de adoración , ó como Ci 
tuvieran alguna Divinidad , fiando 
mendigas de ella , por fer criaturas 
criadas de las m.mos de Dios. 

De ellas cofas fue lo primero , que 
fe les ofreció á los ojos , el Sol , el 
qual , por fu ^landeca , y hcrmofura, 
es mas vifiblc , y de particular confi- 
deracion , a los que no conocen fer 
fus efedos naturales , y precedientes 
de caula criada , y finita ; y de aqui 
es , que como le viefen tan hermofo, 
y claro , rodear al Mundo , con íus 
huchas , tan ordinnrias , y concerra- 
das , alumbrar todas las cofas , tem- 
plar 



Píiijicor. 






de la Monarquía frJiand ly 

|)larIos tiempo? del año , y que por él cion pobló á Egipto , Tígun San Aguf. 
Ic madurjb-ín !as plantas , y mieles, tin , fuera de avcr pr ¡cedido tamL>kn 
y que cta caula parcial con el Honi- de ¿1 , los Cananeos. Avicndo de va- 
bre (Cj;no dice el Filoll.fo ) para la 1er eita ra<¿on , páralos Hombres Ido- 
gCiiei-acion del Hombre , y que con lateas , que primero .idor<)ron al Sol, 

lo es mui grande , que fe les conceda 
á cítos Indios ; pues en fus priiicpios 
(como en otro Libro tenemos viíto) 
vivieron la vida por bierras , y Mon- 
tes , pobre , y miíérablemcnre , fin ca- 
ías , ni abriíio , haciendo fu albcriiuc 
donde les cogia la noche ; y en el Pirü, 
no folo por cito , lino porque también 
en los que llaman llanos , no llueve 
jamás , como en la tierra de Egipto, 
por caia caula los moradores de ella, 
pudieron peníar fer Dios el Sol , por 
ios muchos , y particulares efedos , que 
le velan hacer en la tierra. Y aunque 
la dicha pudo fer la racon de adorar 
los de Egipto, al Sol, Luna, y otras 



lib. 1 6. fi 

Civil. c, I ^ 



í'u virtud , y calor te recieaban , no 
pudieron peníar , ni imaginar , lino 
que era cofa viva , y rodeada de Di- 
vinidad , y poder inñnito , con el 
qual todas aquellas cofas hacia , y 
producía. Viendo también la Luna, 
como lérvia al Sol , cali como vicaria 
íuia , dando lumbre de noche , por 
auicncia de el j y ali prefidir en las 
noches , como el Sol en los dias : lo 
Hiilino de las Likellas , haciendo im- 
prciioncs , en las colas de la tierra; 
de aqui íe movieron á tenerlas en re- 
verencia , y eltiniicion , y ni mas , ni 
nicnoi, á otras colas, á cftas lemejaa- 
te.s , corno ion los Cielos , los Elemen- 



to,, el tuego , el Aire , el Agua, y la Eftrellas , por Diofes , á lo menos la 
Tierra, Icgun Filón , en el principio de fundamental de apartarfe eítas gentes 



"cl Libro ¿'rimero de la Monarquía, 
por aver loipechado ellas ciegas gen- 
tes, no aver otro Dios, (incj el Sol , la 
Lima ,y las Etrelias , y que ellas eran 
f^fiuras , y bacedora* de todas las co- 
fas ; los qualcs , dice Filón , ü elludu- 
ran reda , y ñclmente , luego conocie- 
ran , que afi como nuellros fentidos fon 
niinillros de nucftro entendimiento,/ 



del conocimiento del Verdadero Dios, 
pienfo que feria el mal exeniplo de fu 
padre Can , cuia vida , y collumbres 
üempre fueron malas. 

Pues que maravilla , que los hijos 
de tan mal padre fuefen peíimos , y 
malos , pues es cofa natural que íe he- 
reden las couumbres ; porque como 
dice cl reftan , y adagio común , de la 



•racon, añ aquellas colas lenfibles , Ion Turquefa toma la forma el bodoque; 



minillros de aque' inteligible bien, que 
lo govicrní todo , que es Dios. 

E'te fue vn enor vniverlal , en que 

. incurrieron , no folo aquellos antiqiü- 

" fimos Gcniíles , lino tan.bien ellos 

-■nueliros Occidentales Indios, los qua- 

les tuvieron en tanto precio al Sol , y 



y fegun la dodrina de San Pablo , la 
raiz lanta , echa ramos lautos ; de bue- 
na raíz , buenas ramas ; y ella fue tam- 
bién dodrina de Filofufos ; y entre to- 
dos , dijo Ariftorelcs , de Hombres na- 
cen Hombres ; y de beítias , beftias ; y 
de brutos , brutos : y luego profigue, 



Luna , que los confelaron , por vaos de de buenos nacen buenos, y al contra- 



i;i'.¡ i-t.i. 

I.tíl íih.z. 
divi. injl. 



fus maiores Diofes, á los quales edifi- 
caron muchos , y mui fumptuolos Tem- 
plos , como en otra parte hemos vifto. 
Los primeros que caieron en ella ce- 
guedad , y mifcria de adorar al Sol, Lu- 
na , y Eicrclias, fueron los de Egipto (le- 
gun Diodoro Siculo ) y Ladancio 
Firmiano lo confirma , y la ravjOn de 
efto , dan , diciendo , que como era 



rio de malos , malos : ello fe ha de en- 
tender las mas veces. De aqui íc en- 
tenderá la xú'i , que tiene aquel fanto 
decreto de la I-ilelia , tratando de los 
infames , que pone la caufa , porque 
ha de quedar infame el hijo del hc- 
rege , pues no cometió culpa , el niño? 
Y rcfponde , que los iaijos de los ma- 
culados , en al'jun criaien , han de fer 



Rim>, ti{ 



PoUt. li 
c. 4. 



Caufa. ¿i 
e. Si quit^ 



gente que habitaba en los campos, lia tenidos por fofpecholos en el , por 

cafas , por la calidad de los aires , y quanto fe ha de temer , en ellos , el 

falta d'j lluvias ( por no llover jamás mal exemplo de lus padres ; y afi es 

en aquella tierra ) tuvieron mas opor- bien , que palen por las penas que fus 

tunidad , que otras gentes de contcm- maiores : lo qual declara luego la GIo- 

plar las Eitrellas , y Aítros , y cofas fa, diciendo, las mas veces acontece, 



CelelVuiiss ; donde también aarma , que 
la primera gente que ignoró á Dios, 
fueron los hijos, y generación del mal- 
dito Cáa , hijo de Noe : cuia geneta- 



que los hijos lean femejantes á los pa- 
dres , en las collumbres > y por cita 
racon, es bien que (cm, con algunas 
penas reprimidos , porque liuo , han ái 
C } fe- 



Glof. ¡n 
din. c. 1 5» 



.iS 



Lihro Sexto 



Gtntf. 10. 



Ufefb. lih 
I . ant. 



fe<'uird fus padres ruines > que es coía 
namral ; y aii le verá , que en la cata 
del cantor , todos ion niuücos ; y en 
la del jugador , rodos jugadores , y 
no ai ninguno de cUa , que no co- 
nozca por la pinta el naipe. 

Lo dicho verificamos en Can , y 
fus dclccndientcs , el padre malo , los 
hijos malos ; el padre hercge , y trai- 
dor , y apoftara del conocimiento de 
Dios , dado á vic-.os , y abominacio- 
nes , íus hijos heregcs , traidores , y 
apoltatas , entregados , y dados á to- 
do genero de maldades 5 entre ¡os qua- 
Ics , el que con mas ol'adia , y atrevi- 
miento apotlato de Dios , fue Ncm- 
broth , fu nieto , del qual dice la Sa- 
grada E'icntiira , que era tuerte Cala- 
dor ; y declaran otros , Tirano , y 
cruel enemigo de Dios ; lo qual dice 
Joíepho por ellas palaoras : Fue Nem- 
broch tan atrevido, yrielVergon^ado, 
que no folo menolprcció áDios , y fe 
cnfoberveció contra lubantilimo Nom- 
bre , pero prefumio ofadamente de 
apartar á los Hombres del lerv.cio de 
Dios , perfuadiendolos á que , no á 
Dios , lino á ellos mifinos atribuiefen 
toda la bondad de las cofas ; como 
quien dice , fue el piimero , que oso 
hacer guerra defcomedida , y defver- 
gon^a^lamcnte contra Dios , rctraien- 
do a los Hombres del temor luio , y 
que puiiefen lu confiani^a , en lu pro- 

f~ pia virtud; y dice luego, que ;a mal- 

titud de la gente eftaba tan ílijeta á 
fu voluntad", que citaba aparejada de 
obedecerle , en todo lo que les man- 
Áii'c ; teniendo por grave earga,fer- 
vir , y obedecer á Dios. 

Elle fue aquel, que primero ado- 
ró por Dios el Fuego , y compelió á 
las gentes , que le ícguian a que le 
adoralcn , delpucs que edificaron la 
Torre de Babilonia , que no acaba- 
ron , fcgun dice San llidoro en fus 

Mdíil.B'i Libros htnimolügicüs ; y el Maeílro 

figr. in Ge- 



tiíjim, 3 7. 



Genef. 10. 



■j,..^. , y 
de las Hitlorias lobrc el Gcnclis , di- 
ce , que de elle maldito Can, y de la 
hijo Canaam , procedieron aquellas 
fíete generaciones de ios Canancos, 
qje llamaron Fenices , que vivian en 
la Tierra de Promilion , como parece 
en el Genefis. ; en las quales concur- 
rieron todas las impiedades , y malda- 
des de Iduiairia , y de todos los vi- 
cios , y aboaiinaciones que le pudie- 
j ron penlar , e imiginar , legun íu pa- 
dre Can las predicaba , y avia predi- 
cado , y cnlirudo > de njancra , que 



los de Egipto , defcendíentes de Can, 
fueron los primeros , qus tuvieron ef- 
te genero de Idolatría, de adorar al Sol, 
Luna, y EfircUas, y de ellos lo tiieron to- 
mando otros , li ya no es , que el De^ 
monio , que cnfcñó a aquellos , aquel 
genero de adoración falla , y mentirc^» 
la , fue el que la enfeñó á los otros, 
para que la liguicfcn , como el que en 
todas las cofas quiere fer férvido , y 
adorado , pretendiendo en todas ellas 
vfurpar á Dios fu verdadero , y fanto 
conocimiento. 




CAT- XIIL ^e como ¡a cieza Gen- 

tilidad adoró por Dio/es cojas Yi'iJU 

ma¡) j y Je prueba con ellas el cajh^ 

Qra)ide, ijucfue dejarlos caer en 

tan^randes^y detejlables 

errores* 

O ai que maravillar de que 
los Hombres , dejados de 
Dios , y entregados i los 
defeos del Lenionio , ha- 
gan cofas , que niSs fon 
de bellias, y brutos, que de Hombres 
de racon ; porque como liempre ha 
puerto íblicitud , y cuidado en deípe- 
ñarlos , per lenderoi de belliaüdad , e 
ignorancia , por hacerle fcñor aolblu- 
to de todas las voluntades ; de aqui 
ha nacido el ponerlos en eñado tan 
vil , y delpreciado , como es , y ha 
fiao , el de la Idolatría , en el qual 
tan ciegos han andado, como hemos 
dicho, y en el Capitulo prclente dire- 
mos , comcncando de los Egipcios, 
como de aquellos que fueron los pri-, 
meros maeüros de ella mala dodrina, 
y Secta 3 los quales llegaron a tanta 
beftialidad , que parece , que yá deja- 
ban de 1er Homares , y eran total- 
mente beüias. Dejado a parte lo que 
hemos dicho de ellas ciegas gentes, 
que aderaron los cuerpos celeilialcí, 
que yá en alguna manera parecía te- 
ner hcrmolura , y ser , que obligaíc á 
tenerles alguna reverencia , por cali- 
dades, y propiedades , qu; en ellos 
concurren : paso adelante lu talami- 
tolá miferia , que le derribartn á re- 
cibir por Dios, y Dioícs á co¡as vili- 
.íimas , de quien imaginaban , que al- 
guna viildad , y provecho fe les fe- 
guia 5 porque ju7r);aban , que acuello j- 1 n , 
no podia venir , lino por voiuutau Di- dcíiatD-, 
vina , y ali lo dice Tuiio. rum. 

De 



D'iod.lib.l. 



Plin.h.ti, 






{le ¡a Monarquía Imlinnáí ip 

t)c aqui íuS , que los mifmos Egip- ncumones , ó Comadrejas , por racon 

de pelear ( como dice Plinio ) con los 
Alpides , y Cocodrillos , vlando con 
ellos de eíh aííucia , que eíhnd-o los 
CocodrilJo ) o Lagartos > fuera de el 
agua , gocando del Sol , fe duermen, 
y abren la boca ; y quaiido los ven 
dormidos > fe les meten por ella , en 
las entrañas > y les quiebran los hue- 
vos , y fe las rompen , y de efta ma- 
nera los matan j y por cito caufa no 
ai tantos como huviera , que dcftru- 
ieran la tierra > fi efte animalejo no 
tuvieran por contrario j y para hacer 
guerra , y matar al Afpide ( fegun el 
mifmo Plinio ) fe rebueica en el lodo, 
y luego fe pone al Sol , hafta que fe 
le feca aquella capa , de que le ha 
Vertido , y luego buelvcfe á rebolcaí 
otra j y otras muchas veces , haíla 
que embuelve el cuerpo en vna muL 
grueía coftra de barro , y quando fe 
líente íuficieutemente armado del lo- 
do feco , lale contra fu contrario , al 
qual vence , y mata con ¡a aítucia di- 
cha i i\n oíenfa de íus vidas , por lle- 
var fus cuerpos tan feguros , y repara- 
dos , y por erta caufa eran adorados. 

A ellos , y otros muchos Animales 
adoraban , como gente brutal , y fin 
Dios , por folo ver en ellos algunas 
condiciones naturales , con que Dios 
los avia criado, lasqualcs les atribuían 
á ellos , como fi de nadie las huvie- 
Icn recibido. 

Y porque Concluíamos , en erte Ca- 
pitulo , digo , que adoraban ( fegun San 
Clemente efcrive a Santiago el Menor) 
Jas hediondas , y lucias necelarias , y 
letrinas ; y lo que es peor , y mas abo- 
minable , y digno de llorar , y no de 
fufrir , ni nomoiaile por íu nombre, 
que adoraban al eÜrucndo , y crugi- 



cíos comenearon a adorar las beltias> 
y viles amálales , de quienes creían 
venirles algún provecho , y uo folo 
viviendo los adoraban , y honrab.al, 
pero dcípues de muertos les hacían las 
oblequias , y honras con grandilimo 
cxceto , y aparato , como es tertigo 
de ella beftialidad Diodoro en lu Li- 
bro «Segundo. Adoraban los Gatos , y 
los Perros , los Bueies , las Ovejas , los 
Genaeu.nones , que Ion vnos anima- 
lejos , del tamaño de vn gato , y lia- 
manlos vulgarmente Ratones de la In- 
dia , loi qaa^es cutiendo , que Ion ios 
que noibtros lía.namos Comadrejas 5 y 
l'iinia dice , que fon eípecie , ó ge- 
nero de Abifoas : reverenciaban tam- 
bién los Aleones , las Agml.is , los 
Ibides ( que fon ciertas aves , que fe 
parecen a las Cigüeñas) á los Coco- 
drilles , y a los Lobos. Adoraban los 
C.tos , ó porque comian los Rato- 
nes , ó porque andaban mui quevio, 
Un hacer raido , ni ciiruendo 5 6 por- 
que entierran el excremento , y cf- 
nercol que expelen de las tripas , cuio 
mal olor no les daba pena ; lo qual di- 
ce Plinio , que hacen los Gatos , por- 
que por íu hedor no fean fentidos , ó 
porque con los pellejos de eftos ani- 
nialejos , los Egipcios cubrían ¡lis ro- 
delas , y efcudos. Los Perros honra- 
ban , y reverenciaban , porque ca<¿a- 
ban con ellos , y porque ks guarda- 
ban las perlonas , y lus catas, de los 
Ladrones , y de otras cofas nocivas; 
y en fenal de erto tuvieroa vn Dios, 
que llamaron Annube , que tenia la 
cabeca de Perro. Adoraban el Lobo; 
lo vno , por 1er feme;ante al Perro ; y 
lo otro , porque la Diola Ilide , ien- 
,do , con fu hijo Oro , á pelear contra 
Tifón , gigante , hijo de la tierra , ía- 
lio del Inñerno fu marido Oiiris , Rei, 
que avia lido de Egipto , para aladar 
á madre, e hijo, y en cita a uda , y 
focorro le les apareció en figura , y 
forma de Lobo ; por lo qual muerto 
Titon , acordaron los vencedores de 
dar , y atribuir eíta honra , y vido- 
ria á los Lobos. Adoraron los Bue- 
ies ( los quales llamaban Apis ) porque 
los hallaron mui provechofos , para 
fus labores ; y á las Vacas , porque 
paren Bucies , que aran. A las 0\e- 
jas , porque paren dos veces , en el 
año , y dan lana necefaria , para mu- 
chos vfos de la viia , y porque dan 
■ quelo , y leche. Adoraban á los Gen- 



flm Ub.Z. 



miento, que hace el vientre , quando 
delpide de si alguna frialdad , ó ven- 
toíidad , y otras kmejantes , que fe- 
gun el mifmo Santo , es verguenca 
nombrarlas, y decirlas: Pues quema- 
ior vileca , ni qué mas vergoncola , e 
ignominiola abominación ? Qué nías 
profunda brutalidad í Qiié maior ce- 
ni qué mas conocida degenc- 



guera 



ración de entendimiento , y falta de 
racon í Pues quien con'iderare ella fu- 
ma bajeca a que ííjs Hombres , dejadoá 
de la mano de Dios vinieron , vera no 
fer pequeño caftigo , efte Con que fue-- 
ron caíligadüs ; pues llegaron á facón, 
y tiempo, que aun lo que es defecha- 
ble de la naturaleca , elo eitimaron poC 

Dios, 



biv.CIem 

lib. ¡. 



FtífclM.t. 
deFi-Apar. 
Ev:if_. c. 1 . 
D. /iuzufl. 
libr-MC't- 
vit. ca.il. 
tr alih. 
Dio'J'b.i. 
c zV lih. 

Luc'tJHUI 

D'ulrig. 
Júpiter in 
img. 
Tui. lib, 1. 

di ,V,íí.'ír.» 
Dcorttm. 
P//" f¿i/á. 
Theo.l'é, \ . 
de Evartg, 
veritatlt 
cogt.itiom , 



20 Libro 

Dios, privándolos li Divina Mageilad 
de tan lobcrano cüuociniicuto , y lu- 
ciéndolos incapaces de el , y mui le- 
mejantes á las beitias , que no diítin- 
gucn , entre el bien , y el n^al , y «o 
íu brutal conociniif nio , ion tod.iS las 
cofas vnas. Todo lo dicho , y otras 
colas mas , que por crcuíar proligidad 
de/O , relicrcn Euicbio Ccürieníc, Lac- 
rancio , y San Augultin , y Luciano , en 
el Dialogo , que llamo Jup>ter ; y en 
otros Diálogos, Tullo , y Piínio , y 
Thcodoreto. 

CAT. XIV. ©f hs ¡ufares donde 

pontaii los antiguos e/ios Jnimales, 

que adoraban , /'or Diojes , y de ¡a 

honra , (ju.c/c les hacia , en 

fus oh/eíjuias , ji eU' 

ticnos, 

íiStos Animales dichos en 
el Capitulo paiaio , y 
otros muchos , que por 
Diofes adoraban los 
Egipcios , los repartían, 
y dividían , por Provin- 
cias , y tierras , dittintas vnas de otras, 
notando los mas abundantes pueítos, 
y lugares donde mejor podían ícr cu- 
rados , mantenidos , y regalados , le- 
gua fu efpccic , y naturaleza ; los qua- 
les daban á cargo de pcrfonas de cuan- 
ta , y principales , los qualcs los pen- 
faban , y mantenían a colla de las Re- 
públicas , y eran férvidos , y ¡regalados 
en los patios de los Tempios , con to- 
da vigilancia , y cuidado ; y por de- 
cirlo en vna palabra, con la reveren- 
cia , que penfaban feries debida , por 
raicen de fer íus Diofes. 

Qiiando por enfermedad , ó vejez 
algún animal de eftos moría , lalavanlo, 
y vngianlo con vngucntos preciolifi- 
mos , porque no le coriompielé , y 
luego lo embolvian en vna mui blan- 
ca , y delicada fabana , y con grandes 
ahullidüs , y llantos, hiriendúlc culos 
pechos lo enterraban , en lugares fa- 
grados , como era en los patios de los 
Templos. Qnalquiera que á fibicndas, 
ó con intención malicinfa , mntaba al- 
guno de cftos Animales , era muerto 
por Lei del Reino ; y en cípecial , íl el 
Animal era Garó ; porque entonces, 
no folo moría por ello c! matador, fi- 
no que todo el Pueblo teuia licencia. 




Sexto 

para apedrearlo ; áwnqúe ítiefe acaio, 
y íin q-iCrcr el averio muerto ; y por te- 
mor de incurrir en cita ira , y lana 
del Pueblo, quando alguno topaba al- 
gún Gato muerto , par^bafc gian dif- 
tancia , y trecho de el , y conicncaba 
VH laltimoíb , y lamentable llanto , en 
tertímonio d3 fu inocencia , y de que 
no era comprehcndiJo en fu muerte, 
ni fabia de ella. Cuenta Díodoro , que 
acaeció, en fu prcfencia (poraverpa- ^"'^• 
íado en aquel tiempo á Fgipto , que ya ■''*^''' 
citaban Romanos , y Egipcios confe- 
derados, y podían tratar, y contratar- 
los vnos con los otros ) que cierta 
Rom.ino { que con eÜa licencia , y cm-i 
federación avia venido con otrcs mu- 
chos ) mató acalo vn Gato , y como 
los Egipcios lo vicien muerto , no ocor- 
dándole de la amiftad hecha , y jurada 
con los dichos Romanos , arremetie- 
ron al Romano matador , y lo hicieron 
pcdacos , fin fer podcroíos fus compa- 
ñeros á defenderle , ni el poder de ci 
Rei , para librarle de fus manos. 

Cuenta también , que avicndof<2 
muerto vn Buci , de ellos que por 
Diofes eran tenidos , de propia enfer- 
rocdudad , ü dcmaliada vejez en la 
Ciudad de Menfis , Metrópoli de todo 
Egipto ( que aora dicen fer el Cairo ) 
vn Cavallcro , que tenia á cargo eí 
furtentarlo , y mantenerlo , lo enterro 
con la pompa, y magetlad , que te- 
nían de coñumbre; para cuio entier-; 
ro , y obfequias , no folo fe aprove- 
chó del dinero , que por parte de la 
República le fue dado ; pero avicndo- 
lo gallado todo , pidió al Rei Tolo-r 
meo prellados cinqucnta talentos de 
plata ; que para fober la gran fuma de 
dineros que fon , hemos de advertir, 
que los huvo de tres maneras; vnos, 
que pefaban ciento y veinte libras; 
otros , fctcnta y dos ; y el que menos, 
cínquenta , lo qual , bien confiderado, 
le vera por ello , el exceiivo gallo , que 
fe hacia : quando eftos cinqucnta Ta- 
lentos no fuefen de los maiorcs , ni me- 
dianos , fino de los iras chicos 5 eran 
cínquenta veces cinqucnta libras de 
plata, quanto , y mas, q'-ic no debie- 
ron de fer fino de los maiorcs , pues 
fueron pedidos a Rei , que no avia de 
dar , como Hombre parricular , y cl- 
cafo ; y parece fer aíl , porque el mif- 
mo Diodoro ( Hombre que le precia 
de decir verdad en todo , y va refi- 
riendo ellas colas con recato , y pies 
de plomo } encarece mucho el entier- 
ro. 



v$^ 



de la Monar<^Uíd Indiana^ 

tú , qué a eílc Buci viqo fé \v<;o, y 
io mucho , que en el fe g fto ; y afir»- 
«na , que en íú tiempo miuicrou al- 
eiinos de aquellos Animales , y que 
íc gallaron en liiS obleqtiias , y en- 
tierros , en el que menos , mas de cien 
talentos. 

Entre eftos beitiales ülofes , oue 



íiguefe lUigo tras lo dicho, tratar de 
la divifion » que de ella hacían , danuo 
mas i y menos de divinidad á ertos 
Diofes fallos , y de burla , lo qual ha- 
ll irnos probado, no íolode las Nacio- 
nes antiguas, de los Idolatras Gentil 
les , lino también en ellos , que de po- 
cos años á eíta parre lian (ido halla'- 



^ hemos referido, el que elta ciega gen- dos en eílas Indianas parces , y gentes 



te mas elbmaba 



y tenia por maior, 



era el Bucí , ó Toro , que en Griego 
llaman Apis , y en Lacin r.wrus Jlii,er. 
cite no podía vivir mas que el tiempo 
que le tenian limitado ( por ra<¿on áz 
que no le maricic de viejo } y luego 
que lo mai:ü.oan , hechaDauío en vna 
tusare que icnan , ílamaia de los Sa- 
cerdotes , y en ella lo ahogaban , y 



luego 



que era muerto , era inui hon- 






t8 

!t. C. 

1. /;■/,, 
,4í. 



raaamcnce enterrado; por cuia muerte 
todos íe ponían luto , y lo lloraDan 
baila que hallaban otro de fu color , y 
leiaejanca , el qual ponan en lu lugar: 
/fs-^i/? cite coior ( f;gun ban Aiigultin , y 1 1- 
'''' nio) eran manclias blancas fcmbradas 
j' por el CL-e po , el c,uil hallado, ceic- 
brabanc u nacimie tj, creiendo , que 
no por calo humano , tino por Pro- 
videncia Divina , lo avian hallado, 
ttaianlo a la Ciudad , y quando entra- 
ba por la^ C'.Ues d; cía , podi:n las 
mugeres v\rU ( pero nunca mis del- 
pucis de aver entrado ) las quaie^ puef- 
tas en cier(0 palo , y en renglera cele- 
braban la venida de fu nuevo DiOs. 
Elle Buci , ó Toro , ;ra mantenido , y 
íiillcntado con excciivos gallos , y con 
manjares diílicados : dabauíC á comer 
cierto potaje antiquilinio, confeciona- 
áo , y hecho de harina , leche , quclo, 
miel , y huevos , y a bueltas , carnes 
de Anfares aladas , y cocidas , con otra 
inmenüdad de cofas de mudia cUinia, 
y regalo. 

CAP. XV. De como no fblo Us Nacio- 
nes rúit'giiis ds losGemiks , di-üiuuron 
fus flilfüs Diofes , en ela/es , y urÁcms, 
Jupi'rions , e inferiónos , fino tambun lus 
fíe efl.is I'íMas üccidmiMes '■> y de cunto 
¡os repartiovn , enf:is uficius, 
y pr^rrogcítivAS. 

^M'-^^tí-^-A- PxOilgv.iendo en la bcf- 






-TJ-iT' 






üalidad de la idola- 
tría , y notando la ce- 
guera de iüs Hoai- 
brcs , que quitando la 
Divmidad ai Verdadc- 



lih. 7. At 
Civit, e.v. 



To Dios, fe la ati'ibuiená las criaturas; 



Ojcidenrales. De los anriguos fabemos 

( fegun San Augullin , en los Libros de r>. ^ugu/í. 

la Ciudad de Dios ) como dividieron IH»-. 7. de 

fus DiOiCs en tres partes, o géneros, Ci'W/. 

el primero de los quales nombraron 

Selectos , que quiere decir , apartados, 

ó eicogidos ; el fegundo genero , era 

de los medio Dioles ; y el tercero , de 

los Diofes Ruilicos , ó agrelles. 

Los Diofes de el primero genero, 
eran los grandes, y eicogidos , de los 
quales era el primero, Júpiter, y def- 
pues de é! , Apolo , Marte , Saturno, 
Mercurio, Juno , Diana , Orcus, Ve- 
nus , y otros , que el mifmo S-an Aguf- 
tin rehere. Los Varones eran doce, y 
las mugeres menos, y todos no il-¿a~ 
ban á treinta y dos. Hlos fingían let 
Diofes de padre , y madre , diciendo, 
que la Deidad, que tenian , Ls ve lia 
por ra<¿on de la que por partes de p^a- 
dre , y madre heredaban : euias figu- 
ras fingían , y ponian ca el octavo 
Ciclo , porque decian fer inmortales. 
Y fegun el mifmo San Agultin , en el 
Libro Séptimo, apenas le hallo Dios 
alguno de ellos Selectos , que los Ro- 
manos adoraron , y tuvieron por gran- 
des, ypuderofos, que no fuele nota- 
do de algún crimen grave , feo , repre- 
henlible, c infame , y per conliguicnte 
manera , digno de fer por ellos repre- 
hendido , y mcnolpreciado ; aunque de 
de Jano dice, que no l'wlla CLfacon'» 
tra el , por la quji fe le pueda atvibuic 
elle nombre , pareciciidole inculpable; 
porque por ventura vivió inocente- 
mente, fin precipitarle, ni delpeñarle 
en ícmr jantes abominaciones , vicios , y 
maldades. De los ícgnixios , que f-ie- 
ron medio Diofes , }>or racon de ícr Ul 
pad'cDios, y fu mndre muger mortal, 
fue Hercules hijo de Júpiter , y de Ale- 
mena , como dice Séneca , y Diodoro. }j^rcrtj.ce~ 
También fincieron íer Aqniles medio t.^usCann. 
Dios , por a\ cr ter.ido a fu madre por 9. 
Dicfa , llamada Tlietifc , aunque íu 
padre fue mortal , llamado Peleo. Per- 
ico, diieri. n Icr hijo de Júpiter , Efcuia- 
pio de Apolo, Romulo de Marte, co^ Or.y./;. r y 
mo lo trata Ovidio , y otros mucko^, Met»m»r. 

ds 



T). Auml?. 
li.i.d: Ci- 
vit, cap./^. 



Sic.iih.jf. 
Ssnec.trj¡, 
I o. tit. 



r- 



'LihfQ Scxh 



Civit. 



tic que tratan proli)amcnte los Poetas, 
D./!v.:ptf!. y San AguÜiacn ci Libro Segundo de 
UL t. </^ ^a Ciud.id de Dios» ti tercero lin.igG 
de Dioícs, que los Gentiles tuvicion, 
fue de ios que pertcni-Ciaii a las colas 
naturales > porque á cada cola natu,- 
lal > ponidii , y atribuían vn Dios , dán- 
doles oricios divcríos , y ali eran tan- 
tos los Dioles , quaiitas eran las cofas 
humanas , de que vl'aban. 

tile eiror tan conocido , y vfado 
de los antiguos laoiaitas , ha tico , y 
fue tambitumui Icguiüo de cüos, gc 
elk Nueva-Lipaña , teaienco vnos Dio- 
íes , á lus quaies los imaginaban me- 
ramente elpitiruaics, y ágenos ue to- 
da materia cur^.oiea, como tue lez- 
catüpuca , que i ..marón Anima de el 
Mundo , y otiob íeinejantes > y ellos 
eran como los iclecios , y elcogidoS) 
que los sJe.Kilcs tuvicion por prime- 
ros , y lupr>;mo$. Otros huvo, de in- 
ferior gracto , y citimacion mas baja ; y 
otees mcr.orcs, a los quaies todos da- 
ban Divinidad, aunque huvieíen íido 
jHiros Hombres, por raijOnes, y cau- 
las particulares, con que a ello le mo- 
vían , ora fiícíeii hacaúas , y calos íe- 
Jíakidos , o colas in'v cntadas nuevamen- 
te en provecho, yvtilidad délas Re- 
publicas , aü de leics , como de ofi- 
cios , y lacrihcios , o otras algunas 
cofas , á cftas femejantes , y dignas de 
íer notadas , y eltimadas , y á lu inven- 
tor tenido en eltimacion per ellas. 

CAT.Xn, (De la multitud de T^io- 

íes , que tu\)o la Gentilidad j a(¡ los 

mtizuos Idolatras , como eftos nue'\)a- 

mente dejcubtertos ^ en e/í as Indias 

Occidentales de la Nuc^ia-Ef- 

paña 5 y Tirú. 

Unque es verdad ( como en 
otro Capitulo hcmcs di- 
cho ) que eftos Indios in- 
fieles tcnian conocimien- 
to de vn Oíos , al qual 
llamaban Criador , Hacedor , y Conicr~ 
vador de todas las colas, clqualuuni- 
brc no es pofiblc convenir á otro , que 
a! que lo es verdadero, como puños 
nombres , que declaramos íe ha viílo, 
añadiendo en elle Capitulo decir , que 
los de el Pirü le llamaban Viracocha, 
que quiere decir , Criador , Hacedor, 
y Señor , y Dios de todo j pero el ca- 




pital enemigo de bs Hombres , -f 
vlurpador de la reverencia , que á U 
vcruadcra Deidad , y Mageltad es de- 
bida , Corrompió ella verdad en íus 
Cüra«.oneS , con el dilcurfo de lus tiem- 
pos , avieiido tailadu gracia , y dudri^ 
na. V añadiendo ios inilmos Houibres 
pecados a pecados , que Ion \nos ea 
pena , y caliigo de otros ( como cííjím Ca/'^ «S 
mos ) y vna ue las cauíai. porque Dios 
fe aparta de ios miíerabjes Hombres. 
De aquí nació el engaño de admitiff 
mucl oj Dioíls, y U multirud inmen* 
la , que de ellos ic ha hallado en to* 
üo el Mundo , ¿íi en los ligios pafa-' 
dos, como eniospreientcs. i porque' 
vcnganu s al iutentu , digo , que en- 
ehas líi ias Occidentales , coirienda- 
por cfta M^eva-tlpana , las muchas 
tieirab, quv ai haüa U Florida , y Ciw 
Lolaj y oülvie.jao por la parre de el 
Mediou.a , y Críeme , halla las ellenJ 
didilimas tierras , y regiones del Piríi¿ 
incluieiido en cuc numero de leguas, 
las infinitas Naciones, que en ellas vi-i 
ven, y lian viviuo , en lu gentilidad, 
eran tantos ¡os Dioies , y tantos los 
Ídolos que lus rcprclentaban , que no 
tCDian numero , m tucra polibie con- 
tarlos, aunque para Cilo le pulieíalu^ 
uia diugeneu, y cuidado. Unos eran 
de Oro , otros ue f tata , otros de Co- 
bre , otios de barro , oii<js de Palo, 
otros d¿ Mala , y otros de diverlas fe- 
millas, contorme ai antojo , y coííum- 
bre de cada viiO, 

La forma de eftos Diofes , ó ído- 
los , era daerente , porque vnos eran 
grandes , otros pcquerios ; vnos chicos, 
y otioi '""S Liiii.us. Ur.os formaban 
como figuras de Obilpos , con lus mk 
tías » otros , con vn niortero en la 
cabc<¿a , y aili ks hcehaban vino ea 
fus fiellas , pul lo qual fe cree , fer 
aquel el Dios ucl vino; otros, tenían 
figuras de Hombres j otros,de Aiu£;e- 
res ; otros , ae ueuias , como íléones, 
Tigres, Perros, Venados, Deeliama- /„ yp^/^^ 
tiera también los figuraban ios anti- ¡¡etic.c.i^ 

g 

0"Íros , como Cuiebras , y dios de ^'\ , 
varias maricras 5 vnas retorcidas , otras j^^^y 
enrofcadas, y en otras furmas, y con 
roilro de ir.ugcr , como (ucleii p'utar 
la que engaño a Eva. Otros , de Agui- 
jas , y Bulios , y otras aves. A. otros, 
daban (igura del Sol ; a otros , de la 
Luna. Ocres lormabanconio Sapos , y 
Ranas, y Peces , que decían ier los 

Dio. 



1 



,uos , Icgun lo dice i ertuiíaro , y San D.'iv.g'i'} 
U.uilin, y Prudencio dicen lo milmo. '■'•'•'«■'^'•^ 



C'iv, 
im- 



de la Monarquía Indiana. 3 2 

Diofcs del Pefcado. En comprobación dc[ Volcan áHuexotzinco , y por ios 



de cito le dice , que paíando cierras 
peilonas , por vn Pueblo , que citaba 
íicLudo juiíro de vna Laguna , pidie- 
ron a los moradores de el , algún pel- 
eado , los quales dijeron no tenerle , ni 
poderle aver , por averie llevado íus 
Diofes de aquel lugar , los quales les 
eran favorables para pelearlo. Teuian 
Dios maior , cuio oíicio decian lee 
guarda del Ciclo , y de la Fierra. Otros, 
que ílieren guardadores de ios Hom- 
bres , y cHuvieíen ante aquel graa 
Dios 5 como abogados de ellos. Tenian 
Dios de la Tierra , Dios de la Mar , del 
iVieiito , de las Sementeras ; y para ca- 
da elpecie de ellas , de las Arboledas, 
y Frutales , de las Plantas , de las Ma- 
ripoias , y á ellas , y á la Langolla ado- 
raban h porque no les comieíen las mie- 
fcs , y fementeras. Adoraban las Chin- 



ranchos , para Tlalmanalco , que Ion 
ioí. caminos mas curiados , para Mé- 
xico ; y en otras muchas partes , como 
las hemos \ilto , y vemos cada dia, 
aunque ya no Te enciende el millerio, 
y pocos lo han alcanijado. Tenian Ido- 
loi junto á las aguas , maiormente cer- 
ca de las fuentes , á do hacian fus Ai- 
rares con fus gradas cubiertas por en- 
cima ; y en muchas principales Fuen- 
tes , quütro Altares de eftos , á mane- 
ra de cruz, vnos cnfrenre de otros; y 
alli en el agua , hechaban mucho in- 
cienfo , y papel , como en man-^ra de 
ofrenda. Cerca dolos gr-^ndes Arboles 
hac¡an lo mifmo , y en los üolques te- 
nian Dios de las Guerras , para que 
los detendiefe , y guárdale de fus ene- 
migos ; y otro Dios de los Matrimo 
nios ; y tinalmente , eran tantos , que 



ches , Pulgas , y Piojos , porque no les íe pierde la cuenta en contarlos. 



picafen. A las Culebras , Víboras , y 
otras fabandijas , porque no les mou- 
diefen. A los Leones , Tigres , y otros 
Animales , porque no los raatalen. Mas 
es de notar , por la regla general , que 
en toda la tierra firme de ellas ludias 
( defde mas arras de la Nueva-Efpaña, 
que es la Florida , hafta el Pirü , como 
íe ha dicho ) puefto que eftas gentes 
tenian infinidad de Diofes , e Ídolos, 
que reverenciaban , fobre todos ellos, 
tenian por maior , y mas poderofo al 
Sol , y á eiíc dedicaban el maior , y 
mas poderofo , y fumptuotb Templo. 

Es también de fabcr , que en todos 
los lugares que d. cucaban , para ora- 
torios, tenian de e.tos fus Ídolos gran- 
des, y pequeños , y los dichos luga- 
res eran íin numero , en los Templos 
principales , y no principales de los 
Pueblos , y barrios ,• y en lus patios , y 
lugares altos , y eminentes ( aíi como 
Montes , y cerros ) y en los puertos , y 
cumbres de las fierras, por donde le 
pafaba de vna parte á otra , adonde 
los que fubian derramaban íangre de 
las orejas , y quemaban incieiTo , y 
hechaban de las rofas que cogían en 
el camino, las quales ofrecian en aque- 
llos lugares i y en elpccial , los que lle- 
vaban grandes , y peladas cargas ( co- 
mo eran los mercaderes , que conti- 
nuaban mas el caminar ) y de ella ce- 
remonia antigua , les quedó á los In- 
dios la fiípcrdiciün de amontonar , 6 
colgar piedras de los Arboles , en lo 
alto de los Puertos ; como fe ve en las 
tambres de las fierras , que fe ^^nüa 



A quien fe admirare de lo dicho , Ic 
ruego oiga los que los antiguos Gen- 
tiles hicieron: que llego atante fu ce- 
guera , que no contentándole con dif- 
tribuir la Deidad en tantos Diofes, 
quantas eran las efpecies de las colas: 
añadieron poner á vna mifma cofa mu- 
chos Diofes , como parece de las mie- 
fes , porque tenian \ n Dius para el gra- 
no , todo el tiempo que eítuviefe lera- 
brado , y efcondido en la tierra fin na- 
cer , y cíl¿ Dios ©L-a hembra , llamada 
Scia. Lu"go que nacia , la tomaba á 
cargo otra Diofa , 11 imada Segecia. 
Luego que florecia , ó efpigaba , cui- 
daba de ella la Dio a flora. QLiando 
cftaba en leche , la patrocinaba el Dios 
Laétuo. Quando la caña hacia nudos, 
laconfervaba el Dios Nodoto. Qiian- 
do maduraba , la Diofa Matura. Qjaan- 
do la cogían , prefidia la Diofa llunci- 
na. Ociando fe encerraba , y entroxa- 
bá el Trigo , le daban á cargo de la 
Diola Tutilina. Y de ella minera fe 
procedía en todas las demás frutas , y, 
plantas , fiendo la L^iofa de las Man- 
canas , Pomona ; y de los Bueies , Bu- 
boua ; y del Dinero , la Dioía Pecuniai 
Tuvieron Diofes de los Montes , y 
Sierras , de los Collados , y Valles , co- 
mo fue la Diofa Collina ; de los Valles, 
Vallonia. 

A folo vn Hombre daban muchos 
Diofes. Lucina , Diofa de los partos , la 
qual tenia cargo de que la criatura fá- 
llele á luz fuera del vientre. Otro Dios 
tenia cargo de dar fentido al niño , y 
llamábale Sentuno. Otro le daba vida. 






TIutarch. 
l'robkm. 



D. C'icm. 

ni: f. /.'.;- 

utrarij. 



Laftant. 
Oi-vinnr. 

eh'.¡i ¡ih.i. 

CAp.ZQ. 



_ Libro 

lUnubafcVitono. Otro ftcüdh quan^ 
do lloraba el niño , ilaniüle V.igitano. 
Otra UiolA tenia cuki.ido de el, cala 
cana , liaiuada Cunina. De las tecas , 6 
pechos de la madre , y del cuidado de 
U leche avia orta , iiamada ilumina. 
Otra , que hacia al niño buena la vo- 
Uiiitad , llainada Mente. Otro Dios, 
llaai>-da Sus , que le á.VoA buen conlc- 
jo. Oiro , que le inf'kaba buenas 
leatencias. Otro tenia oíicio de la 
crianca del niño. Una en el mamar, 
que llamaron Potina. Otra en el co- 
mer, dicna Educa. Ü:ra, que guarda- 
ba al niño , qucindo conienijaba a an- 
dar. Oaa , que los hicicl; preltos , y 
diiigeatcs , y no perezoios , y dormi- 
lones. Y de ella manera coriia cite 
dcfatino, en oíros {«.mejantcs diipar:.- 
tados Diülcs. 

De los Caf-imicntostenian muchos 
Diofjs , vno d; las Bodas , porque les 
fucedicie bion , llamado Iu¿antino , que 
ayu;itaha en vno lo> dclpoíados, con 
otros Dio:es, entre los quales le cuen- 
tan Venus, y Piiapo, que por darles 
tan torocs , y lucios ohcios en elUs 
Bodas , y Cafamiciuos , no le dicen; 
los quales , íegun Plutarco en llis Pro- 
blemas , fon cinco ; y en honor d: el- 
tos cinco Diolcs , po¡;ian cinco cirios, 
chachas encendidas, no licndo mas, 
ni menos , en todas las Bodas , como 
diccelmÜmo Plutraxo. Y a taniadcf- 
vencura llegó la ceguera de los fjber- 
Vios Romanos , que coniticuicron D:o- 
fa á las hediondas neccúrias , 6 letri- 
nas , y la adoraban , y conlagraban , y; 
ofrecían íacrilicios. Pero noavraquiea 
le maraville de ellos, aviendoles Dios 
cegado , por Ibs oculcos ju Cics; y ú- 
biendo , que eran Diofcs elegidos , por 
el juicio corro de los Hombres. Y ella 
Diofa , parece averia recibido de los 
Egipcios; porque fegun üan Clemen- 
te , en l'u itinerario , ellos fueron los 
primeros ( como ya vimos ) tjue á las 
letrinas adovaron; pero á que no fe en- 
tregaran , y qué D:ol;s no recibirán 
Hombres , que h tal Diofa adoraron? 
A ella Diou llamaron Cloacina , Dio- 
fa que preiidia ea lus albañares , y los 
guardaba , que Ion los lugires donde 
van aparar todas las liacieduies, inmun- 
dicias, y valco'idades de vna Repúbli- 
ca. Y pues tan fueios eran , merecían 
(como dice Ladaneio ) que ticmprc 
tuvieran femcjante Diofa colgada de 
las narices. 

La Hilatua de ella Diola, dice Por- 



Sexto 



cío 1 icio ," que fue hallada , cri vna 
mui grande letrina , 6 albanar en Ro- ^7l'¿7!S 
nu , y no íabicndofc cuia imagen fe- /^_^ •"'^ 
ría , dctern".inorvomulo, que ic lláma- 
le Cloacina , que viene de Cloaca , en 
Latin ; y en Catkllano quiere decir: 
Albañar hediondo , donde \ ana parar 
todas las inmundicias, y \alcot)dades 
de la Ciudad, A efta fucia Diola edifi- 
caron Templo los Romanos , fegun Ti- L¡vmi;!,¿ 
to Livio : y de todo lo dicho , y rcfcri- ?. dec. i. 
do de tilos Dioles, es teiUgo , y lo re- d. Au.ruf. 
fiere San Agullin , en los libros de la "^- ''■• '■'!'' 
Ciudad de Uios. J^T, '¿" 

Tuvieron Dios de los Campos , lia- 2,/c^^, 
mado Silvano , y por otro nombre, lia- Dei. 
mado ¡*.m : Otro tropel de Diules te- 
man , que prelidia en los Montes , ea 
las Fuentes, y Aguas, Adoraban á los 
Faunos , los Sátiros , á lasNmíás, y: 
otros ; y en concluíion , íliercn tan- 
tos, que fegun cuenta de los que bien 
han tratado de ellos , paláron de trein-. 
ta mil j y con íer tanto elle numero, 
es el de los Indios de cita Nueva-Eípa- 
ña , inaior , y puédele decir , que al 
Demonio , inventor de cítos deíatinos, 
con el dilcurfo del tiempo, le f¡e fá- 
cil añadir mal í mal , y Dioles a Dio- 
í.s , pues no le coltaba mas que buC-r 
car la invención. 



CJT. Xni 'De los Dio/es que ado^ 
vahan los Indios de la Isla Efj)añoU ^y 
todos los de las Islas comarca- 
nas 5 y otras Tro-* 
Vmcias, 

A S gentes de la Isla Efpa- 
ñola , y Cuba , y la do 
San Juan de Puerto Rico, 
y Jamaica , y todas las 11- 
l.as de los Lucaics , y co- 
munmente en todas las denús , que 
eilán quali en renglera , defde cerca de 
la Tierra-Firme (que fe dice la Flori- 
da ) halta la punta de Paria , qucciea 
la fierra-Firme , comeni^ando del Po- 
niente al Oriente , bien por mas de qui- 
nientas leguas de Mar : y rainbien por 
la Culta del mifmo Mar , las gi.-nrcs de 
la Tierra-Firme, por aquella iibcra de 
Paria , y todo lo que ai de alli «bajo, 
halla Veragua , quali era toda vna ma- 
nera de religión , y poca , 6 cau ningu- 
na , aunque tenían alguna eípecie ds 
Idoiarria ; pero m tenian fomplos 
faaiptuüfos, aunque tcniau ( como ya 




^¡? ¡ct Mo:7ciráma hiTia-fiá' 



?^ 



ai\i;nós en otfa parte) alguiías cafas Eftatiia;, y figuras luíSCis , íftetiafe ea 



di poc.i coiilideracion , y pa¿i«¿as , al 
mudo de las otras coiumics , cu que 
Jos otros moradores de la tierra vi- 
vían ; pero diferenciábanle de eüucr..s, 
en ellac algo apartadas de ellas, bui 
ídolos oran pocos , y ellos pocos , no 
los tenían para adorar por Dioíes , li- 
no por pciijafuín ,qiie los hacían cier- 
tos Sacerdotes (con los quales habla- 
ban los Demonios por boca de aque- 
llos Ídolos ) de que por eilos les ve- 
nia todo bien , como era darles hijos, 
embiarlcs agua , para fus f.-morados, 
y otras colas vtUes , y á cuas l'eme- 
jantes. 

No hacían ceremonias exteriores 
fenfibles , lino mni pocas , y citas exer- 



Colon. 



el m'.lmo Demonio poiiia por Minif- 
tros , engañados con ciertas ceremo- 
nias qae tinglan ; y toda lii religión 
parece que principalmente era imagi- 
naria , con la eíhmacion de vn Tolo 
Dios , y en fu milma mente obraban 
tu cuito , pucito que con lo'. engaños, 
y perruaiioucs de el Demonio , y lüs 
Á'iiniitros ; y careciendo juntamente de 
doctrina , y gracia , mezclaron con 
aquella adoración mental algunos fal- 
los , y deteílables errores. Porque 
aunque es verdad , que le conoció en 
ellos crte conocimiento de vn verda- 
dero , y folo Dios , el qnal era inmor- 
tal , e iiiv'iüble, y que no tuvo princi- 
pio , cuia habitación , y morada eran 
los Ciclos, con todo mezclaron a elte 
verdadero conocimiento , \os errores 
de creer , que Dios , en quanto Dios, 
tenia madre , culo nombre era Atabex, 
y vn normano lüio Guaca , y orros de 
efta manera: en los quales errores in- 
currieron , como gente fin guia ; antes 
para no acercar , y para errar mas fre- 
quontem-nte , avia quien de la verdad 
los defviafe , oíufcandoles la lua.biede 
la racon natural , que pudiera guiar- 
los. 

Tenian ciertas eftatuas de Madera 
(■ fi;gun eicrivio el Almirante Don Chrií- 
toval Colon a los Rcies de Caif illa) don- 
de metían los huel'os de fus padres , y 
eftos debían de fer los de ios Reies , y 
Señores, y eftas Ellatuas huecas , lla- 
maban del nombre de aquellos, culos 
huefos en si tenian. De eftas cuenta 
eíte eaibu'ce , por ventura inventado 
por arte diabólica , y exercitado por 
Hombres embulteros , que lo vlabanj 
el qual es , que como eran las diclias 
Tomo II. 



ellas vn Hombre , y fingía hablar ea 
perlbna de aquel Señor , cuia mugen, 
y iimulacro reprofentaba , perluadien- 
do con tus palabras fer aquella lenten- 
cia del dicho Señor diuuco ; á las qua- 
les daban crédito los del coínun de 1,^ 
repubhca , y populares. Y dice mas, 
que acaeció entrar dos Efpañoks en 
vna cafa , donde avia vna de eftas Ef- 
tatuas , la qual dio vn grito , y dijo 
ciertas palabras , que por ventura de- 
bió de ler por atemori^-ar a los nueíh'os, 
que dentro eilaban 5 pero como [os 
tipañoles no fácilmente le afombran 
de gritos de fantafmas fingid vs , antcg 
acometen , y aguardan á las verdade- 
ras, ni fon tan fimples que no ca;ekn 

llególe á 



citaban por aquellos Sacerdotes, que mui prelto en el eir/ano 

ella vno de ellos, y dándole de el pie, 
la derribo , y delcubrjo el fecrcto , q-ue 
dentro eftaba. Elk modo de embuíte 
vfaban de ella manera , que dentro de 
la cafa , que tenian por templo , y a 
vn rincón de eUa , avia vu'hoio, y 
cierto eípacio de lugar cubierto de ra- 
mas , donde íe mena , y encubru la 
Pcrfona que hablaba : y e.la tenia 
vna trompa, ó cerbatana, que metía 
por. lo hueco de la Efiatua , y hablan- 
do por ella , parecía en realidad de 
verdad, que la miíma Elljtua hablaba. 
Dice mas el Alnriirante, que tra- 
bajó por faber 11 las gentes de e.'la 
Isla , tenian alguna Seta , que olicfe á 
clara Idolatría , y que no la avia pcw 
dido comprehendcr , aviendo pucfio 
fumo cuidado por si , y por otro Hcr- 
mitaño , llamado Frai Ramón , á quien 
tuvo algún tiempo entre los Indios, 
para enteratfe en fu intento , y íabec 
lo que defeaba , y pretendía 5 y lo que 
mas pudo alcanzar elle dicho Frai Ra- 
món , tue , que tenian algunos idolo5, 
6 Ellatuas de las referidas , que ^e- 
neralmenre las llamaban Cerní , de^as 
quales creian fus adoradores , que re- 
cibían el agua , las míeles , los hn'os , y 
todas las oemás cofas para la vida nc* 
celarías. Ellas Eit aínas 

eran de madera , otras (íe 

piedra , y de otras 

materias. 



algunas 



^** 



5^# 



**■* 



?^** 



n 



*** 



^^^ 



CAP¿ 



l6 



■CAT.Kí'^in. Como eri^hm fus Dio- 
Jes e/fas gentes , de cjlds Islas j y co^ 
ma ha (¡do co{}Mnbrc antigua del 'De- 
monio, l.\t!;!ar , y da Je a cono^ 
cer , en arboles , y otras ^Un- 
tas , d los Hom- 
bres, 




I L orden , que cítos natu- 
rales Isleños tenian pa- 
ra icv-tjitar , y erigir 
nuevamente vn Dios , y 
hablando ñus propia- 
mente la aftncia que el 
Demonio tenia , para introducir algu- 
na nueva imagen en ía Pueblo , era 
cíb (legun los nicímos Indios dicen) 
que quando algún In.iio iba camino, 
li 3.Ci(o veía algún Árbol , que con 
Ci viento fe movia mas que los otros, 
del qual movimieivto el Indio cobraba 
r.mfi.cap. miedo , Uegabafe al Árbol que fe lo 
avia cauíado , y preguntábale quien 



Libro Sexto 

que las declaraba , y decía dcfpues al 
Pueblo. 

Elle modo de hablar el Demonio, 
en Arboles , y otras tormas , ha fido 
coitumbre mui antigua l'uia , para traer 
engañados á los miferos Hombres , que 
J)arecicndoles colas prodigiolas , los 
adoraban por Divinos. Y vno , donde 
cali de ordinario ha gu?rdado elt-z la 
engañóla collumbre , ha lido Ja tnci- 
na ; en la qual , legun Sentencia de gra- 
ves Autores, en efpecialdc San Ilido- Djfid.Uhé 



z6. b, L. 



era , 6 que quena ? 



Y luego el De- 



ro, de ordinario daba fus Rclpaellas, 
hablando por ella á los Hombres , pa- 
reciendo dar vida al palo , y lengua al 
leño, ageao de racon , y ali era árbol 
confagrado a Júpiter ( como en el Li- 
bro de los Templos decimos.) Tam- 
bién el Olmo fue Árbol fuio , y el Te- 
rebinto , y por ellos hablaba , y en- 
gañaba a los Hombres , como por la 
Encina ; afi lo afirma Filoílrato , y lo 
nota Gencbrardo. De manera , que ha 
íido víauí^a , y coitumbre lüia en^^a- 
ñar hablando en Arboles , vnas ve- 
ces , para que los cortafen , y corta- 
dos fe hiciefen figuras , y retratos fu- 
ios 



7. Ethin. 
cap.-j. 



Cap. ¿, 



L'tb.i.CrO' 
nic. 



y Otras , para que elUndo hojo' 
moaio , que parecía hablar , en el Ar- ios, y floridos le eltnmljn , y reve- 
' ' ■ ■■ '■ " ' ' renciafcn en aquella frefcura : y ali era 

la Encina dedicada á Júpiter, y aBe- 
recintha ; el Laurel , á Apolo ; el Ar- 
raihan , á Venus ; la Yedra , á ]i¿co; 
el Ciprés , á Pluton ; y los otros Dio- 
fes infernales , la Oliva , á Palas ; la 
Palma, á la Diofa Victoria ; el Pino, 
a la Madre de los Diofes ; la Haia , á 
Stupor i el Álamo , á Hercules , como 
lo dicen Plinio , Claudiano, Servio, Ce- 
lio Rodigino > y otros ; y la ra<¿on fe- 
ria , por mas continuos en fus colo- 
quios , y ra(;onnn>icnros , con los Hom- 
bres , en cños Arboles, que en otros. 

Tenian otros Dioles , ó Imágenes 
de piedra , las quaki. hacian enrender 
eftos Sacerdotes al Pueblo, que losía- 
caban de los cuerpos de los enfermos, 
y eran cftas piedras de tres maneras, 
atribuiendo á cada vna fu prerrogati- 
va , y virtua. La vna decian , que fa- 
vorecía las mieles , y panes. La legun- 
da , aplicaban á los partos de las mu- 
geies , para que en ellos no peligia- 
Icn , y pariefen lis criaturas fin rielgo. 
La rerceía decian , feries favcrsblc 
en los temporales , einbiandolcs aguas, 
y buenos años. De manera , cue de- 



bol , le refpondia , llámame aqui á vn 
Bohique ( que era Sacerdote , o Satri- 
pa, y tieehicero) y él te dirá quien 
íbi. Iba el Indio luego por el dicho 
Bohique , y puerto con recato junto 
al Árbol , y fentado , hacia cierta ce- 
remonia ; y lu-go fe levantaba , y re- 
íeriale las dignidades , y títulos de los 
«íjiores Señores que avia en la isla ; y 
luego le preguntaba : Qiie haces aquí? 
Qiie me quieres ■ Para que me man- 
dattc llamar ? Dime , fi quieres que 
te corte , y lleve conmigo, y de que 
manera quieres , que te lleve , porque 
yo te haré vna cafa en que mores , y 
vm labranza de que comas. Entonces 
cl De:no lio refpondia, por el árbol lo 
que queria , y qus lo córtale ; y de- 
clarábale la manera como lo avia de 
llevar , y el modo de la cala que le 
avia de hacer , y la labranca que lo avia 
de labrar , y cultivar. El Boliique cor- 
taba cl Árbol , y hacia de el vna Eíta- 
tua , ó ídolo de mala , y delacatada 
figura , llevábalo , y hacíale cafa , y fe- 
mcntcras , y con ciertas ceremonias, 
era cada año celebrado , al qual tenian 
recurfo , como á Oráculo , de quien 
íabian todas las cofas que pretendían, 
y dcleaban , ali de mal , como de 
biea > las qualcs coías eíte dicho ijohi- 



cap. I. 
Claud.ti. 1. 
dt Rapt. 
PitJ. 
Serv.lib. z. 

Cel. ¡iL\ 4, 
cap.-]. 



bian de fer como los Dioícs que los 
antigios tcni:m, cuio cargo era prcfi- 
dif cada vno , en vna cofa > aunque. 

por 



de la Monarquía ínSaM* 

por ÍAíjon de fcntir mas fimple , y ru- quiete decir , dos hiü.^efes 
daraeace de ellas colas , elbs gentes» 
debían de tratarlas con menos cui- 



dado. 

Cerca de cílos Cemies , ó Diofes 
fe jacia'oan los Reies , y Sciiorcs ( y 
por ventura , la demás gente común 
con ellos , pues como dijo el otro 
Poeta en vn verlo : El vario , y vol- 
Cls'Miia». tjfio vulgo , fácilmente le mueve al 
ie 4. Con- ^^~^y parecer del Principe ) de te- 
iier mejores , y mas aventajados Dio- 
ies , que laS otras Provincias , y Na- 
ciones ; lo qual fuera verdad > ü lo 
dijeran de Dios Verdadero , como fe 
dice en el Deuceronomio , del Pueblo 
Jd luael , por éftas palabras : No ai 
Nación tal , ni tan buena , que ten- 
ga taks , y lan buenos Diofes , como 
ia nuettra , en tener a nüeftro Seiíor 
DiOS:' entendiendo ellas palabras* por 
el que crio el Cielo , y ia Tierra , y es 
H leedor de todas las colas. Y por la 
racon dicha vivían los Indios con 
mucha vigilancia en guardarlos , te- 
miendo, que ios otros Pueblos conve- 
cinos le los hurtafen. Y puéít ) que 
eñe cuidado era grande , en guardar- 
los , vnos Indios , de otros ; pero mu- 
cho maior, y lin comparación , fue el 
que pulieron , para que los Efpañoles 
no los vieran (delpucs que los cono- 
cieron ) por el gran temor , que les 
cobraron , y recelo deque le ios qui- 
tarían , como en realidad de verdad fe 
los quitaban , como a gente Idolatra, 
y que negaba , con la Idolatría , el 
verdadero Culto á IDios debido : Y 
por Cita cauta , no folo quando llega- 
ban á íus Pueblos , pero quando loí- 
pechaban , que avian de ir , ó iban , los 
efcondian , y llevaban a los Montes , y 
aun alli les parcela, que no los teman 
fcguros, ni libres de lus manes. 

CAP. XrX, Que trat.t de los D:ofes Orne- 
tccublli , y Lhnecihuatl , por ciro nom- 
bre ¡¡amados (Jitialatonüc , y CAíalicue, 
y di Ju lugar , y afificncia. , /e¿:m 
lo Jentiatt eftos Alexis 
canos. 






Ntre los Diofes que eftos 
ciegos Mexicanos hn- 
í;Íjroa tener, ykrma- 
iurcs , que otros , .fue- 
ron des ; vno iiantado 
Omctecubili , qi^e quie- 
re decir , dos hidalgos , ó cavailerosj 
y el otro ll-unaron Ümetihuátl , que 
Tumo II. 




los qua-i 
ks , por otros nombres , Hicron lla- 
mados, Citialatonac , que quiere de- 
c.r , Eilreüa que refplandece , o ref- 
pLndecientc ; y el otro , Citialicue» 
que quiere decir, Faldellindc la Elbe- 
1ra : porque Cueitl , es vna veílidura 
de que vfan las Mugcres de ellas In- 
dias , llamada de los nuellros Nahuas^ 
y lona manera del Faldellín , conque 
cubren íus carnes las mugeres y de el 
qual \Í^An comunmente. Eftos dos Dio- 
les fingidos de ella Cientilidad , creían 
fcr el vno Hombre, y el otro Mugerj 
y como a dos naturalci^as diftintas , y 
de diilintos lesos las nombraban , co- 
mo por los nombres dichos parece» 
De ellos dos Dioíes , ( 6 por mejor 
decir , Demonios) tuvieron creído ef* 
tos naturales , que rcíidian en vna 
Ciudad glorióla , alentada fcbre los 
once Cielos , cuio lucio era mas al- 
to , y funremo de ellos ? y que ca 
aquella Ciudad gocaban de todos los 
deleites imaginables , y poíeian todas 
las riquecas de el Mando » y decian, 
que defde alii arriba regían , y govcr- 
naban toda cita maquina mlerioc del 
Mundo , y todo aquello que es Vili-» 
ble i c inviíible , inñuiendo en todasi 
las Animas > qlic criaban todas las in-» 
clínaciones naturales > que vemos aveé 
en todas las criaturas racionales , ^ 
irracionales 5 y que cuidaban de todo,- 
como por naturaleca les convaiiaj 
atablando defde aquel fu aliento las 
cofas criadas ; cuia opinión fue de los 
Antiguos , aplicada a Júpiter , fegun 
dijo Ovidio , que defde las alturas da OwW. i; 
los Cielos , miraba todas las colas Mtt.ifh.ts' 
del Univerfo ; en lo qual los vnos , y Tr}jt. eUg. 
los otros drcian vendad, lí lo cuten- '•"^•^• 
dieran de Dios Verdadero , el qual» 
aunque ella en rodas las co<as , afuló 
por particular efedo , y aliilencia ca 
los Cielos , gloriticando los Elpiritus 
bienaventurados , que en aquellos la- 
gares gocan de fti Divina Elencia , y 
Preícncia. 

De manera , que fegun lo dicho> 
elta muí ciato de Liuender , que te- 
nían opinión , que los que regían , y 
governaban el Mundo, eran cus (con- 
viene á Taber ) vn Dios , y vnj Diola, 
de los quales el vno , que era el Dios 
Hambre , obraba en todo ci genero 
de los Varones; y el otro, que era la 
Diola , criaba , y obraba en todo el 
gí ñero de las Mugeres» No cspoíiblc 
dejar de caufar atombro , y efpanra de 
D 2 ver 



1*^ Lthro 

Ver entcsidkttiffrtos tan ciegos , que 
¿> que es (Jebido á vn Tuio Dios , le 
atribuya. á mochos , dividiendo en 
tantos la Divinidad ; pues es cola 
cierta , que es iudivila , c impartible, 
de la qua4 participan , en vn ser de 
fubitancia , las tres Divinas Perlonas 
(convCiic álaber) Dios Padre , Dios 
Hijo , Dios Efpiritu Santo ; las quales 
Perlonas, ya que ton realmente diitin- 
jfis entre si, la vna de la otra, porque 
d Padre no es el Hijo , ni el Hijo es 
ol Efpirita Simo , con todo es , y con- 
íelamos íer vna Naturaleza , Una HfeH- 
cia , y Una Divinidad , la qual co- 
municada igualmcnre a todas tres Per- 
lj>nas obran en elia, con ella, y por 
dlx todas las coías ad extra , lin di- 
ferenciarie , en fus operaciones , en 
nada , la Una Perlbna , de la Otra; de 
tal maneía , que aunque ion Tres 
Pcrioiias , no Ion Tres Dioíes , liao 
Un Dios , y Una Eft^ncia comunica-. 
da enteramente á Tres Perlonas , y 
^ile Dios es el que confefamos , y el 
que niegan los Gentiles , lino comaclo 
pofuivo , á lo menos , con dar á ivu- 
chos, lo que á vno íbloíadebe. Pe- 
ro no es maravilla , que Hombres 
apartados de Dios , ,y de fu gracia, 
defatinen tanto comer; lo dicho , que 
también labemos de otros , que ib 
preciaron de niaior íaber , que dieron 
en otro no menor yerto ; pues anr- 
.raaron aver Dios de los bienes , y Dios 
de los males , no lieado poliblc , le- 
gun lu erróneo parecer , que el que 
lo era de lo vno , lo podia íer de lo 
otro 5 y todo eíto nace de regirte el 
Hombre por si niitiuo , y apartarte de 
DiOS , por propia pretiimpcion , y pe- 
cados enormes , y graves ; y es fuer- 
za , que gente fin Dios , finja tantos 
Dioícs , acrecentando ceros , donde 
Í3alta vna (ola Unidad. 

De niatiera , que podemos decir, 
que e;ios Indios quitieron entender 
en. ello, aver Naturaleca Divina, re- 
partida en dos Diotcs (conviene á la- 
J^er Hombre , y Muger ; el Hombre, 
que criaba , y governaba todo io que 
es del genero maículino, y la Muger 
todo lo peiceneciente al genero íe- 
(xienino) errando en eíío , como tam- 
bién eaaroa ios que tlngieron Dios 
de los bienes, y Dios dw los males. Y 
JlegQ a canto error ella defventurada 
gente , que fingieron de Cuos dos 
tallos Diüles , aver procedido otra mul- 
iitud , y rauciieiumbrc de Dioícs » io 



Sexto 

qual mintieron de eüa manera. Difc- 
ivn , que efta Diota avia parido en el 
Geio muclios hijos, y deipues de "to^ 
dos ellos partos avia parido , vu na- 
vajon , 6 pedernal , que en lu lengua 
llaman Tecpatl , délo qual admirados, 
y eípantados los otros Dioies tus hi- 
jos acordaron de hechar del Ciclo al 
dicho navajon , y aíi io puíieron por 
obra , y que caió en cierta parre de 
la tierra , llamada Chicomoztoc , que 
quiete decir: Siete-Cuebas ; y que lue- 
go talieron de el , mil y Icitcientos 
Diotes , y Diotas. 

CJ?. XX. Que trata de el Tfks 

Te^iatíípucíi , j de los atributos ■, <ju( 

le aplicaban , j como fue e/le il 

que los antiguos Gentiles 

llamaron Jú- 




piter, 

Odas las Naciones del Mim- 
'*^^ do , que dejando á uuellro 
Dios Verdadero , han adul- 
terado , con el Demonio, 
figuiendo lu religión ñngi, 
da , y faifa adoración : aunque le han 
conocido , y adorado , debajo de nom- 
bres diferentes , fegun los lenguages, 
y modos de hablar diferentes de los 
Hombres , ha lido aplicándole en cada 
Nación vn milmo oficio ; porque el 
miíiuo Demonio que los ha engaña- 
do , ha fido tan alluto , y lagáz,quc 
lo mitVno que á vnos predico de si, 
efo mitiuo eníeñó á otros; lo qual le 
ve probado , y no con apariencias , li- 
no con verdad mui cierta , en cite, 
llamado en Lengua .Viexicana Tezca- 
tJipuca, que quiere decir , Elpejo ref- 
plandeciente ; el qual tuvieron ellos 
naturales por increado , e invifible , y 
por el m.is priucioal de todos los 
Diofes ; y decian de el , que era Anima 
del MunJo : Quien de los que tabea 
algo de Hiíloria , y leen en ella los 
errores de los Antiguos , no dirá , que 
elle es Júpiter, tan celebrado de to- 
dos olios ; el qu.il dice San Augutlin, 
1er llamado Anima def Mundo ; y la 
racon es, por tenerle por Vivificador 
de todas las cofas de el , caia virtud 
repartieron los Hombres en divitio- 
nes , y partes. 

Para el qic diicre , que San Agufi 
tin , cu eílc lugar citado , no le llama 

Ani- 



D. 


■?.■-;"?. 


Uhr 


. 4. át 


Ch 


.£■. 1 i 



J> Jftdcr. 

li u4e Di- 

ferentijt 

verbonan. 



Varron l'ih. 
de Djjs í- 

D Auga/i. 
¡ib. 7. di 



Anima , fino Animo del Mundo , di- 
go , que tiene racon , y lo conñrma 
í5an llidoro , poniendo la diferencia, 
que ai entre Anima , Animo , y Efpi- 
ricu j y dice , que Anima fe dice aque- 
lla , por la qual vivimos j y Animo, 
aquel por el qual fomos govcrnadosi 
y Efpiritu , por el qual clpiramos. Que 
fea cfto afi , fe confirma por lo que 
dice Varroa , y lo refiere San Aguf- 
tin , diciendo , que fon tres los gra- 
dos de el Anima , en todo genero de 
cofa : Uno , que pala todas las partes 
vivientes del cuerpo, y no tienen ícn- 
tido , fino fulamente difpoficion , y 
fanidad. Ella tuerca , y grado de vi- 
da , fe dice redundar en nueftro cuer- 
po , y íer comunicada á los huefos, 
vñas, y cabellos, aíi como en la tier- 
ra los Arboles , que fin tener fenti- 
do , tienen vida vcjctativa con que 



de la Monarquía Indiana. 



^9 



vida cftá en ella j y afi Dios nos vi-. 
vifica , no en quanto es Anima nucf- 
tra , por quanto , ni Diolcs nofotros, 
ni nolbtros parte ninguna de Dios, 
que es cofa real , y verdaderamente 
diftinta de nofotros ; pero en qu^into 
nos da el ser , y vida , que tenemos 
( diciendo San Pablo , en el vivimos, ^^"'- «?• 
nos movemos , y fomos ) por eftc »7''^-*8' 
ser , y vida que nos comunica Dios, 
como á criaturas fuias , á cada cofa 
en íu genero , y efpccie , decimos 
fer Dios Anima de todas ellas , y poc 
configuieatc manera de todo el Mun- 
do. Y porque folo conocieron ellos 
cfeítos los Antiguos , y defconocie-; 
ron al Verdadero Dador , erraron cie- 
ga , y vanamente , atribuiendolo a Jú- 
piter , y eftos Indios a Tezcarlipuca, 
que es el mcfmo , diferente Tolo en la. 
pronunciación , y letras del nombre» 



crecen. El fegundo grado , dice íer de Icgun la Lengua de cada Nación, 
los fentidos exteriores ; a los quales De efta manera debe fer entcndi- 

fe comunica el Anima , por particu- do cfto ; porque de otra , no pudiera 

lar, y oculto modo, conviene á faber decirfe, que Dios es Anima del Mun- 

á ios ojos , orejas , narices , boca , y do , como contra Abailardo , hereje, 

tado. El tercer grado , dice fer fumo, lo prueba dociifimamente Frai Alonfo 

y fupremo , el qual fe llama Animo, de Caftro , en fu Libro Quinto , coii- 

De manera , que al Animo hace par- tra los Herejes ; psorque leguiríe hia, 

te diftinta del Anima 5 y luego aííade: que Dios era m :nor que el Mundo, 

En la qual parte, raas refplandece , y fi fe dijefe, que era Anima faia. Y la 

campea la inteligencia , 6 el Entendí- ración es , por quanto fe hacia parte 



Cajlfo de 
Ilírcf.ver- 
bi. Deus 
HereJ. ii. 



miento. 

Efto viene muí ajuftado , con lo 
que deja dicho San llidoro , que el 
Animo es , por el qual fomos regidos. 



luia , en fer fu Anima , y en eftár in- 
clufo en fu circunferencia , y limites 
finitos , y fer difinido con el. Y decir 
cfto , ó afirmarlo es blasfemia , por 



y governados ; y es aíi , porque del quanto Dios no puede fer determina 



Entendimiento nace la racon , y por 
la racon fe goriernan las colas , y fe 
rigen j y fi el Entet:dimiento , y ra- 
tjon cita en eña parte del Anima , lla- 
mada Animo; luego no debe Uamar- 
fe Júpiter , Anima , fino Animo de el 
Mundo , pues creían fer por el regi- 
do , y governado. Digo , que en lo 
diclio tiene ración ( el que lo huvierc 
notado ) pero tacilmcnte quedará afe- 
gurado , y fatisfecho , con traer a la 
memoria , que no ai Entenuuniento 
fin vida ; porque en ella le apoia , pa- 
ra tener ser ; y efta vida eftá en el 
Anima , como en lugar propio > y li 
del Anima viene la vida , el Entendi- 
miento tiene el ser que tiene , por 
íer potencia de ella : luego fin ella 
no lera nada , y no tomando la fuprc- 
ma inrcligcacia , en quanto efte nom- 
bre Dios , fino en quanro dá vida á 
las colas , luego Anuna c\e ella debe 
fer llamado ; pues decimos j, que [^ 
.Toiiio IL 



Pafalip. 
e.tp.1. 



T/jiat 4%) 



do en fubftancia finita ; porque dice 
Job : Por ventura , no pienfas que lob. c. «•; 
Dios es mas alto , que el Cielo , y 
que efta fublimado , y enfalcado fobrc 
los cxes de las Eftrellas ? Y como fe 
dice en el Paralipomenon , el Cielo, 
y el Cielo de los Cielos , no baftan 
para lugar fuio. Y el Profeta líalas lo 
engrandece , y confiefa por infinito, 
diciendo : A puños mide la inmenli- 
dad de las aguas , y á palmos la gran- 
deca de los Cielos. Pues 11 Dios es 
tan grande , como puede fer verdad, 
que lea Anima de el Mundo , üendo 
cofa que excede á toda grandeca? 
Por manera , que fe debe entender, 
en racon del efedo que hace , que es 
en dar vida al Mando , ó á las cofas 
todas , que en el fe contienen ; por- 
que por efta ra<¿on fe puede decir, 
que es Anima del Mundo , por quanto 
dá 'vida a todas las que en él íe ui- 
cluien : y no porque el es parce de 
D i eiias, 



D. Ifdor. 
Ut.i. Eib. 



40 L'thro 

dbs , ni ellas parte ninguna de el , lino 
Cüla real , y diliinta de ¿1 : fiendo Dios 
d Viviíic.idor de ellas , y elljs las vi- 
vificadas de el, recibiendo elle benefi- 
cio de Dios , como de Autor de to- 
do elser, y vida, que tienen. 

Sanlíidoro, dice llainaiíe Júpiter, 
como li dijcfemos , luvans pMer , Pa- 
dre aiudador , quiere decir ( como di- 
ce luego ) Maior que los otros , y íu- 
rerior á todos. Elto milmo decimos 
de Teztcatlipuca > del qual decian ef- 
tos Indios l'er íiiperior á todos los 
otros Dioles , y como á tal le tenian 
aplicados divcrlus nombres y vno de 
los quales era Ticlacahua , que quie- 
re dezir : Cuios cíciavos , y licrvos lo- 
mos 5 y eíie atributo no fe le daban á 
ninguno de los demás, ni a Huitzilo- 
puclitü , con l'er fu mui grande , y 
principal Dios , y que le tenian por 
aiudador , y favorecedor en fus ba- 
tallas. 

Decian tambieu , que era como 
Aire , y obfcuridad. Que íca Aire, 
bien fe hecha de ver , íi confidera- 
nios la condición del Aire , eti quan- 
to pafa fácil , y ligeramente , y no ve- 
mos íli fubítancia , aunque fentinios 
fus efectos , lo qual fe verifica en el 
Demonio, cuias tentaciones pafan, y 
el fe deshace en todas ellas , quan- 
do es vencido de el tentado. Es obf- 
curidad , pues cftá falto de la gracia 
de Dios , y caído en los errores de 
las tmicblas infernales , donde le tie- 
ne padeciendo para fiempre. Decían 
de él , que quando aparecía en algu- 
nos de fus aparecimientos , y hablaba 
con los Hombres , era en lemejanca 
de Hombre , y que íabia , y alcanca- 
ba fus fecretos. Una de las aclama- 
ciones con que le llamaban , era de- 
cir : O Dios todo Poderofo , que dais 
vida á los Hombres , que os llamáis 
Titlacahua , haccdme eíta tan leñala- 
da merced de darme todo lo neccfa- 
rio , para el fu (lento de la vida , ali 
del comer , como del beber , y go- 
<jar de vueftra clemencia , y luavidad, 
y delectación , con que pueda relevar 
cl mucho trabajo, que tengo , y nc- 
cefidad , que padezco ; aved miferi- 
cordia de mi , que vivo vida trille, 
pobre , y del.imparada ; y pues me 
ocupo en vuePtro fcrvicio , barriendo, 
y limpiando el lugar de vuciira mora- 
da , y haciendo tliego para vueiíros 
perfumes , y fahumcrioi ; abrid lis 
manos devuvllramifecicordia , y vlád- 



Sexto 

la conmigo. Oración es cfta , por cier- 
to , digna de 1er notada ; pero indig- 
na de cite Dios , á quien era otieci- 
da , la qual compete al Verdadero , y 
Soberano , como al que por natura- 
Ictja le ion debidas todas las alaban- 
(^as, por fer luias , y no de otro ; pe- 
ro gentes engañadas , no es maravilla 
que truequen las manos , y digan al 
Demonio , lo que deben decir á 
Dios. 

Creieron de el, que afi como da- 
ba bienes a los Hombres , daba tam- 
bién enfermedades incurables , y con- 
tagiofas , y decian , que era por ra- 
^on de eftár enojado , porque no 
cumplían los votos, que en íu fervi- 
cio ie hacían , 6 porque los cafados 
no íe abllciiian de actos matrimoniales 
en los días de los aiunos. Y quando- 
fe fentian de las dichas enfermedades, 
que creían venirles de el , por las cul- 
pas cometidas , hacian nueva protef- 
tacion , y Voto de enmendar lus vi- 
das , fi fe viefen (anos. Otros , que 
no lañaban , con la faer«^a de los do- 
lores defcíperados le blasfemaban , y 
decian palabras fucias , y teas , ILa- 
mandole de borracho , puto , y otras 
femejantcs , dignas de quien el es. 
Llamábanle por ouo nombre , Mo- 
yocayatzin , que quiere decir : El que 
hace quanto quiere i porque no tenia 
refiftencia , m contradicion fu volun- 
tad ( á lo que creían ) y que ninguno 
le iba á li mano en nada , afi en el 
Cielo , como en la Tierra. Decían 
fer poderofo , para dcltruir los Cic-- 
ios , y la Tierra quando quiliefe. Te- 
níanle pueño en todas las encrucija-^ 
das , y divihones de calles , vn aficnto, 
ó lilla , hecho de piedra , que le lla- 
maban Momoztli , y pt>r otro nom- 
bre , Ichialoca , que quiere decir, 
donde fe aguarda ; y erte afiento , ó 
trono , lo enramaban de cinco en cin- 
co días , y citaba todo el año con ra- 
mos , y nadie fe fentaba en el dicho 
aliento , que es lo mihno que en las 
Calas de los Rcies la SiÜa , y Doíel, 
que ai en las Salas , que reprcíbntan 
la Magefrad Real , y nadie le atreve 
á fentar en ella , lino es el miimo 
Reí ; aü decian , que venia fidaca- 
hua á fu aliento, y que en el e,e caí - 
faba ; y moltrando fu xVLigeíbd le te- 
nian enramado todo cl año. 

Llamábanle Tclpucdi , que quiere 
decir. Mancebo ; purque l.is mas ve- 
ces que aparecía , era en forma de va 

Man- ' 



de la Monarquía Indiana*. 41 

Mancebo mui gentil-hombre, y muí y humedad, que dcfpidcfi) ó engen- 

cunolamente ataviado, y vellido , re- dran en Tus hojas, y de otro nombre, 

prcíentando en elto vno de los atri- que es Tlahuipuchtli , que quiere de- 

butos de Dios , de quien dice David, cir Nigromántico, ó Hecliicero, que 

todas las coías íe acaban , y como hecha tuego por la boca» Y de eltos 



veitidura, íe envejecen; pero vos, Se- 
ñor , permanecéis , en vn mifmo ser, 
y vlieitros Años no delcaecen j dando 
á entender en efto , la inmutabilidad, 
y permanencia de Dios ; y que fu vida 



dos nombres cortados , fe compone 
Huitzilupuchtli , y con el fe nombra 
cite diabólico Marte Indiano. Otros 
dicen , que de Huitzili , que es aquel 
Paxarito , y Opuchtli , que es Mano 



no ertá medida , con el tiempo , antes izquierda ; y afi dirá todo el cómpueC- 

to Mano izquierda , ó fmietlra , de 
pluma relumbrante ; porque elle ído- 
lo , traía de c^ís plumas ricas , y ref- 
plandccientcs en el molledo del bra^o 
izquierdo. Yo tengo para mi , que 
ambos fignificadcs le quadran , y ton 
propios , por lo que de eile infernal 
Dios diremos. Elle Dios afi nombra- 
do , fue el que trajeron los Mexica- 
nos ; el qual , dicen , que los facó de 
íu tierra , y trajo a efta de Anahuac, 
donde íc hicieron tan feñores ablolu- 
tos , y poderofos , y con tanto nom- 
bre , como en otro tiempo los Ro- 
manos lo tuvieron en el Mundo, cu- 
lo origen , y principio es mui Vario, 
entre los mifmos que le adoraban, 
contando de e¡ fábulas , y mentiras, 
como en las Naciones antiguas fe di- 
jeron de Marte , Dios de las Batallas. 

Elle Dios , vnos creian fer puro cC* 
piritu ; y otros , nacido de Muger : y, 
ellos cuentan íu Hilloria , de elU ma- 
nera: Junto á la Ciudad de Tulla (que 
aunque aora es Pueblo pequeño , era 
mui grande en fu paganifmo , y gen- 
tilidad ) ai vna Sierra 



el miímo tiempo corre , con la perma^ 
nencia , y eternidad de Dios , deldc 
que el .\ilundo fue criado : el qual tiem- 
po , aíi como comencó , ha de aca- 
bar , y Dios íe ha de quedar deípues 
como era antes , y no ha de tener fin, 
como ni tampoco tuvo, ni tiene prin- 
cipio. De manera , que elle es atri- 
buto de íbio Dios, y faiíamcntc apli- 
cado ai Demonio , que tuvo principio 
en fu creación, aunque no ha de te- 
ner ñn , como los otros Aniveles bue- 
nos , y Animas racionales , que aun- 
que tuvieron principio creativo , no 
han de tener tin , ó en la bienav'entu- 
ranca con Dios , 6 en el Infierno con 
el Demonio , engañador , y falíb. 
Otros nombres tema , como Júpiter 
en los tiempos paíados ; pero eílos 
bailen para conocer la ceguera de las 
gentes , y allucia de el Demonio, y 
conocimiento de que elle Tetzcatli- 
puca es Júpiter 5 y que es vn mifmo 
Demonio , cubierto con vn ropage , y 
nombrado con ellos dos nombres. 



r jm -vvr fT\ 1 r ^ ^ J 1 miuaa ¡ ai vna cierra , que le llama 
CAT.XXl. (Donde fe trata de el Coatepec , que quiere decir , en el 

íD/Oí Huit^dupuchtíi y llamado délos Cerro déla culebra; en elle hacia íli 
Antiguos , Marte , mui querido ,7 ce- 
lebrado de eftas Gentes Indianas , en 
efpeaal de Mexicanos h y fe dicen 
embufles de el 'Demonio , mezclados 
con mifericordias de Dios 7 y de 
como fingió nacer de 
Muzer, 




'/í^sJ^f Uitzilupuchtli , Dios anti- 



guo , y guiador de los 
Mexicanos , es nombre 
compueíto de varios lig- 
niucados. Unos dicen, 
que íe compone de elle nombre Huit- 
ziim , que es vn Paxarito mui peque- 
ño , verde , y heimoíb , que chupa 
flores , y íc mantiene de aquel ludor, 



morada vna Mugcr , llamada Coatly- 
cue , que quiere decir Faldellín de la 
Culebra , la qual fue Madre de mu- 
chas gentes , en eípecial de vnos In- 
dios , llamados Centzunhuitznahua , y 
vna Muger , cuio nombre era Coyol- 
xauhqui. Ella Muger , fcgun mentira 
de los Antiguos , era mui devota , y, 
cuidadoía en el fervicio de fus Dioícs, 
y con ella devoción íe ocupaba ordi- 
nariamente , en barrer , y limpiar los 
lugares fagrados de aquella Sierra. 
Aconteció , pues , vn dia , que ellan- 
do barriendo , como acoílumbraba, 
vio bajar por el Aire , vna pelota pe- 
queña , hecha de plumas , á manera 
de ovillo , lecho de hilado , que íc 
le vino á las manos, la qual tomo, y 
metió entre las Nahuas , o Fjldellin, 
y la carne , debajo de la taja que le 

ce- 



AZ -^ L'ihro Sexto 

•cenia cl cuerpo ( porque ifiempre traen olvidados del honor materno ) á cxe-: 



fajado eÜe gencio de vcüido ) no ima- 
ginando ningún milterio , ni fin de 
aquel cafo. Acabó de barrer , y buí- 
co la pelota de pluma , para ver de 
que podría aprovecharla en lervicio 
de íüs Dioíes , y no la hallo. Que- 
do de ello admirada , y mucho mas 



cutar íu intento , y mui armados , pa- 
ra li hallalcu alguna reliitcncia , opo- 
nerle á ella : venia delante Coyol- 
xauhqui , Tu hija , como Capitán , y 
Caudillo de eíle matricidio 5 y puel- 
tos á villa de la Madre, parió repen- 
tinamente , de cuio parto nació HUit- 
ziJupuchtli , el qual traía en la mano 



de conocer en si , que delde aquel 

punto le avia hecho preñada. Fueíe izquierda vna rodela , que llaman Tc- 

á íii cala con elle cuidado , la barri- huehucli , y en la derecha vn dardo, 

ga comencó acrecer, y ella a ñopo- ó vara larga de color H'^u\ , y fu rcf- 

der diliinuiar , ni encubrir fu preña- tro todo raiado del milino color, ea 

do. Los hijos que fiaban mucho de la frente vn gran penacho de plumas 

la virtud de fu madre , y creían fcr verdes , la pierna izquierda delgada. 



mui honefta , viendo aclo contrario a 
ib opinión , y previniendo la afrenta 
que de femejanie cafo podia venirles, 
de los que la cor.ocian , dcíermina- 
lon de matrlaj parque con fu nmer- 
te fe ata>fj el paito , y págale la 
Madre , v\x- creían ÍCi.- adultera. Ette 
conlejo fue de tod; s , en el qual la 
que mas clamaba , e incitaba , era Co- 
yolxauhqui (porque es mui propio de 
Mugeres acriminar en otras la culpa, 
de que ellas fon notadas , y quieren 
repentina , y acelerada venganza , en 
\o que con amor propio apetecen pa-» 
fa si mifericordia.) 

Aunque es verdad , que eftos Cent- 
zunhuitznahuas , determinaron de iria- 
tar á la Madre , no luego fe refol- 
vieron , en darle muerte , ó porque 
temían el calo , ó porque fe condo- 
lían de poner las manos , y ofender 
las entrañas , en que anduvieron , y 
ali dilataron fu execucion j y como en 
todos los confejos , que conítan de 
muchos , nunca falta , ó quien haga 
traición , y declare el fecrcto , ó que 
fea aficionado de la parte contra quien 
fe trata 5 ali en efta huvo vn hijo , que 
fe lo avisó , y certificó la determi- 
nación de matarla. La Mugcr , que 
no fe hallaba culpada , fentia el daño. 
y lloraba fu poca defenfa ; porque le 



parecía cofa 



grave 



hacerles creer. 



y emplumada , y pintados , y raiados 
ambos muslos de a^ul , y los bracos. 
Ella fue la forma , con que aparecí» 
en elle parto , y nacimiento el Demo- 
nio. Hico aparecer alli luego vna 
forma de culebra hecha de teas (que 
llamaron Xiuhcoatl ) y mandó á vn 
Soldado , llamado Tochancalqui , que 
la encendiefe , y con elle apercibi- 
miento aguardaron á los enemigos, 
que ya venían con grandes voces á 
dar la muerte á fu Madre , y á todos 
los que fe la defendielen. Salióles al 
encuentro Huitzilupuchrli , y fin aguar- 
darles raigones , mando á Tochancal- 
qui , que con la Culebra encendida 
abrafafc á Coyolxauhqui , como á la 
mas culpada en el confcjo , y traición, 
lo qual hecho ( de que luego murió) 
fue Huitzilupuchrli contra los demás, 
y á pocos golpes conocieron la ven- 
taja , que les hacia , y la fuetea , y pc- 
fo de fu bra(¿o , con lo qual le co- 
braron muchilimo temer , y comen- 
taron á rerirarfe , folo con inti.'nto 
mas de defenderle , que de ofender, 
pero no les valió , ni muchos ruegos 
que le hicieron , pidiéndole de mer- 
ced la vida ; porque no hallaban re- 
medio para falvarla ; finalmente , los 
mató , y entró en fus calas , y las la- 
queó , y hico á lu Madre Icñora de 
los dcipojos. De elle caló tan prodi- 



que fin ado , ni aluntamieuto de Va- giofo tomaron alombro ios que lo lia- 



ron , pudiefe avcr acaecido fu preña- 
do. En medio de ellas cuitas , y aflic- 
ciones, dicen los que lo cuentan, que 
ció vna voz , que parecia íalir de fu 
milmo vientre , y entrañas , que le 
dijo : Madre mia , no te congojes , ni 
recibas pena , que yo lo remediare , y 
te librare , con mucha gloria tula , y 
ellimacion mia. 

Y a ella íicow venian todos los 



pieron , y llamáronle fetzahuitl , q-ac 
quiere decir , E/p.into , ó JJombro ; y 
de aqui tomaron ocafion de recibirle 
por Dios, por conocer, que avia na- 
cido de Madre , y no de Padre. 

A elle tuvieron por el Gran Dios 
de lus Batallas, porque dcci.in aveilc 
hallado mui favorable en ellas. Y no 



hace dilbnancia creer , que elle í\.\q Dh.Tfidor. 
aquel antiguo Marte , conocido de ¡'b.^.Etbi. 
conjurados (vencidos de fu pafionjy; otuíi í*íaciouc>, y fellcjado por Dio^'^-'*' 

de 



é/(f ¡a Mon 

de ks Guerras , el qual ilamaron Mar- 
te > coiViO dice San liidüi-o. Porque 
1a Guerra , liempre es hecha por los 
Varones , que en Latin íe llaman Ma- 
tes : y es tanto como íi dix. limos: 
Hecho de Varones; y también ic lla- 
maron Marte (íc^;nn el millno ) por- 
que de elle acb) le ucaominó la nraer- 
te , por Ter mui ordinaria , en los que 
íalcn á las Guerras , por no aver Se- 
guridad de \'nx y ni otra parte , antes 
es lo ordinario morir, lino todos , á 
lo menos los mjs , ó algunos , que 
raras veces acontece ( ó pienío que 
ni.i¿una ) que acometidos ¡os exerci- 
tos aya ViCtoria lin muerte de algu- 
nos , por pocos que lean. Por ello 
liamaron les antiguos a eíle Dio? adul- 
tero , porque no aícguraba las vidas 
de los toldados , y gente de Guerra, 
como íi qiiiíiefen decirle : Infiel , y 
de poca fee a los que íe otrecian á 
vivir en la Milicia. 

A elle Marte ( dice el Gloricflj 
D. Aitp:!l. San Aguílin ) conllituieroa Dios de 
;;* \%.d.t j^s BatalLis, porque fue homicida; y 
Ít'¿fii\ las Fábulas Poéticas, le dio Jú- 
piter autoridad (como cuenta Diodo- 
ro) que hállale las armas , y ármale 
a la genre de Guerra , y eníeñafc á 
pelear. Todo ello vemos en nueitro 
Marte Indiano , llamado Huitzilopuch- 
tli , porque él alentaba a los Mexicanos 
á las Batallas , y les dio las armas, 
con que peleaban , que era vna caña 
larga , á manera de dardo , con vn 
pedernal por rem.ue , que tiraban con 
cierto artificio ,' que llamaron Atlatl. 
LaH.mt. También dice Ladtancio , que poTíer 
lib.uc.io. Dios homicida, y no hallando los An- 
tiguos oficio, que poder darle ,1: atci- 
Uuieron efte nombre de Dios de Ba- 
tallas , por no hallar cola natural, que 
poder encomendarle , y por cüo le 
dieron a cargo aquella cola , que los 
Hombres mas aborrecen , y tienen 
por m.;s odiofi , y menos del'eada, 
que Ion las Guerras , y Batallas , co- 
mo á quien ya labia de muerte , y 
de matar. Elía es vna racon harto 
ignorante de los que la dieron , para 
jrGcibir por Dios a eíte homicida , y 
matador , por |ue por \a miíma ( li 
huviera de valer } le avia de recibir 
Gain , que fue el primer Hombre ho- 
fincida , y matador del Mando , que 
mato a l'u hermano Abel ; pero co- 
n>o 'os que yerran no tienen mas ra- 
con , para errjr , que fu pr'.ipia cegue- 
. .. w- , ella bafió en los paiados , pan; 
* >737 



Ctv. c. I o 

»\od. Si- 
tul ■BibÜOt. 



'Id iríd'icína, 4'g 

perlliadirle á tan flaca \ y frivoía rá- 
i^oñy y recibir con ella vn Dios juz- 
gado por otros (como dicen muchos, 
y SanAguftin lo refiere) como homi- 
cÍl! : , (.)ue nie , y malhechor. 

En otra eola convinieron eítos dos 
Maltes, Anuguo , e Indiano , y fue, 
que legun opinión comuil , y mui íe- 
guida de muchos , de efte antiguo 
Marte , le denominó aquel lugar de 
A.enas , llamado Areopago , donde 
i>an Pablo predicó á los labios Ate- 
nicnies ; y cjn virtió á Diomlio , co- 
mo íé ctienta en íjs Aclos ; porque 
dicen, aver lido en él juzgado de los 
doce DioíéS) a cuia parte, y íavor le 
iiicnnaron los feis de ellos , por lo 
qaal tue libre de la inilancia , y el lu- 
gar ( como fe ha diciio ) nombrado 
de íli nombre. De elte parecer fue 
Ju venal, y Paulanias. Y San Aguílin 
refiere elta opinión , con palabras ex- 
prefas de Varron. No quiero poner 
en queilion difinitiva , li tue ella la 
caula , ó otra , por la qual llamaron 
a elle lugar Areopago ; pero quiero 
decir con todos los mas , que mejoc- 
lienten de eíle caío , que elle lugac 
era dedicado a Marte , porque en él 
le juzgaban las caufas de muerte , dQ 
doce Jueces Diputados de la Repúbli- 
ca para eiio , como en la nueftra los 
Alcaldes de Corte , a diferencia de 
los Oidores , que juzgan lo civil ; pa- 
ra lo qual avia ot'o juz,gado enaque- 
• Ha Ciudad , conltituido de cinquenta, 
Varones , aunque ellos eran anuales, 
y los otros perpetuos. Elle lugar le 
llamaban los Atenientes , Areopago , al 
qual llama Elletano , Promonrorio; 
porque exa alto , y levantado del lüe- 
lo , hecho de tierra , y piedra , que íi; 
no era mui alto , era al menos , á la 
manera , que en ella de ella Nueva- 
Elpañi , le le formó el Templo á eí- 
te languinolento Dios , donde también 
no foio eran fentenciados á muerte los 
Hombres , pero morian en él , aña- 
diendo el Demonio en elte Areopago 
Indiano [i execucion de las cofas que 
íe íblian íeutenciar en efotro de Ate- 
nas ; y aíi como en aquel Atenienle 
prefidia Marte , en elle Indiano , no 
íolo prcii.iii como matador , lino 
que era coino Dios adorado, 
y reverenciado. 



D. Augufl, 
llh. I ¡í. de 
Civ, f.io. 



A¿hr. 17, 



Jlex.Dier, 
Cer.ial.lib. 

i c.tp ,-.tr 

iih.á.r.x I . 
Kbodigin . 
lib.j.c.¡4.. 
Inv.J.it.9. 
Paufm. tn 
Attiiis^l. T. 
D. Augttji. 



lü.c. .0. 



Plin.Uh.i. 
H'ift. Nar. 
Hel'a\ c ■! 
i.Hi/hir. 

Lihanii'.t 
in Orar. In 
defenfion. 
Mariis. 



Steph.Bi- 
KaníJíL'r- 
lib. 



*** 



)(*)( 



^*^ 



CAP. 



44- 



Líhro 




C/T.XXÍL Tfoide /i' t/ata dd 

©ioj Tdynid , que fue In Dio- 

Ja ficlknu , de los 

Jlltl^tiOS, 

Tro Dios tcnian eílos 
indios Mexicanos, Ua- 
mado Paynai , el qual 
era tanibicn Dios de 
Lacailas , y coadjutor 
de Huitzilupuchtii De 
donde ic hecha mui bien de ver el 
dcíatino de eitr. multiplicación de Dio- 
Ics , como oue la Deidad ( fi fuera 
verdadera la que atiibuian á Huitzüu- 
puchtü ) rav2cra necclidad de Coad- 
jutor. Y no es de !ü1c:>s olios Indios, que 
Uororiut prlfwcco tuvicron el\c error ios Anri- 
ii.^.ihad. gm^j ^ diciendo ^ c<.n Aguílin , en los 
^^ Libros de la Cinda.1 de Dios , que a 

er'if¿í' J"'^^ ^^ cor.ftiaiieron Dioíá de las Pa- 
S!jt!¡us. ' ^"l'as 5 y 1'^ racen , fe^^un Stacio , fue, 
o-.'U. Fu- porque yendo á la Guerra Marte , le 
/tur. i. aparejo los Carros , y Cavallos ; ds 
manera , que los Antiguos tuviírron 
dos Diofes batalladores , como cftos 
Indios también , no contca^andofe con 
vno , y á elle fegundo llamaron Pay- 
nai , que quiere decir : Ligero , ve- 
loz, y aprefurado ; porque al i como 
en las Guerras que fe hacian de pro- 
pollto , y con confejo , ávida primero 
fccreta deliber.icion , para acometer 
algunas Provincias , tenían por Dios 
i Huitzilupuchtii , afi , ni mas , ni 
monos tenian cftc Dios Paynai , para 
los cafos repentinos , y no pcnfados, 
qaando íbcedia fer acometidos de ene- 
migos , ó otras ncceíidadcs íemejantcs. 
Lile Dios era Vicario , 6 Vice- 
Capitan de el ya nombrado Muiízüu- 
puchíli; y quando apellidaban el nom- 
bre de elle afombrador Dios , era 
obligada toda la gente de Guerra a 
íaür con gran pri.-la , porque cono- 
cían , que era el peligro cierro. Para 
convocación , y llamamiento facaban 
fus Sacerdotes , y Miniliros, lu ima- 
gen C"i vnas andas , y daban muchas 
bueitas al Pueblo con ellas , á rodo 
el mas correr que podran. Seguíale 
todo el Pueblo con muclia contíanca; 
pori-5uc d.'cian , que de lemejantjs 
peligros les libraba , por fer prello , y 
ligero en íus acomeriinientos , y mui 
cierto en fus vid ^ria*.. Y cu rodos los 
trechos de ios barrios, doiidj dcícan- 




Scxto 

íaban le facriíicaban , y ofrecían Co- 
dornices, y otras cofas; y muchas ve- 
ces era de Hombres el facriíicio. 

CAT. XXllL 'Donde fe trata del 

<DiosTLi!oca Tecuhtli ^llamado Ncp- 

tuno 5 de los Antiguos , 'Dios de las 

/fuas 3 j de otros Díofcs , fus com-, 

pañeros ; y de los errores de e/Ios 

Judíos 5 d cerca de e/Ios 

<Diofs. 

Stos Indios (aft como leí 
Antiguos Gentiles ) ni- 
vieron otro Dios , que 
llamaron Tlalocatecuh- 
tli , oüc quiere decir. 
Señor de el Parallo , 6 
lugar de fumos deleites, alqualcon- 
fagraron Dios de las Aguas , v Llu- 
vias : que íi bien fe nota , es Ncptii- 
no , a quien llamaron Dios del Mar; 
y es t.inta la femcjanca , que ai entre 
eílos dos Diofes , que bien le hecha 
de ver, avcr fido el Demonio inven- 
tor de ambos. Los Antiguos ( y fino 
me engaño , porque ali lo dice San 
Atanaíio , fueron ios primeros los 
Griegos ) atribuicron á Neptuno la naCítu. 
prefidencia de las Aguas , ( cnelpeciai 
de la Mar ) porque aunque lo era de 
todas , aft de las nacidas de la T ierra, 
como de ¡as engendradas en los Ai- 
res , le coníiituieron de las del Mar, 
por ra^on de creer conio gente ma- 
rítima , que de él procedían todas las 
llovediíj'as. Por elto !e dieron por Ce- 
rro Imperial el Tridente de tres pun- 
tas , por lignificar , entre orras cofas, 
tres efectos, y diferencias deMetheo- 
ros , de que el Agua es madre : La pri- 
mera, es de las exalaciones, y vapo- 
res , que Ion materia de engendrarle 
vientos. La fcgunda , la d<í las exala- 
ciones , de que le engendran ílocios, 
Efcarchas , Lluvias , Nieves, Grsnicos, 
y Piedra. La tercera , es de l.is exala- 
ciones , de qu" fe cngcndt¿n imprc- 
ílones , que tienen lublhincia infama- 
ble , quaies fon las Cometas , Pv^Iam- 
pagos , P.3Í0S , incendios , y otras for- 
mas de fuego, que en el aire vemos. 
\)z manera , ciue aunque a Ncptuno 
le llamaban Dios del Mar, no folo ¡o 
era de fus Ag'ias , pero de todas las 
llovedic.vs. Y afi San liidcio, dice que f^íV'^' 
ÍNepcuuo es lumado Aguas del Uní- „„.p, 

vetT 



D. Athan, 
oíat. con~ 



de la Monarquía Indianas 4 5- 

Vcrfo Mundo , y que es como decir, loía qiiadrada , y en la parte anteno* 
jVaí'íTcw.'íW^, que haceeüriicndo, y rui- de ello lol'a , avia \'n valo , á nianc'- 
do en las nubes. Pcio ílno me enga- ra de Datrtñon , 6 Lebrillo bien pro- 
ño, le dieron aquel lugar por trono, porcionado , labrado de piedra , en 
por lu inmenlidad, y tener creído , que euio hueco podrian caber con)o leis 
á Dios tan grande , aquel anciuirolo, quartillos de agua. En eílc moitcrO) 
y grande lugar le convenía. Ello ce- o Icbrillejo tenia vna goma , que 11a- 
lebra Virgilio , en el primero de íns man Ulii , correóla, y fakadora ( co- 
^neidos , con grande boato, yma- mo en otra parte hemos dicho ) y 
gelbd , íingicnüü reprehender á los eüaba derretida , a la manera que la 
Vientos , que lin fu acuerdo avian mo- pez , qiiando eííá en pan. Avia en el 
vido , y conturbado lüs aguas , con- de todas las ternillas , de que le man- 
irá el delterrado , y fugitivo Eneas. tienen eítos naturales , ali de iraiz 



Elle nombre de Neptuno , Dios del 
Mar , engendrado en Grecia , vino 
corriendo , por otras Naciones , y 
llego í Roma , como fundada prime- 
ramente por el milmo Eneas ( al me- 



de todas colores , como de fníoles, 
calabacas , y otras legumbres. Eífa 
ofrenda , que hallaron los primeros, 
que vieron el Ídolo , fueron renovan- 
do cada año , dcfpues de la coicciía, 



uos de gente fuia ) y eíte fue el Üios como en hacimiento de gracias , de 
del engaño , al qual ordenó celebrar averies dado aguas para coger los pa- 



heitas Komulo , para robar las Don- 
ceilas Sabinas , que dio a íus Ciuda- 
danos , por Mugeres , como lo dice 
Tito Livio ; y ali fue Nepruno cele- 
brado por Dios de las Aguas , en 
todas partes. 

En Ciras , de las Indias Occiden- 
tales , fue llamado Tlaloc , ó Tlalo- 
catccuhtü ( como ya hemos dicho ) 
al qual imaginaban poderolo , y cu- 



nes , y las demás colas del faftento, 
y paí'adia de la vida. Elta mala figura 
miraba acia k parte del Oriente ; de 
manera , que cogi,\ de cara las Pro- 
vincias de riaxcalla , Hucxotziuco , y 
Cholulla , por caerle á las efpaldas de 
elfas Sierras , en cuias vertienfes , y 
cali laderas , elta fuñada la Ciudad de 
Tetzcnco. 

De la antigüedad de eíle ídolo fe 



gcndrador de las Aguas, no le daban averiguó fer de tiempo de los Tulte' 



por lugar de lu morada la Mar, co 
molos Griegos, fino otro en la Tier- 
ra , fingiendo fer mui agradable , y 
deleitólo , mui fértil , y colmado de 
frutas , y frefcuras. Decian , que fu 



cas , prinicros moradores de eltos Rei- 
nos , y defhuidos yá; (como en otra Tom.iIA 
parte le ha dicho ) al qual tuvieron i.ca^-i^ 
liempre en mucha rcvertncia , y ve- 
neración , dcfpues mucho tiempo. 



íituacion , y afiento era en vn monte Reinando en Tetzcuco Necahualpilt- 

altifi no , y grandilimo , en el qujl te zintli , quilo hacer otro de mas nía- 

formaban, y engendraban las Aguas, gefrad, y autoáJad, para ponerle en 

y lluvias ; y debió de Icr laraconetta. lugar de efte , y mandólo elculpir de 

Dicen , que cite Dios Tlaloc , es vna piedra negra , y mui dura , para 

el mas anfiguo , que huvo en ella íu maior duración, y permanencia , y 

Tierra , dcfpues que f." pobló de las quitando el antiguo , conftituio íu ñus- 

Naciones , que aora la pofeen ; por- vo Dios en el milaio lugar ; pero aquel 



que afirman , que Los Aculhuas , que 
llegaron detrás de los Chichimccas, 
le hallaron en el Monte mas ako de 
toda aquella Serranía , que ai de aque- 
lla parte de la Ciudcd de Tetzcuco; 
y que teniéndolo en noca ellimacion 
los dichos Chichimecas , ellos lo co- 



niifrno Año , caió vn raio , y lo hi- 
<^o pedacos , lo qual admiró á los 
Aculhuas ; y creiendo, que x\o era ia 
voluntad de Tlaloc , que íe múdale 
fu antigua imagen , boivieron la Pri- 
mera á íli lugar , y cUotra pulieron 
donde avian arrojado efotra. Y efto 



menc^aron a reverenciar , y adorar por hicieron con grandifimos temores de 
Dios de las Aguas ; y afi fe llama oi no íer caftigados por el trueque. A 
dia,cl dicho Cerro , Tlaloc ( cola mui eíle Ídolo parece averie quebrado vil 
Cabida , y conocida en eíla Tierra. ) bra^o , quando le trocaron , el qual 
Elle ídolo citaba en la cumbre de el- le foldaron , y pegaron , con tres da- 
ta Sierra , y era de piedra blanca li- vos gruefos de oro ; y dcfpues que 
_ viana , a manera de la que llamamos fue introducida la Fe , en ellas partes. 
Pómez. Era fu forma , y hechura de bajaron cita diabólica piedra , en tiem- 
Hombre hum^uo , fcatado fubrc vna po del primer Obifpo Zunrarraga , y 

que- 



'4^ 

tjucbrandolá 5il fu f rcfencia , le qui- 
tdíoii ellos tres clavos dichos. Fue 
tnui ellimado elle fallo Dios , y por 
cita caula , el Señor , y Rci de Tetz- 
cuco , Nczaluulcoyot , padue del ib- 
bredicho Ne^ahuaipilli , le hií^o Tu 
imagen muí grande , y ílm-iptuofa , y 
pulo en el Templo maior de lü Ciu- 
dad , con las de fus dos Diofes uia- 
ioccs , que eran Huitzilupuchtli , y 
,Tlacahucpan. 

Tenían también creído , que todos 
los Montes eminentes , y Sierras altas, 
participaban de ella condición , y par- 
te de Divinidad , por lo qual ungie- 
ron aver en cada lugar de ellos , vn 
Dios menor , que 1 laloc , y íujcto á 
él , por cuio mandato hacia engen- 
drar Nubes , y que fe deshiciefen en 
lAgua , por aquellas Piovincias , que 
aquel Lugar , y Sierra aguardaban. 
Per cña racon acoflumbraban venir 
todos los moradores de aquellas par- 
tes , que participaban de efta Agua , y 
Lluvia a cfte Lugar , donde velan, 
que fe engendraban las Nubes , á ado- 
rar aquel Dios , que creían prelldir 
en él , por mandamiento de Tlaioc : y 
de ertos Lugares ai muchos en ella 
Nucva-Efpaña ; de ¡os quales , e.s vno 
el que aora fe llama, San juanTian- 
huizmanalco , quaíi á las faldas del 
¡Volcán de xMexico , a la parte de el 
Oriente , vna legua de la Villa de 
Carrion , y Valle de Atrillo. Otro, 
es en la falda de la Sierra d^ TlaxcA- 
lla , que mira al Poniente , llamada 
aora > Santa Anna Chiauhtempan. 

Ella Sierra fue en el ricmpo de fu 
Gentilidad , de grandihma veneración, 
y en ella adoraoan a la Diofa Chal- 
chihuitlycue , aunque los Tlaxcaltecas 
]a llamaron Mailalcueye ; que quiere 
decir Vellida , ó Ceñida de vn Fal- 
dclíin , ó Naguas at^ulcs , del color 
de la ñor Matl.ilin , tiene dos leguas 
de fubida , y ella cercada de monta- 
ña toda Áz PinoÑ , y Encinas , haíla 
mas de la mitad ; lusgo dcfcubie el 
cuello pelado de Montaña , aunque 
iriui hervolo , y en lo alto hace á 
manera de cabe.ja pelada , ó peñaf- 
cola , y ILiinafe de ella manera , por- 
que la Montaña , que la ciñe , y ro- 
dea , hace vifos acules de lejos , á los 
que la miran , y los mis de los Años 
toma nieve , [i qual en pocas Sierras 
de cíla Nueva-Elpaña fe caula , por 
fer niui templada. Es e'.la Sierra re- 
donda , y bojea mas de quüice Icjjuasi 



Lihro SexM 



por efta caufa j y por arrriarfc f n ctli 
todo3 los aguaceros que riegan á TIa»- 
calia , y fus comarcas , la tuvieron por 
lugar lágrado , y á ChalchihuiíJycuey 
ó Matlalcueyc por Diofa de ella , y 
por la miíira ración tenían aquí los 
Indios grande adoración , é Idolatn i, 
á la qual venia toda la gente de fus 
aldcrrcdores á pedir agua, quando al- 
guna vez les faltaba , ofreciendo gran- 
des ofrendas , y íacrilicios. Llamaren 
á efla Diola , Matlalcueyc , que quiere 
decir , Encamiíada de ai,ul j porque 
pintan ellos Indios a! Agua , aijUl 5 y 
aft la denominan de el color de ella, 
por ello decían á ella , y al Dios 
Tlaioc , Señores del Agua 5 pero en 
Tetzcuco , y México , era mui honra- 
do Tlaioc , y en Tlaxcalia , Matlal- 
cueyc. 

Otro lugar ai cerca de eíla Ciudad 
de México, que aora fe llama , Nucí- 
tra Señora de Guadalupe j y ofrojun* 
to al Pueblo de Tepcpulco , llamado 
Tcpepul , de el qual fe denomina el 
Pueblo ; y otra Sierra mui alta , que 
ella en el Valle de Tolucan , en cu- 
ia cumbre ella vn Lago grande de 
Aguas frigidilinias , y por icr Sierra 
fola, y apartada , y ellár tan fub¡da, 
y empinada , hacen gran maravilla fus 
Aguas a los que las conlideran , fin 
faber de donde tienen origen, ni ce- 
bo 5 y creo, que íi en el Mundo ai 
aigun lugar donde el Aire fe convier- 
te en Agua inmediatamente , es en cC- 
te , por fu mucha altura , y no renec 
Lugares convecinos , de donde pueda 
tenerla comunicada : no cria cofa nin- 
guna , por lu mucha frialdad, es mui 
ciara , y mucho roas quieta , lin ha-í 
cer moviento ninguno. 

A ellos Lugares venían muchas 
gentes a ofrecer lacrificios a! Dios 
Tlaioc, y á los demás Diofes lus com- 
pañeros ; como á los que creían , que 
les hacían elle bien , y merced de dar 
las Aguas , para el reparo , y focor- 
ro de lus necclidades. A elle Tlaioc 
llamaban ellos Indios, Abundador de 
la Tierra , y Parrón de buenos tem- 
porales: fu ñgura era de Hombre, y 
fu cara de disformilimo monlhuo , i;g- 
nificando en ello los varios efcclos, 
que fe producen de las aguas : era fu 
imagen de color pardo , que ngnifi- 
caba la de las nubes : en íu nvuio de- 
recha tenia vna hoja de oro batido, 
larga , y boltca.'a en lo alto , ancha, 
y remataba eu punta aguda , que era 



'Je la Monár. 

ngniífcaclon Jet relámpago que cule- 
brea por los aires , y del raio que delpi- 
de : De manera , que los antiguos 
dieron el Tridente á Ncptuno , que 
íignificaba los efectos de las exalacio- 
nes, y los Indios a Tlalocatecuhtli ella 
hoja de oro , que tiene la mirara ligni-- 
ficacion. 

No paró el error humano en con- 
tentarfe con eñe Dios Aqueo , ó de 
las aguas , fino que llegó el delarino 
á darle ranger , y no iblo muger , li- 
rio mugeres , de lo qual njota San 
Agultiu , y rie grandemente el def- 
concicrto , y locura de ellos ivcnto- 
r'es de Dioies calados ; y afsi en el 
Libro beptimo de la Ciudad de Dios, 
hace mcacion de dos mugeres de 
Neptuno , llamada la vna Salacia ; y 
la otra Venilia. Salacia , íegun algu- 
nos , es la onda de las aguas , qu:m- 
do i¿ mueven; y legun San Agi;iL;n, 
én el lugir citado , Venilia es la on- 
da , quct'jdo viene á hacer golpe en 
has arenas, y plaia; y Salacia^ quan- 
do eíras inilmas a"uas íe buelven acia 
dcntfo, a dilponer para Ln^anrar otra 
ola j de manera , que á las olas de 
las aguas , legan vienen , y van j Ua- 
mivon mugeres de Nt^ptuno , y die- 
ron nombre de Diolas , como fi aque- 
llos movimientos , que íbn de las 
aguas na futran naturales , por ler ele- 
mento ñuido , y ralo , y batir en ellas 
el Aire , que las muevci 

Oíros Indios tuvieren otra Diofay 
llamada Chalchiiuiitlycue ; y entre 
otros nor/ores de efectos que le da- 
ban , era vno Apoconallotl , ó Acue- 
cueyorl , que quiere decir , la onda, 
y hinchacon de las aguas , que es lo 
rnifmo que Venilia 5 pero la diferen- 
cia de ¡as vnas Naciones á las Otras, 
en la eltim.icion de eitas Diolas , es, 
que como cítos Indios no ííntieton 
tan grotetamente de la divinidad , que 
huviefcn de tratar caíaiiiicntos , en 
Diülcs , y Diolas , no la hicieron mu- 
ger de Tlatoc , lino compañera iliia. 
Unos muchos nombres dieron ellos 
Indios a ella Diola ; pero el de Chal- 
chihuitlycuc , era el mas común , y 
víado , que quiere decir, Nahuas , ó 
Faldetün de las aguas , entre verdes, 
y acules , por los vilbs que hacen 
acules, y verdes, los quales vitos pa- 
rece , que ciñe aquel movimiento , v 
tumbo que hace la ola ; y por ello la 
ll.i.maron Faldellin de las aguas , en- 
tre verdes , y acules. Que lea etto 
Tomo II. 



'!tma Indiana, ^y 

afi , fe prueba , porqué' la Ciudad dé 
Tlaxcalla , es llamada Chalchiuhapan, 
por vna FucnteciJh pequeña , que 
tiene detrás las Calas Reales , ó co- 
mo otros dicen , dentro del cercado 
de la Huerta de e! Convento de los 
Frailes Menores , que tienen la doc- 
trina de la dicha Ciudad á l'u cargo; 
cuias aguas hacen vilbs verdes , y acu- 
les , á manera de vnas piedras , que 
llaman eítos Indios Chalchihuites, de 
donde fe denomina la Fuente , y el 
Pueblo de! lugar de aquellas aguas. 
Elte nombre no es común , pero vían- 
lo los naturales , en efpücial para 
nombrar aquel lugar , y aliento de 
Fuente. 

A ella Diofa tenian en grande 
reverencia , y la edificaban Templos! 
por el temor grande que le tenian, 
por racon de los muchos que mo- 
rían ahogados , y defalh-adainente cri 
las aguas. Llamaban la Atlacamani, 
como quien dice , Tempcuuoík , y Al- 
borotadora , y Ahuic, y Ayauh, por- 
que fe mueve á dlverfas partes , y 
Xixiquipilihui , porque Tus ulas íiiben, 
y bajan , y hacen diverfos movimien- 
tos. Si huvieramos de leguir el pare- 
cer antiguo , en todos citos nombres, 
que fon electos de las aguas , dijéra- 
mos feir rodos ellos Diolas diftintas, 
y liguieramos vn error muí conoci- 
do 5 pero que mucho que el ciego 
caiga , lino lleva guia , ni que el 
gentil yerre, falto de Dios j y de fa 
conocimiento. 

A Neptuno dieron tos Antiguos 
muchos Dioles , que le acompaña- 
íen , y Ninfos , y Tritones ; a Tla- 
loc , los Indios le dieron otros mu- 
chos , por compañeros. Eltacio le dio 
á Neptuno los recios vientos que le 
acompañafen , con los qnales mueve 
ÍLis ondas , y hace en el Mar las tor- 
mentas, fegun lo que, en lu primero 
Eneldo , dice Virgilio , quando por 
petición de Juno , Acolo ios íoltó de 
las Cabernas, y- Cuebas de los Mon- 
tes, y metió en el Mar , contra Eneas. 
Eítos Indios le daban al Dios Tla- 
loc , por fu Embajador al Dios Qiicf- 
zalcohuatl , y era la caula , porque 
algunos dias , ó mefes , antes que co- 
raieuí^en las aguas , comiencan vnos 
vientos recios , que duran haíta que 
ellas comiencan , y es ordinariamente 
por (^lareíma. Y con elto queda fu- 
ficientementc probado leí el m.iímo 
demonio el vno , que el otro , Nep- 



virgii. m 

j. /Eneid 



Sfatius 
AchilUl di 



ílrg liü: n 



4-8 ^^fl^ro 

tuno Tlalbc, y Tlaloc Neptunoj pe- 
ro la dircicncia eüá , en que Ncptu- 
ho fue Hombre nacido de Mugcr , y 
engendrado de Hombre , como por 
Hiítoria verdadera tienen muchos^Hil- 
ttflíc. de turiadorcs , en cípccial Ladantio Fir- 
lnj}it!í.lib, núano , que trata de (d padre Satur- 
i.cap. I f. y Er.lc'bio ; pero Tlaloc fue Dios 

PTtparat, laiíigii"''!" ^"^ '^'^'^s Indios i que aun 
evj«; ¡ib- en ello parece , que pudieron Icr ellos 
¿.m}.!^ notados de mas juicio ; pues ya que 
erraron , fue menor Ib yerra , por 
quanto la verdadera divinidad, es in- 
corpórea , y ios que la ponen en 
quimeras , 6 cofas efpirituales , que 
íio fea Dios Verdadero, ya que mien- 
ten , y van defcaminados , no tanto 
eouio los cieqos , y locos , que la po- 
nen en los Hoinbres mortales coma 
ellos , y tan pecadores coaío ellos. 

^íkohmtl , el qudl tuVieron e/hs 

Gentes Indianas por (Dios dd Aire^ 

j Je dicen mrxhas cojasy 

que le citribn- 

jeron. 

Uetzalcohuatl quiefe decir 
rium.njc de Culebra , 6 
Culebra , que tiene plu- 
maje , y eílas Culebras, 
cuio nombre dieron ef- 
tos Indios , á elle fu Dios , fe crian 
en la Provincia de Xicalanco , que ci- 
ta en la crjtrad.-i del Reino de Yuca- 
tán, yendo, de la de Tabafco. Elle 
Dios QuetzrJcohuatl , fue mui cele- 
brado de los de la Ciudad de Cho- 
lulla , y tenido en aquel lugar por el 
íTiaior de todos. Eíl:c Qiieizalcohuatl, 
fcgun Hiicorias verdaderas , fue gran 
Sacerdote en la Ciudad de Tula, que 
de alli fue ii ChtduUa ,■ y no como 
'C/tfíii in dice el Obifpo Frai Bartolomé de las 
Cí/a/cg. Cafis , en fü Apologia , cfcrita de 
mano, de Yucatán, aunque fue all.i, 
como defpucs diremos : Dicen de 
el , que era Hombre blsnco , creci- 
do de cuerpo , anchi la frente , los 
ojos grandes , los cabellos largos , y 
acgros , la barba r,rande , y redonda. 
Elle Qiietzalcoliuatl, dicen los natura- 
les , que era grande Artiíla , y mui 
jngeniofo , y que les cníeno muchas 
de las Artes mecánicas , en eipceial 
el Arte de labrar Piedras precioíaf, 
guc foa Chalcluhuitcs , quc.íojí vnas 




Sexió 

Piedras verdes ; qlié eriirtiabaifí en: 
mucho precio. : también para fundir 
Plata , y Oro , y hacer otras colas, 
que como le vieton los Indios de tan 
grande ingenio > le tuvieron en gran- 
de cílimacion j y lo revcrenciabaa 
como á Rci en aquella Ciudad ; y 
all flic j que aunque en lo tem.poral 
era el que govcrnaba vn Señor , lla- 
mado Hucmac ; en lo eípiritual , y 
Ecleíiaítico eLle Quetzalcoluiatl era fu- 
premo , y como Pontífice Máximo. 

Fingen , ios que mucho quiered 
engrandecer á cite fu Dios ,■ que te- 
nia vnos Palacios hechos de piedras 
verdes, como Eíiiieraldaá, otros he- 
chos de Piata ,' otros de Cenchas co- 
loradas j y blancas j oíros de toda 
genero de madera ; otroá ¿z Turque-. 
fas ; otros de plumas preciofas , y ri- ' 

cas. Dicen también aver íido mui li-' 
co , y que Je íobraba todo quanto 
avia menefcer. Dicen , que fus vafa- 
lios le crau mui obedientes , y que 
eran mui ligeros , que fe llamaban 
Tlanqüaccmühuiquc j y que qu.indo 
querían hacer algún iiamamienco en; 
el Pvcino , y dar avilo de alguna co- 
\i. , que Quetzalcühuatl mandaba , fe 
lubia el Pregonero ea vna Sierra al- 
ta , que efta junto de la Ciudad de 
Tulla, llamada Tzatzircpec', donde a 
grandes voces pregón .iba lo que QLiet- 
zalcoliuatl ordenaba , y mandaba ; y 
que ellas voces fe oían por cfpacio 
de cJcn leguas , y mas , hada las 
cofias de la Mar , y cito afirman por 
verdad ; y refiriendo cílo el Padre _, »' ^. 
Frai Bernardino de Sahagun , dice, SabaíZM ' 
que citando en la Ciudad de Xuchi- 
railco , oió vna noche á deshora 
vna voz Icmcjante , y que le pareció 
que era voz que paíaba rodos los 
términos , y limites humanos ; y que 
preguntando otro dia , de mañana, 
que que voz era aquella tan grande? 
Le relj^ondieron ios indios , que de u 
Tecpan , ó Comunidad üai'.iabaa a los 
Macehuales , para que fuefen á tra- 
bajar á los maii^ales. íi es verdad, 
que ella voz íc ora de l:xn lejos , yá 
fe ve , que no podia fcr l=umana , fi- 
no con arte , c invención del Demo- 
nio , que la dilataba , ó fingía en 
aqueüis partes donde los llamamien- 
tos fe hacian , y cofas fe mandaban ; y 
pu::dc creerle eílo por verdad , y poc 
cola que aü pafaria j pues elle enga- 
ñador , aíi como en otras coQs los 
entrañaba , tauíbicij iof traerla engaña- 
dos 



^os tñ cfto. Diccft , qUe en aquellos 
tiempos , que él los ibfaoreaba > era 
abuudantitimo Cl Maiz ^ y las Cala- 
bacas grandes de vna braca , y mui 
giucfas , y que fubian por ellas co- 



i^e h Monarquía Indiana 



Reinos de Tlapallá -, y que cito era 
inevitable 5 porque eitaba allá otro 
viejo que le citaba aguardandoi Co- 
mo oió cfto Quetzalcohüatl , dijo, 
que era aü , que lo detcaba muci o,y 
mo per Arboles las mai¿orcas de el que li la jornada íe avia de hacer por 



Maiz , tan grandes , y grueías , que 
fola vna era bailante carga de vna 
perlona , y todas las otras íemillas 
eran abundantiliaias , y mui Crecidas. 
Que íeiubraban , y cogian Algodón 
de todos colores, blanco, colorado, 
encarnado , amarillo , y otras muciías, 
y varias colores ; y que en el niifmo 
Pueblo de Tula , le criaban muchas, 
y diverlas efpecies de Paxaros , como 
fon , Xiuhtütotl , Quetzaltototl , Za- 
quan , Tlauhquechol , y otras muchas 
Aves, que cantaban dulce, y Ihave- 
niente ; avia Arboles de Cacao de 
todo genero ; que lüs valallos eran 
niui neos , y que no les faltaba na- 
da , y que no padecían hambre , ni 
mengua alguna ; que Quetzalcohüatl 
hacia penitencia , puníj'ando fus pier- 
nas, y facandülé íangre con que en- 
langrencaba las puntas del Maguey, 
y le lababa á media noche en vna 
íliente que fe llamaba Xmhpacoya ; y 
de el, dicen, que tomaron cita col- 



aquel medio ) que fuefe mui en hora 
buena ; y tomando el vafo en la ma- 
no , bebió el licor que en el venia. 
La caula de periuadirle elle Quetzal- 
cohüatl tan lacilmcnte á lo que Ti- 
cahua le decía , fue delear lumamen- 
te hacerte inmortal , y gocar la vida 
perpetuamente , y para cite fin hacia 
todas las diligencias imaginables. Ello 
corrió mui en general entre ellos 
Mexicanos , como lo tcÜiñca el Pa=- 
dre Sahagun ; y por elta caula fcí 
perluadio fácilmente iViOtecubcu- 
ma , á que íeria el , quando fupo la 
llegada de los Etpañoles a la Colu, 
como decimos en fu Libro. Y creia 
en ella ocafion > eik Qiietzalcohuatl, 
que eíte viejo le avia de dar certi- 
dumbre de elle negocio. Deípucs de 
aver bebido elle brevaje , quedo 
Quetzalcohüatl fuera de si , y fin jui- 
cio , y comenco á llorar trille -, y 
amargamente , y luego fe le movió 
el coracon , y fe determinó a. ir a 



Saha^íw. 






lumbre lo^ ísacetdorcs , y Minillros aquella parte que le llamaba Tlapa- 



de los ídolos Mexicanos. 

Hilando , pues , Qiieízalcohuatl con 
ella pompa , y inageüad , goijando 
de fu buena fortuna , dicen los in- 
dios , que vn grande Mágico , lla- 
mado Titlacahua ( q le es nombre de 
otro Dios , como dejamos dicho ) fue 
á Tula ; y que tomando forma , y 
figura de viejo , entró á ver a Q;,iet- 
zalcohuatl , y faludandofe los dos , el 



\\m. Con ella determinación , que ya 
tenia ( con el emoulle , y encanto del 
Nigromántico ) nico quemar todas las 
colas que tenia hcciias de plata , y 
conchas , y enterro otras cofas pre- 
ciólas, dentro de las Sierras , y Bar- 
rancas de los Ríos ; y como era Ni- 
gromántico, convirtió los Arboles de 
Cacao , en otros que no lo eran , que 
fe llaman Mizquiti ; y mando á to- 



viejo fingido dijo : Señor , porque sé das las efpscics de Aves , que alli le 



¡r. Tsm. r 
.i¡.¡¡b. 



vuellros intentos , y quanto deleais 
cierta par! ida a tierras apartadas de 
ellas , y también porque lupe de vuef- 
tros criados , que andáis indiípueRo, 
y falto de falud , os he traído cierta 
bebida , que bebiendula conícguireis 
el fin de vuellros intentos , que ferá 
ir á los Reinos que defeais , y tener 
^ lalud cumplida , para poder hacer ef- 
"'■• ta jornada , y juntamente no fe os 
acordará de las fatigas , y trabajos de 
la vida , y de como lois mortal. Vien- 
do QLictzalcohuatl defcubiertos fus 
intentos por ells fingido viejo , le 
preguntó , que donde avia de ir ? A 
lo qual Titlacahua le relpondió : Que 
eftaba ya determinado por los Su- 
premos Diofes , que avia de ir á los 
JpífiO lí. 



folacaban , y daban placer , que le 
fuelen delante halla la tierra de Ana- 
huac , que dilla mas de cien leguas 
de Tula , y luego Quetzalcohüatl, 
fe pulo en camino , dejando fu Ciu- 
dad perfeguido de efte Nigrománti- 
co , y Hechicero , que le avia ven- 
cido ; y llegando á vn Lugar , que 
fe llama QLiauhritlan , ellaba alli vn 
A; bul grande, gruelo , y mui creci- 
do , y arrimándole a el, piaió á vno 
de lus Pajes vn Efpejo , y mirando- 
fe en él , vidole mas viejo de lo que 
antes era , y dijo : Ya elloi viejo , y 
por ello fe nombró dcfde entonces 
aquel Lugar Huehuequauhtitlan, que 
cjuiere decir , junto al Árbol viejo, 
6 de el viejo ; y tomando piedras, 
£ i ape-. 



'^5 Lihro 

apedreó el Árbol , y íoJas las meti.! 
díntro dcltrüiKo,qae pcrauívjcicroa 
0Í¡ por muchiíimos añosj i'aso de elle 
JLuii.ii- , y por '■"do el camino qud 
iba" le iban tañendo tiaut.is , y otros 
inítru.ncncos , muchas de las gentes 
que iiov.iba. Llego a orro , qiis es 
vn Cerro junto Uel Pueblo de Tlal- 
cepantla , dos leguas da elta Ci'jdad 
de México , donde fe lenco en vna 
piedra , y pul'o las nunus en ella , y 
Jas dejo eltampadas, que halla el día 
de oi le ven las íe.ules de todo en cHa; 
y tienen por coíá mui averiguada los 
moradores convecinos de cite Lugar, 
averias hecho Qitctzalcoluutl , y yo 
lo he preguntado , con partieular inqui- 
licion ; y a'.i me lo han certiíicado , de- 
mas de tiiiierlo ctcrito con n^iucha 
puntualidad j do muí fidedignos Au- 
tores ; y ali , le Hamo entonces aquel 
Lugar , y le llama de prefente Te- 
cucpalco , que quiere decir , en la 
palma de la mano. 

Yendo , pues , Quetzalcohuatl lu 
jornada , camino de la Colla , para el 
Reino de Tlapalla , hiíjoíe encontra- 
dico con el , el Nigromántico Ticla- 
cahua , con otros dos , que también 
avian íido en el embiiík de Tula ( con 
otros muchos que hicieron para del- 
truir aquella Ciudad , como en otro 
T'tü.i.ffo- lugar decimos) lolo a ftn de cllorvar-' 
lt.c,i4. le el viage , é impedirle la jornada ; y 
preguntándole , que donde iba \ Le rcl- 
poiidio, que á Tlapalla. Y d:;eron¡e; 
Tucs a quien dejáis encomendado el 
Reino de Tula , y quien hará pcni- 
tcncii en c! ? A cito reípondio , que 
ya no citaba elto á fu cuidado , por-" 
cjue le cunipiia ir en ícguimicnto de 
l'u c:iin'.no; y preguntaiídoíe á que iba 
á aquellas tierras I íleipündio , que 
avian venido á llamarle de parte del 
Señor de ellas , que era el SA. Elta 
fabala, o embulle, corno muí en ge- 
neral entre eltos Indios Mexicanos ; y 
dice el Padre Fr. Beriiar lino de '-aha- 
gun , que en la Ciudad de Xuchimil- 
co , le preguntaron algunos Indios, 
que donde era Tlapa'lan \ y que les 
reípoRdió , que no labu, m tampoco 
entendió el inrcnto de la prcguntaj 
porque aun no labia eltas colas j por- 
que tlie cinquenta años antes que lo 
clcdviera , que vino a ler á mui pocos 
años, delpues de l'u converilon, y entra- 
da del Evangelio, en ellas tierras; y dice 
mas , que ciuonccs eilos andaban áiv,- 
íio tientos , para ver íi uolotros los lU- 



Scxtó 

ligiolbs , y Éfpaíioles Tabíamos algo áá 
aquellas antiguallas , que ellos teman. 

Viendo , pueís y los Hechiceros la 
determinación , y engaño , á que íe 
avia períuadido Quet/akohuail , no 
hicieron mas inítancia en detenerle^ 
pero obligáronle á que dejaie los iní- 
trumeiitüs ^ que contigo llevaba de 
todas las artes mecánicas , y alga-. 
nos unciales de chas , para que y» 
que le iba , no faltalen ellas coías en 
ella Indiana Rcpubiica : y luego QLiet- 
zalcohuatl hecho en vna ¡rúente to- 
das las joias ncas , que llevaba conli- 
go j y delde entonces Te llamó a^ue- 
lia Fuente , Cozcaapan , que quiere 
decir : Agua de íartales > ó cadenas 
prec:oías 5 y aora ti: llama Coaapan* 
que quiere decir : En el agua de U 
Culebra ; y debió de ler , porque el- 
te Hombre í"c lla¡iiaba Qneuaico- 
huatl , que quiere decir, Culebra eni-*: 
pluaujada. De elta manera fue caiiú-* 
nando, íüfriendo algunas moleílias de 
eítos Encantadores fus enemigos , haf- 
ta llegar á ChokiUa , donde fue reci- 
bido ( como en otra paite decimos) '^''"'•'• 
y delpues adorado por Dios. Aquí '' "^ 
cíluvo mucho tiempo , y defpues 
que fue hechado de aqui , quedo 
tan viva fu memoria , que le adora- 
ron por Dios : y ello por tres raco- 
nes ; la primera , porque les cnílña 
el oticio de la Piateria , el quai nun- 
ca halta entonces fe avia fabido , ni 
viílo en aquella Tierra , de lo qual 
todos fe precian > ó íe preciaban , en» 
ella tierra los vecinos de ella dicha 
Ciudad. La legunda , porque nunca 
quilo , ni admitió Üacriticics de Lxw- 
gre de Hombres muertos , ni ani*- 
males, lino folamente de J^an , y Ro-i 
las , y Flores , y perfumes , y otros 
olores. La tercera , perqué vedaba^ 
y prohibía con mucha encacia las 
Guerras, Robos, y Muertes, y otros 
daños que li; hiciefeu vnos á otros* 
Dicen , que quando quiera que nom- 
braban delaiue de el , muertes , ó 
Gustras , o otros m.ales , tocantes a 
daños délos Hombres j bolvia Ja ca- 
ra á otra parte , y fe tapaba los 01- 
d,)S , por no verlos , ni oírlos. Tatft- 
bien le alaba en el , que fue caitiíi- 
mo , y honcltilimo , y en muchas otras 
cofas mui moderado. 

Era en tanta reverencia , y devoción 
tenido elte Dios , y tan vilitado , y 
reverenciado con votos ,y pcregtina- 
cioqc^ £ií todos citos Reinos , por 

fu« 



7. 



I 



Üí; tú Monarquía Indídnñi 51 

íüs prerrogativas ~, «que aun los mif- quando vieron á los CHriñíanos luego 
tíios enemigos de la Ciudad de Clio- los llamaion Dioícs ( como en lü lu- Tom.TÚit. 
lulla promctian venir en Romeriaj gar dct-imos ) hijos , y hermanos de "^ ^''/'••J* 
á cumplir fus prometas , y devociones, Quetzalcohuatl : aunque delpues que ^'^''^''7* 
y venían (eguros 5 y los Señores de conocieron , y experimentaron iLis ' 

las otras Provincias, 6 Ciudades, te- obras, no los tuvieron porcelcttiales; 

nian alli fus Capillas , y Oratorios , y porque en aquella Ciudad fue ícñala- 

íus ídolos , ó Imiulacros , y Iblo elle da ( y no orra halla entonces igual 

entre todos los otros Diofes , fe lia- en las Indias , y por ventura , ni en 

inaba en aquella Ciudad, Señor, por mucha parte del Mundo) la matanca, 

excelencia : De manera , que quando que los Eípañoles hicieron; 

juraban , ó decian : Por Nueítro Sc^ ~ 

ñor, fe entendía por Quctzalcohuatl, 

y no por otro alguno : aunque avia 

otros muchos j que eran üíoles mui 

ethmados : todo efto por el amor 

grande , que le tuvieron , y tenían 

por ellas tres rabones dichas 5 y la 

que es mui verdadera , y general es, 



Otros dicen , que fiempre creietort 
los de CholuUa j que avia de bolvec 
á governarlos , y confolarlos ; y que 
quando vieron venir los Navios de 
los Efpañoles , decian , que ya torna- 
ba (u Dios ÓLietz.aícohuatl , y que 
traía por la Mar los Templos , en 
que avia dé morar 5 mas quaado del- 
porque á la verdad , el Señorío de elle embarcaron dijeron , muchos Diofes 



Qi'.etzalcohual fue luave j y iio les 
pidió en fcrvicio , fino cofas ligeras , y 
no penofas , y les enfeño ^as que eran 
Virtuoías , prohibiéndoles las malas, 
nocivas , y dañólas , enleñandoles tara- 
bien a aborrecerlas 



fon ellos , no es nucllro Dios Quct- 
zalcohuatl. Aquellos quatro Dilcipu^ 
los , que tornó d cm.biar Qt-ietzalco- 
hiiatl del camino , los rcúbieron los 
de la Ciudad luego por Señores, di- 
vidiendo todo el Svñoiio ds ella , ea 



De ello parece ( y parecerá más quatro Tetrarchias , ó Principados , ca- 



elai'o ¿ bajo ) que los Indios , que ha 
cían , y hacen facriñcios de Hombres, 
no eran j ni ion d^ voluntad , fino 
por miedo grande que tienen al De- 
monio , por las amenacas que les ha- 
cia , que los avia ds deílruir , y dar 
malos temporales, y muchos infortu- 
nios , fiao cumplían con él el culto , y mui íumpcuofo 

fcrvicio, que por tributo , y feñal Aú ron Diofa del Aire á Juno , por fet 
fu íeñorio le debían, por el derecho hermana de Júpiter •■, yá elle dice Ci- q^.'^"''' p" 



da vno de los quales tenia la quarta 
parte de el Señorío de aquella Pro- 
vincia , avicndofe iregido halla en- 
tonces , con go\ ierno político , y no 
real. 

Eílé era el Dios del Aire , y tenía 
fu Templo , en forma redonda , y era 
Los antiguos hicie- 



que tantos aíios arras , fobre aquellas 
gentes ha pretendido tener adquiri- 
do. Afirman aver eílado con ellos 
veinte años cumplidos , delpues de 
los quales , fe fue figuicndo fu cami- 
no á los Reinos de Tlapallan , lle- 
vándole configo quatro Mancebos 
principales , y virtuofos de la milma 
Ciudad, y defde Coatzaqualco , Pro- 
vincia dillante de eña Ciudad ciento 
y cinquenta leguas acia la Mar , los 
tornó á embiar ; y entre otras doc- 
trinas que les dio , fue , qtie dijefen 
á los moradores de la Ciudad de 
ChoJiílIa , que tuviefen por cierto, 
que en los tiempos venideros avian 
de venir por la Mar de acia donde 
falc el Sol , vnos Hombres blancos, 
con barbas blancas , como él , y que 
ferian Señores de ellas tierras , y que 
aquellos eran fus hermanos : y afi ef- 
tos Indios fiempre efperaron que fe 
avia de cumplir aquella Profecía ; y^ 
Jomo il._ 



cerón , que dieron el govierno del Rouhvir- 
Cielo , fcgun lo platicaron Ennío , y gH.Genr.4.. 
Eurípides, y á Juno le dieron el Aire, Enm¡ a»- 
por la feraejaa^a , y cercanía del lu- «'''■''* r. 
gar 5 porque afi como fon perfonas ^J"''/' '" 
muí conjuntas dos hermanos , por el- -^ ^ 
tár el vno al otro mui vecino , lin 
que aía fangre , ni grado maior de 
por medio ( por 1er entrambos naci- 
dos de vn tronco) afi loeft.in el Cie- 
lo , y el Aire ( aunque media el fue- 
go ) y atribuiefe á mugcr , por fu 
blandura , y delicadeza. Eítas ion pa- 
labras de Cicerón. Por eílo mifmo los ^1^'*^'"'* 
Indios aplicaron a Q^ietzalcohuati el '^' ''^* 
Aire , por la blandura , y fuavídad 
de condición , que tenia para con to- 
dos , no queriendo las colas afpcras, 
y delabrídas , que otros eftimaban, 
y apetecían. De manera , que el 
Dios del Aire, que entre ellos Indios 
era Qaetzaicohuatl , lo fue entre los 
Antiguos Gcüciles, Juno, y quiea míen* 



'^1 Lihro 

te en lo efenciaí i qOc es atribuir á 
las criaturas la Deid-.d , que no tie- 
nen , no es mucho que micíita en lo 
acelorio , haciéndolo Muger , o Hom- 
bre , que ni el vno , ni. el otro fue- 
ron Diotes , ni tuvieron poder en el 
Aire , como confelamos del Venia- 
dero Dios nueltio , y en íu Hi;oJe- 
íu Chiiíto , el qual en cierta borraf- 
r»'. Lw. ca de Mar , que huvo , donde iba 
up. 8. V. en vn Barquillo , navegando con fus 
^i.(3-jeq. Ditcipulos , cn cicrta ocaílon , le 
mando celar , y que la tormenta pa- 
rale , y ati le cumplió , c hn¿o. 

Hemos de advertir , tjue fue efte 
Ouetzalcohuatl mui amigo de la cul- 
tura , y ceremonias de la adoración 
de los ídolos , y él mitmo ordenó 
muchos Ritos , y Ceremonias , y Fiel- 
tas de los Diofcs ; y tieneíe por cier- 
to , que eftc hico el Calendario. Te- 
nia Sac-rdores, que le llamaban Que- 
quetzalcohua j que quiere decir : Los 
¿eligiólos , y Sacerdotes de la Orden 
de Quetzalcohuatl. Dejo mucha me- 
moria de SI , entre eftas gentes ; y 
dicen , que las Mugeres que eran el- 
teriles, y mañeras , haciendo ofren- 
das , y facrificios á eík Dios , luego 
fe hacian preñadas. Era ( como deci- 
mos) Dios de los Vientos *» porque 
le atribuían el poder mandar a los 
¡Vientos que ventalen , ó dejafen de 
ventar. También decian , que elte 
Quetzalcohuatl harria los caminos, 
para que viniefcn á llover los Dioics 
Tlaloques : ello imaginaban , porque 
ordinariamente vn mes , ó mas , an- 
tes que comiea9en las aguas , hace 
recios vientos > en toda efta Nueva- 
Efpaña. Dicen de elle Dios Quetzal- 
cohuatl, que viviendo en ella vida 
mortal , veftia de veftiduras largas 
halta los pies , por honeÜidad , con 
Vna manta encima , fembrada de cru- 
ces coloradas. Tenian ciertas piedras 
verdes fui as , con grande veneración, 
cílüs de ella Ciudad , y con grande 
veneración las guardaban , y eüima- 
ban como reliquias , y la vna de 
ellas tenia femejan(¿a de cabecea de 
Mona , mui lacada al natural-. £n la 
Ciudad de Tula tenia vn Templo mui 
fumpruoíb , y grande , con muchas 
gradas , y tan angoílas , que no cabia 
Vn pie ea ellas. Su imagen tenia la 
cara mui fea , y la cabcca larga , y 
muí barbado : teníanla hechada , y 
ño en pie , y cubierta de mantas ; y 
4icen , que I9 hiciexoa cu «ci^oa^ 



Sexto 

de que otra Vez avia de bolvcr á rei- 
nar ; y en reverencia de fu mucha 
niageltad , debian de tener cubierta 
íu íigura : y el tenerla hechada , ck- 
bio de lignificar fu aufencia , con)o 
el que duerme , que le acuella para 
dormir , y que en delpertando de 
aquel fueño de aulcncia , íe ievanra- 
ria á reinar. Los de Yucatán venera- 
ron , y reverenciaron á elte Dios 
Q^ietzalcohuatl , y lo llamaron Ku- 
kulcan , y decian aver llegado aili 
de las partes del Poniente ( que es 
de ellas paites , porque refpcdo ds 
ellas, efta Yucatán al Oriente.) De- 
cian de efte , que defcendian de el 
los Reies de Y'ucatan , que llamaroa 
Cocomes , que fígnirica Oidores. 

CA^P. XXr. (De la Diofa Cen* 

teutl , por otro nombre Tonaca^ 

johuUy dicha de ¡os Antiguos 

Ceres. 

Enian eftas Gentes Indianas 
vna Diola , que íe llama- 
ba Centeutl , que quiere 
decir , Diofa del Centli, 
que es la macorca de 
maíz , ó trigo de eftas Inciias 3 la qual 
íe llamaba también Tonacayohua , que 
quiere decir : De los panes , y mie- 
les , que es la mifma , que Ceres, 
ran celebrada de los Antiguos. A ef- 
ta Dio/a tenian en grandillma reve- 
rencia, y veneración , en cfpecial ,los 
de la Provincia de los Totonacas , y 
la obedecían en todo. Dicen , que de 
ordinario hablaba la imagen de efta 
Diofa con liis Qiiacuiles, ó Sacerdo- 
tes Ibmos , (como en otra parte de- 
cimos ) vienele mui bien el nombre, 
con el efecto a efta Ceres Indiana,' 
porque como decimos , fe ¡lama To- 
nacayohua , que quiere decir : La 
íbftcntadora de nueftn carne , que 
propiamente querrá decir , la qnc 
liiftentando el cuerpo con manteni- 
miento , le fuftenta también en la vi- 
da j porque el manjar, es caula de Ja> 
confervacion de la vida : efto miímo., 
íignifica Ceres , porque Ibgun San 
llidoro , es tanto como decir : Quaí¿ 
creaiis res , engendradora de vna co- 
fa ; y es ali , que engendra Ibbftan- 
cia en el cuerpo , y quiere decir , que 
Ceres cria todas las cofas ; y es afi> 
porque entendiéndole por <la Tierra; 




Hb.-í. d¡ 

jDenruin. 



de la 2donarqma hdiana* 5^ 

fcomó Té entiende t\h) es la que ha- Otra üiofaavia, de otra diferente 
ce fructificar todas las plantas , y fe- quaüdad ,de la ya dicha, de la qual di- 
millas 5 y legun Tiilio , quafi gerens, cen , que vna vez fe aparecía en figura 
quiere decir: Ceres íe llama, porque de Muger mo<¿a , y hermola , y andaba 
todas las cofas engendra ; y San Ful- por los Tiánguez , o mercados ,ena- 



gencio dice, que eeres lignifica con- 
tento , ó goco ; y por elto la hacian 
Diofa del 1 rigo , porque donde ai 
abundancia de frutos tienen conten- 
to : De manera , que todas las Na- 
ciones han reconocido á efta Diofa, 
y la han atribuido los panes. Y la 
caula de tenerla en tan grande eñi- 



morandole de los Mancebos , y pro- 
vocábalos á fu aiuntamiento , y ccn- 
fumado los mataba. No sé qué ver- 
dad tiene cito , aunque lábemos , que 
el Demonio viába con ellas gentes 
de muchos engaños , transfiguran- 
dofe en muchas formas , y figuras» 
como aquel que lo fabe hacer (co- 2. £ft,\fo/. 



macion , y de ferlos mui devotos , y mo dice >an Pablo ) que aunque lo adCorinth» 



Mat.c.ii. 

Luce. II. 

P. Aítrc 

f . •! . ^ ^■ 
í. I. «¿.4. 
(a¿. 10. 



íervidores , era porque no quena re- 
cibir facnficios de muertes de Hom^ 
bres , antes los aborrecía , y prohi- 
bia. Los facrificios que ella amaba, 
y de que le agradaba » y íe los pe- 
dia , y mandaba ofrecer , eran Tor* 
tolas, Paxaros, Conejos, Yervas, y 
Flores ; y teníanla por abogada de- 
lante del Gran Dios , porque les de- 
cía , que le hablaba , y abogaba pof 
ellos. Tenían grande elpc:an(¿a en 
ella , que por fu interccfion les avia 
de librar de aquella dura fervidum- 
bre que los otros Dioíes les pedían, 
de facrificarles Hombres , porque lo 
tenían por gran tormento ; y fola- 
mente lo hacian por el gran temor, 
que tenían al Demonio, por las ame- 
nazas que les hacia , y daños que de 
el recibían , no obedeciéndolo en 
cfto. 

A efta Diofa miraban con fuma 
reverencia , y fus refpueftas tenían 
como Oráculo Divino , y mas que 
otros feñalados los Sacerdotes de fu 
culto , y Icrvicio , como ya hemos 
dicho , en otra parte ; y que ella Dio- 
ía no quifieíe facrificios de Hombres, 
no sé qué fea , ni tampoco lo en- 
tiendo ; porque eito de querer vnos, 
vno , y otros , otro , fon para mí, 
adivinancas í porque de la condición 
del Demonio fabemos , que apetece 
la perdición del Hombre ; y aii mof- 
traba elle apetito en las ocafiones que 
perluadia el facrificío de Hombres, 
pues era en orden de llevarlclos al 
infierno , por morir en la infidelidad 
de fiís depravadas Leies Idolátricas ; y 
ver aora , que eíle ídolo pretenda lo 
contrario , parece contradicion : y le 
verifica aquí lo que dice Chríilo , que 
rodo Reino en si divilb , fácilmente 
tiene fin. Solo sé decir , que efto de- 
cían los Indios , que afi lo quería efta 
Pipía, y que aborrecía lo contrario. 




parece de luz , lo es liempre de ti- ^.n. 
nieblas , y afi lo lüele permitir Dios, 
y ali lo permitiría entre eftas erradas 
gentes por fus grandes pecados. 

CAT. XXVI. ^e les (Diofes de 

.la Provincia Je Quauh'temallan^ 

y de el Dios Ihwiado Ex^ 

baUnquen, 

N el Reino de Quauhte- 
niailan , cuios morado- 
res fe dice , que tuvie- 
ron noticia del Dilu- 
vio 5 antes de él , di- 
cen algunos , que te- 
nían , y adoraban por Dios al Gran 
Padre , y á la Gran Madre , que ef- 
taban en el Cíelo , y lo mifmo dcC- 
pues del Diluvio ; y que llamándolos 
cierta Muger principal , encomendan- 
dofe á ellos , le apareció vna viíion, 
que le dijo : No llames afi , fino de 
efta manera , que yo te aiudaré , del 
qual nombre aora nc fe acuerda ; pe- 
ro que le parece , cue aquel nombre 
era , ó fignificaba lo que aora nolo- 
tros decimos Dios. Delpucs crecie n- 
do , y multiplicandoíe las gentes , le 
publicó , que avia nacido vn Dios en 
la Provincia , treinta leguas de la 
cabecera , que es QuanhtemalKín, 
llamada Otlatla , y la Provincia le 
nombra aora la Vera-Paz , &1 qual 
Dios llamaron Exbalanquen. De elle 
cuentan , entre otras mentiras , y fá- 
bulas , que fue a hucer guerra al In- 
fierno , y peleó con toda la gente de 
allá , y^ los venció , y prendió al Rei 
del Infierno , y á muchos de fu Exer- 
cito ; el qual buelro al Mundo con 
fu victoria , y prefa , le rogó el Rei 
de aquellas tinieblas , que no le fa- 
caíe de alli , porque eftaba ya tres. 



'54: 



lihro SeMtó 



6 quatro grados de la luz ; y que el 
vencedor Exbalanqucn le dio viu 
tuz , con mucha ira , diciendo : Buel- 
vctc , y fea para ti todo lo podrido, 
y desechado , y hediondo de cfos in- 
fernales lugares. Bolviofe Exbalan- 
quen , y en la Vera- Paz , de donde 
aria latido , no le recibieron , con la 
íielh , y cantos , que el quifiera ; y 
por cito le fue a otro Reino , don- 
de le recibieron á üi placer : y elle 
vencedor del Inñcrno , dicen que co- 
nKn<¿o el íacriticar Honibres. Donde 
quiera que poi aquellas tierras ofre- 
tian ücnñcio de colas vivas , tenian 
ciertos cuchillos de piedra de navaja 
mui agudos ; los quales dicen , que 
caicron del Cielo j y que cada Pue- 
blo , y períonas tomaron los que 
av;an mcnciter : á eítos cuchillos lia- 
ííiaban Alanos de Dios , y del ídolo, 
á quien Lci ificaban : cí^os cuchillos 
tenian en tanta reverencia , por ha- 
cer como hacian con ellos !os lacriñ- 
cios , que adoraban , y quando me- 
nos , los tenian en grandilima vene- 
ración : hacíanles mui ricos cabo?, 
y remates , con riguras , íegun lu po- 
libilidad , de Oro , y de Plata j y de 
Elmeraldas , y otras mui ricas , y pre- 
ciadas piedras : teníanlos liemprC guar- 
dados, con lo>) ídolos en tus altares. 

Los ídolos que comunmente te- 
nían por todas aquellas partes , eran 
figuras de Hombres , y de Mugeres, 
elculpidas en piedras de divcrfos co- 
lores , y de Aves , y de otros Aiú- 
males. En vn Pueblo de aquella Pro- 
vincia , íe halló vn Ídolo , como vna 
cabella de Cavailo, reprefcnrando te- 
ner lacados los ojos , y los valos de 
ellos vacíos , y parcela que liempre 
corría de ellos langrc ; cola (dicen) 
que era admirable de vefi Toda ella 
Tierra , con chorra , que fe llama 
Nueva-hfpaña ( íegun parece ) tenia 
vna mifiíia manera de religión , y ritos, 
y li en algo diferenciaba , era en mui 
poco. En todo lo de Xaüfco , Colima, 
Zacatula , y todas aquellas tierras , que 
buciven de chas a chorra parte del 
Noiro , paíando por las del Poniente, 
tenian íus Ídolos, á los quales adora- 
ban , reverenciaban , y acudían con 
fus ncceiidades. Y en las que aora 
fe llaman del Nuevo- México ; y en 
algunas partes de ellas , dicen , q-ie 
adoran al Sol , y que eníicnden en 
ello, que adoran al Verdadero Dios, 
fieudü falfo , pHes uo lo es , üflo 



criatura fuía. Én áíjücüa jornada qr.á 
Alvar xNuñez , Cabera de Vaca , hi- fjtcJz, 
«,o á la Florida, donde anduvo perdí- ¿;>^„^a 
do tantos tiempos , dice , que laiicii- ju„at4/rag. 
do ya al cabo de fu peregrinación, 
con fus tres compañeros , hallaron 
junto de donde hallaron Chnílianos 
en el Reino de Xalilco , ciertas gen- 
tes ; y que preguntándoles , á quica 
adoraban , y a quien facrificaban , y 
pedian el agua para lúe labran^-as , y 
la falud para fus cuerpos i Reipondic* 
ron , que a vn Hombre que ehaba ea 
el Cielo ; y preguntándoles como ís 
llamaba? Dijeron, que Aguar,yqi:c 
creian , que el avia criauo todo el 
Mundo , y las colas de el } y torná- 
ronles á preguntar , como fabian aque- 
llo ? Reípoadisron , quelus padres, y 
abuelos fe los avian dicho , que do 
muchos tiempos tenian noticia de el^ 
to , y fabian , que el Agua , y todo» 
las buenas cofas las cmbíaba aqueU 
Cabe»¡a de Vaca , y fus compañeros 
les dijeron , que aquel que ellos de- 
cían , lo llamaban ellos Dios , y que 
ali lo liamafen ellos , y lo litvieien,! 
y adorafen : Refpondieron , que todo 
lo tenian bien entendido , y que ali lo 
harian. Ello dice elle Capitán Cabec* 
de Vaca. 

Bolviendo a la Cofta de Paría ( er^ 
la parte Meridional ) arriba , y abajo, 
quaü por todas aquellas pattes , tenian 
poco mas , ó poco menos , vna mane- 
ra de religión , teniendo algunos Ido 
los, y Dioíés propios; pero engen&i 
ral , todos pretendían aver vno co- 
mún de todos , y che era el Sol. K 
yendo todavía la buelta de el Aullro, 
harta donde fe dice la Tierra del Bra- 
íil, cuia Punta folia llamarle , el Cabo 
de San x\gulHn , por toda ella , no te- 
nían , ni adoraban ídolos j ni tcniaa 
conocimiento alguno de Dios : lola- 
mcnte á los truenos debían de dar, y. 
daban alguna Deidad ; porque los lla- 
man Tupana , que lignifica como cofa 
Divina , ó Sobrenatural ; y de eOq 
nombre Tupan vlaban , y vlán los Mi« 
níftros del Evangelio , en aquellas par- 
tes , para darles conocímicnro de el 
Verdadero Dios. Dicen , ahmilino, 
los Predicadores , que allí chan, 
que de ciertos en ciertos Años vie- 
nen vnos Hechiceros , de muí iejas 
tierras , fingiendo traer Divinidad , y, 
al tiempo de íu venida , les mandan 
barrer , y limpiar los caminos , y los 
íalcQ í\. £cgibÍ5 con 4an^as , y ñcrtas 



gV la Moil 

á fu vfati^^ ; y ahtís que llci;i!ca al ki 
¿;at , andan las Mugcres , de dos en 
tíus , por ias calas , uidenJo publica- 
mente íLis taitas , y las que han come- 
tido contra lus mandos , y vnas á otras 
entiv; si , coino li ella preparación fuera 
para nijcirlj , pid.cndo perdón de to- 
das eiias. En llegando el Hecliicero 
c.'>a mucha íicita al lugar , éntrale en 
vn.i Cita oblcnra , y pone vna Cala- 
baza i que trae ea rigiira huiíuna , en 
k parte mas conveniente , para ílis 
cnL^años ; y niaiando lü propia \'o¿y 
íi.i¿ienio ladc va Niño , puclto junto 
de la Calabaca , les dice , qae no ca- 
rca de trabajar , ni valaa á las roza:»} 
poique el inaatenimieato íe crecerá 
por Si mihno , y que nunca les faltará 
de curaer , y que el iiiilmo Pan le les 
ventlra á caía por si mil, no (engaño 
manitieitü , y locura ñngida fm funda- 
mento ) y uiceriles , qa; las Coas , ó 
Palas con que caban las Tierras , y 
las cultivan , ellas niilina.s le irán á 
cabar ; y las riechas lé irán al Monte 
á cavar, pata traer caca oue fu Señor 

> ' r 3 1 

ciHiia 5 que avian dü matar machos de 
íús enemigos , y promctiales larga vi- 
da ; y que las viejas le avian de tor- 
nar mocas , y quelus hijas las dieíea 
á quien quiliefen 5 y otras colái feme- 
jantcs les decían , y prometían , con 
qiie los engañaban en aquellos tiem- 
pos; y lo miínx) feíá en eitos j lino 
eílán ios Indios de aquella Provinci:, 
convertidos , y con Mmillros. Con 

aquel 



aquellas lupérltícioncs ; y hechice-, 
ria.'-i. 

Hftos miniftros de Satanhs fon los 
maiorcs contrarios, que los iMiniliros 
Evangélicos han tenido liempre , y tie- 
nen 5 porque hacen entender á lo? do- 
lientes > que eitan enfermos ; que 
otros fus enemigos , y contrarios, 
les meten en los cuerpos cuchillos, 
navajas , piedras , y otras colas con 
que les tienen afi enfermos , y dolien- 
tes. En fus Guerras fe aconlejan con 
ellos , demás de que tienen macho? 
agüeros de ciertas Aves, que tienen 
tomo adivinas , ó pronoílic.idoras de 
fus bienes i y de fus males Todo ci- 
to referido j eftá efcrito en vna Car- 
ta i qae efcrivieron vnos Mmifti'os del 
Evangelio , que eüabau en aquellas 
Provincias. 



CATXXni ©í' cr>inO e/Ias Kddo^ 

nes Indauas adoraron al Sol ^ ¡u/na-^^ 

do de iilós Tbnatitih , y de los 

^nti'ruos Centih's. 

¿^¡■oloi 

ONATIUH ( Dios de 

eltos Indios xMcxicanob ) 

quiere decir , Sol , y 

aquelle r.o es nombie 

propio de ci Sol , laio 

que es Verbo de la obra , que hace, 

que es reíplandecer ; y lonaiiua, 

haciéndoles creer , que quiere decir : El que va retpiandc- 




enganaba , 



y engaña 



cfto lú3 
Hechicero 

en aquella Calabaca avia alguna cola 
divina , que les decía aquellas celas. 
Y en acabando fu platica , ó fingido 
oráculo , el Hechicero , comiencan á 
temblar todos, en efpccial las Muge^ 
res , con grandes temblores de lus 
cuerpos , que paiecen endemoniado" , 
(como de cierto lo ion ) hcchandüfe en 
el fació , y hechando elpuma por Ja 
boca i y con ello les hace creer el 
Elechicero , que entonces les entra la 
bondad , q.ie ellos deíean , y qut le ha- 
cen parnc'.pantes de la am¡liad de lus 
fingidos Diüfes ; y al que cito no ha- 
ce , tiene por nia!o , c indigno de aqL;e- 
ilos bienes , que allí fe les ha prometi- 
do. Deípues de efro , ofrecen al He- 
chicero cada vao coníonnc fu poiibi- 
lidad , y íegun de ias colas que tiene 
en fu caü. Hacenfe tambicn Médicos 
ellos cmbulieros , y en ias enferme- 
¿uuQS lingea muchos engaños , coa 



ciendo. A efte adoraron t,ltoi laoios, 
debajo también de otros hombres, 
aunque por caula de icvcrcr;c:a na 
le nombran con otro ncnibie , Hacién- 
dole Propio , el de fu efeclü > ah co- 
mo á Dios j que teniendo machos 
Nombres, como parece j en el iie- 
brco , comunmente le ncmbranr.os por 
el Verbo , que ügi.ihca la obra mas 
principal j qu¿ fobrc los Hua.bres obro, 
que es dar vida j porque fegun San Ui- s. ^fí!nr. 
doro , puede venir deUe Veibo Do, uas^ T.ibpn ubi 
que ilgnifica dar, y vno de los m»iü- 7-f^i'.i^ 
tes benericios que el Hombre recibe, 
es el de la vida ; porque lobrc él caca 
todos los demás que fe le comunican 5 y 
ali ellos Indios ( como decimos en otra 
parte ) le llamaban Ypalncmohuaiii, 
c|ue quiere decir, aquel por cuia vir- 
tud vivimos i y cfie nümbre milir.o, 
es ci que daban al principal Dios <que 
ellos iinuginaban , que es todo po- 
de*; 



'^^ Libro Sexto 

detofo j y efta eii todo lugar. A efte dad, que en aquel Reino Soberano i-?d 
Dios Sol , teiiian por cola viva , y dn 
vina , y digna de grande lionia , y aca- 
taaiienro j y a(i le edificaban Tem- 
plos , y vno de ellos tiie en el Pueblo 
de San Juan Teotihciacan , de grande 
lümpruolidad , y eminencia , y ie fcf- 
tejaban con grandes Iblcmnidades , no 
folamcnte en las Fiellas del Kalenda- 
rio } pero también en las del arte adi- 
vinatoriai 

Tenia eftc ídolo ^ vniverlal opinión 
de íü divinidad en todas ellas partes 



la Gloiia , no tienen otro manjar ios 
Bienaventurados, que allácUan, lina 
es Dios , y lü divina prclcncia , con la 
qual eílan alegres , y fatiskchos. De- 
cían eftos barbaros , que aquellos re- 
g.Jjs que íe le bacian al Sol , era por 
pagarle el traba;o que avia tenido en 
palac alumbrando fus tierras j y emií- 
ferio. 

Elle Dios Sol tenia muchos nom- 
bres ; como también los tuvo entre las 
Naciones paladas de otros Gentiles; 



í>((4. 



17' 



(como también la tuvo , en toüas las porque conio entre aquellos fe llamaba 
demás dd Mundo ) porque con elle Apolo , y Fcbo , aíi también entre el- 
Idjlolun fornicado toaas las Naciones tos, demás de elle , que le le apltca- 
del Mundo ; y por ella caula les dice ba de Tonatiuh , porque alumbra el 
Dios a ios de fu Pueblo , que no fe oCLi- Mundo , le llamaban también Tcutl, 
pen en l'ervir Dioles ágenos , como el que ablokuamcnte quiere decir Dios; 
Sol, y la Luna; porque eltoseran los y afi , quando fcñalaban algunas bo- 
mas ordinarios Diofcs de la üentilidad; ras oafadas del dia , decian , leñalando 



(ate, 



y le dice , que los Perlas , a poco tiem- 
po deípues del Diluvio , adoraron al 
Sol , por DiOS , cnlcñados en cita aula 
doctrina de aquel atrevido Nembrot, 
tirano , oprcf^r fuio. Y con elle enga- 
ño le adoraban ellos Indios , imaginan- 
do de el , que era el Señor de la Glo- 
ria , y que todos los que morian en la 
Guerra, iban á aquella Gloria , en que 
el habita ; y que también las Mugercs, 
que morian del primer parto , iDan á 
aquel mifmo lugar , donde vivian , y 
tenian contento para fiempre ; lo qual 
es falliiimo de aquellas Gentes Idola- 
tras , pues morían adorando ,al Sol, 
que no es Dios , y atribuiendole glo- 
ria , que no tiene , ni para si , ni para 
nadie; y tenian por opinión, que en- 
tre otras cofas , en que le fervian allá 
los Hombres , y las Mugeres , era la 
vna , que los Hombres luego que afo- 
nía por el Oriente en fu emisferio , le 
falian a recibir con grande regocijo, 
con vn mui rico Palio , y con mui re- 
gocijados cantares , ygo^os, y le lle- 
vaban hafta el Mediodía de lu curio, 
que es halla el medio del Cielo , y alli 
le laliin á recibir rodas las Mugeres de 
la otra parte del Occidente, con otro 
femejante Paüo , y fiella igual á la pala- 
da , que los Hombres hacían ; y que al 
cubrirle del Orizonte , le hacían mui 
grandes regalos , y caricias , tañéndole 
lautas , c inilrmncntos múlleos , y hoC- 
pedandole con muchas , y mui diver- 
fas frutas ; de cuios juicios podemos 
decir, que como carnales ellos Indios 
trataban ellas colas tan á lo material, 
tomo aqui va reterido ^ íiendQ U ver-c 



al Cielo , Iztcutl , que quiere decir, 
aqui el Dios ; que es como li dijefen, 
ellando en efte lugar , ó parte el Sol, 
pas() ello , y ello. Los antiguos Gen- 
tiles llamaron Señor , al Sol , y regi-. 
dor de la Luna , y Coracon del Cicliji 
y como a Dios le hicieron muchos fa- 
criticios , y le confagraron el Gallo , y 
le dieron por hijas á las Horas : todo 
locura ; y li aquellos erraron , porque 
elluvievon ciegos , con los engaños del 
Demonio f no es mucho que ellos yer- 
ren , citando engañados de el , como; 
ellos. 



CJT. XXniL (De los 'Dio/es 
'Kiuhteaihtli , Abogado de el Fuego, 
llamado Vulcano , lyacatecuhtli^ 
(Dios de ¡os Mercaderes ^ lla- 
mado Mercurio. 

(•'^•.f^* Inhtecuhtii quiere decir: 



IXi 

•é'^'9 3 * 9 



Señor del Fuego , 6 Dios 
de el Fuego ; y ello es, 
porque rodas ellas Gen- 
tes tuvieron al Fuego 
por Dios , y hacíanle 
fíeílas , y facrificios , como fi verda- 
deramente faeía Dios. Elle es aquel 
tan antiguo , y celebrado de los Cal- 
deos , y de otras muchas Gentes ; y el 
que por otro nombre íe llamó Vulca- 
no , que íegun Etimología de San Ifí- B.i/¡d.B, 
doro , es , Vol.ms candor : Una blanca- 8. Eilitm. 
ra que bucla , que es la llama , que <"• ^^ ^'>j' 
quando ella bien encendida , parece 
muchas veces bl^ijc^. ^Üe Yuicant) 



Ctnt, 



ie ¡a Monurqi4ta /riJ}u,.jt, 

Indiano ; fe llamo también Huehue- bio , y fagaz ( qiic es pir^^, 
tcutl, Dios viejo, y antiguo, y debió 



"O 

de ibr , por ict de las colas mas anti 
gius^ que las Gentes conocieron , ó 
porque cOnfume , y deshace rodas las 
colas qne recibe : también le ILmaron 
Ixcocauhqui , que quiere decir : Cara 
amaiiüa , ó ojos amarillos , por la co- 
lor que hace en la encendimiento. A 
elle Dios Fuego hacian fiella , en el 
vltimo Mes de íu Calendario , como 
vimos en ili Libro , que es el dcci- 
ocacno lliio , y cae cu el Mes de Ene- 
ro nacitro : honrábanlo como á Dios, 
porque ios calentaba, cocía el Pan , y 
guiiaba li Carne , y por eHo en cada 
Cau le veneraban ; y cu el mifmo 
Fogón , ó Hogar , qaando querían 
comer , le daban el primer- bocado 
de la vianda , para que al'i fe qucma- 
íe ; y lo que avian ele beber , lo avia 
de guílar primero , hechando en el 
fucL'o parce de el licor : adornábanlo 
con Flores í pero no niui dentro , lino 
fncra , porque es Dios tan ngurolo, 
que todo lo contumicra; y aunque ci- 
to atribuían los Indios á lu propia vir- 
tui>, digo , que es ali , que es propia 
virtud del Fuego quemar , y coniLX- 
hiir todo lo que rccibe ; pero los que 
con conocimiento Verdadero , y no 



y/ 

ondi- 
cion de Mercaderes ) elle es el Dios 
Alercurio antiguo..: el qual dicen I u- 
lio, y Leoncio, qüb fue hijo de Vá- 
leme , y de Phoronis , y que nacien- 
do en Egipto , vino á Elpaña , y eri 
ella eníeño el Arte de la Mercancia, 
y todo genero de cambiar , por las 
quales cofas fue entre aquellas Gentes 
llamado Dios de los Mercaderes : lia- 
luaronlc Trofon, que en Griego quic-: 
re decir , Convertible ; y cílo es , por-^ 
que ios Mercaderes de gruclas mer-i 
caderias , han de dilcurrir por diver- 
fas tietras , y han de comunicar mu- 
chas Gentes, haciendo íus viages,aU 
por Mar , como per Tierra , y hanlc 
de conformar á la traca , ó manera dé 
todas ellas ; porque de otra fuerte no 
avria comunicación de comprar , ni 
vender. Pues á elte Mercurio anti- 
guo , llamado de ellos Indios Yaca-i 
coliuhqui , tomáronle por fu Dios , poc 
la vivacidad , y dclicadcca de inge- 
nio , que modraba , y por íer nmi lar*' 
bio , en el Arte de la Mercancía. A, 
eíie hacian cada Año fiefta , íacrifica 
banle Hombres 
Iblemnidades. 

Elle Mercurio > en tiempo de la, 
Gcniilidad , fue tenido en qtande 



TifU. ; ', de 
Nal. Dcor» 



y hacíanle grandes 



con depravada ra^on , como cílos In- honra emte los de Elpaña. , y Fran- 



diüs tcnian :, cntcnden cílo , y la- 
ten , que eíii virtud natural , no lí 
tiene por si mlíiiio , fino per el Ver- 
dadero Dios , que lo crio , y cria to- 
das las cüfisí , y quema , lití poder ha- 
cer otra cola, en recibiendo en si el 
combultible ,- ó la materia que es quc- 
rnable , porque es agente natural , y 
no libre ; y como tal , no puede de- 
jar de exccurar fu acción , y fuerca? 
y por erto digo , que es Dios ( aun- elle Capitulo , cerno d en^-^ííño qud 



cia , en las quales Lierras era muí co- 
nocido ; y dice Julio Cefar , que los 
Francefes adoraron a ciie Ivicicurio, 
y le tcnian por hallador de muciios- 
Artes , y por Señor , y guiador de 
los caminos , y tener mucho podei 
en las ganancias de las mercancías. Y' 
porque íe vea como el Demenio 
llcmprc ha fido vno , en fus m:-Iás 
Artes , quiero que vea rl que kierc 



CeC Ilh. as 
Bclo Cal-, 
¡ico. 



que con falla opimon de citas enga- 
ñadas Gentes ) ir.ui rigurolo ^ puesfi 
tiene virtud de quemar , no la tiene 
para fulj?cnder fu acción ; y Dios qu3 
no ticr.c poder para hacer , y dcl- 
hacer, y para executar , y lülpcnder 
ía cola conforme conviniere : yo no 
le tengo por Dios , ni es racoa que 
ninguno lo tenga por tal , ni lo crea. 

Los Mercaderes tuvieron Dios par- 
ticular , al qual llamaron lyacatecuh- 
tfi , y por otro nombre fe llamó Ya- 
cacoliuhqui , que quiere decir : El 
que tiene la nariz aguileña , que pro- 
piamente rcprefenra pcrlona , que tie- 
ne viveca , ó habilidad , para mofar 
gracioramente , ó engañar , y es fa- 



en aquellas Gentes hico , le hico tam- 
bién en ellas , y como fe dejó fervir, 
y adorar de elfos Mercaderes India- 
nos , como de efotros Elpañoics , y 
Francefes. 

£'':os Indios Occidentales , ibaa 
dp vnas Provinciis a otras, a merca- 
dear ; y como no tenian Cavallos , ni 



Animales , en 



ras , cUüs mifmos 



que llevar íus 
fe las llevaban 



otros 
car^ 

acuellas ; y porque los riefgos de los 
caminos eran grandes , juntábanle mu- 
chos , para ir cnconipañia a hacer fu 
jornada ; llevaban en la UAano vn bor- 
dón , ó báculo de palo negro , y fin nu- 
dos , y decían , que era la imagen de 
efte fu Dios Yacacoliuhqui , ó Mer- 

C\3ri 



58 



Lihro Seíitó 



Curio IrtdiánS , ^ que ía llevaban en nos, y era Díds (!3mífri He todos ; p6ir- 
U mano , para defcnla , y amparo , en 
fus ricfgos , y peligros j y á la noche, 
quando llegaban a la poCida , juma- 
ban todos los báculos , 6 bordones, 
y arándolos por medio , ceñianios con 
Vna cinra , y les hacian lacriticio, 
derramando langre , delante de ellos, 
dos , o tres veces en la noche ; de ma- 
nera , c,ue no fulo adoraban el Ido.'o 
de cite fingido DioSj lino también fu 
báculo , c! qual llevaban en las ma- 
nos i para ier mejor guiados de fu fal- 
ío Dios i poique también creían eftos 
Indios , que era guiador de caminos, 
como las otras Gentes de el Mundo 
( aunque mejor dijeran Salteador de 
caminos , pues en ellos robaba á Dios 
lu gloria , y honra , h.acicndole ado- 
rar en ellos , no iicndo íuia la adora- 
ción. ) De eíla manera caminaban eños 
Mercaderes ; lo"; quales para partir -de 
fus Cafas, y Pueblos , vl'aban d^c muí 
grandes ceremonias , y dcípncs en el 
diícurlo del camino , y qUando bol- 




vian , como fe verá en la ñelta de el 
Signo , llamado Acohuatl , en el Libro 
del Arte Adivinatoria , y en otra parte. 

'CAT. XXIX. (De Te-ccit^oncatl^ 

€elebriido 'Dios de el Vino , por ej- 

tas Gentes Indianas ^ llamado 

de otros Gentiles^ 

!Bjcoí 

Stc Diablo , llamado Tex- 
catzcncctl, era el Dios 
del Vino de clbs Gen- 
tes , al qual adoraban 
con divinos honores , y 
porque muchas veces 
de los que f. emborrachaban , fe ahor- 
caban algunos , le llamaban Tcquech- 
mecaniani , que quiere decir : El ahor- 
cador ; y otras , porque fe ahogaban 
en Agua , con la borrachera , le lla- 
maban Teatlahuiani , que quiere dccit: 
El que ahoga , en el Agua , arribuicn- 
do a erte borracho Dius ellos efectos^ 
que nacian de la borrachera. Elle es 
el antiguo Baco de los Gentiles , que 
quiere decir , furor j porque el Vino 
hace furiofüs á los que beben fin me- 
dida ; y all , como fuera de si , y fu- 
riofos , algunos de ellos borrachos, 
fe ahorcaban , y mataban. Dicronle 
machos acompañados, aíi como tam- 
bién icnian muchas diierencias ds Vi- 



que todos bebian Vino , aunque nú 
todos fe emborrachaban , fino era con 
lli pena , como en otra parte hemos 
dicho. Los compañeros de eftc fingi- 
do Dios , fe llamaron Gentzontotocni- 
tin, que quiere decir : Quatrocicntos 
Conejos , que no se por que les die- ' 
ron elle nombre. 

Orro Dios huvodelos Combitesj 
llamado Omacatl , que quiere decir: 
Dos Caiías , el qual fue n;ui reveren- 
ciado de todos 5 porque enlasBodasj 
y Comoircs , y negocios públicos, ef- 
taba preícntc fu imagen ( como deci- 
mos en otra parte ) eite pudo fer , que 
tucle aquel Antiguo Himeneo , á quien 
los Antiguos Gentiles aplicaron los 
Combites de los Caiamientos , hacién- 
dole también Dios de los Padrinos. Y 
feaíe eltc, ó otro, al tin , los que en- 
tre cAos Indios hacion Combites , y 
Bodas , y otros regocijos , iban por lii 
imagen á fu Templo , y le oti-eciau 
papel , copal , y otras cofas de vian- 
da , y la tenian en íii Cala , todo el 
tiempo que duraba el Combitc , y la 
reverenciaban ; y a los que no le ha- 
cian cita honra, decian , que les apa- 
recía en lueños , y los reprehendía , y 
que daba enfermedades en la gargan- 
ta , de atravelarlc algún bocado , y de 
apretarle el pecho; y quar.do alguno 
le acontecía efco , ó caía en tierra, 
tropecando , ó resbalando , luego ha- 
cia voto de vifitar eflc Jdolo , y le 
otrecia copal , y pap>el. 

Tenian los Phteros otro Dios , que 
fe llamaba Xippc , y Totee : a cite 
feílejaDan los Plateros con muchas co- 
íás , y en tu Día hacían Elcaramucos 
los Valientes Hombres de la Guerra, 
peleando los vnos con los otros. Elle 
Demonio Xippe , que quiere decir. 



Ca 



vo , o Atecado , era mui temido 



de todos ; y por efta cau'a mui hon- 
rado , en elpecial , porque tenian por 
cola mui cierta , y avciiguada , de 
tiempos mui antiguos , que daba mu- 
chas enfermedades á los que no le 
honraban , y lacriticaban ; y las mas 
ordinarias de las que le atribulan , craa 
Viruelas , Hinchacones , Apolkmas, 
Sarna, y eníerníedad de ojos. Por cí-^ 
to fe preciaban todos de honrarle , y 
fclle;ar!c , como á Dios , que podi'a 
darles eftas entermedades. De donde 
lé podrá conocer , que la honra que 
íe le h;ícia á cftc diabólico Dios , era 
mas de fuerza , que de grado , pues 

era 



de la Monarquía Indiana» 



feia honra de temor , y no de amor , y 
el que por temor obra , es cierto que 
dejará de obrar , quando falte la cau- 
fa de fus temores ; lo qual fe verifica- 
ra en efte mal Dios , fi los Indios en- 
tendieran , que no podia nada en aque- 
llas cofas , que fus pafados Ic atribii- 
ieron. 

En el Pueblo de Cuitlahuac teniari 
fus moradores vn Dios -, que llama- 
ban Amimitl , que quiere decir > cofa 
de Pcfca , ó Caca en Agua : el qual 
era mui reverenciado , en todas par- 
tes ; porque tenían creído ( y ali les 
era certificado de fus antepafados } 
que teaia poder para dar enfermeda- 
des , en cl'pecial la que íuele fcr de 
correncia, y cámaras de fangre , tos 
feca , y otra tan aguda , que al que 
le daba , no celaba hafta amortecer- 
fe , en efpccial los Niños , que co- 
mo mas delicados llegaban á elle eP 
tremo fácilmente. Daba romadico> 
y catarro , hipo , como el que les da 
á los que eltán a la muerte > que les 
levanta el pecho. Todos los que te- 
nían ellas entermedades , tenian por 
cierto , que les eran dadas por eftd 
diabólico j e infernal Dios , y que nú 
podian fanar de ellas , íin que le hi- 
ciefen algún fcrvicio } y por cño ha- 
cían voto de irle á vifitar , y ofre- 
cer fus ofrendas á efte Pueblo, don- 
de tenia íu Templo , y era férvido^ 
y honrado ; y aun defpues del Chrif- 
tianilmo , permaneció elta fingida Dei- 
dad por algún tiempo 4 y avia cjuien 
con devoción la vilitaíc , aunque ya 
por la miiencordía divina , ha cefadcí 
cfto ; porque ha entrado Dios en el- 
las Gentes , con mano poderofa , y 
ha deiterrado á efte traidor engaña- 
dor , y ha plantado en medio de 
ellos fu íanto , y verdadero conoci- 
miento. 

Otro Dios huvo , llariíadb Yxtliltonj 
que quiere decir , Carilla tiznada , ó 



r9 

cíle Templo , para darla á beber á 
todos ios Niños enfermitos , como 
ftofotros los Chrirtianos acoftumbra-4 
mos á dar algunas Aguas con particu- 
lares bendiciones , para que por aquel 
medio Dios le apiade de aquella necc- 
fidad , y acuda, a la fcc , y devoción 
de los que fe aprovechan de ella. De; 
elle mal Dios, dejaron dicho los An- 
tiguos , que fanaba los Niños enfer- 
mos, llevándolos á efte fu Templo; y> 
para confeguírefta falud , llevábanlos 
Padres délos Niños fus ofrendas , pa-. 
ra ofrecerle por cite beneficio , y ha-i 
cían que los Niños bailafen delante dá 
fu imagen , ó figura. Tenia también 
aplicado á si , el conien^ar , y dar prin- 
cipio á las tinajas del Vino , y níngiin 
Vino nuevo fe avia de coment^ar á 
beber , fin que el dueño antes no la 
huviefe hecho algún particular íacrin 
Ció j y le pidiefe licencia para ello ; y: 
fi alguno la comentaba fin la dicha li- 
éencia , aparecíale en fueños , y repre^, 
hendíale por el hecho j y amenacaba- 
le , que le avia de caftigar con alguna 
enfermedad, ó defaítre, que avía de 
hacer venir fobre el > ó en cofa alguna 
de fu Caíii 

Uf. XXX. <Dd í>¡os Ka^pate-^ 
cuhtli , de los ^stateros , o Of¡ciale$_ 
de hacer E/ieras jjdé los ato- 
jes de los Lap'íJ.arioSy 
y otrosi 

N Dios hiivó entré eítás 
Gentes , que fue Aboga- 
do , y Proteüor de los 
Pétatelos , que ion los 
que hacen Efteras de 
juncia , enea , ó efpadaña , y palma. A 
efte infernal diablo tuvieron mucha 
devoción eftas defventuradas , y erra- 
das Gentes , Uamabafe Nappatecuhth\ 




á euio Templo , y prefencia que quiere decir : Qiiatro veces Señor? 



negra 

llevaban los Niños enfermaos , para que 
los fanafe , dándoles á beber de vn 
Agua , que los Sátrapas , y Miniftros 
de aquel Delubro , decían que ben- 
decían , con ciertas deprecaciones; 



y por ventura le atribuiriari efte nom- 
bre , por las cofas que le aplicaban; 
porque decían de el , que perdo- 
naba las injurias , y ofenfas de los 
que le ofendían , y por efto le llama- 
cnias bendiciones no podían fer fino ban Tepahpaca , Teaakatí , que quiere 



maldiciones , pues eran ordenadas con 
la invención de el Demonio , que en 
nada es bueno , fino Iblo en fer cria- 
tura de Dios , y en todo lo demás es 
malo, aplicado á todo mal. Elta Agua 



decir: Limpiar,' ólabar; y es ali (íl 
fuera verdad , que efte Demonio tü* 
viera poder de hacer efte beneficio) 
que el perdoní es enjaboíiadura de ¿í 
alma ; pero efto queda a folo Dios! 



{cnian cftos Sacerdotes de icfpetg c^ yei;da,deía , guc perdona iasi ofeníaS 
Jomo ü £ k&í 



¿(y Libro Sexto 

hechas contra fu Deidad Samiiiau, fcr dos Varones , y dos Mugeres ; el 



y elk es AtnlJiíro dclu Divina ivlilc- 
ricordia, y no de los Ídolos mueitosj 
y quando lean vivos , Ion dcmun;os 
viles , tucos , y apocados , que pava 
si no pueden , y mucho menos para 

otros. 

Decian también de efte ídolo, que 
hacia mercedes , y que era mui lioe- 
ral , y por cito ie llamaban Quitzetze- 
lohua , quQ quiere decir : Cernir , 6 
eíparcir , derramando cola molida , y 
hecha polvo > y coaio el polvo Te cl- 
parce mucho , tomaron la metáfora cf- 
tas Gentes , para llamarle Cernedor 
de bienes , y mercedes , que quiere 
decir : Efparcidor , y detramador de. 
beneficios. Decian de el , que era fá- 
cil en conceder lo que le pcdian ; y 
por efto le llamaban Tlaitlanililoni, 
que quiere decir ¡o mifmo ; y porque; 
fe eftendia cíla condición a los que le 
pedian mifericoidia , por cito le lla- 
maban Tlanempopoloa , que quiere 
decir: El que es largo , y liberal. Di- 
cen , que fe compadecía de los an- 



vno de los Varones , fe llamaba Chi- 
cuhnahuiítzcuintli , que quiere decir. 
Nueve Perros; elotioíe llamaba Na- 
hualpill) , que quiere decir : Ca\ailcro 
Encantador , 6 Hechiceío. La caufa 
de darles ellos nombres , no la se ; pe- 
ro se , que fue ella Gente de la que coa 
mas propiedad, y caula dio nombre á 
las cofas ; y que para darles ellos , a ef. 
tos Ídolos , las tcndria ; y como fe avia 
ea muchas tan baja , y tan rateramen- 
te con ellos , afi les daba también los 
nombres puercos , y lucios , y de Ani- 
males terreitrcs , y bajos ; y no es mu- 
cho , que aora le aya con ellos Indios- 
de ella manera : pues en los antiguos 
Egipcios , Romanos , y Griegos, le vso 
del mifmo trato ; porque li bien lo con- 
lideíamos , que fue vn Dios Apis tani 
celebrado en Egipto, fino nombre de 
Toro ? El Dios Anubis quiere decir: 
DiOs Perro ; y aü lo pintaban los Anti- 
guos , con cabeca de Perro ; y el mo- 
tivo que tuvieron , fu; , porque vivien-i 
do , tomo por iniii^nia , ó armas , vna 



guillados, y alligidos ; y por cílo le cabeca de vn Perro; de manera, que 



llamaban Teatzelhuia , que quiere do 
cir : El que rocia con agua ; y que 
era mui agradecido a los que le 1er- 
vian ; y por ello decian de el , Amote- 
nenqua , que quiere decir : Muetlrafe 
agradecido. Por ellas propiedades, que 
á elle mal ídolo aplicaban , creiendo 
fer ail , que concurrían en él , todas 
Cftas cofas , lo adoraban , y lo tenían 
en mucha veneración ; y por ellas mif- 



vlar ellos Eidios de ellos nombres , no 
fue bellialidad , fino engaño del De- 
monio; porque deeíla manera, y de- 
bajo de ella capa de nombres , queria- 
fer férvido de ellos. Las Diolas fe lla- 
maban , vna, Macuücalli , que quiero 
decir : Cinco Calas ; y la otra , Cen-. 
teatl, que dcbia de fer la que yádixi- 
mos fer Diola de las Mieles. A ellos 
quatro fingidos Diofes hacian ellos 
mas pudo fer , que le dielén el nom. Lapidarios fiella cada ano , en el dia,. 



bre de Nappatecuhtli , que quiere dí 
cir : Qjatro veces Señor ; como quien 
dice , tiene la virtud , y poderlo de 
quatro Diofes ; y por ello le fervian 
con mui grande diligencia , y íus 1er- 
vidores le regalaban coa mui grande 
perfeverancia , adornándole con mu- 
chos , y mui varios petates , 6 ef- 
teras , fu Cafa , y Templo , y le 
cubrían el fuelo mui de ordinario, 
con efpadañas , y flores , barríanle fu 
patio , y limpiábanlo de qualquier mo- 
ta , 6 pajuela , 6 pedrecuela , que caie- 
fe en el lucio ; y eran mui vigilantes, 
en que de noche no fáltale fuego en fu 
Altar , y prefencia ; y quemaban en 
fus braferos mucho Copal de dia , y 
de noche. 

Los Lapidarios ( que fon los que 
tenian O.icio de labrar Piedras pre- 
ciofas , de los qualcs ai ya mui po- 
cos^ teaiau quatro Diol'e? , fiugiend-a de U Pefqueri.^ ^' enfiíiáaudó á 



qu.indo el ligno llamado Chicuhnahui 
iczcuinrli , venia en la cuenta del Arte 
Adivinatoria , y entonces mataban 
quatro Elclavos , dos Hombres , y dos 
Mugeres , á los quales vcllian- con los 
vellidos, y atavíos de aquellos quatro 
diabólicos , y fingidos Dioles , para 
que allá , donde ellos los imaginaban, 
fuefen á fervirles , y ellár en lu prefen- 
cia , embiados en nombre de aquellos 
que los ficrificaban. Ella Idolatría , y^ 
engaño íe comentó , en la Ciudad de 
Xuchimilco , y como de alli fe trajo a 
ella de México : todas las flores que fe 
gallaban en fu lervicio , y fiellas , eraii 
traídas de allá , que ai muchas , y mui 
lindas. 

Tenian los Pefcadores otro Dios, 
que le llamaron Opuchtil , que quiere 
decir , Izquierdo : A eíle adoraron ci- 
tas Gentes, porque comencó el. Arte 

iuceo 



Hedcs , y orros inílnimenros , para peí 
•cir , y por eílo cada año le haciaa 
fistb , y teaian á elte tallo Dios por 
mui favorabíi e;j todas tlis neccfida- 
des , legua creían : lo qtul rodo es 
fd b , poiqus de Dios nos viene ro- 
do lo bu.Mo , que tenemos > y alcan- 
cainos j y li algo puede elle engaña- 
dor , es porque ali lo pennice luicl- 
tro Dios , y Señor Verdadero , Cria- 
dor del Ciclo , y de la Tierra , que 
confelamos , por lolo Dios nueltro. 



C AT. XXXL (De la Dloft 
Ilam^.U Cihnacohuati , por otronom^ 



^e Id Monarquía Indiana. 



6i 

Ja Mugcr Culebra. Parece efto algu- 
na noticia confuía , qtie por trüdicit)a 
tuvieron de la antigua verdad de el 
origen dd Linage Humana, y enga- 
ño de la Serpiente. 

En eftos partos , y generación et- 
tos Indios no nombran , ni coalieían 
tener noticia de el primer Münibre 
Adán , ó porque el Demonio no ics 
dio ella noticia , o porque la olvidr-» 
T^on dcl'pues de averia tenido j pero 
lo cierto que ellos creían , y lo te-, 
nían por fee , era , que e! Genero Hu-t 
mano tiene principio de vna Muger, 
la qual concibió , lin tener accelo á 
Varón ninguno , y la llamaron Ci- 



b,e OiilU^tü , que en común adoniLm ^^^^^^^^'^''^'^^^^^^ ( como dexamos dicho ) 
^ ^, r r dcundo de hacer relación del pnmcc 

cjtiis Uentes LiManas , jue p.í- - ■ - ^_ _ . i 



dejando d^ 

Padre del Mundo. £ílo fue por te- 
ner ignorancia de la Sagrada Efcri- 
tura , en la qual ella efcrito el Prin- 
cipio del Mundo, y el priiTcipio de U 
Generación Humaiia , que fue empe- 
^>f^5?^ Na de las Dioías , de que ^ado por vn Hombre , y vna ívluger, 
íAV.F/^ crtt)s naturales de eita Étte error fue mui comiin entre ellas 



rece feria primera mu^er 
del Munio, 



Fr. Tlrrn, 
ie íahag. 



Nueva-EipJña , hacian 
uiucho caudal , era Ci- 
huacohuatl , que quiere 
decir : La Muger Culebra ; y decian, 
que paria fiempre gemelos , ó crias 
de dos , en dos. Elta Mugcr , ó Dio- 
fa , que llamaban Cihuacohuad , fe- 
gun la eciniologia de eile noínbre , di- 
ce el Padre Frai B:rnirdino de Sa- 
hagun , fue la Primera Mug?r del Mun- 
do , Madre de todo el Genero Hu- 
mano ; la qual es verdad , que fae 
engañada de la Culebra , que en el 
Paraifo terrenal la apareció , y la ha- 
bló , para ciuc trafpafale el manda- 
miento de Dios ; y también es ver- 
dad , que defpues del pecado , conci- 
bió , Y parió vn hijo , y ví\í hija , en- 
trambos de vn parto , llamado el Va- 
rón , Cam ; y la Muger , Caimana 5 y 
luego al fegundo parto, parió á Abel, 
y a lü hermana Delbora ; de manera, 
que los paria de dos , en dos , y de 
ai adelante los parió , como queda 
dicho : pues por ellas dos propieda- 
des la llamaron eílos Indios Cihuaco- 
huar! , que quiere decir : La Muger 
de la Culebra ( como íi dixera , a 
quien engañó la Culebra) y también 
quiere d;cir : La Muger que paria 
dos criaturas juntamente , que eran 
Niño , y Niña , porque á los g2me- 
los , ó que fon de vn parto , los lla- 
man Cocohua , que quiere decir. Cu- 
lebras > como fi dixefca , Culebras de 
Jomo U, 



Gentes , y no tendrán en nada acier- 
to , los que anduvieren fin Dios. El- 
ta Diofa dicen , que aparecía muchas 
Veces, con vnacunilla acuellas ,( que 
ellos llaman Co^olli ) como quien 11c-, 
vaba fu niño , o hijo á las efpaldas, 
ya parecía vellida de blanco ; y quan- 
do ali aparecía, teníanlo por mui mal 
agüero los que la veían ; y de noche, 
oían dar voces , y llorar , y lo ma- 
mo lentian los que la oian, Avia otra 
Dioía , que llamaban Toci , que quie- 
re decir , nuellra Abuela. También 
la llamaban Tereoynna , Madre de los 
Diofes : la fieíta de ella Diofa , le ef- 
crive en el vndecimo Mes del Calen- 
dario, allí remito ai Lector. 

Otra Diofa tenían , llamada Tza- 
potlatenan , a eíla atribuían vn cier- 
to Aceite , que fe lacaba de Teas, 
con vn cierto artificio como alquita- 
ra. Ella dicen , que fue Inventora 
del Uxítl , que es elte dicho Aceite, 
y otras medicinas , de' que U Repúbli- 
ca recibió grandes provechos, contra 
muchas enfermedades j y por efto la 
contaron en el numero fallo de fus 
fingidas Diofas, y le hacian fiefra ca- 
da Año : hacíanla facrificios de Hom- 
bres , y con muchos , y mui particu-, 
lares cantares , donde le le deciaa 
todas fus faifas ala- 
bancas. 



CAP. 



4% 



Libro Sexto 




CAPlT. XXXIl fDe la T^ioft 

Tlacolteucl , ILmuda de 

ios /intiguos^ 

Venus, 



Stos Indios Mexicanos te- 
nían entre lus tallos 
Diüles , vno que !e lla- 
maban Tlacolicutl , que 
quiere decir , Dios del 
Uhercül, ó de la Vald- 
rá : el qual aplicaban a los pecadores 
fucios , y cunaie.s j de uianera , que 
era eda la Diola Venus , que en otios 
tiempos ceicbraron lus barbaros , y 
bcihaiss Humores d«l Mundo. Entre 
los Anriguos iuivo aÍ!;unj.s de cile 
D. Au^uf} nombre 5 y ci Gloriólo Padre San Agnl- 
libr.^. / tin, en los Libros de la Ciudad de 
CívLciq' Díos, rcñere tres , diciendo, que la 
vna eralaqueadorabsn , y fcrvian las 
Doncellas , y Vu-gcnes , y qiie á efta 
llamaDan Veila; ya otra, lascafadasj 
y á la tercera , las mugcres publicas. 
Otros ponían dos , a la vna honraban 
las Vírgenes , y las caladas , que eran 
honeftas , y caltas , y á eíta la llama- 
ban Venns Verticorda , como quien 
dice; Venas, la que bolvia los cora- 
zones ; porque creían , que tenia po- 
der , y autoridad , para bolver los cora- 
zones de las Mugeres , para que te 
apartaíbn de malos penlamicntos , y 
guardalen caftidad. De efta hacen mcn- 
Fl'mMh.g. cion Plinio , y Valerio Máximo, con- 
<■«•''• u- tando como los diez Varones , que 
governabanáRoma, dieron orden, que 
le coníagraíc, y hónrale cita Dioía, y 
eligieron á Sulpicia , Muger do Quin- 
to Fulvio flaco, para que la lirvieie. 
Ala otra Venus íervian las Mugercs, 
que vivían libre , y fueltamente en 
cxercicios kixariofos. De manera , que 
ícan tres , o lean dos , o fcale wx^a , cita 
Venus tenia oficio de Diola , de ios 
actos venéreos , y era conlliiuida en el 
mai de la torpeca carnal. Que ella lea 
locura , nadie lo negara , maiormente 
militando debajo del conocimiento de 
Dios Verdadero ; porque en el le vé, 
como en efpejo limpio , y claro , Icr 
error eíte maniñeito ; y que quando 
lea vna Ibla elta Diofa , no ha de fcr 
en orden de favorecer pecados , por- 
que a vna de ellas tuvieron en grande 
veneración , en la Isla de Chipre ( co- 
' mu dice Pomponio Mela) en iaCin- 



Viílcr. Ubi: 
8. cap. vil. 



Lth. t 
/ir.< o 



dad de Pafo ; y Ovidio dice , que fue o--'.".^ ''•+• 
h primera , que comenco a hacer ^^'''^"^ 
congregación de Mugeres publicas , en 
Chipre , liendo Doncella de alto , y cl- 
clarecido Linage ; y tuvo el deleo tan 
ardiente , y íenlual , que no ibio á al- 
gunos , mas á todos los que la quilic- 
ron le dio ; y por encubrir lu dcsho- 
neltidad , haciendo ello común coilum- 
bre, hico á los de Chipre vlarlomil- 
mo, es afaber, que llis hijas Donce- 
llas ganafen con los Eltrangeros , con 
que calaric ( como decimos en otra 
parre) la qual collumbre ie ellendiu 
en las Tierras deApuiia, y Calabria, 
legua eicrive Teodoiio- Thecdofut. 

Ella es la Venus aatigaa , y entre 
ePtos Indios fue TlacoUeutl , Dioía 
del Eltiercol , y mui bien denomina- 
da de elle nombre j porque Diola de 
amores , y fenluaJidades , que puede 
fer , lino Diula fucia , puerca , y tiz- 
nada í Pues el acto que fe le atribu- 
le es lucio , y puerco , y Ikno de to- 
da mancilla , y teaidad Verdad lea, 
que ellos Indios \laban de la adora- 
ción de ella Diofa Tiacoiceuil d;fe- 
rencemente , que los antiguos j por- 
que la adora;>an en orden de tenerla 
propicia para el perdón ue los pecados 
carnales, y desh:>ncilos, que aunque 
mentían en ello , no era tan grave fu 
pecado , como el de los que u teniati 
por Dioía de lus torpecas. Eran mui 
devotas de ella falla Dioía Tlacolteurl 
las perfonas carnales , y la hacían la- 
crihcios , y ofrendas , p-jrque les per- 
dónale fus pecados carnales , y feos, 
y que no los calligafe por ellos , legua 
lo mas , o menos de los culpas. 

CAf. XXXni. (De los Dlofes 

cjue teman los de las (ProVincias de 

(paña , Cumana , Venecuela^y 

Santa Marta , y otras Jus 

tonlDccinas. 

I N las Provincias de Pa- 
lia , y de Cumana , y 
por todas aquellas tier- 
ras , fus convecinas, 
y Isleta de Cubagua, 
donde fe folian pelear 
las Perlas , Venecuela , y Santa Mar- 
ta , Cartagena , halla la parte que nom- 
braron el Golfo de Uraba , y la del 
Pí^cicn, con la Coít^ del Mar ^ y las 

Pío- 




Provincias , yf üeblos , que fe figuen, 
algunas leguas la tierra adernto , nin- 
gún Ídolo , m Teuiplo fe ha viíco, 
ni Ib cree tener , m aver tenido todas 
aquellas Gentes , folamence tienen Sa- 
cerdotes que los doctrinan , eu la doc- 
trina de Mtanas , enfeñados por elle 
malo, y capital enemigo; y hablando 
coa ellos , faca los efectos de tus ma- 
las intenciones , como de efotras (Jen- 
tes fe ha dicho , en el Capitulo pala- 
do. Lo miimo era en toda la Colla del 
Sur , caü defde Panamá , halla la Pro- 
vincia de Nicaragua , y en la del Nor- 
te , por el Nombre de Dios , y la Pro- 
vincia de Veragua , y de allí por toda 
aquella tierra , que corre halta Hon- 
duras , tenían conocimiento alguno de 
Dios Verdadero , y que era vno que 
moraba en el Cielo , al qual en la 
lengua de las gentes del Darien , lla- 
maban Chicuhna. Querían decir por 
eíte nombre, Principio de todo. A elle 
acudían con todas lus necelidadcs , pi-í 
diendole remedio de ellas , y a el lur 
cian fus facrificios. El mifmo conoci- 
miento de vn Dios íe tenia en las Pio- 
vincias de Honduras , y Naco , y adon- 
de fe pobló la Ciudad de Gracias a 



de la Monarqma Indiana 



^i 



cieron, y quedaron tontos , y necios^ 
y dignos de la ira de Dios , y entre- 
g.idos á todos íus deleites , y pala- c^^_ 
tiempos ( como dice en cfte mifmo jj. 
Capitulo el Apoítoh) 

Dando la buelta para h Provincia 
de Uraba , y de aUi entrando por la 
tierra a dentro, áda el Reino de Po- 
paian , y el que dicen , de Granada, 
donde le contienen innumerables Na- 
ciones, no fe hallaron Templos , rii 
Elhtuas , ó ídolos , que parezcan fee 
Dinfes, fmo que en las Chalas de loa 
SLÚores de los Pueblos , u de las 
Provincias , avia vn Apofento aparta- 
do , mui empetatado , ó eíkrado , lim- 
pio, y adornado, que parecía coma 
Oratorio , y alü avia muchos incen- 
íanos de barro , donde quemaba n¡ 
muchas refinas , y eoías aromática?, 
y entre ellas vnas yervas mui menu- 
das, de las quales algunas tcnian vna 
flor negra , y otras blanca. En otras 
partes , y Cafas de Señores , avia, 
entrando en d'.as < vna renglera de 
quince , y veinte imágenes de bulto, 
hechas de palo , y puertas en orden, 
y concierto , de la Ettatura de vn 
Hombre , y las cabecas de caLiberas- 



íi 1^ 



Dios , v hafta los confines de Quaulv de períonas racionales , los liottros. 



D. Paulus 
ad Rom. 
C.l.V. II. 



temallan , creicndo aver vn Dios Cria 
dor de todo ; pero efta noticia fue 
mezclada con la adoración , que hi- 
cieron al Sol , y a la Luna , y a las 
Ettrellas : y a ellos hacian facrihcios. 
De manera, que fe verifica en cttosio 
que dice San Pablo , de otros Gentiles 
mas antiguos , que aunque conocieron 
á Dios , no le adoraron , m reveren- 
ciaron como a tal, antes ciegos de lu 
propia preluncioo , adoraron piedras, 
y palos , trocando la gloria de Dios 
en vana adoración de colas corrupti- 
bles , y perecederas , porque teman 
Diofes , ó ídolos de palo , y pieara, 
que prcfidian en el Agua , y en el 
Fuego , y de las fementeras , y de 
otras muchas cofas. Por efto no eran 
eftos menos ciegos que los otros, de 
los quales habla en aquel lugar San Pa- 
blo , porque el mifmo Sol , y la mit- 
ma Luna , y el milmo Lucero , que 
adoraban , les elíaba diciendo en lu 
orden , y hermotura aver otro ma- 
jor , á quien fe le debe efte Rccono-- 
cimiento ; porque como la Deidad no 
es partida , no fe debe dar íino aquel 
cuia es , que es el Hacedor del Sol, 
y de la Luna , y de las Eftrcllas ; y 
ali , ciegos de efte error le dsívane- 
Tomo II. 



y Caras hechas de cera de^ diverfas 
ficciones , y diveríos en el afiento ,• y 
planta , porque no todos tcnian vna , 
poftura , ni miraban de vna manera. 
Eftas Imágenes , 6 Ettatiias , mas fe 
cree aver lido de los Señores , ante- 
ceíores de aquellos que governabarJ, 
imitando eftos al Rei Niño de Babi- 
lonia , que bi^o la imagen de fu pa- 
dre ¿elo ( como en otra parte deci- 
mos ) y aunque á los principios no 
huvo otro motivo : dcfpues el De- 
monio , que no duerme , lo convirtió 
en faifa , y vana a;doracion íuia. Y, 
efto mifmo fe puede entender de ef- 
tas figuras , que aunque fe huyiclen 
hecho por aquel folo fin , ya fer- 
virian de ídolos de el Demonio. Y 
ello fe verifica , porque decian , que 
aquellas fervian de oráculos , por- 
que quando llamaban los Sacerdo- 
tes al Demonio , entraba en ellas, 
y alli daba fus refpuettas á lo que 
fe les preguntaba , ó los mifmos 
Sacerdotes , fe metían en ellas , -f^ 
hablaban ( como en otra parte de- 
cimos de otras Gentes , y Nacio- 
nes.) 

En algunas partes de la Provincia 
de Popaian , las Gentes de ellas (o 

E 5 por 






cap 



por ventura notada? , fino folos aque- 
llos Sicerdotcs , de que todo elle 
Niicvo-Muiido abundaba ) hinchian 
de paja cueros de Tigre , y dentro de 
ellos les hablaban , y rclpoudian los 
Domonios : y ali aquellos eiaii lus 
oráculos. Por ella iii.uicra , y l¡.u;rce 
iba la reiigiüu , en quaiuo á ios Dio- 
fes de cojas las Naciones , que avia en 
todas las Prüviiicias , que avernos 
nombrado , y otras que dejamos de 
nombrar, que corren por mucha:, le- 
guas , halla entrar en ios Reinos del 
l'erü , donde mas , donde menos , y 
-cali la ma.or parte de elle Oroe , tiene 
algún conacuniento de el Verdadero 
Dios ; pero cite mezclada , y ot'ulca- 
do con el del D¿n>oino , alqualado- 
.raron , y reconocieron , como a Dios, 
ícgun lo íius , o m,no>, que del m¡i- 
■mo Dios V'^erdadero , benor Nuciíio, 
le fue permitido, 

CÁf, XXKÍP', De los <Dío/cs 

Lares , ./«? e/l^¡s Gentes Indumas 

teman , llamados Te-- 

picloton, 

Qitio toda la Gentilidad, 
y Pueblo Idolátrico , ha 
lido liempre vno , en 
racon de Idolatría ( en 
vn'os mas , y en otros 
menos ) por ello iian le- 
guído vnas roiítnas colas ios vnos , y 
los otros , 6 ya movidos de lu Tola in- 
clinación , ó ya por pcrlualion , y con- 
fejo del Demonio. Y entre las colas 
que mucho han conformado ellos In- 
dios , con los otros de las otras Na- 
ciones , ha lido en la elección que han 
hecho de Dioles manuales , y comu- 
nes : los quales los Antiguos los lla- 
maron Lares; y ellos Indios , Tcpic- 
toton. Ellos Lares reniau los Antiguos 
por Miuillros de los Dios , y guarda- 
dores do. los Hombres. De ellos avia 
-Vnos, que guardaban las calas; otros, 
. los caniinos ; otros , otras colas del ler- 
fy//"^ vicio de la República. A cttos Lares 
Freiá^. er le les ofrecían , en los primeros dias 
Sceaa f.-í. de los Meícs , ciertos facriticios , y 
2. üvid. poi- Cu honor le ponian también cier- 
*¡i?^\-'¡>>. j3^ Mutíecas , hechas de lana , de fi- 
i.Tnft. ^^^^^ j^ Niños , y Nu'ías , colgadas en 
las encrucijadas. Eílas fi''urillas eran 




Strv'mi in ■ _ ^ 

i. (T ]. tantas ( tegun Servio dice ) quantos 



— - V --^n — ■•- ' 1 

eran loi Hombres Ubícs ,.y elcUVftSi, 



que avia en cafa : y eñe hacían , por- 
que a los vivos > no hicielcn mal , ni 
daño , contemos , y pagados de aque- 
llos idolillos que les pieicntaban, 

hltoj Indios tenian de ellos Diofcs 
Lares > y era Leí , enere algunas de ci- 
tas Gentes , que los Reics , y Señores 
tuvietcn continuos en ius Caías leis 
Dioles ; ios CavaJieros , y Nobles, 
quairo ; y lob Plebeios , y Populares, 
dos* Ten.an ídolos en los Patios de 
las CaLs , y cu los lugares eniincjues, 
como Montes, o Sierras , Puertos, y 
Colladoi , o lut> das airas. 1 cniaulos 
también ;unio de las Fuentes, donde 
haciaa lUs Aliare^ , cercados de gra- 
das. De ellos Altares avia en los ca- 
minos , con lus ádolo:> , y en los Bar- 
rios de ios Pucbios , y CaiiCi ae la Ciu- 
dad. Jtitos Ion coino.a.jueilos D:oies, 
y Altares, que dice la Sagrada Elcri- 
tura , en el (guarro de ios Acies , que 4.Rc-j.i; 
eitaban a la puefta , y entraaa de la 
Cala de Jotia^ ; porque de ellos huvo 
en aqueua Ciudad muchos , en el tiem- 
po de Achaz , qje lus cdiíicu en mu- 
chas partes del Pueblo. Y cito milmo 
hicieron dclpues las Gentes del Rci 
Antioco , quando laquearon la Ciudad, 
ydellruieron lus moradores, que po- 
niendo vu aboiniüibie Ídolo lobrc el 
Altar del Templo , pulieron en lo rel- 
tante de los Pueblos , y Darnos , Al- 
tares ; y á las puertas de las Cafas , fus 
Ídolos } y en las Placas , quemaban 
Inncienlo , y íacriiicaban , como le 
dice en el Primero de ios Macabeos. 

Otras imágenes femcjantcs , o Ido- 
liUüs , como las reíendas Muñecas, de 
los Antiguos , liacian ellos Indios , á 
honra de los Diofcs Mónteles : á los 
quales atubuian todas las euiermeda- 
ties , que procedían de frió ; y por ci- 
to les hacían lus imágenes en las Ca- 
ías , y los inccnlaban , y cnraniabati 
con flores , y honraban con otras 
ofrendas de día , y de noche , rodo á 
fin detenerlos propicios , para que ios 
iibralen de femejantcs enfermedades; 
y que íl las tuviefcn , los lioraícn , y 
lanafen de ellas. De aquí íe entende- 
rá la racon , por que en muchas par- 
tes de los caminos, y en los Montes, 
y Cu las Ciudades, y Pueblos, ai en 
las encrucijadas de las Calles , Cruces, 
y Humilladeros ; porque como en ci- 
tas partes dichas avia ídolos , y Dio- 
les , que llamaban Lares , los quitaron 
los primeros Miniftros del Evangelio, 
y en íu lugar pulieron \a imagen d^ 

- Ja 



MmK 



rnol. f . I 1 . 



h Santa Cruz,- pararfllc en lüvifta le 
recordale la memoria del que murió 
en ella ,. que es jelu-Chriílo , Nueitto 
6eñor , Verdadero Dios de los Hom- 
bres , y íc puíieíe en olvido el tallo 
culto del Demonio , que en c'ios mil- 
la os lugares le hacia , y obraba. 

CAV. XXXr. Donde fe dice , y 

declara el origen y y pr indino que tu- 

Vitron Lis Ima'H'nes en el Mundo^ 

y del tiempo que comencaron las 

EJIatitas^ y Simulacros del 

(Demonio, 

^3^^í M A G E N ( dejadas otras 



^ ligniñcacioncs que tiene ) 
^■; I p^ es vna IcmcjaiKa de oi,-a 
^^m^^ cola , Ja qu.ií la repreícnri 
i_«..r.JB3eár p^^ auíencia lina, tita rc- 
\u^ Liii-acion , que noíoíios liamamos 
laiiagen , Üamaron les Antiguos Si- 
nunacro, tomada la Etimología ( co- 
mo dice San Kjdoro ) de la Inniiitud, 
y knicjanca 5 porque fon vnas figuras 
ll'mejantes á las cofas que reprelen- 
tan , legua fu indullria , y úber del 
Arrifice , que las hico. De manera, 
que íe llaman Simulacros , ó porque 
Ion í'cmciancas de lo que repretenran, 
ó porqiK: ion fingimientos , y limula- 
ciones de lo que quieren , por ellas, lig- 
nificar. Según el mifino Santo , dicen 
los Hebreos, que el primero que in- 
ventó ellos limuücros , ó figuras , tue 
llmael, hi;o de Abraham. Queleaali, 
no lose; ¿unque es mni cierto, que 
los hico : deducido de la Sagrada ül- 
crirura , donde en el G.nelis le di- 
ce , que Sara , madre de Ifaac , vido 
á Ifrnaci lu e;Kenadü , ;ugar , con lu 
hi/o , donde entre otras lignificacio- 
nes , que eita dicción jugar tiene , es 
vna, idolatrar; y algunos dicen , que 
hacia Idohllos de barro, con que cc- 
conocia Dio íes fallos. De manera , que 
lo cierto de eíte lugar , es , que ll- 
mael hacia ídolos, y Simulacros ; pe- 
ro no fe labe que tlieie el primero, 
demis de qne eu tiempo de Fhare, 
padre de A'orahan , avia Idolatría , y 
como tenemos probado en eite mil- 
nio Libro , antes del Diluvio h huvo, 
y pudo fer que entonces fe invéntale 
ciia invención diabólica. 

Y dice San Ifidoro , que en tiem- 
po de Hcber , fe edifico la Torre de 



de la Monarquía Indiana, 



61 



D. Hieren, 
in Ijai, cu. 
4- 



Babilonia , donde avia Templos de ^'^- (^^"'f- 
marmol hermoüfimos , la qual fue ^' ^'•''• 
edificada por Nembroth , aunque an- ^'^^^' 
tes lo avia dicho San Gerónimo , por 
citas palabras. La torta leca de aque- 
lla Ciudad de Babilonia, es vna Tor- 
re , que tlie edificada defpues de el 
Diluvio , la qual tenia de alto quatio 
mil palos, en modo piramidal , para 
que el edificio le lultentale. Y ai 
quien diga por efcrito { añade luego ) 
que avia en ella muchos Templos 
de marmol , y Eltatuas doradas , 6 
de Oro , y Placas mui adornadas de 
varias , y diferentes piedras , y cofas 
de Uro ^ y Plata , y otras muchas co- 
fas qne parecen increíbles. De don-^ 
de le ligue , que quando límacl na- 
ció, ya avia Ídolos ; inaiornicnte ,que 
( como nota el mil'mo San Ilidoro ) 
luego en tiempo de Phalcg , padre 
de Kehu comencaron á edificarle los 
Templos , y en elk s adorarle algu*- 
nos Principes , por Dióies , que de- 
bió de 1er Ja Eltaiua de Belo , como 
hemos dicho ; porqr.e dice vn poco 
antes de ello , que Neuibroth , Gi- 
gante , deípucs de la contulion de 
las lenguas , paso a los Perlas , y les 
hiijO adorar el Fuego , y á la Hlla- 
tua de elte Belo , olreciercn incien- 
fo , y facrificios , como lo afirman 
San Gerónimo, tgerppo , y Fulgen- 
cio, y Cirilo ; maoiiiientc , que A'jra* 
han alcanzo á Pharieg , duz y ocho £gffitp.de 
años antes, que mutjcle , porque vi- 
vió ducientos y nueve años , en cu- 
io tiempo ( como hemos dicho) di- 
cen , que comeni^o la idolatría , y 
adoración de los Ídolos , defpues del 
Diluvio , y no luego , a los diez y 
ocho años de lu edad , engendró á 
Ifmael , fino muchos delpues. De 
donde fe figue , no .tvcr nacido , quan- 
do avia Eltatuas en el Mundo , y pot 
configuiente manera , no fer el pri- 
mer inventor de ellas , aunque debia 
de hacerlas á exemplo de otros Idola- 
tras, á quien avria viüo haccrl:.s, co- 
mo el que avia citado entre infieles, 
é Idolatras. 

Los Gentiles tuvieron, que Pro- 
methco fue el primero que fingió de 
barro ellos ídolos , ó Simulacros di-» 
chos, y que de elcomenco el Arre eC» 
tatuarla , y dio principio a la elcultu* 
ra , de donde fingieron los Poetas, 
aver tenido los Hombres principio 
de el -, en la fábula que fingen aver 
ido al Ciclo , y tr4<^9 f"cgo hurta- 



D. Hkron, 
i" Ojxtmy 



Idolcrum, 
Origine. 
Fíilg.Hb.T. 
myihohg. 
CirUJib. < . 
contra lul. 



¿f^ ^ Lihro 

do , con qué dio vida al Hombre, 
fíti-at. l¡k qtic de barro avia tbrmado. Afi lo 
t. odsr. jjj,^.jj Horacio , Virgilio , y Ovi- 
Vi>-¿>.ec!n¿. j.^ . p^|.j^ j^ verdad es , como dice 
OvldMb.t. Ladancio, que hi^o vna EftatLU de 
metha. ' ' barro , que le movía , de donde roma- 
V. ifidor. ron motivo los dichos, de decir cüe 
lib.%.Ethi. dilparate. Pero los üricgos ( íl-gun el 
f*»?-» »• niiímo Uidoro ) lo ntribuien a Cecrops, 
diciendo , que eRe tlie el primero que 
dio nombre á Júpiter , y quchillolos 
Simulacros , o Ídolos , levantó Alta- 
res , y ordeno Sacrificios , todo lo 
qual nunca ii^lta entonces avian villo, 
ni labido los de Atenas. 

SupueíK) lo dicho , decimos , que 
por do-s e.xas parece que inventaron 
los Gentiles lüs ídolos j la vna , por- 
que aquellas colas, que fabcinos que 
ai en el ser denaturaleca, y es á no- 
íotros fu conocimiento necclario ( las 
quales cofas uo vemos , y defeamos 
conocerlas , y tener noticia de ellas ) 
bufcamos fu conocimiento por el or- 
den mas fácil , y poíible á íu natura- 
leca. Y es el fundamento ello , que 
padeciendo necefidades los Hombres, 
y teniendo poco poiible para reme- 
diarlas , bulcan poder , y tuercas , que 
íübrepujen al trabajo, para que vencido 
de ellas , fe difminuia, 6 deshaga de 
todo punto , y quede el atribulado 
liombre , libre de la oprcfion , que pa- 
dece. Y como liempre lo vilible , pa- 
rece que ccnlüela ( como Túcele en 
vn cfpanto , ó afombro , que viendo 
el alombrado alguno que le favorezca, 
y íbcorra , fe alienta , y alivia ) afi el 
Hombre afombrado , y atiigido , por 
parte de los trabajos de [a vida , no 
íblo fe contenta con tener Diosinvifi- 
blc , que le fi.vorezca , lino que elle 
Dios lea vilible (cnquanto fuere poíi- 
blc ) para que viéndolo con ojos cor- 
porales , fie de el , en aquel confliclio, 
que padece todas íus angullias , y ne- 
cefidades. La otra fue , porque las 
perfonas que conocimos, y murieron, 
ó fallecieron ( las qualcs eran queridas, 
y amadas de lo dulce , y fabrofo de 
iiueRra voluntad ) nos incitan con me- 
morias continuas , y fufpiros ordina- 
rios á que las bulquemos ; y como no 
€s pofible darles vida , ni reducirlas 
al ser de naturaleca ( que es lo que hi- 
ciéramos, íi pudiéramos , para quie- 
tar el deliifolegado apetito ) por cío 
apetecemos , y bufcamos cofas , que 
ya que al vivo , y cumplidamente no, 
¿ lo menos en lo que tjjas puiible fuere 



Sexto 

nos las rcprcfenteri. De las^ primeria 
íe cniiendjín las colas invifiblcs , que 
ion dcmns de lo dicho. Dios, el Án- 
gel , el Demonio f y el Ani.na , que 
le llaman inteligencias , que como Ion 
efpiritualcs , y agenas de cuerpos , no 
Ion vilibLs j y como no caen debajo 
de ningún íentido corporal : por ello 
el de la vilh , que es corpóreo , no 
puede verlo, ni percibirlo. Y aunque 
es verdad , que Dios es furo Efpiri- 
tu , y por ferio , no es vilible , ni fi- 
gurable : con todo cío , como cola 
tan necefaria al Hombre , para íü ser, 
y confervacion , y otras coüs , que 
concurren a la pafadia ,< y íuíknfacion 
de fu vida ; y también por íer Ü; ti- 
mo Fin fuio , para el qual fue criado, 
no es poíible palar fui íuconocrnicn-' 
to (pareciendole fer mui obicuro el 
de la Fe ) y por eftj racon lo figuran, 
con rcpreícntacion , y ligno vuible, 
como es la imagen artificial , que lo 
reprclenta. Aunque en realidad de 
verdad no la ai , que pueda í'crlo íuia, 
como luego diremos. 

Luego que la ha figurado , como 
mas , y mejor ha podido , la fclkja , y 
celebra , en fu güito , lo mas aventaja- 
dameate , que puede : lo qual com- 
prueba aquella Ficita tan celebre , que 
los Hijos de Ifrael , hicieron al dia- 
bólico Becerro , que fundieron de fus 
joias , y levantaron por fu Dios , di- 
ciendo : Ellos fon tus Diofcs , ó lí- Exod.r,'.. 
rael ! que te facaron de la oprefion , y 
cautiverio de Egipto , en el qual yerro 
ro caieron por defear ver aquel Dios, 
que los guiaba , como queriendo it- 
mt á Jos ojos corporales vna repre- 
fentacion de lo que les pedia el d-lco; 
y ali dijeron j Aaron ; Danos Dio- 
les que nos guien > como quien dice: 
Aunque confeíamos aver Dios , no nos 
contentamos con faberlo , fino con co- 
nocerlo , y verlo corporalmcntc ( co- 
mo li Dios fiieíe corpóreo. ) Y cito fV 7 <..■'» 
líente el Tollado. De manera , que el w'"'' ^''• 
animo del Hombre, defea ver aquel 
Dios , que le parece que le es favora- 
ble en lus necefidades , y en ios de- 
más trabajos de fu vida , y co:no no 
le vé ( por no fer vifible ) le hace ima- 
gen queloreprefente. Y de cita ma- 
nera tuvieron origen las imágenes , y 
figuras que reprelentan las colas el- 
pintuaJes , é invifibles ; y que le pre- 
íume, que fon capaces de alguna di- 
vinidad. Y de aqui tuvieron princi- 
pio las Eibtu^s , y Sxií^iUcíos de los 

fal- 



de la Monarqwa Indiana, 6j 

falfos , y detcftables Dioíes, que los dijo el Elpuitu Santo , en el Libro de 



antiguas Gentiles inventaron , y ado- 
raron , liendo piedras , y palos nui- 
chos, no lulo en si, pero en losniif- 
mos que reprelentaban , como poc 
baldón í'e lo retino Dios á fu Pueblo, 
diciendo , que adoraron Elculturas he- 
chas de manos de Hombres. Y San Pa- 
blo , que trocaron la gloria de Dios, 
en femejanca de corruptibles Hom- 
bres. 

El fegundo modo de inventar imá- 
genes , y figuras de las cofas que fue- 
ron , y ya dejaron de ier , fue el Amor 



la'babiduria , diciendo , que la inven- ■Sj^'C"'. f 
Clon , y erección de los Ídolos, y Si- M-i'^t»- 
mulacros, fue vn gravilimo adulterio, 
que el alma cometió contra Dios , y 
vna corrupción , y perdición de k 
vidj. 



CA?. XXXri Tíondefe úke el 
intento del De/no?iio , en a\>er "^¡ada 
de E/latuas , y Simn/acros en el 



Mundo } y de quan 



antízuo emano 



que los Hombres les tuvieron , como ha julo el dVerJe disfracado en dife- 
le ha dicho , y el defeo de bolvet- , / " ' - , " , 

los a ver , li polible íiiera ; y por no mentes formas , pura engañar a los 

Hombres. 1 como la primeraima- 

¿en fingida , fe mojlro en 

el 'Taraí/o. 



ferio , engañaron el dcico , con figu- 
ra , ó ' 



imairen 



que repreíentandolo 
en algo , le mitígale , y apágale las aii- 
íias con que deleaba veile , y gocar 
de lli prefencia, como en vida la gc- 
^aba. Eíto íe lee aver hecho Nino, 
Rei ác 1 js Atirios , con lu padre di- 
funto , llamado Belo , al qual como 
le qailiefe mucho , y le ariígicl'e fu 
memoria , dcfpues de muerto , hicole 
imagen , y Ettatua que lo reprefenta- 
ba , la qual colocó en vn lugar , y Ca- 
pilla , que en vna Sala de lu Cafa le 
dedico. A!li fae por entoncei reveren- 
ciada , como retrato que era del di- 
funto ; pero defpues adorada por Dios, 
á cuioj pies fe tblian ir los delinquen- 
tes , y como en lugar íagrado fe am- 
paraban, y libraban déla juiticia. De 
elle hecho tomaron ocalion otros mu- 
chos Hombres ricos , y poderofos de 
hacer Retratos , y levantar Eilatujs, 
vnos de tus hijos difuntos , á quienes 
amaron mucho en vida ; otros , de tus 
padres , deudos , y parientes. Y aun- 
que por el tiempo que vivieron los 
que las mandaron hacer , 6 hicieron, 
íirvieron de memorias vivas á tus 
muertas confiancas , con cuia preten- 
da recibian algún contlielo , defpues 
como creció la ignorancia , ó ( p Jt ha- 
blar mejor ) el vicio de la ülonj i : ya 
aquellos que eran maderos , y piedras, 
que repretentaban pertbnas queridas 
de otras , fueron eílimadas , y reve- 
renciadas , y tenidas por Díoícj. Y 
cile fue vn genero de maldad pernicio- 
fifima , que aparró á los Hombres del 
verdadero conocimiento de Dios ; y 
por el qual Dios fe apartó de ellos; y 
reprobo , no folo á los ídolos ( que de 
fuio ton reprobo dos ) lino también á 
fus Inventores , y iractores , como lo 




UpneIl:o lo que en el Capi- 
tulo pafado hemos dicho, 
á cerca de la erección de 
las Imágenes , y Simula- 
cros , decimos en elte, 
que aquel engañador vniverfal de las 
GentvS , de quien dice San Pedro , que Fp.i.e^s ■ 
anda cercando , y rodeando el Mun- 
do , por ver li halla que tragar , co- 
mo beíHa cruel , y fiera , vso de ella 
allucia , maña , e invención , por pa- 
recerle hallar en ella mas fácil entrada 
á liis engaños , y tailedades diabólicas, 
porque liendo ( como es ) elpiritu in- 
vilible , e incapaz de cuerpo , y len- 
gua, con la qual fe forman las pala- 
bras , en la boca, herida de la lengua, 
y el aire, no era pobble por similmo, 
lin darfe á entender por algún modo 
corpóreo, y vifilile , lalir ton lu pre- 
tenlion ; y afi , vso de ello dicho , apro- 
vechándole de las imágenes de las 
criaturas , para darfe .\ entender por 
ellas. Su origen , y principio, fue en 
el Paraifo deleitólo , donde Dios te- 
nia puertos aquellos dos primeros 
Hombres, que fueron la mueñra del 
paño fino de la Omnipotencia de Dios, 
y el principio de la naturaleca huma- 
na , a los quales debió de dar muchas 
bueltas , y rodearlos , para ver , que 
modo tendría para engañarlos , y 
apartarlos de Dios , y ponerlos en fu 
dominio, y tenorio. Ydctpuesdeaver 
dado , y tomado configo mífmd , no 
por dilcurlo filogirtico , ó racones 
menfura -'.as con tiempo, lino conpre- 
roitas , y antecedentes , íéguidos vnos 

ds 



do otros , conoció , qué el mas ücil 
modo podia ier hablar a nueñra Ma- 
dre Eva , en forma humana , t amando 
íemcjanca luía , y rollro parecido ( en 
lo formal de la naturaleza , aunque di- 
ferente en las facciones ) al de la mif- 
m.» Mn^;cr , y pon.rlc á raconac con 
ella , cercado , y rodeado de ella cn- 
' gañofa , y nuliciofa mafcara. 

Lo dicho le prueba , con cfte dif- 
curfo. En el tiempo , y citado de ino- 
cencia no tenia poder , ni autoridad el 
Demonio de rentar al Hombre , mo- 
viéndole inceriorinente , conviene a 
faber , incitándole el apetiro ícnfible, 
con movimiento ilícito , y dclbidena- 
do ; porque en las tuercas inrcriores, 
que coníliten en lo material del cuer- 
po , no podía aver cola defordenada, 
lino procediera , y naciera eíía dcíor- 
den de la racon , y couícntiaiieiito 
rTtcolao de de la voluntad , por loquil dice Lira, 
Lira. q.i2 el Demonio no podía tentar á 
micftra Midre Eva , fino exteriormen- 
te , proponiendo a los fentidos exte- 
riores alguna cofa , con que inclinar- 
la á lo que le proponía ; y afi era inai 
fácil de vencer elta tentación ( como 
nota mui dodamentc nuellro Nicolao) 
porque íino podía mover los fentidos 
interiores , por los quales le rigen los 
exteriores : aunque les rcprefeiitara 
muchas colas, no les venciera, halla 
que la ración lo venció , con cuio 
vencimiento quedaron vencidos, y ren- 
didos todos los demás fentidos ; y afi, 
n. A-m>.fí. dice San Aguftin , en el comento del 
f« c.tt,. 1 1. (3£,-,,^fj¡j ^ que no tenia el Hombre con- 

%"cLn.'^ "-^"^ ^1^^^ pudieíe forcarle , y perfua- 
dirle a vivir mal , li el mílmo no qui- 
liera. De minera , que no fuera po- 
derofo el Demonio a moverle , ni 
pcrfuadirle á lo que quería , fino que 
Iblo le incitara con ados interiores. 
Por lo qual (y para poder mejor argu- 
m:ntar con Eva ) fe le apareció en 
forma vifible. Eila forma , dice Nico- 
lao , que fue de Serpiente , en la qual 
fe metió, y que era de afpedo eípan- 
tolb , y horrible > y que no tue elec- 
ción abfoluca del Demonio, fino mas 
por Divina dilpcnfacion de Dios : el 
qual no permite que el Hosiibre fea ten- 
tado del Demoiuo , en forma hcrmo- 
fa , y agraciada , por la qual es fácil 
de en'^añar vn Hombre. Pero hace 
'Sptfl.i.xi contra ello el dicho de San Pablo, 
Connth. c, q^g '[^x¿[c eftc filfo cípitítu transfigu- 
**• rarfe en Ángel de Luz, para hacer lus 

lances falfos. ÜlealU'o líente , aver íi- 



■O/V.!'?. írt- 



Sextó 

do animal , qüi an'datia é'ñ 'dos píes ; y 
levantado ; pero que deípues de averie ' 
aprovechado de el el Demonio , para 
lu engaño , fue por maldición de Dios 
poftrado , y derribado en tierra , para 
que anduvicfe lobre los pechos , y 
manos. Pero Genebrardo ( refiriendo 
lo que le dice , ¿n Horiuío/Xnceh.) di- Cer.d-.l.i 
ce , que era animal , cuia torma , y he- Crort. 
chura de medio cuerpo arriba , pare-, 
cía perlbna humana , con el lofuode 
Dou'^clla hermola , y lo demás de íii 
cuerpo de Culebra , aunque lo coaua-. 
dice Lira. 

Seafc lo qae fe fuere , lo que yo 
quiero probar es , que el Demonio, 
como -ituto , lagáz , y cavilólo que 
es , fe aprovecho de aquella figura, 
para lu traición, y dolo , y como le que- 
do labróla la mano , de aquella bue- 
na tuerte , que coa la Muger tuvo 
( aunque mala , y perniciofa para to- 
dos fus hijos) tomo animo , para en- 
gañar de alli adelante por cíia mane- 
ra , y nrodo , á todas las Gentes del 
Mundo , que ciega , y defventurada- 
mente han feguido lii faifa , y enga- 
ñóla religión , pudicndoíe llamar mas 
propiamente currupcion , y caída de 
abominaciones , y males. Y de aqui tu- 
vo origen de hablar por Ellatuas , y. 
Simulacros , y otras colas , conforme 
hallaba mas dilpueftos a los Hombres 
para oírle; y aii le dice , que hablaba 
en el Oráculo Dodoneo , en vna Enci- 
na , con ApoIonioThianeo (legunFi- 
lollrato ) en vn Olmo á Pitagoras (fe- 
gun Porfirio) en las aguas de vn Río, 
á Juliano , Apollara j y á Máximo , Fi- 
lotofo , con divcrfas voces , y formas. 
Y á los Encantadores , que en divcr- 
fas partes fucle aver , en figura de 
Cabrón , y de Cabra , y en otras for- 
mas divcrfas. Pero llegando á lo mas 
moderno , fabcmos averie comunicado 
á ellos Indios de muchas maneras , y 
en mui varias formas. De los quales 
los primeros que fe me ofrecen , fon 
los Indios de la Efpañola , y Cuba , á 
los quales les hacia erigir Diofes , y 
hacer Ellatuas , e ídolos de eirá ma- 
nera , fegun la relación que dio vn 
Hermitaño , llamado Frai Ramón , y 
lo que el Almirante Don Chrilloval 
Colon dijo.) 

Quando algún Indio iba camino, 
y veia algún Árbol , que con el aire 
le movía mas que los otros , tomaba 
de ello mucho miedo , y llegábale i 
el , y preguntábale , diciendo : Tu 

quien 



' K/-.f<tp. 



de la Monarquía Indiana, 

«luien eres ? Y refpondiaie el Arbo!: 
Llauíáme aquí a va Buhiquc , (que 
es Sacerdote ) y éi te dira quien loi. 
iba corneudo el Indio , y llamaba al 
Sacerdote : el qual venido á aquel lu- 
gar , liegabaíe al Árbol, y leutabate 
junco de el , diciendo ciertas pala- 
bras , y haciendo juntamente otras 
extraordinarias ceremonias •■, y luego 
le levantaba , y le referia todas las 
dignidades , y tirulos de los maioies 
Señores , que avia en la Isla ; y le 
preguntaba : Que haces aqui \ Que 
me quietes , o para que me man- 
dalte llamar \ Dimc íi quieres que te 
corte , íi quieres ir conmigo , y de 
qué manera quieres que te lleve , que 
yo te promeco de hacerte Cala , y 
labrarte , y cultivarte vna Granja , ó 
Heredad. Detras de todo lo dicho, 
luego el Aibol ( ó el Demonio en el } 
le hablaba, y le decia loque qucria, 
y que lo córtate, y dábale el modelo, 
y manera , como le avia de edificar 
la Cafa j y labranca ^ y las ceremo- 
nias , y Cicrificios , que por el diicur- 
fo del Año le avia de hacer. Corta- 
ba el Arbüi el Sacerdote , ó Hcrchi- 
cero , ó labraba de el vna Edatua , ó 
Ídolo mui mal rallado , y tigurado; 
porque comunmente los pintaban 



69 

CJT.XXXf^Il Tiecomohs Jn'>: 

tiguos 5 y modernos Gentiles de e/las 

Indias ^[mtakín ,j figurábanlas Ef- 

tatuas de fus 'D:ofiS j y el intento 

(jae tenían en Ipar'tar Jus 

pinturas. 



*^*f;5:'5^Á por losCapitulos pa* 
^ V 7" ^ fados hemos dicho la 
Í5 Y 1^ antigueJad de las Fi- 
1Í& ^"7 ^ ' * S^"'^s ' imágenes , o Si- 
«á; 9 hé 2* niülacrus , y el intento 
del Demonio en inven- 
tarlos; aora reda decir en eíte, como 
las delineaban , ó formabm , y los 
particulares , y diveifos riñes , que pa- 
ra ello tuvieron 5 peque aunque es 
verdad , que las G^iues , erradas en 
el conocimiento del Verdadero Dios, 
no fupierori atribuirle á él folo , lo que 
fingieron en muchos , no por cío de- 
;aban de conocer, que aquellas colas 
que hician , con que feívian al De- 
monio , eran debidas á la Divini- 
dad , que es fupre lu á todas las co- 
las criadas ; y que puede en todas 
ellas , como en obras de fus manos; 



folo, como decimos, eftuvo , y eftá 
la taita, en el fingimiento de muchos 
Diofes , á quien fe lo han atribuido, 
no iiendo mas de vno , y repugnan- 
do á la raigón que lean muchos ( coinor. 
ya en otra parte hemos dicho ) X 

Siendo ello afi , deciir.os , que mu- : 
chas Naciones del Mundo , como di- 
ce Alexandro Afrodifeo , figuraban , y Akxxndep 
' y pintaban las Eíbtuas , y figuras de fus ^phndif. 
^^ Diofes , y Diolas delhudas , por íig- 



fcos , íin acertar á darles hermolura, 
ni gracia j y es mui bien , que la fi- 
gura de vn tan feo , y disforme efpi- 
ntu , que en nada la tiene , aun en 
fus retratos , y figuras no la merezca, 
lo qual puede fervir de prueba a la 
racon de nueftto Lirano , arriba re- 
ferida. Hacíale de alli adelante cada 
Año fiefta , y ciertas ceremonias 
pedíale lo que era necefario para ^ 

República , y oia fus refpueftas , fir- ^^¿l¡ \ quc^fu'pod¡r,Tpúiínca' no 
viendo de oráculo la dicha Eftatiu. ^^ encubría , y era á todos muí ma 
A todos los demás d.- la Nueva- Eípaiu - - 



era mui ordinario hablarles por fus ído- 
los , y en fus falfos , y abominables 
templos , mintiendo por fus Orácu- 
los , en cafi todo lo mas 
^uc decía. 







nifiefta ; y también para decir en elta 
deínudéz , que los Diofes ion de ani- 
mo fineero , y deínudo , y no man- 
chado de vicios , ni encubierto de el 
engaño , que fuele aver debajo de el • 
vertido , y en el coracjon del Hombre 
encerrado en aquella obfcura , y re- 
brofa caxa del pecho , donde Dios lo 
encerró debajo de tan fecreta llave. 
Los de Fenicia pintaban á fus Diofes ^ 
con bollas ,- y talegones de dineros 
en Ijs manos , para denotar , que to- 
do Don , y Merced procede de las 
Divinas Manos. Los Griegos los pin- 
taron armados , para denotar , qu© 
eran paderofos , y fuertes, y que no- 
jívia poder comra ellos. 

Quiea 



í.y 14. 



'M 


Spbef. 


vp. 


t. 


D. 


Ucti. 


bi> 


V. 17. 



tjQ T'tlro Sexto 

Quien ¿julíictc nofár lo dicho , ve- 
ta fcc todas crtas coús niui propias 
de Dios : por quaato le hallan cn el 
originalmente i cuia potencia excede, 
pOr ler infinita , cuia lüiceridad j y 
llanera no nene (cmcjante j por ler 
verdad por elcncia , como el milmo 
Humanado lO dijo , llamado , Camino 
recto , y Verdad intalible , es íin 
mancha , ni mancilla , porque contra 
nadie la puede cometer , ni en nada 
puede enluciarle , ni mancharle : es 
rico i como dice San Pablo , en mi- 
fericordia ; y todo Don bueno , y 



'nfichtel. 
íftuer¡>reia- 
tur : Quis 
ficut Deuiy 
Expianí S, 
atesta. D. 
Jfíeronim, 
in cap. 8. 
Panitl. 



perfecto , Viene de íu mano , como 
dice Santiago , y tan rico , que de lo 
fuperliuo , y lobrado de lus riquecas 
comunica á los Hombres , de lo en- 
terrado en las entrañas de la tierra, 
como dice David , de tus cofas ef- 
condidas , es lleno el Vacio de fu 
Vientre , que es el dcfeo de las rique- 
cas , y codicia de las profperidades, 
y bienes temporales. Y fi advertimos 
á la lignificación de los Griegos , quien 
corao Dios , fuerte , y poderofo ? Qiie 
dice Michael en el Ciclo, venciendo 
á la criatura mas hcrmola , y linda, 
quG Dios crió, yhecliandola de aquel 
Soberano Reino : Quien como Dios? 
Corao quien dkc : No tiene femcjan- 



Uno de los maioréS t):ofes , quí 
la cic¿a Gentilidad tu\o, fue Júpiter, 
á quien atribulan la Providencia , y 
Confervacion de todas las cofas ; i^ sopkocU.m 
quien dijo el otro Poeta , que oteaba ,í^..-;,,5m -. 
delde lu alto Alcacar j todas las colas Appolicniut 
interiores de la tierra , y urbe. A ¡¡I-', i. Ar^ 
cite pintaron los Gentiles con vn ¿'«"««w» 
Águila por divila, para denotar , que 
ah como el Águila es luprcina , y 
mas noble , entre todas las Aves ; aíi 
Júpiter el inaior , y mas poderofo 
Dios de los Gentiles* Unos , le pin- 
taron íin orejas , para decir , qus 
Dios no oie mentiras , ni fábulas , ni 
las tiene de coltumbrc , ni que es 
parcial en ninguna caufa. Otros , con 
quatro orejas , para denotar , que oic 
atentamente > y fabe acudir- a todo 
mui proveída , y labiamente. AI Dios 
Pan , que era el Sol , pintaban con 
roítró bermejo , denotando fus raios^ 
y calor , y los colores que caufa las 
mañanas , y tardes , que llamamos ar-, 
reboles , y con cuernos torcidos acia 
el Cielo , porque eleva de la Tierra 
vapores , con que engendra aguas , y 
fertilica la Tierra , y es caula de I* 
generación de las cofas. Dieronle bar- 
ba larga i reprefentando los ralos quíS 
calan la tierra , para lo dicho. Velti- 



feanru 1 7. 



te , y es tan poderofo , que lo que do con vn cuero , ó piel , variado de 
crió de nada , puede deítruir , con la manchas , y de colores , á manera 
mifma facilidad que lo crió , y hico; de Tigre , para denotar la variedad 
y que mucho , que reveftido Dios de que caufa en las generaciones , afi de 
las armas de fu Divinidad , tenga tan- Animales , como de Plantas , y mul- 
to poderlo ; pues veltido de efclavina titud de Ilios , y Montes. Otras pin^ 
pobre de Hombre , con fola fu pala- turas , y inlignias le daban , en las 
bra derriba , y da en tierra , con ílis quales querían íignificar otras cofasi 
enemigos, quando llegaron aprender- pero lo que yo quiero por ellas de- 
le en el Huerto , diciendo : Yo foií cir , es , que todos ellos ornamentos 
CoiTK) quien dice : Yo foi el que en eran á íin de dar á entender el Poder 



todo tiempo , y en todas ocafiones 
puedo hacer , y deshacer , y no ai 
poder que fe oponga al mió ; porque 
el braco de mi Omnipotencia , no 
defcaece , ni puede dcfcaecer ; y el 
que hi^o al Hombre con vn;£ií, en- 
tre las ñores del Parailó 5 le derriba 
con Ego fum , entre las del Huerto 
de Getfemani. De manera , que to- 
das ellas condicioiKs , y atributos, 
fon de Dios Verdadero : atribuidas 
felfa , y cieganiente á muchos Dioíes 
fingidos , que la Divinidad ^ que tie- 
nen , no es mas de la que los Hom- 
bres han querido darles , incitados 
del Demonio , que para eíle íin los 
ha engañado , y SfaWo ciegos , y deis 

atki^dosí 



Divino , y alentar á los Hombres á 
que pidielen mercedes á Diofes tan 
podcrofos , que les podían relevar de 
los trabajos de la vida. 

Los Indios de ella Nueva-Efpaña 
tenían fus Diofes , y figuras , no mc-r 
nos adornadas de inlignias , y orna-*- 
mentos que los antiguos Gentiles las 
luias : las quales tenian fus Jlgnifica- 
dos , denotando por ellas lo que aquel 
Dios era , y podia. La Eílatua de Huit- 
zilopuchtli , que era el maior Dioí, 
que celebraban los Mexicanos , era 
como de vn gran Gigante, todaher- 
mofa , y galanamente adornada , de 
muchos ornamentos , y rodeada de 
Piedras preciólas , y muchas joias de 
019 > y £lm i ¿« i¿5 íl^al?* eilaban 



de la Monarquía Indiana» 

Formadas muchas Aves 



, Maripofas, 
, Flores de la 



^^ 'ñnt, 



Jñflodí 
Sown' f V 
FiLca I. 
V der.: 

(sr Sal. 
cap.1'2.. 



Ranas , Peces del Mar 
Tierra , para dar á entender , que de 
todo era Señor , y Hacedor. Tenia 
\n:x Tnafcara de uro , pard denotar, 
que la Deidad es encubierta , y que 
lolo le manihelta con mafcara , que es 
como Jo que dice San Pablo, qnc ve- 
mos por enigma , y en cípejo , en 
eíta Vida mortal , la Divinidad de 
Dios ; porque lolo fe manitiefta en 
los efecl:os , por ler la Divinidad 
oculta de los ojos de los Hombres, 
Jos quaics no pueden verla; tenia en 
ella ojos de efpejuclos muí relucien- 
tes , para denotar , que todo lo ve, 
y nada ignora , y que nunca duer- 
me, lino que íiempre vela, y atalaia ib- 
bre las criaturas , que es lo mifmo , que 
los Antiguos ainbuicron á Júpiter? 
aunque los vnos , y los otros erraron, 
por ler de Tolo Dios verdadero cíla 
condición, y atributo. Eíbba ceñida 
con \'n^ muí grande , y gnicfa Culebra 
de Oro , íigniticando en efto , la fcvc- 
ridad de Dios, y como es Culebra pon- 
coñofa para los que le han enojado. 
Tenia vn collar al cuello ^ hecho de 
diez coraconcs de Hombres, para de- 
cir , que la vida , que los Hombres tie- 
nen ( ¡a qual efta ílgnificada en el co^ 



diez íactas en fu mano , deriotando 
íu poder , y el favor , que á ios luios ha- 
cia , en las guerras , venciendo á fus 
enemigos. Otras muchas Imágenes^ 
y ñguras tenían coq otras muchas re-^ 
prcíentaciones , las quales callo , pot'» 
que no pretendo , lino probar , con lo 
dicho, lo propueíto en el Capitulo, y 
decir el intento de íus lignificados en las 
iníignias de las Ellatuas. 

CAT. XXXVni (De com» 

e//os Indíoí MexicMios hadan , y 

forniiiban la Efl.itua de Ju maiof 

íDíos , llamado Huit^ilupuchtli^ 

di' Icarias y y diferentes 

fcmiíLis, 

¡Ernas de la Iiíiagcn, y figuráí 
que en el Templo maio¿ 
de México , teman pucfta 
á fu falfo , y abominabld 
Dios Huitzilupuchtli ( co-» 
mo ya hemos dicho ) hacian cada Ano 
otra confeccionada , y mezclada de di- 
verlos granos , y femillas comeftiblcsj 
la quai lé formaba de efta manera : Eii 
Vna de las filas mas principales , y 




racon , por quanto , fegun el Filofofo, curiofas del Templo ( que era cerca 



17- 



es el primero , que vive , y vitimo, que 
mucre en el Hombre) es participada 
de Dios , como íi huvieran oido aque- 
llo de San Pablo , en el fcmos , y vivi- 
mos. Tenia otra cara en el celebro, á 
manera de Hombre muerto , para de- 
notar, que afsi como en ti ella la vida, 
eftá también la muerte,y en fu voluntad 
darla qaando quiíiere. 

Al Dios Quetzalcohuatl píntabao 
en vn ídolo mui grande , y disforme, 
barbado , y largo de roí^ro , y efto íig- 
niiicaba , que el Aire fe eftiende , y 
alarga mucho , por muchas partes , va- 
riando íus tiempos. Barbado , porque 
avia pronofticado la Venida de la 
Gente barbada , que avia de venir á 



de íu Altar , y Cu ) juntaban mucho» 
granos , y femilbs ce Bledos , y otras 
legumbres , y molíanlas con mucha 
devoción , y recata , y de ellas ama- 
laban , y formaban la dicha Eftatua> 
del tamaño , y eftatura de vn Hombre. 
El RcotjCon que íe rebülvian,y desleían 
aquellas harinas , era fsngre de Niños, 
que para erte íin fe facriíicaban ; guío 
intento era de notaren lafimplieidad^ 
y inocencia de la criatura , la de ei 
Dios , que reprcíentaba la dicha Ef-^ 
tatúa. Defpues de formada la toma- 
ban en palmas ios Sacerdotes , y Sá- 
trapas , y con grande reverencia , y^ 
eftimacion la fubian ai Cu , y Altar> 
que le tenian mui compuefto , y ade- 



fcñorear eftas Tierras. Hcchado,yno re<^ado , afsiftiendo á eñe ado todos 

ios Miniftros , y fonando las trompe- 
tas , y otros iníirumentos , que hacian 
initcho , y mui gran ruido , y iban de- 
lante muchos bailando , y cantando; 
Efto era cic parte de noche , y lúe-» 
go á la mañana iban los Miniftrcs , y 
Summo Sacerdote á confagrarla , y; 
bendecirla ( íi coníagracion , y bendi- 
ción pudiera llamarle , aunque cííos 
raifmos Indios nombraban efte adq 
.Q coc|. 



en pie , para denotar lu aufeacia. Al 
Dios Tialoc le pintaban de color acul, 
y verdí , denotando los vilbs de las 
Aguas , por fer el Dios de días. Po- 
níanle en la mano vna fcñal de Oro 
larga , y culebreada , y mui aguda de 
la punta , para denotar los Relámpa- 
gos , y Truenos, y Ratos , que de ellos 
Talen, quando llueve. El Dios de los 
-Tlaxcaltecas, llamado Caniaxtli , teni* 
Jomo II. 



^z Libro 

ton eílc miffno lenguage ) a cuia ben- 
dición , y coníagraciuu le hallaba to- 
do el Pueblo , y otra mucha Gente, 
que de otras partes concurría á ver 
la dicha ceremonia , que hacian con 
«luchas ccrcaionias , y palabras rup;rí- 
ticioí.is. 

Hecha la conlagracion , llegaban 
todos los que podian , á tocarle , con 
las manos, ojos , y boca, como quaa- 
do íe toca vna Reliquia , o Cuerpo 
fanto ( aunque aquel era retrato del 
De/nonio ) y juntamente le íembra- 
baa todo íü cuerpo de ;oias de Oro, 
y de Piedras preciólas , y de valor, 
conforme cada qual traia la devoción, 
y tenia el pohble 5 lo qual era fácil 
de introducir en la forma de el Liólo, 
por eftár frefca , y tierna , la mala de 
que cftaba compucíto. Y hacian elta 
liberal ofranda , pareciendoles , que 
hacian vn mui gran fcrvicio á fu 
Dios , y que por el les perdonaba 
tus pecados ( que es lo que en Doc- 
trina Católica, y lana, nos dice la Sa- 
grada Efcritura, que la limolha dillni- 
nuie el pecado ; y li hecha al próxi- 
mo tiene elta fuerí^a , mucho maior 
ferá hecha ofrenda á Dios : de mane- 
ra , que aunque aqui no es de calidad 
meritoria, por fer hecha al Demonio, 
al fin , fe hacia por incitación fuia ) 
queriendo dar a entender , que les va- 
lia , para fu limpieca , y purgación de 
culpas , á los que U hacian , y daban. 
Pafado el dia de la conlagracion de 
aquel diabólico , y infernal pan , y 
niafa , no podía tocarle nadie , ni en- 
trar en fu Capilla, fmo foloel Sumo 
Sacerdote. 

Luego aquella mañana , que po- 
nían el Ídolo en el Altar , le hacían 
mui iblemne ofrenda , y lactificio. Iban 
luego por la Eitatua , y Ídolo de el 
Dios Paynalton , que es el Dios de la 
Guerra , Vicario , 6 Sota-Capitan del 
dicho Huitzilopuchtlí , hecha de ma- 
dera , la qual llevaba en bra90S vn 
Sacerdote , que reprefcnraba al Dios 
Quetzalcohuatl , velhdo con fus ro- 
pas , y ornamentos , mui rica , y cu- 
rioíamente : al qual precedía Otro, 
con vna Culebra mui grande , y gruc- 
útyCn las manos , tortuolá , y con 
muchas bueltas , que iba delante le- 
vantada en alto , a manera de Cruz , en 
nucftras Proceíiones. Hacian vna mui 
gran Procefion , acompañados de ro- 
da ia gente , y á trechos , y en diferen- 
tes Cues, y Altares, le haciau lacufi-. 



Sexto 

cios los Sacerdotes , que los rcr\'íari; 
afi de Cautivos , como de Codorni- 
ces. Y la primera eltacioii , era al Bar- 
rio de Teotlachco , donde le mata- 
ban dos Cautivos , y otros muchos 
Efclavos ; y llegando á efta parte de 
la Ciudad , llamada Tlatelulco , donde 
elcrivo eño , le falian a recibir mui 
lülcmnemcnte , y le facrificaban gran 
numero de Codornices. De aqui pala- 
ba á Poporlan , y dcfpues de averie 
inceníado , con grandes ceremonias , le 
hacian el miímo íacrificio. De aqui 
pafaban á Chapultcpec , cali vna legua 
de la Ciudad , y le hacian la milina 
ofrenda , y facrificio. Luego bolvia á 
otro Barrio , llaniado Tepetoca ; y !a 
Gente de el , le rccibia con otras feme- 
jantes fieltas , y facrificíos. Luego i 
otro , llamado Acachinanco , con la 
mifma fieíla , y honra. De aqui venían 
al Templo , de donde avian falído , y 
fubian la imagen de Paynalton , al Al- 
tar donde citaba ia de Huitzilopuch*^ 
tlí , y dejábanla allí , con la Vandera, 
que avia ido delante , llamada Ezpa- 
niztli : folo fe llevaban la Culebra , y 
la ponían en otro lugar, para ella di- 
putado. 

Hecha cíla Procefion , que duraba 
lo mas de el día , citaba ya aparejado 
todo lo neceíario , para el íacrific'.o, 
para cuio comiendo tomaDa el Reí, 
o Señor Supremo , el Incenfano , y 
hechando Incíenfo en él , con ciertas 
ceremonias , incenlaba la imagen de 
lu Dios , haciendo oñcio de Sacer«i 
dote. Hecha efta ceremonia , baja- 
ban la imagen de Paynalton , delan- 
te de la qual , iban todos los que avian 
de ler facrilicados , y todo lo demás 
tocante al iacríticio ; y daban tres , 6 
quatro bueltas al Templo , en manera 
de Procefion ; y luego fubian á los 
miferos Hombres a lo alto , y facrifi- 
cabanlos , comem^ando por los Cauti- 
vos en Guerras , y acabando aquel 
horrendo acto , con los Efclavos ce- 
bones , para aquello comprados , fa- 
candoles los coraconcs , y atrojándolos 
a los pies del ídolo. 

Todo elte dia era de grandifima 
fiefta , y regocijo , en el qual los Sa- 
cerdotes tenían mucho cuidado de 
guardar la dicha Eltatua , velando toda 
la noche , con mucha vigilancia , para 
que no fucediele aver algún defecto, 
ó defcuido , en todo lo tocante a lu ve- 
neración , y fervicio. Otro día , de ma- 
ñana , bajaban la dicha Eftatua , y puef- 



ta en pie j en vna Sala , entraban con 
cila ci oaccrdoto Quetzalcohuarl , que 
ci dia anees avia andado la Proeeíibn, 
con la Elhttua de Painalton , en bra- 
cos ; y el Rei , con vno de los mas 
l'rivados del dicho Dios Huitziiopuch- 
tli , ilaiiiado Tehua i con otros qua- 
tro grandes Sacerdotes , y otros qua- 
tro Mancebos principales , de los que 
tenían a cario á los otros mocos del 
Templo , llamados Tclpochtlatoque, 
en cuia pre!encia(y no de otro algu- 
no ) tomaba va dardo Quetzalco- 
huatl , en cnio remate tenia vn caf- 
quillo de pedernal , y tiraba al Ido. 
iü al pecho , con el qual le pafaba , y 
el ídolo caia. La qual ceremonia le 
hacia , diciendo , que era matar al 
Dios Huiczilopucluli , para comer fu 
cuerpo. Luego acudían los Sacerdo- 
tes , y vno de ellos le (acaba el cora- 
ron , y dábalo al Rei ; y los otros, 
hacían dos pedaíjos el cuerpo ;; y la 
vna mitad d.iban á los de cite Tiate- 
lulco, losquales lo repartían muí pot 
migajas , entre todos ios de los Barrios, 
en efpccial a los Mancebos Soldados 
( fin dar á las Mugeres nada déla maíá 
¿el Ídolo,) Lo que quedaba á los de la 
parte de México , llamada Tcnuchtli- 
tlan , repartían en quatro Barrios , lla- 
mados Teopan , Atzaqualco , Que- 
popan , y Moyotian ; y daban de el a 
los Hopnbres , aíi grandes , como pe- 
queños , y Niños de cuna. Y ella era 
fu manera de comunión ( como crt 
otra parte decimos ) y Uamabafc eña 
comida Teoqualo , que quiere decir, 
Dios es comido i y con cito celaba 
cfta compoftura de imagen , y limu- 
lacro del Demonio , continuada por 
todos los Años , en vno de los Mcíes 
ác el. 

CJT. KXXIX, ^onde/e confutan 
los errores de los Idolatras pa/ados de 
efla ISÍueloa-Efpaña ; y/e dice fu ce- 
guera 5 y corfe jamos yin jólo ^ios , el 
^aal comprehcnde todo lo que f al- 
f amenté fe atr'ihme a. los/al-^ 
fos ^lofes, 

A hemos dicho , que la 
adoración de los Dioíes 
falfos , nació de ceeiie- 



de laMofJürqma Ind'iana^ 







ra de entendimiento , y 
de la malicia del Demo- 
Cijf) , y los ídolos , j- fimulacros con 
jomo Ui 



71 

que le ílgui:aban. A ellos ídolos llá^ 
otaban los Hebreos , Gillule , deduci- 
do de el verbo , Gald , que lignítica 
bolvcr , ó rebol vet epn algo , como 
parece en los Proverbios j y por eíto ^'■»^'' *^ 
elle verbo , Gdd , iígnifica Revolu- 
ción j ó cüíi rebuelta. Por ello los 
Hebreos , que eran cnfeñados en la 
Fe de vn folo Dios , por la Lei que 
tenían , y por la dodtriná , y enícfian- 
^a de íus niáiores , como vltrajandoi 
y menorprcGÍando á los Gentiles ^ lla- 
maban á íus Ídolos j Gillulim , .que 
quiere decir : Suciedades , y vafcoli- 
dades ; y por e!o los llamó Ídolos 
nueítra Vulgata, á lá qual figuePag- 
rtíno , y otros con el. Pero los Se- 
tenta Interpretes , por ídolos , dixe- 
ron , Cogitatus , ó Animi ccnceptusi 
porque todas las maquinaciones del 
Anima , todos fus torpes pcnlamien-, 
tos (aviendo dejado áDios) de aque- 
llas cofas , en las quales ponen fu teli- 
cidad , y contento , fon vnos ídolos^ 
y Simulacros , que adoran los Hom- 
bres , á femcjan^a de los Gíentíles, 
que á cada penlamientd, ó necedad, 
que penfaban , conftitulan vn Díosí 
de los quales dice Hefiodo , y lo re- 
fiere Blondo de Roma , triunfante, ¿¡/^a^. j;;,- 
que fe halló por cuenta avcr adora- ¡ dtKomÁ 
do los Hombres treinta y dos mil trium^K 
Diofes 5 y no ¿s maravilla , que los 
que creieton en tantos palos, y pie- 
dras, reconozcan por Diofes de fu an- 
tojo todas fus vanas memorias, y lo- 
cos pcQÍamíentos , y que á cada vno 
conítítuian vn Dios ; pero lo cierto, 
é infalible es , que Dios no es mas de 
Uno , y que elle Dios Uno en efen- 
cía , y Trino en Pcrfonas , ha de kt 
adorado fobre todas las cofas ( cqmof 
lo dice por Ifaias ) Yo íoi el Señor, 
y no ai otro como Yo , y fuera de 
mi, no ai Dios 5 y en clDeuterono- 
mió dice : Nueftro Señor , no es mas 
que vn Dios : es jncqmprchenriblc , y 
fuera de todos los limires de com- 
prehenfion. Y afi Platón , en ei Libro P^"'^» ^ 
de Leies dijo , no fer licito inquirir ^^S'i""- 
qué fea Dios , pues no fe puede vcc 
con ojos corporales , ni con palabras 
explicar fu grande<;a , y mageltad. Y 
Tullo dijo , aver preguntado el firanó, TiiUiusUy. 
á Simonides , que cofa era Dios 3 y pi- ^■'^ ^^^o 
diendole vn día de pla9o , para dpli- ■O"'"'»* 
bérar , y penfar en la pregunta , y lue- 
go otro , y otro , y no acabando de 
refpondec en muchos , y preguntado, 
por que fo delataba tanto , dijo , por- 
G a que 



Deuter. Si 



*7¿^ ' Libro 

que mientras mas lo confidcro , mas 
oblcuro , y dificultólo hallo el calo. 
Otros dicen , que admirado el Tira- 
no de la dilación , y cortedad de el 
Filolbfo; y viendo como muliiplicaba 
los dias , le dijo : Por ventura , eito 
que píenlas es infinito ? Entonces ret- 
pondio el Filolofo ; Elb es Dios. Y 
¿an Gerónimo dice , quando oles de- 
cir Dios , entiende tcr vna lubftancia 
fin principio , y Un fin , lin mezcla , ni 
mixtura , invifible , incorpórea , y lia 
fu lemejantc , lin elVimacion , y fin 
precio ; porque todo lo cl\imable , y 
p'-cciado , no llega a lu elbniaoon , y 
precio. Y afi , dice San Agullin : Dios 
'Aftcaüffiy es en si miímo Alta , y Omcga. En el 
•'' Mundo, comoAtuor, y Governador 

de el , en los Angeles , como hermo- 
lura , y labor ; eu lu Iglelia , como el 
Padre de Familias en fu cala 5 en el 
Anima , como el Elpoío en el Tálamo; 
en los julios , como Aiudador , y Fa- 
vorecedor ; en los malos , y reproba- 
dos , como temor , y horror. 

Efte , pues , es el Dios Verdadero, 
y no ai otro , y no fon Dioles eftos 
Teteu , que los Indios decian , porque 
es mentira decir de ellos , que Ion Te- 
y ocuyani , que es decir , Hacedor ; ni 
Tetlamachtiani , que es Gloriñcador; 
ni Ypalnemohuani , que es Dador de 
vida, fino que todos ellos fon Tzit- 
zimime , Coleleti , y Tlatlacatecolo; 
que es decir , Demonios , y Efpiritus 
infernales. Nanahualti , Brujos , y He- 
chiceros. Tecocolianime , Perfeguido- 
res. Y ninguno es Tetlaocoliani , Mi- 
fericordiolo. Tctlii^otlani , Amador de 
los Hombres. Y ello es cierto , que 
Ometecuhtli , y Omecihuatl , y Hiüt» 
zilopuchtli , y Quetzalcohuatl , y Ci- 
tlalatonac , y Tezcatlipuca , no fon 
Diofes , ni lo pueden fer fino fingi- 
miento del Demonio , haceníe ado- 
rar con citos nombres , y Deidades 
fallas ; y que todas eftas cofas , que 
fe atribuien a tantos Dioles fingidos, 
eftán verdadera , y realmente en Dios 
Verdadero , Criador de todas ellas, el 
^ual vive , y reina por todos los li- 
gios de los figlos , á quien fea dada 
toda hoiira , y alaban5a. 
Amen. 





Sexto 

CAT.XL. ©£■/ ahorrccimknto graii" 

de que 'Dios ha tenido , y tiene d U 

Idolatría j j de lape)ia particular , con 

que el demonio es caftlnado , <^ot 

ajeria introducido en el Miauio^ 

j en/cñadola ¿í los 

HombreSi 

L aborrecimiento , y 
odio , que a vna cola 
le tiene , nace de las 
caulas intrinlecas , que 
efa milira cofa tiene c\\ 
si , dignas í'é efe mil- 
mo odio , y aborrecimiento ; y fien- 
do la Idolatría tan abominable , poc 
fer robo , y hurto manificllo , que rl 
Demonio haceá Dics , vfurpandolc lu 
gloria ; es tuer<^a , que de aqui nazca 
en fu Divino pecho , aquel odio mor- 
tal , que le tiene , que quando no 
fuera por fer enemigo propio , lo avia 
de 1er , por fer malo , como lo es en 
todo. Para cuia inteligencia , hemos 
de faber , que Idolatría viene de elle 
vocablo Ídolo ; el qual es vna figura, 
6 imagen vana, y fin fundamento he-i 
cha a algún Dios vano , y fingido , co- 
mo lo nota Cicerón; y afi, querrá de- ;""'.'•/' 
cir : Culto , y adoración hecha a la ¿„^,,,„,„^ 
criatura , fiendo propia , y natural de er mdo^ 
Dios ; por lo qual le agravia Dios tan- mm, 
to de erte defacato , que fentido de el, 
lo da 3 entender muchas , y diverlas 
veces a aquel Pueblo elcogido fuio, 
con palabras mui encarecidas , de las 
quales refiere Moifen , en el Éxodo , ef-^ ¿^^^¿^ ^^^ 
tas : Hablo Dios todas eftas palabras: 
(conviene a faber ) Yo foi tu Dios, y 
Señor , que te faque de Egipto , y de la 
Cafade laíervidunibrc ; no tendrás en 
mi prcfencia Diofes ágenos ; no harás 
Ettatuas labradas ; ni lemejancas de las 
cofas , que fon debajo del Cielo , ni en 
la Tierra ; ni de las que fe crian en las 
Aguas , y Mares j no las adorarás; ni 
honrarás ; y mira , que Yo foi tu Señor 
Dios fuerte , y celador , que inquiero, 
y caftigo la maldad de los padres , en 
los hijos (temporalmente quiere decir) 
harta la tercera , y quarta Generacioui 
por racon de aborrecerme ; y hago in- 
finitas mercedes á los que me aman> 
y guardan mis Mandamicirtos. Y fue- 
go dice : No vltrajanás , ni menolpre- 
twras d Nombre de tu Dios , y Señor. 



¿,xccí» 



de la Mojiarqíiiá Indiciná y ^ 

Pue? fi pide , qué fe le guarde relpc- fu Iblo engaño , y malkiá ? Eñe caüi- 



X.O X lu Nombre .qi'antonuior fe de 
be reuer con efe milmo Dios i Y por- 
que rto entiendan pecar de ignorancia^ 
les bnelve á refrefcar la MemoLia, 
vn poco mas abajo ^ en efte Capicu- 
lo, y les buelvc a decir: Mirad, que 
no hagáis Dioles de Oro , ni de Placa; 
pues que fe feguirá de aver hecho 



go pone el hlpiíicu Santo , en el Li- 
bro de la Sabiduría , diciendo : La 
hechura , juntaiíientc eon el Hacedor, 
padecerán tormentos. Aqui habla Dios 
de los ídolos , coa que los Hombres 
han hecho reverencia al Demonio ; y 
dice , que el ídolo , y el que lo hico¿ 
íeran atormentados : lo quaí no fe 
Diofes de Oro , y Plata , y de no guar- puede encender propiarrience del Ido- 



Sap. 144 



dar elle Mandamiento i Que ? St.\[Q 
luego lo que pala en la fundición del 
Becerro , que aviendo fubido Moifes 
al Monte a hablar con Dios, obliga- 
ron eltos de eik Pueblo á íii her- 
mano Aaroa , para que les diefc 
Djofes y y de común confentimiento 
lo formaron ; que luego que bucive 
el labio Capitán, y Caudillo de la ex- 
pedición de fu negocio j hallando cl 
mal , y diño hecho ^ hecha mano 3 
la clpada , con muchos de fus aliados, 
Y parciales , y comiencá á herir en 
los culpados , hal\a quitar la vida á 
quaii treinta y tres mil Hombres. 
Pues veamos aora : Movióle Mollea 
por agravio propio , que en fu perfo- 
na huviefe recibido , á hacer elle 
exemplar cañigo í No. Pues que mo- 
tivo tuvo ? No otro , que vengar la 
injuria hecha contra Dios i y apla- 
car la ira de Dios ofendido , y aíra- 



lo ; porque fiendo de Oro , ó Plata, 
ó de otra qualquiera materia, np es 
capa2 de tormento , ni pena , por lee 
eofa infenlible : luego entenderle ha^ 
del inventor i él qual fue cl Demonio, 
fegun Nicolao de Lira , y Janfenio, 
que aiuda efti parte; y ali querrá de- 
cir , que el Ídolo lera deshecho , y 
deftruido , por fcr imagen faifa ,y men- 
tirofa de Dios íingido, y malo, y el 
Demonio que la hico hacer , y fue 
con ella férvido < padecerá tormentos 
mui particulares , por el engaño en 
que pufo á las ciegas Gentes , que fal- 
lamente le adoraron ; porque todos 
los que por aílucia particular fuia \¿ 
condenan , fon aumento de penas en 
cl , ali como todos los que por la ma- 
la docf riña , que dejo tembrada Lu- 
tero , íiguiendola fe condenan ; aíí 
también le le convierte en acrecenta- 
miento de perA á eÜe maldito hereje, 
do , que lo elbba tanto , por elle gra- y Apoftata de la Fe , por qira.nto por fu 



Lira m 

hí> c ¡ncunt. 
Iiiif. ¡HA, 



vilimo pecado , que rogándole Moi- 
fes por ellos , le relpondio : Al que 
pecare contra mi , borrare fu nom- 
bre de mi Libro 5 que es lo milmo 
que íc íuele decir snrce los Hombres, 
quando vno agravia á otro , en colas 
de fu honor , y perfona , al que á mi 
me agraviare , ó tocare en vn pelo 
de la honra , le quitare la vida. Pues 
fi de ella manera trata fu honra va 
Hombre , que hará Dios , viéndola 
vkrajar , y darla á quien no la mere- 
ce ? Efpecialmente , aviendo la dife- 
rencia que ai de ¡o vno a lo otro , del 
Criador á la criatura , y del Sefror al 
fiervo. 

De aqui infiero , que fi elle caíli- 
go hace en los que dngiendo Deidad, 
en el Demonio , le dan ella adoración, 
que calligo hará , y con que penas 
atormentará al milmo Demonio , que 
fue el intrulor , é invenror de ella mal- 
dad , en el Mundo , enleñando la Ido- 
latría á los locos, y delatinados Hom- 
bres , que dejando a Dios , Verdade- 
ro Señor de todas las cofas , fe fueron 



mal exemplo ,■ y Seta herética , induxo' 
á los que le han feguido ,■ y figuen. Ali 
como también por cJ contrario fe le; 
convierte en gloria á San Pablo , la qué 
reciben todos aquellos que por íu San- 
ta , y Católica Doclrina , le falvan , y 
van á go^ar de la Bienaventuran<^a de 
Dios. Y ello le verihca en aquel Rico 
Avariento del Evangelio , el qual ya 
muerto , y íepultado , en los Inhernos, 
como dice el Sagrado Texto , pidió ^uc^ i?j 
que Lacaro viniele otra vez á la vida 
mortal , que anees avia vivido , dando 
por caufa , querer ámonellar a fus 
deudos , y parientes , la obligación qua 
tenían de fervir a Dios , y no imitar-, 
le a el en fu mala , y libertada vida, 
lo qual fe le denegó , dándotele poc 
refpuefta , aver en el Muncto Predica-« 
dores y que enfeñaban la Lei de Dios. 
Pero pregunto : Qiie compaüon es 
efta de elle Rico , que no aviendola 
tenido de si , la tiene aora para los 
fuios ? A lo quxil refponden Hom- 
bres dodos , que no le raovia el 
bien , y provecho de los luios el avifo 



detrás de el , cebados , y movidos d« q.nc quificra darles , fmo que coma 
n.^ Jomo II. G j Hoatj 



yS' ^ Libro 

Hombre malo , y pecador les avia da- 
do nial exemplo , y todos los q[uc por 
el le podían condenar, o condenaban, 
avian dcfcr penas dobladas en el, y 
por eícnfarlas en ki pcrlona , quena 
amonedarles , que no pccalen en aque- 
llos pecados , que le vieron hacer , y 
cometer. De manera , que fe convierte 
en penas propias el pecado ageno, 
por aver nacido de U mala cnieñan- 
cd , ó mal exemplo de el Cv letido, 
por aquel que lo enlcñó. Y aü , por 
íer in vención del Demonio la Idola- 
tría , es atormentado con maiorcs 
penas de las que elencialmente pade- 
ce fic lli pri ne;a culpa 5 porque co- 
ruj dice el Elpuitu banto , en vnas 
palabras antes de las referidas: Mal- 
dito es el ídolo , y las manos que 
lo hicieron 5 jjorque íicndo de mate- 
ria frágil , y débil , le dieron nom- 
bre de Dios poderofo , y fuerte : por 
lo qaal elUn en odio de Dios el ma- 
lo juntamente con íu maldad. Eftas 
ion las palabras de Dios , y por ellas 
digo , que eítá padeciendo tormen- 
tos eternos eíle engaiíadoc de Jos 
Hombres, y fufriendo penas muchas, 
y mui particulares , por aver eníeña- 
do la Idolatría á los Hombres , y 
con él padecen los Idolatras , que 
adorando fus mentiras , le hicieron 
imágenes , y levantaron Altares , y 
dieron caufa , con fu mal exemplo, 
a muchos pecados , que con feme- 
jante ocaíion le han hecho en el 
Mundo. 

Aquí debemos notar , que por 
donde el Demonio pretendió maior 
gloria , por ai facó maior pena ; por- 
que fu penfamiento fue , que introdu- 
ciendo en el xVlundo íu talla adora- 
ción , fe le feguia íer tenido por Dios, 
y Señor de aquellas Gentes que le 
adoraban ; y que de aqui le avia de 
redundar gloria , li fuera capaz de ella; 
pero como el fugeto es falto de fenos 
donde quepa tanío merecimiento , y 
es indigno de eita magcllad , y glo- 
ria , por lo5 miímos pafus que la va 
huleando , por ai le le entra el tormen- 
to , y le vá liguiendo íu pena. Hite 
fue el dcfatino en que dio de ojos 
miedra primera Madre Eva , quando 
€me/. j. cite engañ.uior de los Hombres tuvo 
con ella aquel infernal coloquio , que 
fue el primer engaño de el Mundo, 
quindo perluadicndole al manjar ve- 
aado , le dijo la limpie , y fencilla 
Mu^er , que no quería comerle ; por, 

* I !_ 



Sexto 

que les avia dicho Dios j ^ue motU 
nan por ello; pero á efto la rclpon- 
dc el tentador , y dicela : No mori- 
réis, mas antes quedareis como Dio- 
íes de la Tierra ; como quien d'ce: 
Tendréis vida para liemprc. Créele 
de ella filia palabra , ella liaca , e in- 
conliderada Muger , y come ; y por 
donde pensó ettrnicarle , y vivir vi- 
da para licmpre ( que es propio de 
íolo Dios ) por ai le hico mortal , y 
perecedera , que aunque es verdad, 
que lo era , y tenia potencia de mo- 
rir , no le reduxera á acto , como di- 
ce Efeoto , etta potencia , hno que S""''^' 
fin llegar a morir, la diera Dios slo- 4 if'""»''* 
ria. De manera , que por donde qui- 
fo Eva vida , por ai le fue derecha 
á la maerre ; y lo mümo fue el -De- 
monio , que por donde pretendió hon- 
ra , y gloria , le vino fu maior def. 
honra , y el aumento de fus tormentos, 
y penas: calVigo bien merecido de fu 
grande, y loco atrevimiento. 

CAT. XLI. t>e lo que e/ios InJios 

teman ^ y creían a cerca de fus Dio-^ 

Jes , o Demonios , y de ía 




Creación del primer 

Hombre. 

Uenra el Venera"ble , y Mui 
ileligioíb Padre Fr. Andrés 
de Olmos , que lo que co- 
ligió de las pinturas , y 
relaciones, que le dieron 
los Caciques de México , Tetzcuco, 
Tlaxcalla , Huexotzinco , Cholulla, Te- 
peaca .Tlalmanalco, y las demás Ca- 
beceras , a cerca de los Diofes , que te- 
nían , es, que diverfas Provincias , y 
Pueblos , fervian , y adoraban á diver- 
los Dioles , y diferentemente relataban 
diverlbs defatinos , fíbulas , y ficcio- 
nes, las quales ellos tenian por cofas 
ciertas ; porque fino las tuvieran por 
tiles, no las puficran por obra , con 
tanta diligencia , y eficacia , como fe 
dice tratando de fus fieílas. Pero ya 
que en di verlas maneras cada Provin- 
cia daba fu relación , por la maior par- 
re venian a concluir, que en el Cielo 
avia vn Dios , llamado Citlalatonac, 
y vna Dioía , llamada Citlalicue ; y 
que la Diofa parió vn navajon , ó 
pedernal , que en fu lengua llaman Tec- 
patl 5 de lo qual admirados , y efpan-^ 
tados los otros fys hijos , acordaron 

de 



yf 



de la Monarqma Indiana, 

3£ hechaf Je el Ciclo al dicho Na- Indios Jo acoftiynbraban ) y al quar 
vajon , y aísi lo piiüeron por obra, '" ■■'•■• '-■■ — '-•'■- - - ■^"'•'~ •■' ■ 
y que caió en cierra pvitte de la 
Tierra , donde decian Cliicomoztoc, 
que quiere decir Siete- Cuevas. Di- 
cen lülieron de ¿1 mil y icilcienros 
Dioles , y Diofas , los quales dicen, 
que viéndole ali caidos , deñerrados, 
y íin aigiin íervkio Ac Hombres , que 
aun no los avia , acordaron de embiar 
vi> Menlagero á la Diofa , íii Madre, 
diciendo , que pues los avia dcíéeha- 
do de si , y detterrado , tuvicí'e por 
bien darles licencia, poder, y modo, 
para criar Hombres , para que con 
ellos tuvieren algún fervicio. La Ma- 
dre rclpondio , que íi ellos hiéranlos 
que dcbian ler , liempre eíluvicran en 
lü compaiíia ; mas pues no lo mere- 
cian , y querían tener íervicio acá en 
la Tierra , que pidieícn á Micllance- 
cuiinli , que era Señor , ó Capitán de 
el Infierno , que les dieíe algún huelo, 
ó cenica de los muertos paíados , y 
que (obre ellofe lacrificafen , y de alli 
laldrian Hombre , y Muger , que deí- 
pues fuefen multiplicando. Oida > pues, 
la reípncfta de fu Madre ( que dicen 
les trajo Tlotli , que es Gavilán ) en 



to dia , dicen j lalió vn Niño. Y ter- 
nando á hacer lo miífno, al otro quar- 
to Ciia lalio viia Niña ; y loi. dieron 
á criar al mihno Xolotl , el qu^l los 
crió con leche de Cardo. Diiparute 
muy grande ; pero como de gente 
ciega , no ay que maravillar , que aíi 
lo creiel'en , y dijeíem 

CJT.XLII, íDe como fue cria-* 

do el Sol , j de la muerde de los^ 

0iojes , fe^im mentiro/aynciite 

efios indios lo creíaiu 

Riado iá , pues , el Hom- 
r%^'^ bre , y aviando n;uk¡- 
'^^^' ' plicado , traía , o te- 
nia cada vuo de los. 
Diofes ciertos Hom- 
bres , fus devotos , y 
íervidores, configo. Y como por al^' 
guíios Años ( í'egun decian ) no hu-' 
Vü Sol , aiuntandoíe los Dioíes , en 
vn Pueblo , que íe dice Teutüiuacan, 
que eílá Tcis leguas de México , hi- 
cieron vn gran fuego ; y pueílos ios- 




traron en Confulta, y acordaron ,que dichos Dioles, á quatrp partes de el/ 



dijeron á fus devotos , que el que 
mas prelto le lancaíe , de ellos , en el 
fuego , llevarla ia honra de averie 
criado el Sol ; porque el primero que 
fe hechafe en el fuego , luego faldria 
Sol ; y que vno de ellos , como mas 
animofo , fe arrojó en el fuego , y 
bajó al Infierno. Y' cuando esperan- 
do por donde avia de falir el Sol, 
en el entretanto , dizen , apoftaron 
con ¡as Codornices , Langolras , Ma- 
ripofas , y Culebras , que no acerta- 
ban por donde" faldria. Y les vnoSj 
qu:; por aqui , los otros , que por 
alli , en fin , no acertando , fueron 
co:ideuados á fer (aerificados,; lo qual 
deipues tenían mui en coílimibre ds 
hazer delante Át fus ídolos. Y final- 
mente , lidió el Sol por donde avia 
de falir , y deruvcfe , que no pafaba 
adelante , y viendo los dichos Dio- 
fes , que no hacia fu curfo, acorda-^ 
ron de embiar a Tlotli por fu _Men-* 
fagero, que de fu parte le dijefe , y^ 
mándale , hicieíc fu curio ; y el rél- 
pendió , que no fe mudaría del lu- 
gar adonde citaba, harta averíos muer-" 
to , y dertruido á ellos. De la qua! reí- 
puerta , por vna parte temerofos , y 
partes, del cuerpo ( fcgim defpues los por otra enojados , vno de ellos , que 

le 



vno de ellos , que fe decia Xolotl fue- 
fe al Infierno por el huefo , o cenica, 
aviíandole , que por quanro el dicho 
Micllanthcuhtli , Capitán de el Infier- 
no , era doblado , y cavilofo , mirafe 
no le arrepínticfe , deOues de dado lo 
que fe le pedia ; por lo qual le con- 
venia dar luego á huir con ello , fin 
aguardar njas racones. Hícolo Xolotl 
de la milma manera , que fe le enco- 
mendó ; que fue al Iníierno , y alcan- 
<^o de el Capitán MitilantecuhtJi el 
huefo , y cenica , que fus hermanos 
pretendían a ver , y recibido en fus 
manos , luego dio con ello á huir. Y 
el Midlantecuhtii afrentado , de que 
ah fe le fuefe huiendo , dio á correr 
tras el , de kierte , que por efcapar- 
fe Xolotl , tropccó , y caió , y el hue- 
lo , que era de vna braca , fe le que- 
bró , y hico pedacos , vnos maiores, 
y otros menores ; por lo qual dicen 
los Hombres fer menores vnos , que 
• otros. Cogidas, pues, las partes que 
pudó , llegó donde ertaban Jos Dio- 
íes , fus Compañeros , y hechado to- 
do lo que traía en vn lebrillo ,ó bar- 
reñon , los Diofes , y Dioías fe lacri- 
ficaron , tacándole langre de todas las 



^8 Xíhro 

fe llamaba Citli , tomo Vn arco , y 
ires flechas, y tiro al Sol , para le cla- 
var la frente ; el SoHc abajo , y ali no 
le dio. Tiróle otra tkcha la Icgunda 
vez , y hurtóle el cuerpo ; y lo mUrno 
hico a la tercera. Y enojado el Sioi, 
tomo vna de aquellas ílcchas , y tiróla 
al Citli , y enclavóle la frente , de que 
luego nmrio. Viendo ello los otros 
Diofes , delmaiaron , parcciendolcs, 
que no podrían prevalecer contra el, 
y como dcl'efpcrados , acordaron de 
matarle , y facnficarfe todof por el 
pecho. Y el Mmillro de cite facrificio 
fue Xolotl , que abriéndolos por el pe- 
cho , con vn navajon , los mato , y del- 
pues le mato a si milino ; y dejaron 
cada vno de ellos la ropa que traía 
( que era vna manta ) a los devotos, 
que tenia en memoria de fu devoción, 
y amilhd; y afi aplacado el Sol , hi- 
co fu curio. Y eílos devotos, ó fer- 
vidores de los dichos üiofes , muer- 
tos , embolvian eftas mantas en cier- 
tos palos , y haciendo vna muefca, 
ó agugero al palo , le ponian por co- 
razón vnas pedrecuelas verdes , y cue- 
ro de Culebra , y Tigre ; y á erte em- 
bokorlo decían Haquimilolli , y cada 
vno le ponia el nombre de aquel De- 
rnonio , que le avia dado la manta. 
iY elle era el principal Ídolo , que te- 
nían en mucha reverencia , y no re- 
ñían en tanta como á elle á los bnf- 
tiones , ó figuras de piedra , ó de pa- 
lo , que ellos hacían. Refiere el niiP- 
nio Padre Frai Andrés de Olmos , que 
él kalló en Tlalmanalco vno de ellos 
ídolos embuelto en muchas mantas, 
aunque ya medio podridas de tenerlo 
cícondído. 



CJT. XLIII. Tte como Te-ca- 

tlibuca a¡m-eció a l^/i /« í/e-l'oío ,^ 

¡o emhió a la caja de 

el So!. 

Os Hombres devotos de 
ellos Diofes muertos, 
fí^ S:&1^^ ^ quien por memoria 
^S I ^^^1^ avian dejado fus man- 
tas , dizen , que anda- 
ban trilles , y penfa- 
lívos , cada vno con l'u manta em- 
buelta acuellas , bufcando , y miran- 
do , fi podrian ver á fus Díoles , ó fi 
les aparecerían. Dicen, que el dcvo- 
^ $0 de Tezcatlipuca , que cr^ el ido^o. 




Sexto 

principal de Mexííó , f ¿rréveratido ed 
ella fu devoción, llegó a la Colla de 
la Mar , donde le apareció en tres 
maneras , o figuras , y le llamó , y 
díxo : Ven acá , i ulano , pues eres tan 
mí amigo , quiero que vaias á la ca- 
la del Sol , y traigas de alia Canto- 
res , e inílrumeiuos , para que me 
hagas fieíla ; y para ello llamaras á 
la ilallena , y a la birena , y a la Tor- 
tuga , que fe hagan Puente , por don- 
de pales ; pues hecha la dicha Puen-* 
te , y dándole vn Cantar , que fue- 
fe diciendo , y entendiéndolo el Sol, 
aviso á fu gente , y criados , que no 
le refpondiefen al canto j porque a los 
quG le relpondiefen ios avia de llevar 
configo ; y ali ftcontccio , que algunos 
de ellos , parecicndoles melifluo el 
canto , le relpondieron , á los ana- 
les trajo con el atabal , que llamaa 
Huehuetl , y con el Tepunaztli. Y, 
de aquí dicen , que comencaron a ha- 
cer fiellas , y bailes á fas Diofes ; y los 
cantares , que en aquellos areitos can- 
taban , teman por oración , llevándo- 
los en conformidad de vn mífmo tono, 
y meneos , con mucho fefo , y pelo, lia 
dilcrepar en voz , ni en palo. Y elle 
niifmo concierto guardan en el tiem- 
po de aora. Pero es mucho de adver- 
tir , que no les dejan cantar fus can- 
ciones antiguas 5 porque todas fon lle- 
nas de memorias idolátricas , ni con 
infignias diabólicas , o fofpecholas, que 
reprefentan lo mífmo. Y es de notar, 
cerca de lo que arriba fe dijo , que 
los Diolés le mataron á si milinos, por 
el pecho , que de aquí dicen algunos, 
que les quedó la collumbrc , que del- 
pues vfaron , de matar lo* hombres, 
que facrificaban , abriéndoles el pe- 
cho con vn pedernal , y facandoles el 
coraí^on , para ofrecerlo á íus Diofes, j.^ ... 
aunque ( como en otra parte deci- ^ap' '. 
mos ) fue en otra ocafion ; porque 
como todo ello es fábula , ali tambieu 
tiene poca verdad aver lido en elle 
a¿lo hecho. 

CAP. XLIV.De la Creación de las criatU'. 

ras, ejpectah)!ente del Hombre, ftgun 

los de Tetzcuco, 

^f^^ A Creación del Cíelo , y 
^^ de la Tierra aplicaban á 

diverfos Dioles , y algu- 
nos á Tezcatlipuca , y á 
HuitziluputhtU , ólegun 

otros, ^ Occlopiicbtli , Ídolos princi^ 




de la Monarquía Indiana, n^ 

pales de México. Aunqi;c á la Ticr- ( como dicho es ) aquel Hombre pri- 



ra tcnian por Dioía , y la pintaban co- 
mo Rara riera , con bocas en todas 
las coiunturas , llenas de l'angte , di- 
ciendo , que todo lo comia , y tra- 
gaba. I'ero de divcrlas colas , diver- 
los Dioíes tenian , halla el Dios de 
los Vicios, y Suciedades, que iede- 
cian , 1 laijOltcotl , y al Sol , y otros 
l'lanetus , tcnian por Dioles ^ y a ló 
que le les antojaba , como dcjanjos 
dicho. De la Creación de la Luna 
dicen , que quando de aquel , que ib 
hinijO en el luego , lalio el Sol , vno 
otro le metió en vna cueva , y falio 
la Luna ; y que huvo cinco Soles en 
los tiempos paitados , en los quales 
no le criaban bien les baftimentos,y 
frutos de Tierra j y afsi muriéronlas 
Gentes , comiendo diverlas colas da- 
ñolas ; y que elle Sol de aora era 
bueno , porqué en él le hazc todo 
bien. Los de fetzcuco dieron del- 
pues por pintura otra mauera de íá 
CreaCiOn del primer Hombre , mui 
á la cjntra , de lo que antes , por 
palabra , ávun dicho y á vn Dilcipu- 
lo del Padre rrai Andics de Olmos, 
llamiído Don Lorenco , refiriendo, 
que Lis palados avian venido de aque- 
lla LierL-a , donde caieron los JJio- 
fes ( legun arriba le dijO ) y de aque- 
lla Cueva de Chicomoztoc. Y loque 
delpucs en piutura moltraron , y de- 
clararon al Ibbredicho Frai Andrés 
de Olmos , fue , que el primer Hom- 
bre , de quien ellos procedían , avia 
nacido en Tierra de Aculma , que 
eftá eii termino de Tetzcuco , dos 
leguas , y de México cinco j poco 
mas , en elta manera : Dicen , que 
citando el Sol á la hora de las nue- 
ve , hecho vna flecha en el dicho 
termino , y hico vn hoio , del qual 
falló vn Hombre , que fue el prime- 
ro , no teniendo mas cuerpo , qué 
de los bracos arriba , y que delpues 
falió de alli la Muger entera. Y pre- 
guntados , como avia engendrado 
aquel Hombre , pues el no tenia 
cuerpo entero ? Dijeron vn delati- 
no , y fuciedad , que no es para 
aqui. Y que aquel Hombre fe decia 
Acultnaitl , y de aqui tomó nombré 
d Pueblo , qué fe decia Aculma; 
poroue Acul , quiere decir , Hom- 
bro 5 y Maitl , Mano , ó Brazo, co- 
mo cofa , qué no tenia mas , qué 
hombros , y brazos , ó que cafi to- 
do era hombros > y bracos ; porque 



mero no tenia mas , que de los bra- 
cos arriba , fegun ella ficción , y 
mentira. 




Cá'^, XLV. ^e como dicen de^ 

cendto de el Cielo Tet^catlipuca , y 

perfiguio a QMt^lcohuail ha/la la 

muerte ; ji de lo que el ^ey Ne-* 

cahualpdli de Tet-^uco Jintio 

de fus 'Diofes , y otras 

tojasi, 

¡^^^ Tros dijeron , que Tez-- 
catlipuca ( de quiea 
arriba fe hico men- 
ción, que era el Ído- 
lo principal dé Méxi- 
co ) avia deccndido 
del Cielo , dcfcolgandofe por vna lo- 
ga , que avia hecho de tela de ara- 
ña ; y que andando por cüe mun- 
do , delkrró á Quetzalcohuatl , que _, 
en Tulla fue muchos Años Señor, ^"J^-'-'** 
( como decimos en fu Hiftoria)por- '^'''*^'''' 
que jugando con él á la pelota , l§ 
bolvio en Tigre , de que la Gentes 
que los citaba mirando , le elpantó, 
en tanta manera i que dieron todo$ 
á huir , y con el tropel que lleva^ 
ban , y ciegos del clpanto concebía 
do , caieron , y fe defpeñaton por* la 
barranca del Rio , que por alii pal-a; 
y fe ahogaron 5 y que Tétzcatlipuca 
fue perfiguicndo al dicho Quetzalco- 
huatl de Pueblo en Pueblo , hafta 
qué vino a Cholulla , donde le te- 
ñían por pricipal Ídolo , y alli^ fe 
guareció , y eltuvo Ciertos Añoj. 
Mas al fin ,• Tétzcatlipuca , cohío 
mas podcrcfo , le hecho también de 
alli , y fueron con él algunos fus de- 
votos , y aficionados , hafta cerca 
de la Mar , donde dicen Tlilapan, 
ó Tieapan , y que alli murió , y le 
quemaron el cuerpo los que le acom- 
pañaban , en elta adverfidad ; y que 
de entonces les quedó la coflumbre 
tan guardada de quemar los cuerpos 
de los Señores difuntos ( que es fá- 
bula , conio las demás , porque {5©f fom.i cáf 
fu Hifioria vimos, averie dcf^pareci- -].iih,\. 
do ) y que el Alma del dicho Quet- 
zalcohuatl fe bolvió , y trasformó en 
Eñrella > y que era aquella , que al- 
gunas veces íe, ve hechai de si vn 

íaio 



go 



íihro Sexto 



raio como lan<;a 5 y algunas veces fe 
ha villo en ella Tierra la tal Come- 
ta , 6 ElUella , y tras ella le han 
,vifto Icguir peftilencias , en los In- 
dios , y otras calamidades. Pues bol- 
viendo á Quetzalcohuatl , algunos di- 
jeron , que era hi;o dtl Ídolo Ca- 
maxtli , que tuvo por Muger á Chi- 
malma , y de ella cinco hijos , y de 
cfto contaban vna Hiítoria mui larga. 
Otros decían , que andando barricn- 
tío la dicha Chimalma , hallo vn Chal- 
chihuitl ( que es vna pedrcij-üela ver- 
de ) y que la tragó ^ y que de cfto 
fe empreño , y que afi parió al di- 
cho QLietzalcohuatl , que es contra- 
rio á lo que dejamos dicho j por- 
que los Tulrcds dicen , que de cftc 
furto nació Huitzilópuchtli i aunque 
o vno , y lo otro es falfo , y nolc 
cuenta , fino por cuento. Del Ídolo 
Camaxtli , de quien fe ha hecho 
aquí mención , eran mui devotos los 
Caladores , porque les aiudafic á ca- 
car , teniéndolo por favorable , y 
propicio para el eteclo de la ca^a > y 
afi , quando querían ir á ca(jar , ó 

Íiefcar , primero le facrificaban , y 
c ofrccian fu fangre , ó otras cofas. 
De lo que arriba fe hz tratado le co^ 
Jigc , que divcrfos Pueblos , Provin- 
cias , y perfonas, tenian diverlas opi- 
niones acerca de fus Diofes ; y que 
algunos dudaban de ellos ; y efto no 
ts tanto de admiración en perfonas 
viles , y bajas ,■ ó pueñas en extre- 
tnas ncccfidades, quanto es de notar 
en perfonas calificadas , y en gran- 
des Señores , como en fn tiempo lo 
T»m.iJ¡h. eran les Reies de Tetzcuco ^ Neca- 
i*.f^.<;4. hualcoyotzin , y Ne^ahualpiltzintH 5 el 
vltimo de los quales , no folo con el 
cora(jon dudó 1er Diofes los que ado- 
íaban ; mas aun de palabra lo dio á 
entender , diciendo , que no le qua- 
draban , ni cílaba fatisfecho , deque 
eran Diofes , por las razones , que 
fu vivc<^a , y buen natural le mcñra- 
ban , como en fu Hiftcria decimos; 
porque era en tanta manera vivo, y 
entendido efte Cacique , que aun en 
el Bificílo quiío caer , y atinar , pa- 
icciendolc , que fe alongaban las ficf- 
tas 5 y no veniaii á vn miíúio tiem- 
po en todos los Años. De efte mif- 
rao Cacique íe cuenta , que por na- 
tural razón , y fu buena inclinación, 
■ aborrecía en gran manera el vicio ne- 
fendo ; y pucfto , que algunos de 
JfNS dCHais Cgcj£ues ^o gcrmitian^cí-. 



te mandaba tratar a los que lo co^ 
mctian , como alli diximos. De ma- 
nera , que acerca de Its Dioles , y 
de la Creación del Hombre , divcr- 
fos dcl.uinos dccian , y tenian. De 
que alguno lubiefe al Ciclo , no avia 
mem.oria entre ellos ; mas era fu opi- 
nión , que todos iban al Infierno, y, 
en ello no dudaban ( cün:o eiiu era 
gran verdad , para ellos , y lus an- 
te pafados , pncs no akancaron á co- 
nocer á Dios , y víaban de grandes 
pecados , e Idolatrías) y también te- 
nian por cierto j que en el Infierno 
avian de padecer divetlas penas , con- 
forme á la calidad de los delitos ; y 
afsi , en lo primcíO coliformaban con 
los Gentiles antiguos, e|ue h las Ani- 
mas de buenos , y malos hacian mo- 
radoras del Infierno , como lo euefl- 
ta Virgilio en fus Eneldos , clcrivicn- 
do la bajada de Eneas á aquel lugar. '^«^"'•'*4 
Y en lo legundo , concucidan lam- ' 
bien con ellos , pues alli fe refiere , la 
divcrfidad de toímcntos , que vio 
Eneas ; y por el conliguicntc , cou- 
íorman con nolbtios los Chriííianos, 
que tenemos per Fe, lo que cndivcr- 
las partes de la Efcrituta Sagrada fe 
dice , que fegun la medida del pec?.do,' 
íerá la manera de las llagas 5 y qucnto ■P'*'- ^r* 
le glorificó , y cftuvo en deleites , tan- ^/"'f*''»^^ 
tü tormento, y llanto le daréis. Algu- 
nos de los Indios daban á entender, 
que fus Diofes eran , ó avian lido pri- 
mero puros Hombres ; pero pucüos 
dcfpues en el numero de los Diofes , ó 
por Icr Señores principales , o por algu- 
nas notables ha<^añas , que en fu tiem- 
po avian hecho. Otros dccian , que 
no tenian á los Hombres por Dioles, 
lino á los que fe bolvian,ómcftraban, 
óaparecian en alguna otra figura, en 
que hablalen , ó hiciefen alguna otra 
cofa , en que parecielcn íermas que 
Hombres. 

CJT. XLVI. íDe la mancraqut^ 
tenian en orar ^ y por qué ^in" 
taban a fus Diojes tan 
feos. 

Jij''5^f^^ Ara aver de orar á fus 
^v^l ■^^^^ Dioles, no fabian, qué 






<^ 

^^ cofa era ponerle áa 
íJi^i^ rodillas, Imo en cu- 
^ clillas , como íuelea 
ellár para parlar , ó 
dcfcgníari?"!!!^'? (<^vc Ja poca reve- 



*'^%siim:ff^^ 



de la Jídonarqí^ia Indiana, 

réncia , en que teniaii á fus Dioks. Y Diofes , es como los piívtaban 
es tic maravillar , coma el Demonio, 
pues apetece íer adorado , y reveren- 
ciado, en la forma, y manera que el 
niilinoDios, no les enieño el poiierfe 
lé de rodillas > quando le hacian ora- 
ción , íegun que todos los Fieles lo 
han vlado , y vían , al tiempo , que 
onecen fus oraciones á Dios , y ios 
miímos Indios , aora defpues de Ciiril- 
tianos , elUn tan pueílos en ello , que 
fe eftarán tres , y quatro horas de ro- 
dillas , lin menearte de vn lugar. Quan- 
do oraban , dicen , que no pedian per- 
don de la culpa , lino que no tiieíe Tá- 
bida , ni publicada , por donde les vi- 
niete mal , ó daño alguno. Y eílo 
procedia de temer íoiamente el calti- 
go preíente , y temporal , y no con- 
lidciar el eterno del otro Mundo. Y 
ali pedian también eftos los bienes 
temporales , y no la gloria , porque 
no la elpcraban; pues teman opinión, 
que todos , afi como afi , iban al In- 
fierno. Y aun aora , con etíailes tan 
predicado, yconfeíarloeÜos cada dia CAf. XLVll, <Dc lo que tentm 
por lii boca , diciendo los Artículos 
de la Fe , parece averies quedado al- 
gún raftro de Tus Abuelos en cilio , de 
temer mucho los mas de ellos , en 
común, el acote, ycaíligo temporal, 
y no confiderar tanto ei eterno del 
Infierno , ni tratar mucho del defeo de 
la Gloria. Aunque bien entiendo por 
otra parte , que fon muchiíimos los 
que van á go<¿ar de ella > y ferá , que 
no mueítran exteriormcntc todo lo 
que tienen en el coracon. No fabiaa 
á que parte era el Infierno , mas de 



, ó ef- 
culpian tan fieros, y eípantoíos. Por- 
que ll eran Hombres , ó aparecieron 
al principio, como Hombres (íegun 
arriba fe dijo ) no les avian de dar otras 
feas , y tan fieras figuras , íino de Hom- 
bres. A efto fe puede rcfpondcr , que 
como á veces aparecían á algunos , en 
aquellas diverías formas , que querían 
fingir , ora fucle en vilion , ó en fue- 
ños ( los quales ellos mucho creían ) 
parecióles figurarlos como los vian, o 
lonaban. Y la ra^^on porque los Demo- 
nios les debían de aparecer en aque-i 
lias terribles , y eípantolas figuras , íe- 
ria porque todo lo que hacian los In- 
dios , aunque fueíe en fervicio de lus 
Dioíes , lo hacían por temor. A ella 
caufa ellos les aparecían , y los Mi- 
nistros los hacian pintar tan horribles; 
porque les tuviefen mas temor , como 
gente que por íus pecados afi lo mere- 
cían , permitiéndolo Dios por l'ecretc^ 
juicio luio. 



por T)emmlo ; y de como les aparecií^ 

algunas li'eces 5 j qué fentirmm- 

no tuVieron de el 

Anima. 



O que los Indios en fu infi- 
delidad tenían por Demo- 
nio , no era ninguno de 
eftos ( aunque tan fieros, 
y mal ageftados , y que 




realmente lo eran ) fino á vna fantafma, 
que avian de penar para fiempre. Ver- 6 cofa elpantola , que á tiempos efpan- 



dad es , que íegun el vocablo que en 
lli lengua vfan los Mexicanos , para lo 
que notbtros llamamos Infierno , que 
es lugar de los dañados , ellos dicen 
Mictlan , bien podemos inferir , que á 
la parte del Norte , por fer lugar vm- 
brolb , y oblcuro , que no lo baña el 
Sol, como al Oriente, y Poniente, y 
Mediodía , ponian ellos el Infictno, 
porque Mictlan propiamente quiere 
decir , lugar de muertos , y es ( como 
fe ha diclio ) lo que nofotros llamamos 
Infierno , que es lugar de los que para 



taba á algunos , que á racon Icria el 
milmo Demonio. Y á elta fantatma 
llamaban ellos Tlscarecolotl , que quie- 
re decir : Pcrfona , Buho , ó Hombre, 
que tiene geilo , 6 parecer de Buho; 
la qual dicción componen de Tlacat!, 
que es Perfona ; y Tecolotl , que quie- 
re decir. Buho ; porque como el Buho 
les parecía de mala catadura , y aun de 
oír lli triíte canto le atemoricaban de 
noche ( y oi día muchos de ellos fe ate- 
morican , y lo tienen por malagüero.) 
A efta caula aplicaban fu nombre a 



fiempre mueren , y a la Región , ó á la aquella temerola fantafma , que a veces 

parte del Norte , llaman los Indios Mic- aparecía á algunos , y los eípantaba. Y| 

tlampa , que quiere decir , acia la van- no ha dejado de aparecer , y efpantar a 

da , ó parte de los muertos. De donde algunos Indios, deípues de Chriíliianos, 

bien le infiere , que acia aquella parte en aquella íbrma , y en otras muchas,- 

ponían ellos el Infierno. como otros Religioíbs , y yo , lo hemos 

Lo que parece admirar cerca de fus fabido .de eUos , viniendoeípantados á 

con- 



Si Li^o 

coafoLirn; con nofotros, acabado de ver 
div'crfas vilioncs , que como cl Demo- 
nio los conoce por tímidos , y pdíilani- 
mes , procui-a de inquietarlos , por ella 
via , por hacerles vacilar en las colas de 
la¥e. Un Cacique de Amaqu-mecan, 
en tic mpos pj lados , dijo á cierto Reii- 
giolb,que á lu L'adre le aparecia el Dc- 
nionio , en figura de Mona , á las cfpal- 
das , (obre el vn hombre ; y bolvicndo 
á mirarle , í"c le bolvia al otro, y aísi aiv- 
daba jug,uviode vna parte a otra. Otras 
Veces dicen , que aparecia á alguno 
realmente en ii gura de fantaf na , y pcr- 
Ibna mui alt.i,y quecl que tenia animo, 
asia d¿l,y \\o le aojaba, lialta que le pro- 
metiere, o hicielc mercedes, de manera, 
que con l'u aiadapudiefe prender a al- 
gunos en guerra , por donde hiele ei- 
ti.nado , y valieíc , y tuvieíe de co- 
mer ; p-jrqu.: elbe era el medio por 
donde tos indios eran mas tenidos , y 
fabian á miiorcs ellados. Morando 
cl Santo Varón Frai Andrés de Ol- 
mos en el Convento de Cuernabaca, 
íe averiguó aver el Demonio apare- 
cido á vn Indio , en figura de Señor, 
o Cacique , vertido , y como pucílo 
con joias de oro , y efto fue por la 
mañana , y le llamó a vix campo , y 
k dijo : Ven acá, Fulano, ve, y di 
á tal Principal , que como me ha ol- 
vidado tanto tiempo í Que diga á íu 
Gente , me vaian á hacer fieíta al pie 
del Monte > porque no puedo entrar 
ai donde volotros cftais , que ertá ai 
ella Cruz ; y dicho ello , deíaparecio. 
El Indio hico el meníage , que el De- 
monio le mandó ; y ci Principal , que 
fe decia Don Ju.m , con Gente que 
llamo , fue á hacer la dicha ficUa , y 
alia fe facdficaron , y hicieron fu ofren- 
da. Y cierto Diícipulo , criado entre 
los Frailes , los dcícubrio , y fueron 
prefos , y calUgados ( aunque con 
niilcricordia , por fer nuevos en la Fe.} 
Y el dicho Padre Frai Andrés pre- 
guntó al milmo Indio , a quien el 
Demonio avia aparecido lo que con 
cl pasó 5 y halló , que por íer falto de 
Fe , y hacer Oración a fus Dioíes , ó 
ídolos antiguos , le avia tomado por 
Minillro , y Menfagero , para enga- 
ñar á otros ; y efcrivió el dicho Padre 
la oración , ó palabras , con que avia 
orado ; y en fuma era , que pedia á fu 
Dios fer llevado de cita vida, pues ya 
eran Efclavos , y les era tomada fu 
Tierra , y no cllaban en fu libertad; 
mas no porque cl de corazón quilielíc 



Sexto 

morir ( legbn di)0 ) fino pórqufe nó po-> 
dia con libertad , ni a lu placer , vi- 
vir j y cita imprecación ha fido mui 
viada de Ijs indios añigidos. Cerca 
del Anima avia entre los Indios di- 
verlas opiniones. Los Otomies , que 
lientn lenguaje por si , como menos 
Politicos , pcnfaban , que con la vi- 
da tiel cuerpo a<,"ababa laüíbicn el Ani- 
ma. Mas en general los Mexicanos, 
y los demás , que pariicip^n fu lengua 
( que llaman Nahuas ) tenian , que de- 
jado cl cuerpo , iban las Animas a 
otra parte i y leñalaban dif intos lu- 
gares , fegnn las diferencias de los 
muertos , y de la manera en que mo- 
rían. Decian ,qae los que morían he- 
ridos de I\aio , iban a vn lugar , que 
llamaban llalí can , donde ellaban los 
Diofes , que daban cl Agua , á los qua- 
Ics llamaban Tlaloques ; y los que mo- 
rían en guerra , iban á la Cafa del Sol; 
mas los que morían de enfermedad, de- 
cían , que andaban acá en la tierra cier- 
to tiempo i y afsi, los parientes los pro- 
veían deiopa,y lo demás nccellario, 
en lus Sepulcros; y al cabo de aquel 
tiempo decían, que bajaban al Infierno, 
el qual repartían en nueve eftancias. De- 
cían , que pafaban vn Ilio mui ancho , y 
los palaba vn perro bermejo, y allí que- 
daban para fiempre , que alude á la La-í 
guna Elbgia, y al Can Cerbero de nued 
tros antiguos üentiles. Los dellaxca- 
11a tenían , que las Animas de los Seño- 
res , y Principales fe bolvian nieblas , y 
nubes ,y pájaros de pluma rica, y de 
díverfas maneras , y en piedras precio- 
fa» de rico valor ; y que las Animas de 
la Gente común fe bolvian en Coma- 
drejas , y Eícarabajos hediuudos , y 
Anímale jos , c]uc hechan de si wm ori- 
na mui hedionda , y en otros Animaie- 
jos rateros. Otras muchas opiniones, 
y difparates avia entre ellos, como en 
Gente lin lumbre de Fe , y apartados 
del verdadero conocimiento de nuefiro 
Dios , y Señor, Criador del Cielo, y de 
la Tierra. 

C A'?. XLVíll (De muchos 

agüeros j) fu^)cr/?icmcsy(jue los 

Indios teimn. 

\0 fe contentaba el Demo- 
nio, enemigo antiguo, con 
cl fervicio , que ellos le 
hacían , en la adoración de 
quafi todas las criaturas vi- 
ftblcs, haciéndole de ellas Ídolos, afi de 

bul- 




buiro 'y corrió pintados , íiiio que de- 
mis de eiho , los teniaii ciegos en mii 
maneras de hechicerías , y lupeiibcio- 
nes. Entre Jas quales vnos víaroii de 
-vna manera de Libatorio , ó batió ; y 
los llamados íotonaques , á los veinte 
y ocho , ó veinte y nueve días , qué 
avia nacido la criatura , la llevaban al 
Templo 5 y li era vpron , el Sacerdote 
Maior , y el íegundo en dignidii , lo 
tendían lobre vna grande > y lila pie- 
dra , ó lela j que para el efecto tenían, 
y lo circuncidaban coa cierro cuchi- 
llo de pedernal , y aquello que le cor- 
taban i quemábanlo , y hacíanlo cení-" 
^a. Y con las Niñas hacían otra cere- 
monia tan indecente , que no es para 
tratarie en elte lugar. También de- 
cían íüi pecados delante de fus Ído- 
los , { como decimos en fu lugar ) no 
para que penfaten alcancar perdón, 
ni gloria , delpues de muertos ( por- 
que todos ellos tenían por muí cier- 
to el Infierno ) pero hacían elle ge- 
nero de recoaocimiento , ante íus 
Idol(js ; porque no elluvicfen enoja- 
dos , ni en eite Mundo los maltraca- 
íen , ó privafea de !<-> temporal ; y 
porque no les dcfcubriefen fus peca- 
dos , por donde caiefen en infainia 
con los Hombres. x\lgunos , fe diso, 
que hacían obras penales , para ai- 
cancar íu mal dcfco carnal , con la 



de la Monarquía Indiana, 



los Efpaííoles llaman Tabaco) la te- 
man algunos por cuerpo de vna Dio- 
ía , que nombraban Cihuacohuati. Yi 
a elb caula , puello que íea algo me-« 
dícinal , fe dcb.e taíCi por íbípecho-. 
ía , y peligrofa 5 majormcnte viendo 
que quica el juicio , y hace defatinar. 
al que lo toma. Los Totonaques de 
tres en tres años mataban tres Ni* 
ños, íacabanles los corai^oncs , y de 
la langtc que de allí falia , y de cierta 
goma , que llaman Ulli , que lale de 
vn Árbol en gotas blancas , y deí- 
pues fe buelve ncgta , como pez; y 
de ciertas femillas , las primeras que 
íalían en vna Huerta , que ea fus 
Templos tenian , hacían vna confec-i 
cion j y mala- Erta tenían por cofí 
fagrada , con Qrden , y precepto , quó 
de Icis en feís mcfcs los Hombres de 
veinte y cinco Años avLin de bolvec 
á hacer la mefina cereinania , y las 
Mugeres de diez y feis; Llamaban á 
elta mala Toyolíaytlaquatl , que quíe-* 
re decir : Manjar de nuelka vida. El 
Sacerdote Maior , hacia ciertas ccre-» 
monías , en vna poca de Agua , quan-i 
do conlagraba la Eltatua de el Ídolo 
Huítzilopuehtli , en México , que era 
Iwcho de mala , de todas femillas j, 
amaladas con fangre de Niños , y Ni- 
ñas , que le facntieaban. Y aquelU 
Agua , la guardaban en vna valija; 



pcrfona que les agradaba ; y pa'a cfto debajo del Altar , y fe vfaba de ella; 



hacían cierto hccnico de diverfas 
flores , y lo ponían en cierta parte, 
para confeguir fu mal intento. Cerca 
de los cafami entes tenian fus ceremo- 
nias , atando las veítiduras de Marido, 
y Muger , y en el pedir de la Mu- 
gcf con fus prefentes; Ya que íe la 
daban acompañada (i^egun era la per- 



para bendecir , ó coníagrar al Rci, 
quando fe coronaba j y á los Capita- 
nes Generales , quando fe avian de 
partir a hacet alguna Guerra , les da'* 
ban á beber de ella , con ciertas ce-^ 
reraonías. No faltaron en algunas par- 
tes , Conjitradores deGraní(^o , que 
ílicudíendo contra él fus mantas , y. di- 
lona ) ciertos días , no avia de llegar ciettdo ciertas palabras , daban á etl^ 
á ella , fino que alunaba, y fervia á tender , que lo arredraban , y echa-^ 
fus Ídolos , ante los quales, durante ban de lus Tierras , y términos. Lá 
el termino de las bodas , hacían fus catnc de los íacrificados ante fus Dio- 
otirendas- Y íi llegaba a ella , antes fes , tenian en gran veneración ,• por 
de los días que acoftumbrab.m abite- poquito que alguno de ella alean cafe, 
ncrfe , tenían por cierto , que les avia Brujos , y brujas , también decían ,'qus 



de fucedcr algún mah Y para faber 
íi a\'ian de avenirfe entre si Marido, 
y Muger , recurrían al Libro de fus 
Suertes , mirando fi quadrabaíi los 
íignos , en que arñbos avian nacido, 
conio largamente queda dicho en otra 
parte. También hacian vnos Idolitos 
chiquitos , de femilla de Bledos , ó 
Ccnicos , ó de otras yervas , y ellos 
mitnios fe los comian. Otros dicen, 



los avía , y que pealaban fe bolvian 
en Animales, que (pcrmítiendclo Dios, 
y ellos ignorándolo ) eJ Demonio les 
tepreferitaba. Decían aparecer en ios 
Montes como lumbre ; y que eíta; 
lumbre , de preíto la velan en otra 
parte muí lejos , de donde primero 
fe avia vifto. El primero , y fmta 
Obifpo de México , de buena me- 
moria , Frai Juan Zumarraga , tuvo 



<jue á vna yetva que dif en Picietl ( y¡ preío p, yoq de eños Brujos , que íe 
Xooio ir< ' íi dsi 



u- 



§4 Lluro 

decía Ocelotl , y lo dcftecro para Ef- 
paña , por ler muí perjudicial , y per- 
diüie la Nao cerca del Puerco , y no 
íe fupo mas de ¿1. El unto Varón 
Frai Andrés «de Olmos , prendió orro 
Dilcipuio del ibbredicho , y teniéndo- 
lo en la Cárcel , y diclendole el mif- 
mo Indio al dicho Padre , que fu 
Maeilro le ibltaba de la Cárcel quando 
queria , le dijo el Padre , i"e ibltale el, 
ü pudiele ; pero no b nico , porque no 
pudo. \'erdad es, que d^iipues remi- 
tiéndolo al diciio Ooupo íaoro , por 
no lo poner a recado , Ib loko , y 
dclaparecio. 

Viniendo á los agüeros que tenían, 
d^o , que craa ún cuento. Creua ca 
Aves nocturnas , erpeciaimenre en el 
Buho , y en los M jciiueios , y Lcctiu- 
^as , y otras remojantes Aves. Sobre 
la Cala que fe alentaban , y canraDan, 
decían era l'eñil , que preito avia de 
morir alguno de ella. Tamoien tenían 
los mifmos agüeros , en otras laban- 
dijas, y entre ellas de cierto Elcara- 
bajo , que llaman Pinahuiztli. Tenían 
aliraifmo , que quando la Muger paria 
dos criaturas de vn vientre ( lo qual 
en eita Tierra acontece muchas ve- 
ces ) avia de morir el Padre , o la Ma- 
dre. Y el remedio , que el Demonio 
les daba era , que raatafen al vno de 
los mellicos , a los quales en fu lengua 
llamaban Cocohua, que quiere decir: 
Culeoras; porque dicen , que la pri- 
mera Muger que parió dos , llamaban 
Cohuatl ,"que ügnihca Culebra. Y de 
aqui es , que nombraban Culebras á 
los Mellicos ) y decían , que avian de 
comer á fu Padre , ó .aladre , lino 
matafen al vno de los dos. Decían, 
que el temblar de la Tierra, erafeñal, 
que fe avia de acabar preilo el Maíz 
de lasTroxes. Si perdían alguna cofa, 
hacían ciertas hechicerías , con vaos 
Maíces , y miraban en vn Lebrillo de 
Agua, y dicen, que alli veían al que 
lo tenia , la cafa adonde eftaba •■, y fi era 
jsoíá viva , y alü les hacia entender , fi 



era yá muerta, ó viva. l?ara fabcr 5 
los enfer-nos avian de morir , o fanar 
de la enfermedad que teoian , cena- 
ban va puñado de Maíz , de lo mas 
gruefo que podían aver , y lancaban- 
lü ficce , o ocho veces , como lancan 
los dados ,1js que los juegan; y li al- 
gún grano quedaba en hieito , decían, 
que era feñal de muerte. Tenían por 
el coafiguieate , vnos cordeles , hecho 
de ellos vn mauo;o , como llavero, 
adonde las Mugeres traen colgadas 
las Llaves: laucábanlos enelfuelo;y 
h quedaban reoueltos , decían , que 
era uña! de muerte. Y ü alguno , o 
algunos lalian ellendidos , teniunlo 
por leñal de vida , diciendo , qu; ya 
comeacaba el eatetmo á eilender los 
pies , y las manos. Y li alguna perfo- 
na enfermaba de calenturas recias,; 
tomaban por remedio hacer vn Per- 
rillo de mala de Maíz , y poníanlo en 
vna penca dsMaguei (que es el Car- 
do de donde iizxcí la Miel ) y laca- 
banlo por la m^lana al camino , y de- 
ciao , que el primero que por aili pa- 
fafe , lievaria la enfermedad del pa- 
ciente pegada a los cancajos. Tenían 
por malagüero el temblar los parea- 
dos de loi ojos , y mucho pcibñcar. 
Quando Cilaban al Fuego , y faltaban 
las chifpas de la Lunibrc , tenían , que 
venia aiguno á inquietarlos ; y aii de- 
cían : Aquiuyehuitz , que quiere decir: 
Ya viene alguno , ó quien viene aquil. 
A los Niños , quando los trafquilaban, 
no les quitaban la guedc.xa detrás del 
cogote , que llaman ellos Piochtli , di- 
ciendo , que ü fe la quitaban , cntcr- 
marian , y peligrarían. Y efto oi día lo 
vfan muchos luí mala intención , mas 
de por cl vfo que quedo ; y pot 
ventura otras cofas de las dichas, lino 
que no las vemos , como ella del 
Piochtli , que no fe puede encubrir. 
Otros innumerables agüeros tenían,- 
que feria nunca acabzr quererlos 
contar , y ponerlos por 
eícrito» 



FIN DEL LIBRO SEXTO. 



PRO- 



Sj 




•í;. ■..jj'í^.v 









AL LIBRO SÉPTIMO. 



^^fi^Sy^X A n!agefi¿id de los Reks 
^S S'^|^'^'-|tei tejyipomks , no folo 



í^yihrs^f' 




c^njifte en ¡a eJilntA- 
cíon , que fe inice de 
,fus Ferjortíis , ficttih 
preferliai a todas hf 
áemks de fus Rei.'ios , hno tMrthien en 
hs cofis , con que les t/iL-utan , y pe~ 
cbau fus Vafalios , jimtMnente con l.is 
qw; P.,n del feí'vido ds fus ['erfonas , y 
.íie.i¡es Cafas. El exemplo tenernos , tn 
aiiiiel Arancel , que Dios mjí.ndd leer a 
los de fu Pueblo , por el Profeta Sa- 
muel , quando le pidieron Rci que los 
ngicfe , y gouern^fe , como fe cuenta 
s.Re?,-. ^^ ^^ Libro Príwero de los Reies , que 
dice a/i : PriíKeraniente vue Jiros h.')os 
fer.ln fas Cocheros , y Correos , que em- 
biard de -vna parte d otra. ítem , vuef- 
tras hijas fcrdn del férvido de fu cafa, 
giiifandole la comidí , y haciendo Un- 
güentos , y Aguas olorofas , para fu re- 
crjfi'íon , y gullo, Ítem., fueftros Cam- 
pos , y Viñas , fe fembrardn para fu 
mantenimiento , decimando viiejlros fem- 
brados j y tomando de ellos ío que viere 
convenir , para fu regalo. De manera, 
que la magefiad de vn Rei , no folo fe 
conoce en la eftimacion , que fe hace di 
fu Pcrfona , fino también en los férvi- 
dos de cofas , que fe le hacen , con que 
Jon de iodos reconocidos por Supremos 
Reies , y Monarcas. Pues fi d los Re- 
tes temporales fe les hacen férvidos de 
las cofas , que otros trabajan, y bu' can, 
qaanto can mas rafon deben hacer fe , y 
darfe al Seüor de todo lo criado , comj 
a Criador , que es , de ellas , y de aque- 
llos que las pofeen , y tienen ? Pues de 
aqui nado , que el Hombre ofreciefe d 
Dios alguna cofa , con que le reconozca 
por Maior , y Supremo en todo, EHe es 
el Sacrificio ; porque como decimos en ef- 
te Libro , avieudo Dios , como le ai , quí 
es Señor de todas las cofas, ha de aver 
algún aÜo , con que fea reconocido por 
tal , y e/le es el Sacrificio , con el qual 
nos conocemos por inferiores de aquel , d 
quien ofrecemos el tal Sacrificio , re- 
conociéndonos por criaturas fuias, Efie 
comento en el, p:'iix¿pio del Mundo , y 
' jQmo It, 



fe fue continuando ccn el, difep.rfo , f 
Alimento de il. I por e/la caula me pa- 
reció , aviando tratado de Dios , en ^ 
tnanera que las Gentes le han conocida 
(acertanao , ó erratnlo en Ju condd- 
miento ) tratar de ¡as cofas,., con que k 
han reconocido , y coi f Jado ,• qiíe Jon tos 
Sacrificios , los quJes han JtUo de va- 
rias , y diverfas cojas , :var¡n}^dolos con 
los Tiempos , fegiin que les fue parederf- 
do mejor a los Hombres , que los ofre- 
cieron : comentando a los principios per' 
Te r vas , S emitías , y Plantas , v msdiarh- 
do con muertes de Animales irracionales'^ 
y viniendo de/pues el Demonio d intro- 
ducir en algunos las muertes de Hom- 
bres , con que fe ha dexado fervir di 
Hombres errados , y ciegos. 

E/ie es , pues , ( Cbrifiiano L'¿Íor) 
el intento que be tenido , en infriar 
inmediata?nente al Libro pafado , qu: 
trata de la verdadera , y faifa Religión, 
y la que ejios Indios guardaron , en l.t 
ado'racion del Demonio , efle cpte trat¿t 
di Sacrificios ; porque fiendo liS cofas, 
coa que el Hombre jirve al que rcconO' 
ce por Dios , fe han de decir luego , def-. 
pues ds aver trata io de ¿I , en la ma- 
nera que queda diclio. 2' -no te parezcx 
furra de propofi:o , tratando de Indios 
Occidentales , y de fu modo de Religión, 
hacer memoria de otras Naciones de el 
Mundo , tom.tnd,') las cofas que han vfa- 
do d:fde fus principius i porque vno de 
mis intentos , efcrlviendo e/ia larga , y 
prolixa Hifioria , ha fido dar d enten- 
der , que las cofas , que efics Indios vfa- 
ron , afi en la obfervanda de fu Reli- 
gión , como en las co/lumbres , que tu- 
vieron , que no fueron invenciones fu- 
ias , nacidas de fu folo antojo , fino que 
también lo fueron de otros muchos Hom- 
bres del Mundo , y que nada hi iteren 
e/ios , que no fufe co/iumbre , y hecho 
antiguo i y que todo , o lo raas , que efo- 
tras Kaciones del Mujtdo obraron , fe 
verifica , y comprueba en efla , comu 
parecerá en los Libros tndos , que fe fi- 
guen en e/le Segundo Tomo. T en efis 
prefente veras , que fi el Mundo cernen- 
có Jus Sacrificios por Flores , Je fue lie-. 
H 2 gAni 



gando a muertes de Animales brutos , y 
Jinra^on i y profiguib en Us de Hombres 
criados d la hnagen , y femejan^a de 
Dios , Jegun que ti Demonio poco d 
poce los fue induciendo a e/io { que de 
creer es , que el que fue inventor de ef~ 
tes males en vnas partes , lo feria tafn- 
bien en otras ^ como a^uel que en vnos, 
y en otros quifu plantar fu faifa , y de~ 
Ujiable adoración ) y fue tanto lo que 
tjlos defuenturaios Indios le ofrecieron 
de Sacrijicios humanos en eflas Inlias, 
que excedieron ( fegun que por fus Sa- 
crificios parece ) á todas las Naciones 
del Mjmdo. Pero aquí nos queda cam- 
po , para imaginar por el , los engaños 
¿el Demonio , y margen donde fentemos 
ten toda devoción las gracias inmenfas^ 



que á Dhs fe ¿tebert ; po^ dver defiera 
rudo a efle padre de maldad , de eflas 
infernales abominaciones , y puefio en 
lugar de el ijorrendo Sacrificio de Hom- 
bres , que fe condenaban en el , a penas 
eternas , por fer Idolatras , y adoradores 
de efe rnifino lyemonio , que los engaña- 
ba , el verdadero Sacrificio , que es Dios, 
hecho Hombre , y f aerificado en el Ara 
dt la Cruz , per los Pecadores , el qual 
corre vniverfalmente por todas eflas ef- 
tendiáifimas 'Tierras , ofrecido en la Mfh 
cotidianamente al Padre Eterno j parA 
que por ¿I , aya piedad de todos aque- 
llos , que necefit.idos de fu favor , piden 
d voces ( mediante fu gracia ) elfocorr» 
de fu Mifericordia. El qual , quiera con-, 
cedemos por fu infinita Bondad. Amen, 



LIBRO 



4i iktéV^. 






RO SÉPTIMO 

DE LOS VEINTE Y UN : 

T U A L E S; 

Y monarquía indiana. 

COTAPUESrA POR Fr. JUAN DE JORQUE MADAj 
de la Provincia del Santo Evangelio, en Nueva ■ E/pana. 

ARGUMENTO DEL LIBRÓ SÉPTIMO. 
¿X ESTE LIB\0 SE 'DICE , COMO LE ES AL HOMS^B 
cofa natural el Sacrifiáo , j qmndo comenco eü el Mundo-, pero que tío es 
natural el ofrecerlo de^uaíj o de Otras cofas; 0icenfe lasque los primer oi 
Hombres del Mundo ofrecieron , que fueron de Flores^ luego de Animales irra-^ 
dónales y y llegaron á hac'rfe cfcos Sucrifcios de f^omkes racionales , }2o/oh 
entre e/Ios Indios de e/la Nue-M-E/paña , fino también entre otras Nacio- 
nes del Mundo : los lugares dónde Je hacián efios Sacrificios , y las 
profimdas humillaciones ^ dequelpfabartenellos, 

CAP. /. De como le és natura! al Hombre ofrecer a Dios Sacrifi^, 

cío , de la mi/rna manera que le es natural fu conocimien - 

tOjy la inclinación a eL 




5^^n Rdinariamente ha ávido, 



entre los DodoresSa- 
1 grados * en las cofas 
que abfolutamcñte no 
Ion de Fé ^ diverfos 
pareceres , y opinio- 
nes : porque qüando la Fe no' les ata 
las manos , para que digan vna mifma 
éofa acerca del Articulo, ó Marcrií, 
que fe trata , toman licencia de 1¿- 
guir el camino , que fu parecer , y alr 
Vedrio les abre ; por lo qual decimos, 
que entre los que tratan eíía, de de- 
cir , fi el Sacrificio es natural , o no , han 
variado diverfos , con diverfas iuteli- 
Jomo II. 



gencias , y vías , que han feguido , y 
difcurfos qtlc han hecho. Por lo qual 
( y pata refponder a lo que defeamos )■ 
es necefario advertir,- como mas lar- 
gamente heriios tratado , que no huvo 
Nación , ni h pudo aver en el Mundo, 
tan barbara j y brutal j ni tan inculta^ 
€n las cofas humanas ,• y de ra^on , que 
afi cortio no puede , ñi pudo carecet 
de algún conocimiento , ora lea claror 
ora fea obfcuro ^ ora fea vniveríal , ó 
conflifo , maior , ó menor , poco , ó 
mucho , de que ai Dios Superior ca 
todas las cofas , del qual tienen necefi-, 
dad, para fer aiudados., y focorridos 

B^ to^; 



s^ 



Ijhro Séptimo 



L¡¿.7- Vo- 
lit. cap. 9 . 
Et %.Eth. 
caj>. I o. 



1. z. 5. 8 



todos los Hombres ; de la mifma ma- 
nera no ai , ni pudo avcr Gente que 
pueda ignorar , que cfto que Uama- 
inos Sacrificio , que es vlia protefia- 
cion , y tcÜificacion exterior del cono- 
cimiento , que íe tiene , de el Señorío 
vnivcrlaldc Dios , íobre toda criatura, 
debe l'er dado , y ofrecido á folo Dios, 
y no á otra criatura alguna. 

Lo fegundo i hemos de fuponer, 
que fcgun el Filolbfo , junto con el 
comento de Santo Thomas , y en el 
Odavo de los Etílicos ¿ naturalmente 
nueüro Entendimiento , juzga dcbcr- 
fe á Dios lo mas excelente , que los 
Hombres pueden darle , y ofrecerle 
en lervicio ; y efto le han de ofrecer. 
\Y aun dice mas , cjue con todo lo que 
el Hombre le ofreciere ," fiempre le 
^queda en deuda ; porque ninguna co- 
la puede tener ; ni darle , que lea igual, 
ó equivalente , á lo mucho que á Dios 
debe. Y el que afi ofrece , hace lo 
^e puede , auíique no da todo lo 
que debe, y cita obligado. Y afi aña- 
diremos a effi racon , que lo que fal^ 
ta de parte del Hombre , en elle ofre- 
cimiento , por no ir cabal , y cumpli- 
do , fuple Dios en la aceptación que 
de él hace , recibiéndolo como de 
Hombre mendigo , y no (unciente 
para pagar colmadamente cfta deuda. . 
La racon que prueba la deuda , y 
obligación en que á Dios citamos , es 
iefta : que todo Hombre ^ !por vn inf- 
.tinto natural , fe fíente no. tener cofa 
Cn SI, que no la aia recibido de aquel 
que tiene por Dios ; y por cónfiguien- 
te manera , todo fu ser , y vida , con- 
fcrvacion, y fullentacion. Pues como' 
nueftro Entendimiento conciba eüo 
de aquel que tiene por Diof ; luego 
confecutivamenrc concibe deberíelo 
todo á Dios. Y de aqui es , que nin- 
gún Hombre , ni Reino , ni Comuni- 
'dad puede fatisfacer , ni recompcníar 
iá Dios los beneficios recibidos con 
ningunas obras' y ni trabajos , ni con 
muerte , ni con vida , en quanto es 
■de fu parte , y de fus obras , lino es 
•por la Benignidad con que Dios las 
recibe , contentandofe con aquello po- 
co que vale lo que le damos , de lo 
mifmo que de fus poderoíás , y abun- 
dantes manos recibimos.' 

Siendo , pues , ( como dice Santo 
Thomás ) cola cierta que el Hombre 
reconoce vna caufa , y Dios , del qual 
cuelgan fus aflicciones , y neccfida- 
^es , aíi como en las sq45 naiuraics 



las inferiores cuelgan , y pcnt'en c'é 
las lupciiürcs : de ella niilira uanera 
la Racen rslural dicla al Hcnbrc 
( legín lu natural inclinación ) que 
ofrezca á aqi'cl , qiic rcccnoLC por 
maior , y llipérior que el , vha iu- 
jeccion , y modo de tributo , y pe- 
tho, á lu modo, y contbrme lu po- 
lible. Eüe modo ( proligue Sshto 1 1 ;o- 
más ) es muí conveniente al Hom- 
bre , que lean léñales fenfibles , afi 
como el conotimicnto le nace de 
colas Icnf bles ; y aít nace de ella ra- 
con natural , cjiíe ci Hombre vfc de 
colas ícnfiblcs ; y naturales ; las qua- 
Ics ofrezca a. Dios i cn íeñal de re- 
verencia , y ch ciara dcmonüracion 
de lo mucho , que le debe ; de la 
miln)a mnnera que el éfclavo , --ó íier- 
vo temporal ofrece a in Señor , 6 
Amo algona cola, por tnbuto , o pe- 
cho , con que le le humilLi , y con- 
íieía por menor , y íuio. Pues elle 
modo de dar , y ofrecer pertenece á 
la racon del Sacrificio : y por confi- 
guiente manera ( concluie el Angciico 
Düdor ) que eífa Oblación , y Sacri- 
ficio pertenece al derecho natural , y 
es mui natural al Elombre , ofrecerlo 
a Dios. 

San Chriibítomo , eii la Oración jj¡^^ j^^^^ 
primera , de cinco que hace contra chrifoftcim 
Judíos , parece coatradccir , no fer Orai.i, 
el Sacrificio natural ; lo qual prueba 
Con tres Argumentos ,' dediicido el 
vno , del Capitulo primero de Ifíias, 
adonde hablando Dios con fu Pue- 
blo , dice : Para qué quiero tanto T/alas a 
Sacrificio como me ofrecéis , 6 de 
qué provecho me ion vueíhos Sacri- 
ficios ? Y luego concluie. No os can- 
léis en cfas cofas , porque todas 
ellas las tengo' por abominación 5 de 
donde infiere Chrilofiomo , que á 1er 
naturales , y los Hombres natural- 
mente inclinados á ellas , no fe las 
reprehendiera Dios. El Scí^undo Ar- 
gumento colegimos de el Capitulo 
diez y fíete de el Levitico , donde i"""^- 1?» 
Dios mando fer hechos eítos Sacrifi- 
cios cn el Tabernáculo , y Templo, 
y no cn otra parte , porque los Re- 
lés , y Señores , que facrificaban cn 
los Montes , y Sierras á los Dictes 
Mónteles, no los facrificafen ; luego 
por ella condición fe lo mando 5 luego 
no fon naturales cOos Sacrificioj; , por 
no lér ablblutan.ente voluntario pre- 
cepto , fino psra quitar maiores 
{nales : de la milma m.aucra que er% 

cou» 



concedido el libelo del repudio , ó 
como el que l\eclia las mereaderias 
en ia Mar , por efcapar la vida , que- 
riendo , de los dos danos , el menor, 
que es perder la hacienda , antes que 
la vida, o como le acontece a vndií- 
creto AÍcdico , que tiene á cargo vri 
furiolo enfermo , que le da voces, 
para que le de AgUa j con protefta- 
cion , que de no danciá j íe delpcñarai 
y matará , violentamente , labiendo el 
Medico , que lo hará , negandofclaj 



de la Monarquía Indiana 



8í> 



es la buena , y limpia conciencia , con 
que avian de íer ofrecidos •- porque 
los Sacrificios de la Ley Antigua te- 
niatl fu valor del que los ofrecías y U 
el era malo , ellos eran malos ; y íi 
bueno , buenos , y afsi aborrecía Dios, 
á los que los trataban , que íolo fe con- 
tentaban con la ellcrioridad de el Sa- 
crificio , lleudo verdad ', que e! fin del 
Legislador , y del que los inílituio , fue 
la piedad interior , y la virtud del Al- 
ina 5 por lo qdal diréínos ( declarando 



pcrmiteíelo, eligiendo de los dos males á Chriíbftoiíio , y íiguiendo á Frai Ada- 



el menor. 



El Tercero Argumento es eíte 



F>: Adanti 



lemos decir acá , que de los enemigos, 
los menos ; pues li Dios puto tanta ta- 
la en los Sacrificios , y íiefias , y So- 
lemnidades , fean afi, ó afi , de ella ma- 
nera , 6 de elotra , lean tantas , y en ta- 
les , y tales tiempos , y no en todo lu- 
gar j_ni en todas partes , fino en tal lu- 
gar, y con tales coildiciones , y cir- 
cuníiuncias , lea en la Ciudad de Je- 
rulálén , y no en coda ella indiferente- 
mente , lino ed ídld el Templo , y vlti- 
mamerfie vino a dar cóú todo cu tier- 
ra : luego üguefe , qué los aborrecía, 
como por palabras efprefas de Ilaias 
lo dice el mitmo Dios por eítas : Vuel- 
tras íblemnidades aborreció mi Ani- 
ma , y he trabajado , y hecho mucho 
en lufnrlas í Luego ligUefc , que las 
aborrecía abíolutamente ( dice el Doc- 
tilsimo Chriíbllomo ) y que no las que- 
ría , ni eran de íu güito , y aísi , los Sa- 
crificios no lo fueron ; ni por coníi- 
guientc mailerá íiaturales , lino permi- 
tidos , por evitar maiores males, y lo- 
curas de Hombres defatinados , incli- 
nados á la falla adoración de los' 
ídolos. 
D. tíieron. Contra efta opinión de el clo- 

inlfai.c.i. quentifimo Chritoftomo , eftá la úc el 
Divino Gerónimo j en los Comenta- 
rios de ítalas , Ibbre el Capitulo pri- 
mero i el qual dice , que eri ninguna 
manera le ha de entender abíoluta- 
mente, que Dios aborreció losSacri- 



fno , que fe aprovecha de las palábiraS 
So- de San Gerónimo ) que los Sacrificios 
foii naturales , por los quales pedia 
Dios 5 lio tanto las cofas ofrecidas , y 
lacrificadds , íino la deVocion , y pie- 
dad del Alma j coil que avian.de fec 
hechos los Sacrificios , y revocar tara - 
bica por eliá via , y apartar ¿ los de fu 
Pueblo ', que río los ofreciefen á los 
Demonios ; y eá fiiet^a que digamos, 
que los Sacrificio^ Ibrí de Ley Natu- 
ral, pues es Regla feCebida entre Sa- 
bios , que aquello j quó tddás las Na- 
ciones de el Mundo harí vfado , es 
Coía natural , por quanto la natura-» 
leca miíma fe inclina á ello , y vemos; 
que todas los han víado : luego es coli 
natural. 

Pues fi tomamos la carreta de fus 
principios , en los mui recientes , y 
tiernos de la Creación de el Mundo, 
íabemos aver ofrecido Sacrificio Caiu, 
y Abel; Noe lo ofreció , luego que 
lalió de el Arca. MelcHifedec ( de quien Gen.c, i^ 
dice la Sagrada Eícíitura , que era Sa- '"• ' 8. 
ccrdote de el Aititsirílo DiOs } ofreció 
pan , y viíio : Abráhan e.o la di.viüon, 
y partición de lá Baca > y etto avia ^"•'^•^Si 
de fcr ( para fer bueno el Sacrificio) 
por vna de dos maneras. La vna , por 
íer cofa natural j y á que la na cúrale- i 

za naturalmente fe inclina ; y fiendo- ; 

lo atsi , ya vemos por efte modo fec; 
La otra , por reveláciop , jPi 



natural 

inipiracion Divina j porque de otra: 
iij«.íii<-, ijut j^iuc «L.v,iiv..iu .v^^v^c»..w- manera (dice Eícoto ) fueran tenidos ^^ 
licios ( en razón de Sacrificios ) fino por Hombres locos , y profumptuo- d.u'qj^ ^ 
que los aborrece , por fer tratados de íbs los de áqilel tieimpo j (i tales co-; 
Hombres malos , y pecadores , no fas hiciéraa * fin beneplácito , y gufto- 

de Dios , pues las hacían en orden , yt 
á fia de agradarle , y que agradandofe, 
de ellos , como vemos que fe agra^P; 
en el Sacrificio de Abel , de el qual ^^^ 
dice la Sagrada Efcritura, que lo acep-: ^^ ^_ ^'^ 
to con ojos de mifencordia ; y de el 
de Noe , que le olió á olor mavifii-. Gen ca^.i^ 



porque los Sacrificios de íüío fean 
malos 5 pues como por lá razón de 
Santo Thomás tenemos probado , fon 
naturales , y cofa licita á los Hom- 
bres , para reconocerte fujetos , y 
obedientes á Dios , como á Supremo, 
... que es en todas las cofas , lino porque 
:>.;.í5b, 1,0 principal , que ea gU^s fe preteijde, 



nío , y bueno 



, ítvia de mandar , por v.iu 
algún 



■pé Líhro 

algún modo ; que fe hlclcfcn. Y pues 
tuvo en erto güito Dios , y vemos , que 
no contradice á lo natural , y que es 
muí conforme á la naturalc(ja ; y íien- 
do conforme á ella , es ra^cn , que íc 
lo atribuíamos^ 

De donde vengo á inferit , no fer 
invención de el Glorioliümo Chrifof- 
tomo , hablar de los Sacriticios en co- 
mún , que vn Hombre tan fabio, y 
doclo , y cxercitado en el et\udio de 
las Divinas Letras ,• no ignoro eftos 
Sacriticios , y ofrendas referidas ; y fe- 
ria cofa mui de rifa, penfarlo de el^ 
ni tampoco , que no ai Texto expre- 
fo en ellas , que declare fer de volun- 
tad de Dios , el averfclos mandado 
hacer en aquella Lei Natural ; antes 

j/._ ^ dice por lercmias : No trate en los 
tiempos palados , con vueítros Pa- 
dres , cofa de eftas , ni quando los 
faquc de Egipto. Como parece claro 
en el Éxodo , que les dio letcs , y no 
pidió Sacrificios , aunque defpues fi, 
por ráí^on de que el Pueblo no los 
ofreciefe al Demonio , idolatrando, 
por fer tan inclinados á la Idolatría: 
Luego era fiíerca , que pensara , ó 
que eran de L^i Natural , pires los 
Hombres los hacían , movidos por el 
impuifo proprio de nat-uraleca , ó que 
eran de mandamiento de Dios , co- 
mo dice Efcoto ,cn el lugar referido, 

„ ó infpracion fuia. Y como diceSan- 

■''V to Thomás , Dios no queria cftosSa- 

A.aifri. cnncios en razón de aquellas coías, 
que fe le oftecian , como neceíira- 
do , y mencfterofo , y mendigo de 
ellas ; pero pedíalas , por apartarlos 
de la Idolatría , c inducirlos , y aca- 
riciarlos á la obediencia , que á Dios 
deben los Hombres , y traerlos á la 
confidcracion de fus beneficios. Y 
Tiendo efte el intento , y no confi- 
guiendofe , aborrecía las cofas de los 
Sacrificios , por quanto no fe logra- 
ban , ni llegaban al fin , para el qual 
fiíeron ordenados. Y efto es lo que 
les da en cara Ifalas , y con lo que 

' los afrenta , y lo que les refiere Cliri- 

foftomo , y dice , que fi en Iblo ofrecer 
los Sacrificios coníiftiera el fer bue- 
nos , y la obfervancia de la Lei ^ que 
»unca faltaran > y afsi digo , que fu 
ra^on corre , y fe entiende de folos 
aquellos Sacrificios de la Lei Antigua, 
los quales le eran á Dios de enfado, 
y ofenfa , por los pecados atroces , y 
abominables de los que los otirecian. 
lY íi, el Sacciñcio ao fuera de fulo bue-: 



Séptimo 

no , como ceso la Leí, en la mucrtfc 
de Chrifto , y entrada del Evange- 
lio, también cesara; pero vemos , que 
le continuo en el Sacrificio del Cuer- 
po , y bangre verdadera de Chrifto 
nueOro Señor ; porque aunque entró 
otra Ley j no ceso el Sacrificio , íino 
entro juntamente con la Lei Nueva, 
nuevo mcdo de facrificar , que fue 
ofrecer en el Altar á Chrillo en Sa- 
crificio. Por lo qual concluio , que; 
el Sacrificio es natural , como lleva- 
mos probr-do y y que á el fe inclinan 
los Hombres naturalmente , como á 
cofa debida a Dios. Y el mifmo San- DCl-iín?. 
to,en la Homilía diez y ocho,l"obre /forr., 8; 
el Genefis , dice j que facrifico Caín de '»Gf«. 
Jos frucos de la Tierra , movido de la 
inclinación natural ,■ puerta en el Ani- 
ma del Hombre, por el mifmo Dios, 
que lo crio ; no como coft neceíaria 
para Dios , porque refpeclo de efie 
mifmo Dios, ningún Sacrificio ftiene- 
celario , fino relpec^o de el Hombre, 
con el qual fe mueftra agradecido á 
los beneficios rccebidos , y fiijcto á 
k lumiUon , que le debe, por fer fu 
Cñatvira. Eltas fon palabras formales! 
de efte Sapientifimo Santo , con que ic 
prueba el intento.' 

C Af. Tí. Que trata. U Jntmic-^ 

dad de el Sacri/iáo j y /e prueba 

alaer /¡do Adán el primero, 

<¡nc facrifko en el 

Mundo, 



L modo de facrificar c6^ 
fas corpóreas , comcn- 
có en el principio del 
Mundo. Y aunque ncs 




dice la Sagrada Eícritu-i- 



Centf. 4. 



ra , que los dos herma- 
nos Calft , y Abel fueron los Sacrifican- 
tes primeros , y no hace mención de 
otros antes , es de creer , que nucl- 
rro primer Padre Adán fue el inven- 
tor de efte Sacrificio en el Mundo; 
porque fi tenemos probado fer de Lei 
Natural , también hemos de creer, 
que fe principiarla en aquel Hombre, 
en quien Dios pufo efta naturalc^-a, 
que obliga á reconocerle por efie mo- 
do. Efta verdad comprueban muchos 
Hombres dodos, en efpccial lo dicen 
Nicolao de Lira , Olcaftro , y clDoc- 
tiümoToftado. Y que efto fea aü,es 
creíble ; pues como Padre eílaba obli- AM.iíid, 

gado 



Lfr./ .' 



Gen-f. 



D. Hieren. 
in irjd. ''-íf- 
braic.inGe- 
nefitH. 



Levit. C.9. 
ludlc. 6. 
z. Paral'p. 



gado a dodrinar , y cnfeñar i 
bijos vna manera de reconoter á Dios, 
por algunos modos extenores , y poli* 
bies i porque &Üe modo de reconoci- 
miento es neceüirio , para ia adora- 
ción Latría , que Te debe á Dios ; por- 
que otros modos de reverencia , tam- 
bién fe hacen a los Hombres ; pero 
el Sacrificio á iblo Dios es debido, 
€n el qual ninguna cofa criada tiene 
parte , como ia tiene en otros modos 
de reverencia j por lo qual quiio Dios, 
para Icr conocido , y elHma¿lo de los 
Hombres, que fe le aplic;ife elhíupr- 
te de adoración de ¿•aciificio , para 
que por el fusfe aiabado , y adora- 
do ; porqué los que lo viefen , creie- 
len 1er Dios , el que por aquel modo vi- 
lible eralcrvido. 

De como íacrifícaban , dicen , que 
feria haciendo Altar , poniendo en el 
leña , encendiendo Fuego , y bechan- 
do en el el Sacriticio , ora fuele cofa 
animada , ora inanimada. Y que eíle 
fu¿fe el modo antiguo de los prime- 
ros Hombres del Mundo , es mui pro- 
bable , pot el Fuego, que cmbió Dios 
del Cielo , con que abrasó , y con- 
Ibmió , el Sacriftcio de Abel , como 
traslada Theodocion , diciendo , que 
infiamó Dios íobrc Abé!. Y San Ge- 
rónimo lo nota en las Qi-ieftioncs He- 
braicas ; y afsj lo fíente Lira , el ToC- 
tado , y üleartro , en los lugares cita- 
dos } y pruebafe eite modo de con- 
firmación , que hi(,"o con Fuego , en 
eíle Sacrificio de Abel , por otro , en 
que fe moftró agradado de Dios aque- 
llos , que facrificaron , como parece 
en el Lcvitico , en aquel Sacrificio pri- 
mero de Aaron , que bajó Fuego del 
Cielo , que lo quemó ; y en el Libro 
de ios Jueces , del Sacrificio de Ge- 



ík la Monarquía híd'ianaé 

fus 






cion de el , ni ló de por Autor de 
cll6 , fino qu¿ lo atribula á fus dos 
hijoS ; y relponde , que no le dice 
en la Divina Efcriturá aVeílo él prin- 
cipiado ( aunque lea verdad , que lo 
principió ) por razón de que como 
avia fido origen , y principio del pe- 
cado , como aquel , que primeramen- 
te pecó •■, que no era cola convenien- 
te , ni decente, qiic en élfemanifeí. 
taíe el principio , y origen de hi Satf« 
tidad 5 fino mas convenientemente em 
Abel , que fue el primero de los mor- 
tales , que fe llamó Julio , e Inocen- 
te. Efta razón , aunque es de Hom^» 
bíe dodo , parece frivola , y fin fun* 
damenró ; porque dado calo , qotí 
Adán pecó , y que por el pecado 
perdió á Dios , no por efto defpues,- 
que por arrepentimiento , y peniten- 
cia , bolvió a lu gtacia , debe ncgaf- 
fele la gloria , y honra , que pudo 
recrecerfcle en todas aquellas cofas de 
Virtud , y Santidad , que piído hacer, 
y enfeííó á otros , que hiciefen ; por- 
que feria negar , qiie vno , que ha ca* 
metido algún delito contra la MagcC- 
tadReal , no queda pofibilitado para 
hacer cofa buena ; y que ya que la 
haga , no debe publicarle por fuia, 
como en vltrajc , y mcnofprecio del 
que pecó ; y aljnque le fuefe perdo- 
nado el delito , no pafdfe jamás la 
pena , fino que fi cmpre efiuviefe en 
ella , pues fe le negaba el honor , y 
honra , que fe le recrecía de algunas 
obras buenas , que hicícfe , en recom- 
penfa de íu culpa ; y para latistacion 
de la perfona ofendida , y que no ío- 
lo el fe preciaba de fervirla por aquel 
modo , fino que también cnfcííaba á 
otros , que ai i reverenciafen á la Ma- 
geftad Real , á quien tanto fe debe. 
Pues decir de Adán , que porque pe- 
có , y ftje origen del pecado , no es 
ra^on , que fe le atribuia cofa tan bue- 
na , como es el Sacrificio , que es de- 
mofiracion de Santidad , no me parece 
acertado ; afii no me parece , que la 
cian ; como dandofe pot pasado de Sagrada Eícritura quifo hacerle aquefta 
aquel fervicio , lo qual declaraba por afrenta, en no atribuirlele. 
aquel modo. Y efte , fegun tenemos Y fi , por fer pecador , no fiíe 

dicho , fue principiado por el Padre nombrado , la mifma ra<^on avia de 
Adán , aunque la Sagrada Efcriturá no correr por Cain , al qual nombra la 
lo dice* Sagrada Efcriturá primero , que á Abel 

El Padre Pcrcira , hablando de efte 



?.Kíg.i8. deon , y del de Salomón en el Tem- 
itdtc. X j. pJQ ; y en el de Elias , y en el de los 
Jueces , del Sacrificio de Mv\noach. De 
manera , que acudió Dios al vfo , que 
los Hombres tenian de confumir con 
Fuego , lo que le facrificaban , y ofre- 



Sacrincio , fe admira , que fiendo creí- 
ble , que Adán fue inventor de eüc 
Sacrificio , y que lo enfeñó á lus hi- 
jos , no h.iga la Sagrada Eícritura mcn- 



en el Sacrificio. De manera , que pri- 
mero hace memoria de el de Cain, 
que de el de Abel ; y dado cafo , que 
no fuefe primero en tiempo , á lo me- 
nos cslo en la narración ; y fi por pe- 
ca- 



>st\uior Addo , tío Ce liazé mencioa-de Parre de fu Suma 



D. Augujl. 



^avcr lacrincadü , ir^cnus le avi^itfc 
' hacer de Cain , que no l'ok) fa^- pe- 
cador , pero í^vaii pecador, y portal 
, coiueía^iq , y üeciarado cii el b^gra- 
, do Texto , al quai ¿1 gloriólo Padre 
.Amaitino hace Ceibcca de la Ciudad 
,dci Demonio, ,cñ el Libro quinceno 
.déla Ciudad de Dio^s. De (iiauera, que 
fi por pecador , no es razón , que le 
jioiiibre primero , que Abel , mucho 
menos le avia de nombrar Caín. De- 
jTias , de que de Adán , nos dice el 
V, . Elbiritu Sunco en el Libro de la Sa- 

Jjiduria , que tue reaucioo a la gra- 
cia de Dios , Tacándolo de la culpa, 
y delito , que avia cornetido , y de 
,Cain no nos dice nada de ello; por 
lo qual parece i.o Ter apropolito la rel- 
pueíta. Pero , purque ella pueíla la 
ja^ori , me parece , gue (e relponde- 
^á bien á ella , diciendo , que no har 
ce memoru la Sagrada E'crirura de 
Adau , coiüo la !:ace de Abci , no pcr- 
.que no pudiera , lino porque muchas 
.cofas calla , que coino no hacen al 
propoüco de la H-.ftoria , que vi tra- 
^taiido , las pala en lilcncio ; y porque 
la muerte de Abel fue ocahonada de 
aquel Sacrihcio , que los dos herma- 
nos hicieron , fue fuerza , trarar de 
.el , para decir de ella ; porque para 
j decir, que Caín maro a lu hermano 
Abel , fue necefario decir la ocaíicn, 
y caula , que fue la embidia , que con- 
cibió Cain de el favor ,qüe Dios avia 
hecho á íu hermano , en aceptar ( con 
figno viílble ) fu Sacrificio , deipre- 
ciando el que el avia ofrecido , de 
donde comenco á quererle mal , v a 
.tratar ociUtamenre , y en fu pecho, 
de matc'rle. De lucrte , que porque 
eíic Sacrificio tlic la caula de ella mal- 
dad , lo nombra la Sagrada Elcritu- 
ra , y deja los que lu Padre Adán 
podia aver hcciio , porque no avia 
cpü particular , que decir de clJos; 
y alsi , como cofa vfadj , la dá la 
Sagrada Elcritura , por prcfapuelta, 
fío diciendo , que invenuron los dos 
hermanos cola por donde le delavi- 
nieron , Uno que deipues de mucho 
tiempo que avia , que exercitaban , el 
vno la Agricultura , y el otro la Paí- 
torla f hiciero.i vn Sacrificio , cada 
qual de las cofas , que excrcitaba, 
el qual Sacrificio fue la ocaüon de 
la muerte de el Julio , v Sanco 
Abel. 

Alejandro de Ales , en ia Tercera 



, Hace. Autores ¿^ Ak.rand.i. 
la invención de el Sacrificio á Cain, /'■?•??•'"• 
y a Abel , y niega ayer iido inven- ¿^¿^^,^^ ^ 
cion de Adán, íu Padre; y dá la ra- „,.,.J j,.^. 
con , d;cicr:do , que le dice aver cor ratlom^. 
meneado la Iglelia en AkteP, y no ari.-¡. per_ 
.defde Adán ,í-por avcr incurrido, en '^'^"^ 
pecado mortal , dclpucs de la lanti- 
dad , y gracia , en que -fu.e .criado; 
porque íi le dijclc , que avia fomen- 
tado en Adán, diriamos tao/bien, que 
en a'gun tiempo falta la igleha , lo 
qual ts de grande iuconvcnicnce j por- 
que lo fuera grande , que aviendo cor 
¿meneado falrara ; y aisi , ccmcuí^o en 
Abel , y de. la nnlma manera , que 
comcncó ia Ig'etia en el , también co- 
menco el Sacrificio. L'emas ( dice lue- 
go ) que Abel fue forma , dechado , y 
figura de la Iglciia , por la inccencu 
oe lu vida , y por la lántidad de lus 
collumbres , y virguíidad perpetua, 
en las quales colas le manificlla la ino- 
cencia de la Iglelia, y ea tu integri- 
dad , y entereca en todas las colas; 
por lo qual convino , que de Abe', 
comen^ilc el Sacrificio ,y elle vio , y 
ceremonia de lervir á Dios. , p^ra el 
qual fueron iníluuidos los ¿acriri- 
cios. 

Con eftas raigones pretende pro- 
bar elle dücliiimo Varón lu intención, 
y reíponde á las objeciones , que pue- 
den ofrecerle , ablblvicndolas eon otras 
á eíVe modo , y que luenan lo mil- 
nio ; pero ( laiva fu mucha autori- 
dad , y reverencia , y la devocioi?, 
que le tengo , no folo por fer tan 
doélo , y Keligiofo nueílro , fino por 
la mucha lantidad , que de el , le di- 
ce ) parece no contradecir fi^s faco- 
nes á nr.cflro intento , que dado ca- 
ío ( como lo confi(.lb)que la iglelia 
ccmenc.ó de Abel , no contradice á ci- 
ta verdad , que el Sacrificio aia co- 
uiencado de otro primero ; porque 
aunque lúe ceremonia Ecleíiaíiica , no 
de tal manera incluía en racen de lele-, 
lia , que no pudiele cxercerfe antes 
que [j, Iglelia coméntale en Abel. Por- 
que orar á Dios, reconocerle por Dios, 
pedirle auxilio , y favor , como á Su- 
premo , confelárle por Hacedor de to- 
do lo criado , todo aquello es per- 
teneciente á la Iglefia ; porque fin ello 
lio ai Iglefia perfecta , y aun es lo di- 
cho el riindamento de ella , porque 
como dice el Apoflol , al que fe lie- ^ ^j^,^^ 
ga á Dios le convieuc , que crea que u. 
ai Dios , y que es Pagador , y Remu- 

ne- 



ncrador de todo bien. Y li ello no 
cieuü , no leria de los del Gremio de 
la Igieüx. Pues quien uegairá ; que 
elUs colas no las conoció Adán , y 
las confeso ? Porque negarlas en él, 
es negar la verdad de la Sagrada Ef- 
critura , porque conoció fer hechura 
.de llts manos , y en aquel (ueñomif- 
-teriólb , que tuvo , vido ib poder , for- 
mando de iii coftilia á laMuger,que 
le dio por compañera ; vidoTe aver- 
goncado , quando le faltó á la pala- 
bra en la tranlsrelion de el manda- 
miento , y ablconüofe de fu preferi- 
cia j temió a íu voz , hechóle de eí 
Parahb , y faiió de el llorandd i y co- 
mineo á conocer fu miferia , y á fcn- 
tir la falca , que el favor de Dios le 
hícia ; era fuerca , que en taota cala- 
midad , y trabajos bufcára algún ali- 
vio j no le podia tener , fino en fo- 
lo aquel ^ que le avia criado ; por- 
que todas las demás cofas criadas le 
avian aleado la obediencia , y le ne- 
gaban eJ Ibñoiio , que antes tenia eri 
ellas ; pues para el\o era necefario bol- 
verfe a Dios , y pedirle miíericordia, 
y faberle agradar , y deíenojar pon 
algún modo , y efte avia de fer 
algún genero de fcrvicio , ó Sacrifi- 
cio. 

Decirme han , que fue Sacrificio 
él que Adán hico , para bolver á la 
gracia , y amiltad de Dios > pero que 
eíle fue interior , de contrición > y 
arrepentimiento , y converflon á Dios, 
por dolor , y lagrimas de averie ofen- 



de la Monarquía Indiana, 



n 



confta por ella fer mandamiento de 
Dios , ni i nfpíjíacion Divina : luego 
inclinación natural ; con que natural- 
mente el Hombre fe inclinó á ofrecer 
efte Sacrificio. Pues íi ella inclinación 
fe concede á la natürale<ja ; por que 
íio fe le concederá al Hambre , cii 
quien primero tuvo principio í Y 11 
fe le concede el Sacrificio interior, 
que es de dolor , y contrición ; por 
iqué no fe le concederá el exterior, 
que es de alabanca , y refpeto ? De- 
cir ( conio dice luego ) que no era 
racon , que vn fervicio tan honrólo, 
como es el del Sacrificio , comen(^a-« 
fe por el que avia pretendido def- 
honrar á Dios , pecando contra él , y 
quebrantando fu Mandamiento , no fe 
figue , porque no porque pecó fe le 
ha de negar , demás de fu conver- 
íion , otro qualquier modo de fervi- 
cio ( como tenemos antes probado. ) 
Demás , de que Tiendo la culpa pu«i 
blica ( conAo lo fué , y tan conoci- 
da del linage humano ) no bailaba, 
para el buen exeraplo , y fatisfacion 
de los que fabian lu pecado , que él 
interiormente fe arrepintiefe , fino que 
rnoftrafe efte arrepentimiento , en co^ 
fas exteriores 5 porque aunque , para 
con Dios , cñá cumplido en la ma- 
nera dicha , es menefter también fai- 
tisfacet á los Hombres , íl el cafo pida 
fatisfacion.' 

CAfir. ni. Ti onde fe dice^ 



dido ( como lo dice el raifmo Alexan- que aúneme el Sacrificio es al Mom-^ 

hre natural , no lo fon las cofas , dé 
que fe ofrece^ ni Jon litnos los 
■inodos , con que fon los 
Sacrificios ofre- 
cidos. 



dro.) Pero por qué, íl fe le conce- 
de efte Sacrificio interior ^ no le le 
concederá eí exterior , y viüble ? Por- 
que dado cafo , que aquel le baftó 
para ganar la voluntad de Dios , y 
merecer perdón , no foló baftaba ef- 
te para fervirle , lino que también 
era nccelario otro exterior , para re- 
conocerle , el qual era el Sacrificio 
de yervas , ó animales , fegun que la 
racen natural diítaba al Entendimien- 
to humano. Y para maior claridad de 
efta verdad , hemos de fundamentar- 
la con lo que el mifmoAlexandro di- 
ce , del tiempo' de la Lei Natural; 
porque tiene , que el Sacrificio no fue 
dé mandamiento exprefo de Dios en- 
tonces , ni tampoco Revelación Divi- 
ija ; lo qual prueba , diciendo , que 
Caín , y Abel ofrecieron , en aquellos 
primeros tiempos , Sacrificio , como 
parece por la Sagrada Efcfitura , y no 




Or el Capitulo pafádo* 
hemos vifto , coma 
el ofrecer Sacrificio 
á Dios , es cofa na- 
tural al Hombre ; en 
.Efte decimos , que las 
cofas de que fe ofrece , ó en que 
fe ofrece , no fon de Lei Natural, 
fino que fe dejan á la determinación 
de los Hombres , ó de toda vna Co- 
munidad , ó de aquel , que la rige, 
para que por lei , ó por coftumbre, 
ó por mandamiento las determine ; o 
íi efta faltare , c^^ perfona particu- 

laE 



S.Thtm. t, 
i.q.$<¡.ar. 
2. in corp. 
an.fS" 1,1, 

«dprirn. 



p^ Lihro Séptimo 

tar ticní licencia 'de ofrecer lo que ra facrificar 
quiúere. Y a'si decimos , que las co- 
fas en que , 6 de que , le ha de hacer, 
y ofrecer el Sacrificio , toii de Lci Poli- 
tiva , y no de Lei , ó Derecho Natural. 
Lo diciao Te prueba ; porque to- 
do aquello en coiiiun , es de Lci Natu- 
ral ( como dice Santo Thomás ) que 
queda lü determinación remitida al 
Derecho Potitivo. Alsi como que los 
malhechores lean calhgados ( que la 
miíma Lei Natural lo dicta ) pero que 
íca con tal , ó tal pena ^ y caÜigo, 
no lo dice la Lei Natural , lino el 
alvedrio , y juicio del Legislador , ora 



fea Dios , ora ci Hombre. De ella 
niiíma manera decimos , cjue la ofren- 
da del Sacrificio en común , es de Lei 
Natural , y en cito todos convienen; 
pero lii determinación ( conviene á 
laber , que lea ea eíto , ó en efotru) 
es de Leí Pafuiva , Divina , 6 HumanaJ 
y en cito diíicren. 

También ie prueba por lo que dice 
'Ar\J}.nh',c, gj piíoj^jfo en los Ethicos ; donde , ha- 
^.(ap.ii. j^j^^j^ j^j Derecho Natural, y Le- 
gal , ó Pofuivo , cxprelamente pone 
por cxcmplo , que facrificar vna Ca- 
bra , ó dos Ovejas , dice , que per- 
tenece ai Derecho Poiitivo , ó Inf- 
titucion humana. Y mas clara , y veri- 
íimilmente fe prueba con los Sacrifi- 
cios , que los antiguos Padres hicie- 
ron , porque Abel ofi:cció de fus ga- 
nados , Caín efpigas , Melchifedech 
pan , y vino , lin encontrarle eftos 
Padres referidos en fus Ofrendas , y 
Sacrificios ; y los del Pueblo de Dios 
los bÍ9Íeron , fegun el orden, que de 
el milmo recibieron , conviniendo to- 
dos en el Sacrificio , y difiriendo , y 
apartándole los vnos de los otros , en 
el modo, y cofas facrificadasj por lo 
qual vemos , que aunque el Sacrificio 
es de Lci Natural , el modo no es lino 
idc Derecho Policivo. 

CAP. ÍV. De como en los primeros tleni' 
fos dt el Aiundo , los primeros , y anti- 
guos Gentiles f aerificaron d fus Diofes 
yervas , y fiares , fin h&z.er otro_ 
rüngíin genero de Sacri- 
ficio, 



Upueíto ya , que los Hom- 
bres fon inclinados natu- 
ralmente al Sacrificio ( co- 
mo hemos viÜo , y de- 
jamos probado ) digo, que 



, fuefón yervas , flore?, 
y ramos de Arboles , y fahumcrios 
de cofas odoríferas, y aruir.aticas , y 
no vlaoan de otra cola ; porque ma- 
tar animales , ni cola viva , no lolo 
no lo permitían , pero tenianio por 
pecado grave. Por lo qual Licurgo, 
que dio Leics á los Lacedtmonios, 
infrituió , que de yervas , y eílas co* 
las , que mas preJ.to pueden fer ávi- 
das á las manos , fin aihcion , y tar- 
danca , le ofrecieíen los Sacrificios; 
y la racoií cjiíe daba era , que no lu- 
cedieíe acafo j que por dificultad dd 
las materias i por no poder Icr ávi- 
das tan prefto , fe dcjafen de hacec 
los Sacrificios , fiendo cofa tan nc- 
eeíaria. Y dice Horacio , que al Dios 
Genio ofrecían los Antiguos en Sacri- 
ficio flores , y vino. También vfaban 
de incienlos , y colas odoríferas , las 
quales ofiecian á lus fallos Diofes, co- 
mo lo dicen Tibulo , y Ovidio , y 
Perno. De manera , que los Sacrifi,- 
cics antiguos , entre las Gentes bar- 
baras , y limpies , de aquellos ligios, 
eran ellos , aiíadiendo también , co- 
mo hico Cecrops , Rei de Atenas , que 
á Júpiter , a quien el tenia en mif- 
chü , fe le üficciefcn fiuras de pel- 
tre , que llamamos de fartcn , como 
fon buñuelos , y otras cofas dulces, 
y enmeladas , hechas de harina mui 
cernida, como lo dice Paufanias, en 
el principio de fu Libro ocl^avo. Y 



IJor. Ub. yt 
epift.i. 



ribull. ¡ib. 
1. de. 2. c?* 
/■¿.I. f/e-.y. 
O-j'id amor* 
1. ti'f(;.8. 

/ 1 Perfi. 
Sat. i. ^« 

crim. 



Didimo dice , de los de la Provincia 
de Arcadia , que ofrecían tortas , he- 
chas de la ñor de la harina ; pero los 
Troianos acollumbraron á ofi-ecer á 
fus Dioles , no incienfo , y otras co- 
fas odoríferas , fino humo de Cedro, 
y Cidro , por fer Árbol de madera 
mas preciofa , que el Abarce , legua 
dice Plinio , y otros , con humo de Ho- 
mero, y Enebro. 

Ellos Indios Occidentales vfaron 
eíle modo de Sacrificio , en fus pri- 
meros tiempos ( conviene á laber } de 
flores , yervas , ramos de Arboles, 
Copal , que es fu incienfo , y ottas 
gomas , que teniaa por preciofas pa- 
ra elle fin ; aunque delpues creció el 
Gentío , y con él la crueldad , con 
Jas flores , incienfos , y olores , aña- 
dieron otras abominaciones , como 
luego veremos. Y los del Piríi oire- 
cian yervas , flores , y frutas 
y vino , y humo ; y 
que les pedían , hecha de Oro 
i«^. priiTjeras cofas de que víarou , p^- Vl^td^ Pero deciifios de J.o§ Egipcios, 

<ju,c 



nb.s. 



P!in,!!.tf^ 
in princ. 




pan, 
la figura de lo 

y, 



Pofphiy 
dfud Éu- 
fé. de De- 
tnoiifirat. 



que también ofréciari al Sol ^ y la Lu- 
na , y Ertrellas > Sacriñcios de yervas 
verdi;5 , teniéndolas en las manos , ca- 
fi dando á lus Dioíes , las prim-iciaá 
de la virtud de la Tierra. También 
de las hojas , raices , y frutos de los 
Arboles. Dcfpues por caufa ( í'egun 
decian ) que primero fueron produci- 
das las yervas que los Arboles; Unas 
ofrccian ciiteras > otras en parte que- 
maban j y con el humó de ellas creian, 
que lacriftcabaná los Cielos ^ y á aque- 
llos Cuerpos, y Planetas celeüialcs. 

Porfirio , gran Filofofo , en vn Li- 
bro que compulo contra los que co- 
mían carne j aefeadia mucho , que nd 



de la Monarquiú Indiana, 



Fiiüíbfos , y Teólogos de la GchtilH i 

dad 5 que como por ues cauí'as de^ ? 

ban los Hombres ofrecer Sacrificio a > 

los Diofes i que Ion , la vna , por^ 

darles honra ; la otra , por hacerles 

gracias de los beneficios , que de ellos 

le reciben ; y la tercera , para peüir-vi 

les las cofas nccclarias á la vida , 'f\ 

que les libren de las ad verlas, yma^* 

las , que para cumplir con todas tresi \ 

bailaba el movimiento de el Anima' 

( conviene á (aber ) la Oración , y ele^ ^"^'^' }'' 

vacion mental á Dios , lin otro £.z<--fJ'",.f 

ñero de cola. Y cita oración , dice, 



que es la que b:lta 

Dios mas fe agrada , 

dadero faclificio, Y 



y con la que * 
por íer el vet-if 
li por ventura-í 



le dcbian matar Animales j para Jos 

Evaag.lih. Sacrificios ? y para ello trae muchos (dice luego) ha de aver mas, fe pue^í^s 

í«"i'«4. excmplosj diciendo, que los antiguos den añadir algunos donecillos de los^i 

(en cfpecial los Egipcios ) no ofre- frutos, y flores de la Tierra. Parque -^ 



Eítftb. de 
Prap. Ev. 
lih. 4. cap. 



cian carne , ni langre ; fino los frutos 
de la Tierra , los quales frutos tam- 
bién adoraban por Dioles. Y afi fit- 
cedia , que quando los renuevos de 
los Arboles i ó los frutos de la Tier- 
ra , fe fecaban i les ofrecían lagrimasj 
y gemidos de compafion : cofa mui 
ordinaria en ellos nueüros Indios, 
ofrecer lagrimas , y fufpiros alas elte- 
rilidades , y doleríe de ellas , como 
de cofas animadas í y capaces de ra- 
^on , y nombrarlas con nombre de po- > 
bre ; como fi ella pobreca , ó mengua 
fuera en orden de las diclias colas, y 
no délos Hombres que las palan. 



LAT. V* T>e como Ion Sacrificios fe 

finieron a conlpertir , y conmutar eri 

muertes de Animales , aVieiido Jido 

antes cajo enorme., y no yiido^ 

ni bermitido^ 

Úcho defptics de los tiem- 
pos referidos , en los qua- 
les fe contentaban los 
Hofnbres de ofrecer yer- 
ras , y Flores en facrifi- 
clo a los que adoraban por Diofes, 
dice Porfirio (referido por Euiebio) 
que fue introducida en el Mundo,^ 
por la iniquidad , y malicia de los 
Hombres , éfta coflumbre llena de 
crueldad , de derramar fangre , para' 
los Sacrificios , matando los Ailima- 
les : bañando , y énfuciando los Al- 
tares con fangre , y hediondez , el 
qual tenia po£ opinión j $on otros 
Jomo 11. 



dice , que Dios no ha mcnefter na- 
da de nufotros , y no folo de nofo<> 
tros , mas aun ni de las ioteligen-» 
cias , que Ion los Angeles ; pero que 
fe maten Animales , en orden de cñer 
fia, dice, que es mal hecho , y que', 
en ninguna manera debe fer confen-^- 
tidó : porque los primeros facnfica-'' 
dores^ ^ no facrificaban Animales •■ fi- 
no yervaf , en los principios , y 
delpues Flores , y ramas de Arbo- 
les , y colas aromáticas , é incicn-i 
los. 

Pero por mas que Porfirio lo Ilo^' 
ra , y abomina mucho, dcfpues de 
aver lacrificado Yervas , y Flores , y, 
ellas cofas dichas ,■ comencaron los 
Hiifmos Egipcios á laerificar Anima-i 
les , y afi facrificaban vn Buei cada 
Año , á la Luna ; porque decian, 
que tenia también cuernos como: 
ella, fegun Lactancio , y Juftino |o, ^^'^•''^•f» 



de 




afirma. También Catón dice , que en "'^•^'* 
el Altar , y Ara de Apolo Genitivo.^ ¿^J"-, ^„ 
no fe vlaban muertes de Animales ^ ducandh, 
y que todos fus Sacrificios eran dc. 
Verbena j y Muficas : á cuio propo-^; 
íito fon de notar las palabras de Saa Dh. ciñl, 
Cirilo , que dice , aver vn Al.tajr,,''^-/' '*^ 
que halla entonces permanecía , en»^"'""'* 
Délo , el qual le llamaba Altar , por; 
excelencia , porque en él nó fe acoí^ 
tumbraba ofrecer cofa viva , ó muer- 
ta de Animales. Y Clemente Ale- Ckmeni 
jpandrinó , dice de el mifmo Altar , f ^'"■- •?""- 
Ara , que aquel antiquifimo Altat/""'"''^'''' 
que ellaba en Délo j era llamado 
vulgarmente de todos Santo , por Ja 
racon dicha. Y por la milma fe dicej 
<^ie Uegó 3, efte lugar a. hacer. ora-j 



Cion Pítagóraí i pót no cílar fuciOj 
ni amanciUado , con ninguna mucitc 
de Animales , el qual tomo jamás 
comió carne , tampoco curo de ofre- 
cerla en Sacriticiü. 

De cltos Indios no íabcmoj , que 
en lus principios acotlumbralen le- 
mcjamcs Sacnñcios , ni aun ai noti- 
cia de ningunos , que vlafen entre 
los Cliiehunecas primeros morado- 
res , delpucs de la dcftruicion de 
los Tultecas ( como dejamos dicho 
en otro lugar ) haftá que Ikgaron 
otras Naciones , que cníeñaron eüas, 
y otras colas } y por ventura { íi los 
víaron ) ferian de Yervas , y Flo- 
res , como decimos de todos en co- 
mún , no curando de ofrecer carnes, 
á quien labian , que no las comia , y 
que era rae;or aprovecharlas en si, 
que perderlas en el Sacrificio , y oblah 
Cion que hacian. 

Cjf, Vt. 'De como fe comencAmi 
los Sacrificios de Animales , y cofas 
^pilpas ^ y de algunos , que en par" 
ticnlar fe ofrecían , a par- 
ticulares Dio" 

■f SI como con la mudan- 
za de los tiempos , fe 
fuclcn mudar coftum- 
bres , afi , ni mas , ni 
menos , ha ido fucc- 
dicndo en eí modo de 
ios Sacrificios , comcncando en Flo- 
res , Y acabando en langre , y yá plu- 
guiera á Dios , qne la que fabfemos 
averfe derramado en el Mundo , á 
cite propofito , huviera fido folamen- 
te de Animales irracionales , que pu- 
diera pafac por cofa tolerable ; pero 
llego la coilumbre , como adelante 
veremos , á fer tan cruel , y nefan- 
da , que los irracionales fe convirtie- 
ron en racionales ; y no era bueno, 
ni cumplido el Sacrificio , que con fe- 
mejante fangre no fuefe bañado , y 
rociado Pero tratando de los bru- 
tos , y faltos de ración , que ílieran 
facrificados , decimos , que ertos In-- 
dios Occidentales vfaron en fus Sa- 
crificios , y ofrendas, de Codornices 
( y ello en excelivo numero ) de Co- 
nejos , Venados , y otras muchas eí^ 
pccics de Aqiraales , ali domcilicosy 




Scxío 

como bravos } y campeíinóS. Y no' 
lulo de ios Animales , y cofas vivas 
de la Tierra , íiuo también de los 
Peces de el Agua. Y elle genero de 
Sacrificios ofrecían en particular á íit 
Dios , 6 por decir mííjor , al Demo- 
nio , llamado Xiuhtcctitli ¿ o ixco- 
^auhqui ,■ Dios del Fuego , como fe 
dirá, en fu ficfia. 

£fic genero de Sacrificio no fue 
inventado por ¿1 Demonio , en lola 
cfia Tierra j que mui de mas atrás 
fue íervido con el de Idolatras mas 
antiguos , de los quales los que al 
prciente nos ocurren , y ofrecen , fon 
los Boecios ( región de Grecia ) fe- ^,f,{Heé 
gun efcrive Atheried , Filofofo de h i;b.-j.c.ij.- 
Ciudad de: Scle'uciá de Siria ^ los qua- 
les ofrecían Anguillas á fus Dioíes, 
coronadas con fiorcs , y rociadas con 
cierta Salfa , de que vfában , que lla- 
maban Mola. Y el milmo dice, que 
los Pefcadores acoltumbraban ofre- 
cer a Niptuno , Dios de la Mar , el 
Atún m.iior , que pefcaban , ócogian. 
A la Diafa de Siria , llamada Ater- 
gatis , facriftcaban Peces , vnos vi- 
vos , y otros muertos , vnos crudos, 
y orros guifados. Los Facclitas , en 
Licia ( regioii de Afia la Menor ) 
vna faifa compuerta , y confaeionada 
con carnes de Peces filados , y ella 
ofrecían cada Afx) á fus Diofes. El 
Barvo , fe offcciá á la Dioia Profer- 
pina ; y el mifmo a Diana ; á Apo- 
lo , el Pexe llamado Bidicula j á Mer- 
curio , el llamado Bocas ; á Baco,- 
el Cittulo ; á Venus , el nombradcr 
Apua j á Neptuno , el Pompilo ; y 
otros muchos , á otros muchos , y 
diveiíbs Diofes, que no refiero , pbr 
evitar proHxidad , Tiendo folo' mi in- 
tento decir , como cfte genero de 
Sacrificio , ha fido vfado en muchas,' 
y varias Naciones, á las quales ellos 
naturales han hecho alufion , y han 
imitado. 

De los Animales de la Tierra fa- 
bcmos ( y ai millones de Efcritorcs,' 
que nos lo dicen ) avcr fido confa- 
grados , y ofrecido á los ídolos ,• en 
Sacrificio , en cfpecial , las Ovejas, 
Bueies , Puercos , Cabras , Gallinas, 
Anfares , y otros muchos géneros , 6 
efpecies de Animales , y Aves. Los 
quales avian de fer mui elcogidos, 
limpios , y fin macula ; y no íiendo 
ali , no fe preciaban los Gentiles de 
ofrecerlos, ni creían que les aprove- 
chaban. Y dq iodos c;1¡08 AjQimales, 

tu- 



m 



tuvieron por opíniOn 
tos , y Corderos , los mejores para el 
Saciilkio , por fer maníos de í'u natu- 
ral , y humildes, lig'úftcando en ello, 
que pues el Sacrilicioeravnademont- 
traciou de humildad , que aquellas 
colas eran mas convenienies, para el, 
que mas le pareciau. De las Aves do- 
m cuicas , vlaban lacriñcar las Galli- 
'Añ/loph. ,^j5 ^ y Xnlares , aunque Anílofaues, 
^^^^'' Poeta, dice, que de todas las Aves, 
en particular , avia dedicación para 
muchos de los Dioles. Y hablando 
con la particularidad de que vlaban 
en lus lacriticiüs , dicen de los Egip- 
cios , que hacian Sacrificios de Puer- 
cos , á la Luna , y a Baco , Dios del 
vino. Y á los otros Dioles , de Bue- 
ies , Becerros , y Aníarcs , excepto de 
Cabras , y Cabrones ; porque en nin- 
guno de íus Sacrificios lo vlaban. De 
los Liglefes , dice julio Cef-it , en 
ílis Comentarios , que íe abítcnian de 
lacrificar Liebres , Gallinas , y Anía- 
rcs , y que por la ra.lína racon tam- 
bién de comerlas. A Neptuno o6:e- 
cian muchas Naciones , y Gentes 
vn Toro negro. Y Uliies lo hacia 
los Sacrificios de Carneros , y Oíos. 
Y en Atenas , el odavo di.t de ca- 
d4 Mes , fe le ofrecía á Neptuno 
Sacrificio , vna vez , de Toro , otra, 
de otros varios Animales 5 y lo mif- 
mo á Apolo. Los Egipcios facrifica- 
ban á Tifon , hermano d¿ Oliris, 
los Bueies bermejos. Los de Arabia 
facrificaban Camellos , tenidos á en- 
gordar , y en cebo , al Dios no co- 
nocido. Y fegun Marco Varron , en 



de ¡a Monarquía Indiana 97 

, fer los Cabri- Diofcs diverfos Animales, fcgun que 
cada vno le convenia, por alguna ra- 
igón , o caula. Ali lo 



muchas veces 
Eneldos. 



toca Virgilio 
en el tercero de los 



C AT,VÍÍ, (De algunas r acones 
moti'Vas , ¿jiie tuVieron los Gentil 

4eJ aerificar dcvcrfos Ani", 

males a áílerfos 
íDiofcs. 



les ^ a, 




Unque 
^2^- á los 



ios 



Sacrifi 



cíos 



Demonios le 



que 
ha- 



/».'. Cefar 
Ibr. f. de 
Bell. Gal. 



cian ( y hacen en las par* 
tes que rodavia lo ado- 
ran ) eran , y fon difpa- 
ratcs de los Hombics , que con ellos 
le honraban , y honran , por fer el 
objeto , á quien fe mira pira hacerlos, 
indigno de ellos , no por efo Ijs me- 
dios que han tomado , fon difparatesj 
porque aunque en el fin crrab ui , era 
con circunltancias , y medios de con- 
fejo , y acuerdo , bufcando modos , y 
maneras conveniLles para ello, y ra-: 
^ones motivas , que obligalcn á femé-» 
jante hecho. Una de euas era , mandac 
cada \L\o de los Diofcs , que aquel Ani- 
mal le íacrificafen, que mas elaborrcri 
cia , porque facrificandofclo , lo ma-i 
taban , y afi fe vengaba de el , de 
donde podemos tomar motivo de riiá, 
para elcarnecer de tan locos Diofesi 
pues fiendolo , avia criaturas que los 
apuraban , y daban pena , y tomaban 
de ellas vengant^a : cola tan agena del 
Roma vlaron , en el principio de fus que es Verdadero Dios. Pt'r ella ra- 
" ''' ' '" " ^on dicha , ofrecían á la Diofa Ccres 

los Puercos 5 y al Dios Baco, los Ca- 
brones j yáPriapo, los Alnos (fegurt 



Sacrificios , matar , y ofrecer Puer- 
cos a fu n^aior Dios ; y á la Madre 
tic los Diofcs Berecintha , la ofrecían 
Puercas, en ofrenda, los Tufas (Gen- 
te de Egipto) que adoraban ala Dio- 
ía Venus , con cuernos , la facrifi- 
ban Vacas. A las Eftrellas , y cuer- 
pos celeftiales , teniaii los antiguos 
dedicadas Aves. A Venus , la Palo- 
ma ; y á Ifi , de las Anfares. 

Eltos nueítros Indios , ofrecían al 
Dios Huitzilopuchtli , Codornices , y 
Gavilanes ; y al Dios Mixcohuatl , Co- tenían dado el cargo de guardar los Pa- 






afirman Horacio , Poeta , y Ovidio rjoratmít 

en los Faftos , y Servio en el Co- Ovid.Pa/l. 

mentó de el Libro Tercero de los ¡¡-t ^'í. 

Eneldos. ) Otrecian á Cercs los Puer- '^^^^¿'' jf 

eos , porque comen , y dettruien las ^^^^, ^^^ 

mieles de el Campo , mas que ono m„Mhho'- 

Animal alguno , arrancándolas de raíz, ¡cg.uh.^.c. 

y efto era injuria , y agravio de la ij.sítij, 
Diola Ceres , a quien los Antiguos 



nejos , Venados , y Adives , 6 Coyo- 
tes : y con efto celebraban fu fielb, 
hacian fus facrificios , imitando á las 
demás Gentes , de las qualcs fe ha 
querido fervir el Demonio de todo 
genero de cofas. Y aíi eltos , como 
ios demás Aiitigu,os , ofireciau a fus 
Jomo ií, 



nes : y por elb cfenfa que le hacian, 
los aborrecía , y fe los ofi-ccían co-i 
mo en pago , y tatisfacion de el agra^ 
vio. Por la miíma ra^on ofrecían el 
Cabrón , al Dios Baco , porque 
ellos , mas que otros Animales , roen 
las cortccas ds las Vides , y Parrasj 



•;p8 Lihro 

y de üqui viene el daño de las vbas, 
y la nula cofecha , y por conliguien- 
tc manera la penuria , y falta del vi- 
no, dclqiial es conllitiúdo , y elcogi- 
do Dios de los Gentiles. A Priapo el 
Aího , que lo tiene por enemigo , por- 
<¡ue le eílorvo en cierta rueicdad , y 
viíeca , que quifo hacer , y cometer en 
agravio de la iimpieca , y honeñidad 
de ciertas Ninfas , que citaban dur- 
miendo , fe¿ua lo toca Ovidio , ea íus 

Otra cau;a tuvieron los Antiguos, 
de ofrecer a vnos Diofes , vnos Anima- 
, les 5 y áo;ros , otros j y íúe la racen, 
alguna femcjanca natural , que entre 
dios huvo : conviene á laber , entre 
ios Diofes , y Animales , aíi como 
que á los Dio¡i;s varones íe les oñe- 
ciefea Animales mache s , por leme- 
jarfe lá uaturaieca de los vnos , y 
otros, en el genero maículino > y á las 
Diofas , por fcr Mugeres y Animales 
hembras , para que cu el genero tam- 
bién concert.ifen , y convinielen , y 
faefen los Sacrificios adequados , y 
conformes á lo que á cada vno íe de- 
bía , por racon de la íemejaiii^a : que 
Lt.í.Rht. es la que dice el Filoíofo , que cada 
tnr.ca.it. vno apetece. La tercera , y vltima 



£thic. t 



^ W'- 8. ra<¿on , era por alguna lignificación, 
'^'^ que elle Sacriñcio lignificaba : y aíi 
ol'recian á los Diofes de d intierno. 
Animales negros ; y eño era , porque 
el color negro íignificaba trifteca , y 
obicundad : lo qual todo etlá verifi- 
cado en aquel horrendo , y tenebro- 
fo lugar , que es cárcel obfcura de 
los Demonios , y condenados. Por el 
contrario á los Diofes , que 11 imaban 
Celeíti.iles , ofrecían Anmialcs blan- 
cos , íignificando en ello , que como 
lo blanco rcprelcnta limpieza, y ale- 
gría ,afi elios eílaban limpios, y ale- 
gres , en cdias celeftiales moradas avia 
liemprc alegría. Lo qual es mucha 
verdad , ü lo entendieran de Dios 
Verdadero , y de los Bienaventura- 
dos , que goi^an de fu Divina Efen- 
cia , y Preléncia , donde coa gocos 
perdurables Ion mantenidos , y felte- 
jados 5 pero en decirlo de los Demo- 
tiios , erraban en todo. 

Por eftas raíjOnes ofrecían diverfos 
Animales , á divctlos Dioles ( como 
hemos dicho ) dando por caulas legi- 
timas , las referidas , bulcandolas el 
Entendimiento humano , cun maduro 
coní«'io , para aplicarlas. : y no sé li 
tavicren, algunas de eíUs, ellos iiucí^ 



Séptimo 

tros indios , para hacer los partícula-J 
res Sacrificios que hacían : y es ñcil 
de creer , que li las tendrían ; pues 
para otras cofas colas las tuvieron, y 
no les faltaron j y puede fcr , que el 
Demonio , que á otros engaño con 
ellos cmbuács , y les hi^o pcrliiadir, 
á que todo lo dicho era mui de lu 
fervicio, hacia lo milmo en ellas Tier- 
ras , perfuadicndo á los moradores 
de ellas fer caulas licitas , las que les 
perl'uadiefe , 6 con las que los mo- 
viele á lemejantes delatinos. Y por 
ello me perliíaauia fácilmente a creer, 
que ofrecer al bol , quandonace , Co- 
dornices ; y al vn Dios , Peleado j y 
á otro , 'e nudos > y á otro , Cone- 
jos, cjue íeria con alguna caufa moti- 
va , y racon fanduda : que á no íer, 
no fueran los Sacrificios l'eñalados, 
mas en vnas colas, que en otras, an- 
tes fueran indiícrcntes , y íia diftm-. 
cion. 

CJT. VIH ^ondc fe ihce la mo^ 
di/icacion Je eftos Sacrificios , en U 
Gente pobre , y como fe folim fingir 
las cojas animadas , con las ina'i: ma- 
clas , a/¡ entre los Gentiles Anti- 
guos 5 como entre e/Ios mo- 
dernos Indianos, 




,,.^^ Uando del Demonio no fu-* 
'w).\yA pieramos ( por lo que de 
-•^<-N.,_. él eílá efcritoen las Di- 
vinas , y Sagradas Letras, 
y toda la Elcüth de Teó- 
logos lo determina , quan claro , y 
vivo juicio tiene , fueta mui racil fa- 
berlo por las invenciones , tracas , en- 
redos , y mañas , de que fe aprove- 
cha , y ha aprovechado en los Ticra-» 
pos pafados , y prefenics , para enga- 
ñar á los Hombres. Y no ai que du- 
dar de lo que fabe en medio de los 
fuegos , y penas que padece ; porqua 
aunque es verdad , que fue privado de 
la Gracia , por el pecado , que come- 
tió ( que era don , y beneficio íobre- 
natural } no lo fue del laber , y cien- 
cia , con que Dios le crió ; »que ellos 
fueron bienes naturales , y en él fo 
quedaron enteros ■-, pero con ella di- 
ferencia , que aplica aora , dcfpues de 
aver caido , todo fu faber á mal , y a 
multiplicaaon de culpas , y pecados i y, 

... SOr. 



de la Mojiarcitiíd Indi ana 

entonces ( conviene a faber ) cíbnoo en 
Gracia , y confervandofc en clU , no fe 
iiKÜuára á ellos , íino a bien , y en él 
i"c exerciüra ; pocquc la vircud que 
agrada á Dios , de l"u miínia oracia na- 
ce ( y no trato de las Morales , quí ca 
qiialqiuer edad, y eftado le exercitan, 
que citas , por lee de fuio buenas , en 
qualquier tiempo, y períona fon de eí- 
lima. } Y el pecado que aborrece , es 



. , 99 

Y ali ñng;Jo , lo ofrecieron al Dios 
que adoraban. De los Atenientes di- 
ce Tuddides , Hilloriador Griego , y 
antiguo, quj ofrecían á Júpiter Mili- 
chio , fuera de los muros de la Ciu- 
dad , y eii preíencia de todo el Pue- 
blo , mucnos Sacriticios demafa, eci- 
ra , madera , y de otras diverlas co-» 
las, ungiendo vivas , las que no po- 
dida aver : y ello , porque ya que ta!- 



Tkuc'td. 
I. 



P. PJU'.M. 



aquello que tale de íli obediencia , y la taban en propia eípecic , no falrafen, 
contradice. Porque como dice San Pa- 
blo , íino huviera Lei , no fe conociera 
el pecado; de manera, que los mánda- 



lo 



fíersd. '¡b. 
2. /«,t hifi, 
I'iVfi üb.z. 
Aira ¡d. 



niientüs , aíi añrmativos , como nega- 
tivos , defcubren la malicia del que los 
concrad ce. Y por ello es el Demonio 
malo , por racon de ler contrario á la 
voluntad , y ivlandamientos de Dios, 
en SI , y en los Hombres. De aquí le 
nace ( como en otra ocalion en el Cie- 
lo ) que defeando enícñorcarle de los 
coracones de todos los tiombres , gran- 
des , y chicos , ricos , y pobres , tome 
de elSos , lo que pueden darle , fegun 
íu polibiüdad. Y quando ds aquello 
que les pide , no tienen para darfcio , fe 
coatenta conque fea fingido. 

Supueilio lo dicho , digo , que cftos 
Sacrificios en los ficmpos pafados , y 
releridos , eran los que hacia la Gente 
rica , y poderofa ; pero para los po- 
bres , y que no tenian tanto caudal , ni 
eran Señores de Maiorazgos , y Patri- 
monios , vfaban elle milmo modo , y 
genero de Sacriticio , fingiendo de ma- 
la de harina , y otras i'craiüas los Ani- 
males , que no podían ofrecer vivos. 
. Afi lo dice , de las Egipcios , Herodoto, 
y Virgilio. También los fingían de Ce- 
ra , como víamos nofjtros , quando ha- 
cemos algún Voto , o Promeía , que 
traemos a los Templos, e íglelias , Imá- 
genes de Cera, enteras, 6 Bracos,6 Pier- 
nas ; y finalmente , conforme ha íido 
hecha la Promeía , y necefidad .del 
que la hico. Al Dios Priapo ofrecían 
vnas Mancanas fingidas de Cera , quan- 
do no podian fer ávidas las verdade- 
ras , y naturales , como lo dijo Ariíta- 
goras. Ello milmo víaban los Griegos, 
quando las cofas que deleaban í aerifi- 
car , no las hallaban. De los Cicice- 
nos , en la Isla Cicico ( que es ea 
la Laguna Mcotides , de la Provincia 
de Scithia } fe dice, que folian facrifi- 
car cada Ano vn Toro negro , y co- 
mo por eftár cercados de Agua , no 
podian fácilmente laür á buícarlo , hl- 
cieronlo de mafa de Trigo , ó Cebada, 
... Jomo II. 



en la continuación del Sacrificio , 
qaal tenian por calo nefando. 

Ellos Indios Occidentales , entre 
muchos Sacrificios , que hacian , era 
vno , h.icer á honra de los Montes, 
vnas Culebras de palo , ó de raices 
de Arboles, dándoles cabeca de Cu- 
lebra, y vnas Mañequillas de lo mií- 
mo ( que Uam^iban Ecatotontin ) y 
e:tas figuras de Culebras , y Niños 
fi.igidos , la> rcveltian de vna mafi, 
qae llaman Tzoaili , hecha de fem:« 
lias de Bledos , y ponianios en vnas 
annacoucilla? de madera , hechas a 
manera de Sierras , ó Cerros mon-, 
tuolús , fobre cuia cumbre los fija- 
ban. Y elta era vna manera de ofren- 
da , que ofrecían á los Montes al- 
tos , y Sierras empinadas. Otra ma- 
nera de Sacrificio fingido tenian , y 
era elle : Quando alguno moria aho- 
gado , 6 de muerte , que no los 
quemaban ( como acollumbraban co- 
munmente ) íino que los enterraban, 
hacian vnas imágenes , que los repre- 
fcntaban , y poníanlas en los Altares 
de los ídolos , y mucha ofrenda de 
pan, y vino juntamente, el qual Sa- 
crificio era mui acepto del Demonio, 
y de los Indios muí víado. 



CATITULO IX, (De otm 

Sacrificios de Viandas , y comidas y 
que cífi los Gentiles Anúzúos , co- 
mo eftos modernos Indios 
Ipfiibm, 

Enero de ofrenda mui vfa- 
da ha fido entre los 
Ger.tiles n^ezclar fus ía-r 
crificios , afi de Animan 
les, y otras cofas que fa-J 
con (alfas , y viandas, 
de diferentes maneras hechas , y co- 
cidas } y tanto creció cña coílumw 
bre , que nunca huvo facriñcio que 

I 3 UO-5 




crificaban 



loo ^^^^0 

no ruvicfcporfin ,y remate alguna co- 
la de eíbs 5 y quando no aprovechaba 
á los Diules , á quien le las otVccian, 
filos le las comían , y con ella los fctk- 
jaban ( como en íu lugar veremos. ) 
Eítos Indios de cita Nucva-Elpaña eran 
tan habituados á eñe modo de Sacrift- 
cío , que en todos otrecian de lus vian- 
das , y bebidas mui larga , y cumplida- 
mente , á íus íalfos , y dereltables Dio- 
fes, poniendo en losAltares muchos Ta- 
males ( que es vn genero de pan coci- 
do , en olla , de que vían ) Tzoalli- 
tlatlaoyo, tortillas delpicadas, hechas 
de Maiz, y mas blancas que el papel, 
y otras maneras de panes , que es 
canlar a los oientes referirlas. Solo quie- 
ro que lepan , por lo dicho , que efte 
genero de ofrenda , era tan abundan- 
te , y colmada, q.c no Iblo balUba á 
hartar á los Muúllros de los Tem- 
plos i pero á muchos de los que ve- 
nían á ofrecer á ellos : y entiendo, 
que es mas cierto decir que á todos. 
Lo que mucho vfaban , era traer to- 
das las mañanas muchas maneras de 
ellos panes , y algunos guifados , y 
ponerlos en las peañas de los Altares, 
mui caliente todo , y baheando , para 
que aquel baho , y humo , llégale á 
las narices de las Éftatuas , e Ídolos; 
porque decían , que con aquellos hu- 
mos fe alimentaban , y luftentaban. 
P!itt.l.i%. De Numi Pompilio , dice Plinio, 
í<p.8. que ordenó la Mola-Salía , que era gra- 
no tortado , y molido , rociado con Sal, 
y Agua ( y de aquí vino aquel verbo 
Immoto y por facrilicar ) la qual mando 
que le otVeciefe en facríficio a los Dio- 
fes , rebutirá con los panes , y lemi- 
llas de la Tierra. Y era tan continuo, 
que fin ella , no fe hacía ningún Sa- 
cníicío ■■, porque creía , que qualquie- 
ra Sacriñcío hecho fin ella , era de- 
fecluolb , y falto , y por configuiente 
manera no era digno de 1er ofrecido. 
Y porque aquellos granos de que fe 
hacia , fe rollaban en Horno , mando, 
que los días que le toilalen , para hacer 
con ellos la Mola de los SacrLÍicios , te 
guardafen . y revcrenciafen , como 
dias fellivos. De aquí nació otro dif- 
parare maior , que fue conltituir la 
Diola Hornera ( ó de los Hornos ) h yá 
no es, que fu nombramiento , y conl- 
titucíon nació ; porque antes que los 
Hombres fupiefen el beneñcio del Tri- 
go , para hacer pan , toítaban en los 
Hornos los granos del farro , ó clcan- 
da , para comerlo en lugar de pan , co- 



Septimo 

mo dicen Feftó ,Laaanclo , y Ovidio. p^,,;j„. 
Los Griegos ofrecían en facríficio las ¿fác (h;ju 
primicias de la Cebada > y Tortas , y infaftis^ 
Rofcas , amaladas , y cocidas de lo 
milmo , lo qual rociaban con Agua , y 
Sal , fin la qual no tenían por bueno , y 
futiciente el Sacrificio. Pero las Muge- 
res de la Ciudad de Eleuiis , cerca de 
Atenas otrecian á fus Dioles ella Mola- 
Salla , hecha de Cebada , fin terles per- 
mitida otra cofa. A algunos Oiofet par- 
ticulares eran dedicadas vnas naneras 
de panes , o tortas de particular he- 
chura. Las tortas eran comunes á to- 
dos los DiofwS, y ellas fe llamaban Pe- 
lam : aunque en particular le las ofre- 
cian a Diana , á la Luna , y á Hecatc 
( que era Proferpina ) y a Apolo va 
Buei hecho de mala. 

Eílos Ion Sacrificios muivfados de 
la Geniilidad , ofrecidos á fus faltos 
Diofes , como li de pan , nijerva tu- 
vielcn necelidad ; porque en quanto 
palos , y piedras , de que fus Ellatuas 
fueron labradas , yá vemos la poca 
necelidad , que tienen de njanjare^ 
Y en quanto Diofes (fi lofueranj me- 
nos >■ pues vna de las propiedades, y 
condiciones de la Divinidad es , no 
tener neccUdad de mantenimientos> 
y el Dios Verdadero , que contelá- 
mos , ni come , n' bebe , porque eC- 
ta es palion de la Naturalcí^a Hrma- 
na , de que eílán revellidos los Hom- 
bres ; y Dios no padece ella falta , y 
mengua , de quien láben?os , que fia 
nianjaies vive. Pues fiendo elle modo 
de Sacrificios de la ciega Gentilidad, 
entre ellos han üdo de los masaventa' 
jados ellos Indios, los quales hacian mui 
de ordmario , y en grandiíinio exce-, 
lo elle torpe , y necio Sacrificio. 

CATirULO X 'Dccomofiis 

mui ordinario ofrecer , en los Sa~ 

cr ¡/icios de los Gentiles^ 

líino. 






A 






'•^*f;^<v^ SI como en el modo or- 
*"" - "^ dmario, no ai comer, 
fin beber , afi también 
no puede aver comi- 
da , que lo fea buena, 
fin bebida. De aqui 
pienfo , que tuvo origen la collunibrc 
de ofrecer juntamente , con las cofas, 
que fe otrecian a los Dioles , Vinos , y 
otras bebidas , de que los Gentiles 

yU-. 



de la Monarqmd Indiana. 

vfaban. Porque los que pcnfaban, y te- tocada de al^iin raio , 



nian crcido , que los Diofes coniian, 
también avian de creer , que bebían; 
pues admíniitiandoles , y ikviendoles 
con lo vno , de tuerca le leguia ,que les 
avian de dar lo otro , pues lo vno, y lo 
otro, es necel'ario para el que come. Por 
lo qual vfaron en los Sacriliclos otrccer 
Vinos,y bebidas, las que ellos por Vinos 
víaban j poique no luego conocie- 
ron todas las Naciones del Mundo 
la invención del vino ; que aunque 
es verdad , que fu primer inventor 
fue el Padre Noe , no luego que ha- 
lío las Cepas , y el vfo de ellas , fue 
conocido de todos , por quanto ya 
citaban divididos , y derramados los 
Hombres por diverlas parces , y fuer- 
tes de la Tierra ; y afsi , decimos, 
que li vnos ofrecieron vino verda- 
dero de vbas , otros lo ofteccrian de 
otras cofas , como la Cerveza en 
FLindcs , la Coca , y Cidra en otras 
parces. De eftos Indios labemos , aver 
ofrecido efta bebida , que en común 
lenguagc llamamos Vino * aunque no 
hecho de Vba , lino de Magui , que 
liarían Oclli. Y elU efpecic de vino 
hacen en muchas , y varias mane- 
ras ; orro de cañas de Maiz , quan- 
do la macorca eita en leche , y de 
otras maneras ( como tratando de el 



lOI 

ó pifada de 



Genta^ Hit, 
7- 



pies laílimados de alguna herida , o 
llaga , ó de Uba , junto a cuia Ce- 
pa huviele ellado ahorcado algún 
Hombre , el bactihcio hecho de elle 
vino , era horrendo , íacrilego , y dcf- 
dichado. Antes que derramaUn el vi- 
no del Sactihcio , cogian vn poco 
de él , y ofrecíanlo en vn vaío , pa- 
ra erto dedicado , al Dios á quien el 
Sacrificio fe hacia. Y dice Arnobio, Amnlluí, 
hablando del vino , que íe ponía en ^dverjuj 
los Sacrificios , del qual fe derrama- 
ba paite , que le fuplicaba el Pue- 
blo lo recíbicfe por lervício , que fe 
le hacia , y guárdale lo demás , que 
quedaba encerrado , para lervício de 
los Hombres. Hite mífmo Sacrificio 
vfaban los Thalios de lalsladeTha- 
fa , vna de las del Archipiélago , fa- 
humandoio con incieníos. Otros , cu 
lugar de vino , ofrecían Leche , Clarea, 
que llamamos aloja, y otras bebidas, 
como dice Lilio Giraldo , que es de 
donde he lacado todo lo dicho en 
eñe Capitulo , y el antecedente , de 
las Gentes antiguas de el Mundo , ti- 
no es lo que con particulares Auto- 
res dejo aiegado ; y de lo vno , y 
de lo otro queda viflo el embufte de 
el Demonio , de no contentarfe con 
folas viandas , lino también con co- 



LUitif Gi- 

rald.deD'tjf 
gent.fintag- 
ma 17. 



vino , fe dirá. ) L os de la Efpañola fas de bebidas , porque de lo vno , y de 



lo vfaban de Maíz , vno blanco , y 
otro tinto. Otro era de Palmas , y 
mas preciólo ; otro de Pinas ( fruta 
íuave , de mucho olor , y faludable.) 
De manera , que de eftas efpecies de 
vino hacian fus ofrendas , y bebían 
muí abundantemente , en fus Sacrifi- 
cios , y celebración de las ficftas de 
fus Diofes , como , tratando de ellas, 
diremos. 

De las Gentes mas antiguas ( de 
las quales el Demonio fe lirvió pri- 
mero , que de ertas referidas ) ay 
Hirtorias , muí averiguadas , y cier- 
tas , que nos dicen aver hdo cof- 
tumbre fuia ofrecer en eftos fus dia- 
bólicos Sacrificios , vino. De los qua- 
les era vno al Dios Baco , en cuyo 
altar, y memoria fe ofirecia Vino nue- 
vo , niaiormentc del moño , que lla- 
maban Lacrima. En los Sacrificios 
donde avia de intervenir , y ofrecer- 
fe vino , avia de 1er ofrecido de lo 
mejor , y mas puro , avia de fer de 
Vides nuevas , y fértiles , podadas, 
y fm macula. Y li acontecía , que el 
vino no era de viña podada , 6 era 



lo otro le fuefe ofrecido. 



CJTITULO 

dice 



XI (Donde fe 

, el origen , y principio , que 

las 'N.aciottes de el Mundo tiit>!erony 

en facri/iciir Hotnbres , j como fue 

e/la nfpencio 1 introducida por 

S^L'mouio. 



^Efpues de aver dsdo noticia 
de los Sacrificios , que 
los Hombres hicieron , en 
los principios , que fe in- 
ventaron de ñores , yer- 
vas , y otras colas , aü de las ina- 
nimadas , como de las animadas , en 
que ocuparon la devoción de fu fal- 
la Religión , los que adoraron , por 
Dioíes , á los Ídolos , y en ellos á 
los Demonios , y de los que , cono- 
ciendo a Dios verdadero , le firvie- 
ron , y honraron , con los que fa- 
bian , que le íervian. Relia decir de 
aquel , que tan antiguo es , de el 

qula 




qual nías vniverniírníntc , las raas de 
• las Naciones de el Mundo han vta- 
do , j' no fe ü diga , todas ; por- 
que picnlo , que muy pocas , ó nin- 
gunas íe' han clcapado. Elle Sacrifi- 
cio es de Honibres , hecho , y ofre- 
cido á muchos , y niui divcríos Dio- 
íes , y Demonius , como cola de 
que ha guüado , en todas las eda- 
des de el Mundo , dcfpues que íc 
comencé en el. Elle Sacrificio han 
tenido por mas apacible , y con que 
fe han moftrado Icr mas férvidos de 
los dei\ enturados , y ciegos Hom- 
bres. Y eílo po: tres caulas , y ra- 
bones : La vna , porque fe deleitan 
en la c.ucldad de los Sacrificantes, 
que con tan a durcija de entrañas dcf- 
pcdac^n , y lacan las de les facrifi- 
cadüs : La fecunda , por el goco 
qu; rec b>.n de ver derramar fangre 
hu.nana , por el odio antiquitimo, 
que tienen á los Hombres : Y la ter- 
cera , pu'que laben , que muerto el 
Hombre , que muere fin lumbre , ni 
ratlro de Fe verdadera , la tal Alma 
es condenada , y entregada á fus tor- 
mentos , y penas. 

De aqui podemos colegir bien 
claro , quanta debió de fer la dili- 
gencia , y cuidado , que los Demo- 
nios tuvieron todo el tiempo , que 
Dios dcfamparó el linage humano, 
de inducir , é incitar á los Hombres, 
que les ofrecielcn aquerte detellable 
Sacrificio , de vidimas , y ofrendas 
de cuerpos humanos , deínudandolos 
de las Almas, que luego que partian 
de ellos , iban á dar en fus manos, 
Y es fuetiza , que aü lo entendamos, 
pues tuvieron las racones dichas , por 
principal motivo para ello. Y ella 
niifma folicitud tuvieron defpues de 
introducidos , para coníervarlos , no 
folo pretendiendo , que no decaie- 
fea , lino también , que creciefen , y 
.'fe aumentafen , como por el diícur- 
Co de lo que dijeronos , fe verá muí 
.claro. Pues para inteligencia de ello, 
hemos de advertir , que tenían los 
Demonios en fus Oráculos dos ma- 
neras de períuadir á las Gentes , pa- 
ra que les íacrificalen cuerpos hnnia- 
nos : Una , prometiéndoles bienes 
temporales , y fu amiltad , con la 
qual los tendrían favorables , y pro- 
picios : Otra , para efcufar los ma- 
les . que a hs Pueblos , y Repúbli- 
cas , a'i en co nirj , como en parti- 
cular , i cada viiq 4ai:uacabaa ¿ y^ 



'L'ihro Séptimo 



acontecían. De lo primero ay bailan- 
te probani^a , con lo que fingen los 
Poetas de Saturno , diciendo , que 
tenia columbre de comerle fus hi- 
jos , y que por ello fe le facrifica- 
ban Hombres ; y con eíle Sacrificio 
le tenían grangeado , para qualquíer 
merced , que le pidielen , como lo 
dice San Ilidoro Lo legundo le prue- d. Tí;,hru> 
ba por el Sacrificio de Agamenón, l.i.Eiim.c, 
determinando de facrificar a lii hija ■vhiin. 
Efigcnia en fervício de fu Diana , por 
elcufar el peligro , y perdición de 
toda la Flota de los Griegos , que 
caufiban los Demonios , lulpendien- 
do los vientos , y haciendo calmas en 
el Mar. De manera , que ellas dos 
cofas manifeílaban los Demonios á los 
Hombres , y Ion mui eficaces , para 
movcrios , y perfuadirios , por ellas. 
Porque ios que viven vida brutal , lin 
atender á mas gloria , que la pre- 
Icnte , ni fentir mas pena , que la 
que de la mala vida emana , no tie^ 
nen mejor cebo para venc-rfc , t 
raoverfe ¿ qualquícra cola, que fe les 
pida , que ver , que por ella Ion re- 
levados de ellos males , ó íavoreci- 
dos en los bienes ; y alsí , los Hom- 
bres , perluadidos á que ellas dos 
cofas las podian hacer los Demonio?, 
que fe las perlüadian , y mandaban, 
fácilmente fe inclinaban a conceder- 
íclas , teniendo por menor daño la 
muerte , y pailón de los pocos , que 
en los Sacrificios podían fer ofreci- 
dos , que la que a todo el Pueblo 
le podía recrecer , y la total ruina 
de la República. Y por el contrario, 
no les parecería ler equivalentes los 
dolores de los facrificados , á los 
bienes , y go^os , que de fus penas 
los Diotes les concedían. 

El Origen , pues , y Principio de 
eíle abominable Sacrificio, fue en ti 
Oráculo de Apolo , del qual íe dice, 
que como los Ateníenfes padecieleu 
grandes plagas de hambres , por la 
muerte de Androgeo , hijo de Mi- 
nos , Reí de Candía , ó Creta , al 
qual mataron de cmbídia , porque 
venció , luchando , todos los Man- 
cebos ( de lo qual habla Virgilio en inrg.r,i,¿^ 
íus Eneldos. ) Viendüle los Atenien- ^neid. 
fes atribulados , y afligidos , pregun- 
taron al Oráculo de Apolo , el reme- 
dio que podían tener , en aquel fu tra- 
bajo , y aflicción ; á los quales relpon- 
dio el Demonio , no que aplacalcn á 
los Dioics coa julhcia , y obras de hu- 



Amom. Ai 

filf,'. Oai- 
culoruin. 



£u/.b H.í. 
C.1P. I o di 
Ev.prip. 



f-.na l!b. I. 

Í.Tp.ll, 



manidad ,6 a lo menos eoii pelar de 
lo que avian hecho , t.,n injullamcn- 
re , lino que nluerre con muerte , pel- 
tilen:ia con peftikncia , y crueldad 
con crueldad , avia de íer remunera- 
da , y faristccha ; y afi mandó , que 
cada vn Año íe enibiaien líete Man- 
cebos , y otras tancas Doncellas , pa- 
ra que Ib lácriñcaren en Creta ; lo 
qual , dicen , duró por quinientos 
Años , halla el tiempo de Sócrates. 
Ello dice Aenomao , Fiioíofo ^ ha- 
b'andü contra el raifmo Apolo , de 
quien también avia (ido engañado, en 
el Libro , que hico de ialjicate Ora,- 
cítLntya ; y rcfiereio Eulebio. Y de 
.l.]ui conen^aron loS'.Sacriücios de 
Hjmbres , cola halla ¿ntonces nunca 
Vi ta , ni fabida 5 y delde aquel tiem- 
po tue introducida en el Mundo, por 
Cali todas las Naciones eftendida , y 
derfamada. Eíia Antigüedad de Sa- 
criftcio , y derramamiento de langre 
humana , comentado en elle maldi- 
to Oráculo , dice Lacianeio Firmia- 
no , averie eftendido dclpucs por las 
Naciones de los Hombres ; y hacien- 
áo memoria de algunas , que fuerori 
barbarifimas , y crueles , en vlaile, 
buelve luego , clcarnecicndo de los 
Romanos , á decir de ellos , qué los 
barbaros aian vlado efte Sacriíicio de; 
derramar fangre humana , no es ma- 
ravilla j porque al fin lu Religión bar- 
bara concordaba , con Tus barbaras 
coítumbres ; pero los nuellros , Lati- 
nos , y Romanos , que íiemprc tra- 
bajaron de adquirir gloria, de man- 
íedumbre , y humanidad , y eran ef- 
tudiofos , y curiados en las Ciencias 
liberales , que fuefen hallados mas 
barbaros , y crueles , que los bar- 
baros nombrados lo fueron , en elle 
horrendo modo de matar Hon)bres, 
admira. 

Ella Antigüedad , y generalidad 
de Sacrificio heciio por los Antiguos, 
y Continuado por los Modernos , lo 
explica mui á la larga Eulebio ; de lo 



de la:2i4x)jiarqwa Indiana, 



105 

porque cllaba cíla "peftilcncía tan en- 
leñürcada de los Ánimos de los Hom- 
bres 4 que los tenia caíi como ende- 
moniados , y Jos tcnian los Elpiritus 
de las Tinieblas tan ciegos 3 y mal- 
tratados , que les hacian creer , que 
fe aplacaban los Demonios y con Ja 
fangre de fus proprios hijos i y aíi 
los padres á llis vnicos , y foios hi- 
jos ^ y ias madres a ius mui queridas 
hijas , las íacrihcaban , y ofrecian á 
la muerte , como h fueran Ovejas , y 
Corderos ; por lo qiial el Linage de 
los Hombres , que fe conoce ler hu- 
mano , por naturaleza , era por los 
Demonios foicado á parecer inhuma- 
ño , y cruel ; y ello , no lolo era 
entre ios Barbaros , lino mui viado 
de los Griegos , como muchas de Ius 
Hiíkirias lo dicen , y elUin baflai, te- 
niente llenas de ellas verdades , fa- 
crificando á Saturtio , los de Rodas^ 
Hombres , los quales queriendo tem- 
plar cite maldito Sacrificio ( defpucs 
de algunos Años, pareciendoles cruel, 
y no íutridero ) cllablecieron , qus 
folos aqttellos fuefen lacnficados , qüd 
por algún delito merccielen muerte, 
y ellos fuelen guardados halla el dia 
de la celebración de la Fieíla de Sa-" 
turno , y entonces , emborrachándo- 
los , porque no ia fíntiefeh ^ los fa- 
crificaban. Los de la Isla Salaminá, 
que efta en el Egeo , frontero de 
Arenas , ofireci ii» licmbres en Sacri- 
ficio , á Agrávale , hija de Cccrops,. , 
primer Rey de ios Atcnicnfes. Dct 
pues , en el Templo de Palas ^ á ella, 
y a Agrávale , y a Diomedes íe los 
oftccieron , por ler Templo , y Cala 
de los tres. También dice Maneion,' Manet.Uh 
Hilloriádor , y Sacerdote de Egipto, di Fiet. 
en los Libros de Piedad , que en la 
Ciudad de Heliopolin ofrecian Hom- 
bres , y á la Diolh Juno , tres ca- 
da dia : cafo horrendo , y que pare- 
ce , que para efte folo Demonio no 
avia Hombres en el Mundo , y que 
eran pocos los que nacian , legun ia 



qual referiré lo que hiciere masa pricla con que fe los íacrificaban 



Eufeh.lih.i^ 
x.zp. 7. de 
Fr.-ep. Ev. 



nueflro propofito , diciendo fus for- 
males palabras. Comencemos , pues, 
( dice Eulebio ) á moftrar mui larga- 
mente , quanto error , y pudrimien- 
to de impiedad tenia prefo , y aher- 
rojado al Linage humano , antes que 
nueftro Salvador viniefe al Mundo; 
lo qual , defpues que el Evangelio 
coiiiencó á predicarle por rodo- él, 
^comea^Q á defcrecer , y dilmiauirUs, 



Los Lacedemonios ( legun efcri- 
ve Apolodoro , vno de feis , que hu- 
yo Poetas ) acoftumbraron facrificar 
Hombres al Dios JSlarte. Los Feni-ii 
ees , comarcanos , y vecinos de lá 
Tierra de Promiüon , acoftumbrabati 
facrificar á Saturno , los mas amigc» 
fuíos , en tiempo de guerras , peíti- 
lencias , y trabajos ,' que padecían ; y 
efio tcl^ifican todos los que efcrivea 

Cus 



T04 ^^'^^^ 

Tus Hiílorlas. De los Curctís en Dal- 
nucia , dice Hiftrio , que coligió U 
Hiftoria de los Curctes ,_ que en los 
tiempos antiguos , lacriticctron á Sa- 
turno , niños. Pallas, que clcrivio'los 
Sacnhcios del Sol ( que los l'crfas lla- 
man Mitra ) dice , que Ins Inmola- 
ciones , o bacriticios hechos de Hom- 
bres , cali cu todas parces celaron, 
en tiempo del Emperador Adriano; 
pero antes ie ofrecia en la Ciudad de 
Laodicea á la Diola Palas vna Don- 
cella. Los Árabes , en Arabia , Re- 
N gion de Alia , entre Judea , y Egip- 

to , lacrilicatian todos los Años vn 
muchacho , enterrándolo vivo debajo 
del Altar de el Dios que adoraban. 
Todos los Griegos comunmente , an- 
tes que lalielcn a las guerras , (acnñ- 
cabaa Hombres , Icgun lo dice Phi- 
larcheo , Hiltoriador. Los Traces , y 
Scitas hacian los milmo. Quien igno- 
ra ( dice Eufebio ) que en la gran 
Ciudad ( que pienfo lo dice por la de 
Roma ) ofrecen los Latinos en las So- 
lemnidades , y Fieltas de Júpiter Hom- 
bres en Sacriticio ; y aun harta eltc 
dia ( conviene á laber harta lü tiem-. 
po ) no folo en Arcadia al Dios Pan, 
Dios de los Partores , y en Cartagoal 
Dios Marre í Pero comunmente todos 
los Hombres , quando llegaba el dia 
de la tiefta , en la qual te avian de ha- 
cer los Sacrificios , rociaban los Aítaies 
con langre humana. 
Thil.Ub.T. También Filón , que efcrivió la 

abeod.En^ Hiftoriadc lúsFenices , vía de eftaspa- 
/eb.relatui. ¡abrasen lü Primer Libro. Cortuinore 
fije muí antigua ofrecer el Principe 
de la Ciudad , 6 de la Gente, al mas 
querido , y amado de fus hijos , en 
Sacrificio , en las grandes calamida- 
des , y peligros de la República ; y 
cito fe ofrecia al Dios de quien creían, 
que el trabajo les venia , haciendo 
lemejantc Sacrificio , como lüpíican- 
do por el , fuelcn remediados , y fa- 
vorecidos ; y alsi acaeció , que Sa- 
turno , al qual los Fenices llamaron 
llracl , Rey de cierta Región , vien- 
do cüár fu Ciudad en mucho peli- 
gro, y cerca de 1er tomada por guer- 
ra ; y no teniendo mas de vn folo 
hijo, lo hico veit'r de vertiduras Rea- 
les , y poner fobre vn Altar , para 
crtc fin ordenado , donde lo íacrifi- 
có; y por efto(no fin mucha ra^on) 
'cUm.Alix. CtcmcnteAlexandrino en el LibroLsw- 
iihr.co>iira ti'A Gentiles , dice , hablando con 
«««''• ellos ; Crueles , y mas que aucles, 



Séptimo 

contrarios , y enemigos de los Hom- 
bres fon vuertros Dioles , que no fo- 
lo fe gocan de vucftra locura , y de- 
fatino , pero no celan de maltrata- 
ros , y artigiros , o con tcmoies de 
guerras , ó con codicia de alcanzar 
victorias , en cuia demanda , y en- 
gañóla cautela , os piden Sacrificios 
de Hambres , y harta que los apla- 
cáis con derramar langre humana , no 
quieren contentarle. De Arirtomcnes 
Ñclenio le dice , que lácrifico tie- 
cicnios juntos á Júpiter , entre los 
quales ficrifico á Teopompo , Rey de 
los Lacedemoniüs , como lo refiere 
Eufebio. Los Tauro Scitas ( que fon 
Pueblos Septentrionales de Europa ) 
lacrifican quantos tftrangcros pueden 
aver , y fon muchos los que a lus 
manos vienen , por cuanto es mucha 
la brabeca de la Mar , por aquellas 
Cortas , Y Riveras i y forjados de 
los malos tiempos , y borraicas , fe 
quedan alli , por las cortas =, los qua- 
les luego Ion lacrificados á Diana : ci- 
to dice Pomponio Mcla , y Herodo- Pompan u* 
to. Los de la Ciudad de Pella , en - "■'• > 
Tcfalia , tenian de cortumbrc , cada ^"■'"i't'íi- 
vn años , lacrificar vn Hombre , que ^' 
fuefe natural de la Provincia de Ata- 
ia ; los quales ofi'ccian a Chilon Cen-i 
tauro , y á Peleo. Los Cretenles la- 
orificaban Hombres a Júpiter , legua 
dixo Anticlides, y los de Lcsbos , en 
el Mar Egeo , á Baco. los Foccn- 
fes , junto á la Ciudad de Delfos, 
los facnficaban á Diana , como lo di- 
cen Dofcida , y Fitocules , Hirtoria- 
dores antiguos. Hereteo , Ático , y 
Macario , Romnno , facrificaron íus 
proprias hijas , el vno á Prolerpina ) y 
el otro al Demonio , fu defeníor. 

CJTITULO Xll Que pro* 

jiíTue la ymteria de los Sacrificios 

antiguos ^ en los quales fe fa- 

crijicaban Hombres a los 

Demonios. 




lonifioHalicarnafeo es tcf- 
tigo de crtos inhumanos 
actos , y crueles Inmola- 
ciones , y oírendas ; el 
qual en fu primer Libro 
( como pcritiísimo Varón de las An- 
tigüedades Italianas } dice , que por- 
que no le ofrecieron á Júpiter , y 
Apolo Ja dccim* de ios Hombres, 



Pí««. H.T- 

¡icarn.ir.í. 



de ¡a Monarquía Indiana, ' 1 05 

fucedió grande éfterilidad i y que las cofas , qué de la Tierra les na 



en los Arboles no maduraban lois 
frutos > fino que le calan fin llegar 
á fa<¿ou ; las cfpigas de los Panes no 
granaban , y \á yecva para los paf- 
tds de los Gaiíados no crecía, y en 
naciendo fe fccabá : Las fuentes en 
íl Verano tío manaban , y de otras 
no ic podían beber fus aguaá , ó por 
amargar , ó por otra caula , que fo- 
brc venia : Las Mugcrcs preñadas , Ó 
morían i ó fi pariaii de pairto natu- 
ral i nacían las criaturas liliadas , ó 
las Parteras las fácaban hechas peda- 
mos : Los Hciinbrcs , y las Muge- 
res , y toda lá otfa multitud , cada 
dia enfermaba , y muchos de ellos 
itíoriaii , ccínló tocados de enferme- 
dad contagiofa , y peftilcucía mor- 



tal ; y por efto 
mui vejados j y 
eri tanta aflicción 



dicho eran todos 
afligidos; Viéndole 
i y trabajó ¿ pre- 
guntaron á los Oráculos , que que 
pecados avian coriietido ^ para me- 
recer por ellos , tan grave i y rigu- 
rofo calligo ? Y también ,• que de- 
bian hacer , fiara aplacar la ).ra Di- 
vina , y verle libres de aquella tan 
intolerable caláríiídad ? Fueles refpt)ri- 
tikio , que todo aqtiello , que pa- 
decían, era en pena de rio aver cuih' 
plido el Voto ,■ que avían hecho,' 
aviendo reccbido de los Diolcs , lo 
que por lli petición avían pedido , y 
que de muí maioreS cofas eran deu- 
dores , las qualcs , ñ las pagafefi, 
ferian libres de' aquella pena ,■ y ref- 
títuídos á fu antigüai felicidad , y 
holganza , celando tcxlos aquellos 
males. El Origen de eftá refpucfta, 
tiene íu principio , y fuñdaiticiitó , cri 
crto , que como los Pelalgios , Pue- 
blos de Teíaüa , ó' Afia , y los Abo- 
rigénes , primefos moradores de las 



oa. Pero no acabaron de latistatcr-r 
fe de la rclpliefla del OtaciiJo i y, 
con la duda que les cause , queda- 
ron todos en grande , y profunda 
perplexídad. Pero vn Hombre ancia- 
no i de los de aquella República, 
falícndo de el parecer ordinario , y 
común del Pueblo ( que quantlo conf- 
ía de multitud , todo es behetría ) 
díxo averie cumplido el Voto de to- 
das las cofas , que de plantas , y 
yervas nacían 5 pero que da la deci- 
ma de Hombres ( la qual mas lOs 
Diofes cftimaban ) no le avia ctsm- 
plido , ni fatistecho ; por Ib qual , icd 
cíettos { les díxo ) que ficrupre pa- 
deceremos ella calamidad , y ruiiiá', 
íi también ( cerno de las otras cofas) 
las primicias , y diezmos de les He m- 
bres ro lacrificamos. Efíc dicho del 
viejo algunos lo loaron , y aprcba'- 
ron 5 pero otros dijeron ; que era 
iniquo , y lleno de crueldad. Hnal- 
. merite , bolvieron á conlultar fcbte 
ello , y de común acuerdo concerta- 
ron , que fuéfen otra vez los Orácu- 
los Confultadüs , y que fe les pre- 
gúntale , fi placía á los Í)iofcs, que 
le les ofrccicfen en Sacrihcic) las dé*- 
cíÍTias de los Hombres j afi como 
fambien fe les olrecian las de los fru- 
tos déla Tierta. 

Pero de aquí nació entre los Prin- 
cipales de las Ciudades , y multitud^ 
y canalla de el Pueblo , vna mui 
grande íedíción , turbación , y albo- 
roto 5 foípecharido la Gente común, 
no fuefc efta alguna maldad inventa- 
da por los de el Govierno , para 
apocar , y dífminüir la Gente. De 
donde fe comcníjo á defamparar la 
Tierra , huicrdo vnos de otros , y 
teniendo cada qual al otro por íoí^ 



Tierras de Italia , huvicfen poblado pechólo ; lo qual fue caufa de que 
en ella , y por raigón de fu eíierilí- mochas Ciudades fe delpoblafen , y 



dad , no diefe frutos , hiñeron voto 
á Júpiter , y Apolo , que fi la fer- 
tíli^afen , habiéndole dar los frutos 
necefarios ,• para la fu'tcnfacion de la 
vida , les ofrecerían" cri Sacrificio la 
decima parte de todo lo que nacie- 
í'e, Hecho efle voto , cesó la j^efli- 
lericía de los Arboles, y toda aque- 
lla efterilidad , y penuria fe convir- 
tió en mucha fertilidad , y abundancia 
de frutas, y panes.- 

Viendo cumplido el voto por par- 
te dé los Dioles , comen<jaron á pa- 
garlo $llos con las decimas de todas 



quedafen como afoladas , por la fu- 
ga , y htiída dé fus riaoradofcs 5 fí- 
guiendo los padres á los hijos , que 
bulan , los hermanos á íus hermanos, 
deudos á deudos , y los mezclados 
por afinidad , á los que reconocían 
por participantes de fu fangre , y en 
grado parientes ; y eflo fiíe en tan- 
to extremo ( dice Díonifio )que de las 
Gentes , que de Italia huieron , íe hiri-^ 
chó la Grecia , y la Barbaria (qué és 
Provincia cercana á Grecia) por lo quái 
no pocos Años , fue vejada , y afligida 
Itaha.- 



Eufebll.^. 
cap 7. de 
Fi-fp. Ev. 
eina fin. 



itoí5 -^•'^ 'uyo 

-■i TemiertcTd , pues , los que govcr- 
iiaban los Pueblos , los clcaiidalos , y 
tumores- de Kis Gentes , y qucriLii- 
áo juntamente fatisücer á la Reli- 
gión de los Dioles , á los quales 
punfaban , que de derecho todo k3 
era debido » ordenaron ( como por 
medio de paz ) que de k)s Mance- 
bos , que llegaban á edad de ado- 
Iclcencia , le clcogielen algunos , y 
\q% tacriticaCcn por primicias; Y dice 
mas abajo Dioniíio , que afirman los 
que de cito tenían mas larga noticia, 
y experiencia , averie hecho cfte Sa- 
crificio á Saturno i en los tiempos 
antiguos de la milma manera , que 
losCartaginefes los vlaban en lu Pro- 
vincia , antes que Tu Ciudad fe dci- 
truieíe. Los Celtas ( que loa los Fran- 
•ctü% , Comarcanos de Elpaña ) y las 
^Gentes mas Occidenrales , hacian fus 
Sacrificios de Hoinbres , ofi;eciendolos 
áios Demonios^ 

CATIT. XIIL í^omlefe pro- 
Jique la materia de los Sacri/icios^ 
y Je brueba j^ Ánúgucdaá. , y ge- 
neral '\>Jo , entre los Gentiles , y no 
fer contra la Ley Natural , o/rC" 
cer a Dios los hijos , en Sacri^ 
fiáo , fmúo por él pe^ 
didos, 

Üfcfcid C profigüiendo la 
materia de el Sacrifi- 
cio de Hombres , tan 
vfado en todo el Mun- 
do ) en el Libro arri- 
ba citado , en el Ca- 
pitulo íeptimo dice ellas palabras : Dia- 
doro eri el vigeümo Volumen , de 
íu Hiñoria , elcrivió colhs femcjan- 
tes á las dichas , en los Capítulos 
pafados , á los Cartaginetes , y a 
Agatocles , Tirano , de Sicilia , dcl- 
pues de la muerte de Alexandro 
Magno, en tiempo de el primer To- 
Jomco , por eftas palabras : Decían 
averie Saturno- airado contra ellos, 
por ra^on de qae couto antes le lo- 
lian lacrificar los hijos de los mas 
nobles , y excelentes Hombres de la 
República ; dieron deípues en guar- 
dar fus hijos , y clcondcdos , y la- 
crificar , en íu lugar,, niños com^ra- 
¿os (ic Gente común , y baja< , de 




ScpfirnúA 'iS 

lus qu>ües fe facrifícaron muchos : ftié 
heclia lobre ello dil¡g(.nte inquificionj 
y liahaiun 1er veid^d aquel engañoí 
por Jo qudl tacilmentc le perluadie- 
ron a cieer , que hacerles guerra lus 
enemigos j y vencerlos , era por no 
averie guaiiU.do pura , c inviolable- 
mente la cuuumbre antigua , y ce-» 
remonia rcligioía de facnficarle los 
hijos de los Nobles , y Cavallerosj 
para cuio remedio j queriendo apla- 
car la ira , y laña de los Diofes , la* 
crificaron docientos Mancebos de loa 
mas nobles j y calificados 5 del qual 
Sacrificio , pareciendoles a otros Man- 
cebos , que podían dejar lolpcchá 
de lu cobardía , y poca devoción, 
fe ofrecieron otros trecientos para el 
niilino Sacrificio; Tenian vna Eíla- 
tua de Saturno , hecha de metal , dé 
exceliva grande»¿a ; cuias manos ersii 
con tal artificio obradas , que lleJ- 
gando á la Tierra , aicancaba á to- 
dos los Mancebos , que por íuer<^i 
eran traídos a fu prefencia , con los 
quales daba en vna grande hoguera) 
que tenia junto á si , para efte pr»- 
poliro hecha. También ofiecian , y 
lacrificaban Hombres ¿Mavorte (que 
era el Dios Marte ) en todas las 
partes donde era tenido , y reve- 
renciado por Dios. Concluie , puesj 
Eulebio en aquel Libro Quarto , con 
los Sacrificios , que los Hombres , de 
Hombres hacían ,• contando las Pro- 
vincias del Mundo ,' epilogando las 
que hafta fu tiempo fe labian , di-i 
ciendo : Grecia , Aíi:ica , Tracia , Sci-" 
thia , la prudentiíima Gente de Ate* 
ñas , la Gran Ciudad de Roma , Sa- 
lamina , Rodas , todas las Islas , Chio,' 
Thcnedo , Arcadia ,• Lacedemonia,- 
Egipto í Fenicia, Libia, Siria, Ara-i- 
bia , fijeron todos cfios Sacrificado-' 
res de Animales , y Hombres , haí- 
ta que vino Jcfu-Chriílo nnefiro Se-- 
ñor , con cuya venida íé alumbra-" 
ron los Entendimientos de las Gen- 
tes , y cefaron de fus cegueras , y 
crueldades. De tos Galata's , reficrc'^^í''"^-''-^' 
Tlieodoro , que á todos los malhe- '^^^■^' 
chores guardaban cinco arios , y' 
puertos en vnos palos , 6 empalan- 
dolos , los ofrecían á íus Diofes. 
Gtros los hechaban lobre grandes 
fuegos , y alli los quemaban vivos, 
ofreciéndolos á los Demonios , co- 
mo por primicias de íu devoción, 
también , á los Caufivos ;, factificabaí»' 
á los Diofes* 



Eufeh.d. lu 



tlú. 



'"'■■ Mucho agrava Laflancio los 
l.icjant. Sacrificios de los Niños inocciuc.v, 
'^^''' cuia edad lliele 1er a íiis padies diii-^ 
ciíima , y le clpar.ta , que no baf- 
talc la mirma naíiiraleí^a , y amor na- 
tural , qiie le les tiene á impedir íc 



ác la Monítrqi4Í¿i Irí (Jimia. i o^ 

conoícr con fcrvicio k Dios , cjtje acu- 
dir al favor, y amparo de ioí, propios 
hijos ; los qi;a!cs le deben polponer 
por ciío , roaionncnte que no avia 
lei ninguna poíitiva , que coijtradi-< 
xele aquel modo de ofrenda , y Sá-^ 



mejante impiedad , y el reípcto que criíicio, y no aviendola íe debía por 
íc debe á ia propia íangre , para que todas maneras. 



les atájale el pifo , y atafí las ma- 
nos , para no cometer cite liecíio, 
íactiíicando a los Dioíes (lis propios 
hijos ; y llama á elle Sacrificio , ha- 
caña execrable , ó plaga de el Lina- 
ge Humano. A ella racon de Lac- 
rando , podían relpondcr cítos íacri- 
ficadorcs , que mL;cho maior es h 
piedad que fe debe á Dios , que á 
¡a propia íangre ; porque aquellos 
que ofrecían á fus hijos en Sacrifi- 
do , aunque en reaiidad de verdad 
erraban , por fer Demonios , y na 
Diolcs a los que fe ofrecían , en ren- 
dían ofrecerlos á Dios , al qual de- 
bemos todo lo que lomos ; porque 
cuíno dejamos probado en el Capi- 
tulo Primero de eíle Libro , nueílro 
Entendimiento juzga deberfe á Dios 
naturalmente , en !(:rvicio , todo lo 
que es , puede , y tiene , no foio de 
las .colas que fon luías accidental , fi- 
no efencíaimente ; porque (como ya 
díximos ) el Sacríñcio , es' vna pro- 
teítacica , y reconocimiento , con 
que le humilla , y lujcra el que lo 
ofrece , al que es ofrecido j pues á la 
racon de eífa prnteílacion , y teco» 
nocimiento , pertenece, que clHom- 
re reconozca aver recibido de Dios 
tcdo aquello que es , y pofec , y que 
(c lo debe en fcrvicio , como defpues 

tit.iA.ca. ^'^ Santo Thomás lo dijo San Antonio 

s- §.2. de Florencia. 

Siendo , pues , afi , que el Hom- 
bre debe á Dios todo lo que es , y 
tiene; y Tiendo juntamente tan gran- 
des las mercedes que de él ha recibi- 



Koman-s^ 



Gentf, z^ 



Antcn.x.p. 



Mas de punto debemos fubir la 
prueba de cile cafo , diciendo , que 
la vida de qualquier Hcmbre , por 
jufto que fea , es debida a Dios , pos 
el pecado de Adán , en quanto por 
c! eílá obligado « la n^uerte ; por el 
qual , como dice el Apoílol , entró 
la muerte en el Mundo , y íiendolc; 
debida , debe daríela cada , y cuan- 
do que íe la pida : cuía prueba tene- 
mos en Abrabiiin , á quien dijo Dios, 
que le facrificafe á lii hijo, y el • au- 
to Patriarca , no dudando en el Di- 
vino Mandamiento , io pulo en exe- 
cucíon , aunque no llegó á efecl:o 
por ia mifma crdenaciou Divina. Pero 
lo que yo quiero probar por lo dicho, 
es , que ya Abrahan obedecía en fa- 
crificar a íu hijo , al qual , como la 
Sagrada Efcritura ñora ', amaba tier- 
namente 5 pero poíponia el amor na- 
tural , y !a piedad de la langrc pro- 
pia , por acudir á lo que labia , que era 
gufto 5 y voluntad de Dios , la cual ha 
de fer antcpueíla á todas las coías^ Y 
de Sanfon Icemos , que fe mato á s í If'<iic tí^, 
rnífm.o , en detenía de la Honra de 
Dios 5 como a^rma Lira , porque los 
que le tenían prelo , y Cautivo eran Ido- 
latras , y lo vlrrajaban en menolprecio 
de Dios ; por lo qual queriendo ven- 
gar la injuria , que Dios recibía de 
aquellos Filífteos incircunciíbs , fe ma- 
tó a SI mífmo , ofreciéndole á Dios, 
en facrificio , y mató coníigo los 
blasfemos que idolatraban ; y efto no 
fin voluntad , y ben.-p!acito de Dios, 
lo qual parece f^r aü , por quanto 



Llya,fuper 
hüc Itcum, 



do , fe figue luego quedar el Hombre niílagrofaniente le fueron reíhtuídas 

áDíüs tan obligado , que aunque ha- las fueteas antiguas , que antes avia 

ga todo fu deber en lu fcrvicio , no perdido , por avcr defcubierto el íc- 

fatisface dignamente á lo que debe, creto de ellas á (u muger Dalila , que 

Por lo qual digo, que no erraban ef- era feñal , é indicio de que Diosque- 

tos en elle Sacriñcio , aunque en la in- ría que muriefc por aquel modo, 

tención erraban , pues lo ofrecían al dándole fu vida en aquella ocaíion. 

Demonio ; al qual no íe le debe , por que era el para quando la avia recibi- 

fer coft debida á Dios , que es Señor do. De donde íe ligue notoria , y ma- 

de vida , y muerte : y era mas ra<^on nificííamencc no fer el Sacrificio hecho 



acudir á la piedad del culto de Dios, 
que á la que le debe a la propia ían- 
gre , y al amor de los hijos natura- 
Jes , por quanto esnrui míís ni?íwai te- 
juino lí, 



cruel , aunque parece inhumano , por-- 
que fiendo la vida deuda debida ( co-' 
rno dejamos probado ) es racen que 
fe pagqe ,. qna::do íe pide : y ve- 

naosj 



^i 



io8 



Pltuarc.trt 
Frabitin, 



Tiio-L'tv. 
¡i.tJecaJ. 
I. 



Flin.üb. ? . 
cap. I f . 
Liv. Ub.f. 



S»crat.l¡b. 

7. (lip.vlí. 



ti\os que el Demonio la pedia en al- 
gunas oc^íiones , con cxprcfas pala- 
bras , yá que en otras no : y ali no 
erraban , por uner crckio , que era 
Dios el que los pedia , aunque iban 
errados en la iotc.cion , ofreciéndo- 
los 3. los Di oles , que no lo eran lino 
crueles , y deteltables Demonios , á 
los quale.s creían íerles debido aquel 
Sacrificio , por rat;on de ellimatlos 
por Dioles , y tener creído , qué lo 
eran. 

EitQ fe declara , con lo que dice 
Plutarco , en lus Problemas , que co- 
mo los Ruinmos entendielen , que 
ciertas Gciucs barbaras , que avian 
fujetado a fu imperio , aviin facnti- 
cado Hombies a los Dioí- s .n:no ta- 
les , le^aii la c gu^dad en que vi- 
viaii , y man 'a; n liam.r á los Go- 
vernidores , y Síñores de ellas , pa- 
ra ca.tg irlos por ello , no lo IVuie- 
roi , inforinandoic , que hacían el 
dicao Sacrificio por Let , y coílum- 
bre antigua , qjc icnian ; pero man- 
dáronles , que de allí adeíantc no 
vfilen de feci-jante Sacriñcio : co- 
mo quiera ( dic^ Plutarco ) que los 
niifmos Romanos , pocos dias antes 
avian facrificado dos Hambres , y 
dos Mugeres , Francefes , y Griegos, 
enterrándolos vivos en el Foro Baa- 
rio : y fuera julio , que no come- 
tieran lo que en otras Naciones re- 
prehendían j pues que lo juzgaban 
por malo. Qae los Ronunos aian 
facrificado los Francefes , y Griegos 
diciios , demás de decirlo Plutarco, 
lo dice Tuo-Livio : y también re- 
fiere , que vn Confuí , por hacer 
fielta á vm Mugcr , que traía confi- 
go , facr^ficó á cierta perlbna en fu 
prelencu , en la Ciudad de Plalencia en 
Italia, feguii Plinio , en vn banquete 
que le hiijO , lo qual dice Tito-Livio, 
en el Libro Nono. 

De Juliano Apoftata , grande He- 
chicero , que fiempre fe acoiilejaba 
con los Demonios , fe cuenta , que 
los Sacrificos principales , que de lé- 
crcto ofrecía a los Demonios , eran 
Hombres. El qual , íegun refiere Só- 
crates , en la Hiftoria Tripartita , quan- 
do quifo ir a la Guerra contra los 
Perfas ( donde murió mala muerte ) en 
vn Templo , donde hico Sacrificio 
fecreramente en la Ciudad de Garran, 
fe hallo vna Muger colgada de los ca- 
bellos , los bracos cítcnJidos , y el 
yicatrc abierto, 'en cmo higado vido 



Libro Septhm 

léñales de qúé ávia de alcancar vicio- | 

ria 5 pero burlóle fu maldad , y el De- ' 

nionio con quien le aconfcjaba. Y 
delpucs de íu muerte , íe hallaron en 
fu Palacio Imperial, en la Cuid.-d de 
Antiochia muchas ceftas, llenas de ca- 
be>jas de Hombres , y cuerpos muer- 
tos en los Pocos , que avia (aerificado 
el infclice , y mal aventurado , íicn- 
do Chriftiano , aunque Aportara , y 
H;rege. Tulio , en el Libro Según- Tal. ¡íb.i, 
do de las Tufculanas queítiones , cuen- Tuf,.¡iusft,'^' 
ta , que los Efpartanos , vecinos de la 
Ciudad de Eíparta , en Laconia , y 
Metrópolis, en Peloponefo , acortum- 
braban acotar tan cruda , y recia- 
mente á Ids hijos , delante de los ído- 
los , qae de la muciía fan-',re , que 
derramaban , bañaban el fueío , y ellos 
moiian ; y ello hacían por genero 
de Sacrificio. Ta nbicn fe halla , que 
los Infieles ofreciclen Hombres en 
Sacriñcio , como lo dice Alexandro, /f.'fvjíí 
al fin del Libro Sexto, haciendo cite ¿¡'■'■í-'í-í 
Sacriñcio de cautivos. ''^' *• 



CAT, Xir. 'De como los Efpaño^ 
les , y Aiiialiicí's facrificaron Hom- 
bres a lis 'Demonios j a los qua-^^ 
les adoraban por 
(Diofes. 

^^£^i¿J:^ O S que en eflos pre- 

^^'s '^K^''''^ lentes ticirpos nos 



ipos 
ciamos de Elpañoles, 

*¿^ VL^^'P^ y blalonamosíer déla 

de el Mundo, y que 
hacemos ventaja en valor á las otras 
Naciones , que por el le hjllan , no 
podremos, á lo menos , negar , que fi 
aquellos incurrieron en ignorancias 
barbaras, que no hielen mui partici- 
pantes de ellas nuefiros antcpafados , y 
dichos Efpañoles: porque no ai cofa que 
por las Provincias de la fierra fe aia 
hecho , y vfado , en que ellos tanibien 
no aian ido a la parte , mofirandoíe en 
erto tan ignorantes , y barbaros , co- 
mo los demás, que errando hacian fe- 
mejantcs defatinos, ydifparates. Uno 
de los quales , como hemos vifto en 
los Capítulos pafados , ha íido lacrifi- 
car Hombres á los Demonios , en el 
qual aclo , y hecho , los dichos nueftros 
Elpañoles , Ion convencidos , diciendo 
Ellrabon de los vecinos del Rio Duero, ^"■"^•''•J- 
que facrificab^ti de cieatp ea ciento los 

ílom-; 



de ¡a Monár 

tiotnbires , z\ qual Sacriticio llauíaban 
Hecatombes ; de los qualcs Sacrificios 
otrecian las manos dcreclins al Dios 
Marre , como en otrenda precióla. Te- 
nían por eoílumbre para fus AgueroSj 
mirar con atención las aladuras de los 
dituncos olrecidos , y ninguna cofa de 
ellas cortaban ; pero conüderaban mu- 
cho las venas de los lados ; y dándo- 
les mil bueltas conjeturaban » por las 
íeúales que hallaban en ellas , las coíaá 
que querían labcr j para cuio intento 
avia lido hecho el Sacrificio. De las 
tripas de los cautivos íacriticados , (aca- 
ban Ihs adivinan<^as> las qüalcs embol- 
vian en vnos laialcs , 6 gcrgones , y 
iegun hallaban en ellas las heridas , ali 
las notaban j e interpretaban > y por 
ellas le prometían los bienes , 9 los ma- 
les. Eíto , y rauchtí mas dice Éttrabon 
en fu üeotiiafia. De los moradores de 
las Sierras , y Montañas , dice , que 
otrecian al Dios Marte ^ ieii Sacrificio, 
los cautivos que prendían en la Guer- 
ra i y los cavailos juntamente : los qua- 
Iqs también acoiiu.nbraron oíirceef td- 
do genero de cofas , en centenarios, 
como era coltumbre , ó íegun la oof- 
tumarc Grecánica. Dice mas Eítrabon, 
fer propio de los Blpañolcsofi-ecenc eri 
Sacrificio j por lus amigos , y hacer vo- 
to de morir por ellos. 

Los Andaluces , Gente í en aquellos 
Tiempos , ñus fimpl- , y pacirica , que 
otra alguna , comcni^aron el vio , y 
coilumore de Ids Sacrificios , quando 
les entraran las Tierras , y rincones 
los Feniccs , que vinieron al olor , y 
reclamo del Oro , y Plata , que pot 
aquellas ríquUimas Provincias avia. £í- 
ta mala eoltumbre íe les pegó , como 
lepra , o tama de la mucha converfa- 
eion , y íamiliaridad , que tuvieron con 
los dichas Cartaginenics , Feniccs , y 
Africanos i aprendiendo de ellos , ali 
eomo orras muchas cofas , y coftum- 
brcs, ella tan diabólica, é inhumana; 
la qual tomaron fácilmente , como íea 
verdad , que el Hombre f«a natural- 
meiTte inclinado á reconocer vn Dios¿ 
y adorarle con actos interiores , y ex- 
*^' teriorcs,' como dejamos probado , pa- 
^* ra cuia introducción , y confervacion 
de ritos , y ccremoriias , traían los Car-' 
tagincnfes , fus Miníftros , y Sacerdo- 
tes. Enfeñaronlcs á adorar fus ídolo«y 
dándoles ciertas figuras , ó imágenes 
nuevas , cuios nombres , ellos hafia 
entonces, ncr avian oído, ni virtolc- 
me jantes hechuras , 6 imágenes. £1 

Jomo lí; 



quí'a Indiana, lo^ 

principal Sacrificio , que les enfeñaron„^ 
fue el vniverfal , de que han vfado to- 
das las Naciones , de facrificar Hom- 
bres, y aplacar á los Dioles, con faiH 
gre humana , del qual lacrificio no eí^ 
taban libres fus mifmos hijos , íiendo 
muí niños : y hcchaban el lello , a eíia 
locura , con pen'ar j que lo foreolo , y 
bueno del Sacrificio , era , que los la- 
crificídos fuefen los primogénitos , y de 
ellos , los mas hermoios , y lindos. , „.- 

Si elfo fuera en fervicio de Dios, y" 
fiípieran fer fu voluntad , quefelosfa- 
erificaran , no iban mal guiadosj en dar- 
le io mejor en Sacrificio ? pues es vna de 
las condiciones de la ofrenda , la pure- 
ra , y bondad de la cola íacrificada , y 
ofrecida > lo qual le nota en el Sacrificio cení/.ja 
de Abel , que fue efcogido , y por la 
mifraa ra<¿on aceptado ; pero erraban 
en ofrecer al Demonio , llendo cof* 
tan fucia i y puerca , cofas puras , y lim- 
pias , y hendo tan feo , bulcarle Niños 
lindos , y hermoios ; y aunque fe las 
ofrecían al que creían , que era Dios, 
pudieran creer , que Dios no quería 
íémejantcs cofas , ni que en íus Altareá 
mueran Hombres, ni fe, manchen coa 
fangre humana 5 que fi lo quinera ed 
todas las edades j y tiempos lo moítra- 
ra , y manifefiara ; y fi alguna vez la 
ha querido , nO ha fido fino vn amagoj, 
como vimos en el Sacrificio ae A bra-j 
han , eacuio lugar fue ofrecido vn Car- 
neto. Y ii Sanlba murió , tuc por parti- 
cular voluntad de Dios , y porque afii 
convino para calHgo de aquellos bUi- 
fenios de fu Saritifimo Nombre , en cu- 
io raenofprecío burlaban , y clcarue-? 
Clan del prefo j y ciego : y como cofa 
que no há querido , ni quiere , no lo has 
vfado. Y en lafingularidad de eíte cafo 
( fin faber que aia lucediJo otro ) fe he- 
cha muí bien de ver , lo que Dios lo ha 
aborrecido , y lo mal que fu MagcÜad 
Santífima hente de el , y quan barbaros 
han fido ios Hombres que lo hsn come-r 
tido , y quanta merced ha hecho Dios 
al Linage Humano, en averio lacado de 
vna fervídnrabre tan penóla , fujetando-? 
lo á Lei dulce, y fuave, donde por Man-^ 
damiento exprefo, no íolo no confiente 
en muertes de Hombres •; pero nuñda> 
que no mueran matandofe vnos á otrosi 

Bolvíendoal propofito , y querien- 
do el Demonio entablar eíia mala 
coftümbre ,• ers Efpaña , luccdió ( per- 
mitiéndolo afi Dios , por fus oculti- 
limos juicios ) que viro grandiíima 
peñiicacia ^ y mortandad , por toda 

i^* te 



lió Li^^yo 

la Tierra ,' f ófró's trabajos , e infortu- 
nios. Con clíos trabajos , y pellos, 
morian miiciiás Gentes , y las que 
quedaban vivaá , vivían aíbmbradas , y 
djjantaJas. A elia lacoii , y coiun- 
tura acudieron los Sacerdotes d¿ Car- 
iaco , con fu faifa doctrina , animán- 
dolos , e informándolos en ella , y 
perfuadiendoies , que el mejor , y vi- 
timo remedio ^ para eícapat de aquel 
peligro , y acote divino , era matar 
Hombres , para que muerte de Hom- 
bres , con muerte de Hombres , cela- 
fe j lo qual fe \\\c¡o , y quedó por 
collumbre , y el Demonio mui vfa- 
no de verfc íervido en Elpaná , con 
cfte genero de fcrvicio tan introdu- 
cido en el Mundo. En otros traba- 
jos , no tan graves , y penofos , les 
enfeííaron no fer neccíarios femejan- 
tes Sacrificios , lino Iblo derram.ar 
fangre de los miemoros de íus cuer- 
pos , á la manera que ellos Indios lo 
han vlado , como en fu lugar vere- 
. , mos. Todo ello refiere Florian de 
Ori^H!? Ocampo , en fu Hilloria General de 
Gtttt'.Hifp, Efpaña. Y aunque no he hallado Autor 
antiguo , que aU lo cxprcfe , es racon 
darle crédito á íu mucha autoridad, 
de la qual creo lo veria en Libros , y 
relaciones , que yo no he vifto , ni te- 
nido noticia ; el qual añade , que con 
cfta vida , y cortumbres fe paíaron en 
aquella Provincia algunos Años. 

El que compulo la Hilloria de Ef- 
paña , en tiempo del Rci Don Alon- 
íó el Sabio , cuenta , que defp'ies de 
la muerte de Pirros , Rei de Elpaña, 
feñoreandola los Griegos , vinieron 
ciertas Gentes á ella , llamadas Almo- 
nices , que adoraban al Fuego por 
Dios : los quales vfaban en manera de 
Sacrificio , luego que les nacian los 
hijos , hacer Fuego de leña mui fcca, 
de manera , que la llama fuefc clara, 
y fin hamo , por la qual pafaban al 
niño dclnudo en cueros por quarro 
partes , en manera de Cruz , movien- 
do ella Cruz , ó fu femejanca, de Orien- 
te á Poniente , y de Norte á ^ur : lo 
qual hacian como en manera de Bau- 
tifmo ; y quando los Hombres eran 
viejos , y de tanta edad , que yá ci- 
taban hartos de vivir la vida , ó no 
qucrian vivirla , y defeaban ir á def- 
canfar de ella ( aunque no iban lino á 
nueva vida , y de maiores , c infini- 
tos tormenros ) hcchabanlos en aquel 
Fuego , y alli fe quemaban , y mo- 
jian 5 y creían , que luego iban á go- 



Sexto 

car di Bicnaventuranca , y de la prc^' 
Icncia de los üioies , a los quales en- 
tendian , que Icrvian , y ai:,radaban 
con aquel genero de (acniicio. Elle 
Sacrificio fue antes vlado en Caldca» 
y de lo dicho parece fer cola proba- 
ble á la Gente Efpañola , que por aque-i 
líos tiempos vivía , averíele pegado 
clb mala roña j y ritos de ellos Al- 
moniccs , que fcgun alli fe dice , fe- 
norcaron á los Elpañoles quarenta 
Años , y como Señores , intraduci- 
rian lus columbres. 

CJ?. XV. íDe como los del TaeJ 

blo de Dios también caieron en e/Iá 

cerriiedad , de ofrecer fangre /;m- 

mana,y/us propios hijosy 

al 'Demonio. 

^^^^If '^^ '^^ Gentes de aquellos 
f^Jihh^X^ figles antiguos , que vi- 



■^' ^-tí;¿J^ vieron fin lumbre de Fe, 



^í 



''^:^^ y dejados de la mano 
de Dios , en aquellas 
obfcuras tinieblas de fu ignorancia, 
tuviefen tantos errores , y comcrie- 
fen tantos delitos , como vamos pro- 
bando , y otros inmenlos , y fin cuen- 
to , que no contamos , no es mara- 
villa ; porque gente dejada de la ma- 
no de Dios , por fus merecidos pe- 
cados , ello , y mas hará. Pero Gente 
elcogida de Dios , Pueblo querido,- 
Sacerdocio Real, como dice San Pe- i.Pífr. x, 
dio , Hijo amado , al qual llamó de 
Egipto, como era ei de Ifrael, tan 
regalado , y favorecido con Lei San- ^^'"^' ^^* 
ta , y Mandamientos jufios, con tan- 
tos Predicadores , Profetas y y Pa- 
rriarcas : elle , que fiendo tan per- 
trechado de reíguardos , y tan alum- 
brado de doclrina , aia caldo en efie 
deteftable error, y llegado a tanta in- 
fenfibilidad , que los Sacrificios mas 
deteltables de quantos los Gentiles 
vfuon , cxercitafen con maior de- 
pravación , y rotura : ello es lo 
que efpanta , y afombra. Pero á cP 
ro no ai que relpondcr , fino con 
aquellas admirativas palabras de San 
Pablo , efcritas á los Romanos, que ^-°'"~ *'• 
tanto íe defieñaron , por elle def- 
atino , ó alteza ái las riquezas , de 
la ciencia , y (abiduria de Dios, 
quan incomprehenfibles fon vueftros 
juicios , y fecretos , vueílros fen- 
detüs , y camitios, Eilí; Pa:blo tan 

.4- oblL- 



obligado á Dios , por particulares be 
iieñGios, y tan lleno de Doctrina, no 
íe contentó , quanJo falió de Egipto, 
Con tener á tolo Dios por Padre ; pe- 
ro tomóle gana de tener otros Dio- 
fes mas , de quien fiar fus cuidados, 
y ncccfidades , parecicndoics ( a mi 
parecer ) que en la pluralidad , y mu- 
chedumbre de Dioies , confiília fu 
maior guarda , y dcfcnfa , que cflo 
í.xoL 5 1. faena la Letra , y Texto Sagrado, 
quando dijeron á Aaron : Danos Dia- 
les , que nos guien > y afi , dice : Fá^ 
nobis Elobym ; el quai Elohym , dice 
pluralidad , aunque íegun Gente doc- 
ta , y entendida , íe tonu en íingalar: 



de la Monarquía Indiana, 



\h'íc '.ocivn, 
O'ftll. ¡bi. 
G.of. ib i. 



vno , y otro notan Lira fobre elte lu- 
gar , y el dodifuno Oieailro. Y aun- 
que no fue fino vno el Becerro , dije- 
ron , ellos fjn tus Dioícs : porque co- 
mo nota la Glola , los que íe dan á la 
Idolatría, íciujetan a todos los vicios, 
y aí¡ íirven á tantos Diales , y Demo- 
nios , quantos ion los tícíos. 

Hicieron , pues , Dios , y tal , qual 
dios mccecian , que ate vn Becerro, 
que qualquiera , que con algún dií- 
curlb de rai¿on conliderarc eíla locu- 
ra , verá quan grande es : pues colga- 
ban íu confianca de los cuernos de vn 
Becerro , apartándola del conocido , y 
Verdadero Dios , que en prueba de 
cita verdad , en ellos avia obrado 
tantas , y tan cñimables maravillas. 
Eílas fueron las primicias , con que 
efte detatinado Pueblo , íe comentó 
á defcomponer , con Dios; y el peca- 
do primero de Idolatría , que come- 
tió , deí'pues que Dios lo comentó á 
regalar , con mercedes , y beneficios 
tan grandes , como en etla libertad, 
y camino , nos cuenta la Sagrada £f- 

critura. Y aunque fue caftigado por él, fingido; y decian , que íe lo cauíaba 
y propufo la enmienda , no lo con- ver , y laber , que aqHellos niños fe 
íervó , conforme aquel Adagio co- iban bolando al Cielo fin dolor , ni 
mun , que dice , que quien malas ma- trabajo. Quan mentu'a íea efta , ju-:- 
ñas ha , tarde , ó nunca las pierde : por guclo el que quiliere bien notarlo, 
lo qual defpues fe dio á la Idolatría, Ello creían ios prcícntes , por racon de 
tan á rienda liielta , quanco lo encare- que no veían mas el Niño , que üvian 
ee , y llora la Sagrada Etcritura. Una pueílo en los bracos del ídolo , y na 
de fus Idolatrías , entre otras muchas, labian que fe avia quemado, 
fue facrificar lus hijos , y entregarlos á Ella fue invención de eílos Gentí- 

la abominación de los Demonios. El les nombrados, y mui frequentada de 
qual abufo nació del que vfaban los los Hebreos, en la qual hocicaban poc 
de la Tierra de Canaan , maiormentc momentos , lacriñcando , y ofrccien-. 



III 

Sacerdotes , para engañar a! Pueblo, 
le ponian Fuego , ocultamente , con 
cuio calor , y llames le calentaba , y 
encendia ; y decian á las Gentes de 
Iti República , que qualquiera que 
quiüeíG ofrecer alguno de lus hijos z[ 
Ídolo Moloch , leria de él nuü bien 
recibido , y por ello íus padres muj 
prolpcrados , y alcancarian de Dios í« 
umittad , y gracia , y todo quanto de- 
fcaícn. Demás , de que el hijo , que 
ais fuefe ofrecido , paiária luego á la 
vida inmortal , fin dolor , fin pena, 
y ún trabajo. Con elle tan diabólico 
engaño traían muchos lus hijos , á 
ofrecerlos al Demonio , y tomándo- 
los los Sacerdotes ( que no conlen- 
tian que otros fueíen , porque lii em* 
bultc , y fecretü no íé detcubrieíe ) 
poníanlos en losbra<^os , y manos del 
Ídolo encendido, y en ellos rcndia la 
vida, y íe quemaba, y hacia cenica, 
y polvo. Y porque ios niños pucllos 
en cíle tormento , era tuerca que llo- 
rafcn , y diefen gritos , los quaics avian 
de fer oídos de fus padres , y poc 
ventura con el amor natural focorri- 
dos , pretendiéndolos librar de aquel 
confliéio , vlaban de eíla aftucia dia- 
bólica, í ingian grandes regocijos , y 
placeres ; porque cmbiaban a la com- 
pañía de los Dioícs aquellos niños , y 
acompañaban fu contento con inílrii- 
nicntos múlleos , y con grandes rui*í 
dos de atamborcs , y vocerías , con 
el qual ruido no era pofible oiife, el 
que el niño tierno hacia , ni las vo^ 
ees , ni gritos , que daba , confun- 
diéndole lus quexas ccn el eftruendo 
de las fonajas , y panderos , y confu* 
fion de voces. Con cílas voces , y 
ruido moltraban contento , aunque 



los Anmonitas ; los quales tenian vn 
Ídolo mui eftimado que le llamaban 
Moloch. Efte era. mui grande , y hue- 
co, hecho de metal , el qual tenia los 
Í>raijos etlendidos , cuios Miniíltos , ^ 
Jomo íi; [.^ 



do fus hijos á eíle maldito ídolo Mo- 
loch , á imitación de los Cananeos, 
por la comunicación , que con ellos 
tuvieron i porque las mas veces , y 
aun tiempre , lücede dé la frequente 
' jK. i coi 



Dh. fítíf, 
in Amei |. 



ni 



Libro Séptimo 

comiinicaciorí, pígarfe las malas coi- r rr o» i r j 

tumbrcs , y cometer pecados nunca CJT, 'XVL UJonáe Je tMtH de la 
penladüs,porquc fe vieron hacer por ^^^1,,^^,^^ grande , que ios Judjos 



Levit. 1 1 



f/jl.i«f . otros : ali lo dice David, en el Plalmo. 
Mezcláronle con las Gentes , y apren- 
dieron íus malas colUimb res , y lirvic- 
ron á los Ídolos de Canaan. Que (cr- 
vicio fue elle , que hicieron á los Ído- 
los de Canaan ? Ofrecer l'us hijos , y 
liijas ( dice luego ) á los Demonios, 
dercanundo laiigre de inocentes , y no 
fangre agena , lino la propia fuia , y <lc 
lüs hijos : dándola en lacritkio á los 
ídolos de Ciiaan , que era al Ido! o 
Moloch. Erto les era míii avifado, 
y prohibido en la Sagrada Elcritura, 
y lefMladamvnic aquclte Sacrilicio 
hecho i elk Ídolo , como parece en. 
el Levicico : donde les mandó Dios, 
que de tu dcfcendencia no ofrcciclcn 
á Moloch; como quien dice: No da- 
ras , ni confagr^rás ninguno de tus 
hijos al Demonio , cuio ídolo , y fi- 
gura es Moloch , á imitación de los 
ciegos Gentiles. 

Elle Sacrificio , y ofrenda fue cor- 
riendo en los Judíos , por muchos 
ñempos , y ya no folo la gente plebe- 
ia le hacia , pero avia cundido efta 
mancha tanto , que a viendo caído en 
los pies , corrió , y fubió halla la Ca- 
bera , no dejando miembro de Repú- 
blica , á quien no mánchale,, delUc los 
plebcios , halla los Reies. Eílo parece 
mui claro en el Quarto de los Reies: 
donde fe dice del Rei Achaz , que 
confagró a fu hijo , pafandolo por el 
fuego , fegun la cotlumbre de los 
Gentiles ; que quiere decir : Que le 
hii^o paGir , por el fuego de ella vida, 
á cfotra , como lo declara Nicolao 
Lífr.tj.r. de Lira, fobrc elle lugar; y Jofepho 
}.An!¡^. lo dice claramente, hablando de elle 
Rei , diciendo , que lo ofreció en ho- 
locaullo , que era Gicrificio , en que 
fe confumia , y quemaba todo. De 
manera , que aunque elle Pueblo era 
de Dios , muchas veces le olvidaron 
fus moradores , por el Demonio , y 
otras tantas le ofrecieron Hombres ra- 
cionales , y íus propios hijos en Sa- 
crificio , como las otras Gen- 
tes hicieron. 



4.Rtg.i<, 



teman a ¡a Idolatría , y fe dan Lu. 
Tacones , por qué fueron a 




ella 



tan DidinA" 
dos. 




Si como conocida vna 
caufa , fe conoce luego 
fu efedo , de cía milma 
manera dice el Eilofo- 
fo , que conocido el 
efecto , fe conoce íw 
caufa. Ello parece claro en el Sol , que 
viendo , y experimentando , que fus 
raios calientan , y queman , decimos, 
que el Sol es calido , del cjual , como de. 
caula propia , nacen ; y mas chro , que 
en él, tenemos la prueba en los Judios, 
de los quales , decimos fer inchnadifi- 
mes á la Idolatría ; porque por los 
efeílos , y veces que la cometieron , fs 
manificfta loque la apetecían , y eíli- 
maban. Y Tiendo afi , que hacia Dios 
en ellos terribles , y elpantofos caíli- 
gos , por la Idolatría , poniéndolos ea. 
manos de infieles , entregándolos á du-. 
ra , y penóla fervidambre , y efclavitud 
por muchos Tiempos , y Años : luega 
que Dios los dejaba holgar , y profperac 
vn poco , reduciéndolos á íus antiguos 
contentos , y caías , íe olvidaban de él, 
y tornaban a idolatrar , y áfervir á los 
ídolos , fin adverLÍr , que por aquella 
culpa , y pecado , eran ya otra , y otras 
veces caíligadüs. De donde fe prueba, 
fu inclinación ; pues por bolvcr á idola- 
trar , y fervir al Demonio , olvidaban 
el rigor del caltigo hecho en ellos por 
ella culpa , y las mercedes grandes , que 
de Dios teman recibidas. 

Una de las rabones que fe dan , y. 
con ella fe prueba fu mala , y dercllable 
inclinación , es la mala collumbrci 
que aprendieron en Egipto , por la. 
comunicación tan larga , y continua,- 
que tuvieron con los moradores de 
la Tierra , que les duró tiempo de 
quatrocicntos Años ; porque como: 
en elle Reino fue cafi el origen de la 
Idolatría , y donde ( á lo menos mas 
tiempo, y con masfiicriji) le exerci- 
ró elle abominable error , y donde 
por Gonfiguiente manera adoraron 
multitud de Diüfcs, y todo ello pa- 
faíe á los ojos de los Judios ; los 
guales. , vieadofc en tantas angufr 

tiasy 



lib. I 



nfb. 



de la Monarquía Indiana, 

tías , y amarguras, y cautivos, ref- rornaban á ella , 



tfiívaleles Ja Fe , que de vn Dios 
tenían , y poco á poco la ib.in per- 
diendo 5 maioimente no teniendo 
cxcrcicio de el Culto Divino , ni Prc- 
íiicadores , que les estor^-afen á íufi ir, 
y no olvidar lo que de Abraban 
avian aprendido muchos Años antes, 
que Müilca , y Aaron nacicícn j y aíl 
aficionabanfe á las Ceremonias, Cul- 
to , y Sacrificios de los ídolos , por 
fio tener otro en que cxcrcitarfe ; y 
cito es Cierto , que los que viven 
cautivos , y con lervidumbfe afpera, 
y eítreclu , como era la que tenian 
ios Judios , en Egipto , con grandi- 
líma dificultad pueden vacar al Cul- 
t,o , y fcr vicio Divino. De aqui es, 
que no quilo darles Dios Lci , ni 
jpodo de Sacrificios , y ceremonias, 
baíta que loS íacó de cautiverio , y 
liCrvidumbrc , y pufo en libertad, 
como lo nota Santo Tilomas j pero 
1- 9^« delpues que lalieron de Egipto , y 
' ' entraren en la Tierra de Canaan, 
como muchos de el os (y por ven- 
tura los mas ) venían inficionados de 
aquella plaga , y tocados de aquel 
ijial tofigo , tornaron fácilmente á 
idolatrar , lo qual les ílicedió en el 
delierto , á pocos dias defpues de íii 
libertad , y puertos en camino para 
el bien de fu remedio. Y aunque di- 
ce Rabi Salomón , que los que co- 
mencaron aquella idolatría de el Be- 
cerro , ó incitaron á que fe hiciefe, 
eran los Egipcios , convertidos al 
Judaifmo, que venian con ellos, co- 
Exod. ti. "lo lo nota Lira, por fer Gente na- 
Lira fupcf cida dc Idolattas ; con todo , no 
bunclec. fiíera bacante ella incitación , fi ellos 
$ ella no fueran inclinados i pues era 
vn ado tan enorme , y dcteltable, 
y pecado derechamente contra Dios, 
que tantas mercedes les hacia , fo. 
brc las pafadas , dc averies dado 
libertad , y otras. Y dc aqui les vi 



S.Vwn. r 

2 



R. Saltm. 



1^3 

y de cfto era cau- 
fa ya la coílunibre de idolatrar , en- 
vejecida en ellos ; la qual fuelc 
caular fortifima inclinación , y mue- 
ve como Ja niiíma Naturaleza , co- 
mo lo dijo Ariltüteles , hacieadofe 
como natural ¡ y por cito , ali co- ^'^'^' 7« 
nio , con Ímpetu , y cali por fuer- 
9a , fomos inclinados á las cofas, 
que nos Ion naturales ; de cía milma 
manera íomos llevados á las que te- 
nemos de collumbre , por el habito, 
que de ellas eíU hecho , y muchas 
veces nos olvidamos de lo natural, 
por acudir á lo que tenemos de cof- 
tumbre. Efta inclinación , ávida por 
collumbrc dc idolatrar , en los Ju- 
díos , la d;jo Jeiem;as , dándoles en j^^^^ 
cara , con ejia , por racon dc que 
Jiempre íe to naban á lus acoílum- 
bradas Idolatrías , diciendoio por ef- 
tas palabras : De Ja mifraa manera, 
que el Negro de Etiopia no puede 
trocar fu color , ni el Tigre fus man- 
chas , de e(a miíma manera vofotros 
no podéis defacoftumb raros de cía 
mala cortumbre de idolatrar , ni acu- 
dir á hicer buenas obras , en lervicÍQ 
de Dios. 

Otra caufa dc tornar á la Idola- 
tría muchas veces , era vna malíi 
opinión , que avian concebido ellos 
Judíos , Ja quaJ era , que quando 
Dios , por algunos pecados , que 
cometían , aunque no ílicten de Ido^ 
latría , lino por racon de tentarlos, 
ó por otras cauüs ocultas , de qup 
no fe le ha de pedir cuenta a Dios, 
les embiaba hambres , elkrilidades, 
muertes , y otros lémejantes infor- 
tunios , y en los tiempos , ó en al- 
gunos dc ellos , que Icrvian á los 
ídolos , les venían prolperidades} 
creían , como Gente rúnica , y gro- 
fera , hechos al trato de las cofas 
íenfibles , que adorando , y firvíenr 
do á los Ídolos , les avia de venirla 



no el quedar en ellos tan arraigada profpcridad , y todo el cumplimíen- 



la Idolatría , y coftumbre de ella, 
y fe hi^o mas fuerte , y poderofa 
;Cn fus corácones , y menos podero- 
fos ellos , para poderla reíiftir ; y 
ali , quedaron para lo de adelante 
flacos , y débiles , para rcfiftir efta 



to de lo que dcfeaban. Y por el 
contrario , delconfiaban de Dios , aun- 
que le lirvíclen ; pareciendoies , que 
en el tiempo que le fcrvian , fe les 
recrecían ellas calamidades , y aíi, 
con cfta necia , y taifa opinión ( y 



tentación , y caían en ella facílmen- aun indigna dc Juicio humaiio ) fec- 



:te. Y puefto , que por los acotes, 
;.quc Dios les daba , cali por fuer(^a, 
-tornaban al Culto de el Verdadero 
;.Dios : luego á qualquier ocalion, 
.que fe les oirccia , lo dejaban,, y 



vían á aquel Dios , en cuio tiempo 
les parecía , que les iba mejor , y 
dejaban á Di.^s Verdadero , tenién- 
dolo por contrario. Etto dice clara- 
mente Jereinias^ , repreiiciuliendo á lere^.^j^i^ 



las Mugcres de lndca ; porque aáo 
tabaii a la Reina del Cielo , la quai 
era la Luna , o Juno , 6 Berecin- 
tlia , fcgun allí dice la Gloía. Rel- 
poiidieron , de ninguna manera re 
oiremos , ui obedeceremos la Pala- 
bra de Dios , dicha por tu boca; 
pero hacemos nueltra voíunrad , a 
la medida de nueíkas palabras , y 
deleo i y lacriticaremos á la Reina 
de el Cielo , y ofrecerle hemos nuef- 
tras bebidas , y letuarios , de la 
inilma macera , que lo hicieron nucü 
tros Padres , nueüros Principes , y 
Rcics en las Ciudades de Judá , y 
Placas de jeruülen , que de efta 
manara andaremos hartos de Pan , y 
abundanrcs de bienes temporales, fin 
conocer trabajos , y males , de los 
x^uales andamos mui cercados , de(- 
pues que dejamos de lacriticar , ado- 
rar , y eíbmar á la Reina de el Cic- 
lo dicha -i y morimos de hambre , y 
á cuchillo fomos todos conliimidos. 
De manera , que el caOigo , que 
Dio? les cmbiaba por io que fu Ma- 
gcftad Santifsi'na fe fabe , atribuían 
al averfe apartado de los ídolos , y 
férvido á Dios ; y de aquí les tomaba 
gana de bolver á cUos, y por ello lo po- 
nian en execucion. 

La tercera , y vltima caufa (de- 
jadas otras ) es , porque el culto de 
los IJüíos , para los Hombres car- 
nales , y dados á Jas cofas fcnfibles, 
y que no faben levantar cl elpiriru 
al Cielo , ni guftan de las colas cf- 
pirituales , es mas deleitable , y pc- 
gajofo , que cl culto , y excrcicio 
de adorar , fervir , y faciiticar á 
Dios ; y cfto por las torpecas , y 
vilecas , que en todos , ó los mas 
de los Sacrificios de los ídolos fe 
cxcrcitaban , como en otra parte he- 
mos viíto ; pues como aquel Pueblo 
era todo dado á las colas fenfibles, 
y corporales , y por elU caufa guf- 
tafe poco de la$ cfpirituales , fácil- 
mente fe tornaba á aquello , que 
fcntia ferie como natural , por la col- 
tumbrc , que en ello tenia , y cfto 
tenia por dulce , y labrólo ; como 
parece por aquel haülo , y enfado, 
que tuvieron del Mana en el Dclier- 



L'fhro Sepílmo 




CATlT. XVIÍ. ^e como ef- 

tas Gentes de e/Ia Nueya-B/p.ma 

J~acri/icaron Hombres , al ^Demo^_ 

nio ,7 /c dice cl origen de ej}e 

Sacrificio , entre 

ellos* 



¡Legado hemos a ocanotí 
de tratar efta materia de 
Sacrificios hechos al De- 
monio , de criaturas ra-» 
cionalesjlcs quales,avicn- 
do de fer tratados con la extenlion 
que piden , no es polible reducirlos 
í la cortedad de vn lolo Capitulo, 
pues el intento de todo lo dicho es 
en orden de tratar de efios , en cu-, 
ia comprobación fe ha dicho de los 
que en los Capitules palados fe ha 
hecho relación ; y no es de pafar en 
filencio el modo con que cl Demo- 
nio íc quilo hacer feñor de los co-* 
tacones ¿e eftas Gentes , con mas, 
y maiorcs ventajas de las que lo ha 
fido de todas las otras Nacionesi 
pues en comparación de ella milera, 
y deívcnturada , todas las otras que-, 
dan mui atrás ; llevando cfta la Pal- 
ma , aunque con vidoria , ciega , ea 
cl horrendo modo , y cruel ado de 
facrificar Hombres , de los qualcs , i\ 
fe pudiera hacer cvicnta cierta de los 
que defde fu principio fueron , halla 
que por la milericordia de Dios ce- 
laron. Tengo para mi , que fe pu- 
diera poblar otro Nuevo Mundo, tan 
poderolb , y quajado de moradores, 
como lo era elle , quando entraron 
en el los Efpañolcs > el qual nume- 
ro , fin numero , ellaba en el In- 
fierno , haciendo , y formando la re- 
pública infernal , que el Demonio 
pretendió de ellos ; para cuio inten- 
to inventó elle infernal vfo , y con- 
denada impiedad , digna de fu cruel , y; 
tiránica condición. 

Dando , pues , principio á elle 
crudelifimo ado , digo , que fue mui 
común , y ordinario , en ellos In- 
dios de ella Nucva-Eípaña ; pero no 



to , y el apetito de los Cohombros, fiempre defde que comenc^aron á ha 



'tfimer. 1 1. 



Melones , Puerros , Ajos , y Cebo- 
llas , que comian en Kgipto , co- 
mo parece en el Libro de 
los Números. 
*** 



bitarla fus primero moradores , que 
fueron los Chichimecas , deípues de 
la ruina , y alolacion de los Tulte- 
cas , a los quales lucediercn , en la 
pofefiOQ de íus Jicuas , y Montes, 

coniQ 



>IÍ 






de la Monarquía indiana. 

como en d Libro de lu origen de- rehicicíén de Gente , y Báfiiiñcntos/ 

icaiDos probado ; porque cttos dichos alentando en vn ccrto , que fe dice 

Chicl-imnícás no tiieron mui cultores Cohuatepec , donde elhu icron nni-i 

de el lervicio de el Demonio ; y aíij cho tienTpo. Pucilos ya en aquel lü- 

coino no fue ninguuA ( o íi fue algu- gar , dijeron fus Sattápas , y Min'if- 

iu , fue mui poca fu religión ) aü tros , que lu Dios les mando , que 



tampoco curaron mucho de bulcar 
maneras de agradar á los Diofes 5 y 
aunque dcfpucs le mezclaron con los 
Aculhuas , tampoco fe dice de ellos, 
que víalen efte Sacrificio , lino del 



dijcícn á los de lu Pueblo, que cer- 
calen el Rio , que corre por las la- 
deras , y verucntes del dicho (¿trté^ 
para que todas fus aguas fe derra- 
malen por las Tierras llanas , y fe 



ordinario , y común á todas las Gen- hiciefe Laguna , y fértiles fus Rive 

ras , tomando enmedio el Cerro dorí^ 
de citaban alojados , y rancheados. 
Hecha la prela , dicen , que fe ef- 
tendió. el agua por rodos aquellos 
llanos , luciendo vna mui grande , y 
hermofa Laguna , y cercáronla de 
Sauces , Sabinas , y Alamos blancos, 
y que le crió luego en fus marge- 
iics , y Riveras , mucha Juncia, 
Enea , ó Elpadaña , y otras yervas, 
y flores maricinias , y Carricales mui 
gtandes , y crecidos. Coniencaron 
las Aguas á' tener grande fum*a dé 
pefcado de diferentes maneras , y 
acudir , y criarle alli muchas Aves 
Marinas , Patos , Garfas , y otros 
Pájaros , dé que úbunda agora efta 
Laguna Mexicana. Con efta variedad 
de cofas quedo aquel litgar mui het- 
mofeadó , y lindo , y íuá riioradd- 
res muy akgres de pbfeerle. Dicefl, 
que enojado el DeiHoiiio , potqtre 
algunos Indios fe qüerihn tjutdáir éh 
cite lugar , les facó loa cordcones ,• y 
murieron muchos en vnanodié, cblí 
que les pareció á hitichos ignoran- 
tes , que quedaría ¿1 Dembnio apla- 
cado ; y defde dqtiel did ftie él De- 
monio adorado con aquel geiieto d'e 
Sacrificio , creiehdo los hiiíc:ros Hom- 
bres , que era el que liíai le agra- 
daba , pues el lo avia éiifeílado , V 



tes del Mundo , que eran flotes , hu- 
mos, incienlos , y animalejos de al- 
gunas diferentes efpecies. El Padre 
Fr.AndrJe i^raj Andrés de Olmos ; de la ür- 
Olmos. jjgj^ ¿2 j^^l Padre San Francilco , de 
quien én otras partes hago mención, 
dice eu vn Efcrito de mano , que 
dejó , de las antiguallas de elta Tier- 
ta , que vn Indio viejo , y mui dif- 
creto , á quien preguntó muchas co- 
fas , y le iatisfi^o en ellas , fcgun lu 
buen dilcurfo , llamado , deípucs ác 
bauticado , Don Andrés , le dijo, 
como* los Chichimecas no tuvieron 
adoración , ni Sacrificios ; y dclpues 
de mezlados , y rebueltos con los 
Aculhuas , Gente cortcfana , y pu- 
lida , ficrificaron al Sol , y a la Lu- 
na yervas , y otras colas á efte to- 
no ; pero que dclpues cjue entraron 
los Mexicanos , en la Tierra , traje- 
ron coniígo los ídolos, y eniefiaroil 
los Sacrificios , hafta aquelios tiem- 
pos , no conocidos , por los mora- 
dores de la Tierra , y defpues mui 
ordinarios , y comunes en todos. 
Erto parece llevar fundamento de 
verdad , por lo que fe labe , y di- 
te de eiUs Gentes aVeríes fucedido' 
con fu Demonio , e Ídolo en el ca- 
mino , y peregrinación , por donde 
los rraia ciegos , y engañ.rdos ,■ no 



en lo que toca a la pofehon de la: aplacadofe por aquel Wodo , y añt- - 
Tierra ,• por fer de las mejores , y 
mas fértiles del Mundo , fino por el 
engaño con que á ella los traía , pa- 
ra lervirfe de ellos , con tanta opre- 
fion , y trabajo , cuio origen , y prin- 
cipio fue eíie. 

Llegando loS Mexicanos a vn 
puerto , que agora fe llama Tulla, 
yenian muí difminuidos , por las di- 
vifrones , que avian hecho , y Gen- 
tes , que avian dejado.; por lo qual, 
y por venir canl'ados de la larga pe- 
regrinación , dicen , quifo e! Demo- 
nio , que los guiaba , que íe detu- 
viefen en aquel litio- , pata tjtie fe 



maban , que fu Dios no coitlia, fino 
coracones. 

Elte fije el Origen , y priilcipio 
entre eÜas Gentes , de ínatíir Hüfm- 
bres , y ofrecer los corazones al De- 
monio ; y de alli en adélahre lo Vie- 
ron mili frequentemcntc ; y el pri- 
mer Sactificio , que fabemos cjtie 
áian hecho , fue , defpues de rtiú- 
chós Años , que avia , qiie cftaMn 
en la Tierra de los Aculhuas , y 
Chichimecas , junro de Ciilhuacan, 
dos leguas de México , á la pdrt^ 
de! Medio- Dia , donde Sacrificattín 
quatro Catítivos ^u^hiinil'cas- > cjáe 

pre^<- 



í T S Libro 

m i táp pre"'iic'*<^" yendo en conferva de los 
. f»M \ Culhuas ) contra los dichos Xuchi- 
cnilcas ( como en lu Hiltoria ic di- 
ce ) del qual hecho quedaron aloni- 
brados los moradores de la Ticrruj 
tjuc le hallaron prcíentes , los qua- 
Ics hafta entonces no avian viílo tal 
genero de muerte , ni ofrenda hecha 
á los Diolcs, 

CATIT. XVII I. <De otro ^d^ 

mfíc'ío , que eftos Indios huciati^ 

de dej ollar los J aerificados ^ji Je 

declara fu Antigüedad^ 

y origen^ 







Tro Sacrificio , no me- 
nos eípantoíb , que 
inhumano, tenían ef- 
tüs Indios , inventa- 
do por el mifmo De- 
monio , cuios con- 
tentos , y regocijos fon , ver en- 
fangrentadas lus manos con fangrs 
humana , el qual fue defolUr a los 
facriñcados , como a otro San Bar- 
tholomc , que también fue invención, 
y aftucia luia , para con fus Minif- 
tros en el martirio , y muerte de 
efte benditiiirao Apoftol , los quales 
dcloUaban , defpues de muertos , y 
averies lacados los coraíjones , como 
fe dice ca otra parte , cuias pieles 
fe vcftian otros Miniftros fuios , pa- 
ra rcprefcntar con ellas las imágenes, 
y femejanijas de fus falfos Diofes. 
El origen de eíte Sacrificio fue , pe- 
dir los Mexicanos , por orden de fu 
Dios Huitzilopuchtli , al Üeñor de 
Culhuaean vna hija fuia , la qual 
pidieron por Reina , y Abuela de 
fu Dios , cuia Hiíloria fe dice en el 
Libro de los Dioles , donde fe trata 
de eña Diofa Toci ; y aviendola 
traído con toda la honra pofible , y 
mucho contento de fu Padre , luego» 
la noche figuiente mando eí ídolo á 
fus Miniftros , diciendo , que el avia 
elegido aquella Doncella por Diofa 
de la diícordia entre Mexicanos , y 
Culhuas , y que ali>i quería , que 
luego fuefe muerta , que deíde aquel 
punto la tomaba por Madre ; y que 
el modo de coníligrarfela , y deifi- 
carfela , fueíe matándola , y defpues 
de muerta , que la defollaien , cuia 
fiicl , y £cUejp jL"? vifticíe ynq de los 



Séptimo 

mas valerofos Mancebos Mexicanos^ 
y le viílíclcn lus vcltidos do la difun- 
ta , y le puficien al lado de lu li- 
mulacro , y figura , y que liamalen 
á fu padre , y Gente de Culhuaean, 
para que la adoralcn. 

Lodo lo dicho cumplieron los 
Mexicanos j como Gente , que en 
todo le obedccian 5 y puefto aquel 
Mancebo , que repretentaba la Don- 
pella , con íu piel , y veftidos , al 
lado de la imagen , ó fimulacro ; Ua^ 
marón a fu padre , el qual vino á 
la adoración de ib hija , creiendoj 
que cftaba viva ,' y elegida en Rei- 
na de la Nación Mexicana , y en- 
trando en el apoíento ( que cftaba 
bbfcuro ) tomó incienío , y comen- 
tó 3. incenfar ; y como fe quémale, 
y levántate llama , conoció el Rci el 
engaño , y fraude , y cercado de 
temores , lalió dando voces , invo- 
cando fu Gente , y pidiendo armas 
contra ¡os traidores ( como en lu lu- 
gar mas largamente fe trata ) fuefe á 
íu cala muí dolorido , y fu deigra- 
ciada hija quedó muerta , y defolla- 
da , y conftituida por Diofa , her- 
mana de Huitzilopuchtli , aunque la 
verdad es , que fue á padecer con el 
penas , y tormentos eternos ; pero lo 
que quedó introducido defde enton- 
ces fue aquel genero de Sacrificio dfi 
defoUar Hombres ; porque creieroa 
los barbaros Indios , que pues por 
aquel modo avia fu ídolo deificado 
aquella falla Diofa, que aü feria pre- 
ciofo aquel genero de fervicio , que 
fe le hiciefe ; y fue efte Sacrificio 
defpues mui vfado , como fe vera, 
tratando de las fieftas , que a cfta faifa 
Diofa, y á otros hacían, 

CAT, XíX í>e como fe hacia él 

Sacrificio de Hombres , que eran 

muertos en ferVtcio del 

^Demonio, 

Via vna piedra cñ lo al- 
to del Templo , fen- 
tada fobre el plan , y 
fuclo , que hacia la 
placeta donde eftaban 
las Capillas , y Alta- 
res de los ídolos , en frente de la di- 
cha Capilla , y mui cerca de las gra- 
das del Altar , y era de mas de vna 
bra^a eo iargo ^ y media vara de 

an- 




ancho , y de grucfo vm tercia. ElU 
piedra , dicca als^unos , que era á 
manera de Pirámide , mas puntiagu- 
da , que llana , para mejor atclar 
los Hombres , pava cl acto , y bue- 
na expedición del Sacrificio , y me 
parece llevar mucha ra(^on , por lo 
que defpues veremos, ¿n efta pie- 
dra le hacian los Sacrificios de Hom- 
bres miii de ordinario , y no lérvia 
para otro ninguno de Animal , ó 
Ave , que fucle facrificado. Aqui 
eran traídos los miíeros Hombres, 
como fucien llevar los ganados á los 
mataderos , y eran cmbiados de 
aquel rattro , ó carnicería inhumana, 
y cruel al peíb de los tormentos 
eternos , para cuia muerte fe hacia la 
íoiemiiidad liguienre. 

Salían feis Miniliros de Satanás, 
quatro para tenerle de pies , y ma- 
nos , vno para la caboí^a , y gar- 
ganta , á la qual le hechaba vn pa- 
lo , a manera de Culebra , medio 
enrolcada ; y otro , que era cl mas 
principal , y íupremo , traía cl cu- 
ciiillo , que era vn navajon , he- 
cho de pedernal , á manera de hier- 
ro de lan9a gincta , y mui agu- 



^e ¡a Monarquía Indiana 



do. Elte vltiino 



y raas cmmente 



Muiiftro , era como decir , el Sumo 
Sacerdote , al qual , y no á otro , era 
dado cíle oficio de abrir los Hom- 
bres por los pechos , y Tacarles los 
coracones. Llamabafe Papa , como 
en otra parte hemos dicho , ó To- 
pilizin. Y es de notar , que era cC- 
ta vna dignidad íüprema , y entre 
ellos mui eítimada ; y dicen algunos, 
que íe heredaba, como antiguamen- 
te iba por herencia el Sacerdocio , y na efte Hombre perdigado , y con 
c r» •/- I /'- j- denado á efta muerte, afido de pies, 

y manos , y garganta , llegaba cl 



J ly 

Traían todos feis las manos , y rof- 
tros vntados de negro mui atesado. 
Los cinco de ellos , que eran conjo 
Sacerdotes Menores , traían las e:»- 
b-:;lleras mui encrefpadas , y rebucl- 
tas , con vnas cintas de cuero , que 
•les cenia por medio de la cabctja , y 
frente j traían en lus manos vnas 
rodelas de papel pequeñas , pintadas 
de divcríos colores , como reprclen- 
tando lalir á guerra , ó batalla con- 
tra enemigos , como en realidad de 
verdad lo eran cali liempre los Sa-, 
crificados , traían veíndas Dalmáti- 
cas blancas , labradas de negro. Con 
efte atavio , y aüorno , que hemos 
dicho , fallan , cuia villa ponia ef- 
panto , porque parecían venir revef- 
tidos de el Demonio , y vntados 
con la tizne de llis calderas inferna- 
les , y bien reprefentaban , en íus 
malas , y negras caraduras , culos 
Miniítros eran. Pucílus todos feis de- 
lante de el ídolo , hacíanle lu aca- 
tamiento , y humillación , y ponian- 
fc luego en orden junto á U piedra 
del Sacrificio. Sacaban al que avia 
de fer facrificado delnudo , en cue- 
ros , al qual con mucha prefrcí^a, y; 
defenfadü tendían , los quatro de: 
ellos , fobre la dicha piedra , que 
como era puntiaguda , le le metia 
por Jas efpaJdas , y haciendofelas 
doblar , ie ateíaba el pecho 5 el 
quinto Miniftro Je hechaba Ja corma, 
ó argolla de madera a la garganta, 
y afijavale la Cdbci^a , para que por 
ninguna via hiciefe defden , ni torci- 
miento en abrirle el pecho. Eítando 
en elle principio de tormento , y pe- 



Sumo Pontificado , licndo comun- 
mente Jos herederos , de efte Patri- 
monio , y fuerte Eclefiaílica , los 
primogénitos. Sniian ellos feis xMinif- 
tros a efte Sacrificio veftidos de di- 
fisrentes ropas , que las ordinaiias, y 
en efpecial el Sumo Sacerdote , cl 
qual traía fobre Jos hombros vna 
cortina , ó tela , á manera de Dal- 
mática , con vnas fiocadunis , por 
orla 5 en fu cabera vna corona de 
ricas plumas verdes , que llaman 
Quetzalli , y amarillas 5 en las ore- 
jas Zarcillos de Oro , engallados en 
ellos vnas piedras verdes , y deba- 
jo del labio , junto al medio de la 
barba , vn cañutillo . hecho en fu- 
ficiente , y hermofa proporción de 
vna piedra, a^ul , Uaraado TentetJ. 



Sacerdote Supremo con el cuchillo, 
6 navaja , y abriale con mucha pref- 
tc^a , y liberalidad cl pecho , que 
cafi no era oido , ni vifto , con el 
exercicio , y curfo grande que tenia, 
y facabale el coraron , y afsi ba- 
heando fe lo moftiaba aJ SoJ , á 
quien ofrecía aquel calor , y vaho; 
y bolviendoíc hacia el ídolo , daba 
con el en el vmbral de fu Capilla, 
por la parce de fuera , y alii dejaba 
hecha vna mancha de fangre , y caia 
el coracon en tierra , de donde lo 
tomaban , y puefto en vn Valb mui 
pintado , hecho de calaba(¡a , que 
llaman Xicalli , poníanlo delante del 
Aiur i como ofreciéndolo a] ídolo, 

por 



fi^LÍA era rico , daba a todos los 
co¡nb. Jados mantas de algodón , y 
oteas joias , y prcfeas de las que en 
íii cafa tenia. 

Si efte lacriñcado era cfclavo , no 
ávido por vencimiento en la guerra, 
íino por otra caufa , 6 manera , no 
le hechaban por las gradas abajo , fi- 
no qtie dcfd: el Altar , ó Piedra del 
Sacrificio , lo llevaban en bracos á 
fus cafas , y celebraban el milmo 
combitc , aunque no con tanto aplau- 
fo , y füíemnidad. En algunas oca- 
fiones ( que no en todas ) cogían de 
la fangre , que vertia por el pecho 
el facrihcado , y pueíta en vm eí- 
cudilla , 6 gicara , dábanla al ídolo, 
haciendo amago á que la bebicfe, 
vntandole primero los labios con la 
nñíina fangre. En eita ceremonia guar- 
daban el refpcto , y decoro al ído- 
lo á quien le hacia el Sacrificio , y 
luego á los otros , que cliaban con 
el ( íi los avia ) con ello le acababa 
cite Sacrificio de \no , ó muchos, 
y bolviaufe los Sacerdotes á entrar, 
lin hacer otra ninguna ceremonia, 
aunque el remate eran fiellas , co- 
mo luego vcreinos , que en efto Ca- 
pitulo no he pretendido mas , que 
dar noticia de cíle inhumano hecho, 
inventado por Satanás en las Nacio- 
nes antiguas , por ctros modos, 
ficndo en eíias Indianas 
por cite. 



j 1 3 Lihro Séptimo 

por la parte mas principal de aquel 
cuerpo muerto , cuia Anima ya te- 
nia en lu prifion , y penas. Los Sa- 
cerdotes viejos lenian licencia de co- 
nicrle ellos corazones , y aísi le los 
comían algunas veces , aunque tam- 
bién otros los enterraban conforme 
les daba la gana , y gu.lo ; que el 
Demonio , que lo invento , no aten- 
día a lo accidental de las ceremonias, 
fino á !o efencial de llevarfc liemprc 
las Aliuis. 

Heciio eíte Sacrificio , daban con 
el cuerdo , por las gradas del Tem- 
plo abajo ) y debele notar , que li 
el lacnlicado era de los prcfos , en 
guerra , llegaba con lus deudos , y 
amigos , el que lo avia cautivado, 
y píefo , y llevavanfelo con grandes 
regocijos , y lolemnid>.d , y hacían- 
lo gaifar , y con otras comidas ha- 
cían vn muí folemne , y regocijado 
banquet- ; y li el que hacia efla 



CJTíT. XX. ©f otrás mne^ 

ras de ySiicrificioí , quz cjhs 

Indios tenian. 






'"^■^f^ Unquc el intento princi- 
cpí^/riv "^ pal de el Demonio era, 
^{f~^\S.h q^e ir.urielcn Hoiiibres, 

'í^\^ para llevar lus Almas , y. 
poltcrlas en las tinie- 
blas infernales , no curaban elbs mi-, 
feras Gentes de fola cita maiicioü,' 
y dañada intención de el Demonio, 
lino que para ofrecerlelas vlaban de 
cite , y Oíros diferentes nicdos , ha- 
ciendo en ellos , como luekn Ciru- 
janos , anatomías ; vna de las qua- 
les era dclpues de averies hecho len-. 
dir el Alma , iacandolcs el coracon, 
por (íl pecho , delollarlos luego, cu- 
ias pieles ( en memoria de aquel Sa-« 
criíkio , hecho en la hija del Rci 
de CulhuaCoP , y conltituida en Dio- 
la , como dijimos ) quitaban de los 
cuerpos de la mifma manera , que 
defucllan Chivos , 6 Alaciios , para 
hacer de fus cueros odres cerrados, 
para vinos , y otros licores , de- 
jándoles vnas ab.riuras , por las ef. 
paldas , y piernas , por las quales 
pudieíen veítirle. Elle defolhmiento 
fe hacia en algunas particulares fiel- 
tas , y foiemnidades de fus Diofes, 
defullando en vnas partes vno , en 
otras dos , en otras feis , y en otras 
mas , conforme eran los Pueblos , y 
pcrlonas , que hacían la celebración, 
y fie fía ; y en México , dicen , que 
le defüllaban doce , y quince , co- 
mo en Ciudad Suprema , y Real, 
donde el que hacia la fiefla era el 
Rei , y Monarca Supremo de la 
Tierra. Eítos cueros , o pieles fe veC- 
fun los Sacerdotes, 6 Miniltros, di-' 
putados para eite minilterio , por 
aquellas aberturas, que diximos que- 
darles hechas por las efpaldas , y 
eran mui fáciles de veftir , por ra- 
con de eñar frefcos , y blandos , con. 
los quales bailaban , y feítejaban la> 
fieíla , ó fieltas de íus fallos , y de- 
teítables Diofes , y no fe los quita-i 
ban haíta pafados tantos dias , o íc- 
nianas , coníbrmc teuian de coítum-; 
bre , 6 mandamiento. 

Quales andarían ellos Miniftros. 
beítiales , con ella carga ? Conüde- 
rejo qualquicf^ j porque demás de 

aa-. 



andar enfangrentados , 
aíqucrofos , traían fübre fu dclniído 
cuero el ageno , qncdclpues de fcco, 
les apretaba , y ceñía las carnes con 
grandiíima cítrechura ; y comian , y 
duvmian concita viüon, que aun para 
viíLidc repcnre, y Tola vna vez, cauía 
horror , y cípar.to. Efteatto, y mane- 
ra de veftídura , dicen , que vso aquel 



de la Monar^t^ta h diana i r 9 

hediondos , y las ocahones , y tiempos én que fe ía- 
crificaban. La priinrra de cftas era, 
quando los fcmbrados ellaban ya naci- 
dos , que era luego al principio de fu 
Año , que lo comeni¿aban á con car , por 
el Mes que corrclponde á nueilro Mar- 
^o , como en lu lus^ar le dice , para que 
creciclen , y pcrnianccidea verdes, y 
viciólas las mieícs , y planta';. 

Ella vez le hacia eík Sacrificio en 



Famolü , y Excelente Rei Mürecuhí,-u 

ma eu alguna fieltu , y no debió de l'er los Pueblos grandes , donde avia Seno 

el folo , lino que debió de venir cor- res , y Principales , cuia Cala le dici 



riendo la collunibre de mas arras , de 
otros íus aatepalados , y Pvcics comar- 
canos : para lo qual guardaban algún 
cautivo , que tuelc Señor, y Pnncipr.I, 
para que lu piel ajullaieen lo nubicde 
la r.mgre , con la del Rei , que le la vcí- 
tia , y ba.la'oa con ella vn rato , hacien- 
do ius adcsnaacs , y contenencias reales 
en Icrvicio de fus Dioíes : al qual cl- 
pe:iacuio , dicen , que concurría todo 
el Pueblo , y de muchas partes de la 
coü'.arca , como á ver cola particular, 
■y rara ( que fiempre lo Ion las acciones 
de los Reies. ) Otro Sacrificio hacian 
en la fieíta de Tlaloc , Dios de las plu- 



Tecpan , que quiere decir , Palacio : de 
dos Niños , vno varón , y otro lieni- 
bra , de edad de tres a quacro años , los 
quales avian de Icr hijos de Señores , y 
Nobles , y no clclavos , ni plcbeios : el 
qual Sacrificio le hacia en los Monte?, 
ofrecido al Dios del Agua , Uaavido 
Tialoch , para que no taltafe , ni fe 
dclcuidale en einbiarla , para el dicho 
cfeAo del crecimiento de las mieles , y 
femiUaslembradas, cjue en cfta coiun-. 
tura iban ya de vn palmo, poco mis, 
ó menos. Ellos dos Niños , a!i ofreci- 
dos , y muertos , no los comian , como 
acoñumbiaban , en otros Sacrificios, 



vias, y aguas , como i'e verá en fu fiefta, fino que los ponían en vna caxa de 
de dos cautivos , vno varen , y otro piedra, y en ella los guardaban ; y a 
hembra , los quales , defpues de muer- mi parecer, como cuerpos , ó reliquias 




de Gente , que perfonalmenre no avia 
pecado , cuias mauos iban limpias , co- 
mo lo dice el Pfalmo , de pecados ac- 
tuales , aunque lucias las Almas , con la 
mancha original , de que no iban lun- 
pios , ni purgados , y por cita ración al 
lugar donde ciUn todos los femejantes, 
que mueren fin Agua de Bautiímo. 

En México le hacia elte Stcrificio al 
Dios del Agua , llevando los des Niños 
( como hemos dicho ) en vna Canoa , 6 
E las Gentes antiguas del Barquilla pequeña de la Laguna 5 á los 
Mundo , hemos yá dicho, quales acompañaban muchos de fus 



tos , no los defüllaban , ni comian , lino 
que los hechaban , en vna hoia , á ma- 
nera de filo , que para eño tenian en 
vna parte del Templo diputada. 

CAT. XXL ©e como farytficahán 

2^mos k los Demonios , haciendo^ 

les morir de diferentes 

maneras. 



como facnficaban Niños á 
fus Dioles : y ella milina 
maldad dejamos probada 
con texto de la Sagrada Efcritura de 
los del Pueblo de Oíos , que es lo que 
admira : aora relia tratar de efte ir.ifmo 
Sacrificio , vfado , y no como quiera, 
ó en pequeño numero , fino con cf- 
traño, y crecido excelb de ellos Ido- 
latras Occidentales , que folos ellos 
bailaban por excmplo de eüa impía 
maldad , á todo el Mundo , por los mu- 
chos , que en la ternura de fu inocen- 
cia defpacharon de ella vida á elbtra 
con elle acto inhumano. 

Elle Sacrificio era hecho de diferen- 
tes maneras , ali como eran diferentes 
Jomo IL 



Deudos , y Parientes , y fumianlos 
con Barquilla , y todo en el funiidcro, 
6 remolino , que la dicha Laguna haca 
en medio de fus Aguas : y elte Sacrifi- 
cio tenian por limpio , y puro , y mui 
ageno de acares , y conrrañcs. 

Luego que los Panes iban crecien-; 
do , y citaban levantados de la tierra 
vna vara , ó mas , hacian otro Sacrifi- 
cio de Niños; los quales eran maicres, 
que los pafados , ali como también lo 
eran las mieles. Eltos compraban , ha-^ 
ciendo derrama por el Pueblo , entre 
los Señores , y Principales ; y lo que 
juntaban , no era mas cantidad da 
aquella que baftaba para comprar qua-i 
tco , ios quales ponían en vna cueba , y 



1 2 o Lihro 

Icscerrab.mla entrada, y allí los lu- 
cian inurií de hambre , y miedo : que 
feru mucha , por racon de fer ya de 
leis , o liv-rc anos , y tener algún dücur- 
fü do lascólas. Dejábanla cerrada haf- 
ta otro Año que hacian lo miíaio. 

En ci Mes diez y ochciio , llamado 
Aticahualo , 6 Qnauhtlchua , que cor- 
relponic a nuellro Febrero , recogían 
todos los Niños, que rcnian compra- 
dos , por el dilcuríb del Año , para aver 
de- ler lacriñcados , en los Montes, 
donde les parecía , que fe engendraban 
los nublado», que dcipedian , y daban 
las Agu.ís , para que los Panes fe hicie- 
fen. Los qu-iles iban lacriticando , por 
éfpacio de rres Mcles , que á nueltra 
cuenta ion Febrero, Marco, y Abril, 
que es qiunio las Aguas comicníjan 
de veras , á lo menos , en los tiempos 
pafjJos ; pnrque en ellos prtfentes, 
parece averfe mudado , y no fin mu- 
cha admiración de los que vieron lo 
vno , y \cn lo otro , y aun toman 
motivo de filofofar , y por ventura no 
acertando en clio , como ca otro lugar 
veremos. 

Dcfpues de facrificados cftos Ni- 
ños , ( cuia fangre , y. corazones , fe 
ofrecían á. los Diol'es Mónteles ) co- 
mían fus cuerpos los Principales , y Se- 
ñores, y Sacerdotes. Y nunca quita- 
ban del poder de la Madre el Ñiño, 
harta que llegaba el dia de aver de 
fer íacrificado ; de manera , que fuce- 
dia tenerle en fu poder vno , y dos 
Meícs , y mas riempo 5 y lo que ad- 
mira , es la confideracion del Sacri- 
criflcio ordinario : que haria fu def- 
vcnturada Madre , coníldcrando , que 
fe le avian de quitar de el pecho para 
matarle? Si ya no es, que como bar- 
bara no (entia , 6 como devota le pa- 
recía no fer ra^on fentir la pérdida 
de fu hijo , fiendo ofrecido al Dios, 
que crcia , que podia darle otro. Aun- 
que fe engañaba , por fer Demonio 
falfo , y no D:os Verdadero , que no 
pide (emejantes Sacrihcios. 

LlevaDan eftos Niños al lugar del 
Sacrificio mui compucllos de ricos , y 
preciólos atavíos , pucltos en vnas 
andas , 6 literas , ricamente aderet¿a- 
das de plumas , y .'lores , las quales lle- 
vaban Ibbre fus hombros los S.iterdo- 
tes , y Miniltros , e iban cantando , ta- 
ñendo , y bailando delante de ellos , y 
de ella mansra procedían haíU el lugar 
donde avian de fer facrificados , y ofre- 
cidos alDcmouiu, 



Séptimo 

Una diferencia avia én eñe S.icrí- 
ficio , o en cilos Niños , que eran fa- 
crificados , y es , que los partían en 
dos tuertes 5 \¡l vna , CFa de los que 
eran blai^cos , que en color le ave- 
ciud.iban al de nueüros Efpañoles , y 
Caftellanos ; la otra, de los morenos, 
6 pardillos , que es fu color nataral 
de los nfifnos Indios. A los blancos, 
llevaban en Canoas , ó Barcas , y hc- 
chabanlos en el remolino , ó íumi- 
dera de la Laguna ; y á los more- 
niliús fubian á los Montes á hacer 
de ellos el Sacrificio dicho , en cfpe- 
cial en efta Ciudad de M.-xico los fu- 
bian á vn Monte , y Sierra , que le 
cas á la parte del Norte , llamada Co- 
huatepec. 

El primer Obifpo de cftas Indias, oiñfpo zu- 
llamado Frai Juan deZumarraga, di- managa. 
ce en vna Carta , que efcrivio de las 
colas memorables de la Tierra , que 
eran cada año ellos Niños facrificados 
mas de veinte mil por cuenta. 

Siendo efto ati , no sé como Jo- 
feph de Acorta , pufo en el Libro, '^"'''- ''*• 
que intitula : Hiftoria Moral de in. í" "-"•'<»• 
días, lo contrario, cuias palabras for- 
males en el Capitulo veinte del Lioro 
Qninto fon crtas : Aunque e.i el ma- 
tar Niños , y facrificar fus hijos los 
del Piru fe aventajaron a los de Mé- 
xico ( porque no he Icido , ni encen- 
dido , que viafcn erto los Mexicanos ) 
pero en el numero de los Hombr;.'s, 
qjc facrificaban , y en el modo hor- 
rible con que lo hacian , exccJicroa 
ertos, á los de el Piru, y aun a quan- 
tas Naciones ai en el Mundo- LlU 
ra^on , y duho bien confundido que- 
da con las referidas en erte Capitu- 
lo ; y í¡ por ventura lo dijo, porque 
afi lo hallo cfcríto , en vna Relación, 
que otro hico antes , de la qual ía- 
co todo lo que efcrivio de cita Nue- 
va-£fpaña , y la tengo yo en mi po- 
der , elcríta de mano , pudiera yá 
que cfcrivia Hiftoria , averiguarla 
bien , que efta es vna de fus calida- 
des , y condiciones ; porque el que 
elcrivc , ha de penfar , que pueJea 
elcrivir otros aquello mifmo , y que 
por ventura fabrán mas de raiz la ma- 
teria que ambos tratan. Aunque lle- 
ne el dicho Padre eícufa , por no 
averio averiguado perfonalmente , fi- 
no creidolé de otro , que lo averi- 
guó antes que llégale de cj Pirüi 
de quien lo tomó , yendo de pa- 
fo , y lo ingirió en el Libro dicho. 



Vhnuí, \ío 

l'Ií'cíj , Sj- 
haz¡<". 



Caftt, 



Pero yo , que ha veinte años , que tra- 
to de efcriv'ir efto , y otras cólds , hé 
pucllo diligencia en lu examen , y íin 
mucha , es cíh verdad diclia del Sa- 
crificio de los Niños mui averiguada, 
y dclos Religiolbs delaOrden'de mi 
Padre San Francilco j lo atirman los 
Padres frai Andrés de Olmos , Frai 
Toribio Motolinia , Frai Bcrnardino de 
Sahagun , y Frai Gerónimo de Mendic- 
ta , que fueron de los Conquithdores 
primeros de eíhs Almas , y con el Ar- 
^obifpo Zuniarraga , lo dice también 
el Ooilpo de Chiapa Frai Bartolomé de 
las Calas, hombre Tanto , y grande in- 
quiiidor de verdades. De donde que- 
da probado en eitüs Indios , el Sacrifi- 
cio de Niños , como en el Pirü de los de 
aquella tierra , por el dicho , y pala-> 
bras de Acolh , y le dice aver (ido ef- 
tos femejantes á íos de las otras Nació-' 
nes del Mundo , en cuios hijos hii¿a el 
Demonio elta carnicería* 

Tuvo principio elte Sacrificio al 
Dios del Agua, de la manera, que lo 
tuvieron muchos, en el Mundo, en- 
tíe los Gentiles antiguos ( como en otra 
parte decimos ) cauíando hambres , en- 
fermedades , peitilencias , y muerte> 
por particular permilion de Dios, lo 
qual parece fer verdad. Porque acae- 
ció en cierto tiempo ^ que en quatro 
años no llovió , en los quales fe fcearon 
los campos , y apenas fe hallaba en 
ellos cofa verde de que poder aprove- 
charfcj y confultando algún Oráculo,, 
á cerca de ella delVentura , que pafa- 
ban , debió de decirles, quecefariafa 
mal , con que al Dios del Agua , Tla- 
loc , facrificafen Niños : y es creíble, 
que el mifmo Demonio les enfeñaria 
elle modo de Sacrificio , como les en- 
leñóel de matar Iñombres, y facarles 
los coracones , y defollarlos , como 
queda dicho. 

CAP. XXII. Borde fe dicen , y declaran 
' los ¡ufares de los Sacrificios. 

^^ ^1-^^ O R lo que en otros Ca- 
#^1% :á'^f>^ pifulüs hemos dicho, 
labemos aver fido di- 
ferentes los lugares 
donde fe han hecho 
los Sacrificios en el 
Mundo. Porque de la raifraa manera 



de la Aíonarqüi^ Indiancii. 




121 

que decimos , que aunque el Sacrifi- 
cio es natural , la mahera de el ho lo 
es , ni hs colas de qué' ha de fer he- 
cno , por íer de derecho puluivo : aíi 
tampoco él lugar balido, ni lo fue" de- 
terminado. Pur lo quai éntrelos Gen- 
tiles antiguos hiivü mucha variedad 
en eii:o ; y aü , vnus lacrificaban en 
Sierras altas , y moiituüías , plantando 
Lucos , y Arboledas , como tenemos 
probado en el Libro de los Tcmplosj 
otros , en Fuentes , y Arroios de Aguaj 
ocros , en tierras raías , y llanas , a [a^ 
U la villa de los Cielos 5 y otros , en 
Templos , y CaUs , edificadas ai fer-, 
vicio del Demonio ; Donde le haciañ 
ellos , y otros icmejantes Sacrificios. 
De los del Pueolo de Dios fabc- 
mos , que tuvieron el TabernaculOi 
ci\ el Delierto , para exercitar eilc 
acto. Pero notan precifamcnte , qué 
les oblígale inviolablemente á elloi 
que también podian orar, yhacerfuá 
ofrendas votivas en otras partes , fe- 
gun lu devoción , como lo afirma Li- •^''*> 
ra, aunque lo ordinario era en el di- 
cho Taocrnaculo. Y defpües que fe 
edifico el Templo por Salomón , fue- 
ron predios en el , lin valcries los que 
en oa-a parte liicieíen , lino fuefe por 
raanaamiento exprefo de i^ios infi' 
piracion , ó revelación fuia : y todos 
los que en otras partes hicieron , ilo 
fueron en fervicio de nueüro Dios 
Verdadero , fino en el del Demonio^ 
quando idolatraDaa , lubiendofe á los 
Montes , y Sierras , encubriendofe en 
los Lucos, con las ramas, y hojas de 
los Arboles , como fi para Dios ( aí 
qual en aquel acfo ofendían ) huvie- 
ra cofa encubierta > como por mu- 
chos dichos de Profetas , y reprc-: 
henliones luias , dejamos probado. 

Eftos Indios , no íblo hacian eltos 
fus Sacrrificios , en fus Templos , y; 
patios , lo qual era mui ordinario; 
pero también en otras partes , afi co- 
mo en Agua , y en los Cerros , y, 
cumbres de Sierras , donde ferviaii 
con grande devoción á fus falfos Dio-: 
íes , entre peñafcos grandes , y eí-: 
pefihmos Montes , conforme era li^ 
caufa , y ra^on , porque facrific^^ 
ban , como qued% 
dicho. 



Exod. cap. 
Lsvit. 174 



FIN DEL LIBRO SÉPTIMO. 
Tomo II. L z P R O- 



hiz 



PROLOGO 

AL L IBRO OCTAVO. 




Kiim. 






tarilip 



V'ienio , como ai, Sacri- 
jic'ios ( Cbri/liano Lec- 
tor') que b¿in de fer he- 
chos , y ojn'ciuos d Diss, 
fe^un que las Gentes te- 
nLvii el conocimiento de 
€fiA verdad , ba de aver Lugar , ó Luga- 
res donde Jean hechos ; los quAles , aun- 
que a los principios del mundo , como en 
ejie mifmo Libro decimos , fueron de Al- 
tares , afipcira ¡os que d Dios Verdadero 
fe le ofrec-eron , como ta n'jien lo fcr:an 
tos que paya los fufos Demonios fe in- 
ventaron , com^ parece en los que elfalfo 
»5' 'Profeta Ba'aan mando bac r al Reí Ba- 
lacb , para quando i^uifj m.údecir el Pue- 
blo de Dios. DéípuíS fueron Cafas , y 
Templos ; los quales fueron rmtltipUcan- 
•■ ' doje en el Mundo , fegun que las ilacio- 
nes de él iban creciendo. Dos que nuef- 
tro Verdadero Dios tuvo en la Tierra, 
en aquellos tan Antiguos Siglos , que fue- 
.Reí. 6. '*'"* ^^ Taheriaculo de Mo^/en, y elTem- 
7.8.9. pío , que defpues muchos Años edifico 
Salomón , fueron los fantos , los buenos, 
y los verdaitros Lugares de Dios , donde 
daba fus íantiftmis nfpueftas , y eran 
celebradas fus divinas alabanzas. En cu- 
ta confirmación dijo Chrijio Mue/iro Se- 
ñor , d vnos profanadores de efle fanto 
Lugar , y Cafa : Mi Cafa , es Caja de Ora- 
do» ••, pero vofotros la aveis hecijo Cueba 
de Ladrones. Los demás Templos que ha 
ávido en el Mundo , edificados d con- 
tem'tlacion , y ioonra del Demonio , afi 
. entonces , como defpues , han fido Idolá- 
tricos , y malos ; de los quales fe deben 
verificar las fegundas palabras de efe mif 
mo 'ieñor , y Dios Nuefiro , dichas en la 
ocajion pafada : Vofotros la aveis becho 
Cusba de LaJ.royies, Que ¡os Templos , y 
cafas del Demonio , Cuebas fon de La- 
drones j por quanto el Demonio es La- 
drón , y robador de la honra agsna , co- 
mo J~e ve , y manifi./la en las palabras 
del Redemptor del Mundo , que hablan- 
do del cuidado con que vino d facar d 
los Hombres , de la ceguera delpeca.lo , y 
de Ix fervidumbre , en que el Demonio los 
ham.\Q. tenia, dice: To foi buenPafior , po'que 
doi la vida por mis Ovejas , y entró por 
la puerta , al corral donde efla mi gana- 
do 5 pero el Ladrón no entra por ella , Ji-. 



Mdth II 
Marc. 1 1 
Luc. 10. 



no por los corrales , huiendo de efia puer-' 
ta 5 porque como no es fuio el ganado, 
teine no ler cogido dentro. De manirá^ 
que el Dernonio es Ladrón , y afi fus 
Templos fon Cuebas de Ladrones , y co- 
mo taíi-s je han ido deflriúendo por el 
Munao , donde quiera que ba entrado 
el conocimiento del Evangelio Santo de 
Dios , y el conocimiento verdadero de fu 
S antifimo Plijj fefu-^brijio Nuefiro ¿V- 
ñor. 

De e/los Lugares, y Templos fe tra-* 
ta en efle Libro, diciendo fu antigüedad , y 
origen , en la mejor manera que be I ubi- 
do , y alcanzado , defi.rivien.io también 
los lugares donde eran fituadoí , y el acre- 
centamiento que tuvieron , en efpjcial los 
Iniios de ejia Mueva- Efpaña , que pare-- 
ce aver excedido en efio a todas las iV<i- 
cion:s , que fe conocen , por el Mundo. Di- 
ce/ e del gran Templo de México , y todo lo 
que concenia en fu contorru) , larga , y ef- 
tend:damL-ntc : porque por él fe cea lo que 
fer:an otros , que también ¡e Jituaban de Ix 
mijma manera , y fe aaorn.iban de otros 
menores, que en fu contorno tenian ; lo qual 
dejo de contar , por evitar prulixidad , y 
porque las palabras amichas veces repetí* 
das ( como dice el Prouerbio ) en ge-adran 
jafiídio. Tratafe también en efle Libro de 
la inmunidad de los Templos , y de fus 
rentas , y adornos , por fer materias con- 
cernientes al lugar. T pido por Amor de 
Dios al difcreto LeSlor , que no crea que 
me alargo , en lo que ¿ixers de fus rique- 
zas : porque cierto , que voi con gran 
cuiiado en acortarme '.7; algunas , por no 
parecer en todas demujiado. Bien qui- 
Jiera efcujar cofas antiguas , que en fu. 
camprobacion trato , pero no be podido, 
por aver ¡ido mi inttnto comparar efias 
Gentes Indianas , d otras mas Antiguas 
del Mundo , que a/i corno ellos , figuie- 
ron eflos yerros , y dijparates. T lo que 
trato de inmunidad , y rentas , es en or» 
den de dar d entender , como ba fido 
común en todos ; y que la inmunidad de 
ejtas Cafas , ó Templos , ba fido de Lei 
natural , y no pofitiva humana , como 
en fu lugar fe vera : Todo eflo fe trata, 
largamente en efie Libro , y porque nrn 
remito d él , callo lo mutijo , que en fut 
Capítulos digo. 



LIBRO 



Pfilm. 2, 
er r 12. 
Maché. 1. 







LIBRO OCTAVÓ 



DE LOS VEINTE Y UN 

RITUALES, 

Y monarquía indiana. 

COMPUESTA POR Fr. fJAÑ DE TORQUEMJDAj 

de la Províj^da del Santo Evangelio, en Nueva -E/paña, 

ARGUMENTÓ DEL LIBRO OCTAVO. 

^AMQUB A LOS 'P^NClflOS DEL UUN.13Ó , KO TUVO 

^ios Templos , cüfpues fe le edificaron. 'Dkefe el lugar que daba la Ceuti- 

lídad a los Templos ^yU forma que ¿enián : Ha /¡do Mui 'Vfado del 'Demonio^ 

klpantar fus cajas en lugares altos ^ y efcabrofos ; y dicen/e los que éftos In^ 

dios tenían^ a/¡ en las Islas ^ comoeil la Tierra- Ftrnie^ jl el intento del (De- 

momo j en apetecerlos , en e/ios lugares. Motaje el Tetriplo de México , con 

los de fu contorno , y fe dicen los nombres de los Diofes , que en e/ios Templos fá 

celebraban : 'De fu ornato ^y riquccas } de fus rentas , ypre/agiones j de 

las dedicaciones de ef os dichos Templos ^y de Jusadorn9s^ 

y enramamtentosé 

CAPÁ, Dónele fe dan las rafones , porque mando DioSj qüs 
le fuefen edificados ^emplos¿ 




Ü £ Dios ( el qual , como 
dice David , tiene fti ha- 
bitación Cu los Citlos) 
aia tenido Cafa en la 
Tierra , donde fer honra-» 
do, y rcvcfcnciado : cofa clara es , y 
manifiefta , no folo cri los páfados , y 
antiguos Siglos ; pero en eños cerca- 
nos , y prefentes tiempos , donde tan- 
tas eftán edificadas , y conftryidas j pe-. 



ro que efto aia principiado con la fa-J 
brica , y Creación del Mundo , en las- 
Sagrada Efcrituraj fe niega , y no con- 
cede. La prueba es manifieíla , póB 
racon de que en toda ella, no fe hace 
mención de lugar propio , ni leñala- 
dó, doflde los antiguos Padres j con-; 
viene á faber , Abel , y los otros Pa- 
triarcas huviefen facrificádo , y hecho 
fa Dilación i folq fe dice avcc orado a. 



Libro Oílavo 

y ofrecidole Sacrificios , y 



'124 

Dios 

no trata que fuelc en cala particnUr, 
ni á íoinbra de tejado; Aunque deipue.s 
como corrieron ios tiempos , y D;Os 
fe hje manueltando con mas familiari- 
dad , liiijO , por orden de lu Capitán 
Moilcs , aqacl meraoriblc Tabernácu- 
lo , á la lalida de la oprelion de Egip- 
to , y entrada en el Dclierto j como 

Exod. 40. fe cuenta en el txodo. Y quatrocien- 
tos y ochenta ai'ios delpues , aquel ce- 

}. Rtg. 6, i^j^j.^ ^ y Himptuolo Templo de balo- 
món , como le cuenta en el Tercero 
de los Reies. La raijOn , poique jun- 
tamente , con criar al Hambre , no le 
mandó Dios , que le hicielb Cala , ni 
cdificaíe Templo , fue , porque a la 
efencia de lu culto , y lervicio , no 
importaba s porque a importarle , jun- 
tamente con darleic a conocer , íe io 

T*m,%.U, luandara. Y la ra^on de no importar, 

lí.f.ií. ^, |-^^.gj. ^1 j.^^jo^ hacerle á Dios Cala 
es , fer inmenlb , e infinito , y Icr cor- 
to , angollo , y cbico todo lo criado j y 
fi en Si milmo no le confervára , y Ci- 
tuvieía, no huviera lugar bailante, ni 
vacio funciente que oaitará á recibir- 
le. Etk es vno de fus blafones , que 
hablando con lu Puebl) , por el Pro- 

¿¡fií'a; i&, feta Iiaias ; y dándoles en cara con 
aquel lumptuolo Templo Salomónico, 
que con 1er tal como la Sagrada Ef- 
critura nos lo pinta , lo abaldono , y 
cftimó en poco , y dixo : Que cafa es 
ClU , qae me aveis edificado ? Pen- 
fais , por ventura , que mi tamaña 
tiene lugar fuficiente en la Tierra ? Y 
que mi inmenlidad , y grandeca , fe 
incluie en la pequenez de lo criado? 
Pues para vuettro delengaíío , os digo, 
que efa obra maquinóla , y eftendida 
de los Cielos tengo por filia , y la 
Tierra que habitáis , por banquillo , ó 
ertradillo de mis pies j y os digo mas, 
que todo ello vifible , e invifible , lo 
hicieron mis manos. Pues fiendo obra 
de ellas , donde eftaba el Artífice , y 
la perlbna de ellas manos , quando 
hi^o eíla obra ? Claro ella , que no 
en ella , pues ya era antes de hacec- 
fe : tampoco dentro en ella , pues an- 
daba amaiifandofe en el hueco de las 
manos , luego fuera citaba de toda 
ello. Pues d;; aqui fe figuc , que fi to- 
da la maquina del Mundo , no bafto á 
incluir , ni encerrar á Dios en si , que 
mucho menos vn pcqueiío Templo , y 
limitada Cala. Santa Thomas dice, 
que el Culto de Dios , y Divino , mi- 
ra á, dos cofas \ 1,^ vna a, t)ws > qyc es 



D. Tho 



el férvido; la otra , á les Hombres,, 
que ion ius que leiirven. Dios, que 
es el férvido , y adorado , por raigón 
de lerio , no tiene uecefidad de lugar 
particular donde fer bulcado j y férvi- 
do, por qaanto no cabe en lugar de- 
terminado. Ue donde le infiere, que 
rclpecto de Dios j no era necefario el 
Tajcrnacuío , ó Templo : pues nin- 
gUii particular lugar , o morada , es lü- 
ñcientc a incliürlc , y recibirle dentro 
de si- Pero refpecto de los Hombres 
que le bufcan j y lirven , por racon 
de fer corpóreos j convino aver Tem- 
plo , y Tabernáculo , en diferentes 
tiempos , por dos tacones. La vna, 
porque concurriendo la Gente , y Pue- 
blo á elle fanto , y particular lugar, 
con elta conlidcracion , de que lo es 
Dios , y dedicado á lu iervicio , lle- 
guen con inaior recato , y reverencia. 
La otra , por.jue por la difpoficioa 
del tal Templo , ó Tabernáculo , lean 
íignificadas algunas cofas pertenecien- 
tes a la excelencia de la Divinid.id , ó 
Humanidad de Chriito. Y alega vn 
dicho del Sabio , que luego dirémosj 
y concluie con decir , que fo'o firvs 
el Templo de Oratorio , donde Dios 
ha de 1er huleado , y donde a.ifte lu 
Nombre , y oie las neceiidades de los 
Hombres , y fus oraciones. De mane- 
ra ( dice ) que \\o es para que incluía 3 
Dios localmente , lino para que el 
Nombre de Dios afilia alli 5 conviene 
á faber , para que la noticia de Dios 
alli íe manifielle , por algunas colas 
que alli le hacian , 6 decían ; y que 
por la reverencia del lugar , fuefen las 
oraciones mas dignas de fer oídas, 
por la devoción de los que las ha- 
cian , y ofrecían. Efta fue la racon por- 
que en el Tabernáculo , que le edificó 
ivíoiies , y Templo , que delpues hii^o 
Salomón , no huvo imagen que repre- 
fciitafe á Dios ; y ali mando , que fo- 
brc el Arca del Tefiamento ettuviefe 
el Propiciatorio , que era vna lamina, 
ó tabla de oro purilimo , á manera de 
afiento, Ibbte que efiaban dos Que- 
rubines , y vacio el lugar : como lo 
tienen muchos Docforeí. Y llamaba- 
fe Propiciatorio , porque alli eñaba 
Dios propicio , y cercano en fus rel- 
puefias. Pero no avia figura , ni ima- 
gen , que rcprefcntafe á Dios , dando 
á entender en ciío , que la Grandeca 
de Dios , es (\n tamaño , y que no fe 
puede dar perfeda pintura de lu efen- 
cia , y fer iamenfo ; y afi dixo Salomón, 

en 



Efod. ly. 

17- 

Ez.ecb.c.tp. 
\ .-verf. I . 
K. Sahm. 
l.ir[h. in 
d Ircf.vrd. 
B.r.eífhai. 
lalKut p. 
1.^88. 
Lh-.x , íut. 
can. : 5 . 
Exod. 

Leonth-.i, 
p.^.raf .. 
n t. 



de la Monarquía Indiana, í 2 5 

5. s.tg. 8. en aquella Oración , que hi*jo á Dios por los pecados de ¡os Judies , fe 

iiatando de lü iiiñaidad , y grande- oieron voces , á la media noche', de 

^a. Por ventura Dios rienc lu habi- vn dia de ricñas principal , que de- 

ración en la Tierra r Si el Ciclo , y cian los Angeles : Salgamos de aqui» 

los Ciclos de lus Cielos j no Ion íu- y delámparcmos eíU Cafa. De ma- 
ficientes á íaLkntar 



, y recoger en si 



2.//. 



cap. 6. 



.Vneitra Grande<¿a ; quanco menos 
cahreis en eíla Cala , que os he edi- 
ficado ? Y en el Paraüpoincnon pa- 
rece , que fe refieren mas eíicaz- 
mcnte ettas palabras , diciendo : Por 
ventura lera creible , que Dios ha- 
bite en la Tierra con los Hombres? 
Hafe de enrender j en forma cor- 
poral 5 queriendo confundir , por c(~ 
te modo de hablar , la opinión fai- 
fa de los Gentiles , que daban á 
Dios forma corporal , y vilible , liendo 
incorpóreo , é invilible, por fer puro, y 
purifimo Efpiritu , y por elo afiade : Si 
no cabéis en el Cielo, menos en vm pe- 
queña Cafa de la Tierra 5 y aii , elle pe- 
queño Templo, que os he edificado, no 
es para qtse moréis en el , como ios 
Hombres ¡noran corporalmentc en fus 
cafas , amparándole , y meciéndole 
en ellas , lino para que las Oracio- 
nes , y Rogativas hechas en el , lean 
mas oídas , por racon del continuo 
exercicio de vueílro fervicio , y cul- 

J^tm. II, to. Y conforme a ello dijo Moifcs, 
amoneitando a los de fu Pueblo á 
que firvicfen a Dios , en el lugar 
que les fcnaiafe , delpues de entrados 
en la Tierra de Promilion : Mirad, 
que aquel lugar lo elcoge Dios , no 
para morar en él corporalmente, li- 
nn para poner en él lu Nombre , el 
qual alli fe poniA por recordación; 
porque le hacia memoria de el , en 
los Sacrificios , en las Oblaciones, 
y Divinas alabancas , que alli en 
aquel Lugar , Cafa , y Templo íe 
hacian á Dios. Y dice luego : Que 
habitará , y hará fu morada en el, 
no por corporal preíencia ( como he- 
mos dicho ) fino por elpecial con- 
fervacion de aquel Lugar , como íe 
dice en el Segundo de los Macabcos. 
El mifmo que tiene fu habitación en 
los Cielos , es el Viíitador j y De- 
feníor de elle lugar , conviene á fa- 
ber , del Templo Salomónico en fu 
primera fundación , ó del fegundo 
reedificado ; el qual eftuvo tan á 
cargo de Dios , que tenia Angeles 
deputados , para lu guarda , como 

Díhellolu' por dicho de Jofefo fe prueba , di- 
ciendo de él , que quando Dios qui- 
£0 , que los Romanos lo deílruiclen. 



Caf. j. 



daice. 



ñera , que era Lugar de Dios , y 
guardado de fus Angeles j pero no 
para morada ííva , porque no cabe 
en lugar , cuia Imagen , ni figura 
puede pintarfe ; y ícgim cito , de- 
dicaron mui difcretamentc los de Ate- 
nas , aquel Altar , Ignoto Deo , al 
Dios no conocido , en el qual 
no pulieron Imagen ninguna , fino 
él Altar folo ; del qual Dios dijo 
defpues San Pablo , predicándoles, AHor tii 
que aquel era el verdadero. Y dije- * 
ron bien , el no conocido , no en 
los efectos , pues por ellos fe cono- 
ce , lino en el ser , y forma , pues 
por fer puro Efpiritu no es viable, ni 
poíible dibujarle. 

De aquí íe ligue , que no Tien- 
do neceíano el Templo para mora- 
da de Dios , y aviendo mandado á 
Moifen , hacer el Tabernáculo , y 
hecho , edificar el de Salomón j que 
huvo ra(¿on mui conveniente , para 
que fe hiciefe , y Dios lo mandaíeí 
y es afsi , no por lo que á Dios le 
importaba , fino porque los Hom- 
bres , huleándole á él , dejafen de 
leguir al Demonio ; porque avien- 
do elcogido aquel Pueblo , criado • 
tnt:c Idolatras ^ inclinados , y dif- ' 
pueílüs para todo mal , aviendolos 
légregado ¿ y apartado de ellos , y 
aplicadolo á si para fu íérvicio , qut- 
íolos aficionar á él , dándoles Caía 
donde le bufcafcn ,- y hallalén , pa- 
ra que aficionados á ella , y hallan- 
do á Dios en ella i fe olvidafen dé 
las que avian vifto tener los De- 
monios , cuios cultores eran los 
Egipcios. Y porque vencidos de las 
mercedes , y beneficios , que en 
aquel Lugar les comunicaba , fe 
obligafen con mas devoción á fervir- 
le , honrarle , y reverenciarle , co- 
mo á Señor á quien tanto debían. Y, 
fe vé mui claro , que el Templo era 
para elle fin , pues no podia movec 
otra ra^on para hacerle , ni Dios ca- 
bla en el fuficientem'ente , para te- 
ner en él defcanfo ; porque Dios na 
le tiene , fino en si mifmo , porque 
por si mifmo es Bienaventurado , co- 
mo la Efcuela Thcologica ^ y Ver- 
dad Catholica lo eníeñan , y el ta- 
maño de Dios , es fm tamaño , fu 

irtf 



'tl6 Lthro 

ínmcnfidacl íiii mtídida ; y como di- 
-^. ce el Profeta , las Aguas las mide á 

* * puños ; de cuia grandct^a fe intiere, 
no tener Cafa luhciente , ni propor- 
cionada i lia tamaño. Y por eRo 

Ptuter. 4. Moifcs , hablando con el Pueblo j le 
di;o : Trac á la memoria , y eíLri- 
vc en tu coraron , que el Señor Dios 
crtá en lo mas alto del Cielo , y en 

Tfaliiit. lo bajo de la Tierra. Y David en el 
Píalmo dixo : Si íubo al Cielo j at 
eftais , Señor > y fi buelvo a que- 
reros confidcrar , os hallo también 
en el abilmo > Coü vueftro Poder , y 
MagertaJ. Y el mifmo Dios , pre- 
ciandofc de ¿íla fu inmenfidad , y 
grandefa < dice por Jeremias : Por 

Ierem.t\i ventura yo no foi el que hincho el 
Cielo , y la Tierra ? Como quiea 
dice : Tan grande íoi ^ tan inmcnlo, 
que hinchendo con mi prefencia to- 
do lo criado , me quedo fuera de 
ello , como Criador. Erto es lo que 
les fue probando el Proto- Mártir San 
Eíteban á las Judíos , quando le 
acufaron de biastcmo , como refiere 

'áU.c»¡.-¡, San Lucas en los Ados de los Apof- 
toles , aprovechandofe de efte lugar 
citado de Ifaias , diciendo : Que 
quien tan gran ftila ha menefter pa- 
ra fentarle , como es el Cielo , y 
que aun es chica , que nnicho me- 
nor ferá el Tabernáculo de Moifen, 
y Templo de Salomón. Y es la ra- 
^on , porque es mis alto , que los 
Ciclos , Maior , que la Tierra , mas 
cftendido , que ej Mar , mas pro- 
fundo , que toda profundidad. Pre- 
fentc en rodo , no divjfo en partes, 
todo él , en todo lugar , y lugares, 
no ocupando lugar ; pero potencial- 
mente , es incomprehenílble , y que 
excede con infinita excelencia á to- 
da criatura. El qu& bufcare en él 
Grandeca , hallará , que excede á 
toda grandcí^a ; y el que dcíeare en 
el Hermofura , lo verá hermofo , y 
que excede á la hermofura , y todo 
lo bueno , é imaginable , y fobrc 
lo bueno imaginable , lo mejor , que 
la capacidad humana no alcanza á 
contemplar , y fe incluie , y encier- 
ra en fu ser infinito j el qual fe pre- 
cia de tener el Cielo por Silla , y la 
Tierra por eftradillo de fus pies. 

Por lo dicho fe vé claro la poca 
nccefidad , que Dios tuvo de Cafa, 
ni Templo donde morar , pues lo 
maior , y mas ancho de nuertras 
moia,da,s es b ma,^ (fhico j cor^Q , y; 




Ofiavo 

angoito de fu tarhaíío. Por efto na 
pretendió á los principios del Mun- 
do tenor Cala , ni lempio donde 
1er buscado , ni adorado ; íicndo to- 
do lugar cierto , y acomodado par* 
fufetvicio, y adoración; 

CJTJtULÚ 11. íbel lugar^ 

(¡ue d.iba la Gentilidad a los 2em'* 

^los ^ y cómo lo defcrilpg 

y deter?uina el filo- 

Jofo. 

Upuefto que ha ávido , y 
ay Templos en el Mun- 
do , refta faber , la for-: 
hia 5 y manera de tilos; 
de cuia hechura , alien- 
to ,■ y ornato hii^o vn largo dilcurlb 
Arillüteics j en el Libro Séptimo de 
fus Políticos , donde dice aíi : El . _. 
li!2ar donde fe huvieren de edificar "'''''■ 7* 
los Templos , en los qualcs fe ha ''^' ' ' 
de exercitar el Culto Divino , y fe 
han de recibir las rclpuetbs de el 
Oráculo , debe fcr el mas eminen- 
te , excelente , y graciofo de toda 
la Ciudad 5 fegregado , y apartado 
de todas las colas profanas , y fc- 
culares ; de tal manera , que por la 
diípoficion , y aparcncia, y eminen- 
cia del lugar fe mucftrc la preemi- 
nencia , Mageftad , y excelencia de 
aquel , que en ellos fe firvc , y hon- 
ra , que es Dios , y en ler cii efta 
manera edificados , y hechos , le he- 
chará de ver la devoción , reveren-t 
cia , y virtud de íus cultores , y ado- 
radores. 

Y luego profiguc. Junto al Tem- 
plo deben eflár las habitaciones , y 
moradas de los Sacerdotes , para que 
vivan , y folemnicen las fieftas del 
Culto Divino , á fus tiempos , en 
todos los Sacrificios. Y en otro lu- 
gar aia también apofcntos , y falas, 
donde todos los Magiftrados folem^ 
nicen , con la gente principal , los 
dichos Sacrificios , y ordenen fus ban- 
quetes , y comidas , en orden , y 
honra de las ficílas , acariciando en 
ellos á todos. También debe aver> 
otras manfiones ( profigue luego) don- 
de la gente común fcltcjc la íblera- 
nidad , y coma , para coníervar la 
amirtad , que tienen ; y porque los 
Diofes los confervcn. Y luego dice* 
guc qliar^ s| Xíi^FJ^^ Sl^i gloriofo. 



¡ti C<jin. 



y honrado , (1 junto á si tuvieíe £í 
cuelas , y Gencniles , donde íe lean, 
y cxerciten las Letras , aviendo 
Maeítros , y Hoinbies docíos , que 
las lean , y gente tierna , y moi^a, 
e¡ue las oiga , y aprenda* Y dice 
Juego , que íerá cola inui cómoda, 
y decente , que el Templo tenga lu 
placa delante de si , y que lea pu- 
ro , y libre 5 conviene á über , co- 
mo gloía Santo Thomás , que lean 
libres , y privilegiados los que alli 
cftuvieren , ó á él Te acogieren , go- 
ü^ando de libertad , y particulares 
inmunidades , y que fea apartado de 
toda la negociación , y eitruendos 



áe la Monarquía Indiana, 



Í27 



Porphir. 
Fejlus. 



mundanos ; porque es lugar donde 
deben exercitaile las virtudes , y de-, 
putado para la ccntetuplacion. Aii- 
miíiuo dice , que los apoíéntos de 
los Sacerdotes ellen alli juntos , por- 
que le hallen nías á mano , y cerca 
para celebrar el Divino , y Celeítial 
Culto ; porque corno aquel lugar de- 
ba 1er quieto , y apartado de los 
cítrucndús , barahundas , y negocios 
profanos , aíi también , por coníi- 
guicnte manera , los Sacerdotes ef- 
tcn mas aptos « y diípueltos , para 
la contemplación , en la qual deben 
citar ocupados por todo el tiempo 
de fu vida. Todo lo dicho es de cl 
Füofofo , declarado en partes , por el 
Angélico Dodor Santo Thomás. 

También es neceUrio , que den- 
tro de loi Templos ala Altares j por- 
que no folo ha de avet cafa donde 
morar , lino tanibien melas donde 
comer , y como las comidas de los 
Diüfes fean , y aian fido los Sacrifi- 
cios , y Oraciones j y eítos deban 
haceríe , en lugares conocidos , no 
pueden fer otros , que los Altares; 
Jos quales fervian , y de prefente 
íirvcn , como de mefas donde íe les 
adminiílra el manjar del Sacrificio. 
De eílos Altares víaba la Gentilidad 
de diverfis maneras > porque íegun 
tenian las formas , ali tenían los 
nombres ; vnos fe llamaron Altares, 
DJfldr.r.i;. y "'^'■'^^ Aras. Las Aras , fegun Eti- 
is.Etimoi. '^ologia de San Ifidoro , fon vnos 
(ap.^ alientos bajos , cafi raui juntos con 
el fuelo ; y dicefe Ara , porque alli 
Vai-rJelin ¡os Sacrificios arden ; y Icgun Var- 
piíi latín. j-Q,^ ^ ji(-£ ^ qyg fg deriva ¿q las 

" *^' Eras , porque han de fer limpias , co- 
mo en las Eras le limpia el Trigo 
de la paja j porque en ellas fe lim- 
pian , por los Sacrificios , las Animas 
(délos pecados. 



Altares fe dicen , fegun d milmo 
Santo en el lugar citado , porque 
fon altos ( qíky'í Alta aj-'j ) ó porque 
alii fe aligan ¡as manos orando. Eitos 
( como delpues veremos ) eran los 
Jugares de los Sacrificios j y legun 
Porfirio , y Felto , eran en tres ma- 
neras , los lug ires de ellos Sacrifi- 
tios ; porque a los Dioíl-s , que re- 
ñían por Celeitiales , les facr.ficaban 
en los d chos Altares : á Jos que lU, 
maban Terrenos , en las Aras ; co- 
mo dando á entender en eilas dos 
cofas , que afi como los vnos eraii 
nías encumbrados , que los otros, 
aü avian de 1er los Jugares de fus 
Sacrificios ^ vnos mas 'altos , que 
otros ; y á los Diofes intérnales les 
hacian Oración > y Sacrificios eii 
Cuevas ^ y Cavernas j dando a en- 
tender en eftc mo.'.o de veneración, 
y memoria , que de ellos hacian , la 
profundidad , y hondura donde mo-, 
r aban i 

Aunque es lo dicho mui gene-' 
íal á toda la Gentilidad , fe labe 
por cofa cierta , que los de Ja India 
oraban , y facrificaban á los Diofes 
Terrenos en Cuevas , y al Sol , en 
Jugar eminente , y alto. Y de los 
Griegos fe dice , que huvo tiempo 
donde no facrificaron á íLis Dioles 
en Altar , ni Ara j fino en el fuelo. 
Y los Árabes facrificaron al Sol mu- 
cho tiempo i fobre vna pequeiíá 
Ara j fentada foore otra algo maiorí 
y levantada aigun tanto de el fuelo, 
y en ella q uemaban incienfo ^ y otros 
perfiímcs ; y la forma de ellas era ^'Ü"'''-^ 
quadrada , aunque algunas vfaban 2L sZ' 
redondas ; aü lo dice Lilio Giraldo ta¿m'n. 
en lus Sintagmas. 

CJTIT. II I. (De la forma, 

y ro/lro de los Templos , y como 

los fentakín los Antiguos j y Je 

forman fegun fus qmtro partes^ 

que fue como fe hallaron^ 

en e/ia Kuelfa-Ef 

paña. 

Egun nos cuenta , y refiere: 

San Ifidoro en el Libro DTfdor.lt. 
arriba citado , de fus Eri- 'í' ''•+• 
mologias , antiguamente 
los Gentiles fentaban los Te mplos, 
y moradas de lus fingido Diofes en 

nji^- 




1 2 8 Lihro 

muchiS maneras , fegun fue variando 
la opinión , y conluleraciones de los 
Hombres j pero en vna Tola coü 
fus lieniprc cllable , y permanecien- 
te , que fue en darles qa:tro par- 
tes , conrtiruiendolcs cabcca , y 
pies , y bracos , dieílro , y lini.-ltro. 
Ellas qiutro parres , que liemprc íe 
le han dado al Templo , no ikmpre 
íe liau feguido , por vii milino or- 
den , lino por diveríos , fegun lian 
íido diveríos los pareceres de los que 
de ellos han tratado. Juntamente con 
Sin Ilidoro , dicen otros muchos, 
que el anterior de el Templo cae al 
Ürienre ; lo potkrior de ei , al Oc* 
cidente ; y al Mcdio-Dia , la dieltra, 
y finielVa al Norte , ó S'ptentrion. 
In cM.UnL ^^^'^ reñere el Archidiácono , y otros, 
ver/M, V enere los qualcs fue vno Marco Var- 
¡nvtr/i/ub ron , hacicndj Templo vniverlal al 
c. Placui:, Cielo , del quil dice , que fe deri- 
is.q.%. y_j_, i^s Otros , pufo las efpa'idas de 
íri'Ü fu formación al Norte , o Septen- 
Utlñy"^ trion , y fu roítro al Medio- üia , y 
trocados los bracos. Plinio parece fcr 
de efte milmo parecer ; aunque Pla- 
tón , Pitagoras , y x\riltoteles pare- 
ce í^ncir lo contrario , y que las ef* 
paldas del Templo deban eítar al 
Medio- Dia , por racon de el movi- 
miento cclerte , al qual debe feguir 
el lado , y braceo derecho del Tem- 
plo ; aunque Empedocles tiene con la 
opinión de Varron , y Piinio. 

Supuetlas citas opiniones , y pa- 
receres antiguos , del afienro de los 
Templos , y formas , que deben te- 
ner , y partes donde deban mira:; 
la que pone , que las elpaldas de el 
Templo han de caer al Oliente , y 
las puertas de el , al Poniente , pa- 
rece que vá fund.'.do en nmciía ra- 
^on , por las muchas , que á eftc 
propofito favorecen ; porque como 
lea cierto , que el Hombre fe incli- 
ne naturalincnte á adorar vn Dios, 
feale el Verdadero , como nofotros 
los Chriltianos adoramos , y ¡os que 
antes de la venida de Chrilto tuvie- 
ron entero , y cierto conocimiento 
de Dios , ó feafe algún otro fulfo , y 
fingido , al qual los Hombres , er- 
rados , y ciegos , le tuvieron en ef- 
ta mifma opinión , Tiendo mentira, 
que el Demonio fea Dios , liemprc 
parece que ha movido la inclinación 
natural , llevando el deíeo , y los 
oíos á buícar á Dios , aun-^uc en el 
Ctclo , acia aquciU p«te Qtieuulj 



porque de ks quatro Partes del ^fun- 

do ( como lo dice Celio Rodiginiu) ^^.,.^,^ ,.^^^ 

la Oriental es la mas noble 5 y para j^^^ Uci. 

elte fin , ya que hicieron Templos «p.n, 

los Gentiles , los dedicaron , y rbi- 

maron de manera , que las cfpald^s 

tuvielen al Oriente , y las puertas 

al Poniente , y puella de Sol , pari 

que orando dentro de él , tuvielea 

el rollro al Oriente , que es la parte 

donde Dios mas es bufcado. 

De ella manera editicarort , de 
los Antiguos , los que mejor difcur- 
Ib tuvieron , fus Templos ; y erj 
ella forma hallamos averíos vfado 
ellas Indianas Gentes en íu ciega , y 
telhble Gentilidad. De donde li; de- 
be inferir , que aunque ciegos en el 
conocimiento de Dios , no lo cita- 
ban en el modo de bufcarlo por fus 
oraciones , pues miraban en ellos á 
la parte donde el defeo ncs lleva los 
ojos ( como hemos dicho ) para Ice 
baleado. 

De cita raifma manera vfumos 
comiunmente los Chriftianos , el edi- 
ficar las Cafas , y Templos de Dios, 
aunque no es tan general elta regla, 
que no quiebre , y faite en algunas 
parces , mas de lo particular , aii co- 
mo dice el F;loíoío,que uo ay cien- i.p^f.-nV 
cia , tampoco es mi intención ha- T.Ccn.^^. 
blar en elta materia 5 pues las Hiíto- ^ jí». 
rias mas atienden á lo general , que 
á lo particular de las colas , quan- 
do lo particular no es forjólo cu 
ellas. 

S m Antoniíio de Florencia en fü 
Suma dice , que la Oración debe fer '*""'" ^■'"'' 
hecha acia el Oriente , por tres ra- l'.""-^:^- 
«jOiies , y caulas : La primera , por- 
que el Saber , y Providencia de 
Dios , mas fe manifieíla á los Hom- 
bres por aquella parte , que es por 
donde tienen fu movimiento los Cie- 
los , los quales nos dicen , fin len- 
gua , que el que los mueve , por 
aili^ debe fer huleado , por Umvetfal 
Señor en ella : La fcgc.nda , por quan- 
to el Parailb fue plantado al Orien- 
te , de donde fuimos dcíterrados , pa- 
ra que bueltos á él , demos á en- 
tender el defeo , que tenemos de 
bolvcr á nueítra Patria , para donde 
fuimos criados i pues como dice ¿an 
Pablo , lomos Peregrinos ; y en otra '^'^ ^^^'''*- 
parte , que no tenemos lugar cierto ''' 
ea la vida mortal , que vivim.os , y 
caminamos para la cierra , y fegura 
Uc ioi Cielos , y Bienavcnturanca. 



Zach, ea 6. 



La tercera , por biifcae á Jclu-ChrU- 
tij , que es Luz , y le llama por Za- 
carías , Oriente j y porque cié la 
parte Orícnral Uibió á los Cielos , y 
de aquella parce ha de venir á juz- 
gar á los Hombres ; como cambien 
Manb.cap. "o^ ^^ <i'*-'s Saa Mucheo , por eítas 
14. palabras ; De la miñna manera , que 

eJ raíü ule del Oriente , y va apa- 
reciendo halla el Occidente , de c'íU 
milnia manera el hijo de el Hombre 
vendrá. Y Juan de Torquetnada ci- 
inr.Eccle- ta Otras raigones , de las quales es 
^"'^''.'¡"'"' vna 5 porque en Ja parte Oriental 
^*' '■'' nos nació el Redemptor , y Rcpa- 
raüor del A.uiido j y por aver teni- 
do en aquella parte principio , y 
origen el Evangelio , y conligiiien- 
tcmcnte nuelira Redenipcion. De lo 
quai concluie , que fue cola conve- 
liien-.e , que nucllra oración fuelc he- 
Intr.tnje eha, mirando aquella parte. AqucÜas 
£en:fc.0.\ xw\[xv,?ts raconcs pone Joan de Selva en 
q.uDeirí. eij^at^jo ¿e Beneficios , dunde dice, 
¡¡["'"c"'" <íüe la Cabe(¿a del Lemplo, ó Iglelia ha 
jfidor. n'a. de ertJr mirando al Oriente , y au 
\s.Eth¡,nj lo dice Poiidoro. Antiguamente íc 11a- 
íog<^'^- man n Templos , ctmo dice Jlido- 
ro , fcdos los ediñiuios grandes , y 
ampliadcs ( quaji tefia nripU ) que 
quiere decir , Techos grandes. Pero 
el liig'ir defignado , y diputado para 
orar , fe llamo Templo , a eontem- 
plationc , de la Contemplación. 



CATir. IV. 'De la dberfídad, 

y formas diferentes de Templos^ 

^ue ha aVido , en el Mundoy 

entre dherjas^y Icarias 

"Naciones. 

p^jgíli^/ N e! Capitulo primero, 
fe í~Jt5I^' cié eíle Libro , hemos 



viílo la poca neceíidad, 
que Dios tiene , de te- 
ner Cafa 5 porque lien- 
do Dios , cerno lo es, 
es Infinito , y por la milma racon, 
no cabe en lugar ninguno , y eíU 
fuera de el ; y por conllguiente ma- 
nera , fi los Dioles de los Antiguos 
Gentiles eran tenidos por Dioles, 
avian de creer , que no tenian nc- 
Cefidad de Calas , de ninguna mane- 
ra , que fueíen ; pues todo lugar, 
por grande que fuefe , avia de 1er 
chico para lu morada. De aqui na.-. 



de la Monarqi^ia Indiana, 



I2p 



ció la opinión de Zenon t Filoíblo, 
que dixo , que no debian edificarle-^ 
les Templos á ios Dioles. Y en la 
milma racon fe debian de fundar al* 
gunas Naciones de el Mundo , para 
leguir ella opinión , y parecer de 
Zenon , como fiíeron los Perfas , y 
los Antiguos Alemanes , ios quales 
afirmaban ícr impíos , atrevidos , y 
del'acatados , y que guardaban poco 
rcfpeto a los Diofes , los que fe 
atre\ian , y otaban edificarles Tem- 
ples , ni Calas j porque parecía que- 
rerlos incluir , y encerrar debajo de 
tejado , y entre paredes , como 
quiera que á les DkIcs todas las co- 
las Íes lean manificílas , y todo el 
Mundo les lea , o deba fer Templo 
leñalado , y todo quanto ay en él. 
De aquí nació, tambicn» cimo ade- 
Laite veremos , que los Perlas teman 
por Templos las Sierras sitas , ha- 
ciendo , y levantando en lo mas al- 
to de ellas , Aj tares , y Ara-s , y 
los Alemanes en las rloreftas , y Lu- Tac.demo< 
eos , nombrados de fus Diolcs ; le- rth.Ceim/h. 
gun Cotnelio Tácito en ei Libro de *""■• 
las Coüumbres de Alemania. 

Pero las Naciones , que mas fe 
fiíjctaron al gufto del Demonio , co- 
mo fueron ios Lgipcios , Jos Giici 
gos , y Romanos , con otros mu- 
chos lemcjances , tuvieron muchiíi-i 
mo cuidado , y pufieron foücita di- 
ligencia » en edificar á fus fingidos 
Diofes folemnifimos Templos , y 
quanto maior , y mejor era lu puli- 
da , tanto mas íe elmeraban en ha- 
cerles ricos , hermcfos , y lumptuo- 
los Templos. 

De los primeros , que edificaron, 
y conftruieron Templos , fegun Lu- 
ciano en el Dialogo ¿c la Dea Siria, '¡f'^í^'^ 
fueron los Egipcios, Defpues de ellos ^¡"^ 
los Aíirios , y los Fenices ; y cuen- 
ta muchos Templos, que en fu tiempo 
vido , y conoció en Fenicia. 

Berofo , Hifloriador Antiguo, di- Berefut. 
ce , que el primero , que edificó 
Templo en Italia, fue Noé, á quien 
llama Jano , lo qual no parece co- 
fa cierta , ni aparente ; y le prue- 
ba ccn decir, que fiendo NoéHom- 
bre Sanco , y amigo de Dios ; y 
aviendo de edificar Caía , ó Tem- 
plo , avia de fer en orden de fus Di- 
vinas alabancas , y Sacrificios , que 
le ofrecía , que por ello fue llama- 
do en la lengua Armenia , Sago , y 
á fus hijos , y Muger Sagas , que 



p. H'itrtn, 

Fejlf.s. 
Qentf. 8. 



'12 LíhroO¿íavo 

fcgun inrerpreun , y declaran Servio como adelante fe vera. De áqni que- 
Gramático , quiere decir Santo , y da averiguado no fcr Not inventor 
Sacerdote ; y San Gerónimo dice, de Templos, aunque lo fue de Aras, 
ouc Si^M quiere decir Sacrihcador; y y Altares , donde lacriñcoa Dios. 
^ --^ ■ ■ •■ • - Diüdoro Siculo , al qual cita Eli- •í'""'"-/''^. 

íebio Ceíaricnfc , dice , que Oílris '/f,';.', 
conüruio , y cdihco va muí nv,;¿nCj ¡..i.de hv, 
y íijmptuoíb Templo en honra de p,-^.^-. 
que file en grandeca , y 



que Noe lo aia lido , claro , y ma- 
' Tiifieüo es en la Sagrada Elcritura, 
lucs;o que falio del Arca , en el Sa- 
crificio que hico , en lucimiento de 
gracias , y en alabancas luias ; del 
qual dice la miíina Sagrada Elcritu- 
ra , que le agradó Dios de aquel 
oloroíb , y agradable Sacrificio j 6 
quiere decir Pontífice , fegun el mif- 
nio San Gerónimo ; y lo refiere loan- 
Uwhis ¡n ncs Annius , fobre los Fragmentos de 
Fr.igm. Marco Catón. De manera , que oran- 
do Noe á D:os Verdadero , y ofire- 
ciendolc Sacrificios , le figuc > que 
íi huviera hcciio Templo , avia de 
l'er en orden de cdc im , dandolcio 
á Dios , como á Señor , á quien él 
fcrvi.i. Pues lie:ldo cfta verdad tan 
manifiefta , y clara , y no conltando 
por la Sagrada Elcritura , que Noe, 
ni nadie de los íliios , tal Templo 
aian edificado , no hallo ración , por 
la qual deba atribuiríc á Noe edifi- 
cación de Templo aiguno ; maior- 
mente , que la Sagrada Efcritura 



Ai, Carón. 



Júpiter , 

hermofura de los mas afamados , y 
celebres del mundo ; y otro á Juno, 
ambos fií padre , y madre. Otros 
dos Templos mando hazcr raui ador- 
nadas , y qaajados de Oro , el vno 
maior , que el otro ; el grande de- 
dicado á Júpiter de el Cielo , en el 
qual fiícíc Icrvido , y honrado 5 y 
el otro , que era menor , lo dedicó 
al otro Júpiter , fu Padre , que fue 
Rci , y por otro nombre ( legun al- 
gunos dicen ) llamado Airmon. Ai 
otros Diüfcs diverlos edificó elle 
miímo Üliris , Templos nuii íamo- 
íos , mui adornados de Oro , de 
grande hermoíura , y gracia. 

En el mifmo Libro , hace men- l¡1>.z.c.j. 
cion el mifmo Diodoro , de Bufiris, 
Rei de Egipto ( y no pienfo , que 
fue elle Buíiris , aquel crueliliiro. 



fiemprc hace mención de las cofas que á todos los hueípedes , que ve- 



Gcnt/, 11. 



memorables , en cípecial de aquc 
lias , que hacen al conocimiento , y 
fcrvicio de Dios. Y fi luivieran edi- 
ficado los Padres Antiguos Tem- 
plos , como conñruieron Altares ; afi 
como nombra los Altares , hiciera 
mención también , de los Templo?, 
por fcr obra dedicada á Dios , y 
edificada en orden de fu fcrvicio; 
pero no fe dice de Abrahan , lino 
que edificó Altar a Dios , el qual fe 
le avia aparecido , y en él , le fa- 
crificó. De Jacob le dice en el mif- 
mo Libro , que vngió la piedra , que 
avia tenido por cabecera , y la avia 
levantado , y erigido en Altar ; y 
otros inmenfos , c infinitos exerci- 
cios , que en las Divinas , y Sa- 
gradas Letras ay ; de lo qual fe in- 
fiere , que íi fueran Cafas , y Tem- 
plos , las expresaran , como expre- 
f¿a los Altares , y Aras ; maior- 
mentc , que de dos , que huvo , cl 
vno portátil , y de leva , que fue 
el Tabernáculo , que Moifen hi(¿o, 
por orden de Dios ; y cl otro cl 
Templo de Salomón , fe hace tanta 
memoria en la Sagrada Efcritura, 
que fe nombran por cxrenfo , y 
gaui por menudo fus particuiaridítdesg 



nian á fu Tierra , y Cala , los mata-r 
ba , y ficrificaba a fus Dioics , fino 
otro mas moderno , que fue algún 
tiempo , defpues de cite cruel , y 
tirano referido ) del qual dice , que 
edificó quatro Templos , en aquella 
opulcntilima , y celebérrima Ciudad, 
a la qual los Egipcios llamaron Ciu- 
dad del Sol ; y los Griegos lebas, 
que tenia cien puertas en íu cerca, 
y muro ; de ellos hermofifimos , y 
grandes Templos , cl vno , c]ue pa- 
rece Icr el mas antiguo , dice efte 
Hillotiador , que tenia en circuito, 
y ruedo trece cftadios , que fon mil 
y fciícientos y veinte y cinco pafos, 
de altura quarenta y cinco codos, 
fus muros , ó paredes tcnian de grue- 
fo veinte y quatro pies ; rclpondia 
á la licchura , y fabrica maravillóla, 
y a íu magnificencia , cl ornaro , y 
rique(¿a , de que citaba acompañado,, 
afi de Oro , y Plata , como de Mar- 
fil , que era en cantidad , y numero 
cxccfivo , y cfpantable. Todo ello 
dice Diodoro , en los lugares cita- 
dos. 

De efte Templo maravillofo , edi- 
ficado en ella Ciudad de Tebas , lla- 
mada po^ Qt£Q oombre Heüopolis 



7 



Slmbi lihf. 
ll.Geogr. 



y ■■'■■■ H!. 
ftor'tie. 




áe la Momrnma Indiaíiá, 

éii Griego , qné qnkrc decii: Ciudad del 
Sol, parece íiaccr aictuoria, nvaí por 
extenlo , y menudo Eihabon en lu Oeo- 
i;ritiii , dicie.ido de CiU manera : A la 
entrada del Ti;mplo avia vna placa, ó 
lucio , o patio tan ancho , quanto es 
ei circuito de lo que pueden arai; ea 
vn dia vn par de üueies,opoco me- 
nos. Lo largo de cite patio era ires , ó 
quatro veces maior , por las dos par- 
tes , que eran la anchura de elic pa- 
tio , citaban ciertas Eltaiuas j o M'Mif- 
truos, cuias cabellas j y manos eran de 
Doncellas , el cuerpo de Perro , las aias 
d.' Aves j las vñas de León , la tola de 
üragon , y eito es lo nñl.no , que Q-U- 
meia ; de loquai Phnio '.n el Libro Uc- 
tavo de lu N.uurai riiltovia » ükc , ten a 
c\Ái Uonllruo de ellos , veinte Godos¿ 
y mas , de grandeca. Delpues de eitas 
Eilacuas, le leguia vn portal grandili- 
mo ; y deípues ue aquel tro, y luego 
oiro. Paiados los po: tales ( que de 
ellos, y de las Euatuas no avia nume- 
ro ) eltalia el Templo , el qual tenia vn 
grande Pío- lenipio ,- que debían de 
1er algunos tbrtiiimos muros , que lo 
cercaoan , y tan altos como el miliiio 
Templo , para detenlioit , y amparo 
fuiOi Eito era cali de la milma mane- 
ra , que vemos ^n las cercas de las Ciu- 
dades , las que para defenU de ios mu- 
ros , llamamos Barbacanas. En eltas 
avia elculpidas grandiíimas figuras de 
finiulacrus , y Hechuras , mas de Beí- 
tias , que de Hombres. Eítaba alli 
vna Cala ed ficada , lobre muchas , y 
grandifim s colunas , pueltas por mu 



do en ei modo , han áíeftado a vn blju- 
co , en el ñn , que ha lido , para honrac 
ai Demonio. 

CATIT, V. Como los Juripws 

edificaron Templos ,jc Altares en lu-i 

.gíiyes altos , y cfcabrojos j y comú 

e/ios ilícitos de e/ia NmcI^íi- 

E/pafia , y Tirü los 

Ipjarom 

Os Templos , y Cafas, que el 
Demonio hitjO , que los 
Hombres le euificalen , no 
liempre fueron de vna ma- 
nera ,ni en vi>a Icmepnca 
de l'igares ; poique quilo el maligno en- 
gañaoor variar los modos , para que 
ton la V ariacion de ellos , fe fatisficie- 
íen los vanos guños de los ciegos Hom- 
bies ,que le (ervian. De lo qual le fi^ 
gue , que aunque el fin de los 1 emplos 
era lu talla adoración , los lugares don- 
de le edificaban no eran todos de vna 
forma , ui manera 5 porque íi vnos fe 
edificaban en llanos , y lugares elcom- 
lirados , y ralos , otros eran pucílos en 
litios montuolos , y Montes , ó Sierras 
altilimas , y mui elcabrofas. La ra^on, 
porque por la maior parte edificaba 
)ii Gentilidad los Templos de lus Dio-' 
les en los Collados , y Sierras altas, 
era, porque entendían fer aquellos lu-» 
gares ahos mas Rcligiolos , aptos, y dií-i 
pueltos , para la adoración de los fallos 
Dioi'es , por ra(¿on de pentar , que aíi 



Eerod /;V» 
I . BihíiütÉi, 
cap, i li .., 



tila orden , y particular artificio ; nin- como aquella Deidad le conlidcraba en •> 



.^.s^■..;i 



güila cofa pintada , que fuete hermo- 
la , ni digna de fer vitta , tenia, lino 
coUs de vanidad ; todo lo dicho dice 
Eitrabon de e te Templo , y litio , y 
otras tolas maSi 

Aver hecho memoria tan por exten-i 
fo de eltc Templo , ha lido la caula de 
dar noticia de fu forma , y en ella prin-» 
cipio á la que otras Naciones han vla- 
do 5 porque dado calo , que todas las 
que han edificado Templos aia lido ¿ 
fin de honrar en ellos á fus fallos Dio- 
fes , no ha lido en todas el edificarlos 



las Esferas mas altas , aú del Cielo , co- 
mo del fuelo í ali , ni mas , ni menos^ 
avian de fer «.fcogidos los lugares mas 
altos de la Tierra , para lu íervicio> 
culto , y veneración luía. 

Otra racon es , porque como tor-i 
pes , y ciegos , en las colas de racoii^ 
ofrecían algunos '^actificios torpilimos, 
á algunos de lus Dioies , los qualcá 
tenian verguenca , y empachó de oft-Ci 
cer en publico ; porque la natural ver- 
guem^a ( en Icr rao fucios , como los 
que fe les ofrecían al DiosBaco, y Pria- 



devnamifma manrra ; porque vnos le' po) les ponía empacho, y contrade- 



daban la forma de Cafjs mui fiímptuo- 
fas , otros plantándolos en llanos , y 
otros en Sierras ; vnos cubriéndolos , y 
otros cereandülos j vnos, que los edi- 
ficaban fobre la haz de la Tierra i y 
otros , que terraplenándolos , los lubiarí 
ínui altos ; y auncjuc todos iwn varia,- 
Tom.iL' 



cía, para que fe hiciefen publicamen- 
te. Y de aquí vinieron los Hombres 3 
bufcar lugares lecretos , y ocultos , aU 
tos , y montuolos , cercados de arbsle- 
das , y plantas , para que cubiertos cori 
fus efpefuras, y Ibmbras, no fe vicien fus 
torpes SaicjijÁcios, De aqiü p^ció tara-» 



■i;i 



cap. 3. 



Libro 

bien , que al retkclor , y circuito de 
lüsTcir.plcii plantaren los antiguos Ar- 
boledas , y iíoi'qucs , en los Montos, 
y Collados , los qiialcs llamaban Lu(.os, 
que legan EiiniLlogia de ban llidoro, 
V.TJid. Ub. Luco es lui^ar ccitado de Arboles muí 
14. ttb.n. eip^-ios ^ qm; impiden al Sol lus raios , y 
por elLi caula eita oblcuio , )■ lombrio. 
Y íi ellos bacnticios íbcios , y abo- 
minables , fe hacian en las Ciudades, 
tcnian cuevas , y lugares Ibtcrrancos, 
donde los hacían , los quales lugares los 
fcmbraban de nuii clpelas i\.rDüledas, 
y Boíques , Hechos á mano , como le 
vera , y en otro lugar le dice , tratan- 
do de la Madre de Ala. Y ellos fon los 
altos Lucos, y exccllas Arboledas el- 
pcías, y oblcuras^ que Dios mandaba 
dellruir en la Tierra de l'romition , y en 
otros muchos lugares^ 
i^wwfr.jj, Eí^e moda de ienrar Templos, le- 
vantar Altares , y conüitnir Aras , en 
lugares altos , y eminentes ,■ toe de 
todo el Paganilrn'-) , y Gentilidad , en 
Herid Ubi- común , conío de Gente regida por vna 
i.rap X I. niiínia voluntad , que es la del Dcmo- 
Strah.Geo- n\o , y lo iiul.no , que apetecía en vnos, 
graph.iibr. queria en otros; y ali , no Iblamente 
*í* fue Cila invención vfada por los mni 

antiguos Gentiles , que tlieron como 
Padres , e Inventores de la Idolatría, 
fino de los mas modernos , que en ella 
los fueron ligu.endo ; y ali vemos, que 
fi de los Antiguos hu. o lugares altos, 
y montuofos ,■ donde falla , y decef- 
tablemcntc adoraron , y reverenciaron 
a fus Oíoles , co 110 parece por aquel 
Coloquio entre Chrillo , y la Saniari- 
7mwj, 4„ tana, que cuenta San Juan , quando le 
dixo : Nueílros Padres dicen , que 
Dios ha de fer adorado en el Moiue, 
y los Judios,que no, lino en el Templo, 
concluid la verdad , que en eño avia de 
avcr , y lo que fe avi.i de íeguir. Otros 
modernos tuvieron el mifmo eftilo , en- 
tre los quales fueron las Gentes de elle 
Nuevo Mundo Americo, aíi de ellos 
Reinos de la Nueva- Eípafia , como los 
del Pird. Ella invención del Demonio 
nafció de aquella inclinación , que tie- 
ne , de quererle aíimilar , y hacer 
femejanre a Dios , en todas las cofas, 
como en toda cftaHirtoria vamos pro- 
bando ; porque como' los Padres Anti- 
guos del Viejo Te'lamento íacrificaro ■ 
á Dios , en lugares altos ; ali el De- 
monio lubio Ib Culto , y Sacrificios 
á las Sierras , y Ti^-rras montuolas. Ella 
pru.'bade que los Padres Antiguos hi- 
piclca fu* Oraciodcs , y Saciiñcios , ci\ 



OóIúVO 
feíntjantcs lugares , aunque de los prÍJ 
meros del Aiuiido no lo lepamos de 
c.erto , por la :5agrada hlcntura, labc- 
n.oslo , al nctios, de los IcgLiidos , y 
terceros, dclpues dclDilimo; y pro- 
bándolo en vnos, le hace maniHcllala 
piueba , por los otros, pues vnos apren- 
Ciian de otros , y por tradición los hijos 
hacian lo que ios padres les cnfeñabaa, 
y les velan hacer , que no todas las co- 
las hechas en el Mundo, ali del Culto 
Divino, como de otras, eltan eléritas, 
como lo dice Lira , hablando de la áíif- Lira fnntr 
tencia de Delbora , Ama de Jacob , con ''•Sí- (^f»- 
el ; aviendo quedado con lli Vladre Re- 
beca , quando fue i Mclbpotamia , que 
dice , que la cmbio fu Madre con los 
criados, que avian ido á llamarle i y que 
cfto es ali i aunque la Efcritura no lo 
diee ; porque no todas las colas e^taii 
en ella elctitas. De manera , que legua 
la lentencia ele Cv\t Doctitimo Varón, 
es probable , que los Padres Antiguos 
fueron aprendiendo vnos de otros en 
el moao de facriticar ; y aíi le dice 
de Abrahan , en el mifmo Genelis, ^"^'f-^^' 
que levantó Altar , y lacrifico a Dios 
en vn Monte , el qual tenia al Occiden- 
te á Berhel , y al Oriente á Hay > y que 
edifico en aquel lugar Altar á Dios, 
en el qual invocó lu Divino favor , y 
aluda , luego que falio de fu Tierra, 
por mandamiento falo ; del qual lugar 
paso á Egipto , por vna hambre , que 
iobrevmo 5 pero pafada , dice la Elcritu- 
ra , que fe bolvio al Monte , donde pri- Gcn-f.ii. 
mero avia hecho fu T-bernaculo , y 
conllruido Altar, y allí invocó el N'om- 
bre del Señor en hacimiento de gra- 
cias , de averie guardado con fu .Mu- 
gcr, y Familia. 

De Jacob , fu Nieto , fe dice, que 
yendo huiendo de la colera de fu hcr- ""^'' ' 
mano Elau , llegó i cierto lugar, a pucf. 
ta de Sol , donde determino dormir la 
noche , y defcanfar del canfancio del 
camino , y dia , donde vido en lucños 
aquella EÍ'cala, que la vna extreufidad 
tocaba en los Cielos, y la otra en I4 
Tierra , y que fubian , y bajaban Ange- 
les por ella. Defperto del lucño , y ad- 
mirado de la viíion , pufo nombre al 
lugar Bethel , el qual le llamaba antes 
Lu(¿a. Y hemos de norar , que aquel 
lugar donde íe acodó Jacob , y dur- 
mió , eltaba fuera del Pueblo , aunque 
dcfpues íe incluiocnel , y por cfo lla- 
mo a aquella Ciudad , fundada en aque- 
lla halda del Monte, Bethel , que quiere 
decir Caía de Dios ¿ y tomando vna 

de 



Cf'j. 14. 



lílMc. ; 



Gen, 



Jr/fí. Ce~i;f. 
HicoI.deLi- 
ra^-verb Ap 
pelUvie , 
ere. 



íáe las piedras , que avia puefto á fu 
cabecera , la levanto en Aliar , y di- 
xo : E!)a ícrá llamada Caía de Dios. 
Y para que mejor íe enrienda cílo, 
hemos de notar , legan lo declaran 
todos los Doctores , que eílc lugar 
donde durmió Jacob , fue el Monte 
Mona , donde dcfpues fue edificado el 
Teaiplo. Y cíb Caidad , que ILr.no 
Berhel , es la que deípues fue llamada 
Jerufaicn , que tuvo muchos nombres, 
es a íabet , Solima , Luca , Bethel, 
Hieroíblima, Hiebus , Helia, Ciudad 
Sagrada , Salem , y Jeruíalen. La cau- 
la de elto fue , que Melquifcdech fue 
el primer Fundador de ella, dlaqual 
llamo Salem , que quiere decir Paci- 
fica , por aver lido el Rei pacifico, 
y de paz , como parece en el Gene- 
lis. Dfíbues la habitaron los Jebufcos, 
y por cfta racon le llamó Hiebus, co- 
mo íe lee en el Libro de los jueces: 
Luego de dos nombres , es á faber, 
ác Hiebus , y Salem , fe hico vn 
nombre , Jeruíalen , convertida la b. 
en ;•. y aunque elto le tiene por co- 
fa cierta , no quieren palar los He- 
breos por ello , y dan otra raigón , di- 
ciendo , que fu primer nombre tue Sa- 
lem, tomado de Melchifcdech (como 
fe ha dicho ) delpucí fue llamada Hie- 
re , que quiere decir Vera , porque 



S.Thm. I. 
2. q. lor. 
ítrhi.ad i. 



, donde Cen,c.i¡. 
lübc 3 Beihcl , y haz 



de la Monarquía Indiana, 125 

nombre. De manera ; qne eRc Monte, 
llamado Bethel , fue Moría , y en él ía- 
crificó Abrahan. Santo Tliomás dice lo 
milmo,quefuc en el Monte Moriu, don- 
de fubio á lacrificar , y cfio por iní- 
pnacion de Dios ; y Jacob , como fe 
ve en el cap. js. del Genefis 
le dice Dios , 

alli tu morada , y levaina vn Airará 
Dios en aquel Monte. De donde fe 
ligue , que los Padres antiguos ("aeri- 
ficaron en Montes , y en Coilados ; y 
no folo los retiñidos , pero otros mu-, 
chos con ellos, y tue coliumbre antiuua. 
Delpues de ellos i'atriarcas, labe- 
m':is , que el Tabernáculo, y Altar de 
el Sacrificio , fue pueUo en Silo , don- 
de permaneció por mucho Años, ha- 
bernos también , que quando los Hijos 
de Ifraél llegaron a la Tierra de Proir.i- 
lion , alabaron , y bendixeron á Dios 
en el Vlonte Garicin , como fe cuenta 
en el Deuteronomio , y que antes avian 
hecho f'i morada cerca de eüc lu^ac 
Jacob , y fus Hijos. De donde infiere 
Lira , que es creíble , que en él ficrifi- 
caron ; porque antes de h edificación 
del Templo , (aerificaban , y ha^aa fus 
oraciones los Judios en los Montes (co- 
mo hemos viito. ) Y del Rey Salomón 3. Rig. y 
fe dice , que íacrificó en los Montes, 
como los demás Hcbrcos,haíi:a que edi 



Deut. x-¡i 



Abrahan , aviendo querido lacrificar á ficó el Templo , y coloco el Arca de el 
Ifác en aquel Monte , en cuio lugar fe Teílamento en él , y 't\M¿ en aquel lugar 



hizo el Sacrificio del Carnero , pufo- 
le nombre , El Sei'ior lo vé , como 
fe dice en el Capitulo veinte y dos 
del Gcnefis ; de donde fe figue , que 
haña agora es dicho 5 en el Monte 
Dios lo verá. Y de eftos nombres fe 
compufo feriifalén , convertida la e. 
en V. Llamóle también Luca , que 
quiere decir Almendro ; porque abun- 
daba aquel fitio de ellos 5 luego fe lla- 
mó Bethel , por el mifmo Jacob 5 deí- 
pues , en tiempo de Salomón , el qual 
la amplió , enfanchó , y fortaleció, 
fue llamada Solima , como Salomo- 
i)ia , diminuida; y luego llamada Hic- 
rofolima ; pero de la Pafion de Chrií- 
to , y dcftruicion por Tito , y Vef- 
pafiano , la reedificó Helio Adriano, 
y en efta reedificación, fe metió den- 



cl de la adoración , y Sacrificios. 

Siendo eíto aísi , y fabiendo , quQ 
el Demonio , como fiempre proba- 
rnos , es amigo de imitar a Dios , en 
todo lo que le es pofible , ha tracado, 
con fu Gente idolatra , como no lóio le 
lacrifiquen en los Montes , y Collados, 
íino que alli le aian levantado Cafas , y 
confiruido Templos, donde íér adora-: 
do. Uno de efios fue el de los Samarita-» 
nos en el Monte Garicin , cuio funda- 
mento fue elh2,uiente. Bolvirudo de la 
cautividad de Babilonia los Hijo- de f. 
raél , y queriendo reedificar el Templo, 
que antes avia hecho Salomen , ti qual 
lo avia delhuido, y afolado Salmanaíar, 
Rei de los Ahrios ; quiüeron entrar á la 
parte en efta reedificación los Samarita- 
nos , Gente convecina , como fe lee en 



ijoann-i?. 



tro de los muros , aquella parte de el Librode Efdras, á los quales no ad- t-Efdr.i^i 

fuclo , donde Jacob durmió , y erigió mitieron los Judios,y loshecharon de 

Altar para íus Sacrificios, y los luga- parte ; por lo qual ellos defechados , y 

res también donde Chrillo padeció, delpedidos de la aluda que promc- 

como lo dice San luán , y toda aquella tian , dieron orden como edificar 

parte , y fuerte donde e! Templo fue aquel Templo Idolátrico en aquel 

f dificado ; y efte la Uaraó Helia , de iu Monte , y lugar alto , como mu-: 



l í . Arit, 



M4- 

chus diCcn. Piro Jofefo en el Libro 
Viidcciino de las Antigüedades , da 
otra racon , diciendo, que cierto ju- 
dio noble , llamado Maualcs , caso 
con vna Dama , hija de vii Principe 
de los Samaritanos > y deleando el 
Suin:no Sacerdocio , por ter entre 
los Judios de mui t^rande eltimacion, 
V no padiendo alcancar eda dií^ni- 



rogo 



dad , y honra entre ellos 
íü luegro le edificalc Templo , don 
de exercitar el oficio Sacerdotal , y 
S'jmmo , que tanto apetecía , y que 
por lati>tacerle el deíco , edificó el 
Templo , que los bamariíanos tenían 



*. Titralt 1 
cap. 1 1 , 



Lihro Uchvo 

averio hc;cho David , del qr.al no fe 
Ice aver orado en otra parte , tino con 
particular licencia ,.y permito de Dio?, 
como le lee en el begunJo de los 
Rfies. De manera , que cite Templo 
era del Demonio , y citaba tituado 
en el Monte Garicin , por incitación 
del milino Demonio , como en com- 
pcteiv.ia del que Dios tenia en el Mon- 
te Moria , en lirufalen , apetecien- 
do Cala en Monte , y alto , como 
Dios la tenia. 

De por acá fabernos aver ávido vti 
Templo, y Altar , en la Pro\ incia To- 
ronaca , que le cae á México caíl al 



z.RfZ-v't' 



en el M jnce G iricin , á contemplación, Norte , y Oriente , que íue en lu Genti- /:,>. i f . 
y petición JC l'u yerno: 

Elle Femplj no fue fundado en 



eíla Sierra , o Monte , de voluntad 
de Dios , fino por la abloluta de los 
Samaritanos , por racon de verle deí- 
preciados de los Hebreos , como ya 
le ha dicho , y con deleo de tener 
Cafa donde (acrificafen , y excrcitalcn 
fus ceremonias, que aunque eran Ido- 
latras , eran también medio Judias, 
por aver reccbido el Pentateuco de 
Moifen , que fon los cinco Libros de 
la Creación , y Lci ; aunque mezcla- 
ban las colas tantas de ellos , con las 
profanas de fus locuras idolátricas ; y 
.por efto llamaban Padres á Abrahan, 
Ifaac , y Jacob , con todos los de- 
más Patriarcas del Tellamcntos Vie- 
jo. Y de aqai nació aquella contien- 
da entre Judíos , y Samaritanos, al- 
tercando fobre qual lugar era nías 
decente para adorar , y alabar á Dios, 



lidad grandilima, y copiofihma de Gen- c.i;i.ii/. 
te ( co.no en otro lugar le dicj } el qv.A 
citaba lituado en vna Sierra mui alta 
cercado de grandifimas Arboledas, y 
Fruralcs, de mujuas Rolas, y Flores, 
todas puedas á m.mo , y con grandili- 
mo concierto ; eiiaoa el fino mui lim- 
pio , y afeado. Ha cite Templo adera- 
ban vna Diofa , que llamaban Muger 
del Sol, la qual tenia pornoir.brc Tzin- 
teutl , que quiere decir , Diufa original; 
ó Centcutl , que quiere decir , Dioia ro- 
deada de Deidad. LlamaDanía tambu'n 
Tonacayohua , que quiere decir ; La 
que tiene elcuidaao de las mieí'cs, pa- 
nes , y mantenimien ■ s. El ídolo , qiis 
repreíentaba cita D'ioü ,dicín , que ha- 
blaba muy de ordinario á fus Quacuiles, 
que eran fus Minilhos , Monges , ó 
Relig'ofos de fu falla Religión ; y era 
aquel Oráculo tan creído , que jamás 
delcreian lo que de él oian. Dicen, 



el Monte Garicin , ó el Templo de que tenian en grandifimi veneración 



Jerulalen ; y fundabanfe ellos ciegos 
Geatilcs en las aioraciones , y Sacri- 
ficios , que en aquel Monte avian he- 
cho Abrahan , y Jacob , y otros, 
como hemos vilto , y por elto lo te- 
nían por mas apto , y apropofito pa- 
ra ellos ; y los Judios decían , que 
en Jcrufalen , y acertaban , porque 



á ella Diola , por raigón de que no 
quena , que le facríficafen Hombres, 
antes lo aborrecía , y prohibía ; y de 
los Sacrificios , que ella mas gutlaba, 
y los que les pedia , eran 'I ortolas. 
Codornices , y otras Aves femejan- 
tes , las q^alcs ay mui en abundancia, 
en aquellos Montes , y Conejos , fo- 



afi lo mandaba Dios defpues que fe do lo qual le degollaban allí delante. 



edificó , que antes permitidos eran 
los Sacrificios, y no folo permitidos, 
fino lícitos , y meritorios en todo lu- 
gar, aunque no fucfe en prefencia de 
el Arca del Tsll:amento ; pero mu- 
cho mejor era (aerificar , y hacer ora- 
ción donde eílaba juntamente con el 
Tabernáculo , que por mandamiento 
de Dios edificó , y conlbuió Mojíes, 
como fe lee en el Primero del Paralípo- 
mcnon , el qual , defpues de poííeer la 



y fe agradaba de elle Sacrificio. Te- 
níanla por Abogada ante el gran Dios; 
porque les decia , que le hablaba , y 
rogaba por ellos. Tenian gran efpe- 
ranca en ella , y que por lu intercc- 
íion les avia de embiar el Sol , á quien 
reverenciaban , por Summo Dios , á 
íuHijo, para llorarlos de aquella du- 
ra , y penóla ferviduinbre , en que 
los otros Diofes les tenian , pidién- 
doles les facrificafen Hombres , lo 



Tierra, fuuaron en Silo 5 y alsi vemos qual tenian por jjrandilimo tormentoj 

. y, 



Sup.cáf.i, 



% ¡aAíoMr(¡Mlú Jndtaná, , í0 

''f fi les bbcde'ciáfi , y íicriíkában Hom- blacioa inu¡ grande , y cabera de aque7 

bies, era por el tcinor horrendo, qué lia Provincia, En la J5la<¿a que cñaba 

iesteniarn, y elpanto ,quc iescaufaban, alli , avia otro aliento ca medio de 

quando faltaban, en el dicho SaprificiOi ella , de donde miraban los Reics las 

y muertes de Hombres , por las mu- ficftas , y juegos que ie íclian hocer; 

chas amenaíjas , que les hacían , y da- pal'aba por ella vna acequia mui her- 

--- _.-- j-w.li :,_;.. piofa } t«nia viios Baños mui bien 

hechos , donde los Scií'ores , y Seño- 
ras fe bañaban. Dicele, que parafei:- 
vicio de erte Templó avia dctermi-; 
nados quarenta rail Hombres , per-! 
fonas , que por fus tiempos , y vecéá,- 



tenian , de tod^s las cofas hcccíaiiasi 
Cargo. 



nos , que de ellos recibían 

Oti'o huvo en los Reinos del Pi* 
tu , en U Ciudad de Vilca , hecho, 
y edificado por vn Rci inga; el qual 
cñaba íituado en lo alto de vna Sier- 
ra , ca vaa mui gran Mcfa , y llana* 
da , que lá Sierra en lu cumbre ha- 
cia : todo el ediñcio era de piedra 
mui labrada , íbbrepufifta á manera de 

ÜUeria. Tema cík Templo dos mui CAT.Vl Eh el m^l fe pruehai 
grandes portadas j y para lubir al Tem- j r: 

pío , y entrar por ellas avia dos ef- con lugares de E/cntura , eí intentó 
caleras de piedra , y cada Vna de 
treinta gradas* Dentro de el Templó 
avia muí buenos apolentos , para los 
Sacerdotes : cola mui viada en todas 
cilav Tierras de las Indias j üguieudo 
tel parecer del Filolbio arriba citado,' 
y para todos los otros Miniítres , pa- 
ra las Mugercs , que citaban dedica* 
das para &l fervicio del dicho Templo^ 
y gente que Jt? gaardaba-i 

Avia en elle Templo vna figura 



fafado 5 y como eft^s hidios , /o¿/-é 

todas las Kacmes del Mundo , taá 

Vieron ejle lujo de edificar Templosj^ 

y lel^antar Miares en las Sier-^ 

5 j cutieres 

'altas. 



ras 



de el Sol , hecha de Oro de mucho 
valor , y precio. Tenia cfte Templo 
quarenta Porteros. A vna parte de él, 
acia donde nace el Sol , avia vn .Ora- 
torio , donde adoraban los Rcies, 
i^uando alli fe hallaban : era hecho 
de piedra , y cercado con vna mura- 
lla no mui grande í de aquella mura- 
lla falia vn terrado de feis pies de an- 
cho , con otra cerca fundada, fobre 
€l , y en el fin de ella citaba el alien- 
to donde el Rci hacia íu oración. Hi- 
te aliento era hecho' de vría fola pie- 
dra de once pies de largo , y tiete 
de ancho , y en ella avia dos aficn- 
tos (. que por Veatura era el fegundo 
para la R.euia , que era la mas prin- 
cipal de fus Atugeres) folia eíUr to- 
da aquella piedra mui adornada de 




E donde yo tómomoti^ 
vo , para afirmar , que 
fue coítumbre mui anti- 
gua i y frcqueniemente 
viada en el Paganifmo> 
y Gentilidad levantar 
Altares , y edificar Templos én las cum- 
bres de las Sierras ^ y lugares altos. 
Quándo las Hirtorias antiguas , y mo- 
dernas de Hombres fabios , y fidedig- 
nos nó nos lo afirmaran , lo deduzgo,; 
é infiero de ínmcnfos lugares prcfetí- 
cos , que fe refieren en la Sagrada Éf- 
Critufa ,' de los quales es vno el de 
Ofeas , dónde quejándole Dios de fu Ofiar, c,¿i 
Pueblo ; viendo íu ingratitud , y lo 
mal que le pagaban oüras tan á rna- 
nos llenas cortiunicadas ; y que en pa- 
go , y agradecimiento de tan íoberj- 
nos beneficios , le bótvian el roftro , y. 
lo daban al Demonio , como corrido. 



muchas , y ricas Joias , de Oro , y y afrentado de tan grande ingratitud. 



Piedras de mucho valor , y . precio: 
Err elle terrado , y otros , hallaron los 
'Elpañoles delpues mucha cantidad de 
•Oro. A las cfpaldas de eítc Templo' 
«ftaban los Palacios de ellos Rcíe?, 
y otros edificios , y apofentos gran- 
des , y depoíitós llenos de armas , y 
ropa fina , y otras colas prcciofas , y 
aUí también fe guardaban losttibutos, 
que daban los vecinos de aquella 
£dMarc.2 de' VÍÍC£S , quq era Vna po-, 



les dice : Una maldad no puedo ca- 
llar de mi defagradecido. Pueblo , y c§, 
que en las cumbres de los Montes , j^ 
en los cabemos de las Sierras fe atre- 
ven á facfificar al Demüuio , Coa 
ofenía ^ y vltrajc mió , debajo de U 
Encina , del Olmo , y Terebinto. 
. Dos cofas fe ofteccn que notar aquí,' 
la vna, como para facrificar al DenioaiOg 
fe iban á los lugares altos , y encuna-! 
J^Sé'^SS , y ^ eUos haciarj II15 pitares. 



< .\lw\1 



• :s..^^ líhro Oófavo ■ . , t> -^é 

itO _ ... , o^r nne facriñcaban á os DcmoniOá 

V Temólos al Demonio , que es lo gar que lacnuca _^^_^^^ ^^ r.pmiks 

Le va>nos ptobando. Y lo kgundo 
oae no loto ic contentaban con daré 

CaL y uno en aquellos lugares , li- 
no que anadian, por mas honra, en- 
ramarle las Calas , y Icmbrar los fi- 
dorde Arboledas , entre los quales 
e\a vno la Lncna. La qua en aque- 
llos tiempos era luer.e de os vence- 
dores , y le aplicaba a ellos. Y afi 
p.TM.Ub. San Ihdoro en lus bthimolog.as dice, 
^t- E"''- faue daban en ella reipueUas los De- 
'"^^ ¿nnios V de ellas . hablaban a los 
SoX; ,\ ali era Árbol conlagra^ 
doá lupiter, como dicen algunos; y 
laracon debe íer, porque como cite 
Árbol es muí durable , y permane- 
ciente por muchos hglos , como e 
miímo San liidoro lo dice , en el 
milmo Libro , y Capitulo ci ado de 
h Encina , debajo de la qtjal hi^oíu 
habitación Abrahan , por loqual lia- 
llamaron aquel lugar , el Vahe de las 
Encinas, que duro dcíde aquel tiem- 
po, halU el del Emperador Coultan- 
L , que fue muchU.mos Anos def- 
«uesdcl Santiümo Patriarca Abrahan. 
Y la Deidad , que atribuían , aunque 
faltamente á Júpiter , U conüderaban 
^ eterna , atribuíanla al que mas le le 
. parecía , que es la Encina Y como ^-'^ ¿^'t, -7- ;-,o„ obihnada ce. 

5.^««..dice Eftrabon , ^^"'^" ^ ^¿f ^^ ^^.a adoran a lis Demonios por Dio- 
if.8. por mal agüero, que caiendo U^aní gucí^ _ _ ^ ,^_ ^^ ,_ ^^.^^^ 
L.oRaio hiriefe las Encinas , co- 
mo parece mui claro en vna Eg.oga 
r,rg.Eg!c. de ^^irgilio , tratando de vn mal lu- 
•^ cefo , y acaecimiento , donde di;o, 

- que lo avia pronoíticado vna Enana 
herida de vn Raio , ^ot ordenación 

"^'^¿''í-cgundo Árbol era el Olmo, 
aunque no lo aplicaban a los lugares 
altos , por ra^on de que dice ban 
?ridoro,quenofedá tan viciólo, y 
freíco en los lugares alto., y encum- 
brados , mas al fin los lembraban , y 
ofrecían al fervicio de fus Dioles en 
los lugares húmedos , adonde ellos 
fe acopan , eñienden , y osanean , y 
ouedaban por ofrenda del Demonio, 
de el qual daba fus rdpuelbs como 

la recibió Thyaneo , fegun dice H- 
^•^■«^"- loftrato,ylonotaGe..ebiardo. 

El tercero , es el Terebinto , el qual 

es agradable , y apacible , que te vie- 
P/;«.«.Tt. ne ala vifta , como dice Pimío y 
^-P «• le refiere en el Primero Libro de los 
hR'S-i> Reies , llamándole en vn lugar , el Valle 

de los Terebintos. De nwnera , que 

ao tolo le fACí^ ca limpio de elte lu^ 



fos Hebreos, á iit i-acion de Gentiles lenm.cap. 
Idolatras , en los Momes , y Sierras^ ^v.^u 
fino que también adornaban los lu- 
cares ) con Arboledas , y FloreÜas, 
In Lucos , y Bofques , que es lo que 
arriba diximos ,■ y dejamos probado. 

También dice ^^- ^^^^^"^ ^^ ^ ^JZ 
San Matheo , y lo rchtreel Incóg- 
nito , que tenían los Judíos al pie 
del Monte Moría vn ídolo, llamado 
Baal , en vn Valle de muchas Aguas, 
y' montuoib , muí agradable , y apa- 
cible , lleno de mucha recreación, en 
el qual antes los Gentiles le adora- 
ban. La milma prueba tenemos en 
el Profeta Ilaias , donde queiandoíe Tfa,a¡ 6f 
Dios de lu defagradccido lu-bk) to- 
ma metáfora de vna Muger calada, 
que faltándole la Fe , que á lu Efpo- 
ío debe , no Iblo íe dcíverguenc^a a 
pecar en lugares oljlcuros , y lecre- 
los, fino que pueÜa en publico , co- 
mete publicamente adultero. Y afl 
dice Dios : Es ella mi República , y 
Pueblo , que no iblO peca en ofenf* 
mia en los lugares ocultos , y íecre- 
tos, como Ion los rincones de lusCa-; 
ías ' y lugares llanos , fino en los al-' 
tos', y eminentes, donde de todas las 
partes Ion víltos, imitando á los cie- 
gos tlonibrcs , que con oblhnada ce- 
guera adoran á los Demonios por Dio- 
Rs. En el qual Libro de los Reres fe ^.r^^.i^-. 
hace mención de ellos atrevimientos, 
y defacatos cometíaos contra la alta 
MageUad de Dios , tratando del im^ 
pío , y pcfimo Reí Achaz , del qual 
dice', que liguiendo la maldad de 
otros 'fus anteceiores , facnficaba , y 
ofrecía incicnlo al Demonio , en los 
Montes altos, y en los Collados , en- 
tre Arboles , y Bofques copólos , y 
frefcos. Y ene! Capítulo (iguiente di- 
ce que ccrrió tamo elta maldad, que 
no'quedo Ciudad , Villa , ni CaÜíllo, ""'J-l 
en todo el Reino , en cpe ya publi- 
camente no levantafcn Altares , y. 
conlbuiefen Templos en los Collados, 
y alturas de las Sierras , para honrar, 
y venerar en ellos al Demonio , imi-, 
tanda las antiguas Gentes Idolatras.; 
Y allí va expvefando los pecados gra- 
ves que cometieron , los Díofes que 
adoraron , los Ídolos que fundieron, 
los Airares que levantaron , y lugares 
altos donde los conftiruieron , y los 
.Lucos , y Boíques que Icmbraron, 
todo á fin de adorar al Demonio , á 
imitación de \si 9sm\^k » ^e '^"^^^ 



ty ca. ij« 



de la Múnarquia indiana» 'i^y 

iwáhscoftumbfesaprcadieróii eíksío-ii en Pertonas ) .fino crciendo , que la 



^M.-tx)mo Por lo dieho paiecc claro , como 
imo d,. efte mudo de adoración , en lugares 
jmM. 5 i,. ^1^0^ ^ ^^ Montes , y Collados fue muí 

Bevodoto '^''■^^^ ^""'^ ^"^^ Gentes antiguas , de 
V'h. i.capi '^<^nde también tomaron los del Piie- 
1 3 1. blo de Dios coílumbre de hacer lo 
dicho , y otras co/as malas , apartan^ 
dofe de.: fu Divino Cuito, y earre- 
ganioíe al del Demonio .^ haciendo 
lo iniLiuo , y levantando los Altares 
cxceifos , Aras , y Templos , en los 
miímos litios , y lugares que los Gen- 
tiles.-- Y auu.jue por lo referido en ci- 
te , y otros Capiculos antes de elte,' 
fe conoce aver lido los Gentiles de 
'Aeo/la til', aquellas antiguas Naciones mui eul- 
f. de Pro- tores de ios bioíes ,• buícanduíes lu- 

Zdlap"' S'*"^^^ ^'^°^ ' y vutofos, pjra adorar- 
^•^ • los , y tervirlüs. Hitos de ctlc Nuevo 
Mando fueron tan dados á cíle mor- 
do de adoración , y levantar Altares, 
y Templos , que en elío parece aver 
excedido á todos los del Mundo ,• par- 
que ha iido tan vfado entre ellos, 
que apenas fe hallará Sierra , ni lugar 
alto , donde no aia feñal de algiuV 
Templo , o Altar , nioílrando 
averio ávido 



rumas 
tiempo. 



alii en 



tus 
algunf 



'^.'Vll. 0e Merlos hizares 

donde los Antiguos Gentiles eáifica-^- 

hm Templos ¿i fus Dio/es^ j los íh- 

téntos que paradlo tenian.^ y las 

formas ,• y hechuras 

de ellos. 

As cofas que no acafo, 
íino á coflfejo le ha- 
cen , ficnipre tienen 
vn intento, y fin 5 por- 
que de lo contrario fe 
figuiria , no leguirle 
los Hombres por rj^on , fino por fo- 
ío vn inftinto natural , que los otros 
Animales irracionales tienen. Por lo 
qual digo , que lí vieron los jalados 
la General Idolatría de los Hombres, 
y los prefentes leemos lo que ellos 
nos dejaron efcrito de ella , hallamos 




Infinita Deidad le comunicaba á m.u- 
chos Diüfes , aü les aplicaban , y atri- 
buían diverfas operaciones, haciendo 
á vnos i Diolcs de vno,' y a otros, 
de otro ; y por ella mífma ra(,üni 
atribuiendüles diverlos , y vanos efec- . 
tos j vnos diferentes de otros , iesda-í-! 
ban lugares , y hacian Templos , q.ue 
en fu liccluira , forma , y htio don- 
de íe tentaban , deckralen , y niani'^ 
fcílafen los oficios , y efecíos que fe 
les atribuían , y daban. 

En lo que toca á la forma , y hc< 
chura , la daban al Templo del ^ol,. ; 
redonda ; y la, racon era , porque aü 
CQmo el Sol anda a la redonda , ha- 
ci-endó bueita circular de Oriente á 
Poniente , con la qual bueita , y circu- 
lo alunrbra todo el Mundo , y lo vi- 
vifica con lijs raios , y calor , afi fii 
Templo fuele ■ redondo , y en fornu 
circular , que demonltrafe elle efecto. 

El de Baco ^ era también redon- 
do ; porque como á Dios del Vino, 
el qual rebuelve á los Hombres ro« 
dos los humores , quando fe entre- 
gan a el, y los priva del juicio, be-;, 
biendo mucho , le daban la mifma ' 
lorma , como queriendo dar á enten- 
der en eita hechura lu mudia , y de- 
maíiadada íiicr^a ,• ali como la linca 
circular Ío parece , por -no kallarlele 
principio, ni cabo , de la. qual ílicen 
ios l^iloíoíos , que es infinita por eita/ 
mifma ra<¿on. ;• <. -í 

Eítos Indios de efta Nueva Efpafía 
formaban , y hacian el Templo del 
Dios Aire también redondo ; y la ra- 
con que daban , era decir ^ que aíi 
como el Au-e lo anda , y rodea todo,' 
ali le le avia de dar Cala , q.uc en fu 
hechura manifeftaíe lus -cfedos. 
■ El Templo de Júpiter le hacian por 
cima de fu cubierta horadacto , por- 
que decian los Antiguos.,, que IdS; 
principios, y femillas de todas las co- 
las , por ocultas que fuefcn ,.ias aia^. 
nifettaba elle Dios, -i^..?;:-! ;.¿, u-iLin 

También el de lá Diofa Ve^a era 
redondo , y hecho a focma de pelota. 
Y avnqiie otros muchos tenian otras 
muchas ^ y diverfas formas , no Jos 
refiero aquí , porque íeiia necelário 



por cofa averiguada aver adorado al hincbir grandes Libros de íolo.telioi. 



Demonio , aunque caminando a vn 
fin , por diverfos modos. Y como íu 
faifa religión no era a cerca de vn 
íblo Dios (c¿wBO en realidad de ver- 
dad lo es j^sUiTo -co Efencia ^ y Triüc^ 



y fi de lo- dicho he hecho xiicmoú^ 
no ha fid¿ lino para compro-bar eert' 
ello , elintento" que propule á cerc* 
de Ja fórmacioif de los Templos^', ¿oq 
■t-Avieado ;' p'ucs , tcatad© 4é ^'^^^ 



1 ^S LWro 

tna , y hccHüfi dé iftos Templos , rcf- 
Ca decir de los litios , y alientos don- 
Is:.. de los tormaban i y cdilicaban , Tcgun 

los efectos qua en fu hechura tcprc- 
fentaban , y propiedades que les atri- 
bulan. Y aíi á Júpiter , porque le 
atribulan los Relámpagos , y Raios 
le cditicaban lü Tenaplo en el Cam- 
po , como defeando tener fuera , y 
apartado de fus Cafas , vn Dios , que 
tanto los efpántaba , y podía hacer 
mal con ellos. Al Sol , y á la Luna 
Íes ediftcaban íus Cafas también en 
el Campo , por rat^on de que los efec- 
tos de ellos dos Planetas eran mani- 
ílcltos , y públicos.- 

Lo que Ubre afirmar en efto , cSj 
que ellos ludios de ella Nueva- Eípa- 
ña tenían dos Templos de grandili- 
ma altura , y grandc*^a , cdiíicados Icis 
leguas de ella Ciudad , jumo á i»an 
Juan rcotii-iuacan , que le cae a ella 
dicha Ciudad á la parte de! Norte , y 
dedicados al >ol , y á la Luna , los 
quales citaban apartados de poblado^ 
y lo eftin aora < auii.jue no en mu- 
cha dillancia ,■ y aldetredoc de ellos, 
ai otros alientos áo otros , que pa- 
fan de mas de dos tíiil 5 por lo qual 
fe llama aquel lugar Tcotihuacany 
que quiere decir , Lugar de Dlofcs. 
Que fundamento aian tenido los An- 
tiguos en averíos edificado alli , no 
lo se 5 pero es fácil de creer , que 
pues el iitteiito' de otros Idolatras, 
era fundar Templos , y Cafas al íjo!, 
y á la Luna en los Campos y y fuera 
de poblado , por íer tus eté<^os tan 
daros , y conocidos , que el miimo 
feria el de eftas Gentes : pues la fuer- 
<^ de íu poder na le les abfcondia, 
y como a poderofos les refpetaban, 
y dabat» nombre de Diofes. Y entre 
Bífdefjlb, los Egipcios ( fegun Diodoro dice ) el 
f.fjp.5. lugar que el Templo del Sol tenia, 
era en las riberas del Mar , 6 de el 
Rio Nilo. 

A Mercurio le daban Templo en' 
medio de las Placas, porque ai fere- 
fide , y fe negocia en los Mercados; 
por tenerle' por el Dios de los Ne- 
gocios , los quales liemprc fe tratan' 
en las Placas , y lug-ares públicos. 

Al Dios Marre , ei> el Campo , por- 
que entre los Ciudadanos no huviefe 
difenhones , mas antes fuelen en aque- 
llos lugares defendidos de los cnemi- 
f«s $ y porque taníbien en los Cam- 
pos , y lugares apartados de poblado 
fe dan fcis km^*. Al§^a P.ios $ÍS 



tííro Ó&a'üo 



dios Guerrcféí 'debían í!e tíher loi 
antiguos moradores de Quauhquecho^ 
la , en el Valle de Atriico , al qual 
en el niilnio lugar donde laüan a lu$ 
Guerras le tenii.n levantado Altar, y 
Templo , cuias tuinas oi le manifiel- 
tan en fus términos , y linderos. T; 
lo mifmo que fe dice de Marte , fe 
dice de la Diola Bclona , á quien lla- 
maban Diüla de las Batallas. 

A Efculapio , que es Dios de la 
Medicina , conftituieron Templo cii • 
vna Isleta de el Rio Tibcr , dando a 
entender en ello , que es mui ncce- 
fana el Agua para muchas colas á 
los enfermos. 

- El Templo de Venus fe edificaba 
fuera de las Ciudades , para que los 
actos venéreos , y pailones laítiyas, 
ellus'icfen lejos , y apartados de las 
Gentes mocas j como ti por ella ra- 
con no hicielcn Guerra á los Hom- 
bres , en qualquiera lugar que icaj 
De donde te colige la ceguera gran- 
dj de los Hijos de Adán , que por 
averte apartado del verdadero cono-i 
cuaiento de Dios , dieron de ojos en 
tantos errores , y locuras notorias , y 
manifieílas, 

fil Templo de Neptuno , á quicij 
daban oargo de las Aguas > 1'- edifi- 
caban en las Riberas , y Pialas de el 
Mar , como para tenerle propicio , y 
cerca en fus peligros , y rogaciones. 
De otros muchos Dioles fe haciati 
Templos fuera de poblado , y en lií-i 
garcs mui remotos , y apartados, 
dando á entender en eito la cüima-' 
cion en que debian fer tenidos , y 
que no fácilmente avían de Icr halla-» 
dos ; porque con la poca frcquencia 
que tcnian en fus Calas , mas los efj 
timafen * Tiendo cofa averiguada , y 
cierta , que de b mucha convcrfa- 
cion , le caula el inenolprecio ; y les 
parecía á ellos locos dcfatinados , que 
li fueraJí Diofes de veras ( como lo 
eran de burlas ) que no avia kjos , ni 
cerca para ellos , pues todo lugar , yí 
litio , ella Heno de Dios Verdadero, 
y hinchendolo todo eíla fuera do el, 
y apartado ■>■ y por la ra^on dicha los 
apartaban del común concurío d.- las 
Gentes 5 para que no fucfen á c los, 
fino con tola ocatlon de lacrificar, y 
ofíecerles fus ofrendas , y llcvaíc;! li 
devoción, y contrición que femejau-; 
tes acto? pide. 

A la Diofa Vena , a Júpiter , á Ju-í 



de ¡a Monarquía Indiana* 



eran Diofes Tutores , y Guardadores 
de las Ciudades , les ediñcaban lus 
Templos en medio de ellas , en los 
mas altos , y emiucnres , y futírtes 
lugares de ellas , de donde fe divilli- 
Ccii mejor, y mas claramente fus mu- 
intnr.'.h-- '"''^'.y cercís , y le goí^-afe de lus 
£■/;.;;..+. c^iii^cios , y hermofura, legua lo dice 
Vitruvio. 

A cilu modo fueron caminando los 
Indios de eíta Nueva Elpana , ediñ- 
cando Templos , y Altares , a(i en 
pojíadü , como fuera de ci , á las Ve- 
ras , y orillas de las Aguas , y en las 
f-Mienreras , y caminos , en lugares 
altos, y elcabrolos , Como fe ha vif- 
to , y en los poblados , fegun el oñ- 
cío que le daban , y coüs que les 
acribüian. Y afi a Huitzikipuchtli, que 
flie el gran Dios , que trajeron ellos 
\ícxicanos , le tenían en ella Ciudad 
de México , ediñcado vn Templo el 
mas fumptuofo , que en efta Tierra 
fe ha conocido , y elbba fundado en 
m¿dio de la Ciudad (como en fu lu- 
g-ir fe dirá.) A efte Dios tenian por 
Tutor , y defenfa iuia , y como á 
Dioí, de fu amparo , lo traían en me- 
dio de tus Cafas : pues es cierro , que 
mas aiuda el amigo de cerca , que de 
lejos , quando es necefaria fu prefen- 
cia , aunque fi fuera verdadero Dios, 
fu lejos fuera fu cerca. Otros muchos 
Dioles tenian , a la niifma manera , y 
vfanca , que toda la otra Gentilidad; 
porque á los que llamaban Diofes de 
paz , de limpií;ca , y virtudes , les da- 
ban cafa en poblado. Y á otros, que 
los haciaa Dioíes de Guerras , de di- 
femíoñes , de deleites , é incendios, 
hechabanlos fuera de los Pueblos, 
como recelando , y Imiendo fu daño, 
y peligro. En el Pirü avia dos fuertes 
de Hombres , que eran mas religio- 
fos que los otros , que eran los ser- 
ranos , y los que vivían en las Coilas 
de la Mar. Los Serranos por fus fe- 
menteras, por racon de que vnas ve- 
ces fe ¡es ciaban , y otras , fe feca- 
ban : ali edificaban fus Templos en 
los picos^ de las Sierras althimas , y 
afperillmas ; y los de las Plaias 
en la Mar , en algunas 
Isktas. 









^19 




CJT. VIH ^e los Teníalos , cjue 

aVia en la Isla Efpamla j y de coma 

jior racon de 7io /er mu: dados los di 

aijiu'llas Islas d la Idolatría , UQ 

yfaban de Templos 

JuniptuoJoSi 

t^^í^srNj)^ Os Isleños moradores dé 
"'T?r^'=í??W la Isla Eípañüla , que íe 
liama de Santo Domin- 
dc otras lilas 




go » y 

comarcanas 

;1 



, y conve- 



cinos á eiía , no vlaron 
de Templos formados; y la racon de 
ello debió de Icr , que como ellos nó 
eran mui dados á la Idolatría , ni 
culto de fus íalíos Diofes , ali tam- 
poco no fe les daba mucho por ha- 
cerles m.oradas grandes , y lumptuo- 
fas , como fe han preciado las otras 
Naciones , que de ellos han hecho 
mas cafo , y eífimacion. Y afi no fe 
les conoció por iiüelhos antiguos , y 
primeros Efpañoles , lugar particular, 
y feñalado para íus barbaros , é ido- 
látricos ritos. Pero hallóle entre aque- 
lla Gente idolatra , Icgun dijo vii 
Hombre , llamado Frai Ramón , que 
andaba en la milma Isla , en Abito 
de Hermitaño , vna manera de Tem- 
plo , que era vna Caía algo apartada 
de las otras del Pueblo ; pero lo mas 
cierto (■ íegun lo afirman otros , que 
con curioíidad lo notaron ) es , quá 
no eran los Templos (li eii algo ala 
folfa religión , ó fupertlicion le ende- 
recaban ) fino las milmas cafas de los 
Caciques , y Señores , que eran ma- 
iores que las de los demás de la Gen- 
te común. Eftas cafas llamaban Cail- 
cies , que quiere dtcir : Calas de los 
Señores principales ; y en eftas dichas 
Cafas, hacian íus Cohobas, que eran 
fus Sacrificios ( fi algunos hacian) y 
aqui en eftos lugares celebraban los ac*' 
tos de fu religión , y falib culto. 

De ello , o algo mas , (e ha halía^ 
do en h Tierra-Firme , acia las Pro- 
vincias de Popayan ; conviene á fa- 
ber , que en las Cafas de los Reies, 
ó Señores , avia vn aparrado mas 
aderecado , y compueño , que todo 
lo demás reliante al íervicio , y cum- 
plimiento de )a Cafa, donde avia mu- 
chos incenfarios de barro ; todo el 
apoíento , 6 Oratorio , diaba mui- 

lim- 




I4<5 . 

limpio , y barrido , y mui cubierto d; 
cfteras mui arcilicioümcntc labradas 
á fu modo , y vlanca. De aquí fe pro- 
fume ícr aquel apolcnto, y recamara, 
Templo , o lugar de Templo , donde 
concurrían á íus engañadas oraciones, 
ofreciendo al Demonio, conhu.mildcs 
fuplicaciones fus necclidades, con ani- 
ino de 1er favorecidos , y librados de 
ellos. V cfto referido corria por mu- 
chilimas leguas , harta quaü los in- 
ftizn os Reinos del Pirü , por vna , y 
otra pace de lus Alares de Norte , y 
Sur , Qí\ qual mas , qual luenus , de 
todai aquellas tierras. 

CJT.IX. 'De los muchos y yfump- 

tHíJos Tíinplos , ¿jue aU^a en la 

ISLu.^i-E/paiíA , V de h/or- 

m.i con ifue Je eM- 

ficiibivi. 

I bien fe mira el bajo , y 
poco enriólo modo , con 
que cñüs Isleños trataban 
á fus falfos Diofcs , h.dlar- 
fe ha , que aun ello , po- 
co era mas de lo que el Demonio 
merece, pues es indigno detodofer- 
vicio , y honra que le le haga , y 
qualquitra que tenga , es viUrpada 
de Dios , á quien como á verdadero 
Señor toda le es debida, Pero como 
cfta poca curiofidad no nacia de me- 
nolprecio, lino de no fer mui dados 
á la idolatría, no lo tenemos por ala- 
banca en ellos , ñno por cofa á cer- 
ca de la qual no alcancaron mas , ni 
ia entendieron. Y aü , dejándolos co- 
mo á merecedores de puco nombre, 
es mui jurto que nos paf.--mos , y ven- 
gamos á los antiguos moradores de 
ella Nueva- Kípaña , los qua'.es tuvie- 
ron fus Diofes , y Templos para ellos, 
en tan crecido numero , que ai bien 
que hacer en decir alguna parre de 
todos 5 porque no se ii feria pofjble 
encarecer la grandeca , y numero de 
lus Teuplos grandes , y íumptuofos 
que avia en contorno de quatrocien- 
tas leguas en ella tierra, que llamamos 
Nueva- El'paña. 

La forma común de los edificios 
de ellos Templos en eíU tierra , era 
ella : Lo primero ( como en otra par- 
te tiene amonellido el Filoíbfo ) fe 
cfcogia el luL;ar mas eminente , y 
hüUüoio ds todo ci |?ucUio ¡ or^ fe?- 



Lihro Sexto 



fe chico , ora grahde ; luego hacían 
vna gr<in placa , o lucio c^uadrado: 
efte parió , placa , o fue. o , cercában- 
lo de pared de vr» citado , ó dos cu 
alto : en el qual patio dejaban quatro 
puertas , que cada vna correfpondia 
á las quatro partes del"Cielo , Orien- 
te , Poniente, Norte , y Mediodía. A 
ellas quatro puertas de cite patio , y 
fuelo correfpondian las quatro mas 
principales calies del Puebio, y cami- 
nos , que al diciio Pueblo venían de 
otros comarcanos. Y de tal man-'ra, 
y tan nivelado concierto corrían ellas 
calles, que veuian derechas al patio, 
íiu torcer poco , ni mucho i porqus 
para que no tuvielen feme'antc de- 
fecto , las facaban con cordel , y mui 
ajuitada medida , y lo mil'no los ca- 
minos , por mas de vna legua , y dos; 
de manera , que calles , y caminos 
vcnian muí derechos á dar al Templo 
que íc cdiñcaba. Y cito era por íin 
que todos los que vinicfen al Pueblo 
de otros qualcfquiera , que fueien , no 
pafafen fin hacer acatamiento , y re-, 
verencia al Templo, ni dejafen defa- 
crilicar , ó ofrecer algo al ídolo , o 
Ídolos , que alli etlaban colocados, 
por los moradores del Pueblo. No 
eran en proporci^.n eflos Templos 
iguales, aunque en hechura, y forma 
íi , porque ü el Pueblo era grande, 
editicaban fu Templo , ó Templos 
mui grandes , y de grande mageílad, 
como fe vera tratando del de Méxi- 
co ; y fi era chico , acomodabún el 
ediñcio al num.ero de los vecinos , y 
moradores de el. 

Dentro de aquel patio , que cer- 
caban , con paredes quebradas , fun- 
daban vna cepa mac:ca , y torre , al 
mifmo modo quadrado , que c! patio, 
de einqucnta , y cien brocas ( mas , q 
mencs , conforme era el Pueblo , fe- 
gun hemos dicho ) y quanto mas eíla 
obra íe levantaba , y fubia en airo , fe 
iba mas ellrechando, y embebiendo, 
haciendo vnos relexes defde fiíera. 
El primero era Grande, el íe^undono 
tanto, y el tercero menos j y de ella 
manera iba fubiendo , á manera de 
pirámide, eíla Torre mui alta; y re- 
mataba en fu final altura , en vn fue- 
lo llano , á manera de placeta , de 
obra de fercnra pies de ancho, Y en 
lo que elle edificio fe diferenciaba de 
la pirauude , es , en que la pirámide ¿j ^cj., 
va feguida halla rematar en punta (co- cn^;!¡-,^' 
ino dice Saa líidoro , y íe vera en ¡¡.¡'.c^iz. 

.otro 



de la Monarí^uia Indiana, 



otro lugar ) y eííc Templo tenia re- 



i4t 



lexcs , que coníüir.ian parte del edift- 
cio ■■, y aunque no Icucciau en la an- 
chura, que comcncaban , al tin que- 
dábales placeta encuna; Por la parte 
de eite editicio , que tenia por tren- 
te , o delantera , no tenia relexcs , fi- 
lio gradas , delde el íiield , haiU lo 
alto arriba , muchas , ó pocas , con- 
forme era el ediíicio. Sobre todo ci- 
te cdiflcio , que parecía vna Torre, 
fentabín dos Aítares acia el ürieiue; 
de manera , que por la maior parte, 
miraban al Poniente , no dejando 
detrás de ellos mas íuclo»de quantó 
para andar por detras bailaba. Uno 
de eftos Altares ellaba á la mano de- 
recha , y el otro á la izquierda. Ef- 
tos etlaban dentro de fus capillas , y 
cafas cubiertas. El avcr dos Altares, 
no era ano en los Templos grandes, 
y principales ; pero en los menores 
no avia mas de vn Altar , y fobrc 
citas Altares avia tres altos , 6 (obra- 
dos , \[\o fübre otro de mucha altu- 
ra , y cada vno le andaba á la re- 
donda. Delante de ellas capillas hacia 
vn fuelo mui ancho , y eípaciohi, 
doidc fe hacían los Sacrificios, y lu- 
lo el altor del Templo halla ci fuelo, 
ó placera , que hacia arriba donde 
remataba , y cllaban los Aleares , y 
Capillas , era como vna gran Torre. 
Sin ios tres fobrados que cubrían , y 
fubian fobre los Altares ; y de ellas 
ruinas ai infinidad en ella Nueva- 
Elpaña , con fus gradas , y altura, 
que parece cola increíble averíos los 
Hombres edificado , y hecho á mano. 

En los mifmos patios de los Tem- 
plos principales , avia otros Templos 
meaores , de otros particulares L)io- 
ícs , que hucian muí hermola obra los 
vnos con los otros , porque eran vnos 
mas altos que otcos , y remataban 
mui curiolamente , y con la variedad 
de fus remates , herraofcaban el mon- 
tón del edificio. No cílaban fcntados 
ellos Templos de vna núlma manera; 
porque aunque en los Templos maio- 
res, y principales fe guardaba , el avec 
de tener las cfpaldas al Oriente , y 
laj gradas , y puertas de las Capillas 
al Poniente , en les demás no fe 
guardaba elle orden ; y afi , vnos mi- 
Tában al Norte , otros al Mcdiodia, 
y otros al Oriente. De manera , que 
cftando encontrados , y pueilos vnos 
contra otros , hacían vna villa mui 
agradabie , y guftofa. Ea todos c^os 



que fe llamaban Templos menoics,; 
y adjuntos, no avía mas de vn Altar, 
y vna Capilla. 

Para el fcrvicío de cílos Templos 
avia en los Patios, Salas ,yApolénios 
donde vivían los Sacerdotes , y Mi- 
nillvos de ellos, ali para lu culto , y 
limpieca , como para el fervício de 
leña , y otras cofas lemejantes , con 
que de continuo eran férvidos. De- 
lante de los Altares en cíeos Templos 
avia vnos braferos hechos de piedra, 
y cal , de tres quartas en alto , da 
figura circular , o redonda , y otros 
quadrados , donde de día , y de no- 
che ardia continuo fuego ( como en inf^. 
otro lugar diremos) tenían fus fogo- n. 
ncs , y braferos todas las Salas de los 
dichos Templos , donde cnccndiia 
fuego , para calentarle los Señores, 
quando iban á ellos , y para los San 
cerdotes , y Gente de fcrvicío. 

Todos aquellos Templos , y Salas¿ 
y todab lus paredes que los cercaban, 
ellaban mui bien encaladas , blancas, 
y bruñidas , que verlas de cerca , 6 
lejos , caulaba gran contento mirarlas; 
los patios , y fuelos eran reñidos de 
Almagre bruñido , y incorporado con 
la mifma cal , y tan limpios, y lucí-, 
dos ellaban , que no parecía que nu-» 
nos de Hombres los huvielen hecho, 
ni que pies Humanos los piíaíen. Yi 
es tanta verdad cfto, que ím que pa- 
rezca encarecimiento puede íer creí- 
do j porque demás de fcr verdad que 
otros nos la han certificado , hemos 
villa de prcfentc algunas ruinas , que 
verifican lo dicho. Avia en ellos Tem- 
plos Arboles , Flores , y Huertos , y| 
Jardines de mucha fragrancia , y re- 
creación , para el fcrvicío , y adorno 
del dicho Templo. 

No folo avia en vn Pueblo Tem- 
plo principal, y otros menores, den- 
tro de el ; pero en cada Barrio , ó 
Parroquia , y fuera del Pueblo vn quat- 
to de legua , tenían otros patios pe- 
quetíos , donde avia á tres , y á qua-; 
tro , halla leís Templos pequeños , y 
lo míímo hacían en las Sierras , y tier- 
ras altas ( como ya en otro lugar he- 
mos dicho ) y también los avia poc 
los caminos (como nofotros los Chrif-i 
ríanos tenemos aora Cruces , y Humi- 
lladeros ) que les fervian de recorda- 
ción de fus Diofcs , á los que por 
ellos pafaban ; y lo raifmo cdificabaa 
en fus femcnteras , y fembrados , que 
giaa conio Hermitas , y EíUcioncs. 



caf 



ft'4.^ Zíhro 

Eran mni folicitós eftos idolatras en 
tcucilos ílemprc mui encalados , y 
blancos ; y en dclüUandole , ó del- 
luítrandoíe alguna pared , ó parte del 
cdilicio , luego lo bolvian á encalar, 
y enlucir los unciales , que para eÜo 
clUban diputados, los quales no acu- 
dían á otra cofa , ni lervian en otro 
üiinifterio , mas que en elle ; y ali 
andaban íblicitos , y cuidadolos cada 
dia vititando los Templos , y Altares, 
para reparar lo que hallaün defolla- 
do , ó caidoi £1 ornato , autotidad, 
y hermofura , que los Pueblos cobra- 
ban con los edificios de los Templos, 
era cofa mui de ver , maiormente los 
Pueblos , y Ciudades grandes , y po- 
pulólas j porque mientras mas gentío, 
mas Templos avia entre los Barrios, 
que falicndo por cima de las calas 
de los Vecinos , en tan grande ex- 
cefo , hacian labor mui de notar. 
Dentro de ellos Templos avia colas 
tan de cuenta , que ponia cuidado , y 
deí'eo de bolver a verlos á los qua 
yaa vez los veian* 

CAP.X. Q^e trata del intento ^ qae 
el 'Demonio ^udo tener , parA dar 
urden como entre eftos Indios Occi- 
dentales huVíefe efta manera de Tem- 
plos^ no a'Yiendo/e 'í}fado entre 
ningunas Naciones del 
Mundo. 

Orno fiempre el Demo- 
nio ha fido tan amigo 
de honra , y por ella 
racon aia tenido por 
fin , apetecer la igual- 
dad de Dios , como lo 
T[a¡.{, i 4. d\)0 el Profeta, y á que por ella cali- 
fa tan rcprehenlible , y execranda fue 
defterrado de la altura , y cxccllidad 
de los Ciclos 5 y no avicndo podido 
falir con fu depravado , y fobervio 
intento , en aquellas alturas fobcra- 
nas , ha querido en la Tierra lle- 
var á debida execucion fu altivo , y 
defatinado propofito ; y como para 
falir con elta fu diabólica emprefa, 
no podia por si folo , luí el comercio, 
y multitud de los Hombres , hicofe á 
Vna con ellos» Y ella fue vna entre 
otras caufas , de engaitarlos , y de 
ponerles en coracjon, que olvidando- 
í« del Yerdadero , y Podcrofo DioS| 




y beáor de todo lo criado, á cl,CO^ 
nio á propio , y verdadero ( iiendo 
filio , y tcmentido ) le reconociclen 
con particulares icrvicios, y adoralcn. 
Y como la naturaleija Angelical no 
fue criada de Dios , para cuias rate- 
ras , y bajas , y la mclinacion luia lea 
apetecer las fuprcmas,y altas, ya que 
no puede llegar á la cumbre , y a' te- 
ca que pretendió, que es la igualdad 
de Dios , la qual excede a toda cum- 
bre , y altei¿a , en las mas encumbra- 
das Moradas CeleÜiales , procura en 
la Tierra lugares , que levantándole 
de ella por las Regiones de los Ai- 
res , den á entender las colas alcas , á 
que le inclina , fulkntandole liempre 
en lo mas luprcmo , y alto de fu lo- 
bervia Por elle modo ha movido, e 
incitado los voltarios coracones de 
los Hombres , para que tiendo el obe- 
decido (con- o en otra parte le dice) 
fea Dios defraudado en todo el b¡en> 
que en nolotros pretende. Y les ha 
hecho hacer cofas en lu fervicio , ta- 
les , que á no citar ciegos , y piiva- 
dos de la verdadera ra^on , conocie- 
ran la poca del Demonio , y dejando 
de feguirle , motaran , y fe rieran de 
él. Pero como dexados de la mano 
de Dios , y entregados á las tinie- 
blas de fus infernales apetitos , han 
hecho fu voluntad en las colas , qua 
al maligno Engañador le ha parecido 
fer necelarias , y convenientes , para 
engrandecer , y eternizar el nombre 
de Dios , que faifa , y criminofamea-i 
te fe ha vlurpado. 

Una de ellas cofas en que mas fe 
ha pretendido aventajar , ha fido te- 
ner billa como Dios , en la Tierra; 
porque aviendo villo , que le fue qui- 
tada la fuia en el Cielo : y lo que mas 
es , que no le dejaron alcancar la que 
de la igualdad de Dios pretendía. Y, 
viendo también , que en la Tierra la 
tenia en la eítimacion de los Hom- 
bres , á los quales avia criado para 
fu fervicio, y adoración; y que efta 
Silla ellaba en el poder , y manos de 
los milmos Hombres ; y confiderando 
juntamente , que eran mui fáciles de 
engañar , y perluadir , que le metie- 
fen á la parte , y aun pafar adelante, 
haciendo con ellos , que quitandoíeU 
á Dios ablolutamente , a el fe la de- 
dicafen , y dicten, hi^o quantopudo, 
y pulo la maior fuerera , que alcan-H 
^6 , para falir con fu mal intento , ha- 
ciendo á, Jos íiombres , qye recono- 
cica-; 



II 



ciendolc por Dios ", no folo le ado 
raíen , y ofrccielcn Sacrificios va- 
rios , y abominables , á lelo el Ver- 
dadero Dios debidos ; pero que ci- 
to fuefe en Aras , Altares , y Tem- 
plos , donde fuete reverenciado , con 
el culto , que á Dios le debe , con 

-3 co_ 
rado , y engrandecido lu Nombre ían 



de la Monarquía Indiana, 



143 



mos , ni fe fabc que huViefen víado 
en el Mundo de lemejante edificio, 
ni Airar tan levantado , fino es en ef- 
ta Nueva- Eípaña , donde íbbre la 
macizo de clh obra tan fubida cita- 
ban lentados fus Altares , y formadas 
ci tuiíu , qu^ a X.ÍW. .^ «^^w , .^.. fus CapiUas. Bien es verdad , que en 
que ha íido conocido , honrado , ado- el Éxodo , mandando Dios , que el Al- ■c'^'"'- ^o-f 

engrandecido lu Nombre ían- tar de los Sacrificios no llévale nin- 
tilimo , en el verdadero conocimiento gun adorno , ni pulicia : dice luego, 
de los Hombres. "i lea levantado tanto de tierra , que 

De aqui es , que le nacieron brios fean necelarias gradas para lubir á él, 
?.] Demonio , para que no íblo íe le á la expedición de las ofrendas ; y 

~ ■ fegun ello , Altares avia entre los 

Gentiles , á los quales fe fubia por 
gradas , y efcalones ; pues fegun di- 
cen algunos , y lo refieren Santo Tho 



dedicafen Altares , y Templos , co- 
mo en los Capítulos palado fe ha vil- 
to , a manera de calas , en que los 
Hombres habitan , y hacen lus mora- 
das , all en las tierras llanas , como en 
lo mas encumbrado de las bierras , fino 
que quifo , y dio orden , para que le- 
vantándolos de la tierra, los lubiefea 
mm en el Aire i y que en la excelfi- 
dad , alteca , y mageilad del edificio, 
íe hedíale de ver lo mucho que ape- 
tece la altera de donde caio , y le 
derribó fu lobervia. Y elle modo , é 



mas , y Lira , efte mandamiento era 
en deteftacion de la Idolatría , para 
Ja qual vfaban , no íolo de Altares 
mui labrados , y efculpidos de va- 
rias , y diferentes tallas , fino tam- 
bién levantados de el fuelo , en difian- 
cia fuficientc , para que fuefen vifios 
de todos , y alabada fu obra , y are 
tificio , y confiderado el ado , que 



S Thtm. f. 
Z. q. I Oí. 

ar.4..ad 7. 
L¡i-a,¡Hper 
hüc locum. 



invención de Templos fon los que le en él fe cxcrcicaba. Por manera , que 



to 

llégale 



vfaban los Gentiles de efta diabóli- 
ca invención , para tener mas aten» 
y devoto al Pueblo ; pero que 
^ano á tanta altura , y 
elc'vacion ," que fuefe menefter íubir 
á él , por ciento , y mas gradas , no 

raaos , mas it av^.iLc.^-. - -^ — fe dice, ni yo lo sé, ni fe hanvifto, 

tos entre las Naciones del Mundo íe fino en efta Nueva Elpaña. También 

entiendo , que es mui diferente el in- 
tento que eftos Indios Gentiles tu- 



han hallado en efta Nueva-Elpana, 
particularizándole con ellos , como 
aquellos que en fcrvirle , y honrarle 
con tanto derramamiento de íangre 
humana , y de Hombres , que por lolo 
eñe fin fueron muertos , y atormen- 
tados , mas fe aventajaron de quan 



conocen. 

Efte modo , y manera de i empios, 
y Altares tan fubidos , de obra raaci- 
ca, por la región del Aire, no Le lee 
en la Sagrada Efcritura , averie vía- 
do entre ninguna de las Naciones 
del Mundo , ni tampoco ai Hiftorias 
Humanas, que lo afirmen , aunque de 
aquellas dos Tribus y media , que no 



vieron en hacer eftos Altares tan 
levantados , y con tantas gradas del 
que tuvieron los Antiguos Idolatras, 
en los que las tenian : porque vno 
de fus abufos ( y aun locura mui 
confirmada ) fue hacer fielfa al Dios 
Priapo , en cuio dia los Gentiles 



Jcfue ii. 



aquellas qus íhuuj ^ ■■ 1 ^ - ^,.~¡^^ , -■- ,• < , 

palaron el Jordán , y fe quedaron de ( como en otra parte hemos dicho ) 
la otra parte , qúando entraron los defcubrian con deíverguen(^a las par- 
Hijos de Ifraeí en la Tierra de Pro- tes , que deberían fcr, y ion vergon- 
mifion , nos dice la Sagrada Elcritu- ^ofas ; y cfto en vn mui alto , y emi- 
ta en el Libro de Jofue , que aviendo nente Altar , donde el Sacerdote , que 
acompañido á los otros , que pafaron, regocijaba la fieíca , fe íubia para 
y vencido á los enemigos , que le les fer viíto de todo el concurío del Pue- 
opufieron en la poíéhon que romaron blo. Efte , fegun parece , era vno de 
de ella fe bolvieron á fus Calas , y los mas altos , y fubidos lugares de la 
junto al mifmo Jordán levantaron vn Gentilidad para efta locura , y defari- 
Áltar infinita magnitudinis , de in- no conftituido : donde íacrificando a 
finita 'erandeca , y altura , dando á fií Dios , le daban ofi-enda el Sacrifi- 
entender en eftas palabras , que la ció, que caula vergüenza decirlo. Yi 
altura de aquel edificio , avia udo en por defviar Dios a lu Pueblo de efra 
excefo y demasía. Por manera , que memoria , le manda, que no tenga gra- 
nara h¿nra de el Demomo no l^Us-; das , ni efcalones fu Altar , fino que ca- 
/^. lomo a ' " ^- ^"^ 



T 4.4: Lihro 

tczca de ellas. Pero aUnque las te- 
nían , y en tanto numero los de eftos 
Indios ,no fw hadan en ellos a^os tan 
deívergoa^ados , y dcshoneftos , aun- 
que otros avia , y aun cali todos , que 
eran crueles , y beftiales , y propios de 
Hombres fin Dios , y poleldos de el 
Demonio ; y de eftos Altares , y Tem- 
plos liemos vlfto en el Capiculo pala- 
do , y fe dirá en el fi¿uieace, 

CAT.Xl. T>el fum¡)tuofo ^ y m.tg- 
nl/ico Templo , que en e/i^t Ciudad 
de México a)Jía dedicado al 'Dios 
idnit>;ilupuchtli y y de otros me^ 
ñores , </«? en/li contor- 
no ííWti. 




Tem. I .ñb, 
1. f.tfl.iS. 



^^y¿f>iM partes , y Tierras de la 
Nueva- Efpana , fue el 
Templo Maior que avia en la Ciudad de 
México , al tiempo que los Efpañoles 
entraron en ella : el qual fue edificado, 
y fundado por los Señores Mexicanos, 
quien aia fido fu fundador , en la vi- 
da , y govierno de los Rcies fe di- 
KO : folo digo , que fue fundado dos 
veCvS ; la primera de las quales no fue 
con aquella mageftad , que la fegunda, 
porque como iba creciendo el Pueblo, 
y nombre Mexicano , afi fe fue mof- 
trando en fus edificios ; de manera, 
que aunque huvo de los Reies que 
governaron elfa nombradifima Re- 
pública , hico en los tiempos qus iba 
creciendo , vn Templo , el qual dedi- 
có a íu falfo Dios Huitzilupuchtli, no 
fue tan grande , que pudicfe cobrar 
Nombre. Pero como dclpues fuele tan- 
ta la pujani^a de fu poderío , llego la 
fobervia á tanto , que teniendo por 
cofa poca el Templo dicho , y á fu men- 
tirofo Dios , por digno de maior Ca- 
ía , ordenaron de hacer vn Templo, 
que delpucs de acabado , fe diefe á en- 
tender en la fumptuolidad del edificio 
las fuetizas , y poderlo del que lo avia 
hecho ; y con ello qucdafen en maior 
admiración los Hombres. 

Fue , pues , cfte Templo reedificado, 
y añadido fegunda vez ; y era tan gran- 
de , y tan excefivo el circuito , que te- 
nia en quadra mas de vn tiro de Ballef- 
ía, Era todo cercado de piedra de man- 



OBam 

portería ( como Hemos dicHo , que fd 
cercaban los Templos ) mui bien la- 
brado. Avia en el quadro , quatro 
puertas , que fallan á las quatro calles 
principales , las tres que vienen de la 
Tierra-Firme , por las tres cacadas, 
por donde fe entraba en la dicha Ciu- 
dad ; y otra , que le caía a las efpal- 
das , que correfpoiidia á la entrada de 
la dicha Ciudad , por la parte de el 
Oriente , que iba á dar á la Laguna» 
par donde fe entra por Agua. 

En medio de elle grandifimo qua- 
dro eftaba el Templo , que era á ma-. 
ñera de Torre quadrada( como ya he- 
mos dicho ) hecua de manpofteria , y 
todo maci(^o , y ancho. Tenia eftc 
Templo ( dejado á parte el quadro, 
dentro del qual ertaba fundado ) tre- 
cientos y fetenta pies de efquina á 
cfquina ; y era de forma , y hechura 
piramidal (como ea otro lugar deci- 
mos ) porque quanto mas íubia , tan-, 
to mas fe iba eítrechando el edifi-, 
cío , haciendo á trechos fus relexcs, 
que lo hermofeaban. En lo alto de 
él , que era vn fuelo , y placeta , po- 
co mas de fetenta pies de ancho , efta- 
ban hechos dos Altares raui grandes, 
apartados el vno de el otro , y caíi 
pegados á la orilla , ó canto de U 
Torre , á la parte del Oriente , y íb- 
lamente quedaba cfpacio, y fuelo fu- 
ficiente , para poder andar vn Hom- 
bre , fin riefgo , ni peligro de caer del 
edificio abajo. Ellos Altares tenian de 
alto cinco palmos , y con fus pare- 
des pintadas de piedra , pintadas todas 
de figuras al antojo , y gufto del que 
lo mandaba pintar. 

Encima de eftos Altares tenian fus 
Capillas cubiertas de madera , mui 
bien labrada , y entallada. Cada Ca- 
pilla de eftas dos , tenia tres altos, 
vno encima de otro; y cada alto , ó 
íübrado de eftos , tenia grandifima al- 
tura , que cada vno de ellos plantado 
( no en aquella Torre , fino en el luc- 
io bajo , donde comencaba el edifi- 
cio ) pudiera hacer vn mui alto , y 
fumptuofo edificio ; y por efta racon 
era toda efta maquiea de Templo tan 
alta , que ponia admiración fu altura. 
Era ver la Ciudad , defde lo alto de 
erte Templo , y alderredorcs , con 
toda la Laguna , Pueblos , y Ciuda- 
des , que en ella , y fus orillas eftaban 
edificadas , cofa de grande recreación, 
y contento. 
í?or la pacte dor\dc fe pone el Sol 

P9 



Sup.cap.j, 
b.lib. 



no llevaba rclexes elle edificio , lino 
liradas, por Jas quaies fubian á loaí- 
to de las Capilla.s , y tcnian de peral- 
te las diciías gradas v'na tercia , y mas. 
Eran ellas gradas , o elcalones , en ci- 
te ccJeberrinio Ten)plo , ciento y tre- 
ce , y todas de piedra nvui bicn labra- 
da. Delde la viciau grada con qi!e 
rc;nataba cite Templo , halla los Al- 
tares , y entradas de Capillas , avia va 
buen clpacio de Hielo , para que los 
Sacerdotes , y Miniííros de los ído- 
los padiefen cxercitar íbs oficios del- 
eníidada , y cumplidamente. En cada 
Altar de aquellos dos , citaba vn ido- 
Jo de bulto mili grande , que cada 
v.io rcprcíéntaba el r.iaior Dujs , que 
C'los tenian , que era Huitzilupuchtii, 
ó ivíexitli por otro nombre. 

Aldiiredor , y circuito de efte Tem- 
plo Maior , avia otros mas de quarciita 
menores, y encada vno de ellos de- 
dicado , y levantado vn Dios > y lü 
Torre , y forma iba cnangollando halla 
el lucio , donde conicní^aba á formar 
Ja Capilla , y Altar j y no era tan 
grande , como el maior, ni le llegaba á 
iguaiar cou muclio > y todos ellos 
Templos , y Torres menores , acompa- 
ñaban mucho al Templo , y Torre Mai- 
ior , que en la dicha Ciudad avia. 



de ¡a 34onarqma Indiana, 



nueflros , muchos , que á los principios 
entraron a lo interior de eñe infernal , y 
caliginofo Templo , por aquella hor- 
renda , y efpantola entrada , y leliifi- 
caron , que era el miedo , y afom-j 
bro , que les caulaba , tanto ,que tem- 
blaban , y ttmian como acogados. Y 
lio es maravilla, pues era lugar cierto 
del Demonio , y donde como á ene- 
migos de lu Ley , y Ritos , los leci- 
b:a, yhoípedaba. 

La cubierta , y techo de efte famo-? 
fífimo Templo , y de los otros que e/i 
lu contorno tenia , eran de diverlas , y 
varias formas , que aunque eran vnas 
de madera , y otras de paja , como 
de Centeno , eran mui ptimamcnte 
labradas , vnas coberturas piramidales, 
y quadradas , y otras redondas , y 
de otras formas diierentes ; y hacian 
tanta , y tan vilrola labor , que no 
parcelan de la materia dicha , lino 
de mui primo , y delicado pincel. 
Avia de eftas Torres , grandes , y 
chicas , trecientas y fcfcnra ( Icgun 
Ja mas cierta quenta que he halla- 
do ) igualando en efte tan excefivo 
numero á Jos dias del Año. Al pie 
del Templo Maior , junto á las ef- 
taleras por donde fe íubia arriba , avia 
dos Altares de fuego , donde atdia 



La diferencia que hacia el Templo fiempre de noche , y de dia ; de nía-. 

Maior á los menores , no era en lu ñera , que era fuego perpetuo , que- 

forma, y hechura , porque todos eran riendo el Demonio imitar á Dios , que 

vnos; pero diferenciábanle en el alien- mandó que ardiele fiíego continuo ea 



to , y poílura : porque el Templo Ma- 
ior , tenia las efpaldas al Oriente , que 



es la forma que deben guardar los 
Templos principales , fegun hemos 
viílo , que lo dicen los Antiguos , y 
fus gradas , y entrada a el , al Po- 
niente , como vfamos aora , en nuef- 
tra ChrilUandad fentar muchas de 
nueítras Iglellas , y all adoraban acia 
el Sol , quando nace 5 y los Templos 
menores miraban poc el contrario al 
Oriente , y á las otras partes del Cie- 
lo , Norte , y Sur. 

Uno de q*\os Templos , que acom- 
pañaba á efte grande , era dedicado 
al Dios Aire , y elle era , en fu hechu- 
ra, y forma { como ya en otra parte 
hemos viíto) redondo 5 y laiaíjOnde 
ello queda dicha en el mifmo lugar. La 
entrada de elle Templo, tenia la forma. 



el Altar de fu Templo , el qual cebafen 
fus Sacerdotes de ordinario , como nos 
lo dice la Sagrada Ekritura , y como 
en eñe de Dios íe ofrccia incienlo to- 
das las mañanas : ordenó el embidioíb 
Engañador, que no lolo fucfe vn Al- icvU. li 
tar , lino dos ; y que el incienlo no 
fuele folo a la mañana qucm.ido , pero 
todo el dia , y afi eñaban humeando 
los dos Altares todos los dias de la ma- 
ñana á la noche. 

Eran todos ios Altares, y braíeros 
de incicnfo , que avia en elle Tem- 
plo , y contorno de fu patio, y Tem- 
plos menores que le acompañaban feií* 
cientos, y mas, y tan altes quali co- 
mo la eftatura de vn Hombre , cuia 
figura , y forma , era de la hechura ds 
vn Cáliz con que fe dice Mifa 5 y verlos 
de noche , quando todos ardian , pare- 



y hechura de boca de Sierpe feroz , y cia que era dia muí refplandecieiuc , y 



grande , y pintada á la manera que nucí- 
tros Pintores pintan vna boca de infier- 
no , con fus ojos , dientes , y colmillos 
horrendos , y efpantofos. Eluvo de. lo§ 
Jomo Ht 



claro. Y para que los que elcas colas le- 
ieren no quieran pcnlar , que hablo de 
gracia , y fin limite en los números, 
quieto poner aqui las palabras de ei 



i ^6 



Libro O^Iavó 



Fr.SirnJe Padrc Frai Bernardino de Sahagun, 
Saba¿. Fraile de mi Qrdcn , y vno de los 
que entraron nuii á los principios de 
cite dc'tcubrimiento de la Nueva- 
Efpaña , que fue año de veinte y 
nueve , el qual vido elle , y los de- 
más Templos , y vivió en la conver- 
lion de cltos Indios , cníenandolcs, 
doctrinándoles , y predicándoles in.is 
de lefcnta años ; y tupo lus Antigua- 
llas tnui por menudo ; y clcrivio mu- 
chilimas cofas en Ib lengua ; el qual 
hablando de la hermolura , grande- 
va , y iumptuolidad de eñe celebér- 
rimo Templo ( aunque malo , por ícr 
del Demonio ) dice cílas palabras: 
Era cfte Templo cercado por todas 
partes , con paredes de piedra , de al* 
tura de eíUdo y medio, todas alme- 
ladas , y blanqueadas. El íuelo de 
eUc Templo era todo enloládo , con 
ioíus de piedras mui lifas ( no labra- 
das , fino naturales ) tan lilas , y rcf- 
baladicas como el hielo. Avia mu- 
cho que ver en los edificios de cHe 
Templo ; la pintura de el tenia mu- 
cho que ver , y yo le hice pintar en 
elta Ciudad de México , y llevaron- 
mele á Efpaña , por cola mui digna 
de ver , y no lo he podido mas avcr, 
ni tornar á pintar ; y aunque en la 
pintura parecía tan lindo , lo era mu- 
cho mas , y mas villofo el edificio. 
El principal , ó capilla , que en el 
avia, era dedicado al Dios Huitzilu- 
puchtli , y á otro fu compañero , que 
llamaban riacahucpancuexcotzin , y á 
.otro , menor que los dos , que lla- 
maban Paynalton. Ellas fon palabras 
formales de cfte bendito viejo , y 
grave Varón , por las quales fe he- 
cha bien de ver la excelencia , y gran- 
deca de cfte raemorabilifimo Tem- 
plo ; y añade mas , diciendo , que 
cogia tanto circuito íu quadro , que 
incluía , y recibía dentro de fu hue- 
co todo el lucio en que aora eftá 
edificada la Iglefia Maior , Cafas del 
Marques del Valle , Cafas Reales , y 
Cafas Arcobifpales , con mucha par- 
te de lo que aora es Placa , que pa- 
lece cofa increíble , por fer mucho 
el circuito dicho , y diftancia de fue- 
lo ; y yo me acuerdo avcr vifto ao- 
ra treinta y cinco años , parte de ef- 
tos edificios en la Fla(¿a , á la parte 
de la Igleüa Maior , qje me pare- 
cían cerrillos de piedra , y tierra , los 
quales fueron confumiendo en los ci- 
mientos del edificio d? Dios , y de 






fu Iglefia nücv'á j la qual fe va ha- 
<iendo aora mui íumptucía, que qui- 
fo lu Magellad Santilima hacer al 
Demonio , y Miniftros luios , que le 
pufiefen en aquel lugar , parte de 
los materiales con que fe avia de ci- 
mentar lu Templo , pcrmiiitndu, 
que antes por algunos Años le glo- 
ríale en los malclicios , que en él fe 
hacian , para que dclpues de lu total 
caída , y ruina conocicfe , que lolo 
Dios es el verdadero Señor de todo 
lo criado ; y que el , como íu cria- 
tura , aunque no quilicfe , le avia de 
reconocer con valallaje , deÜcrran- 
dolé de los montones de piedra , que 
para confcivarfe en fingida , y vana 
gloria con cftos pebres ciegos , y 
engañados Indios , avia juntado. 

Junto á cfte Templo Maior avia 
ciertas Salas , mui bien labradas , que 
Icrvian como de Sacriftia , donde fe 
guardaban los ornamentos , y alha- 
jas que eran neccfarias para fu dc- 
tcftablc , y fallo culto , de las qua- 
les vlaban para el fervicio de eftos 
fallos , mcntirofos , y fementidos Dio-. 
(es. Otras Salas , y Quartos avia jun- 
to á eftos Templos , ali el maior , co- 
mo los demás menores, para los Sa-i 
cerdütes , y Miniltros de los miílnos 
Templos , y fervicio del Altar ( co- 
mo le dirá en otro Capitulo ) lo qual 
es mui conforme á lo dicho , y de- 
terminado por el Filofofo. Y á cada (^„^, /,,^ 
parte , y puerta de las quatro , por nb.cap.z. 
donde á cfte dicho patio , y Tem- 
plo fe entraba , avia vna mui gran 
Sala , y pegados con ella muchos 
Apofentos , y Rctreres , ah altos , co- 
mo bajüs , los quales fcrvian de Ca- 
fas de Armas , donde las guardaban, 
con toda fu munición ; porque co- 
mo tenian los Templos por lo mas 
fegu'-o , y fuerte , y era el lugar don- 
de fe recogían , quando por alguna 
racon eran guerreados , guardaban 
en ellos , como en fortaleca todas las 
Armas , y cofas necefarias de íu de- 
tenía . 

Sin eftas Salas ya dichas , avia otras 
tres con lus acoteas , encaladas , y 
pintadas , co.n otros muchos Apo- 
fentos , y divifiones , para los Ído- 
los , los quales eran lin numero , afi 
de piedra , como de madera , y de 
otros varios , y diverlos géneros , y 
metales. Eftos Apolenros, ó Retretes 
tenian las puertas mui pequeñas , y 
bajas , que apenas podia entrar vn 

JÍoaJ3 



^^e ta ?Aünarc¡ma Indiana, 

ííombfc cftrech.imcnte por ellas ; y 
por eíia racon eítaban aquellos luga- 
res übtburilimos , y mui propios de 
los Demonios : cuios vivos elpiritus 
aquellas mucLtas Eltatuas reprcícn- 
taban* 



fi, 



H7 

fe llamaba Teccizcalli , toda hecha de 
Caracoles raarilcos , muí ricamente 
labrada , donde el Señor ^ 6 Empera- 
dor de eÜa Nucva-hlpaña , fe reco- 
gía algunos tiempos del Año , para 
cumplir los aiunos , y penitencias, 
que tenian de coiUimbre , antes de 
llegar á celebrar las grandes fief- 
tas. Ellaban en efte lugar, algunos 
dias , que eran como Novenas , don- 
y CiUnllas menores fe rel'ercn-' ^^ ^^ abitenian de los manjares , y 

agrelos de las Mugeres i y ofrc- 



CJT.XIL T>ondefe dicen losnom^ 
bres de los (Dio/es , (jue en los Tem-^ 

os 
ciaban, y Je ¡hirticularican/us a/ien-^ 
tos ^ y lugares , y los días ^ en que 
filos celebraban fiefta j y a'gunas Ca^ 
Jas j y íSñlas par t indar es de 
habitación , y peni-^ 
tenciUi 

fs,%%,f<,$,%y^'^ al Templo Maioir, 
c^ii Stt vno de ios menores, 

^^ I ^#> que mas conjunto de el 



cían fus ofrendas , en el mifmo dia 
de ella FielU , y aili particularmen- 
te mataban , por ofrenda de el dicho 
Emperador , o Señor , algunos Cau- 
tivos. 

Avia , afimifmo , otras Capillas , Su* 
las , y Apoíentos , que íe llamaban 
Poyouhtlan , donde los Sumos Sa-* 
ferdoccs , o Sátrapas ( que eran dos) 
fiempre fe recogían en los tiera* 
pos de los aiunos principales , y ria-> 
cían ofrendas particulares por si nuf* 
mos , y mataban Cautivos. 

Avia otra Capilla , y Templo , don- 
de , como en percha , tenian las ca-^ 
fe Epcoatl , y aqui en lu Capilla ella- b^cas de los Captivos que mataban. 



-,?■ citaba , era el de los 

Dioles í'laioques (D:o- 

v»^ -^ i -3 ?.»> ^^5 ¿el Auna > llam.ina- 






■4Í 



C« 



ban fus imágenes : el dia que hacían 
fiella en ella Capilla , y Templo a ellos 
Dioíes Tlaloqucs , era por ei Mes fcx- 
to , que llamaban Eczalqualiztii , <iue 
en nueilra cuenta corrcfponde al iVlcs 
de Junio ; elle día labaoaa todas ¡as 



enlartadas , y paladas por vnas va- 
ras , á manera de hallas de lancas , por 
las tienes 5 y tenian bueltas las caras 
áeia los Ídolos , como mirando aque- 
llas figuras , en cuio nombre ellos 
fueron muertos , y facrificados ; y ef< 



albercas, y prclasdeAgua; yjugaban taban eílas perchas como lanceras,. 



eon cañas de Maiz , verde , y haciaií 
Baile, que llamaban Etzalmacchualoya, 
en todo el Puebla ; y inatab.in en elle 
lugar , en honra de ellos Demonios 
Tlaloques < algunos Cautivos , y alu- 
naban vno de fus aiunos. 

Orro Templo, y Capilla avia lue- 
go fcguido á cftc , que fe llamaba 
Macuücalli , 6 Macuilquiahuitl. En ci- 
te Cu , y Templo de elle Dios , ma- 
taban á las efpias , que venian h ef- 
piar , y efplorar la Tierra de ios Rei- 
nos , y Provincias circunvecinas , psra 
faber , y certihcaríe de las cofas que 
pafaban en la Ciudad : en lo qual avia 
mucho avila , y cuidado , mirando de 
pies á cabeca todos los forafteros, ó 
eflrangeros , que en ta dicha Ciudad 
entraban , examinando rrui de pro- 
pofito a los negocios que venian, 
en efpecial de Tlaxcalla , Huexor- 
Zinco , y Choluüa , á los quales te- 
nian por continuos , y mortales ene- 
migos. 
Avia otro Templo , o Capilla, quq 
Jomo IIv 



vnas altas , y otras bajas , puellas poc 
muí buen orden. Para cuia inteli-; 
geneia es de laber , que eftas cabe-, 
cas , que aqui ponian , eran defolladas; 
y li eran de Señores , y Capitanes da 
cuenta j las delbllaban con fus ca-í 
bellos , y barbas , y fecabanlas. De 
eltas, avia muchas al principio , quan- 
do nuellros Efpañoies entraron erí 
la tierra ; y uno fuera porque te- 
nian algunas barbas , no fe ereie^' 
ra ler rollros de Hombres j porque 
íe avian revenido , y arrugado 
tanto , que parecían de niños , y, 
caulabalo el averfe enjugado , y fcH 
cado mucho. De ellas caberas avia 
lanas , vnas de á quinientas , otras 
de á mil , y muchas de á mas , y' 
eran muchas las perchas * y farta*i 
les. Y ll por el largo tiempo , que 
citaban en aquellas perchas fe caían 
algunas , ponian otras en fu lu-, 
gar í porque vallan baratos , y a 
mui poco precio los muertos ; yj 
paiecialcs > que en tener fus Tem- 



*[¿^Z Lihro 

flos tan adornados de cílascabccas, Te 
jnoftraban famolüs , y grandes Gucrre- 
xos , mui valcrofos , en armas, y mui 
fcrvidores, y cultores de lus Dioies. 

Avia también otro Templo , den- 
tro de cite quadro , dedicado al Dios 
del Infierno , al qual llamaban Mic- 
tlantccuctli , que qniere decir : í-c- 
ñor , y Principal del Infierno ; y el 
(Templo le llamaba Tlalxicco , que 
quiere decir : En el ombligo de la 
Tierra j y con mucha ra^on , porque 
aunque es verdad , que aquel es In- 
fierno donde Dios Nueliro Señor es 
férvido de dar las penas j y fabcmos 
de los Demonios , que elUn en los 
Aires , padeciéndolas , y en la Tier- 
ra : es cofa averiguada , fegun Doc- 
trina Católica , que el Infierno elU 
en las entrañas de la Tierra , y que 
allí diputa Dios lugar para los conde- 
nados : y afi me parece , que á ningu- 
no otro pueden dar , ni poner me-' 
jor , ni mas propiamente nombre, 
que á eíle , por íerle tan propio , y 
conocido ; y de aquí vino llamarle 
Ombligo de la Tierra : porque aíi 
como en el Hombre , cita en medio 
de el cuerpo , ali lo eftá el , en el 
coraí^on , y medio de la Tierra , y 
'Abifmos. Celebraban fiefta en eñe 
Templo , y lugar cada Año , en el 
Mes Tititl , que correiponde en nuef* 
tra cuenta al Mes de Diciembre. En 
el raifino lugar mataban vn Cautivo, 
que decian , que era la imagen , y 
íémejan^a de M.ictlantecu¿lli , adere- 
zado, y veftido con los ornameiuos, 
y veftiduras del dicho Dios , ó De- 
monio. Y en eftc mifmo lugar admi- 
niítraba vn particular Sacerdote , que 
fe llamaba Tlillancknamacac , el qual 
fe tenia todo de negro , para alirtir 
al Sacrificio , que en lia talle , y fi- 
gura bien parecía , cuio Miniftro era; 
al qual , no bailándole la obfcuridad 
de la noche , para parecer negro , y 
obfcuro , anadia mas negregura , con 
la tinta , con que te embijaba. Y 
todas las ofirenias que en elte Tem- 
plo fe ofrecían , y Sacrificios que le 
íacrificaban , todos fe hacían de no- 
D.lojrtn ^^^^ , y no de dia ; porque como di- 
€.%. -v.io. ce Chrifto Nuelbo Señor , el que ha- 
cap. 14. ce mal , ama las tinieblas , y abor- 
CanfuiuU rece la luz ; y de aquí quedará mas- 

P ^/n'T *'^^'^° * °^^^ ^^^ * como aquel culto , y 
du! Dele- ^<^'^"-"i*^s , eran vílirpados á Dios Ver- 
£at. vbi dadero ; pues tan á lo callado , y 
§i«{iib.n. sq medio di? las obfcuranas de la iipt 



CclúVO 

che , fe hacían ; las quales fon hon- 
ras prcpias ce Ladrones , que mas 
atici.dtn á hurtar , que á vivir con 
roüro dcícubicrto , en lo claro , y; 
luitrcfo del dia. 

Avia otra Capilla , y Templo , ]la-¿ 
mada Hueyquauhxitcalco , en eílc lu- 
gar le recogía el Señor , y Rei de 
México á hacer Penitencia , y aiu- 
nar , quando venia vn aiuno , que le 
hacia en honra del Sol; y en acaban- 
do eíle aiuno , mataban quatro Cau- 
tivos de los que fe llamaban Cha- 
chame , que quiere decir : Tontos ; y 
mataban también la imagen del Sol, 
y de la Luna , que eran dos Hom- 
bres , aderecados con los ornamen- 
tos de cltüs Dioies ; y mataban otros 
muchos Cautivos , deípues de los ya 
dichos : todo en orden del aluno , y 
Penitencia del Reí , ó Señor , que alu- 
naba ; y no trato de la grandeca , y 
magcitad de los Palacios dichos , por 
parecerme , que en decir , que eran de 
Rei , baila , y no ai mas que decir. 

Avia otro Templo mui lindo , y 
bien aderecado , dedicado á vn Dios, 
llamado Tochinco , y en él Ib le ha- 
cia fiella por el Mes de Tepcilhuitl, 
que correiponde á nueílro Oclubrej 
mataban , y íacrificaban en elle lu- 
gar vn Hombre , que reprefentaba fu 
imagen , y figura , veftido con fus in- 
ílgnias, y vellidos. 

Otro Templo avia también , lla- 
mado Teotlalpan , dedicado al Dios 
Mixcohuatl , al qual venían los Se- 
ñores Mexicanos , á afillir á vn Sa- 
crificio grande , y Procefion , que fe 
hacia : la qual acabada , íc parcia el 
Rei con los Principales , y Plebeios, 
Mexicanos, á vna Caca general, que 
hacían á vn Monte , llamado Caca- 
te pee , que difta de ella Ciudad de 
México quatro leguas , á la parre de 
el Aurtro , 6 Mediodía : la qua! Ca- 
ca hacían tendiendo todos fus redes» 
por gran diftancía de Tierra , y Mon- 
te , y hechos muela todos , venían 
ojeando , y efpantando la Caca , haf- 
ta recogerla en el dicho circuito , y 
termino , donde cftaban tendidas las 
redes , y de los muchos , y diferentes 
animales , afi "\'enados, Conejos, y 
otros bravos , y furioíbs , que venían, 
cogian los que fe les antojaban , y 
al Reí le parecía , y los demás , defa- 
banlos ir por las Montañas, y Rífeos; 
para otra vez , ó veces que le parccíeíe 
íalií a Ca«¿a. Y hecha la Caca , (¿icrift- 

ca- 



taba al dicho Dios Mixcohuatl , par- 
te de ella , por ícr el Dios de ios 
Otomies , y á quien tenían dedicado 
el Arco , y Flechas de la Caca. Y 
hecho el Sacriíicio , que era iaíinito , y 
cali iin numero , delpedia lus gcntesj 
bolviale el dicho Rci á lu Cala á la 
celebración de lus Ritos. 

Avia en elle dit-ho Terrplo , en 
memoria de elte Dios , en cuio nom- 



ds Ja Monürqma Indiana, 



HP 



de tcnian encerrados todos ios Ido-, 
los , que avian traído de las Provin- 
cias , que avian conquillaao , y re-. 
ducido á lu Señorío ios Mexicanos* 
Era eltc lugar , como á manera de 
cárcel, en la qual parece, que 1 s tenían 
prclbs , como á Dioles vencidos . y dé 
poco poder ; porque es cola cierta, 
que á tenerle , lupieran dcfenaerlc , y 
no dejarle rendir de Hombres mortales^ 



bre le hacía elte S.icnhcio , y Caca, los que eran tenidos, y eliimados poE 
vm Alberca , o Eitahque de /^gua inmortales , y Divinos. 



acgra 



el qual le llamaba TlupdUj 
que quiere decir ló milmo. En cita 
Alberca , ó hltanque le lavaban to- 
dos los Sacerdotes , y Mmilhos del 
Templo , á media noche tudos los 
días , lavándole , y limpiándole de la 
tinta de que andaban teñidos , é em- 
bijados ; y en acabándole de lavar^ 
iban a incenfar ai Ídolo de elle dia- 
bólico Templo , a vn Oratorio , 6 
Capilla , que le llamaba Mixcohua- 
pan , y de allí fe iban á la Calaj 
que fe llamaba Calmecac , donde le 
Criaban los niños ( como delpucs di- 
remos. ) Avia en elte milmo Tem- 
plo vn Monaiterio de Sacerdotes , ó 
Sátrapas , que eran aplicados al 1er- 
vicio de vna Diora,que llamaban Ci- 
huacühuatl , y por otro nombre Qui- 
laztli. Lila , dicen , que fue la que pri- 
mero parió ; y legun ello , y Icgori 
el primct nombre luio , parece atinar 
á que fea Eva , que quiere decir , laí 
Muger de la Culebra. 

CJTIT. Xlll De otros EdU 
fictos , y Templos , (jiie at>ía den- 
tro de e/ie Quadro , j Templo prin- 
cipal de México ^ y fe y>d conti- 
mando la materia de el 
faJjudOé ■ 




50 queda fatisfecha íá grarí- 
det^a , y magnificencia 
de elte lugar, y Templo 
dicho , con lolo aver con- 
tado los Templos meno- 
res,- Salas grandes , y Calas de reco- 
gimiento , y penitencia dichas , y re- 
feridas en el Capitulo pal do , fino' 
que es fucrca paíar adelante , con- 
tando otras much?s , que cüe gran- 
de , y efpaciolo Quadro tenia. Una 
de las qualcs era vna pie^a hecha a 
manera de jaula , toda de icd , doi^- 



Avia otra Sala , que fe llamaba 
Quauhxicalco , Caía de calaveras 5 por- 
que en aquel lugar hcchavan todas las 
cabecas de los que laciificaban , del- 
pucs de lecas j y era como Clano 
particular j en el qual, cono en lu- 
gar cfcogido de honibrcs íaciihca- 
dos al Den onio , te oía vna bocina 
algunas veces , y a deshoras j y era 
opinión enríe todos , que la tañía cí 
Dios Titlacahua , y no era liempre á 
Vxi tiempo , fino vnas veces de día, 
y otras de iioche j y luego que íc 
01a el lonido de la bocina , entraba 
dentro el Sacerdote dedicado al krvi- 
cío , y culto de aquel lugar , que le lla-< 
maba Yopoch , y poniendo incitnlo en 
el Irafero , lo inceníaba 5 y legun cfto, 
debía de íer entre ellos Indios Mexi- 
canos aquel Ingír ^ y Capilla , Olario 
Sacro , como entre notónos los de 
los Mártires , aunque con ella dife- 
rencia j que los nueÜros fen otreci» 
dos al Dios Verdadero , y muertos 
por lu té i y Leí , y el^tios á los 
Demonios , por cuio güito le /acnfi- 
cab^jn , V en cuia falla creencia de- 
ccndian lus Almas , ccn ellos , a los 
Infiernos, 

Otro Edificio , ó Templo avia jui> 
to á cita i que le llamaba tanibien 
Qnauhxicalco , 6 ya por ehár con- 
junto al dicho , y ler vna mifma co- 
la i o por ler lugar también de cala-^ 
veras ( que no lo he podido averi- 
guar. ) En elle Templo , o Capilla laliá 
vn Sacerdote , ó Sátrapa de los dedica-^ 
dos á aqnel lugar , vctlido con vn pelle- 
jo de Hardilla parda , y bailaba , corr 
aquel trage , en el mifmo lugar ; y cfía- 
ba allí el Árbol Volador , y en el Mes 
de Xocotlhuetzi volaban en él ; la lig- 
nificación de eño , y del Árbol , cita 
en otro lugar. 

Otra Sala avia mui grande , y ef- 
pacioía , que fe llamaba Tzumpantli, 
donde tenían todas las caberas , de los 
<iuc eran f^grtficados en el Tempio 



^1 5'ó Lilro 

tníiior. Y de aqni fe podra inferir , qué 
tan grande era la bala , pues baüúba 
a recibir tamo numeru de caberas 
de tantos , como en aquel lugar le 
Je oticcian al Demonio. 

Otro Templo , ó Capilla avia , de- 
'dicada á los Dioles Ccntzonhuiízna- 
huac , que le llamaba Huitzuahuac- 
teuhcaüi , en la qual lacnticaban vn 
cautivo , en honra de eftos quatro- 
cientos faltos Dioles ; el qual psta el 
Sacriñcio , i'alia vertido de las vefti- 
duras de ertos Dioles , y en el Mes, 
que íe llamaba Panquetzalizrli , les ba- 
tían también fielta en el mifmo lugar, 
factificandoks muchos Cautivos. 

Otra Capilla avia , que í'e llamaba 
-Tezcacalli , Cala de Eípcjos 5 por- 
que era toda ella hecha de ellos , y 
tan viüola , y leluciente , que daba 
mucho en que entender lu villa. En 
cfte lugar no eran los Sacrificios, que 
fe hacian continuados , por el tiempo 
del Año , uno en Años diterentes , ¿ 
interpolados. Y parece, que ellos Sa- 
crificios eran en honra de Tezcatli- 
puca , que era vno de fus maiores 
Dioles , cuio nombre quiere decir : El- 
pejo mui pulido , y relplandeciente. 

Avia otra Sala , ó Edificio junto 
a cfte , que le llamaba Tlacochcal- 
coacatlyacapan. Aqui le guardaban 
grandilima cantidad de Saetas,que cada 
'Aíío le hacian , y ellaban depofita- 
'¡das , para quando nielen mcneller, Y 
tn crtc mifmo lugar fe facrificaban al- 
gunos Cautivos , luego que fe quc- 
lia comentar , ó comeuí^aba alguna 
Guerra ; por ración , que el Dios á 
cuio favor teman ofrecidas aquellas 
Saetas , que fe llamaba Huitzilupu- 
chtli , les fliefe favorable , y bené- 
volo , en el ganarlas , y defpendcr- 
las contra fus enemigos. De donde 
fe infiere , que aquella Sala era Ca- 
pilla , 6 Templo , como los demás, 
pues en ella avia Sacrificios. 

Avia otra Sala , y Edificio , qiieí 
fe llamaba Huitztepehiuilco , en h 
qual ponian , y hechaban todas las 
puntas de Maguey enlangrentadas, 
con que fe avian facado fangrc , de 
diverlas, y varias partes, de fus cuerpos^ 
los penitentes , que por penitencia , 6 
por honra de los Demonios la avian 
derramado , y vn.ís lervas , o Ramas de 
vnArbolillo, llamado Acxoy.ul , ("obre 
las quales la fangre fe derramaba , y 
caia. Elle cuidado de poner ellas púas 
*n aíjuel lugar , era de lo? Sacerdo-: 



O flavo 

tes dedicados a nquel níiniñerio , o át 
los milmos penitentes , o gente, que 
hazia aquella oftenda ; aunque pri- 
mero que alli lashcchafen , las prelen*. 
taban al Dios , en cuio lervicio fe ha- 
cia , o ofrendaba. > • 

Aqui avia vna Cafa de recogi- 
miento , y habitación de los Sacerdo- 
tes , y Minillros de elle lugar , la qual 
fe llamaba Huitznahuaccalmecac , que 
quiere decir : Caia junto a U de U$ 
efpinas , y púas. Ellos Icrvian en el 
Templo llamado Huitznahuac , y tenían 
perpetuo, y continuo cuidado de in- 
ceniar en aquel lugar todos ios dias, 
por fus horas , y tiempos feñalados* 
Tenian también cargo de traer de 
otros apolcntos leña , y lo neccíario 
para el fuego, y férvido de aquel Altar, 
en el qaal ardia pcrpctuam.'nte. 

Avia otro Templo , llamado Te- 
cucizcalco , que quiere decir : Cala de 
Caracoles Marifcos , y debía de (ec 
dedicado a la Luna ; porque los anti- 
guos Mexicanos, la llamaban Tecucciz- 
tecatl. En elle luoar le hacian muchos 
Sacrificios por tiempos interpolados 
del Año ; y tenia junto de si otro lugar, 
donde fe hechaban las púas de Magi:y> 
con que le avian picado , y pun^.ado 
los penitentes á honra de aquel ídolo. 

Otra Capilla avia , llamada Vmacat!, 
que es vn Signo de fus adivinaciones, 
en cuia memoria fe lacrificaba en ella á 
vn :dclo , que reprefcntaba elle Signo. 
Y otro Templo , también dedicado á 
otro Signo , llamado Macuilcipactli , en 
cuia honra , en vn dia del Año mataban 
muchos Cautivos , en aquellos lugares, 
y Capilla. 

Otra Cafa , ó Apofentos avia en el 
mifmo Patiojó Quadro, adonde rcfidian 
algunos Sacerdotes , y Minillros del di- 
cho Templo , y donde también , por al- 
gún tiempo limitado , como fon dirs, 
o Años, fe recogía alguna Gcnie , que 
entraba al dicho Templo a. hacer peni- 
tencia, como á llorar ius culpas , ó peílic 
perdón de Ius pecados, o á otras depre- 
caciones ,que con varios, y diverfos in- 
tentos fe recogen diverfos , y varios 
Hombres. 

Otro Templo, ó Capilla avia , dedi- 
cado al Dios Iztaccinteutl , que quie- 
re decir : Dios blanco de las Míe - 
les. Aqui le lacrificaban muchos le- 
profos , y Gente inficionada de ma- 
les contagiólos ; cuias carnes , co- 
mo las de otros facrificados , no- 
\as comiaii , fiQO que los cnLerraban ; y, 

ma- 



mataban a eflos defvcnturados , en ol 
tiempo que hacian Quarclma al Sol. 

Avia otra Capilla , y Cu , que 
íe llamaba Tctlanma , donde le re- 
verenciaba vn Dios , que le llamaba 
Cabera de Lobo , Chamico , el qual 
no tenia dia leiíalado para íiis Sacri- 
íicios ; pero hacíanlo quando le fe- 
fialaba por los Prnicipales , y Seño- 
res, fegun fu devoción , lo qual acae- 
cía quando reinaba el Caratler , ó 
Signo , llamado Cexuchitl , y otro á 
otro Signo , llamado Chicomeacarly- 
teopan. Tampoco tcnian dia íenala- 
do , fino folo aquel , en el qual caia 
el dicho Signo ; hacianfc de noche 



á'e ¡a Monarquía Indiana, 



fino en el que caía el Signo llama- 
do Vmacatl , y kgun la fignificacion 
del nombre Jugaban en el á la pelota 
los Seilores , y Principales , el milmo 
diadeiosSacnticios. 

Junto á eÜe avia orro Templo, 
ó Capilla , llamada Tzumpantli , de- 
dicada á los Dioícs llamados Vmacat- 
zitzin , donde le hacian Sacrificios 
mui folcmnes , y eran los facrifica- 
dos docicntos , y mas cada vez ; el 
qual Sacrificio duraba por termino de 
tres días. 

Avia otro Templo , ó Cu , lla- 
mado TL^marzinco , edificado á hon- 
ra del Dios Tlamatzincatl , en cuia 



los Sacrificios en elle lugar , donde mo- fi«fta (aerificaban en cüc lugar muchos 

ETclavos , los qualcs para averíos de 
facrificar , primero los engordaban, 
conso puertos á cebo. Y llegada lá 
fícíla , y hecho el Sacrificio , ccmian 
la carne de los ("aerificados , todos los 
Señores , afi Cavallcros , como Hi- 
dalgos , y Gente , qi:e tenia algún 
oficio publico , en la Repiibiica. £f- 
re Dios eia el de los AlatlEtzincas, 
que viven en cíle Valle de 7olica, 
( donde al preícntc elcrivo efte Ca- 
pitulo ) al qual llevaron los Mexica- 
nos á fu Templo maior , donde le 
dieron Caía, por ventura para tener- 
lo propicio , y grato , para que les 
alúdale , y fiívoiecicíe , como á los 



rian algunos defvcnturaúos Hombres. 

Junto a eÜe lugar avia vna AI- 
berca , ó EO<:no,uc , donde fe lava- 
ban , ó bañ.iban los que hacian pe- 
nitencia , defpues que la avian he- 
cho : Llamavale Tezcaapan , cjue 
quiere decir Agua cípejada ; como 
dando a entender , por la limpieca , y 
hermoiura del nombre , la que lacan 
los que verdaderamente hacen peni- 
tencia. Y que aísi como vn paño 
lucio fale del Agua , delpucs de gol- 
peado , y ertregado con Jabón , lim- 
pio , y blanco ; ali fale el pecador 
de la aflicción , y golpes de la peni- 
tencia ; y lo comparaban bien elfos 
deíVenturados , y ciegos Indios , fi 



Marlatzincas 



, que le teman , y re- 



con faber el bien , que la penitencia vercnciaban por Dios. Junto de elle 



hace , y los efectos buenos , que pro- 
duce , fupieran Juntamente conocer 
al Verdadero Dios , por cuio Amor 
la debian hacer , fintiendo entraña- 
blemente las ofenfas , que contra el 
( que es la n-ilma limpieca , y ber- 
mofura ) avian cometido , con que fe 
cnfuci-iban , y maculaban las Almas; 
pero como ciegos en erto , no fa- 
bian mas , de que la penitencia era 
buena , nn faber a qu¿ milericordia 
atribuirla. 



Templo avia vn Monaftcrio, y Cafa, 
llamado Tlamatzincocalniecac , donde 
vivian , y tenian fu adfiencia les Sa- 
cerdotes , y Miniílros de cflc dicho 
Templo. En el mifmo lugar avia otro 
Edificio , y Cafa , Ham.ada Quauhxi- 
calco , donde dccian , que venian , y 
decendian los niños , que avian (ida 
muertos , y (aerificados , á honra de 
los Diofes Tlaloques , á los qualcs" 
niños llamaban Teteuhpoalti , y te- 



nían creído , que eüaban vivos , y 
vivian con los Dioles Tlaloques , en 
CAP. XIV. Donde fe proffgue lacuen- fuma gloria , y celeflial alegría , y 
tA dt las muchas M anfiones ^ 'Templos , y que decendian á elfa Cafa cada Año 
Capillas 1 que en el gran Quadro de en la ficfta de los Tlamatlzincas,que 

ejle celebre T emplo Mexica- hacian a honra de Mixcohuail , y q.ue 

no avia. venia tras ellos ; como en guarda , vna 

Tro Templo auia , que Culebra , que fe llamaba Xiuhcoatl, 
le llamaba Tezcathach- pintada de diverfas , y varias colo- 
co , que quiere decir, res. 

Juego de Pelota, Sa- Tenian otro Templo , ó Cu , dc- 

crificaban en efte lugar dicado á efte Dios Mixcoalt ( que tam- • 
al Dios Huitznahuac, bien lo era de los Matlatzincas de 
pero no tenia día fcñajado en el Año, efte dicho Valle , y por ventura edi- • 

íica? 




1 51 Libro 

ficjdo coii €l mirmo intento , que el 
|)cr.ido , el qujl fe llamaba Mixcoatly- 
tcapaa ; y en la fiefta de elle Dios 
fe hacían grandes Sacrificios de Hom- 
bres , los quales fubian al Altac ata» 
dos de pies , y manos , en dos pa- 
los , bueltos los ojos al Cielo , á los 
qiiales liicaban los Cüra<jones , y hc- 
chabau a rodar , por las gradas aba- 
jo. Y tras elle Sacrificio mataban al 
que reprcíéaraba lli imagen , que ci- 
taba vclhdü con íus vellidos , y or- 
namento». 

Avia otro Edificio , llamado Netla- 
lÜoyan , que quiere decir , donde 
fe afcondcn. Era lugar de Icprofos , y 
íii Dioi Te llamaba Nanahuarl( Buba.) 
A ellos les facriricaban algunos heri- 
dos de ella enfermedad ; y aqui avia 
otro Dios , tambicn llamado Xuch- 
cua , que quiere decir , Come Bra- 
ía j ó Come Flores. 

Ocro Templo avia,llamadoTeutIach- 
co 5 que es Juego de Pelora de 
los Diofcs : facrificaban en ella Ca- 
pilla Cautivos , llamados Amapane- 
que. El Sacrificio , ó Sacrificios , que 
fe hacian en elle Templo , eran de 
dia , y mili de mañana , á diferencia 
de los que hacian de noche , en otros 
Templos. 

Avia otro Cu , y Capilla , que fe 
llamaba Uhuicatitlan , que quiere de- 
cir , Junto al Cielo , ó entre los 
Cielos , dond3 fe mataban muchos 
Cautivos , [i. vez primera , que en el 
Cielo fe dclcubria la Eilrella , que lla- 
mamos Venus , que en eíla Tierra es 
por el Mes de Febrero. Ocro Edifi- 
cio avia con fu Cu , y Capilla , de- 
dicado á elle miímo intento, llamado 
Hueitzumpantli, que quiere decir , Per- 
cha grande. 

Avia otra Cafa , y lugar junto á 
CÍle , que era como Éfcucla , adonde 
aprendían á tañer diverlos géneros de 
inllrumentos rnuficos , en elpecial 
Trompetas , y Flautas , de los qua- 
les géneros vfaban mucho en lus 
bailes , y arcitos , y llamavafe ef- 
ta Cafa , Mccatlan ( En el cordel , 6 
foga.) 

Otro Cu , y Templo avia , que fe 
llamaba Cinteupan , que quiere decir, 
Templo de la macorca del Maiz , de- 
dicado á la Díola Chicomecohiiatl, 
donde le facrificaban Hombres , en 
elpecial vna Muger vellida , y ador- 
nada de fus ornamentos , y ropage. 
íiaciafe elle Sactiíi^io cu Us tinie- 



blas , y obfctirañá de la noche , y 
luego la delbllaban , cuio pellejo , y, 
cuero le veftia vn Sacerdote , ó Sá- 
trapa de aquel Templo , al qual lle- 
vaban en procefion , con mucho acom- 
pañamiento el dia de fu fielta. 

Avia otro Templo , dedicado al 
Dios Centzuntotüchti , que quiere 
decir : Q.uatrocicntos Conejos. Elle 
era como el Dios Baco , Dios de los 
Bjrrachos , y facríficabanlc Efclavos, 
vno Tepeztccatl , y otro Totokccati, 
y otro Papaztac , de Papaztla ; y ci- 
te Sacrificio fe hacia de dia , en el 
Mes , y fieíla de Tepeylhuítl. El í\\^. 
cnficarie mas de eílos tres Pueblos, 
que de otros, debía de fer , por íer 
ellos mas dados .i elle vicio , que 
otros ; aunque en fu Gentilidad (co- 
mo en otro lugar fe dice) no eran vicioi 
fos en común en ello. 

Avia vn Patio particular , mui gran^ 
de , y bien obrado , en eñe efpacio- 
fo Quadro , donde lacaban a bailar 4 
los Elclavos , gordos , y regalados, 
para averíos de facrificar , y comer; 
el qual lacrificío fe hacia á media no- 
che , embiando a los Infiernos las Ani- 
mas , cuias carnes entonces fe comían,. 
Era en el Mes Atlcoalo. 

Otra Capilla , y Templo avia , de*" 
dicado al Dios Cinteutl , llamada Cm- 
teupan , era Dios de las Míeles , y 
Panes , en cuia fieíla fe hacian Sacn-;, 
ficios. j 

Avia junto á efta , otra Capilla, : 
donde fe haciaai Sacrificios de mu- 
chos Efclavos , regalados , y gordos, 
los quales eran muertos por mano da 
los Señores Principales , y elle Sacri- 
ficio , y fervicio tan honrólo era he- 
cho a elle milmo Dios, que debía de 
fer como en la otra Gentilidad Ceres. 
Avia aqui vna Alberca , ó Ellanque, 
llamado Coapan , donde fe lavabaa 
los Sacerdotes, que fe llamaban Coat- 
lan , a los quales era dado el cargo 
de aquella fuente , y ninguno otro, 
lino ellos tenia licencia , ni autori- 
dad de labarfc en ella , y tenían cur-*^ 
go de los Sacrificios , que en elle lugar 
íe hacian. 

Avia otra Capilla , y Templo , dc-i 
dicado al Dios Huítzilinquatecque , lia-, 
mada Atlauhco , y en el avia vn .Vio-, 
nallerio , y Cala de Sacerdotes , y, 
Sátrapas , los quales tenían cui- 
dado de los Sacrificios , que en 
el dicho Templo cada dia le ha- 

ims , . 7 



de la Monarquía Indiana. 15'?' 

Otra Capilla, ó Templo avia ,11a- el mifmo Templo Fuego nuevo , con 

el qual hacia el Reí fu turificacion 



mado Yopico , en el qual fe facriía- 
caban muchos Cautivos , á honra del 
Dios llamado Tcqmztlimayehueh ef- 
te Sacrificio íe hacia en elle lugar de 
. dia , y en el Mes llamado Tlacaxipe- 
hualizrli. Junto á cite Templo avia 
otro Monallerio , llamado Yopicocal- 
mecac , donde habitaban , y le cria- 
ban ios muchachos , y mancebos , en 
el qual íe hacían muchos Sacrificios 
de Elcrlavos , los quales mataban de 
noche. Avia vna Percha , donde en- 
íartaban las caberas de los (aerifica- 
dos , en elle lugar , en el dicho Mes 
Tl.icaxipehualiztli , los quales morian, 
vnos Tacados los coracjones vivos , y 
otros abrafados en montones de bra- 
fas , y cortadas las caberas. No avia 



( cola prohibida de Dios en la Ley 
Efcrita , en cuio tcílimonio fe lee, 
que yendo el Rei Ozias á inceníar, 
vlurpando el oficio al Sacerdote , fue Partíipom. 
caíligado , y cubierto de lepra. Pero ''■•'^p.^e. 
alli le ha de decir , que Dios Verda- 
dero no quiere mezclados los oficios, 
y que quifo dar á entender , que es 
mui diferente lo Secular , de lo Ecle- ^'""^- "*f' 
fiaílico : que fi por -ilgun tiempo lo '•'^•'*** 
quifo , delpues lo dividió , dando al 
Rei la Jullicia , y al Sacerdote el Sa- 
crificio ; pero aqui fe ha de refpon- 
der , que como el Demonio es Padre 
de confufion , afi confunde las cofas, 
y el Miniílro de Jullicia quiere , que 
lea de incienfo , y el de incienlb de 



mas que tres , ó quatro cabei^as en Juílicia 5 porque quien vive , lin ra-. 



cada l'arta 5 de donde fe colige la an 
chura , y efpacio del lugar , pues á 
tan poco numero tenia perchas de tan- 
tas cabeí^as. 

Avia otro Cu , que fe llamaba 
Xiacareuhtliyteopan , dedicado al mif- 
mo Dios Xiacateuhtli , Abogado de 
los Mercaderes. En efte lugar facrifi- 
caban la imagen fuia , vellida , y ar- 
reada de fus atavíos , y ornamentos: 
haciafe elle Sacrificio de dia , y en 
el mes de Tititl , cada Año. Ellaba 
elle Templo junto al ya nombrado; 
y luego , pegado a elle , otro Tzum- 
pancii , ó Cafa de Perchas , a la ma- 
nera de la ya referida en el Templo 
pafado. 

Otra Capilla , ó Cu avia , dedi- 
cado á los Diofes llamados , vno Ma- 



^on , víurpando lo ageno , no cura 
de bufcar orden , ni concierto , en 
las cofas hurtadas , de que fe ador- 
na , y arrea ; y como el Demonio 
no tiene otro oficio , lino bufcar 
modos , con que honrarfe , toma 
la honra de todos los que quieren dar-^ 
felá. 

Tras la facada de el Fuego , y 
aviendo acabado el afto de la turifi- 
cacion , avia vn gran baile en aquel 
lugar , facando en hombros la Ella- 
tua , é ídolo de aquel Dios , en cu- 
io fervicio el mifmo Rei bailaba , yen- 
do guiando la dan(^a , y baile ; co- 
mo otro David , quando bailó en samucl. z. 
prefencia del Arca ; aunque con eíla ver/, g. »•, 
diferencia , que eíla era dedicada á 10. 
Dios , y afi era licita , y mui acep- 



cailmalinali , el otro Topantlacaqui, ta aquella alegría , y eftotra al Ido 



en el qual cantaban , y bailaban con 
vn grande Aireto , el dia de fu fieíla, 
que era el Mes Xuchiilhuitl ; avia 
aqui vn Ellanque , donde hacian fief- 
ta a fiete Dioles , en el Signo Chi- 
comecoatl , Uamabafe Aticpac ; avia 
aqui junto , vna Cueva , donde de- 
poUtaban los pellejos de lasMugeres, 
que mataban , y deíbllaban, en la fieíla, 
y Mes de Ochpaniztli. 

Avia otro Cu , 6 Capilla , llama- 
da Tzunmulco , dedicada al Dios Xiu- 
chtecuhtli , Dios del Fuego , en cuia 
fieíla , y dia fe hacia en eíle lugar, 
vn gran Sacrificio , y entre los que 
morian , era vna Muger dedicada á 
eíle Dios. Defpues de averie hecho 
elle Sacrificio , incenfaba al ídolo el 
Señor , o Rei , haciendo oficio de 
Sacecdotc , paca lo «^ual fe Tacaba eq 



lo dcteílable del Demonio , y afi era 
tan infernal , y reprchenílble , como el 
miímo Demonio lo es. 

Avia otra Capilla , que fe llaman 
ba de Nappatecutli , edificada a hon- 
ra de vn Dios de el mifmo nombre, 
en cuia fieíla le mataban aqui vn 
Cautivo , vellido de lus ornamen-i 
tos, el qual Sacrificio fe hacia d^ 
noche en el Mes , y fiefla 
Tepeilhuitl. 




P4PIi 



154 



CAfir, XK <De otros Edi/¡^ 

cios píirtkulircs de e/le Temiólo 

Mexicano , y de l?na Tiedra , que 

en el Tatio de él , d)na , en la qnal 

ataban , y peleaban Cautivos , que 

era el Sacri/icio Gladiator 

rio , que es mili de 

notar» 



ti 



^^A/J Ntrc las cofas mamor 
"liS^^ les tic cite Ediíicio , 



"m 



lamora- 

y 

aun vna de las quemas 
memoria piden , cía vna 
gran Piedra , que le 
llaiiiaba Temalacati,que 
quiere decir : Piedra redonda , de la 
niifma hechura , que Muda de Mo- 
lino , a-_;ugcreada por medio , aun- 
que mas afta , y grande , porque te- 
nia mas de vna vara de medir de al- 
to ; era lila , y llana por la parre , y 
fuperficie fuperior j pero mui labra- 



'Lihro OSÍavá 

do a íli vfan^á antigua , y combatía- 
le vn rato ; era cola mui de ver las 
añucias , y cautelas con que los dos 
fe herían 5 y eran los acometimien- 
tos de el Soldado con mucho avilo, 
porque como el cautivo labia , que 
no avia de bajar de la Piedra con vi- 
da , daba los golpes con animo de 
vengar lü muerte , y dejar memoria 
de SI , aunque inuriefe , ii acafo ma- 
taba á fu enemigo. El Soldado por el 
contrario , como fe veia en prefcn- 
cia de tanto Pueblo , y labia la hon- 
ra , que de matarle fe le i'cguia , 6 
la infamia de verfe vencido de vn 
cautivo atado , hacia íu poder por 
dar fin á fu peligróla emprela. Y fi- 
nalmente , como el atado no tenia la 
libertad de el fuelto , ni podia dar 
los laltos iguales , y vfar de íus ma- 
ñas , y aítucias , con foltura , y li- 
bertad , vencíalo el libre , y al pri- 
mer golpe , con que lo aturdía , ó 
derribaba de la Piedra, lo dejaba , y 
fe apartaba con grande gloria , que 
de aquel vencimiento le le leguia. 
Luego acudia vn Sacerdote , que fe 



da, y entallada de mucho follage ,y llamaba Chalchiuhtepehua , vellido 



brutefco , por toda , á la redonda. 
Efta Piedra tan grande , y artificio- 
íamente labrada , etlaba en lo mas 
efcombrado , y ancho de el patio, 
en manera , que citaba patente , y 
dcfeubierta á todos 5 y la caufa de 
tenerla alentada en lugar tan publi- 
co , era , por racon de vn efpanto- 
fo , y grandiofo expcilaculo , que 
en ella fe hacia , al qual concurría, 
no Iblo la Gente iumenla de el Pue- 
blo , lino cali toda la de la Cooiar- 
ca. El expedaculo , y crueldad, que 
en eíta Piedra fe hacia era elle : De 
los Cautivos , que avian de fer facri- 
ficados , efcogian algunos de los que 
mas valientes , y valerofos parecían, 
y á vno de ellos lübianle en eíta Pie- 



con la piel de vn Ofo , y defataba al 
cautivo , ora eftuvisfe vivo , ora muer-^ 
to , y llevábalo de aquel lugar arraf- 
trando , y facabale el corac^on por 
medio del pecho , y haciendo otras 
ceremonias , acababa fu Sacriíicio. 
Luego ponían otro , y fucediendo con 
el , lo mifmo , íubia otro, hafta que 
fe acababan los Cautivos , ó el dia 
los dividia , y apartaba. Efte Juego, 
o por mejor decir , Cafo lamentable, 
fe celebraba el Mes de Tlacaxipehua- 
liztli , que correlponde á nueftro Mar- 
^o. Una de eftas Piedras , al menos 
la vltima , que le halló en elle gran 
Templo , quando nuellros Efpañolcs 
entraron en la Ciudad , y fe apode- 
raron de ella , ella el día de oy en 



dra , y atábanle Vna loga por medio la entrada de U Placa maior , y la de 



del cuerpo , y luego pafaban el cabo 
de ella , por el agugero , que tenia 
enmedio la Piedra , y davanle tanta 
foga al mifero cautivo , quanta le 
bailaba para poder andar por ella , y 
no mas. Luego le ponían en la ma- 
no izquierda vn pedaco de Pino , á 
manera de guijarro , o piedra , para 
tirar con el , y arrojarlo al contrario, 
con quien avia de combatir ; y en la 
derecha le ponian vna clpada de las 
que ellos vfaban, fin pedernales. Sa- 
lla luego contra el vn Soldado , armA- 



cl Marques , fentada junto al Cemen- 
terio de la Iglelia Maior , y junto de 
la Puerta del Perdón ; la qual ella á 
villa de todos , y aun muchos fe jun- 
tan en aquel lugar á fus converfacio- 
nes , y junto á ella han fucedido al- 
gunas dcfgracias ; y no ha mucho 
tiempo , que dieron vna cuchillada, 
por la cara , á vn Hombre honrado, 
y dicen , que á traición. Pero lo que 
lo quiero notar es , que también le 
acordara de efta Piedra el que la re- 
cibió , pues junto á, eUa , ya que no 



de la Moriarquia Indiana, 



encima , como el Cautivo , linció lo 
alj^crü , y dolorido de ius íilos de Ja 

Avia en el patio de elle Templo 
yna Cau de muchos ciunpiímieutos, 
ea b quai por iiiandamicnco del Reí 
craa rwCiü;dos , y apolciiudo> mii- 
ciios toi'cUteros , que veiiiun de lejas 
Tierras, a Ibio ver id Ciudad, y eíi:c 
lol.-.imuiino leuiplo : á los qa.iies el 
Kei los tracaba iiiui bien , haciendo- 
íes muí amigable hoipedag^ , dándo- 
les oones , y preleas, ali de Manías, 
y iviaxties , ríeos , y cunoiatncnte la- 
brador , corao de Piedras preciólas, 
y joias de Oro , con que mjItraDa i\x 
Ijranüc^a , y ios huelpedes iban ala- 
bando , y engrandeciendo lia niagniíi- 
cencia , y cortctia. 

. x'\via vna rueiite en eftc Templo, 
de muí buena , y íabrofa A¿ui , que 
llaaujan íoxoalad : de la qual oe- 
búa lu.ias us ü-ates , que ai dicno 
Templo venían en lasFicuas grandes, 
y principales , y no otro día ningu- 
no , y tenianía por A¿aa Sanu , y ae 
tnacha veneración. Eila Fuente , y 
manantial le cegó , y cubno , con tier- 
ra, quanuo le atólo ene TcmpU) , coa 
touijs los demás Eitanques , y Al- 



ITT 



Cinteutl , en cuia ficfta (acriñcaban dos 
Vatoncs Eiciavos , y vn.i Miigcr , a Jos: 
qualcs ponian el nombre de lu Dios. Al 
\i\o iiamaban iztjcciiueutl , üios de. 
las Mieles blancas ; y al Icgundo Tia- 
tlauhqLiicinreurl , Dios de las Mieles 
encendidas , ó coloradas ; y a la Megec 
Atlantona , que quiere decir , que res- 
plandece en el Agua , á la qual dcfoila- 
ban ,cuio pellejo , y cuero, le veilia vii 
Sacerdote , luego que acababa el Sacri- 
ficio , que era ae noche , y á la ni.iñan.i 
le hacia Proceíion, ¡levando cun \'n m.ui 
folcmnc Baile al que iba vcüido de U 
piel. Hacia fe aquí ñeíla en el Mes , lla- 
mado Uchpanizcli , cada Año. 

CAT. Xr/. ©£> Qt,\is Capillas , jf 
Cues , cjae en el quadro de efie 
Templo afia , ccn otras co- 
jas denotar. 




Templo avia , le pu- 
diera hacer p.nticuiar 
Libro , no pretendo 
bcruas que avia. Pero el Año de 1502. canlar los ánimos de los que eriairlil- 

toria leicren , con deciclo rodo por 
cxrenfo ; y aü , concluio , y remato 
lu memoria , con las que en elle Ca- 
pitulo dixere. De las quales es vna la 



al principio de el , (e delcubno , ca- 
bando , en la Plai^uela del Marquen, 
para cierta obra que le hacia junto 
á los Porrales Nuevos , y eíhivo del- 
cuoicrta halla el Año de 1587. el 
qual Año fe cubrió : No se que fin 
movió , fiendo buena Agua , al que 
mando cubrirla : li yi no es , que 
por 1er reliquias de las Idolatrías 
paladas , no quiíi) la Ciudad que lir- 
vitfe. 

Junco a efta Fuente avia vn Templo, 
t|ue fe llamaba Tlacochcalcoquauh- 
quiahuac , alqaal la diclia Fuente cita- 
ba dedicada , y el Templo era dedicado 
al Dios Macuiliorec , á cuia honra , en 
fu d;a , y Mes mataban Cautivos. 

Otra Capilla avia , que era del Dios 



Capilla , ó Cu , llamado Tolnahuac 



dedicada al Signo 
mado Cemiquizrli , 
cir : Una mjevtc j 



ó carácter , lla- 
que quiere de- 
que 



aun era liír 



no de agüero , lo reverenciaban por 
Dios ; y en elle lugar facrificaban 
Cautivos , a honra de elle fa'lo , y ñii^ 
gido Dios , embiados en fu nombre 
al Infierno. 

Avia otra Sala , donde fe amafaba laL 
mala de que ie formaba la E.lauía de. 
fu gran Dios Kuitzilupachtii , la qual 
era de ternillas de diverlas legumbres, 
como en otra parte le dice. Y en el- 
N.ippatecutii, encuiafiellalacrihcaban ta mifma parte ellaba va Cu , que fe 



en elle lugar vn Cautivo , adornado, 
y vellido con fus velliduras , cuio Sa- 
trincio fe hacia de noche. 

Avia otro Templo , que fe llamaba 
Coatla, dedicado al Dios Centzunhuitz- 



llamaba Ytcpevoc , donde amalaban, 
y cocían la mai'a , de que fe hacia 
ella Eítatua de elle fallo , y mcmiro- 
fo Dios. Avia otro Editicio , y Sala, 
llamado Huitznahuaccalpulli , en la 



nahuac , en el qual avia Sacrificios de qual fe amalaba , y hacia la Ellatua 



Efclavos , y cierto dia del Año lacaban 
fuego nuevo en el. 

Otra Capilla , ó Templo avia , que fe 
Jlamaba Xiufecalco , 4?dicadq al Dios 

Jomo lí, 



de otro Dios, llamado Tlacainicpan- 
cuexcoch, que decian fef compañero, 
y hermano del Dios reletido Huiízi- 
iupachrlí. 

O Otr^ 



Supr.lib.j, 



\')6 Lihro 

Otra Caía avia , llamada Areinpan, 
donde juitaban los Niños ticraos , y 
de poca edad , que recogiun , para 
lacrili^ar , en divcrús ocaiioncs , y 
poc calos particulares : los qualcs el 
día de lu Sacriiicio los íacaoan en 
andas , y e¡i hombros , todos deihu- 
dos , y muí rodeados de dures , y i^ic- 
dras verdes, qae llaman Chaichihuitl, 
y tacábanlas por todas las calles üc 
\i Cuidad , con muchas Dancas , y 
Cancares ; y deípues de averíos palca- 
do por cila , ca modo de proceiion, 
los llevaban á lacrihcar repartidos} 
vaos , á la Laguna ^^r.^adc , á ler hecha- 
dos en vn luniidcro , o remolino, 
que dicen cllar en medio de ella j y 
Oíros , a vn Cerro algo apartado de 
la Ciudad , lia nado í^uaulicepec , y 
en U cuinbre de el los íacnficaban , ta- 
cándoles los corav^ones , y haciendo 
otras ceremonias diabólicas , como en 
otra parte hemos dicho. 

Avia otra Capilla con fu Cu , don- 
de también facrihcaban Efclavos, quan- 
do llegaba á ícr el numero de ellos 
grande , que debía de íer como en ha- 
cimiento de gracias al traidor , y De- 
monio eípiritu , por averie auaicnta- 
do , y acrecentado el numero de los 
que en íu lervicio avian de íer muer- 
tos. Ln elfe lugar , y Salas tcnian mu- 
clia cantidad de Dardos , y Saetas ; por- 
que lervia como de L,ala de Armas. 

Avia otra Capilla con fu Cu , que 
íc llam-aba AcatlyyacapanhucycaipuUi, 
donde juntaban los Cautivos , que avian 
de ler lacrificados , a honra de los Dio- 
fes Tlaloqucs « que fon los que tcnijn 
por Dioles de las pluvias , y alli en 
aquel lugar cftaban todos juntos, aguar- 
dando el dia de fu milerablc , y trille 
fia , á los quales trataban con mucho 
cuidado , adminillrafidoles lo necelá- 
rio mui abundantemente. Y llegado 
el dia del Sacriñcio , matábanlos , y 
hacíanlos muchas parres, y pedacos, 
y cocíanlos con flores , y tallos de 
Caiabacas , los quales cocidos , re- 
partían enirc la Gente noble , y Cau- 
dillos de Guerra , a los quales folos 
les era licito aquchnanjar, y potaje, 
y en ninguna manera á los comunes, 
yplebeios. 

Avia tambierl otra Sala ^ y Capilla, 
donde avia mucha cantidad de ramas 
de Acxoyatl , que Iba á manera de 
Mi-ubres , las quales tomaban de alii 
los que entraban a hacer Sacrificio, 
para ofreccjlas al Demonio , y para lo- 



OÜÜ'ÜO 
lo elle cfecloen-aban guardados : y Ha» 
niabale cita Capilla, i cchicya. 

Y conciuienUo con lo n;ucho que 
de cite quadro fe ha dicho , y niu- 
chiumo ñus que queda per decir, 
digo , que tenia junto á la cerca , mu- 
chas laliiias , á manera de celdas de 
Rciígiülüs , donde le recogían á aiu- 
naí la Gcute nuble, y luiicnores,y 
todos los que teman cargo de Juliicia, 
y eran leñaiados en la República. Ea 
el qual lugar alunaban cinco dias an- 
tes de caaa iietia 5 y los que hacían 
elle aiuno , por cuar mas dilpuef- 
tos , y aptos, para la cclebraci.in de 
la Fieiía , vaos coniiaa á n.cdio dia; 
otros , deíde medio dia , hafia media 
noche ; otros , delde media noche , hal- 
ta el medio del liguiente dia. Y de ci- 
te aluno vfaban ellas Gentes, alillien- 
do de nuche en aquellos apolentülos, 
o celdas, y de dia lahaa á lus oticios, 
y cuidados. Y en el aifcurfo de ellos 
di^s , no les era licito tener accefo , aua 
con lu propia muger. 

CAT.Xm De! Temple ¿cUDia- 

J.tjuno^ ejila'Pro'Pinciade Siria ^ y 

ele /h aplicación^ en lo qmerctferj:- 

jafite f al cíe Mexao 5 j de como /?4 

/íúo co/fi'Jhhre anticua tnter en iot 

Teinr'os y Jiirdines , j Lugares pan. 

Mímales , y Ates ; y de como el 

'Demonio qut/o imitar en efte Tem* 

pío la forma del de Saloman 

en e¿ Sánela óan- 

¿lorum. 

' N trc los Templos que 
mas ícñakccs íueica 
en el M uiido , le cutina 
el de la Diola Juno , en 
' la Píovirxia de Siiia, 
del qual no acaba Lu- 
ciano de refef ir grandccas , en el Dialo- ¿.^^'"f ',.._,", 
go. Siria Dea , en la Cuidad , que llama 
Sacra , junto al Rio Eufiatres, el qual vá 
pintando de eüa manera. Pueltoque ca 
efta Provincia huviele Templos mu- 
chos , y mui antiguos , ninguno , á lo 
menos , maior , ni de mas devoción que 
elle, ni la tierra mas fagrada ; porv^ue 
avia en él obras prcciofas , y dones an- 
tiguos , y muchas cofas milagrofas, y 
Eíiatuas adiairabjcs de Diofes , que da- 
ban 




Luci.tn. !n 



de la M-ondfquía Jndhreía, 

fcart claras» y maniñcftas ítñalcsdelU 
excelencia » porque muchas veces íu- 
d^ibaii Tus iiííagciies, y figuras , y le 



movidn Im tocarles, ni llegar aellas; 
y daban refpucitas en íus oráculos , y fe 
oian clamores muchas veces , eíbudo 
las puertas del Templo cerradas j y 
niuchos , y diverfos Iriombrcs las han 
oiuo. Demás de lo dicho eílaba abal- 
tccido , y lleno de grandes riquetjaSj 
las quales dice el miímo Luciano , que 
vido , ofrecidas de la Gente de Ara- 
bia j de los Fenicios , Babilonios , Ci- 
bilcs , Capadücios , Alirios , y otras 
muchas Gentes , y Naciones. Vido 
también en los Iccrctcs lugares del 
Templo, muchas veilidurasncos , mu- 
cho Oro, y Piata , diputado , y ccnf- 
tituldo , para el fervició del Templo, 
y gaáüs de las grandes ñclbs , que 
en el le celebraban 4 

El íitiü de eíí£ ímr.ptuoío Tempíói 
PVf •. Uh. era el medio de \¡. Ciudad Sacra , la 
>•..' ;'c7. qual , fcgun cuenta Valerio Máximo, 
iii:.f. £,.3 £¿c(a , adonde reinaba Agaba- 
rc) , que cícrivió á Chriílo Nueílro 
P<edemptor vna Carta , y mereció 
avcr relpuella de ella. En el qual li- 
tio avia vn Collado , ó Cerro en lu- 
ficiente diftancia j y en él vn lucio 
nuii grande, al qual lefubia por mu- 
chos , y bien labrados elcalones. To- 
do el Cerro eftaba cercado de dos 
íDuros mui fuertes , y bien obrados, 
y encima d; efte Cerro j y en medio 
de fu fuelo eüaba fcntado el dicho 
Templo , cuia puerta principal mira- 
ba al Oriente. Tenia delante de si vn 
rico portal , y fus puertas de Oro de 
grande riqucca, y admiracioni Por la 
parre inrrrior eílaba todo elle Tem- 
plo quajado de Oro, y tan encendi- 
do en color , que parcela fuego , que 
ardía. A todos los que querían entrar 
en el , les ocurrían , y fobrevenian á fti 
entrada clores fuavifm'íos de infinitas 
efpecies aromáticas. Y aun antes que 
los olores fe acercafen ^ y ilegafen á 
las narices falla vn freícor , y Aire 
fuaviíimo , y mui deleitofo, el qual, 
defpues de averie ido , y apartado 
del dicho Templo, los que cnél avian 
entrado , los feguia , é iba tras ellos 
por gran cfpacio, llevando pegada, y 
afida de las ropas aquella fragrancia , y 
olores , y perpetuamente quedaba la 
memoria de los olores, en los que vna 
vez ios avian olido. 

Tenia elle Templo en lo inteiior , y 



del cuerpo maior , que era í'cmo la dí- 
vifion del de SalcmOn , que le ün-iTi^ba 
Sanü:^ Sanüoriim ; y era.camara , y re- 
traimiento interior, el qual clLba íii? 
puertas , patente, y defcubicrto á la vif- 
ta , y dentro eüabun dos hltaruas de 
Oro macii¿o , la vna Je Juno , y la otra 
de Júpiter. La déla Diola Juno cflaba 
formada Ibbre vnos Leones ricamente 
labrados ; y la de Júpiter Icbre ciertos 
Toros. La figura que reprclentaba álá 
Diola, tenia \ n Cetro en la vna mano, y 
en la otra vn Coladero , ó Vaio , 3 ma- 
nera de ertibudo , y enema de la Ca- 
bcija vnos Raios , y vna Torre, y la 
cinta de Venus , con que iigaba~( Icgiul 
la ficción Poética) los enamorados, lo- 
da cita Efbtiia citaba cercaüa , y ro- 
deada de Oro , y ¿c muchas , y mui 
ricas, y preciólas Piedras, vnas blan- 
cas, otras de color de Cielo, y creas 
de otras colores. Entre las quales 
avia Sardónicas, Jacintos, y Efmeral- 
das, que venían (fegU!) dice el mifir.o 
Luciano ) á ofrecer los Egipcios , y los 
de la India , los Etiopes , y Me Jos , Ar- 
menios , y Babilonios. Y lo que mas 
digno parece í'er de memoria era vna 
Piedra , que rcnia en la cabeca ^ que 
llaman LidonJs( quédebc de ler laque 
aora llamamos Carbunco) de la qual 
falla tanto refplandor , que de noche 
alumbraba todo el Templo , como ll 
eítuvicra lleno de hachas encendidas, 
aunque entre día no era tanta , pucP 
to que tenia efpccie , ó parecer de 
fuego. En medio de las dos Eitatuas 
dichas de Juno , y Júpiter , ertaba 
otro Simulacro , e Ídolo de Oro , fe- 
nieiante á los dos < fobre cuia cabecá 
eftaba Tentada vna Paloma de lo mif- 
mo : por lo qual fe íülpechaba fer la fi-: 
gura de la R.cina Semiramis. 

En eíle Templo podían entrar todos 
fin ditcreneia 5 pero en el penetral, 6 
manífon interior no les era licito ; por- 
que la tenían por fu SanBa SAnciorumí 
y afi , les era liciro a folos los Sacer- 
dotes i aunque no a todos j fino a 
aquellos, que entre ellos eran tenidos^ 
y ellimados por mas ReJigiofos , y, 
Divinos ; y al que tenia cuidado par- 
ticular del govierno , y regimiento del 
Templo , que debía de fer alguno que: 
hacia las veces , y oficio de Sumo Sa- 
cerdote. Avía á la roano izquierda de 
fu entrada vn ^ltial , y Aliento Real pa-« 
fa el Sol , aunque no avia en el alguna- 
feíncjanca lula ; porque decían , qae 



final de él, vn penetral ^ que fe dividía, |as formas , y figuras de todas las 
loiijo ii, P i Eüa- 



15^ Lí^o 

Eilatuas de los otros Diofcs debinn 
obi-irie , por ración de ícr ellos iiivi- 
fibles ; pero que U del Sol no , pues 
todos la vcUn , y era patente en todo 
el Univeilb. 

Deípaes del Solio , ó Sitial del Sol, 
éílaba la Eibtua de Apolo , y las de 
Arlante , Mercurio , y Lucina. Y fuera 
del Templo eltaba vna Ara , 6 Altar 
mui grande , hecha de metal ; y del- 
pues de ellas , innumerables figuras de 
Rcies , y Sacerdotes. Acia la mano iz- 
quierda de ell:c Templo , y fuera d¿ el, 
Citaba vna Eitatua de la Reina Semi- 
ramis , la mano derecha elkndida , fe- 
. ñalando , y molhando con ella el Tem- 
plo , caii diciendo : No a mi , fino á la 
DioU Juno avcis de reverenciar. La 
cauía fue ( fegun dice Luciano , que lo 
ció afirmar) que ccm ^ cfta altiva, y ar- 
rogante Reina hicicle vna Lei, para que 
todos loi di fu Reino de Si' ia la reve- 
renciaren , y venerafen , como á Dio- 
ía , y que nocuraíen de fervir á nin- 
guno de los otros Diofes , ni a la mifma 
•Díofi Juno , ellos a(¡ lo hicieron , y 
obedecieron. Pero como de cita blal- 
femia fe indignafen los Diofes , y em- 
biafen fobrc fu Reino muchas enfer- 
medades , y muertes , y otros varios , y 
diverfos trabajos , tornó en si la dicha 
Reina , ya arrepentida de fu fober- 
via, y dé la mil con.iderada Lei he- 
cha , y pregonada , como quien def- 
pierta de vna mui gran locura , reco- 
xjociendofe por mortal , é indigna de 
fer tenida por Diufa , tornó á mandar 
por Lei contraria áfu Geu'-e, que no 
le convirtietén á ella , lino á Juno , y 
como á verdadera D'nyix la adorafen. 
Y por efta caula ellaba aquella Eila- 
tua fuera del Templo , con la mano 
tendida , mollrando a los que a el 
venían, no fer Diofa , nidignade effa 
reverencia , lino Juno , en cuio nom- 
bre era edificado, y á quien avian de 
honrar , e invocar en el. 

Teaia eíle magnifico Templo vna 
mui grande , y efpaciofa Cerca , dentro 
de la qual pacian muchos Bueies , Va- 
cas , y Novillos confagrados a erta fai- 
fa , y loca Diofa ; y muchos Cavallos, 
Águilas , Olbs , y Leones , los qualcs 
Animales , con fer algunos de ellos bra- 
vos , y furiofos , no hacían mal, ni da- 
ño á ninguno de los Hombres , que al 
dicho Templo venian : antes como mui 
manfos Corderos paciau fus pafios , íin 
ofenderles , ni hacerles daño. Y por 
ice coaíagrados , y dedicados á Juno, 



decian, que efán fári manfbí; 

Junto al Templo avia vna Laguna; 
6 Lago lacro , en el qual fe crjab.m 
muchos Peces fieros , y de divería» 
cfpecies , muchos de los qualcs eran 
mui grandes , y crecidos , y cada qual 
de ellos tenia lu nombre , y llamándo- 
los por el , fe venían a las manos. Y 
aunque hace ello mucha dificultad ai 
crédito , porque no ai cofa menos ca- 
paz de femejantes aclos, que el Pelea- 
do , por fer cofa tan poco comunicable, 
y vno de los Animales mas apartados 
de los Hombres , con todo elb es creí- 
ble , no tanto porque es cola natura!, 
quanto porque el Demonio , cuio ídolo 
en aquelle i emplo le adoraba , hacia 
por alhicia , c invención fuia, que aque- 
llo pafale , y fucediefe , para tener mas 
enguñad-is á los ciegos Hombres , que 
por Dios le adoraban , y honiaban fu 
cala. En cuia confirmación , dice el 
mifino Luciano , que vido entre los Pe- 
xes del dicho Lago, vno , que trúii eu 
vnx de Ijs alas , con que nadaba, vnx 
joia de Oro colgada , la qual es mui 
polible averíela pueifo en eiia , aigun3 
de los Ho ubres , que allí fueron a ha- 
cer algún Sacrificio , avicndolc fucedi- 
do ave.' llamado aquel Pexe , vaver- 
fele venido á las m^nos ; y en confirma^ 
cion del calo , y para prueba de fu ver- 
dad , averíela puLllo. 

Ei'a eíle lugar mui hondo , v fegun 
la opinión mas común , fu hondura era 
docicntos pnlos haíLt el fuclo profun-^ 
do , donde hacia fin el Agua , y avia 
en medio de el , vna Ara , o Altar de 
piedra , el qual vilio de repente , é im-r 
proiilo , parecia andar nadando por el 
Agua. Pero loquea Luciano prrcció, 
era , que debia de cfiar femada fobrc 
alguna Coluna, ó Marmol, cuiaellre- 
midad debia de nacer , y principiar 
en el plan , y fuelo del dicho Lago, 
y fubir halla ¡o alto , y fuperficie del 
Agua , en cuia cabeca eftaria tentado 
el dicho Altar , el qual ellaba de or- 
dinario coronado de flores , y guir- 
naldas , y mui cercado , y rodeado 
de olores, por las perfumes, y efpe- 
cies aromáticas , que en el dicho Al- 
tar fiempre humeaban, las quaics po- 
nían cada dia muchos , que por fu de- 
voción fe iban nadando á elle lusnr, 
y hucian en el elle genero de Sacrifi- 
cio , ó ofrenda. 

Do% cofas parece , que haceu dificul- 
tad en lo que fe dice deltc Altar, o Ara: 
La vna , mover fu aliento de lugar ran 

Jion-! 



¿s la Monarquía Indi ana. i 5 (j> 

fiotuTo, yeAarfíxoí y la otra, andar mucha Gcnrc , y mni fembrados , y 
por el Agua , citando fixo en la dicha rodeados de Arboles frucaíes ; y cu 
Goliina , ó Marmol : a lo qua! rcfpondo tiempo de fruía , y quando los Maices, 
con decir lo que yo he vino en ctU y Semenceras , comieníja á nacer , e ir 
Tierra, en las Fuentes que llaman de 
Nariviras, que es vna Hermira de Nueí- 
tra Señora , que cítá aun no media le- 
gua de la Ciudad de Xuchimiico , que 
le cae á cfta de México , quacro leguas, 
á la parte de Mediodía : donde tiene 
origen , y principio , Twgan íü maior 
parte , la Laguna dulce, tn ei qual lu- 
gar nacen dos, ó tresFuentvS de mu- 
chas , y mui ciaras Aguas ; y en la ma- 
ior , y mas honda , eüa vna Cruz de Pie- 
dra , íencada en el lucio ; y es tan lin- 
da , y tan hermoía , que da mucho con- 
tenco íli viih , la qual paücron los anti- 
guos Padres , primeros fundadores dé 
la Fe en eda Tierra. Y lo que masad- 
mira , es , que lin cílar alida en ninguna 
p.irte del dicho manantial , fe tien; , y 
fa.ijnta fin caerte. La qual noledivifa 
al natural , y como elía es , defdc la ori- 
lla , aunque íe ve , y para poderle 
bien ver, fe ha de ver de quaü enci- 
ma de ella , qu;; le hace fácilmente 
en vna Canoa ( que fon las Barqui- 
llas con que íe anda por eíta Lagu- 
na ) y mirada con atención , parece, 
que fe mueve de vna parte á otra, 
íiendo la verdad , que élU fixa en vna> 
y lo que le hace parecer , que varia 
íitios , y lugares , fon las miunas AguaSj 
que como fe ondean , y mueven , va- 
rían con fu movimiento los vifos , y 
es mucha parte para elle interior rao- 
vimienro ii mucha fuma de Peleado 
( que fon como Pcxes grandes de los 
que fuele aver en Fuentes de Sefao- 
res en Caltilla ) que ai en la diciiá 
Fuente , los quales con la moción or- 
dinaria , que hacen , atravefando de 
Vna parte á otra , parece , que la hacen 
culebrear , y hacer hondas , como la 
niifma Agua las hace. Y lo que mas 
hermofoa á efta Santa Cruz fon vnos ra- 
los , y vifos , de que elta cercada , y ro- 
deada , que parece el Iris , o Arco del 
Cielo , quando fe le apone a las nubes, 
queriendo llover . haciendo aquellos 
■mifmos colores: lo qual todo procede 
del Agua , y de los movimientos que 
hace. Y efto dicho , no íolo yo lo he 
viilo ; pero machiíimos mas , y muchos 
de los Seiíores, y Principes, que han 
regido , y governado ella Ti:rra , los 
quales han ido a las dichas r'uentcs , por 
fer lugar de mucha recreación , y los 



creciendo , no es el íuio menos que Pa- 
railb j por la frelcura , amenidad , y 
hermofura , que ofrecen, y la mucha 
diveríid.íd de Flores , coa que el tiem- 
po le viite, y corona. 

Con la dicho le prueba , que aquel 
movimiento del Altar , que Luciano vi- 
do , no es natural , ni que rair.poco le 
jiace ; y que íi !o parece , es , porque 
las Aguas fe mueven con ei Aire, qué 
Jas rodean , y de íu movirhiento proce- 
de , parecer que el dicho Airar le hace. 
Ya que no fe admita elta racon , digOj 
que el Demonio podia embelefir álos 
Hombres de íu culto , y iidoraciunj 
para que les pareciele , que fe moviaj 
para airaerlos mas á fu condenado pro- 
poiiro , y deteítaule dcfco •■> para qué 
concebido por los raiunos Ko!V.brcs> 
que era Dios , que hacia milagros, 
confefafen fu poder. O pucdcfe c'ícer* 
que con ¡a futileca de ingenio que tie- 
ne, haria mover ei fitiode manera, qué 
haga el efecto que decimoSi 

Por lo dicho Cn elle Capitulo del 
afiento de elle hennoío Templo , cn lu- 
gar tan eminente , y alto , fe conocerá^ 
como la Gentilidad de los Hombres, 
Antiguos moradores del Mundo , apar- 
tados de la verdadera adoración ds 
Dios , engañados por el Demonio, 
enemigo mortal de el Genero Huma-. 
110 , y codiciüfo de honra , y gloria 
vana, levantaban fus Templos, y Al- 
tares , en lugares altos , para que íue- 
fen mas viltos , y divifados , y el De- 
monio mas frsquentcmente invocadOj 
con memoria de la ccniuiua vifa , de 
fu infernal cafa , haciendo levaiHarla 
femejantes lugares , enmedio de los 
Pueblos. Lo qual como no pndo fer 
en ella Ciudad de México , y otras 
fus convecinas, por eftvír fentadas en 
Tierra llana , dio traca con fus mo- 
radores , para que levantando los 
lucios tan altos , como ya hemos di- 
cho , fentafen fus diabólicos Altares 
fobre tanta aite<ja , y cunbre de tier-» 
ra , y piedra , en cuia fuperíicic , y 
fuelo alto afentaba el dicho Templo , y^ 
Ara. 

También parece aver fido coftumbrc 
antigua entre Gentiles , tener dentro de 
los cercados de los Templos , lugares 
particulares de Floreftas, jardines, y Re-i 



T'it Tin. 
/.40.c.iz« 



Pueblos , que tieaca en lU Qontoriio áq creaciones^ de cuias flores fe aprovecha- 
19010 Un O 3 baiij 



,^o ^ ■ LihroOñá'üh 

ban , para el ornato , jr aclere(;o de los que hace ; Cómo quleii dice 
orno parece par Us que ef- 



Ko 



á!' 



Templos. ^ . ■ , - 

te Templo tenia , y Campos , doiiiie le 
apacentaban Ganados , de lo qual cam- 
bín vlaron los Indios Nahnalcs de elta 
Tierra , en eCpecial , entre los Mexica- 
nos , en cuio Templo Maior avia mu- 
chos Jardines , llenos de Flores , y otras 
muchas yervas , y Arboles copólos, 
qjc les debían de lervir á los dichos 
Mexicanos de Boíques , como á los 
anúdaos Gentiles los que hacian , y 
fcTioraban a mano. Y avia también 
otros lugares , donde fe criaban va- 
nas , y diveilas Aves , y Animales con- 
fagraios al Demonio , que en el dicho 
Templo fe aloraba. Y p.irece mui íe- 
mejante el aliento de eík Templo Me- 
xicano , a cite que Luciano reñerc , en 
la cercanía del Agua ; pues fi el otro 
tenia Laguna mui conjunta , la tiene 
c'.te tan cerca , qie por todas partes 
lo cercaba , y en fu contorno , y den- 
tro de fus patios tantas Fuentes , y 
manintiales , que le hacian de gran- 
difima recrejicion. 

También es digna de notar la divi- 
fion de efte Templo ; porque hallamos, 
que tiene Penetral , 6 cámara inte- 
rior , como el de Salomón , en Jeru- 
falcn , en el qual Penetral , ó cámara 
no entraban lino los Sacerdotes , y 
no todos , Uno alguno en particular. 
De donde íe inhere claramente la 
cmbidia del Demonio , pues viendo 
el orden del Templo de Dios , qui- 
fo fcguirlc , y aprovecharle de el, 
como aquel que en todo lo que ha 
podido , ha pretendido imitarle ; pe- 
ro podnafele fácilmente aplicar la iig- 
nihcacion de la Eltatua de Semira- 
mis , á la puerta de el Templo : que 
ali como por algún tiempo fe fingió 
Dioía , por lo qual fue caltigada , y 
luego ella mifma confesó , y moftró 
con el dedo , no íerlo , uno mortalj 
áfi el Demonio fe ha fingido Dios, 
por permilion divina , y pecados de 
los Hombres , por algún tiempo ; pero 
luego fe ha vilto no ferio , lino criatura 
finita , e incapaz de tanta altera , y 
ma'Teltad, como la de Dios , y cono- 
cido por tal , el mifmo elU fcñalando 
con el dedofer debida a Dios folo to- 
da Honra , y Gloria : en cuia lignifi- 
- cacion muchas veces fe ven pintadas 
■" en Retablos á los pies de San Miguel, 
figuras fuias , y a los lados de otros 
Santos , como en demonftracion de fu 
yencimicnco , y a manera de confeiion 




con alabauyis 



mi ( aunque algún tiempo me iic fin- 
gido Dios •> y mi imagen ha hdo co- 
mo de Dios adotada ) fino á Dios , á 
quien fieuípre , y en todo lugar fe le 
deb£Gioria,y Honra. 

CAT. XP^UL ^c Ia rnuchcLÍumhr^ 
de Templas , que him en e/h. 
TSLue'\)a-tifp^iñj', y de como e/h Na- 
ción hiduitm fe aventajo a todas las 
del Mando , en el crecido , y 
alDí'nt ajado numero de 
ellos, 

Unque con particular 
cuidado he leído mu- 
chos Autores Anti- 
guos , los quales le han 
ocupado , en henchic 
los vacíos de íus obras, 
, y fumptuoíidades de 
Templos , edificados por la ciega , y 
vana Gentilidad , no hallo en ellos , que 
fu numero fuefe aventajado , y fon tan 
contados , que prefumo íer pocos mas 
de los que en elle Libro van referidos, 
por fer eltos de los de maior cuen- 
ta , y eílimacion que los otros. Y a 
cita caufa ocurrir de muchas de las 
Provincias aparradas de clios,con ^'á% 
necelidades , á i;npetrar gracias , y fa- 
vores , en fus cuitas , y necefidades ; y 
por configuiente manera , fer mui cele- 
brados pordiverfas Provincias de Gen- 
tes muchas , y varias , que a ellos ocur- 
rian por las caulas dichas : caios mas 
cuidadolbs , y diligentes cultores de 
Ídolos , fueton los de Roma , Tebas, 
Menfts , y Atenas , que fueron Ciuda- 
des nombradifimas en el Mundo , y 
donde mas floreció la adoración faiíi 
de los mentirofos Diofes. De mane- 
ra , que fe (abe , que aun los que 
mas le preciaron de mejores , y mas 
cuidadolbs adoradores de ídolos , elos 
aun no fe preciaron de edificarles 
muchas Cafas , y Templos , conten- 
tandoíe con los pocos referidos. Y afi 
digo , que aunque fueron cuidadoíos 
de fu fervicio , no mui diiigeutes en 
edificarles Cafas. 

Elío dicho de los Antiguos Gentiles, 
no fe nota en los modernos defia Nue- 
va-El'pañaj porque demás de fer cui- 
dadühfimos del fervicio de el Demo- 
nio , fueron aventajadiüovos en hacer- 
les, 



de la Monarquía Indiana, 1 6 1 

fes , y edificarles CaHis , y Templos, liuliris, delqual fe dice, que bojeaba 



y en tan crecido , y aventjjado an 
itiero , que pienío palaron de quarcn- 
ta mil , entre chicos , y grandes , y 
lo que con verdad íe aíiima , por 
quien lo vido , es , que fola la ( iu- 
dad de Cholulla tenia trecientos jilea- 
do el vno de ellos comentado , y no 
acubado , por la fobervia cepa con 
que le comencaron , como en otra 
parte fe ha dicho ; y en eita Ciudad 
de México , y en la de Tctzcuco pa- 
fabaii de cfta cuenta , y numero , y 
de increíble grandeca , y de nuravi- 
Ilofo artificio á Tu vlaní^a , á cuia he- 
chura , y bondad de Edificios , cor- 
reípondia vna maravillóla , y artificio- 
fa curiolidad de pinturas, que hacian 
toda la obra parecer de vn mui fútil, 
y delicado pincel. 

CAVrr. XIX. T>d ormto , y rU 

queccis de los Tem¡)los de e/id 

KHe'))a-Efpaña , y 



res Antiguos , que en 
algunos de fas idolá- 
tricos Templos aia 
ávido mucha curioíi» 
dad , abundancia de Oro , y Pla- 
ta , y otras cofas , que hacen ad- 



niii y feifcieafos y veinte y ocho palos, 
y los referidos m.-!s de tres mil , y de 
alto masde cinquenta citados , atiento, 
y Capillas. 

Avia en los cimientos , y paredes 
de cftos Templos tan grandes , y el- 
pantolas piedras, que lola fu grande- 
r.:..';i.tj. acjüado , por la lobervia cepa con ca ponia adniiracion. Y íi el que no- 
to , que las Colunas del Templo Efe- 
lino de Diani er.in de lelenta pies de 
alto , viera las piedras ( no ciento y- 
veinte y Hete , como eran las Colii- 
nas de aquel edificio , lino muchas 
lin numero ) con que eiíaba edifica- 
do el Templo del í>ol , que elbba eil 
el Valle Yucay , quatro leguas de la 
Real Ciudad del Cuzco , en el Pirili,' 
las quales tenian veinte pies de lar- 
go , y doce de ancho , y vna vari 
de alto. Y las de Tomebaiiba , lieva-í 
das de los términos del aiilmo Cuzco, 
mas de docientas k'guas , paíaudolas 
por Sierras aíperilimas , y Rios mui 
caudales , y quantioíos , pareciendo 
ambas cofas cali impofibles , y aun 
mentira el afir'nar¡o;fi la mifma ver- 
dad no eítuviera á los ojos de todos 
^?^- 'í^tS4. Or grande maravilla tie- los que por alli p.iían , que ün querer, 
■ ""-'^^ ncn los Hidoriado- las ven ( por cilar patentes a todos) 

no dejara , como digo , de alabarlas, y 
engrandecer fu Fama , pues no Ion me- 
nos dignas de ella , que las dichas ciento 
y veinte y fíete Colunas del Ten.pio de 
Diana. Si tratamos- de íu riquci,a , ef- 
tos de crta Nucva-Efpaña ( aunque no 
citaban guarnecidos de planchas de 
Oro , como el qu: refiere Tito Li- 
vio , del de Jupit.T ) tenian otros 
adornos de cofas mui ricas, y admi- 
rables , afi de paños texidos , de in- 
finitas laborea , como de otras cofas, 
que lo hacian viílofo , y lindo Pero 
porque no quede TitoLivio mui vfa- 
no con cteer , que el mejor , y mas 
adornado Templo , es el que tiene 
referido , digo , que los del Pirü(yá 
que no tocios , al menos muchos ) no 
íolo tenian las paredes , y cubierta 
y ojos deiapafionados ( y no aforrada en planchas de Oro , como 

el referido de Júpiter ; pero el fuelo 
guarnecido de ella-s , como el de Dios, 
en jeruíalén ; y lo que mas admira 
es , que eran eftas planchas de Oro 



P'lttiu! lib. 

? 6. ( £tf>, : A 
loan, Bapt. 
C, fal.de Ur 
bu ¡ac Ko- 
inaiii tUin 
Imp'f jlptí 
durci'-ap,,» 




lu 



lingularidad 



» y 

en 



miración , por 
rarcíja , y ali los celebran 
fus cicritos , tanto , que parece, que 
comienzan , y no acaban de decir lu 
riqueca , haciendo encarecimientos, 
'que mas parecen hiperbólicos , que 
-verdaderos , en elpecial tratando del 
Vitruvm- Templo de Diana en Efcíu , renido 
hb.io.c.ip. pyj. ^,jj(j ¿g los milagros del Mundo, 
'* y de cuio ediíicio le cuenta , y dice, 

: que fe tardó en hacerle toda la Gen- 
te de la Alia docientos y veinte 
Años. Pero il con atento , cuida- 
do , 

con los qu 

de las Indias , teniéndolas en poco ) 
queremos mirar la hermofura , y cu- 
riofidad de los que eítos Gentiles Oc- 
cidentales tenian , vetemos que ion, 
no lolo en edificio ; pero ( lo que mas 
es ) en riquezas , de los mas aven- 
tajados del Mundo. Si los queremos 
notar en quanto á iu grandcca , exce- 
día d de Mejúco , y Tetzcuco ^\ de 



7//, Llvtus, 
Decid 4» 

¡ib, ¡.(3-7. 



algunos miran las cofas 



macico , y fino , tan gruelas , como 
vno de los dedos de la mano , y de 
mas de á tres palmos de largo , y an- 
cho de vn geme , á la hechura , y 
manera de los efpaldares , de quevíar 
mos en las íiUas de eípaídav , ó Im-i 

peria- 



'VO 



penales ; Culo pcfo Cfiri quinientos Oro , de grjndlílmo artificio , y fire 



-Caftelianos : pcfo biea diferente , y 
mucho mas cxcetlvo , que el de el 
Templo ds Júpiter, cuias Ismioas ,y 
hüjis , con "^qiie fus paredes , y fe- 
cho eilaba guarnecido , y cubierto, 
eran tan delgadas , que apenas pela- 
ban die¿ Caítellanos , por fcr hojas 
mui débiles , y cllcndicias. 

Y porque' no parezca , que hablo 
á montón , y a carga cerrada , y le 
me quiera atribuir , á modo de enca- 
recimiento , quiero declararine mas, 
y haziendo memoiia de alguno. , pro- 
bar eita verdad , con ellos ; de los 
quales , el piim:ro que fe me ofre- 
ce , es aquel Templo tañólo , que 
avia pa(ada la Provincia de Pafto, 
acia la de Q^iiro , del qu.d , aun ao- 
ra le ven las le^.a'es de las planchas 
de Oro, y Plata , en las parcd>fs, 
donde también huvo grandilima copia 
de vaüjas de lo mifmo para los Vi- 
nos , y las otras coHrs de los Sacri- 
ficios , y lervicio del millno Templo, 
las quales eran nunca viltas, ni oídas 
en el Mundo ( ni aun en el Templo 
de Dios , en jerufalen ; de las qua- 
les dice la Sagrada Eícritura , que 
eran de Metal , ó Bronce ) y eltc 
efpanto fe podia eftcnder á la mu- 
chedumbre , numero, y cantidad, di- 
vcrlidad , hechura , y grandeza, con 
grande fuma de riqueca en lli adorno. 

El Templo de la Ciudad de Ta- 



ra de lo dicho , en otros lugares cf- 
taba cfmaltado el Oro con colores 
divcrfüs , y varios , que lo licrmo- 
feaban mucho. Tenia muchifimus va- 
fos de lo miímo , para el íérvicio de 
los Minillros. Muchas tinajas de Uro, 
con ottas cofas de inmenio reíoro ; y 
aunque eüc Templo rf-fcriücj cl1á no- 
tado , por tan adornado de Oro , y 
Plata , lo fue mucho mas el de Pa- 
chacamá, el qual fue de los mas an- 
tiguos i y aun es creíble , que el n¡as 
Anriguo de todos los de aquellos 
Reinos del Pirit, y con quien maior, 
y mas vniverfai dcvocicn tenian to-. 
dos los de acuellas Provincias ; U 
qual corria , aun antes del gcvicrno 
de los Rcies Ingas , al qual fliaa 
concurrir las Gcürcs de trecientas le- 
guas apartadas en Ivonicria , á ofre- 
cer las cofas , que por votos parti- 
culares prometían , como á vnico , y 
particular Santuario , donde creían re- 
cebir perdón , y remiíion de íus pe- 
cados , y falud verdadera para lus 
Almas , fiendo mentira , y lo mui 
cierto , que filian tan lucios , y mas, 
que entr.iban. 

Elk dicho Templo (demás dete- 
ner la hechura , y edificios de Oro, 
y Phta , y vafos riquiíimos , coa 
otros muchos mas ornatos , y tcfnroa, 
que el pafado ) tenia debajo de si en 
vnas Cuevas loterrañas , grandiílmos 



cunp-a , mas adelante del Quito, fue- teíóros , por racon de la infinidad ds 



ra de las planchas de Oro referidas 
en el pafado , tenian incorporadas, 
y con-jo embutidas en si , muchas 
Ovejas , y Corderos de Oro maci- 
zas , y hechas de martillo , y otras 
figuras de Vulto , hechai de lo nvS- 



jojas , y Prefeas ,que de ranras Tier- 
ras , y Gentes , cada dia , fe le ofre- 
cían ; por lo qual , aunque los yá 
referidos eran riquiíimos , les txcedia 
elle , y fe les aventajaba j y de aqui 



'o 
mo. 



tuvo origen , y principio la mui gran- 
de , y eílcndida fama , que por to- 
Es mui de notar aquel Templo dos aquellos Reinos huvo , de ¡as ri- 
famofifimo , y nunca otro rico jamás que<jas juntas , que en elle adañra- 



imaginado , que citaba en la Ciudad 
de fomebamba , cuias paf-edcs eran 
chapadas , y cubiertas de Oro , y ef- 
, cuipidjs en fus chañas , no folo mu- 
^ chas figuras de varias colas , pero 
embutidas en ellas , muchas Ovejas, 
y Corderos , y Aves de diverfas ef- 
pccics , y muchos manojos de pajas, 
todo definifimo Oro , y en muchas 



ble Templo avia ; por lo qual prin- 
cipalmente Francifco Picarro embio a 
fu hermano Hernando Picarro , lúe- 
go que entraron en la Tierra , para 
que alli , mas que a orra parte , fue- 
fe a coger las riquecas , que no avian 
atelbrado , ni trabajado , como al- 
gunos cfcrivieron , y aun fe afirmó, 
por muchos de los nueílros , que 



partes del Templo , cípecialmente en lo vieron , que aunque el dicho 

las portadas , y otras piecas feñala- Hernando Picarro , y otros delj^ues 

, das , mucho numero de Efmeraldas, de el , facaron gran fuma de Oro , y 

y otras piedras de diverfos colores, Plata , que pafaron de quarrccientas 

y hechuras , puertas , y alentadas d cargas , fue mucha maior la que los 

pechos , que hacian labor fobre ci Sacerdotes d« el dicho Templo , y 

otro? 



de la Monarquía Indiam. k^ v 

ta' no i ? ' P'^r^^'" '^' ""'^- ^1 ^"''' ^í'^tía íencado en vn Val k 
t^o. no le lo laqucatca , y Ucv*- n.ui anicno , y írclco , de nnu" ap- 

Sr.i'iT f!" *^§^^^ 1*^1 .^"í'.y 1°5 de los Rcics de aquel Rc>.,o , los 



aíientos Reales ea vna Piedra de on 
ce pies de largo , y íicce de ancho, 
citaba todo cubierto de Oro , y de 
Piedras preciólas , para cuia guarda 
avia quareiita Porteros , y quarenta 
mil perlbnas para fu fervicio > y el 
de los Palacios Reales. 

El Templo Real de la Ciudad de 
el Cuzco , Cabe*¿a de aquel Reiao, 
que tanto quiíleroii iluftrar , enno- 
blecer , y enriquecer los Reies in- 
gas , era tan famolb , que ninguno 
io the mis , al qual doraron los di- 
chos Reies , como a Cafa liiia , he- 
cho , y edificado de fus miímos Pa- 
lacios , para mas agradar á lüs fallos 
D^o'es ; del qual facaron los nueílros 
t .ntas , y tan incomparables riquezas, 
quando lo Taquearon , hinchendo de 
fus teluros vna lala , que tenia vein- 
te y cinco pies de largo , y quince 



quales teman fus Palacios , v Cafas 
Reales en el dicho Valle , de 'granice 
riquetja , y magcllad , adonde 'ios di-; 
chos Reies afiítiau lo mas del Avú, 
por fu mucha templanza j y ameni- 
dad j edificado con aquellas monf- 
truofas , y elpantables Piedras , que 
diximos , las quales tenian por mez* 
cía , á buelras de el betumen , üid 
derretido j de donde tomaron mucha 
parre los Eípano'es, antes que ¡os in- 
dios lo denrmeíen. Elle fue riquiíf- 
mo Templo de mucho Nombre , y 
Fama ,-y por las feñalés , que en fus 
paredes , y edificios quedaren de fu 
grandeca , y algunos ral[r<;s de fari- 
queca , y tener los Reies mas aficicil 
á fu morada , fe hecha mui bien de 
ver , fer el mas aventajado de todos; 
y el diícreto Leñor notará la rique- 

. . ^ , ■ , ^, ' ■> -1 ca de eltos diabólicos Templos , Da. 

dt ancho y tan alto el montón , que ra inferir de ella la devoción de ios 

palmo. \ ede defpo;a fue el qUe fe vían al Demonio, 
ofreció a dar el Rei Atabaliba , quan- 
do le prendieron los Efpañoics , y 

y qu; le mcieíe vn cercado enmedio ^ , . , , _ A5"f'^4 

de la Placa , de ciertos pafos cií re- J ■t^rti'Wd de los Templos^ de 



dondo , y cyie lo hinchiria todo de 
tinajas , cantaras , y ctros vafos de 
Oro , y Piata ; rodo lo qual cum- 
plió mui ampliamente ^ á fin 
de que lo foltafen , y todo efto ef- 
taba en aquel Templo , y eran bie- 
nes fulos ; y ciertamente , que fi no 
fuera tan maniñeíb eíh verdad , y 
tan conocida , y huviera tantos tefti- 
gos de ella , que hacia gran dificul- 
tad fu crédito , y a mi me defani- 
mára para contarlo , porque aun de 
yn Templo foíáado , ó fingido de la 
imaginación , y fintafia , parece mui 
dcmafiado afirmar femejames cofas, 



e/ios Indios Ocaden-^ 
talesi 







O mifmo , que las otras 
Nacioi;cs de el Mun- 
do vlaron en fus Re- 
pubiucs , y con fus 
Templos , y Sacer- 
dotes , venes mui 
largamente cumplido en ellos nuef- 
tros Indios Occidentales ; los quales 
como adoraban tantos Dicfes , y te- 
nían tanto numero de Templos dedi- 

, , , -, cados á íu fervicio , por confisuien- 

y grandecas; las quales todas eran de te manera avia de fer grande^el de 
aquelfobervio,y defcomulgado Tem- Sacerdotes , y Miniílros , cue avian 
pío , edificado para el fervicio de de tener para fu ornato, y culto (co- 
vna tan vil , y ba;a criatura , como mo en realidad de verdad lo era ) y 
es el Demonio. afi era mucha la fuma de rentas , que 

A Í^'''^P'° del Tambo, en el Va- tenian , y gomaban , no folo primi- 
llc de \ucay , en el mifmo Reino ciarios , como lues^o veremos , fino 
del liru quatro leguas , ó feis de de propnos , y heredades , afi para 
Ja Liudad del Cuzco ( como ya he- fu íüftenro , como para la fabrica, y 
mos dicho } era opiilentifimo , y no reparación de los dichos fus Templos. 

De 



-rKl^^ 



JLihro 



Lt.-j.c.if. 



De los Relés Ingas del Piru cuenta 
Acült.i en fu HUloiia Moral, que en 
conquiíbndo alguna Tierra , luci;o 
dividían ius tributos en rres parles. 
La primera , y principal de las qua- 
ks (cñabban para el ornato , y ícrvieio 
de íus Templos. 

Avia en cña Nueva-Efpaña gran 
fabrica para los Templos de los ído- 
los 5 y como en las Iglcfias Catedra- 
les , le dice , Mela Capitular , avia 
ciertas Tierras , y Heredades , dedi- 
cadas por ios Rcics , y Señores , que 
eran propr.os de los Templos. En ci- 
tas Tierra^' , y Heredades avia mu- 
chos veci;iü s , como N'aíallos , y Ter- 
razgueros de los mifa-.os Templos, 
los qu.ilss les tributaban en vellidos, 
y ornamentos , Maíz (que es el Tri- 
go de las Indias ) con vino de Ma- 
guey , Gillinas , y otros manreni- 
mientos nícelarios , que avian me- 
ncller los Sacerdotes , y Miniítros 
de el Demonio. Y para los Tem- 
plos traían tanta cantidad de leña , y 
carbón , quanta era necelatia para el 
gado de todo el Año , porque ar- 
dia fuego de dia , y de noche , lin 
faltar jamas. Y es de notar , que íe 
eíUmaban tanto eños Pueblos , aíi 
de el Reino en general , como de 
ellos , en particular, y entre si , que 
parece , que fe diferenciaban de ios 
Otros , y ellos rcnian por honra icr 
dedicados á aquel minifterio , como 
llamándole Pueblos de la Iglelia , y 
confagrados á Dios. Los Pueblos del 
grande Templo Mexicano hacian cu 
común las fementeras , y cogian , y 
guardaban los frutos para el fuílento , y 
mantenimiento de los Sacerdotes , y 
los demás MiaÜlros , que fe ocupa- 
ban en fu fcrvicio , que orduiaria- 
nicnte eran mas de cinco mil perfo- 
nas , las quak-s todas lubitaban de no- 
che , y de dia en el dicho Tcn.plo, 
á los quales los dichos Templos lUííen- 
taban , y acudi in con Pan , Frutas , Car- 
ne , Leña , é Incicnfo , que ellos lla- 
man Copali.quc lave para los (ahu- 
mcrios de los braferos , que ordina- 
riamente humeaban ante aquellas dia- 
bólicas , y dctellables Eftatuas , y fi- 
guras del Dcmop.io. Por manera , que 
aunque todos los Templos eran ricos, 
lo era el maior , mucho mas , que 
todos , como el que era dedicado 
á fu maior Dios , llamado Huit¿ilo. 
puchtli , y sfi todos ¡os Rcies Mexi- 
canos lo ib^q dotando de n:l^chcs 



proptlos , y rentdS ; y en partículac 
Motecuhcuma , porque entre tcdcs 
fue conocido por mas celuíb , y hon- 
r.\dor de fus tallos Dioits , y como 
tal,l-e hico grandes mercedes , y dutó 
de mucl'iüs bienes. 

' Los Pueblos , que a los Temples ds 
la Ciudad de Tetzcuco fervian, con Le- 
ña , Caibon , y coitc^a de Roble , eran 
quince , mui grandes Cabeceras ; las 
quaks diftaban de cúa. populoíiíiira 
Ciudad , en contorno de quince le- 
guas , y otros quince Pueblos , vnus 
citaban mui cerca , y otros algo mas 
lejos , y fervian los otros f^is mcfcs 
del Año , con lo r.iilii.o , á las Ca- 
fas Reales , y Templo Miior. Y le 
dice , que era tanta la Leña , que eii 
Palacio íe gaÜaba , que era vna haci- 
na de vn cüado en alto , y diez brabas 
en largo , que entraban en el montón 
mas de quatrocientas cargas de Indioí, 
y era dos veces tanta ciü , la que 
gallaban los Templos > como lo vi 
pintado en los caraclcres de lus Hifio- 
rias mui Antiguas. Y no es genero 
de encarecimiento eüc , porque fu- 
pucílo , que eran tantos los Tonolos, 
y en cada vno tantos braferos , y 
que el fuego era ordinario , qiierici;do 
el Demonio fer férvido , por elle mo- 
do de ellas ciegas Gcnccs, como Dic^ 
Verdadero lo era en otros tiempos de 
fu Pueblo líraelitico , en fu Temple, 
donde de ordinario avia Fuego en- 
cendido, es fuerca que creauios , que 
toda la Leña dicha era la necelaria, 
para gafto tan grande, y cotidiano. De 
mns de los tributos dicl:cs , y Leña 
con que los Templos eran Icividoy, 
hacian todos los demás Pueblos rea- 
lengos grandihmas fementeras , para lo 
miímo i porque los Dioíes , y fus Aiinif- 
tros fjcfen copióla, y eíjplcndidamcn-; 
te férvidos. 

Avia mucho numero de Mugeres 
dedicadas al fervicio de los Templos, 
las quales fe ocupaban en amafar , y 
cocer el pan , y hacer de comer á 
los que íervian en los dichos Tem- 
plos ; porque en efte miniílerio no fe 
ocupafen las Mujeres , y Doncellas, 
que eran como Vírgenes Veíiales , ó 
JVíonjas 5 de las quales fe dice en 
otro lugar , y eCus Mugeres referi- 
das , fervian en lo exterior , y fi¡er.i 
de la claufura de las otras. Por lo di- 
cho fe colige clara , y manifieíbmen- 
tc , como el honor , y reverencia , que 
á los Sacerdote? fe h4ce,y.Ios man- 

tcni- 



tenimicntos con que fe (iiftentan , 
Jes debe de Derecho Narural , pues 
todas las Naciones , lin lumbre de 
Fe , lo han acoílumbrado en todo 
tiempo , y edades. De Jas I ierras, 
y Heredades dedicadas a ios 1 em- 
plos , y Miniitrüs de ellos , en tiem- 
po de !a intidciidad , de clbs Gen- 
tes hemos villo, deipues de reccbida 
la Fe j muchas , Tubrc las quales en- 
tre nueílros Elpañoles ha ávido har- 
tos pleitos , por averie mecido en 
clias vaos , y querellas otros. De 
donde le prueba ( quando lo dicho 
falcara ) como huvo antiguamente 
Tierras , que rentaban a los Tem- 
pk.s de los Demonios , y fus Minil- 
tros. 

Iban los Sacerdotes algunas veces 
á ciertos tiempos di el Año , íegnn 
citaba por Leí ordenado 



de la Monorqfí'ia Indiana, 

le rcfta decir 



a viucar 
fus V'^afallos , y á ver como elhban, 



y li recebian algunos agravios de 
otros , y h era nccefario adininillrar- 
les ¡aüicia , o darles algún ravor Y 
hecha lü vilita , í"e bolvian a fu mi- 
n:iK*rio , dejándolos fativiechos , y 
conlolados. Junto á los Templos avia 
vnas grandes troxes , y graneros, 
donde fe recogía el Trigo , y balli- 
menros , que les percenecian á clius, 
y á íbs Minií^ros ; y facaio i» ne- 
cefario para el fervicio , y adininif- 
tracion acl Año , lo demás que Ib- 
braba , fe repartía entre pobres ncce- 
fitaios , ali calados , como folteros, 
y enrennos ; para lo qual avia en los 
Pueblos , y Ciudades grandes ( co- 
mo 'viexicj , Tcczcuco , Tlaxcalla, 
C^holulla , y otras ) Hoípitales don- 
de fe curaban , y acudían los po- 
bres , donde fe repartía , y diítribuia 
el rcíiduo , y fobra , dicha. 

CATir. XXL TfeL^^ruas 

Ü)ecmales , y Tnmiciarias , j de 

como han ¡lio en todo tiempo , ')'/d- 

¿as ^ y fi "ufaron entre los Indios 

de e/ia Hue'i^a-Efpaña , y de 

pre/ente Je aíojluní" 

bran, 

^<i?^C£fAg Iguicndo el orden, que pro- 
jgV-i^lp mcrim.os en el Capitulo 
^S^-# pafado de las Rencas de 
*S>"^1^ los Templos , aviendo 
tratado en el , de las 
quq íov), de Pueblos , y Heredades,. 



Li.it. c.i. 



HaUcarHif. 
lih. 6.(3- 7, 



i6s^ 

en Eílc , de las Annua- 
ies , Decimales , y Prnr.icialcs , las 
quales fon , y han fido generalmen- 
te viadas en todo Tiempo , y .Siglos 
del Mundo , como claramente pare- 
ce por todas las Gentes , y Nacio- 
nes , que halla agora fe han toiiuci- 
do en el ; porque viendo , con ojos, 
de racen , que los que ion dedica- 
dos al Culto Divino , no íoio deben 
ícr honrados , y clhmados , en íiis 
períonas , lino que tanibicn han tie 
1er favorecidos , y aiudados , en lus 
necclidades corporales , ordena roí:, 
que tuvitien algún modo para reme- 
diarlas ; el qual lo conltitufcron en 
las Primicias , y Diezmos de Jai co- 
fas , que ios demás de la República 
gocaban. Y afi , dice Tácito , que 
ello hi<¿o cierta Virgen , llamada 
Cornelia , dando , y contribuieiido 
á los Sacerdotes los Diezuios de lus 
Haciendas. Y Plinto en iu Natural 
Hilloria , hablando de los Romanos, 
dice: No guítaban ñutos nuevc'.'-, íin 
dar primero a ios Sacerdotes Ijs í r¡- 
niicias de ellos. Y Dionido Halicar- 
naíeo dice , que de los Animales, 
que íacnhcaban , fe les daba , de íüs 
inteltinos , las l'rimicias. Y Ovidio OvU.ü.io, 
en lus Metatnorloleos , dice ele las ^f'*- 
Matronas Romanas , que oftccian á 
la Dioia Ceres , Abogada de iasMie- 
fes , la^ Pninicias de rodas las que ' 

cogían , en elpiga. Y Juliano Apoi- 
tata mando , que todos ohrecielcn á 
Jos Dioles las Primicias de los frutos, 
que cogicfen , como lo reñere Sozo- •'*"""• ''^' 
meno. También los Diezmos íe pa- ^p¡j^¡¡'j^ 
gabán , como lo dice Piinio , y le cap. 14. 
entregaban a los Sacerdotes antes de 
poner en precio las cofdS. Y Diodo- Dhder.sie. 
ro Siculo , y Plutarco , en lus Pro- ''¿'f. 
blcmas , dicen , que a Hercules le Je ""'• ^''•' 
otrecian las Dcciinas de todas lasco- ,'"*: '\.¿ 
las , y no lolo le daban , pero tam- , ^j,g!„„ 
bien las prometían , por Voto , co- Herodot. in 
mo lo dice Cicerón. 1 odo lo dicho Clio. 
fe dice , y refiere de la Gente ido- (^'"'' '"^•'' 
latra , y que no adoraba á Dios Ver- '^^^'"'^ 
dadcro , lino á Dioics falfos , y men- ^'^,^,\^ 
tirólos ; de los quales dice el Real ^^^^^ 
Profeta , los Diofes de las Gentes Ion 
Demonios , y los que los adoran , cie- 
gos , c ignorantes. Pero rratando eí^ 
ta materia defde fu principio , /abe- 
mos , que Abel ofreció Sacrihc;o á 
Dios de los frutos de la Tierra , y 
de los primeros Corderinos de fus Ga- 
nados j peco U fe dixcrc , que no 

fue- 



Gentf.íf^ 



/i66 íihroC 

fut;ron Diezmos aquellos , Gno l'rl- 
miciis , digo , quG lo concedo i ^^e- 
ro íabcmos , que tauibien en Leí Na- 
tural lus ühccio i^oialuii, a iVickln- 
íedcch , de los dclpojos , que trajo 
cic los Rcies , que venció , quaiido 
lilió , en det'enU de ía lobuno Loth; 
de quien dice el Apolicl , ctcnvien- 
fíeir.-j. do a los Hebreos : Mirad con ojos 
de cuidado , y conlidcracion , quien 
íea , y quanta lea la grandetja , y 
cllmaciün , al qual Abrahan oticció 
DivZ:r.os de lo ivas preciólo , y ri- 
Cine/. i8. co de los dcípojos. 1 aiiibicn labcmos 
de Jacob , que quando tuc a Melb- 
potaaiia , por orden , maiidainieiito 
ác lu Padre iiaac , á calarle , y re- 
ccbír nnigcr,hii¿o elle Voto liguien- 
te. Si DuíS fuere conmigo , y me 
guardare en clie camino , y jomada, 
y n.c diere Pan , que coma , y ro- 
pa , que villa , y bolvicre de cite 
via{;e prolperamente á la Cafa de nú 
Padre , icrá el Señor mi Dios , y 
ella Piedra , que conftitui , y levan- 
te , fe ILiniará Cala de Dios ; y de 
todas las colas , que me diere , y 
hiciere merced , le ofreceré , y daré 
los Diezmos. Tan b. en Dios mandó 
á fu Pueblo , que 1; ofreciele Diez- 
mos de todas las colas , como fe di- 
ce en el ExoJo , por ellas palabras: 
f . ^^' No tardaras en pagar los Diezmos, 
' '' que debieres ; y en el Lcvitico dice: 
Todos los Diezmos de la Tierra , ali 
de ios frutos de los Arboles , como 
de las Mieles , y ScmilL's , fon del 
Señor , y á él íc le han de fantificar 
( quiere decir ofrecer ) y todos los 
Diezmos de les Ganados , ali Ove- 
jas , como Vacas , todo fe ha de 
(aerificar al Señor. 

Porfirio , Filoíofo antiguo ( y lo 
feíf/fK/iV. refiere Eulebio ) dice , que los An- 
i.c.fi.er//. tigQos ofrecían Primicias de todos los 
^cap.j.de pf^^j^,. y Ganados , como en ha- 
£vang. cin^icnto de gracias , por averies da- 
do Dios las tales cofas. Y Baco , ven- 
cidos los Scitas , otreció al gran Jii- 
piter las Primicias , como dicen ícf- 
OvidM.-i. to , y Ovidio. Y Ciro , Rei de los 
úehafiii. Pcrfas , delpucs que venció á los 
Babilonios , mandó dar las Primicias 
á los Diofes im mortales , de todos 
los defpojos , fegun cuenta Xcnofon- 
ten»fh. j.p_ Y porque digamos lo qiw lleva- 
mos de intento , de nueñrijs Indios 
Occidentales , digo , que también fue 
' columbre fuia dar Primicias de xo- 

4as ks <;ofas « los Templos , y no 



L.lo en el tiempo de fu ¡nftdcHd^idí 
peio en elle de fu Chrilti.inin-u las 
dan de las Mieles , y ScnuUas , y 
cofas animadas , de las que crian i y 
lo , como leltigo de vilta , puedo 
afirmarlo. Fn elte modo de uficccr 
Primicias , parece aver lido nua Ic- 
mcjantcs la República de Urael , y 
cita nuclira Indiana ; porque los que 
fon curiados , y Icidos en las Divi- 
nas Letras , iabcn , como las Primi- 
cias de los Panes , y Mieles eran ofre- 
cidas a Dios , tres veces en el Año, 
vnu en Li Palqua , y cita ofrenda era 
de clpigas verdes j como li di)elc- 
mos , aun no maduras , ni Leona- 
das ; otra dclpues de Pentccoftts ,d9 
los Panes nuevos , que eran luego 
recién cogidus;y la tercera le hatia 
en la Fieíta de los Tabernáculos, 
quando ya ellaban cogidos tocios los 
Panes , y cnctrtadoi,. Los ludios, 
que no Rieron nicnos cultores de fus 
tallos Dioles , que todos los de el 
Mundo , que mas los han Icrvido, 
hacian ella ofrenda de Primicias oirás 
tres veces , por elle orucu. 1-ucgo 
que nacían los Panes , y crccian las 
Cañas vn poco , cogían de ellas , las 
mas verdes , y cre*.idas , y las trai n 
á los l'empios , y ponían junto da 
los Altares , ccjir.o en hacimiento ds 
gracias de aver dejado nacer la Se- 
milla , y pueüofc en via de Icgraríé» 
La otra era , quando llegaba a dac 
fruto , y tcnsr ¿lote , que es la ma- 
jorca tierna , y en lecne. La terce-i 
ra , delpues de aver cogido , y en- 
cerrado el Maíz , ó otra quaiquier 
Semilla , que huvictén tenido de eo- 
fcclia : cola por cierto , que admira 
ver , que en elle modo de ohcnda 
í^rimiciaria aian lido icinejanies chas 
dos Repúblicas ; pero no es mut-ho, 
pues era el Demonio el c]nc los in- 
citaba , y movia á ello ; el qu.il , co- 
mo llevamos probado , en todo el 
difcutfo de ellos Libros , quiere re- 
medar á Dios en todo lo que ie es 
pofible ; y liendolo ello , y tan fá- 
cil ( por quanto ellos Indios Ion in- 
cl'njdilimos al Culto Divino ) tuvo 
poco qué hacer con ellos , en obli- 
garles á efte genero de ofi^cnda , f. 
Sacrificio ; el qual , como eíia diciio, 
hacian todos muí de ordinario , y en 
general , íin faltar vn punto , ni dcí- 
cuidane en otrccerla. 

De donde le puede claramente afir- 
mai; , que hft lido iimi común en el 

Mlih" 



Aa.i'!. Uh. 
l-de fioo- 

nitM:bt:i. 



KTnndo , y fer Cofa natural eñe mo. 
do de ofrenda , con que fe han moí- 
trado los Hombres deudores á las 
cofas Divinas. Y no es mi intención 
poner en quetlion , íi eíto lia fido 
de Lei Pofuiva , o Natural 5 porque 
110 importa para la Hiftoria , aunque 
digo , con los que mejor han fenti- 
do , en eíla materia , que ha lido de 
Lei Divina , movidos con vn im- 
pulió , e inclinación natural , porque 
á fer Lei Pofitiva , fabemos , que no 
todas las Lcies han corrido igual- 
mente por todo el Mundo ; y ve- 
mos , í'egun lo probado , como to- 
dos han viado elte modo de ofren- 
da , luego con impulfo natural. Y 
el que mas quiiiere faber de efto, 
lea á Anattafio Germonio , el quaí 
dotlamente le fatisfará con rabones 



de la Monarqfíia indianas 



íóy 



P-ipel , á fu Dios Huitzilupuchtiij 
qui les íirvio por entonces también 
de Templo , para cuia erección , y 
dedicación , pidieron á fus vecinos 
los Gulhuas dichos , alguna cofa de 
Agüero , que poner en el dicho Al- 
tjr , para maior certificación de fu 
proípcro fucefo , como lo vimos 
mas fundamentalmente en el Libro de 
fu Hirtoria. 

Siendo , pues , agorado el lugar,- 
y conltruido el Templo , lo dedica-. 
ban , diciendo ciertas palabras , pot 
la milina pcríona del Pontifice , y te- 
niendo con fus manos las puertas del 
Templo , que coníagraba , y de-, 
dicaba , haciendo las Cafas particu- 
lares de los Diofes , á los quales las 
dedicaban , para que no pudieícn fec 
profanadas de los Seculares , y Gen- 
íabias , y concluientes. Y la que da te lega. Y aíi , dixo Quintiliano, S!<mt.T>e4 
fin a eíle Capitulo , es , que han fi- en las Declamaciones , íer la dcdi- f/*»w.ji5. 
do tan cuidadofos nueftros Indios, cacion cofa que inducía á Dios , y 
en ofrecer fus Primicias ( aunque no lo íentaba en fu Cafa , como en ll- 
Diczmos , porque no los vfaron)que l^^ propia. Y Cicerón en vna de fus cicer.tm^ 
lo primero que hacian , y hacen. Oraciones dice cíío , y otras mu- dam. Pro 
es , venir con ellas , á la Iglefia, chas cofas concernientes , y tocan- ^^'"o /'^ 



ofreciéndolas en los Altares , 
mas devoción tienen. 



que 




Auh Geüo 
ti. i.c. 10. 
Tit.Dec I. 
ÜL-. I cap. 
7.57' 18. 



CAPITULO XXIL ^e las 

prefaciones , y 'Dedicaciones de 
los Templos, 

Ntve las cofas , que la 
devoción antigua de los 
Hombres vso , para 
confervar con puridad 
fu inmunidad , fue de-* 
dicar á los Dioles los 
Templos , y Calas que les edifica- 
ban. Para lo qual primero levanta^ 
ban fus figuras , heehaban fus fuer- 
tes , bulcaban Agüeros ( que fon 
adivinancas íbperlticiofas ) que fa- 
vorecicfen fu devoción > e intento, 
Aíi lo leemos en Gelio , de fenten- 
cia de \'arron , averio hecho los 
Romanos 3 y también Tito-Livio en 
fus Decadas , lo dice de el Rei Tar- 
quino de Roma , para que con mas 
fcguridad fe confervafen los dichos 
Templos. Efto mifmo fabemos avet 
hecho eftos Indios Occidentales, 
quando los que fe llamaron Mexica- 
nos , fe apartaron de los Cuihuas, 
vn poco apartados del fitio que 3.0- 
ta tienen , Icvantajado V« ^U^ ÚZ 



tes á las dichas , y otros muchos. 
Adornaban juntamente efta confagra- 
cion , y dedicación de Templos, 
con muchos Sacrificios , qus hacian, 
de diverfos , y varios Animales. Y 
aunque la prueba de efto , para los 
que fueron de Gentiles , cftán los Li- 
bros , de todos los Hiftoriadores an- 
tiguos , mui lliínos ; para el de Dios 
la Sagrada Efcritura nos lo dice , y 
afirma , particularizando la mucha 
fuma de ello > que aquel dia de fu 
Dedicación fueron muertos. Donde 
murieron veinte y dos mil Vacas , y 
Novillos j ciento y veinte mil Ove- 
jas , y Carneros. Y quando tralatt 
el Arca del Tcftamento , vcnian ha-: 
ciendo Sacrificios de cftos Animales^ 
fin numero. Luego que pulieron c\ 
Arca en fu lugar , dentro del San- 
¿?rf Sanííorum , dice la Sagrada Efcri-» 
tura , que fe hinchió el Templo de 
vna niebla tan efpeía , que no vclafl 
los Sacerdotes , para poder oc upar- 
fe en el Sacrificio , f miniliciio da 
fu oficio. Luego hi(¿o Salomón Ora- 
ción a Dios , y tuvo refpucfta de eU 
Bendixo al Pueblo con vnos mui fan-J 
tas , y paternales palabras. Y efto 
folo fabemos j que huvo en aquella, 
Fiefta , que duró por ocho dias , los 
quales pafados , defpidió el Rei ai 
tod.a, U (fíente , U qual fe fue por Fa-i 



ad Pontiji'' 
cem» 



'^e¿cli 



í6t 



Libro Ocfavá 



millas á fus CluJades í y Pueblos. 
Y de efta manera quedó confagrado, 
y dedicado a Dios aquel Templo , íin 
Taber que huvieíc orra cofa , que íc 
afudiele á ella Dedicación. 

Siendo , pues , ette el común vCo 
ar-tigiio de todas las Grates , en k 
Dedicación de fus Templos , no fe 
contentó el Demonio en tas que eí- 
tos defventurados Indios Occidenta- 
les hacian , de los que le dedica- 
ban , con que muiielbn los Anima- 
Jes ref-ridos , los quales no leemos, 
ni libemos , que por entonces los 
huviefe , aunque de ottas efpecies 
muchas , (i , de los quaies es a'ei- 
ble , que íeiia la íuma immenfa , y 
íin numero. Pero añadió el enemi- 
go de la vida , y defcaníb del Hom- 
bre , que en los que íe dedicaron 
en efta Nueva-Efpaña , fliefen las 
íieftas celebradas , con Animales 
Racionales , y capaces de Racon, 
de los quales en femc¡antes dias 
morian muchos. En efpecial fe di- 
ce , que quando fe dedicó el Tem- 
plo Maior de México , y fue en él 
puefta la Eftatua de Huitzilupuchtli, 
murieron aquel dia mas de íefenta 
mil Cautivos , celebrando con fan- 
gre humana las Fieftas infernales , y 
apagando con ella la fed de el De- 
monio , que por ella bebe de or- 
dinario los vientos. Dedicación de 
Templo , es ofrecerlo á Dios , y 
eftrcnarlo en fu fervicio j y ellos 
Indios le dicen Teychaliliztli , y 
cfto fe hacia el primer dia , que 
fe eftrenaba con aquel intento , y 
devoción de el Pueblo , y gaftos 
de Sacrificios , y ofrendas ; y de 
alli adelante quedaba confagrado, 
para no poder vfar de él profana- 
mente , guardándole refpeto , co- 
mo á Cala de Dios , y Palacio 
fuio , donde venia á dar fus 
Oráculos , y Ref^; 
pueítas. 





CJTíTULO XXm. fDelos 

adornos , y mramcimimtos de 

¿os Templos i 

Ntrc las cofas tocantes, 
y pertenecientes á los 
Templos , y Lugares 
dedicados para ci Cul- 
to Divino , fue vn4 
de las mas antiguas, 
y vfada , adornarlos de Rofas , y 
Flores , como en demonftracion del 
contento , y alegria , que de aquel 
lacro lugar refultaba , por racon de 
aquel Dios , que en él tenia fu 
aliento , y filia : y ello fe hacia 
en algunos dias de el Año , en las 
fiertas particulares , que á los dichos 
Dioles eftaban dedicadas , y conl^ 
tituidas. Enramaban los Altares , co- 
ronabanfe los Sacerdotes , y canta- 
ban , y bailaban , comían , y be- 
bían larga , y abundantemente , co- 
mo Tertuliano lo refiere. Y el clo- 
quentifimo Paulino dice , que te- 
niarr grandifimo cuidado los Idola- 
tras de barrer , y limpiar íus Tem- 
plos ( qiial era racon que los Chril- 
tianos lo tuviefen de hermofear fus 
conciencias , pues fon Templo de Dios 
vivo , como dice San Pablo. ) Dice 
también , que era mui de ver los 
quicios , y vmbrales dorados , cer- 
cados , y rodeados de Rofas , y Flo- 
res , elmaltado el fuelo , con fus va- 
rios , y diverfos colores , las Puer- 
tas , Cülunas , Chapiteles , y Torres 
tan quajadas de lo mifmo , que mas 
parecía jardin mui deleitólo de plaíi- 
tas , y yervas frefcas , y odorífe- 
ras , que paredes , y obra de cal , y^ 
canto. 

Ninguna cofa huvo en el Mundo, 
en que mas conviniefen los Gentiles 
de eftas Indianas Tierras , con los an- 
tiguos de las otras regiones , conoci- 
das , y fabidas de mui atrás , y de 
Siglos mas antiguos , que en eña 
de adornar los Templos , y Cafas 
de fus Diofes. Porque aunque en 
íervirlos pufieron mucho cuidado, 
fue mui mas fingular el que tuvie- 
ron de enramarlos , y adornarlos 
con flores , y ramos , haciendo 
muchas labores de fus diferentes ho- 
jas ; y aunque en efto pufieron mu- 
-cho cuidado en tiempo de fu Genti- 

iidad. 



To-tu!. llh. 

de Ccroit.t 
tmia'u. 
Pauiin. in 
natali pri- 
mo di >hü~ 
¿itix^'S- 5. 

de J"'''"> 

«tq"' {'■- 

cern" '"' 
tra tem- 

p.'um , (T 
ad tantuii 

acccnps. 

D.Pml.r. 
adCorintb, 
cap.6. 



de ¡a Momrquiá Indiana, 1 6o 

lidad , mucho maior ha fido el de lü interior , y exterior de ellos. Y pue- 
Chi-iílianUmo , y convcríioa á ia Fe. de ler , que deba entendcrfe de ef- 
Y es tanto de ver el adorno que to5 miímos dias fciliivos aquello de 
hacen a los Templos, e Igleüas , que Juveual , qus fe adornaban, ycom- Iuvefi.fgH 
á mas admiración ver xnx ponían las puertas de ramos , y ?- 

íiores , en feñal de aicsria 



oouga 



Iglciia de los Indios, el dia de fiefta 
parcict'lar , que la enraman , que to- 
dos los Templos , e Igleiias de EP- 
pañoles , no folo de las Indias , pe- 
ro de los de Efpaiáa. Y porque tra- 
tando de la celebración de las Fisí- 
tüs le dice mas larga , y etkndida- 
mentc de efta materia , y lo mucho 
que de ella ai que decir : concluio 
elle Capitulo , con decir , que el 
Demonio que traía ciegas á las Gen- 
tes Idolatras , les hacia en todo 
tiempo , que le íirviefen , con todo 
genero de Flores , y que citas fe 
las ofrccicfen , en los quicios de fus 
(Templos , y en otras partes de lo 



aun- 
que el habla allí de las "Bodas , y 
Cafamicntos ; pero eíto es cierro, 
que en las feftividades que fe cele- 
braban , vfaban de elle adorno , y 
oí lo vían los Indios , y no folo 
en las FieÜas principales ( donde fe 
aventajan mucho ) pero los Do- 
mingos , y Fieíhs combines , fe vfa 
hecliar Juncia , y Trébol , como 
yo lo he viílo , y veo cada día , ea 
cípecial en cite Convento de San- 
tiago Tlateluico , que es parte de 
cita Ciudad de México , don-: 
de eícrivo elto. 



FIN DEL LIBRO OCTAVO. 




Tomo II 



i 



Vi 



PRO3 



lyo 



p 




o L 




G O 



AL LIBRO NONO. 




A di/lribucion mas propia 
que parece ¡levar efia 
Hiftoria , es el ort^en , con 
que vanjeguidos ejios Li~ 
Iros ; porque a-viendo co- 
fas que han de fer ojre- 
(idas en el Culto Divino { ora fea fal/o, 
ora verdadero ) y lugar donde han de 
fer hechas , y exercitudas , fueyya es que 
aia Minijiros , por cuias manos pal en, 
y fe hagan. Eftos fon tos Minijiros Ecie- 
Jiafiicos , que ¡e laman Sacerdotes , por 
fer dedicados d cofas f agradas. De e/ios 
Hombres fegregados del común de las Gen- 
tes tuvo Dios, en el principio del Mundo 
fus Ahnijlros. T embidiojo de e/io el 
Demonio , tamkieít los procuró , y ¡e hi- 
fo Señor de muchos. De efte tftado Sa- 
cerdotal , y minijierio Eclefiafiico trata 
tjie Libro ^ y en el verás ( Qhnfiiano 
Le¿Íor ) el origen que tuvo en el Alun- 
do , y como ha ido dijcurriendo por Afi- 
ciones , y Edades. Y fueroít en tanto nu- 
mero e/ios Hombres , dedicados a efie 
falfo férvido de Satanás , que hacen ex- 
cefo d muchas Naciones del Mundo. T 
no se fi excedieron en otro mucho maior 
d los del Templo antiguo de Dios ; por- 
que aunque atli en aquel fü Pueblo fue- 
ren muchos , como por las Sagradas Ef- 
trituras fe fabe , como no fue mas que 
para el férvido de vn Jólo Templo el 
Gentío , y Sacerdotes que huvo , baga- 
ron los que por los Reies , y Jueces , y 
otras perjonas de aquella República fue- 
ron nombrados , que fueron muchifimos, 
en numero ; pero como los de eftos In- 
dios eftahan derramados , y di/lribuidos, 
in ti ftrvicio de tantos Detubros , d 



Te-inplos , y cada vno tenia tantos de fu 
férvido : y los Delubrus , ó Cafas infer- 
nales eran tantas , fue cafi fin numero 
el Gentío , que ejlaba dedicado d efie 
pefimo cuidado. De todos los quales no 
fe üac: memoria particular , porque fue- 
ra canfar a ios Lectores : ¡oíos van nom~ 
brados los que por i'afon de fus oficios^ 
y mint llenos , fon for^ofos , en ta nar- 
ración de efla Hiftoria , que fon mucbos. 

Diceje también todo lo tocante d eñe 
tnini/ierio Sacerdotal , afi como fe vsd 
entre el.os , contando como fiempre ba 
Jido común d Hombres , y d A'ugeres 
ocupar fe en efie ofcio , y minifterio hde- 
Jiafiico. De las alabanzas que los jemg~ 
janees Mmifiros acojlumbrun , afi de ¡as 
que fe hacen d mteftro Dios l/erdaderoj 
como las que atribuitron las Gentes cie- 
gas del Mundo , faifa , y me ntirof amen- 
te a los Demon'os. Poncnje otras cofas 
Conccrniences a e/tas ; en todo lo qual fe 
bularan muchas cofas , que bafia aora 
no Je han tratado tan de propofito en 
Capitulas propios , y tan notados. La 
Autoridad del Sacerdocio , y prepara- 
ción que hadan eflos f alfós Aiiniftros, 
para la celebración de fus Eiiflas. Pota 
que por eflas cofas fe colija la dignidad 

grande de elle Oficio '■> y como todas las 
Naciones del Mundo la conocieron, y la 
reverencia en que todos la han tenido. T 

fe junta a todo lo dicho , el cuidado que 
eflas Gentes Indianas tuvieron en criar 

fus Hijos , y doctrinarlos ; y los lugares 
que para efto tenian en los Temvios , y 
Colegios, Que todo { como en efte Libro 

fe prueba ) es perteneciente al Oficio Sa^ 
terdotal. 



LIBRO 



171 







DE LOS VEÍNTB Y UN 

r-B-X T T * í- r-v 



Y MONARQUÍA INDIANA. 

COMPUESTA POR Fr.JÜJN DE TORQUEAUDAj 
de Lí Provincia del Santo E'vangeliOj sn NMeva-Ef*:ana» 

ARGUMENTO DFX LIBRO NONO. 
TRATASE EK ESTE LI'B%0 (DE LOS SACE<?sporBS^, 
de/ík fu principio ^ y origen ^ y los que tflos Imhüs tenian. LasíDigniJacks 
de fus o/icios. Los Oficiales maiores ^ y mcn ns. Las Mujeres , que fer- 
Yicín d los Teniplos. Los Colegios de Mancebos ^ y Niños dedicados d la faifa 
adoración de los Diofes. (De "ijyios prodifiojos Capellanes perpetuos , que te-^ 
man. 'Dafe racon de los Cánticos ^ é Himnos que cantaban , y como los can- 
taban. La líttlidad de ¡os Cantares hone/hs. 1)e los hi/irumcntos muficos de 
que fe '\>faba ^ yl^ifaen los Oficios de fu ^ligion. Agorar , fue perteneciente i 
cfios f alfós Sacerdotes. La e filmación en que /tempre ha ¡ido tenido el Saccrdo- 
iio ^y como andullo junto con el ^ino^ en algún tiempo. Que es Oficio Sácere 
dotal el Sacrificio. 'Del Oficio DiVino , y preparación queje hacia para ofrecer-^ 
le. (Dicenfe las ^Penitencias ^ que algunas lieces hacia el Sumo Sacerdote 5 y U 
liwpkca^ que el Efiado Sacerdotal pide. Del adorno de los Sacerdotes. De las 

Platicas que Je hadan A los Mancebos ^ que entraban énf erigi- 
do de los Templos, Y del tañer de las Campanas. 

CAP. I. Donde fe declara la etimología del nombre de Sacerdote ; y fe dice fir n;cc(^^, 

rioslcs Sacerdotes, para el Culto Divino, y en quien tuvo origen y y principio ejie 

OJicÍG,y eomófue corriendo por todas las Naciones^y Edades del Mundo. 

N los Libros paíados interior, ó exterior , conque recono-í 

hemos dicho , aver ccrle , por Supremo , ¡o qual cojífeía-( 

adoración , y recono- mos. En elle Libro tratamos de los 

cimiento de Dios , por Miniftros , y Oficiales , de los qualcs es 

fer cofa cierta , que el adminiítraao , y férvido. Ellos fon 

que por algún modo Hombres apartados , y legregados del 

conoce aver Dios, ha dQOikcerleaíto conma del Tueblo , haciendo entre si 




D.T/id. llb. 
7. E.blm. 
<»p. I i. 



J fifí 01. £. 
Fo ir. cap. 
i.i3-lib.-j. 
cap 8. 
Cicerón. 



■'lyz Libro 

República diñlnra de la témpora! , y 
proüna : Olios fe llaman Sacerdotes, 
que c$ tanto como decir : Cofa Sa- 
grada , que la da , y recibe ; porque 
Saar , que es el nombre , de donde 
íe deriva , quiere decir : Cofa Sagra- 
da ; y legan Etimoiogia de San ili- 
doro , es nombre compueílo de Grie- 
go , y Latino, que quiere decir: El 
que da lo Sagrado. Y all conio euc 
nombre Rei , fe toma de regir , afi 
crte nombre Sacerdote , le coma de 
cxercitar colas labradas, y Sacníicios. 
y aunque en el Eftado Evangélico, 
y Lci de Gracia , foios aquellos loa 
Sacerdotes , que ion ordenados por 
los OjÜpos , y hacen vida continen- 
te , y Cilla, En los tiempos de la Lei 
Natural, y Hicnta lo fueron , confor- 
m: en a.^acllos milinos tiempos le vla- 
ba ; y ali como Dios los tuvo , que 
ofre:icroa Pan, y Vino , y otros Sa- 
crificios , los tuvo también el Demo- 
nio , para el fervicio de fu fallo Al- 
tar , y lemplo. El ave: Sacerdotes, 
y Minillros de los Templos , es cola 
for^ofa; porque aviendo Diofes , que 
adorar , y Templos donde han de fcc 
Orat. m adorados , y férvidos , ha de avcr Mi- 
Verrem. nillros qiic los fuvan , y traren las 
cofas Divinas (como dicen el Filofo- 
fo , V Tuüo ) que lean también cn- 
fcñadores de la dodrina que enfeña, 
el Dios que adoran , como también 
TUt Civil ^^ '^^'^^ Platón en el Dialogo Ciuilis, 
fcudcregñ. exprcfando, que del oficio dejos Sa- 
cerdotes , es entender , y enleñar los 
dones , y Sacrificios que fe han de 
ofrecer á los Diofes , y la manera , y 
ritos de ellos , y como , y por que 
caula , los Hombres deben hacer fas 
votos , y que dones , y mercedes le 
han de pedir a Dios 5 y de aqui es, 
que fon interpretes de los fecrctos , y 
colas Divinas para con los Hombres. 

Siendo , pues , ello afi , es fuerca 
( como hemos dicho ) tratar de los 
Sacerdotes , y Miniaros de ios Tem- 
plos , diciendo primero , de los que 
han fido del verdadero Dios , y lue- 
go de los que lo han lido del Demo- 
nio. Abel fue el primer Sacerdote 
que huvo en el Mundo, de quien ha- 
ce mención la Sagrada Efcritura , aun- 
que antes lo avia lido lu Padre Adán, 
ofreciendo Sacrificio ( como dejamos 
probado ) del qual recibió Dios el 
Sacrificio mui bien , militando ferie 
grat© , coa embiar Fuego del Ciclo, 
<juc lo qnemaffi , abralalc , y confu- 



Oiíavo 

micfc , como di ce Gtncbrardo , qué <^""'''- ''í'« 
es dicho de los Hebreos; y aun aña- i-C^"^». 
de , que en medio de las llamas fe 
apareció vna imagen , y lemejanca 
de vn León , que fue , como xna. 
figura , y fombra , de aquel León, 
que avia de nacer de el Tribu de 
Judá , para redimir el Mundo , ha- 
ciendofe Sacerdote , y Sacrificio , pa- 
ra el bien de el Hombre. Aíselchue- ^, ^r 
dcch fue también Sacerdote , y Mi- 
niiho de Dios , que ofreció Pan , y 
Vino , y fue Minitlro de eñe Sacü- p.Fmd.ad 
ficio , y de otros muchos lo ferian ndr.ca.j. 
que no fe inciuicron los que pudo 
hacer , en aquel lulo que la Efcritu- 
ra nos dice : raaionncnce ücndo Ca- 
bella de la Iglcfia , y Saccrdjte qui- 
nientos Años, delde el Diluvio, haf- 
ta el tiempo de Jacob , como lo di- r^...' i- 
ce Gcnebrardo en el Ghronicon , y fupr. 
lo nota San Gerónimo , cfcrivicndo D. Hi^ror.. 
á Evagrio ; y en la Ciudad que edi- "-^ Evagr. 
ficó , dice el miímo Genebrardo, 
que edificó Altar , en que facrificó. 
Defpues que creció aquel Pueblo 
efcogido de Dios , y le faco de 
Egipto , y mandó tener Tabernácu- 
lo , y Cafa , donde fuefe bailado, 
luego eligió Minillros de clia , y 
vn Sumo Sacerdote , con quien tra- 
tafe , y tuvicfe cuidado de fu Ser- 
vicio , y Culto , Caf; , y Templo, 
que fue Aaron , Sumo Sacerdo- Exod. 5 1. 
te , y dándole por acompañados, 
y Sacerdotes menores , a íus hijos, 
como fe nota en la Sagrada Efcri- 
tura. A Heli , en la Tierra de Pro- 
niifion : y otros muchos inÜituió Da- 
vid , Rei de Ifrael, Miniltros, y Ofi- 
ciales de fu fervicio , en orden del 
Culto Divino , y Sacrificios : y Sa- 
lomón , fu hijo, los aumenió ,quan- 
do ediíicó , y hico Cafa á Dios , or- 
denando Sacerdotes maiorcs , y me- 
nores , Levitas , y Cantores , que 
de ordiuario aüfiiefen á las celebra- 
ciones , de las SolemnidaJes , y 
Sacrificios , por manos le ha- 
cian todos. 



Supr.üh.-j. 
ca, I .b.vol. 




CAT. 



de laMonarquia indiana. 



I 



ixks^ 




ellos , 
adou ¡ 



CJTIT. IL T)eUs{Dmú¿ 
j Ordenes de Sacerdotes , y MiniJ^ 
tros 5 que ay en d efiado 
Elpmzelko, 

Unque hemos dicho , en 
común , en el Capicu- 
lo pafado ler nei?ela- 
rios los Sacerdores , y 
MiniRros de los Tem- 
plos para el iervicio de 
y cuito de el que en ellos íe 
, y averíos havido en todas las 
edades del Mundo , no baila aquella 
noticia , por íer confuía , para mi in- 
tento ; y afi , me ha parecido en el 
Capitulo prelcnce dar mas racen de 
c?íc nilniñcrio , para que fe vea , que 
no es yerro , ni poco faber del que 
lo eícrive , no.ribrar á los Miniftros 
del Demonio cun kjs miímos nom- 
bres , que í^on nombrados los d? Dios 
Verdadero ; porque en realidad de 
verdad fon vna iniima coía,enquan- 
to al lignihcado , aunque mui dife- 
rentes , en lo tocante á la verdad de 
Ja Religión , que fisguen ; porque ya 
fe ve , que los que lo iba del De- 
monio , van errados , y que víurpan 
vanl , y msntiroiamente efte exce- 
Icntifimo n'jMibre de Sacerdote , y 
nfi.iiftcrio Sacro ; Tiendo debido de 
racon , y de juflicia á folos aquellos, 
que lo fon de Dios Verdadero ; pe- 
ro como el nombre fignifica vna mif- 
ma coía , es fuerca , que fe conceda 



fe finge 
de ello 



Ifidor. 
Kthv. 



á todos , afi á los de Dios Verdade- 
ro , como á los del Demonio , que 
, fálfamente , Dios. El que 
nos da mas clara , y larga 
r,b.-] noticia , es el Gloriofo San Indoro, 
csf. el qaal , poniendo los grados de los 

Miniftros Eclefiafticos en elle elbdo 

Evangélico , comienca por el oficio, 

que es común á todos , que es de 

fer Miniftros; y afi dice en el Libro tituidos los Arcobiipos , 

Séptimo de fus Etimologías , que el San llidoro , quiere decir 

primer grado , que comprehcnde á 

cita lüerte de Gente , es el de Clé- 
rigos 5 en el qual fe comprehenden, 

y encierran todos los pertenecientes 

á c\\.c eflado Eclefiaítico > porque el 

A'ocablo Griego Ci^roj , íignifica iücr- 

te , ó heredad , y por cito le llaman 

Clérigos , como decir , de la inerte, 

6 heredad de Dios > y creefe averfe 

JUmaJo ali , poc avoc entrado en ef- 



te numero de Miniftros Eclefiafticos, 
San Matias , por eltc modo de elec- 
ción , hechando luertes , entre el, y ^'^"■•'• 
el otro Difcipulo , llamado por Ibbre 
nombre el Jufto ; y por cita ra^on 
fon llamados Clérigos genera.'menie, 
todos aquellos , que ie ocupan en eí 
Minifterio de la Iglelia en c'l ícrvitio 
de Chrifto nueftro Señor ; entre \<^s 
quales ion nombrados los pruiieros, 
los Hoftiarios , que fon los Porteros, 
los Pialmiilas , los Lectores , Exor- 
ciftasj y Acólitos, Subaiaconos , Diá- 
conos , Presbíteros , y Obiipos. Ef- 
t-is palabras Ion de San IÍ¡duro,y las 
pone formalmente el Derecho en la Dl/Hn.zi: 
diíliacion veinte y vna , aprovechan- '"'^" 
dolé , para todo aquel Capiruio , de 
las racories de elle Gloriólo Santo. 
Luego , proílgue San ifidoro , rece- 
bido en el Derecho , qjí el vltimo, 
y Supremo grado de la Dignidad Ecíe- 
liartica , llamado en termaio conmui 
y general , Obifpo , le divide en 
quatro grados : El primero , el de los 
Patriarcas ; el fecundo , de los Arco- 
bnpos ; el tercero ^ de los Metropo- 
litanos i y el quarto, de ios übilpos, 
que es la inferior Dignidad de ellas 
quatro , aunque igual en la coma- 
gracion , y fcgregacion de ei demás 
Clero. 

El motivo , que huvo para nom- 
brar eftas Dignidavies, y couftituirus 
en la Iglefia Católica , fe dice por 
exprelas palabras en el miímo Dere- 
cho , en la Diftincion ochenta , di- 
ciendo , que San Pedro , primer Vi- 
cario del Summo Sacerdote , y Pon- 
tífice , Jefu-Chrifto nueftro Señor, 
vfando de la coftunr.bre antigua de 
los Gentiles , ordeno -, que en los 
Pueblos donde avia Pnmiñamines( co- 
mo luego declararemos ) fe conftitu- 
iefcn los Patriarcas , que quiere de- 
cir : Padre de los Padres , o Princi- 
pe Supremo , entre los Padres ; y en 
lugar de los Archiflamines fuelcn conf- 

que icgun 
; el NLior 
de los Obifpos , ó el Summo entre 
todos ellus. Metropolitano fe nom- 
bra de la jurildiccion , y diftrito , que 
cada vno tiene , en fu Beneficio , y 
Encomienda. Obilpo quiere decir : Eí- 
peculador , y Vela , por quanto ficm- 
pre ha de cftár efpeculando , y ve- 
lando fobre las Ovejas , que tiene en- 
comendadas , legan aquello de San 
Pablo , qu^ndo dijo : Euos velan , co- j. Corjj'^, 

ma 






174 



Líhro 

nio aquellos ¡ qu.c eñan obligados 
a dk cuenta de Tu aprovechamien- 
to , y medra , ó de fu perdición , y 
daño j porque fegun el uiilhio Santo, 
fcopiíh en Griego , quiere decir intende- 
re en latin, que es cuidar , y felicitar las 
cofas de fu Miuiltcrio. 

Hl Suuío Tontihce dice > que es 
Principe de todos ios Sacerdotes , en 
el qual Hitado , y Dignidad fe com- 
prehendcn , no íolo los limpies Sa- 
cerdotes , que no llegan á maior 
Dignidad , que á ícr Sacerdotes; pe- 
ro todos los Patriarcas , Arcobifpos, 
y Obifpos confagrados en ellas ; por- 
qtie vSiimo Saceidute , es Pontífice 
Máximo , ordena Sacerdotes , y Le- 
vitas , que fon Diáconos , y dií'pone 
todas las cofas EcleSiall'cas , como 
Cabcyi Suprema , que es , en la Igls- 
fia , y el comunica eíta fi autoridad 
á los demás inferiores , y en todo lo 
que eftüs inferiores pueden , y tienen 
autoridad , puede el ; pero no z\ con- 
trario , que puedan ellos inferiores 
todo lo que el Pontífice Máximo , y 
Supremo puede. Levita es llamado el 
Diácono , que quiere decir Miniflro, 
por lerlo en la adminiftracion de las 
cofas Sagradas , de los quales fueron 
San Eftcvan , y San Loreni^o : Sub- 
diaconos , Miniftros de los Diáco- 
nos , llamados en el Hebreo , Nat- 
hinnei. Los Lcdorcs fon llamados aíi, 
porque leen ; Pfalmiftas , porque can- 
tan Píaimos , e Himnos } Cantores, 
porque cantan ; Acólitos , porque lle- 
van los Ciriales , en los Oíicios , que 
celebra Ja Iglelia > los ExorcilcaSjqiie 
fon los Conjuradores , y confrriñido- 
res para conjurar los Demonios , y 
otras cofas , fegun tiene ordenados 
íus conjuros nuel'tra Madre la Iglcfia; 
Porteros , los que abren , y cierran 
las puertas , los quales eran elegi- 
dos , y nombrados en el Teftamcn- 
to Viejo para guardar el Templo , y 
que miraien por lu ornato , y iim- 
pieca. 

Eftc es el oñcio , que les da á 
'Dlfí.if.c. los tales la Iglcfia nueftra Madre , y 
frok¿i¡s. af. en el Derecho , en la Diftincion 
veinte y cinco , fe dicen cftas for- 
males palabras : A los Porteros les 
pertenecen por oficio las llaves de 
las Iglellas , para que cierren , y 
abran el Templo de Dios , y tengan 
cuidado de todas las colas , que ef- 
tán dentro , y las guarden , reciban 
dentro á los Fieles , y efpcUii á los 



Oóíavo 

Lxconuilgados , h Infieles. Va que 
entre eltos Indios no avia efta difc-. 
rencia de Gente , por ice todos de 
va milnio culto , y adoración , para 
lo qual no avia que elegir , y nom- 
brar Porteros , eran ( á lo menos ) 
nombrados , y elegidos para la lim- 
picca de los Templos , y guarda de 
las cofas muchas , que en elios avin. 
Eftos loa , pues , los grados de M¡- 
niítros Ecleíialticos , y Sagrados, que 
ay en la Iglelia , los quales le nom- 
bran de diferentes nombres , por los 
diferentes oticios en que fe exerci- 
tan , y diferentes grados de dignidad 
en que fon conftituidos , y paciios, 
Y no refiero otras muchas colas a ci- 
to tocantes , por no hacer á mi pro-;, 
pofito , ariendo citado las dichas pa- 
ra declarar las que pretendo decir de 
las Naciones Gentílicas , que á U 
Iglelia Católica han Contradicho , y^ 
han corrido por modo idolátrico an- 
tes de la venida de Chrillo nuellro 
Señor , en carne a! Mundo , y de 
las que con faifa opinión han ido, y_ 
van corriendo , con las que íe in- 
cluien en cite citado de Gracia , y 
Evangélico. 

CJTIT. IIL 1)6 los Umi/7m 

de ti (Demonio , que ferVhin en fus 

Cafas 5 y Templos , entre los 

IJolatras, 

L Demonio , en los 
Templos , que por 
el Mundo ha teni- 
do 5 y tiene , ha 
tenido Minillros en 
mucho numero, 
con los quales, no 
folo fe ha preten- 
dido^ fcrvir , fino también engañar 
Jas Gentes ( como luego va-emos ) pa- 
ra que fiados de fu dicho , y parecer, 
no hizielen mas averiguación, para bLill 
car mejor Señor, y Dueño, que el de 
aquellos hilos, y abominables Minittros 
de Satanás, y que afidos de fus yerros, 
bajalenal Infierno con ellos. Los pri- 
meros que en el prefentc Capitulo fe 
me ofrecen pap tratar de cllo-s , ion 
los de ellas Indianas , y Occidenta- 
les Gentes , los quales referidos , y di- 
vididos cu ordenes , y cíales , harán 
mas fácil la inteligencia , de los 
que lucron mas antiguos , en Egipto, 
Grecia, Roma, j; otras partes j pues 

si 





de ¡a Monarquía Indiana, 

el Demonio , que los engañaba á to- 
dos , buícaba modos en aquellos pa- 
ra iluítraríc , y haceríc famoíb en et 
tos. Eftos tenian muchas ordenes , y 
grados diverfos , y nombres , íegun 
los oficios , que excrcitaban , y mi- 
niílcnos á que acudían ; porque avia 
Summo Pontífice , ó Summo Sacer- 
dote ; avia Pontífice menor , inferior 
al Sumo Pontífice , y á efte menor 
eran inferiores los comunes Sacer-, 
dotes. 

No folo no fe cortab'in el cabello 
eftos Sacerdotes dichos , pero deja- 
vanlo crecer todo lo pofiblc , y avia 
muchos , que les llegaba á las cor- 
bas , y mas , á manera de los Na(ja- 
reos de el Teftaniento Viejo , era ne- 
gro como A(^avache , trancavanlo al- 
gunas veces todo junto , haciendo 
vna madeja de él , tan gruela , co- 
mo el bra(jO. Tenian ( como hemos 
dicho ) el cabello muí lucio , y feo, 
porque jamás lo lavaban , ni peina- 
ban ; añadía á íu fealdad , que cilos 
mifmos fe tiznaban , y cubrían con 
Vnas mantas negras , de dos varasen 
quadro ; que con lemejante adcreco, 
y pottura , bien dixera , el que los 
viera , de los que conocen á Dios, 
y faben la límpieca , que en íus Mi- 
niüros pide , quan de veras eran Mi- 
niftros de el Demonio , y Sacerdo- 
tes fucios , deteftablcs , y feos de 
aquel Padre de mentira , que ios en- 
gañaba , y traía ciegos , para que 
no vieran , por aquella luciedad ex- 
terior , la interior de fus conciencias, 
y Almas. Diferenciavale el Sumo 
Pontífice , ó Sacerdote de los otros, 
en traer colgada , y afida de el pe- 
cho vna Borla de algodón , como en 
íeñal de preeminencia , y maioria. 
Llamavaíe Tcotecuhtli , que es co- 
mo decir , el Supremo fobre todos los 
confagrados , y dedicados á Dios , y 
que tiene jutifdíccion , y poderío fo- 
bre todos ellos. Al Pontífice menor, 
nombraban Hueiteupíxqüi , que quie- 
re decir : Grande Oficial de Dios , o 
Grande guarda de las colas de Dios. 
lY los Sacerdotes comunes fe llama- 
ban Teupizquc , que quiere decir: 
Oficiales , ó Guardas de Dios , de 
ÉTcutl , que es Dios , y Pixqui , que 

es Guarda , ü Oficial , ai 
cuio cargo eftá lí 



^7S 



CATIT. IV. <De como e/los Jn^ 

dios Occidentales fueron Jenwjantes 

a los Ajitiguos Idolatras , en las 

elecciones , y di/Iinciones de Minif. 

tros fi'.periores , é inferiores ^j 

ft declara el nombre de 

Pontífice, 



O dífcordaron mucho ef- 
tos Infieles , en los gra- 
dos , ordenes , y ofi- 
cios , que los Anti- 
guos tuvieron para el 
lervicio , y culto , que 
llamaban , falfamenie , Divino , con 
qne era honrado , y férvido de ellos 
el Demonio ; y probándolo ccn las 
collumbres Romanas , vemos , que 
el fegundo Reí de aquella República, 
llamado Numa Pompiho , gran Repu- 
blicano , Y tíiLii dado á ¡as colas de 
la Religión , como dice Dionifio Hali- 
carnaleo , en los Libros de ¡as Anti- 
güedades Romanas , el qual fuccuió 
iinmcdíatamentc á Romulo , cfiable- 
ció ocho ordenes de Sacerdotes , pa- 
ra los quales ( por racon de que fu- 
píefen todo lo perteneciente á lu ofi- 
cio ) hico ocho Libros , en los qua- 
les declaro todas las colas, que eran 
de el fer vicio de la Religión , y lo 
que á cada genero de Sacerdotes per- 
tenecía , y era proprío de fu miniíle- 
rio , y oficio ; el vno de los quales 
eran los Flamines , ellos eran de gran 
íegun el Glorioíb Padre 



Diom/.Ha- 
i¡carrt.l¡,i. 



Dignidad 

San Agurtin , y tan Supremos , que 
no avía en Roma mas que tres de el- 
tos Sacerdotes , dedicados á tres íe- 
ñalados Diofes 5 el vno á Júpiter , y 
cfte fe decía Díalis ; el Icguudo al 
Dios Marte , y fe llamaba Martialis; 
el tercero á Romulo , que dcípues 
que lo deificaron llamaron Qiíiríno^. 
y elle fu Sacerdote le llamaba í^iiri- 
nalíi. Marco Varron afirma , que Ro- 
mulo inllicuíó los dos primeros , y 
fu fucelor Numa ínftítuio el tercero 
en honra de QLiiríno. Deípues de ef- 
te mífmo Rei eligió á cada Dios fal- 
íb vn Sacerdote Ftamine , y ali t^rnian 
los nombres contbrme el DiOs que 
fervian. De minera , que al Sacerdo- 
te de Vukario , que era dé eíla Su- 
prema oj;dea ¿ llamaban Flamen Vul- 

cana- 



D.Azig.li.z 
de Civ.caf^ 

i;- 



M. Varrom 



"jj^ Libro 

canalis ; y al de la Diofa Furina, 
que lo era del l\u-or , Flamen Futiru- 
Us , y de cita manera dikuríia el 
nombre por los demás ; pero íbbrc 
toilos los Sacerdotes Flamines era por 
mandamiento Real , de Numa , el 
maior , el Dialis , que era de Júpi- 
ter. A cíle concedió , legun Auio 
U-tlG:l a ^^^^^ ' ^'^'"'^'^ y ^^^ privilegios , y 
fo.cl.'i'i. ceremonias , que á el Iblo pertene- 
cían , y no á otro de los de lü mif- 
nia efpccie, Huvo otros , que llama- 
ron Pontihces ; y aunque al princi- 
pio fueron quatro , delpues con el 
tiempo creció el numero , hafta llegar 
á ocho •■, pero entre ellos avia vno, 
que le llamaba Sumo , y era el Su- 
premo , y maior , aísi en nombre, 
como en autoridad , y elk tenia guar- 
dado , por eícrito , el orden de los 
Sacrificios, y los dias quando Te avian 
de ofrecer , en que Templos , y á 
qué Diofes , y t odo lo demás , que 
pertenecía al culto Idolátrico , que te- 
nían por Divino , y Sagrado. 

Yá por Jo dicho en el Capitulo 
pafado hemos vifto , como entre los 
Indios avia vn Pontífice Supremo , al 
qual todos los de.nas eran inferiores; 
el qual era como el Pontífice Gentil 
Romano , que excedía en Dignidad 
á todos los otros , y avía Hneyteu- 
pixqucs , y TeupiKqucs i los quales 
ios Romanos llamaron por Otro nom- 
bre Primiñamínes , y Archiflamincs, 
los quales eran Supremos en dignidad 
á los comunes , que (e llamaban Fla- 
mines , y fegun parece por lo dicho 
en el Capitulo íegundo. Los Primí- 
ílamines eran como fon aora los Pa^ 
triarcas en nueftra IglcUa Evangélica, 
y los Archíñamínes , como Art^obif- 
pos , y los Flamines , como Obifpos; 
porque el Sumo Sacerdote San Pe- 
dro , Vicario de el Primero , y Eter- 
no Summo Pontífice , y Univerfil de 
el Mundo JESU-CHRISTO nueftro 
Señor , dando orden en el Govicrno 
de fu Iglefia , delpues que la tiivo á 
íu cargo , por entrega , que Jcfu-Chríf- 
to nueftro Señor , le hi*^o de ella , or- 
denó , que en lugar de los Sacerdo- 
tes Primíflamínes , fuccdíefcn en fu 
Iglefia los Patriarcas ; y en lu lugar 
de los Archíñamínes , los Arí^obifpüsr 
en el de los Flamines , los Obifpos; 
como todo efto fe prueba en los De- 
cretos veinte y vno , y ochenta ; to- 
mando la Iglefia efta diftíncion, de los 
grados de los Prelados ¿ de la Ordcn¿ 



Nono 

que tenían los Gentiles , con:io dice 
San lüdoro,y el MaeÜro de ]„s Sen- 
tencias , en el quarto de fus Libros. 
De manera , que afi los vnos , como £i;,f_ji_(.^. 
los otroí Idolatras (digo los Gentiles (;/f,.5., , tr 
Antiguos , como cltus Modernos, de So. w i. 
quienes aora hablamos ) tuvieron vnos ts" i. 
mifmos Miniíhü.s , difererxiados (olo, ^-'fi^f- 1- 
en los nombres , íegun la leiieua de '^' "''f^' 
cacia vno ; porque u bien queremos sent.in^. 
ver fcl iignihcado de Pontifice , no ii.i^.cin» 
es otra cola , fino qucicr decir , que fin, 
hacen puente de buenas coíUimbrcs, 
que figan ¡os otros Hombres , ó que 
las colas clpirituales , y de Religión, 
en las quales ellos prelidcn , llevan a 
Jos Hombres á elíado , en que ¡can 
teüccs , como palando por Puente 
fuerte , y fegura , para el defcanfo 
perpetuo. Y li efto lo entendieran ef- 
tos Gentiles de el Cuito del Verda- 
dero Dios , y de lü Leí , y Mínif- 
tros , fueran acertados , y dixeran 
muí bien , por quanto la Lei de Dios .,.. 
es caituno para el Líelo , como lu ün 
jo ll'aias de el Evangelio de Chriílo, 
y ellado de Gracia , por eftas pala- 
bras ; Lila es \^ia , andad por ella, 
y os llevara al Cíelo ; y a fu gracia. 
Je llama Agua , á la qual combida 
el miíiiio Profeta , diciendo : Venid 
todos los fedíentos á beber de ella. 
Y el Pontífice es Puente , por donde 
crte Rio de Gracia fe pafa , que es 
la Cabera , á cuio cargo eftá enfcñac 
el modo de adquirir , y alcancar ellas 
Aguas , y camino de el Cielo ; pop 
quanto es íu obligación maior , que 
de los demás Sacerdotes ; los quales 
cllán obligados á íabcr todas las co- 
fas , que fon de fu oficio , en cfpe- 
cíal la Lei , y Doctrina de Dio.s , co- 
mo él milino lo dice por Malachias, MaUcb.i^ 
por ellas palabras : Los labios de ej 
Sacerdote guardan la Sabiduría , y 
Sciencia , y la Leí ha de íer bufca- 
da de fu boca , porque es Ángel ds 
el Señor ( no en naturaleca , fino en 
el oficio puro , y limpio , que exer- 
cíta ) en cuia boca ha de ettár pura, 
y perfeétamentc la explicación de la 
Leí de Dios , como el que efta obli- 
gado á íaberla pura , y perfectamen- 
te , para enfeñarla al Pueblo , rudo, 
c ignorante 5 lo qual fe declara , por 
lo que dice en otra parte. Pregunta 
la Lei a los Sacerdotes ; como quien 
dice , los Sacerdotes eftán obligados 
á faber la Ley , y por efto puedes 
llegar con f^^gnadad á oiría de íu boca. 



de la Monarqt4¡a Indiana, 

cooab cofa importante > y pertene- 
ciente- á tu remedio , y llega con 
Coiifianca de que te cnfcñará , y Ta- 
cará de duda , ea lo que le te ofre- 
ciere , por quanto lo tiene por oíi-. 
ció , y es fuerca , que lo íepa , pa- 
ra bien exercitarlo, Efta es , pues , ¡a 
obligación del Sacerdote 5 y íi fe en- 
tiende de todos los Sacerdotes en co- 
mucho mas en particular debe 



Í77: 



CATlT. V. ©e otfoí Sdcerdo^ 

tes 5 íjue aVia en efta ISluelua- 

BJjaña 5 y fu elec-> 

don. 



mun 

entenderfe de el Sumo Sacerdote , y 
Pontilice Supremo , el qual , como 
Cabe»¿a , que es vniverfal , efta mas 
obligado á tener conocimiento de 
ella por entero , por quanto qual- 
quicr defecto , que el Pueblo come- 
tiere en la Ley de Dios , por igno- 
rancia del Sacerdote , es culpa á él 
atribuida , y queda obligado á h pe 



Tcen algunos , que los; 
Señores , que taliecian 
dejaban al maior de fus 
hijos por heredero , el 
qual lucedia en el Se- 
ñorío , y Reino , y el 
fegundo entraba en el Sumo Pontifi- 
cado. Pero dado calo , que efto ÍC 
entienda del Reino de Tetzcuco , y 
del de Tlacupa , y otros 5 porque en 




na. Por efta ra(¿on mandaba Dios en ellos iban fucediendo Hijos , á Pa 



la Lei Antigua , que en la confagra- 
cion del Sumo Sacerdote íe ofiecie- 
fe vn Becerro , y dos Carneros , y 
fucien íacrificados ; para dar á en- 
,ibul. q. I. tender ( como nota el Toftado ) que 
incat>.i?. aii como mas obligado á mas per- 
Uxod. ficción , y maior Sabiduría , era 
maior fu culpa , en cometerla ; y por 
configuicnte manera la pena maior, 
y quedaba á maior latisfacion obli- 
gado. Y Tiendo efto aíi , con mucha 
propriedad Te llama Puente > pues es 
paTo , por donde todos pafan , y de- 
ben pafar en efte eftado Eclcfiaftico 
á las colas forcoTas , y ncceTarias de 
la Talvacion. Y efto , que fe entiende 
del Pontífice Sumo , y Supremo , que 
es Vicario de Jeíu-Chrifto , vfaban 
los Gentiles , con los que en Tu Lei 
falla elegían , y criaban , teniendo 
Autoridad Suprema , y fingiendo en 
ello , que fallamente le aplicaban, 
llamándole Máximo , y cftos Indios 
Hucyteupix'qui,quc es lo miTmo. Efte 
nombre de Pontífice es Latino , to- 
mado en nueftra Iglefia de los Gen- 
tiles Latinos ; porque en la Lei ET- 
crita , dada á los Hebreos , no Te 
llamaba , lino Gran Sacerdote 5 y aíi 
hablaron cftos Indios conforme lo vTa- 
ron en el Pueblo de Dios , llamando 
: á Tu Pontífice Hueyteupixqui, 
que quiere decir Gran 
■ Sacerdote. 




dres ; no Te debe entender de el de 
México (donde principalmente lo po- 
nen ettos , que afirman efto ) por- 
que los Reies no heredaban , fino 
que eran elegidos, y como vimos en 
el Libro de los Reies , quando el 
Rei moria , Ti tenia hermano , entra- 
ba heredando ; y muerto efte , otro, 
íi lo avia 5 y quando faltaba , le Tu-^ 
cedia el Tobrino , HijO de Tu hcrma-i 
no maior , a quien , por Tu muerte,' 
avia Tucedido , y luego el hermano 
de efte , y afi diTcurrian por los de- 
más. De manera , que íegun lo dicho^ 
no es mui conforme á verdad afir- 
marlo , aunque creeré mui fácilmen- 
te , que los eledos en Pontífices , y 
Sacerdotes Sumos , ferian de los mas 
Nobles , y Defcendientes de la Cafa 
Real , por fer oficio tan Supremo , y; 
digno de perfona tal , y que lo me- 
recieTe. Y á efto le inclinarían mu»; 
chos , tomándolo por Suprema honra 
( como en realidad de verdad lo era ) 
pues en lo cípiritual excedian á tor 
dos , y no tenían igual. Y del Em- 
perador Motecuh^uma fe dice , que 
crtaba barriendo el Templo, quando 
vinieron por el , para darle la obe- 
diencia ; de manera , que debia de Ter 
Sacerdote. Lo que de cierto Te Tabe 
es , que avia Sumo Pontífice , y que 
efte era Supremo , á los demás Sa- 
cerdotes , que tenían vec;es de Obif- 
pos , y los otros Te llamaban comu- 
nes. En algunas Provincias de efta 
Nueva-ETpaña avia Tcis principales Sa- 
cerdotes , y el Sumo Pontífice lobrc 
todos , a quien , como á Cabera , re- 
conocían , y obedecía^. Efvos eran 



lyS .' Ltlro 

cu gran manera hóneflo§ i y caítos; 
y quando velan alguna Muger , baja- 
ban los ojos al fuelo ; nunca bebian 
vino , ni cofa , que emborrachaíe , a 
manera de ios Na^jarcos , que lesera 
prohibido por la Lei ; moítraban mu- 
clia mortificación , gravedad , niefu- 
ra , y magelbd en los rodros ; poc 
lo qual los tenían todos por buenos^ 
y pcrfedos en fu faifa creencia , y 
dodiina , y dabafcles gran crédito á 
lo que afirmaban ; y finalmente , en 
todo tenian grande autoridad , por 
ellos fe governaba mediatamente to- 
da la tierra , por las relpueltas , que 
de los Oráculos recebian , las quales 
decian , y manifcltaban á los Seño- 
res , y Rcies 5 por manera , que u 
fe avia de dar Guerra , 6 hacer otra 
cofa para el bien , y vtilidad de la Re- 
publica , los confultaban , y aquello 
que mandaban hacían ; y aíi fe acof- 
tumbraban en los Reinos de Guate- 
mala , y fi no me he olvidado de las 
averiguaciones , que acerca de efto 
tengo hechas , en eftos de México 
también. 

En parte parece convenir eíle or- 
den de Sacerdotes con aquel , que 
Kuma conttituió , que llamaron Fe- 
. cíales , tomando el nombre de la te, 
o fidelidad publica , que guardaban. 
La autoridad , y potcíliad de eftos 
era, tener gran cuidado, que el Pue- 
blo Romano a ninguna Ciudad , que 
con el eliuviefe confederada , hieie- 
íc injuía Guerra. Y íi en algo fe deí- 
componía alguna Provincia , ellos iban 
a defafiarla , íi por bien no fe redu- 
cía j y bueltos á Roma , daban no- 
ticia de ello , al Senado , y por fa 
palabra fe movía á hacer Guerra á la 
'Serv.lth.9. dicha Provincia , ó Pueblo. Véate 
jo.if«f> Servio , en el Noveno , y Décimo 
Libro de las Eneídas , que trata lar- 
gamente cfto , con otras cofas , que 
a mi no me importan , fiao folo de- 
cir , que llegó el Sacerdocio á pun- 
to , que fin parecer de Sacerdotes, 
y fin juftiíicar ellos la caula, nunca 
daban Guerra los Reíes, y 
Capitanes. 



CJTIT. VI. ^e ctms ^¡¿nU 
¿ídeí , y Mini/iros , (jue tu- 
'í)icron e/}as Gentes Ido- 
latras, 





iKtre las coíás de cuein 
ta , y dignas de faber- 
fe , que huvo entre efi 
tas Indianas Gentes, 
fue vna la diftribucioa 
de los oficios , afi la- 
prcmos , como inferiores 5 de los quales 
fueron los primeros los Sacerdotes re- 
partidos en Sumos, y menores; con- 
viene a faber , Pontiñce Máximo , y 
Menores , y Sacerdotes fimples. Pero 
como es fuerca , para el buen govierno 
del Culto Divino , aver otros üricíales, 
que fe ocupen en fu miniílerio ,aülos 
tenian eftas Gentes. Ellos eran como 
las Dignidades de las Iglcfias Catedra- 
les en el Pueblo Chriltiano ; conv¡e-< 
ne á faber , Teforero , Maeftre-EP 
cuela , Sacriítan, y Mo^os de Coro. Ai 
Tcíorero llamaban Tlaquimiloltccu-í 
chtli , como decir , Oficial de la ha-- 
cienda de los Templos, y Cafa de Dios,- 
ó de los Diofes , que es proprio de los 
Tcforeros de las Catedrales ; á los qua- 
les pertenece la guarda de los V.-v- 
fos Sagrados , y vcftimentos , y de 
todo el teforo de la Iglefia , y pro- 
veer de todo lo que incumbe al Altar, 
y que crté compuefto , y proveída lai 
Lampara de aceite , con otras cohs 
á ellas lemejantes ; las quales todas 
tenia á cargo cite Tlaquimilokecuch- 
tli , ó Teforero , y á ellas acudía coa 
fuma diligencia , y puntualidad en la 
Cafa del i3emonio. 

Tenian Sacriítan Maior , á cuio 
cargo citaba la guarda de los orna-í 
nientos , el qual fe llamaba Tliilan* 
calcatl. Avia M090S de Coro , y íer- 
vicio de Templo ( como luego vere- 
mos ) los quales fe llamaban Teotla- 
macazque , com.o decir : Mocos de 
la Cafa de Dios. Avia Chantre, á cu- 
io cargo citaba , lo que le avia de 
cantar en los Templos , por fer ofi- 
cio de cíla Dignidad proveer en eí^ 
to , al qual , en algunas Iglefias nuel^ 
tras , llaman Cantor , ó Primicerio, 
y en otras Capifcol , y en lo Mexica- 
no Tlapixcatzin. Refidía de ordina- 
rio en los Templos, y Cafa del Demo- 
nio, por cftár a ftj cargo comcncarlos 






de la Monarqma hdiam. 

Cantare?, e Himnos, comoánudlros 
C!r.intres los PlaJmos , y orras colas, 
que en las Iijlciias le cantan , y debw'n 
iiUtruir alus ■^uecanran, legua loque 
S.Tftiof.Az colige cíe banliidoro, en vna Car- 
ia , que efcrivio á Ludo , Obilpo de 
Cordova ; y ali , elle nueítro Chan- 
tre , o Cantor , co-nenijaba , y entona- 
ba piinicio los Canrarcs , que todos 



lüs días le cantaban á los ídolos , y 
llevaba el compás , en el Teponaz- 
tii , que Te tañía , y de eíto no avia 

* de faltar jamás , lino era por nuii 

grande , y legitima caula Avia ¿>o- 
cnantre , que era el que entonaba ro- 
do io que fe cantaba en aufencia del 
Ciíantre , llamábale l'zapotlateohuat- 
zin. 

Avia .Maeftre- Efcuela , que fe lla- 
maba riamacazcaceutl , cali Aiaeílro, 
o Oiical de los mocos dedicados á 
Dioj , cuio oficio , entre otras coias, 
es en;nenJar a los que yerran en el 
Coro ; y en la Igleíia de Salamanca, 
y la de Toledo , y otras , tener cui- 
dado con los que han de fer promo- 
vidos en los eltudios , y recibir gra- 
dos, y en otras partes leer , y qw^z- 
ñar. Por lo qual en el Concilio Tri- 
^'.>í- *?• dentino fe proveyó , que no fe die- 

'^«/•i^- fen las dignidades , ó Oficios de Maef^ 
tre -Lícuclas , fino fuefe a Doctores, 
Maeltros , ó Licenciados en Teolo- 
gía , ó Derecho Canónico ; porra^on 
de que debe enfeñar , ó poner quier» 
en íu lugar enleñe. Efte oficio excr- 
citaba elle Tlamacazcateutl , y de- 
bían de fcr conllituldos , en efta dig- 
nidad en Roma, dos Sacerdotes , que 
el Rei Tarquino Sobervio eligió , los 
quales tenían cargo de ver , y leer 
los Sacros Libros de las Sibilas, y los 
Verlos , y lignificaciones que en ellos 
avia ; y fe les concedió ci cuidado 
de corregir , y enmendar los Faltos, 
que eran los Libros , en que ertaba 
clcrita la memoria de los Tiempos, 
y entre ellos las cofas lagradas , y Fief- 
tas ( legun algunos ) de donde fe in- 
tituló el Libro , que Ovidio hico de 
FaJíís. 

Avia vna Dignidad en lo Eckfiaf^ 
tico de cita Ciudad de México , que 
fe llamaba Mexicatlteohuatzin , el qual . 
tenia las veces , que en las Iglelias 
Catedrales nueftras el Arcediar>o , que 
fegun algunos Concilios. ( en efpecial 
el Tridentino , refiriendo la conftitu- 
cion de Alcxandro Tercero , en el 
Latcranenlé ) fe lUraan ojos de los 
Jomo I¡, 



■»7P 

Obiipos , y Vicarios fulos , cl qual 
era como Vicario General , que pre- 
íidia en todos los Monallerios, y Co- 
legios , que avia en ella Ciudad , don- 
de fe criaban los Hijos de los Prin- 
cipales , y era vno de los Sacerdo- 
tes Aiaiores del Templo, ó Delubro 
del ücraonto : era como Padre , y; 
Prelado de todas las Cafas de Con- 
gregación , y de los que en ellas re* 
lidian , y eilaban : era fu comiíiofi 
vniverfal , fobrc todos los que en las 
diclias Caías , y Monafterios prell- 
dian , los quales todos tenian fus Pre-* 
lados , á quienes , los que dentro ci- 
taban , o le criaban , reconoci:n por 
maior, y le obedecían. Por el orden 
de elte dicho leohuatzin fe hacian 
los nombramientos , para qualquiet 
oficio de la República , ó Ecicíialü- 
co , que fe avia de encomendar á los 
que en las dichas Congregaciones í^ 
criaban , y aliltian , fcgun la noticia 
que de ellos tenia , y daba , y las in- 
formaciones que hacia , quando ea 
los dichos Colegios entraba , y loa 
vilitaba. 

Tenia grandifima cuenta , y vigi-í 
lancia , con que los Mancebos le cria- 
len en mucha difciplina , y doctrina 
del fcrvicio de los Dioles- Tenia taraW 
bien ;uri(dicion íobre todos los que 
eran , como Curas j y Beneficiados,' 
de las Parroquias de la Ciudad , man-" 
dándoles en las colas convenientesj 
y caítigandoles fus excelosj Elte te-^ 
nia otro Coadjutor ^ llamado Huitz-' 
nahuaclsohuatzin ^ el qual era infe-." 
rior al Teoiii^arzin 5 pero fuplia íus 
veces en el govietno , quando poc 
legitimas caulas era impedido , 6 
quando por orden fuio fe lo manda-i 
ba. Otro Sátrapa , o Sacerdote avia' 
de mui grande autoridad , llamada 
Omctochtli , el qual prefidia á qua- 
trocientos Sacerdotes , que le llama- 
ban Cenizon-^otochtin , y eran del 
fervicio , y Templo del Dios del Pul- 
que , que fe llamabí Tezcatzoncatl 
( como decir el Dios Baco ) no erart 
mas los Sacerdotes de Baal , á Jos 
quales mató el Profeta Elias , por 
fallos , y mentirofos 5 porque jamas 
deja el Demon'O de tener Miiiiflros 
en cantidad , y abundancia , que le: 
fnvan , como aquel que facilmento 

los engaña , con incitaciones que 

Íes hace , y calos de libertad, 

que les difimula. 

' X?X • ._ ' 



I So 



Libre 




tAT. VIL (De los Sacerdotes , y 
^Pontífice 5 ¿jiie/e elegía en Li Tro- 
ti'mcii , y Señorío de los Totona- 
€as y y del modo de Ju elección , y 
preeminencia ^ y de fu manera de 
confagr ación , caji femejante en la 
confección del Olio , a la de el Sa^ 
cerdote Summo de la Lei Anti- 
gua j <iue fue engaño mui no- 
table de el 'Dc^ 
vionio. 



>Os Sacerdotes, que avia 
en la Provincia de los 
Totonacas , eran hechos 
por elección , ali como 
antiguamente los Pue- 
blos elegían á los Obif- 
pos, y también al Sumo Pontitice ei 
Pueblo Romano 5 y elto parece por 
muchos decretos , y cq las Hiíto- 
rias de los Santos , como de San Sil- 
veftre , San Gregorio , San Nicolás, 
y San Ambrofio. Elegidos feis , en 
aquella Provincia > era de efta ma- 
nera , que ei vno de ellos era el Pon- 
tífice Máximo , y cabera de los de- 
más , los quales le iban excediendo, 
y aventajando en Dignidad , y Au- 
toridad , por cite orden ^ que el pri- 
mero eledo ( como mas antiguo ) 
era Supremo al fegundo , y el le- 
gundo al tercero , y afi iba difcur- 
riendo halla el mas moderno , ó vl- 
timamente eledo , aunque lo huvie- 
fcn íido todos en vn dia , y hora,- 
valiendo en aquella elección la an- 
tigüedad del nombramiento. Quan- 
do cftc Pontificc , y Sacerdote Su- 
mo moria , celebradas fus oblequias 
( como en otra parte fe dice ) fucedia 
en el Sumo Pontificado , aquel Sacer- 
dote , que defpues de el , era primero^ 
y mas conjunto á el por elección , al 
qual los otros Sacerdotes , con gran 
íiefta que hacian , lo vngian , y conta- 
graban coa vn vnguento , hecho de 
vn licor , que le llama Ulli , confec- 
cionado con fangre de los Niños que 
facrificaban. Elíe vnguento , y con- 
fección de licor , le ponia en la cabeí^a, 
y con efta vncion , y ceremonia , le in- 
troducían en la Dignidad , y Oficio de 
?Wüfise, X Swtfto Sftcerdoi;e, Hceiv* 



Nono 

la ceremonia , y vncion , luego todo el 
Pueblo le hacia grandifima reverencia, 
y acatamiento , y con grandes coite- 
lias , y aplaulb le daban gracijs ; por- 
que fe encargaba de aquella Üiguidad, 
y recibía aquel cftado , cali con;o 
agradeciéndole , que tomafe L\ carga, 
y el cuidado de l"u regimiento , y 
govierno elpiritual ; y dándole todos 
la obediencia , le acababa la ricUa , y 
confirmación de Pontífice , y Sacer- 
dote Sumo. 

Elle acto , y ceremonia de vngic 
los Sacerdotes , mandó Dios Verda^ 
dcro á Moiíen , que hiciefe en Aa- Levit. 8. 
ron , y fiís quatro hijos , dclpucs de Exed. z^. 
avcr edificado el Tabernáculo , ce- 
rno parece en el Levitico , y en el 
Éxodo fe declara la confección de cC- 
te vnguento , con que le hacia la vn- 
cion , y confagraciou del Suiíio Sa- 
cerdote , y la de los otros , que erau 
menores. Pero lo que aquí quiero 
notar ( dejando otras muchas cola») 
no es mas , que la mezcla , y con- 
fección , que fe hacia , para la v nctuos 
la qual era de diverlás cípccics , y 
cofas aromáticas , desleídas en acei- 
te , de cuia incorporación fe cfpelaba 
el vnguento con que fe liacia U coo- 
fagracion , y vucion dicha. Todo lo 
qual fe juntaba con fangre de va Be- 
cerro , y dos Carneros , que en elU 
ocafion , y para elte electo eran la- 
crificados , como parece por el Texto 
Sagrado , y con toda ella mezcla le 
vngia la cabera del Sacerdote , y le 
derramaba por las velUduras Sacer- 
dotales. Lo fegundo que fe nota , es 
la aftucia del Demonio , que viendo 
efta confección , para la vncion , y 
confagjracion dicha , la vluipo dci Pue- 
blo , y Cala de Dios , para la luia ; y 
ordeno , que íus Miniítros fuefcn va- 
gidos con efta goma , llamada Ulli, 
y con fangre ; y no fe contento coa 
que la fangre fuefe de Animales irra- 
cionales , como en el Pueblo de Dios 
fe acoftumbro, fino que Hiele de Ani- 
males racionales , y Niños tiernos; to- 
mo aquel que en la deltruicion , y 
ruina del Linagc Humano le deleita, 
inficionada la vncion con fangre hu- 
mana , como lucio , y puerco , que es-, 
á diferencia de Dios , que es lim- 
pio , y puro en todas fus 
acciones. 



#«* 



xm 



*** 



<^4P' 



St'.p. 



üb.á. 



CAT. Vtll ^e ios Sacerdotes, 

que fe elegían a la jOio/a Cintentl^ 

que eran como Monjes fcffcgados^ 

j apartados de los demás , de 

fu dignidad 5 y 

'Didat, 

*^.€;f!|C?f Ñ efta Provincia de ios 

«'-^ 



^ 






*>»• 
«?-> 

^ 



Totonacos , avia vua 
Diofa , cuio nombre 
eraCii)teucl,álaqiial 
( como en otra parte 
hemos dicho ) ellima- 
ban , y honraban to- 
cios los de efta Nueva- Eípaña , y te- 
nían en mucho , para cuio íervicio, aun- 
que es verdad , que tenia muchos Mi- 
nilcros , en particular íe le elegían Sa- 
cerdotes , dignosj a lu parecer , del cré- 
dito que debían tener Hombres que á 
tan gran Üioía fervian. titos eran caf- 
tiiiirios, y dé vida irreprehenlibie , y 
loable y entre eüoíf y aun entre noío- 
tros lo pudieran lér, lacada la inrideli- 
dad , é idülatria , con que eftaban cié-; 
gos.) Era tan virtnola íu vida, que todas 
las Gentes los venian a vititar , como 
Gente particular , y virtuoía, en las vir- 
tudes morales, y a encomendatíe a ellosj 
para que rogafen a la Diofa , y á los 
otros Diofes por ellos ; por ración de 
nofer otro lu exercicio , íuio rogar por 
la prolperidad de 1 js Pueblos , y Comu- 
nidades , y de los que á ellos fe enco-. 
niendaban. A eftos Monjes iban a con- 
Inlíar los Snmmos Pontihces j y los 
confu'tabjn fobre las colas fecretas , y 
negocios arduos , y con ellos fe aconíe- 
jaban, y tomaban íu conlejo eficazmen- 
te , creiendofer Lwvo , y íaludable. Ef- 
tos dichos Monjes no podian hablar 
con otras perfonas , fino era con üs 
ya dichas , de los Pontífices , falvo con 
aquellos qiie los iban á viütar, como 
fegregados de la vida común , y apar- 
tados de los vicios ordinarios , y ¿pe- 
dirles confejo , como á Maelhos , y 
Padres. Y en femejanres ocaíiones po- 
níanle en cuclillas , y los ojos en el 
fuelo , oian las aflicciones de los que 
las llevaban , y raigones 
de los que preguntaban 
efcuchado con mucha atención , hu- 
mildad , y mortificación , refpondian 
á las dudas , y dificultades , lo nece- 
fario , elcuíando multiplicación de pa,-? 
Jomo IL 



^e ía Moúárqmd Indiana, 'i 8 1 

labras , y defpódianlos con brevedadj^ 
y confuelo. 

Su vertido eran pellejos de Zorros,- 
Coiotcs , ó Adives , traían el cabello- 
mui largo , y tram¿ado , jamjs cdmiar» 
Carne j y alii en aquella eftrecheca.- 
y mortificación de vida vivian , y; 
morían y fin falir de los limites da 
aquella afpera mortificación. Quan- 
do alguno de ellos moría , elegíale 
otro en fu lugar , y no qualquiera,, 
fino aquel que era tenido , y eftinu- 
do por de buena , y honcUa vida, 
que repreíentaba mas , y mejor exeni- 
plo , y nunca fe hacia elb cleccioa 
en mo^os , aunque los huvieíe cóii 
las calidades dichas , fino en Hombres 
ancianos , y viejos , que palában de 
fefenta años , el qual avia de aver fn 
do calado , y entonces viudo , y li-< 
bre del Matrimonio. El exercicio de 
eftos Hombres Ungulares , y rccogin 
dos era efcrivir por figuras , muchas 
Hülorias ; las quales puertas en efti-. 
lo , y bien concertadas las daban 4 
los Summos Sacerdotes , los quales 
las referiaa defpues , en fus platicas^, 
y fcrmones , á las Repúblicas , y| 
pueblos. 



:a 



CAT, í'X. íDe los Capellanes per^ 

petuos ^ que los de la TroVmcia de 

Teohuacan tenían en los Tem^ 

píos y y de fu modo de í2^-. 

lición , y Vi^ 



da i. 



■% 




N la Provincia de Teó? 
huacan, que cae á efta de 
México quatenfa leguas 
al Oriente , entre otros 



Minirtros, que tenían de-i 
ditados á fus Dioíes^ 
eran vnos que íervian de Capellanes 
perpetuos , los quales fe ocupaban orn 
dinariamente ^ en velar , aiunar , orar¿ 
y hacer los Sacrificios quotidianosj 
Eftos Capellanes no eran en numerct 
mas de quatro , los quales entra- 
ban á fervir en el Templo , por ef-f 
pació dé quatro aííos , los quales; 
y palabras pafados fe iban , y entraban otros 
y aviendo en fu lugar ; de manera , que las 
Capellanías eran perpetuas , aunquq 
los Minirtros de ellas , eran quadrie-^ 
ños , ó Minirtros trocados , de quatro 
(jn quatro afíos : en culo minirteriq 

^2 COft 



iSz Líhro 

corria la perpetuidad de la Capellanía, 
y ohcio de los dichos Miniaros , y 
Capellanes ; porque aunque avia va- 
riación en ellos , por raijon de fu 
trueque, no la avia en el Miniüerio, 
en que fe ocupaban , por fer liem- 
pre vno mifmo invariable , y fixo* 
Llamabanfe eftos Capellanes xMonauh- 
xiulicauhque , que quiere decir : Hom- 
bres dedicados al aiuno , y ab(H- 
nencia de quatro años. Ellos entra- 
'Stnod.Pj- ban en el Templo de la manera que 
as Augu- j^ucflr^j Sacerdotes entran en trcin- 

jlaKa ¡ub . j > j j 1 

D.Aipkt,if. f'^"'»''!'^ cerrado , a caaa vno de los 
M»n>¡qui. quales , daban vna manta fola de 
algodón , delgada , y vn maxtlatl, 
que firvc de pañetes, con que fe cu- 
bren las parres verendas , no rcnian 
mas ropa , con que cubrir fu cuer- 
po , de noche , ni de dia , ni en Ve- 
rano , ni Invierno , ni en ningún 
Tiempo de el Año. Su cama era la 
Tierra , y los petates, ó eneras para 
fu repofo , el fuclo deínudo , y vna 
piedra , ó canto por cabecera. Alu- 
naban todos ellos quatro años , con 
continuación , íiiio era los Días de 
Fiefta , las quales celebraban de vein- 
te en veinte dias. Su comida era vna 
vez al dia , y efta , quando el Sol 
iba mas alto , y á veces , quando de- 
clinaba. No comían Carne, ni Pefca- 
do , ni Sal , ni Chile , y conrencaban- 
fe con vv\2i rortilla, que debia de te- 
ner de pefo dos on<¿as de Pan , y 
tras ella les daban vna elcudilla de 
Atole ( que es lo que los Caílellanos 
llamamos Gachas , ó Poleadas , he- 
chas de Maiz , que es fu trigo ) otra 
cofa no comían , ni fruta , ni miel , ni 
Cofa dulce ; pero en las "FeíHvidadeá 
dichas , les era licito comer de todo 
quanto podían aver , y les era admi- 
nirtrado , y en aquellas ocafioncs po- 
dían deíquicar lo que avian alunado, 
aunque tengo por cafo dificultofo 
creer , que fe demafuban entonces; 
pues es cierto , que vn eftomago fla- 
co , y debilitado , y hecho á poco fuf- 
tento , que qualquier demasía le ef- 
traga , y ofende : por lo qnal pienfo, 
que irían muí conlidcrados en cldef- 
mandarfe , pues de los exceíos falen las 
enfermedades , y nmertes. 

En cada Año de los quatro , que 
fervian la vez de la Capellanía , les da- 
ban vna manta , y vnos pañetes de Al- 
godón, como te ha dicho,y con elte vef- 
tido pafaban , y corrían muí confiante- 
mente con fu aiuno , y penitencia. Su 



'Mono 

ocupación ; y exírcicio cfá velar idc 
noche en el Templo * y cantar Him- 
nos, y alabanzas a fus Díoícs, en el 
difcurfo de las quales hacían memo- 
ria de fus Proeí^as , y Hacañas j que- 
riendo el Demonio , que como Dios , 
tuvo vn Moífen , y vna Delbora , y "" ' ^* 
orros Siervos , que le cantaban Can- 
ticos de alabanzas , en los quales re- 
ferían fus hechos , y fus grandes ma- 
ravillas , en facarlos con mano fuerte 
del poder de Faraón , y oprelion de 
Egipto , y averíos llevado por el De- 
fierco , fuilcntados con las viandas de 
fu Divina Providencia y y hecholos 
Señores de la 1 ierra de Promilioa 
contra la voluntad de los que la po- 
íeian , y averíos librado de fus ra- 
bias , é iras , y fudcntandolos como 
á Hijos efcogidos , y queridos : ali 
el embidiofo de eflo , quería oír de 
Ijs bocas de fus Miuíttros cafos fe- 
mejantes , que por ventura avria 
hecho por permifion de Dios , y fe- 
cretos juicios fuios > Jas quales cofas 
( como digo ) le cantaban eftos fus 
cuidadofos Minillros > pero quiero 
que fe fepa , que no todos quatro 
juntos velaban, fmo que fe repartían 
pareados > de fuerte , que vna noche 
eran de vela dos , y otra los otros 
dos , en la qual no dormían fueño; 
lo vno , porque no les era permíri- 
do , ni lícito ; y lo otro , porque co- 
mo ellos fervian de voluntad , y con 
amor , no fe les hacia penofo ( que 
es vna de las condiciones del Amor, 
facilitar lo dificultofo , y hacer lige- 
ro lo pefado , y grave ) ofrecian in- 
cienfo , y copal quatro veces , en la 
noche , á los Diofes, cuio era el Tem- 
plo donde eílaban , y de ciertas , ea 
ciertas horas , era el Sacrificio que 
hacían de si mífmos , íacandofe fan- 
grc de algunas partes de fu cuerpo , y 
derramándola entre las brafas de los 
inceníarios , cuio humo íubia con el 
del Incíenfo. 

De veinte en vsinte dias fe lacru 
ficaban en efta manera : hacíaa vn 
agujero en lo alto de las orejas , y 
por él pafaban fefenta cañas , vnas 
delgadas al principio de la herida, 
y otras mas grucfas en el difcurfo; 
del horrendo Sacrificio , á imitación' 
del grofor de los dedos de las ma- 
nos , y largas , como el tamaño de 
vn brai^o , y otras de á brai^a j y las 
vltimas , maíores , y mas largas, y todas 
enfangrentadas, hacíanlas va montón : y 

.1. gca- 



de ¡a Monarquía Indiana, 

acabado el tiempo de los quacro 
Años , las qucaiiban todas delante 
del Altar del Ídolo , á quien le avian 
coníagrado , y eran en numero (fino 
me engaño ) de quatrocientas. Ellos 
eran dignos , por ellos ^iunos , vigi- 
lias , y penitencia que hacian , y vida 
cltrecha , en que vivian , que les apa- 
reciefe el Demonio , y les habíate, 
cuias raconcs referían , y manifeltaban 
delpues al Pueblo , diciendoles , que 
afi fe lo avian mandado los Diofes 5 y 
lo que añrmaban ver ordinariamente, 
era vna cabeca , con largos , y eilcndi- 
dos cabellos. Algunos de los nueltros, 
fabiendo de ellos Indios , que de or- 
dinario veían íeu'iejantes viliones , y 
apariciones , atribuiendolo á íu mal- 
dad , por hacer efcarnio de ellos ; de- 
cían , y han dicho Icr gente perver- 
fa , y mala , y no poder ter buenos 
los que tanta comunicación han teni- 
do con el Demonio ; y como los que 
ello han dicho , y dicen , fon los po- 
pulares , y gente íimple , é indocta, 
quiero que lepan fcr elle vio mui 
acoílumbrado del Demonio , con to- 
das , ó las mas Naciones del Mundo , a 

las qualcs ha tenido debajo de íu po- 

derio , y mando , aparecicndoteles de 

ordinario , y á cada pafo , en los Tem- 
plos ; y ellos eran los Oráculos (co- 

Tiio en otra parte diremos) porque por 

eña via , e induílria , los tenia mas de 

ticrto por fuios, y mui mas atrailla- 
dos. Y bolvicndo á nucfiro propoíi- 

to , digo , que de la vida , cxercicios, 

aiunos , penitencia , y devoción de 

ellos Capellanes , y de las vifiones 

que tenian , y de todo lo demás que 

hacian , fe daba entera noticia , y 



185 

maban, y Tus polvos, ycenicns, las 
elparcian al Aire ; porque no qucda- 
i<in en la Tierra ccnicas , y polvos de 
tan mal Hombre : porque juzgaban ¡a 
culpa cometida , en ícmcjante aiuno, 
por inexpiable , y lacrilega , y delco- 
mulgado, y anatema , al que la co- 
metía. Y 1¡ por ventura altiuno de 
los dichos quatro Capellanes moiiade 
muerte natural dentro del termino de 
los dichos quatro Años , que Ictvia 
ai Templo , lupliaíc luego otro en fu 
lugar 5 y tenian fu muerte por fcñal 
cierta de algún infortunio , y grande 
infelicidad para el Puebio, yporPro- 
nollico de alguna próxima , y breve 
mortandad , elpecialmcntc de Princír 
pes , y Señores : y por ella caufa vi- 
vian todos con grandes temores , y 
recelos todo aquel Año , con ioípe- 
chas de fu muerte , lo qual algunas 
veces fucedia. 



CAT. X. ^e otras 'DignuhJcs , ^ 

culo car^o eftahan lus cojas 

de el jtYlñuo de los 

Templos, 

E las perfonas dichas , /, 
muchedumbre de Sácere 
dotes , que ella Gente te-? 
nia , para el fervicio da 
fus ídolos, avia otros mu- 
chos mas , que ocupados en oficios 
particulares , hacian ialigne , y gran- 
diofo el Hitado Sacerdotal. De los; 
qualcs era vho , que llamaban hpqua-i 
Jiztli , que tenia cargo de mandar pro-? 
veer todo lo que era menefter en la& 
fcuenta á los Reies , en efpecial á los Fietlas que íe celebraban en el Tem*! 




de México , quando fe hicieron Se- 
fiores de la Tierra , de lo qual todos 
fe holgaban mucho ; porque juzga- 
ban fcr todas aquellas cofas mui eii 
fervicio de fus Diofes , y crédito de 
fu Religión , y creían venirles de ellas 
ÍTiuchos cómodos , y provechoso 

Si en alguno de ellos Capellanes fe 
hallaba, que en aquellos quatro Años, 
que lo avia fida , fe huviefe dcíccm- 
puello en algún aclo carnal , junta- 
banfe muchos Sacerdotes , y otra mu- 
cha Gente popular , con ellos , y ave- 
riguaban la caufa ; y fi por vcntnta 
hallaban fcr afi , fentcnciabanlo á muer- 



plo grande de la Ciudad , que eraa 
infinitas , y fin numero , en efpecial,- 
en la que hacian de el Año nuevo< 
Otro avia , que fe llamaba Melonco-r 
teohua , á cuio cargo ellaban las co- 
fas del fervicio del dicho Templo , de 
las quales vfaban los Sacerdotes , 6 
Sátrapas, afi como de Papel, incicn-, 
fo , y vna goma , que fe llama Ulli,'- 
y de tinta , con que fe embarnica- 
ban , y entintaban los Sátrapas , ó. 
Sacerdotes , llamados Chiconnahuacatl, 
y de las demás cofas que fe. gallaban 
en los Sacrificios , en el dicho Tem- 
plo i que eran en numero iümenlo; 
te, cuio cumpiímiento cxecutaban d<3 Otra drgnidad avia, a cuia obcdien- 
noche , y no de dia , haciéndole ii cia eftaban todos los Sacerdotes que 
jábeca pedamos á P^lpS j luega Ip qug. fgíYwn Cft d Jcmplo de laDiüfaXi- 



iS4 



Libro ISlono 



loncn ( llamabafc Cinteutzin ) y á cu- 
io cargo taiubicn citaba el cuidar , y 
proveer tüdo lo neccfario para el 1er- 
viciü del dicho Templo. 

Otro íjacrapa avia , üaniado Atem- 
panteohuatziii , que prelidia á todos 
ry, los Sacerdotes que lervun en el Tein- 
cap. tz. ' P'*^ *^^ ^'* Diüla Tocí , madre de to- 
dos ios Dioles , y tenia cargo de las 
colas Bccclarias del lervicio del Tem- 
plo , en elpecial para el diadc lurieí- 
ra , plumas de Águila , de las mas de- 
licadas , y blancas, que ertán debajo 
de las otras , que le maniíieilan , y 
defcubren á los ojos , y villa , y pi- 
cos de las milmas Águilas , con que 
avia de falir compueita la dicha Dio- 
fa , que la reprelentaba vna Muger, 
la qual l'alia vellida con ius ornamen- 
tos , y emplumada con aquellas plu- 
mas, y en la cara vn pico de Águila. 
Tenia también cuidado erteAtcmpan- 
teohuaczin , de que los mocos que 
lervian al dicho Templo , hicieíen 
cierto aluno , en ciertos dias para el 
íeñalados , y á los que eran negli- 
gentes, y pere*¿olbs en cumplirlo,' los 
compelía con rigurolbs caltigos , y 
penas. Otro Sacerdote avia, que era 
Vicario , y Rector de los Sátrapas , y 
Sacerdotes , que tenían á cargo el 
Templo del fuego, llamabafe Tecan- 
manteohua , y ell:aba también á íü 
cargo todo lo tocante al íecvicio , y 
gatto del Templo , eípecialmente de 
que huvieíc abundancia de Berme- 
llón , y tinta , para los embijes de lo» 
Sacerdotes , y de los Cacles , ó Co- 
laras blancas , y Sobrepellices , y otras 
cofas para ello necefanas. 

Otro avia , que cuidaba del Tem- 
plo del Dios del Vino , llamado Tez- 
catzoncatlometochtli , y mandaba á 
íus Sacerdotes , y dilponia las cofas 
necefarias para fu fiella , en efpecial 
vnos Caracoles pequeños , blancos , de 
que iba fembrada la ropa de la per- 
fona , que reprcfcnraba fu figura , y 
Sandalias blancas , y vnos plumeros 
de Garipotas blancas. Efte dicho tenia 
otro Vicario , que fe llamaba Omc- 
tochtliyyauhqueme , que tenia el mif- 
mo cuidado. Avia otra dignidad , lla- 
mada Ometochtiitomiauh , que fcrviá 
al Dios de el mifmo nombre , y á fu 
Templo, y Minilhos. Otro, al Tem- 
plo de Acalometochtli , de íu nom- 
bre. Otro , al Dios Quatlapanqui, 
llamadoQuatlapanquiometüchtli.ütro, 
«.i Templo de Tiiüiua , llamado TIÜ- 



huaometochtli. Otro , al Dios N.ip- 
paiecuhtli , llamado Cnieicchtlii ap- 
patccuhtli. Todos los quales teniaa 
interiores otros Sacerdotes, áiosqua- 
les prelidian , y tcnian cuidado ác las 
colas de el lervicio de los icinplos, 
cjue tcnian á íu cargo , en elpccial 
los dias de ius hcilas. Avia en los 
Templos otros oficiales , entre los 
quales era vno , que tenia cargo de 
hacer traer la leña , que era neceía- 
ria , para quemar en los Braícros del 
Templo , en los quales ardia de dia, 
y de noche, fin cefar , ni apagarfe el 
Fuego , y eran en numero mas de 
trecientos, con los quales iba al Mon- 
te por ella. Otro oficial tenia cargo 
de mirar , que nadie fe orinafc en lo 
interior del patio , y de que ordina- 
riamente eltuviefc barrido , y limpio; 
y fi cogía á alguno que le huvieíe 
orinado, ó en algo enfuciado, iocam 
tigaba gtaveraente por ello, 

CJT. XL <De otros muchos líi~ 

ni/Iros , que alm en los Tenflos de 

los Mexicanos , tjue JerVian 

corno Sacri/la- 

nes, 

Via otros Minirtros , en 
los Templos Idolátri- 
cos de ellas Gentes de 
la Nueva Eípaña , los 
quales eran dedicados, 
para cotas de fu fervi- 
cio , á manera de Sacrifianes , los quales 
eran en numero treinta , quaiciita , 6 
cinquenta , fegun la grandeca, o peque- 
nez del Pueblo , y 1 emplo , donde afif» 
tian, ( aunque en cüe Mexicano eracflc 
numero aventajado , y gtande.) EÜos 
mocos eran Hijos de Señores , y Gen- 
te principal de la República , á cuia 
compañía , y adminifiraciou no fe ad* 
mitian Hombres comunes , aunque 
mas ricos fiíefen ; porque para elle 
oficio no valia la Plata , ni el Oro , fino 
lolo la nobleca , y iimpieca de la ían- 
gre. Eflos tenían cargo defervirenlo 
interior del Templo , en los férvidos 
mas propinquos á los Diofes , como 
era barrer, y regar el Templo, y te- 
ner cuidado de que eftuvielen mui 
limpias , y afeadas , todas las colas 
tocantes , a! culto de ellos , aparejaban 
los vafos, é inílrumentüs para los Sa- 
sxiíicios coa to^a düisencia , fin in-* 

ter-» 




de ¡aMonarquia Indiana: 

tsrvencion de defcuido , ó falta , y 
eran ellos Mocos en todo tan íolici- 
tos , y diligentes , que por maravi- 
lla cometiai) culpa en el Oficio , ni 
íc hallaba ( cali ) en que enmendar- 
los. Tenian entre si , eltos Mancebos, 
grados de preeminencia , y de cinco, 
en cinco Añob lubian á ellos , con- 
forme mas , ó menos íc avian aven- 
tajado en fu minifterio , que era fubir 
de vn oficio menor , á otro maior. 
Demás de los Mancebos dichos, que 
eran ordinarios en el lervicio del l3e- 
momo , que eran los precifos del nu- 
mero determinado , que para fu mi- 
nitterio avia de aver > fe oírecian , y 
dedicaban otros muchos Mancebos 
Nobles , Hijos de Señores , y Sena- 
dores , y Gente principal , los qua 



i%i 



CATIT. XII ©? otros Mi- 
nijiros de los Teynplos , que Jer~ 
'i)ian en otros o/icios exterioreSy 
y de como e/los eran doc- 
trinados. 



Tra fuerte, y parciali* 
dad de mancebos a\ia 
en cftas Repúblicas In- 
dianas , que eiVaban 
dedicados al lervicio 
de los Templos > ef- 
tos eran de los Ciudadanos ( aunque 
no de los comunes , y mas bajos de 




el Pueblo , íino de aquellos , que te- 
les fervian en aquel minifterio , cómo nía" grado medio entre los Nobles, 
Porcioniltas , en compañía de los Or- y Geate mui común , como fuelc 
diñarlos , que eran como Colegiales aver en las Ciudades ) aíi como Mer- 
perpetuos , hafta que fe les llegaba el cadetes , y otros , que no fe exerci- 



tiempo de tomar citado, para el quai 
fallan , fegun las Leles , y Coltum- 
bres del Templo , mientras eítaban en 
aquel lervicio , y recogimiento le lla- 
maban Teotlamacazque , que quiere 



tan en oficios viles , y tienen vn me- 
dio honello de Vida en la República, 
6 Ciudad donde viven. Eños mance- 
bos dichos lervian á los Templos , ea 
las colas exteriores , y de maior tra- 



decir : Mancebos, o Mo^os Divinos, 6 bajo , como era en traer leña , para 
Mancebos donceles de Dios. los braferos , y fuftentar perpetuo Fue- 
Todos eltus motaos , que fe ocu- go , que era el continuo Sacrificio 
paban cu elle minillcrio dicho , eran ( como veremos. ) Tenian á cargo la 
doctrinados , y enleñados por el que f-jbrica , y leparficion de los Tem- 



tenia oficio de Maele-Efcuela , en las 
Ceremonias del culto de eltos Diofes, 
y en las Leies temporales del Pueblo, 
como aquellos , que las avian de fa- 
ber , para vfar de ellas delpues , que 
falicíen á regir , y governar las Re- 
publicas , y en las virtudes , par2 que 
huiefen los vicios contrarios á ellas, 
fegun la eftimacion , que ellos podian 
tener de la virtud , por la lumbre de 
la ra(^ou natural , conviene á íaber, 
que no enojalen , ni hiciefen agravio, 
ni daño a ninguno , y otras colas fe-" 
mcjantes , que enleña , y dicta la ra- 
con , y Lei Natural. De eíto le prue- 
ba aver oficio de Maeltre Eícuela en- 
tre eltos Indios , al qual pertenece 
( como hemos dicho en otro Capitu- 
lo ) leer , y enfeñar en fu Repub'ici 
Sacerdotal. Eran también en los act:os 
exteriores mui honeflos , y en viendo 
mugeres , bajaban los ojos al íueio,- 
porque no fe les notafe alguna livian- 
dad , y todos eran obligados por 
¿ei , á fer caltifimos , haílai 
j^ue fe caíaíeuí 



píos 5 y finalmente , todas las otras 
cofas exteriores ^ que pertenecían al 
férvido , y miniftcno de los dichos 
Templos. Eltos tenian fus Colegios, 
y Cafas cerca de los mifmos Tem- 
plos , y tenian vn Re¿tor , que los 
regia , y govcrnaba , que fe llama- 
ba Telpochtiato , que quiere decir. 
Guarda , 6 Caudillo de los Mance- 
bos , el qual Telpochtiato tenia gran 
cuidado de doctrinarles , y enteñarr 
les , en buenas coltumbres , y en to- 
das aquellas cofas , que eran de fu 
minifterio , corrigiéndolos , y caíti- 
gandolos en las culpas , y defedos, 
que cometían. Tenian fus Tierras , y 
Heredades para fu fultento ( que de- 
bían de fer de las dedicadas al vio, 
y galto de los Templos ) en eUas 
íembraban , y cogían Pan para fu fuf- 
tento. Guardaban adi fu manera de 
Orden , y Religión , poique tenian 
íus aiunos , hacían fus Sacrificios , ofre- 
cían fus ofrendas , y derramaban fu 
farigré , fegüri Coltumbre , y Leres, 
á que en aquellos Colegios eran obli- 
Sado§i 



%^6 Dhro 

Eran tan bien mandados , y laa 
t)beüientcs á íus maioics , y tan prcl- 
tos en todas las Cüfas , que le les 
mandaba , y encomendaba , que íin 
clcu!a ninguna las hacían , á qual- 
quiór hora , que fuele , fin reparar 
en el tiempo, ni hora, tlicíe de So- 
les , 6 de Aguas , de Dia , ó de No- 
che , Invierno , 6 Verano. En eñe 
ininirterio , y ocupaciones fe exerci- 
taban ellos Mancebos todo el tiem- 
po, que en aquellos Colegios, y Gim- 
nalios elhban , hafta llegar el deter- 
minado de aver de tomar eftado , y 
caíaríe > que era el de los veinte , ó 
veinte y dos Años. Quando eran de 
cfta edad pedían licencia á íus Rec- 
tores , y Superiores para buCcar Mu- 
ger , el qual luego íe la daba ; pero 
dicen , que cn otras partes les man- 
daba el Sumo Sacerdote , que íe ca- 
lalen , y fi no te querían caíar , que- 
daban obligados de allí adelante á ler 
continentes toda íü Vida ; y el que 
ali no vivía , era pregonado por ma- 
lo , e infame ; de tal manera , que 
ninguno defpues quería darle fu hija, 
ni recebírlc por yerno. En la Provin- 
cia de Tlaxcalla fe acoftumbraba , que 
fi fe pafaba el tiempo de calarle , y 
alguno lo dílimulaba j ó íe defcuida- 
ba , 6 no quería cafarle ^ lo trefqui- 
laban cn Caftigo , y pena de i\\ a<*- 
lito ( que no era pequeño entre ef- 
tas Gentes de ella Nueva- Efpana , ni 
lo es agora , quando alguno es tref- 
quilado , en efpecial Mugeres , que 
lo reciben por grandifima afrenta ^ íi 
en cfte genero de cartigo pagan al- 
guna culpa grave , que cometen ) y 
con elU afrenta , y confufion hccha- 
vanlo de la compañía de los demáa 
Mancebos ; y fi los caftígaban á los 
feraejantes , no era por la contiaenr 
cia , que prometían guardar ddpues, 
fino porque era calo raro , que en 
mui pocos acaecía j y tcnianlo por 
mal agüero ■■, porque lo ordinario, y 
cotidiano era calarle todos , fin re- 
pugnancia 5 antes , para ello , pedían 
licencia , y fe la daban ; pero por el 
contrario , ü alguno fe cafaba lin la 
dicha licencia , teníanle por atrevido, 
y defvergon^ado , y era notado de 
loco , y de poco fefo , y por ello mui 
rigurofamente caíligado. 

Qiiando fe delpedian de aquellos 
Gimnafios , 6 Efcuelas donde fe avian 
criado , el Maeftro , ó Redor , que 
ios avia govcruAdo, y doctruudo , h.4-: 



Nono 

cía vn prolijo tacohaniiento , en el 

qual los amoneüaba , que níir;:icn 
mui bien , y no fe olvidaícn de lo 
mucho bueno , que en aquella con- 
gregación , y compañía avian vi; Lo, 
y aprendido , y que fuefcn mui íoli- 
citos letvidorcs d.ii los Dioies ; y que 
pues tomaban Muger , y Cala , tra- 
bajafen , por Icr Hombres honrados, 
y mui cuidadolcs de luñentaria , y 
de proveer lu Familia ; que no fuc- 
íen dclcuidadüs , y pcrci^ofos , y que 
fupicícn criar , y doctrinar los Hi- 
jos , que tuviclen , como ellos avian 
fido criados , y dcdrinados , y que 
para quando huvicle Guerras l'ucica 
Anímelos , Valientes , y tsíuicados 
Hombres , y que con cfias calidades, 
y condiciones los Dícics les aíuda- 
rian , y harían ricos , y bienaventu- 
rados , haciendo en ellas el deber á 
buenos, y honrados Hombrea. Ellos, 
y otros avílos les daban , con rué 
los defpedían , y ellos fe iban á bul^ 
car iMuger , y cafarfe , la cual ha-, 
liaba luego , y aun le rogaban coa 
ella , por faber les que le pretendían 
por yerno la dicíplina regular, y vid'4 
huncila cn que fe avia criado. 

CJ'PlT. XIU. íDe como fe 

o/irdan los Tainos d los Ten:plosy 

j a las E/cuelas , y Gimnasios ^ que 

e/labm junto a ellos ^ y de lo ¿jue 

les enfeñaban y y /e refutan ¡os 

'pidos Antiguos , que en JemejíViUís 

Congregaciones fe tajaban m 

^publicas Jntí' 

vuas, 

A manera de ófrecerfc^^ 
y dedicarle los Maní 
cebos , que fervian, 
y íe criaban cn io in- 
terior de los Tcra-i 
píos , y los dichos,- 
y referidos cn el Capitulo paíado,cra, 
que quando eran Niños , poco deA 
pues que le foltaban del pecho de las 
Madres , y que fabian andar , loi^ 
traían fus Padres á ellos, y oírecian- 
íelos á los Sacerdotes , y Miniílrcs 
de aquellas Congregaciones , con vaa 
mui elegante Oración , y Platica, que 
hacian , a los qualcs cí Mi«illro ref- 




de la Monarquía Indiana, 1 87 

las palabras ordinarias , que tos querian vfar riial de ellos , vfanclo 

fus 



pondia 

tenia de coftumbre , y luego rece- 
bia e! Niño, y lo entregaba i los VÍací- 
tros , que los criaban, halla que fu c- 
fen de edad , para cafar ( como Ib 
ha dicho ) y en teniéndola para éxer- 
citjríe en los rainifterios j en qué 
avia de fcrvirle , Ocupábanlos en ellos. 
Si emn de los de el fervicio interior 
del Templo , énfeñabanlcs ( como íe 
ha di'.-ho ) como avian de barrer , y 
con qué reverencia avian de tratar el 
Fuego de los braferos ordinarios , y 
las velas de la noche , y tañer los 
Caracoles > ó Cornetas j y los Ata- 
bales i y Trompetas j y á mecer lá 
tinta , con que fe teniarl todos los 
Sacerdotes , y Miniaros del Temploy 
la qual mecian en vna grande arteía^ 
donde fe teíilan cada mañana todos^ 
de pies á cabeca. Si eran de los Co- 
legios , indallnabanlos en las coías 
de fu oficio , en efpecial como avian 
de traer leña , y la que avia de fer 
pira el gatto , y fervicio del Tem- 
plo , enleñabanles a cortar las elpi- 
nas , y puntas de Maguey j y traer 
Ramos de Acxoyatl , para los Sacri- 
ficios j y otras cofas de honcftidad, 
y provechofas para la vida , moral- 
mente buena. Eftos referidos entrabati 
en efta tierna edad dicha ^ para el 
fervicio del Templo , y permanecianl 
en el hafta cafarle ; perO demás de 
eftos ( qué eran muchos ) todos los 
Padres , en general , teriiárt cuidado 
( fegun fe dice ) de embiar á íus Hi- 
jos á ellas Eícuelas , ó Generales , deí^ 
de la edad de feis Años ^ haftá lá de 
nueve , y eran obligados á ello , ert 
los quales oian fu dottrina , y erart 
entenados eri buena crianí^a , y cof- 
tumbres , y en las cofas de í'ú Re- 
ligión , fegun á fu edad , y años 
convenia. 

Alguna mas feñal de virtud , y 
aun de feguir mejor el didlamen de 
la racon natural , y Gente de mas po- 
lítico regimiento era efta , que no la 
de los Griegos , donde tanta Sabidil- 
tia mundana fe fabe , aver havido , y 
tanto en aquella República refplande- 
ció de exercicio de las Artes Libera- 
les , donde los Padres embiaban á los 
Hijos á las Efcuelas , y Generales, 
no folo á aprender Ciencias , y Do- 
cumentos de Virtud , tino donde tam- 
bién avia Diofes de amores , y vile- 
zas , y les ofrecían Sacrificios de fus 



Lact iih, 
de Divii' 



lucia , y nefandamente de lus cuer- 
pos , como Ladancio lo refiere por 
citas palabras : Cato lamentable , y 
de llorar es , que Gente tan fabiaj 
y doda , viviele tan ciega , y torpe- 
iTlente , que á liis Hijos hicietcn pa- 
cientes de los Diotes, detnudandolus 
cuerpos j y entregándoles a vicios 
nefandos 5 y qué maravilla , qi3e de 
elía Gente manatén tantas maidadesi 
como cometieron ^ pues adoraion los 
vicios j y los tuvieron por Diofes? 
ErtaS fon palabras dé Laftancio , ha- 
blando de las abominaciones de los 
Griegos , y de como ^ por fcrvii: ¿ 
ios fucios Diofes , ofrecían á fus Hi- 
jas en aquellos Ginihallos , ó Luga- 
res públicos de Efcuelas , donde fue- 
íeh fiiciánientc tratados de todos los 
que quitiefen. 

De eíla coftumbre nefanda , que 
fue dilatada , y efteridida por muchas 
Naciones del Mundo Genrilicas , ha- 
ce mención la Sagrada Elcritura eil 
el Libro fegundo de los Macabeos, jifacah. ¿ 
donde fe dice , que Jaíbn , defpues 
que alcancó el Pontificado , y fe iri« 
trodujo en él , por Simonía ^ fue ofa-i 
do á edificar junto al Templo de Jen 
rufalén , vn Gimnalio , que es EA 
cuela donde fe aprendían las ceremó-í 
nias de los ídolos Gentílicos , y Efe-; 
biá i que era lugar publico , y man- 
cebía dé mo^os para el vicio nefans 
do. EtUs fon palabras de la Sagrada 
Elcritura i donde dice , que lo vnó 
pufo con lo otro , y aíi dcbia dé fcij 
entré los Griegos 5 y ya que no fue- 
fe en vnos mitmos apoíentos y feria 
en divérfos i aunque continuados, 
vnos con otros , con puertas diferén-i 
tes ; pero en vm mifma cafa , y de-- 
bajo de vn mifmo tejado , y techcié 
Parece también , que las Efebias j que 
aqui nombra , eran los Lupanares, 
que fe llaman en común lenguaje» 
Cafas publicas ; y viene eíle nombre 
Efebia de vna Diofa llamada Hebe; 
y dice Paufanias en tb Libro Segun- 
do , que las llamaban Pincerna, que 
quiere decir Copera , que firve la 
copa á los Diofes , y de alli viene 
Epbebus , por Mancebo ; y la Eti- 
mología fula es de efta letra E j y 
de efta dicción Phebus , que es el 
Sol , y quiere decir , Mo^o mui lu* 
cido , hermotb , y fin barbas , de lo 
qual trata Lucano. Mas lo que yo Lucan.lil 



Fau/M.i^ 



mifmas pctfonas , expoijicndofe a quan- (juiero decir , por lo dicho 



es , que 




jS^ Tihro 

nucftros Indios Occidentales tenían Ei- 
cuel.\s,y Generales junto á los Tem- 
plos 5 para cnícñar á los Niños > y 
Mancebos , honeftls , y buenas col- 
tambres , y no maldades , y abomi- 
naciones , como las huvo entre los 
Antiguos Gentiles. 

CATIT. XIV, <De lasMnze^ 

res , íjue fcrVian en los Templos, 

que eran a manera, de Virginesy 

Ye/lMs , Antiguas , y de lo que 

hacian,) cofas, en queje 

ocupaban. 

Demonio , que 
íieaiprc ha pre- 
tendido engañar ai 
Mundo , no folo 
ha querido íervir- 
fe de Hombres en 
fus Templos , y 
Sacrificios , fino 
también de Mugeres , como querien- 
do fignificar en efto , fcr Señor de 
todas las voluntades , de ambos fc- 
xos , y moltrar autoridad , ali entre 
los Hombres , como entre las Mu- 
geres , para cuio fin ordenó tener, 
«o íolo Hombres , Sacerdotes , y 
Minirtros de fu deteftable , y abomi- 
nable Idolatría , fino también Muge- 
res , que con el mifmo cuidado le 
firvielen ; y ha fido tan ordinario, 
que cafi no fe hi pafado Siglo , en 
que no lo aia pretendido , y pueílo 
en ex c GÍon, y ali íe firve de ellas. 
Tuvo p incipio eñe minifterio en las 
iVirgí e, Veílales , que fueron dedi- 
cadas á la Diofa Verta , para que 
tuvíefcn ordinario cuidado de ati(¿ar 
el Fueg ' , que en el Templo ardia, 
D.'AugXi.i. á honra de cfta Diofa , que fegun San 
WiCív.ZJf/, Agullin , y Ovidio, era el miímo 
tap.i9. Puego , al qual , como los Romanos 
^^n ri J "O i odian fieurarh con ninguna fi- 
' gura , y por lemepnte racen no po- 

dían tener la Imagen de elta Diofa, 
en re las demás de los otros , pueíla, 
en el Capitolio , ordenaron , que hu- 
vicíe Fuego perpetuo , que la repre-^ 
fentac , y Minillros ordinarios , que 
lo at. ^afen , y confervafea , ún apa- 
garle. Eftas coiillituio Numa Pumpí- 
lio , en el quinto numero de los Sa- 
( cerdotes , como Hombre tan dado 

al Culto , y Reiígioa de íus fiíifos Dio- 



Nom 

fes , como ló á'iCé Díónlíio Halicaf-^ 
ñafio en el Libro fegundo de Ls 
Hillorias Romanas 3 y de citas dice 
Tulio , que guardaban en la Ciudad 
el Fuego en el hogar publico , y Ti- 
to Lívio en el Libro Octavo de la 
Tercera Decada , y en el Primero de 
la Primera. El modo de fu eleccioii 
era , efcoger veinte Doncellas , por 
el Sumo Sacerdote , con muciías ce- 
remonias , y condiciones , com^ Ail- 
lo Geüo , en el Libro Primero de 
fus Noches Árticas , lo dice , no 
avian de fer menores de feis años, 
ni maiores de diez , para fcr eletlas, 
y confagta<.las , en elle min fterio, 
no aviendo de tener macula ninsm- 
na , afi en fu cuerpo , como en los 
fentidos. Luego que por el Sumo Sa- 
cerdote era recebida , y dedicada al 
oficio V^lLil , la cortaban cí cabella 
( ceremonia , que fe vía entre nuef- 
tras Monjas , que fignifica cortar , y 
cercenar las coítumbres del Mundo^ 
y entrar a nueva vida , fin dcpen-* 
dencia de cofas humanas. ) Los prí-< 
meros diez años fe ocupaban , ea 
aprender ¡as ceremonias , de que crt 
el Tamplo vfaban , y los Ritos de 
las colas Sagradas ; y los figuientes 
diez años las cxcrcitaban , y otros 
diez defpues eníeñaban á las que de 
nuevo entraban á fer Novicias. Y (i 
pafado todo eñe tiempo alguna dq 
ellas quería cafarle , podía libremen- 
te , y fi no , quedabafe en aquel 
Monaílerío guardando perpetua virgi^ 
nidad. 

A manera de ellas Vírgiñes Vef-* 
tales avía en ella Nueva- Efpaña , Don-» 
celias , y otras Mugeres , que le de-; 
dicaban , y conlagraban al fervicíp 
de los ídolos , que por Diofes ado-" 
raban , las quales tenian fus íalas , y 
cafas á las efpaldas de los Templos^ 
no cerradas ; porque nufíca los In- 
dios vfaron puertas ( a lo menos en 
muchas partes de ellas Indias , V 
Nueva- Efpaña ) todas eftas eran Vír- 
giñes , pueílo que entre ellas avia al- 
gunas otras , que por fu devoción 
lervian en el Templo. El modo de la 
dedicación , y confagracion de crtas 
Monjas , ó Sacerdotilas , era , que 
luego , que nacían , las ofrecían fus 
padres á los Diofes , y Templos , y 
daba noticia de elle ofrecimiento á 
los Sátrapas , ó Curas de las Parro- 
quias , y aquel Vicario General , que 
íijai^ Cirgo dQ jlos Monallerios , par* 

íjue 



Hx''k.v'n.ff. 
lib.i I-hjí. 
Ro>it.i)t. 
Tuliits ¡1. i^ 
di Lej. 
Titas Liv, 
lib.&.Dvct. 

Otead. 1, 



Au'i^e!. ti. 

I. f (/>. I i. 

Noíliü 41' 
tk. 



que Tupieren , que cftaban dedicadas, 
y ofrecidas aquel minilterio. Y lien- 
do de quarenta dias , las llevaban los 
Padres á los Templos en bracos , y 
poníanles en las manos vn manojue- 
lo de yerva , á manera de ctcoba, 
en Teñal , y dcinollracion de que 
avian de barrer en el Templo , en 
llegando á edad fuficiente para ello; 
llevaban juntamente vn incenfario de 
barro , y vn poco de Incienlo , 6 
Copal en el , ligniñcando en aquella 
ofrenda , que la avia de excrcitar en 
el dicho Templo. Avieado prefenta- 
do á la Niña de efta manera , y con 
cfta, ofrenda , bolviate fu Madre á fu 



de laMomrqma Indiana, 



fSp 



las regían , govarnabah ; dodrina-r 
ban , y corregían en íus negligencias, 
tomándoles cuenta á ciertos tiempos, 
como quando en vn Convento , tie- 
ne Capitulo á fus Moujas vna Abá- 
jela. Eran muí eftimadas eíVis Muge*- 
res de todos , y reverenciadas , por 
citar en aquel recogimiento , en l'er>» 
vicio de los Dioícs , y por la reli-, 
giofa , y honefta vida , que hacían. 
Luego que entraban en aquella Cala, 
les cortaban el cabello , como á las 
Virgines Veftales , y á nueltras Mon- 
jas , en leñal de que profelaban nue^ 
va vida , y dormían liempre veiti- 
das , por maior honcftidad , y por 



cafa , con ella , dejando al Miníitro hallarfe mas prellas para levantarle k 
el Incienlo , incenfario , y efcoba , y ' ' 
encargaba el Minutro a la Madre , que 
cuídale mucho de fu Hija , y tam- 
bién de llevar la ofrenda de veinte en 
veinte días , que era vna efcoba pa- 
ra barrer , e Incienlo , para incenfar, 
y ofrecer a los Dioles , y correctas 
de Arboles , para quemar en los bra- 



feros , 6 Altares del Fuego , que ar^^ 
dian delante del Templo. A cito que- 
daba obligada la Madre , defde que 
hacia el voto , y ofrecimiento de lu 
Hija , para el fcrvicio del Templo, 
lo qual cumplía con mucho cuidado. 
y quando la Niña tenía edad para 
andar , ella mífma llevaba fu ofren- 
da , y alguna manta al Dios , á cuio 
fervicio eltaba dedicada j y en lle- 
gando á edad , que fe requería para moftrando fiemprc gran exerapló , y 
ícrvir , iba al Tcmpid , y quedabafe aparencia de Religión. Sus ocupación 
en el , en compañía dt las otras, que ncs efpirituales eran levantarle á las 
cnélfervian. diez dé la noche , á media íioche. 

Otras avia , que no eran ordína- y á la madrugada! , paira ir á poner 
rías , y perpetuas, fino por ra<¿on de íncicnfo en los braferos , donde llem- 



las horas del Sacriñcio , á las quales 
acudían , como las Virgines VeíUles 
las horas feñaladas de la noche. Sii 
Dormitorio era vna Sala , donde to- 
das dormían , en común , que ífc 
veían vnas á otras , como fe acollumi- 
bra en los Conventos , y Dormitorio 
de Monjas. 

El exereicio que tenirn ( defpues 
que fe dcfocupaban de los Sacrificiüs> 
y fervicio del Templo ) era hilar , y 
texer mantas de labores , y otras dé 
colores , rica , y dalicadameute la-» 
bradas , para el fervicio de los Tem- 
plos , y Diofss en cllds adorados* 
Vivían mui honelta ," y religiofamen- 
te , y en gran lilencio , modeílía , y 
recogimiento , los ojos en tierra. 



Votos , que hacían, ó devoción, con 
que fe ofrecían. De eítas , vnas pro- 
metían eftár vn Año , otras dos , otras 
mas , fegun á lo que cada vna fe 
atrevía , y tenia devoción. Eltos Vo- 
tos hacían por diverlas caufas , ó por- 
que citaban enfermas ^ y por reccbir 
falud de mano de los Dioles , ó por- 
que les diefen buen marido , ó fií 



pre le ofrecían á los Diofés , las qua* 
les iban con lu Madre , ó Abadefa, 
en renglera , ó procefion , pucüas á 
vna parte , como haciendo ala de vá 
Coró ; y fe ponían loS Saccrdótéi 
de otra , y afí en dos alas , y co- 
ros hacían íus ofrendas , y atibaban 
ios Fuegos , y quemaban fus Incicn- 
íos , y en todo cite camino , que iban 



jos , y otras cofas fenrJejantes , y poc juntos Sacerdotes , y Sacerdotilas ,con 



la maior parte todas citas eran Vir- 
gines , y llamaban fe Cihuatlamaca2- 
quc , que quiere decir Sacerdotífas , ó 
Cihuaquaquilli , que quiere decir lo 
mifmo. Eltas Monjas , ó Mocas re- 
cogidas tenían viejas , que las regíarf^ 
y guardaban , que eran como Aba- 
dcfas , 6 Prioras de aquellos Calpu- 
les , y Sa¡l4$ doudc vivuui Us cjuá^s 



todos loa otros Miniltros , para tííú 
feñalados , á ida , ni büelfa , nó le 
hablaban los VnóS á lüS otroá , guar- 
dando mucho íiknciio , y reügiOtl, 
llevando los ojos fijos Cñ el luelt»; 
iban las guardas , viejos , y viejas,- 
con grande Vigilancia , y cuidado, 
porque no huviéfe toíá , tu aquel 
aí^o j (jue ítrefe <H deícoliipoíicjoii. 



■rpo Libro 

y lulturt. Ocfplies de concluido cílo, 
le bolvian por el camino que avian 
ido , con la mihna meilira , y com- 
poficioii , cada qiul á íu lala. Tenían 
cuidado cada mañana de llevar comi- 
da caliente de Pan , y de Ave guila- 
da , o otras coías , y prefcntaiio á 
los Ídolos , ofreciéndoles aquel ca- 
lor , ó baho j porque tenian creído, 
que lo reccbian muí de gana los Dio- 
fes j y que en ello í"c les hacia gran 
íervicio , y güito ; deípues le queda- 
ba toda aquella comida para los Sa- 
cerdotes. Alunaban todo el tiempo, 
que alli ellaban , comiendo vna vez 
al dia , y no antes de medio dia , y 
luego á la noche Tu moderada cola- 
ción. Las fietlas les era permitido 
comer carne , porque no alunaban, 
de donde parece abítenerfe en lus 
aiunos de comer carne , como noíb- 
ttos en los nueílros. Tenian cargo de 
barrer todas las plecas bajas de ios 
Templos ( porque las altas tenian á 
Sttpr.c.ii. cargo los mo^os Sacriílanes , que 
lü'.í. eran los Hijos de Señores , como fe 

ha dicho ) quando iban barriendo, 
íiempre iban acia atrás , por no bol- 
,ver á los Diofes las efpaldas. En al- 
gunos dias fclliivos también bailaban, 
y regocijaban la fiefta de fus Diofes, 
cfpecialmente en la de aquel , á cuio 
íervicio , y Templo citaban dedica- 
das. 

Si alguna de eftas , cometía peca* 
(do alguno fecreto , en violación , y 
quebrantamiento de la caftidad , te- 
mía , que fus carnes, avian de podrir* 
le , por lo qual hacían grande peni- 
tencia , con intención de que Jos 
Diofes , la encubrieícn fu pecado , y 
íio fucfe disfamada por él j pero fi 
era fabido , ó llegaba á fer publico, 
no menos pena tenia , que las Vefta- 
les Romanas , de las quales fe dice, 
que cometiendo eftrupo , la enterra- 
ban viva , junto á la Puerta Quiri- 
nal , que fe llamaba Collina , por 
'B.tl'ic.Uki donde fallan al Collado Quirínal , en 
4ti:¡q.Rorn Vna cueva honda , á la qual fe de- 
cendia por eícalcra , adonde las me- 
tían ; y quando las llevaban iban to- 
dos fus parientes con luto llorándola, 
como ya muerta. Detras de todos íe- 
guían los Pontífices , y Sacerdotes, 
con gran íllencio , moltrando mucha 
trilkí^a 5 y porque no pareciefc , que 
las mataban de hambre , poníanles 
algún pan , y leche , y agua , y vna 
S^ndcU eacendida. Qiiitaban la cfc^- 



Nono 

lera , y cerraban bien la cueva , y 
bolvíale todo aquel acompañamiento, 
con el cumplimiento , que avia veni- 
do. Era aquel dia de cita Juílicia , dia 
de lloro , y luto publico , ea lodo 
el Pueblo llomano , de muí gran te- 
mor , que á todos comprehendia , te- 
miendo fer íeñal , c indicio de algún 
grande infoitunio , que á toda Ro- 
ma vendría. Plutarco en fus Proble- Phifr, m 
mas , parece decir , que vna de las Probl. 
racones , porque los Romanos le da- 
ban aii eíta muerte , era , porque no 
olaban poner las manos en el cueipo 
lacro , dedicado , y confagrado á tan 
altos , y podcroíos Dioles , pealan- 
do , que cometían vn grandilimo fa- 
crilegiu , matándolas de otra manera. 
De ciía pena , y cattigo de eílas Vir- 
cines trata largo Servio en el Unde- f^*"^', ,.'" 
cimo de las hneidas. tita era la 
muerte de la eítrupada > pero la del 
eíhupador era íacarle á la Piai^a , y 
publicamente ai^otarle , hafta que ren- 
día el Alma. Eíta Leí tomó Numa 
( fegun Dionífio , Plutarco , Livío, ^'"'^^<^: 
y otros muchos , y lo refiere Eftc- ^'^^'J,'"* 
phano Minando en los Anuales Ro- stHmn.'in 
manos ) de los Albanos , que acof- Ami.^i.Ro- 
tumbraban matar á ai^otes á la Vír- tmmr, 
gen Veftal violada , y al violador, 
conmutando Numa la muerte de ella, 
en la manera dicha. Eíta mifma pe- 
na , ó otra femejante daban á las 
Doncellas dichas de elta Nueva-Efpa-i 
ña , temiendo , que por aquella cul- 
pa los Diofes citaban muí airados , y 
que avían de delcargar lobre la Re-' 
publica fu ira , y por elto mo- 
rían ambos cítraña , y ríguroíi 
muerte. 

Qiiando llegaban eítas Mo(^as , ó 
Doncellas á los años , y edad deter- 
minada , para caíarfe , citando en 
aquel recogimiento la pedían , y cii 
concertandüfe el cafamicnto , entre 
los parientes , y principales del Bar- 
rio , Parroquia , o Collación , luego 
compraban Codornices , é Incienlb 
blanco , y Flores , Cañas de humo 
( que fe llaman Poquíetes ) c Incen- 
lárío , que es vn braíero a manera 
de lahumador , y aparcj.';ban vna 
buena comida , y componían , y 
aderc(^aban á la mo^a , de nuevos, y 
buenos veltidos , é iban con ella to- 
das las parientas , y llevaban , toda 
aquella ofrenda , que avian apareja- 
do , y ofrecíanla al Cura , ó Vicario 
del Xciupio , á cu||o íervicio citaba 

4?^ 



de lá Monarquía Indiana, 

(dedicada í y cita ío pünia delante del 
ídolo, con grande reverencia, y mu- 
cho numero dé ceremonias : Una de 
las primeras era tender vna manta 
grande delante del Altar de el ídolo 
maior , y encima de ella ponian to- 
das las colas que llevaban en vnos 
platos de madera pintados , y embar- 
nicados , mui hermcfos á los ojos , y 
en vno de ellos ponian tres Tamales, 
ó Bollos de mala de Maiz , y en 



^9^ 

claras -, ó ya por ínípiraciones internas 
hechas á ios moradores de íu Pueblo ) 
que aíi como avia Hombres , que ib 
ofrecían a fu fanto , y particular Icrvi- 
cio , fegregadüs del común de la Gen- 
te , huviele Mugeres , que con par- 
ticular devoción llguiclen eíle cami- 
no , y le dicfcn el Alma , con a¿tos par- 
ticulares de devoción , y güito ^ para 
que con perpetua aliücncia iealabalen 
en íu Templo , y le honrafen , y confe- 



otro cinco , y luego cfcudillas de bar- fafen por el Dios conocido de Ifrael , y 
tú de tres pies (que llamart Molcaxe- 
tes) llenos de Chilmolli , y Ave co- 



cida , ó Carne de Patos , y todo mui 
bien puefto , y ordenado , lo deja- 
ban , y ofrecían ; y heclia eíta cere- 
monia , fe defpedia la Moca del Mo- 
naítcrio , y fervicio del Templo , y fd 
iba á cafar. Los Parientes hacian fus 
razonamientos al Tequacuilli , ó Vi- 
cario del Monaílerio , y Parroquia 5 y 
refpondia al propofito , dando licen- 
cia , para que la llevafen á cafar libre- 
mente. Erto es lo que fe ha entendi- 
do de la Religión de eftas Mugeres, 
Minillras , ó Sacerdotifas de los Tem- 
p'os , y de los otros Miniftros , y Sa- 
cerdotes , que avia en efta Nueva- 
-Efpaíía 5 y fcgun tengo colegido , lo 
mili-no fue de ¡as Provincias de Qna- 
timala, Nicaragua, y Honduras, y de 
otras muchas , por mas de ochocien- 
tas leguas } puefto que algo mas , al- 
go menos , en Minit\ros , Ceremonias, 
y Sacrificios aia ávido alguna diverfi- 
dad , y diferencia. Y ello mifmo po- 
demos juzgar de todas las Naciones 



por el maior de rudos los Diofes , lien- 
do el folo él que lo es , y los demás faí- 
fos,ymentiroloSi inventactos al alve- 
drio de los Hombres , y canoniíj-ados 
por el fefo de ios locos , que íin tencc 
deidad , íe la atribuían. Que efto aia fi- 
do verdad, coligefe de muchos lugares 
de la Sagrada Hfctitura 5 vno de los 
quales es del Éxodo -, diciendo de Moi- 
íen , que hi^o vna Pila de Bronce , de 
los cfpeios de las Mugeres, que velaban 
en la puerta del Tabernáculo, y Icgun 
cito , avia Mugeres configradas á Diosj 
que le ocupaban en velar en fu íanta 
Cafa y citando en ella en Oración, 
por toda la noclie. Y fegun Rabi Sa- 
lomón , y lo refiere Nicolao de Lira, 
eran eftas Mugeres devotas > que apar- 
tadas de las maníiones , y tiendas del 
Real , hacian fu habitación , á las ef- 
paldas , y cortados de el Tabernáculo, 
para hacer Ofrendas , y Sacrificios. Y 
en el primero Libro de los Reies , fe 
dice , que los Hijos de el Saccidote 
Heli , pecaban con las Mugeres que 
guardaban en la puerta del Tabernacu- 



defte Orbe 5 porqucno todos podemos lo (aunque Nicolao dice , que eftas Mu- 
faber las diferencias , ó variedad que té- geres eran las que deípues de fus par- 



nian en fu Religión , maiormente, qué 
efto es lo mas efencial , y toda otra cofi 
fuera fuperflua , é impertinente. 

C AP, XV. De dos diferencias de Mu- 
jeres , qus aftjlian en el Templo , y 
Tabernáculo de Dios , en fu Pueblo dt If. 
racJ , y de como fue corriendo efta cofium- 
bre , ha/la la Venida de Chrifto Nueflro 
Señor ; y fe concluie aver vfurpado el De- 
monio efta manera de Religión , para la 
faifa filia , afi entre los Gentiles anti- 
guos, como entre eflos moder- 
nos Occidentales. 

^%^^^ Efde los principios , que 
í;inx\ Dios comen<^o á tener 
Cafa particular , y co- 
nocida en la Tierra , or- 
ya denó fu Mageftad Santi- 
tifima ( ó ya por léñales conocidas , y 
Joi>íO II. 




tos , venian á purificarle j y hacer las 
ceremonias acoftumbradas , fegun la 
Lei ; otros conficnten con el primer 
fentido j conviene á faber , que eran 
de las que continuaban las devociones 
del Templo ) por lo qual era maior el 
pecado de eftos Mocos atrevidos , poii 
quanto depravaban las intenciones 
devotas de las que á Dios fe ofrecían 
con algún particular ado de devo- 
ción. En el fegundo Libro de los Ma- 
cábeos fe dice , que quando Helio-i 
doro entró en Jcrufalen , á dar fa- 
co á los teforos del Templo , en U 
comocion , y conturbación que reci- 
bió todo el Pueblo , afi de parte de 
los Sacerdotes , como de los demás 
populares, entraron á la pártelas N'^ir-' 
genes , que cftaban encerradas : que fe* 
gun parecer de algunos, eran Doncellas 



ExqI. 48. 



húf ¡ecumk 



. B.íg. i. 



i. Mací^ 



I9^ L/hro 

Nobles,y Prmclpalc$,qñe Hacían G.i ino- 
rada en lugares recogidos del Templo, 
halla q'.ie tuvielen edad para calarle. 
Qvie elto íe entienda afi , y que hnviefe 
Mügeres ,qa'; continuaban la afilicncia 
del í emplo , eílácLiro , y es cofa mui 
cierta 5 porque de Ana , Hija de Fa- 
!««■• t. nucí ) del Tribu de Alcr , fe dice > que 
citaba eu el Templo en Oración , los 
dias, y las noches, fin apartarle jamás 
de eñe exercicio. 

Erta cullumbrc fe guardó todo el 
tienjpo que duro el citado de los Ju- 
dios , d-:fde que fueron facados por 
la Omnipotente Mano de Dios , de 
las crueles , y tiránicas del Rci Faraón, 
halla la venida del miínio Dios en 
carne. Y qae cito fea afi , eftá pro- 
bado , por lo que tenemos referido 
del Exodj , de las Mugeres que fe 
alojaban a los collados , y efpaldas 
del Tabernáculo 5 porque fue en tiem- 
po de Moifeii , el qual le edificó ; y 
dice , que de los dcfpojos que eftas 
devotas Mugeres le dieron , y ofre- 
cieron , hi<¿o el Labro , ó l'ila , en que 
íe lababan , que quiere decir , fegun 
algunos , que con ellos efpejos lo coni- 
pulo , y adornó. La continuación de 
ella finta collumbre , fe conoce , por 
!o que fe dice , que pasó en ticoipo 
de Heli , que lüs hijos folicitaban las 
voluntades de las que dormían junto 
de la puerta del Tabernáculo , y que 
fücíe corriendo halla el fin, y acaba- 
miento del Pueblo Judaico , fe ma- 
nifiella por lo que íe ha dicho de Au- 
na profetisa. 

La prueba de todo lo dicho , fe ha* 
ce mas averiguada , y clara , por lo 
que muchos Dodorcs dicen, tratando 
del recogimiento de la liempre Virgen, 
y fin par , María , luego a pocos Años 
defpues de fu Nacimiento , porque di- 
Z). Ambn ce San Ambrollo , que avia en el Tem- 
ít *' '^' P''* '^^ Jerufalen , lugar acoinodado, 
""■S" y decente , en que vivían las Vírgenes 

I.rcph. de contagradas. Y Jofefo dice , que avia 
SeLlHiai. muchas celdas , y apofentos apartados, 
¡ib, 6. C.6. q'JC podían fervir de elle meneller ; y 
en elle lugar pasó cila Soberana Vir- 
gen todo el tiempo de fu Niñez , haf- 
ta que la facaron para elpofa de Jo- 
íeph , aviendo eflado trece Años en 
aquel r ecogimíento, con grandilimo ef- 
panto de los Sacerdotes que la veían , y 
Doncellas , que en aquel mífmo lugar la 
acompañaban. En elle Jugar de recogi- 
miento , que tan de atrás avia en el 
iXemplo , vivían las Doaccllas , h4U 



Konf) 

que llegaban ai edad de poder cafar- 
fe , que eran los catorce Años de ííi 
Nacimiento 5 luego venia el Sacer- 
dote Summo (ó otro por orden luio) 
y notiñcaba a las dichas Doncellas 
la Leí , y collumbre de el Teir.pia, 
como lo cuenta Ludulfo de Saxonia, i„¿,,f, d: 
Cartujano, á cuio mandamiento acu- Saxon. ;¡ 
dian todas , con muí prompta obe- y''tct(h-]¡l. 
diencia, y las qi>e llegaban á los ca- ""• *• 
torce Anos , taii:in , c ibanfe á cafa 
de fus Padres , y ordenaban de dar- 
les maridos. En lo que fe ocupaban 
en aquel Santo Lugar , y moradj, 
era en reinar mental , ó vocalmente; 
en labrar Sedas varias , y diferences, 
para lascólas del fervicio del Tem- 
plo , y veliduras de fus Mitiiíuos. 
Cuidaban de día , y velaban de no- 
che , en las cofas de Viitud, y Ora- 
ción , y cantaban Himnos , y Píal- 
mos al Señor. 

Bien parece por lo dicho , la cof^ 
tumbre tan antigua, y fanra que hu- 
vo en el Pueblo de Dios , de que en 
fu fanto Templo huviefe Mugeres re-» 
cogidas , que de ordinario le alaba* 
(en , y cngrandeciefen , ocupándole era 
fus continuas alabancas. Y de aqui 
infiero , que como el Demonio quie- 
re , ca quanto puede , y fe le dá per- 
mifo, imitar á Dios, hií¿o fu Colegio 
de Vírgenes Vellales , para que ali 
recogidas , y encerradas , guardafen 
virginidad , y le firvíefen en Ja admi- 
niílracion del Fuego. Y ella mui cla- 
ro aver vfurpado eflo del Santo Tem- 
plo de Dios ; pues tantos Años fue 
antes fu principio , que el que dio 
Numa Pompilio al de ellas \'^irgcnes, 
las quales conñítuió entre los ocho 
grados de Sacerdotes , que ordenó, 
para los Sacrificios ( como en otra 
parte , y Capitulo hemos villo } las 
quales , demás de atibar el Fuego de 
fu encomienda , hilaban , y texian , y 
hacían otras cofas, en que fe ocupa- 
ban , y entretenían , y cantaban Cánti- 
cos en alabancas de fus falfos Díoíes. ^■W'"'- 
San llidoro , *en fu Chroníca , dice, ^■';''' f; 
aver reinado en Roma Numa Pompi* 
lio , y aver inftiruido los Pontífices, 
y \ irgencs Vcilales , reinando en Je- 
rufalen el P.ei Manafes , de donde 
íe colige lo dicho , y fer primero 
las de el Pueblo de Dios , que las del 
culto de el Demonio. También vi- 
no dífcurriendo ella coftumbre , haí^ 
ta el tiempo de ellos Lidíos , en crios 
Templos ( coaio qued^ villo por el 

Ca- 



cü^imiento perpetuo. Y qne eíle \ o- 
to Je aia hecho en el Templo, y Ca- 
ía donde eüaba , ccnlla , puvqi.e es 
Sentencia común de los 1 heclcgos, 
que le hi<^o antes de lüs Dclpolijiics, ScctM.4i 
y ali lo aliinia Elcoto 5 y íe ijgue cía- ■/''''• 
ramente , de lo que le ¡abe , que fus 
Padres la llevaron al Ten pío de edad 
de tres Años , y no ("alio de el , haíta 
dado cafo que íc tolere por que le le dio por Elpoío al bci¡dit!Íi- 

mo Jofeph i üe donde le ligue ccn- 
clulivamcnte aver lido el úicuo Voto 
en aquel recogimiento. Y sun c'c pues 
de delpoiada , y preñada del bulva- 
dor del Mundo , ciice Ürieenes , que „ . , 
palaba lo mas del i lempo , en iiquel . i^ 



Capitulo pafado ) las avia en tanta 
abundancia , y en tantas colas ocupa^ 
d.»s , algunas de las qiiales Ion muí pa- 
lecidas á las que obraban , las que á 
nuclho Verdadero Dios lervian , en 
aqu.;lbs Tiempos de íu Antigua Lei; 
y por aquí fe vera la embidia del 
Dcinoniü , y fus aílucias , y tracas, 
aunque ninguna le vale para ccwuer- 
vaife 
algún tiempo. 

De ettas Mugeres que hemos di- 
cho del Pueblo de Dios , vnas eran 
caladas , otras viudas , y otras don- 
cellas , conúgradas á Dios , por di- 
vcrias colas , aunque la principal , y 
ordinaria era , para ofrecerle uiviaas 
alabancas ; y las Doncellas, para cunfsrr- 
vaife en lu virginidad , y pure<¿a , halla 
que de alii lalian , para recibir eli^ofo. 
Elto paso en aquella Leí Antigua , y 
Cafa del Pueblo de Ifrael , en la qual 
huvo Gente del elUdü de las Mugcrcs, 
que de ordinario alababan en eila á 
Dios. Pero edo le purifico , y engran- 
deció mas , en la Venida de fu Hijo, 
en carne , en elle EiUdo Evangclico, 
y de Gracia , no lolo aviendo Muge- 
res particulares , que en fus Santos 
Templos le alabafen de dia , y de no- 
che j pero Congregaciones de Santas 
Vírgenes , que con particular Voto , y 
Coiuagracion perpetua , le facriíicaron 
á la guarda de lu virginidad , y a las 



'de la Momrqma TncHaná, 



iP3 



recogunicnto 
defde Niña 5 



o mas del 

, donde le avia crudo 
y rcprehendiuido cfto 
algunos baccrdorcs , y queiiendolo 
eitorvar ( por l'er cola prohibida ellác 
las caladas en el lugar coniugrado, 
para lolas las Donccüas ) fue defen- 
dida de Zacarías, Padre de San Jtaa 
Bautiüa , á quien por Efpiritu Divi-* 
no , fue revelada lu purei^a virgii.al, 
y la preñez , y parto lin mancilla. 
De manera , que aver Mugcrcs con- 
fagradas á D os, ha íido Uempre 5 pe* 
ro mas en particular , en elle eñado 
dicho de la Leí de Gracia , cuia Pa- 
trona es la Santifima Virgen María, 
que con particular Voto olrccio á 
Dios fu virginidad , y vivir recogi-i 
damente , para fcrvirle ccn las demás 



continuas alabancas de la MageÜad Doncellas, en continuas alabarais , íi 



Euíth. Vih. 

z.m/i.Ec 

tltj, c,i6 



Santiíima de Dios , de las quales , co- 
mo dice Filón , Judio ( y lo refiere 
Euíébio Celarienle , en lu Híftoria 
Eclefiaftica ) huvo en los principios 
de la Primitiva Iglefia , por los Mon- 
tes de Paleftina , y Defiertos de Egip- 
to grandes Congregaciones de Mu- 
geres , en lugares , y Cafas , aparta- 
das de los Monafterios de los Hom- 
bres , donde guardando perpetua caf- 
tidad , fervian á Dios en continua pe- 
nitencia , abílincncía , y maceracion 
de fus cuerpos , cantándole Himnos, 
y Pfalmos , con voces muí dulces , y 
acordadas , dandofe al cüudio de las 
Sagradas Efcrituras , afifticndo á los 
Oficios Divinos , con granditima de- 
voción , y atención. 

De la primera que fabemos avet 
comencado efla vida Monallíca , y 
recogida con Voto de Virginidad per- 
petua , es la Sacrofanta Virgen Ma- 
ría , como lo afirman todos los Doc- 
tores Sagrados , con animo co nftan- 
fe , y firme dcfesvit 4Pio» v S9 5&-. 
.JoaioíZí 



íu Voluntad baniilima no huviera fi-< 
do , de que fe dclpolara con Jolcph^ 
para lo que tenia determinado de U 
iledempcion del Mundo. Y á imita-, 
cion de elta Gloriolilima Doncella fe 
conlagraron las que hemos dicho, de 
los primeros Tiempos de la Iglefia, 
y fe confagran de piclente , las que 
con titulo, y nombre de Monjas, vi- 
ven Vida Religíofa , S¿nta , y bier» 
regida , lirviendo á Dios en caitidad 
perpetua , y cantándole Hin r:cs , y, 
Pfalmos, como lo hacían las Sacerdo- 
tifas antiguas , que el Demcnio quifo 
tener , fingiéndole Dios , falla , y n.cn- 
tírofamente. Elte mcdo de vivir , y, 
conlervar caftidad , y pure(;a de Vi-, 
da, es mucho maspcrfedlo que el pa-. 
fado , por quanto aquello era por tiem-í 
po limitado ( conviene á faber) halta 
que las dichas recogidas tuvícfen edad 
para calarfe , como parece por lo que 
palaba en el Templo de Jcrufaleo, 
y en las Virgenes Veftaks de la c;ie- 
ga, <3?pii)iüa,4 ; qiie palados tantos 
R 2 Augs 



lítdic. 9 



S. Anthr, 
de Pirata, 
S.Gre^or, 
V<f. lib.de 
Virgin.c.i. 



JofephJ. 5 . 



ludic. 1 1 , 
•ver/, j 7, 



hunc loe. 



Toflat. m 
búc locum, 



ip4. Lihro 

Años tenían licencia ( fi querían ) de 
trucar vida, y en las Doncellas de Jas 
Calas del Óciüonio , de ella Niicva- 
Elpaña , y Pií'u , las quales íhcaban 
para tomar mando , y le le daban : te- 
niendo lo coiicrario , por calo no con- 
venible , ni hacedero. 

Pero porque hemos dicho , que en 
la Lei Antigua no huvo quien por 
.Voto le cunlagrale á perpetua virgi- 
nidad , quiero , para los que nc> lo 
faben , rcíerir lo que Hombres doc- 
tos , y labios avrán leído , en la ex- 
policiun de Nicolao de Lira , hablan- 
do del Sacriñcio que el Principe Jcp- 
te , quilo hacer de vna íbla hija que 
tenia , adonde prueba , averie conü- 
grado á Vu-ginidad perpetua , y que 
de elta manera cumplió el voto , que 
avia h.'cho lu padre, como parece en 
fu Gloía , por 'nuchas tacones labias, 
y doctas , que alli pone ; que lo que yo 
pretendo , no es mas de decir, que aun- 
que íea verdad , que le aia hecho , y 
fe huvieic confagrado á Dios , por vir- 
ginidad perpetua ; y María , hermana 
de Moilen , fuefe virgen , como lo 
arirma San Ambroíio , y Gregorio 
Nifeno lo procura probar de la Sa- 
grada Eícritura , y huviefe ávido eftas 
Vírgenes Vellales, recogidas entre la 
Gentilidad, y las Doncellas , entre eí- 
tos Indios; y en la Leí Antigua, ci- 
tas dicius , y otras , no llegan todas 
ellas á igualar con el voto de eíía Sa- 
cratifima Virgen , ni con lu cuidado 
en alabar , y bendecir á Dios. De las 
vnas ( que Ion del Pueblo de Dios ) 
clara elU la prueba : pues eftá en opi- 
nión , fí fue , ó no fue afi , lo que fe 
dice de ellas , que hicieron ; porque 
aunque efíos Santos dicen de JVlaria , la 
Hermana de Moilen , que fue Virgen, 
dice Jofcfo aver tenido por marido á vn 
Hombre , llamado Hur , y de el vn Hi- 
jo , llamado Befebel i y de la Hija de 
Jepte, es parecer de Hombres muí la- 
bios , que lu padre la facriftcó , quitán- 
dole la vida 5 porque tenia prometi- 
do, que la primera coía que viefen fus 
ojos , bolviendo de la Guerra victorio- 
fo, la facrificaria á Dios ; y lo primero 
que vio , fue a fu Hija , que lo lalioa 
recibir con otras amigas íuias , tañendo, 
y cantando. Y Cayetano en el lugar 
de los Jueces , no lolamente cree , que 
la mató , lino que la ofreció en holo- 
caufto , lo qual decía el Abulenfe , que 
defpues de averia muerto , la quemó/ 
y hecha (ícnii¿4 ^ l4 yftecíó al Seyof;. 



"Nono 

De las fegundas , ique fon las Mu-; 
geres Gentiles , y de las Congiega- 
cíones del Demonio , no ai compara- 
ción ; lo vno , por 1er en lervicio del 
Demonio , lo -que hacían , lo qual , no 
íolo no era de alabancia , ni honra , pe- 
ro de oprobio , y nienolprccio del mií- 
mo Demonio , á cuio lervicio le ha- 
cia ; porque vfurparle vno la Gloria 
que no tiene , bien fe hecha de ver, 
que antes es ofcnfa , y agravio , que 
fe hace , que honra que recibe. Lo 
orto , porque dado cafo , que ello fue- 
ra en orden de virtud ( lo qual fe ha 
negado, y niega) no era con perpe- 
tuidad , lino á cierto , y determinado 
tiempo ; y faliendo de aquel recogi- 
miento , y trocando ellado ,1c olvida- 
ban del pafado , y fe ocupaban en la 
crianc^a de fus Hijos , y lervicio de 
fus Maridos. De manera, que lo lanto, 
y bueno ( no negando lo que paso ca 
la Lei Antigua del Pueblo de Dios ) es 
eíto que pala en elle citado de Gracia, 
en el Voto de la Virginidad , y Caíli- 
dad perpetuo , y enelrecogimiento de 
ertas benditas Mugeres , ofrecidas á 
Dios , para que le canten íus continuas 
alabaníjas , conforme ella ordenado por 
nuertra Madre , la Santa , y Católica 
Igleüa Romana. 

CAf. XV 1. 'De lo que fe ha po- 
dido colegir , y hallar del modo del 
Sacerdocio , de los ^inos de 
él Tiru , y fus tdi- 
nifiros. 

EL Sacerdocio , y Minií^ 
tros de los Templos , y, 
Diofcs del Pirii , no fe lu 
podido colegir el ordea 
cierto , que en fu guarda 
huvo , ni el numero , y diflincion de lus 
Sacerdotes ; y lo que mas fe puede corj 
verdad afirmar , es decir , que tenían 
Sumo Sacerdote , que en fu lengini le 
llamaba Vilaoma , el qual tenia otros 
Sacerdotes íujetos , que eran fus in- 
feriores , y de ello aun no fe fabc afir- 
mar muí en particular. Los Sacerdo- 
tes que avia , fe dice , que no eran 
cafados. Y la racon de no poderle 
dar tan cierta noticia de las colas 
de aquellos Reinos , á cerca de íu 
Religión , como la vamos dando de 
ellos , fue , que como las riquecas que 
avia, en c^os^ %.r.on Jas pi^o^es que jun- 




de la Monarquía Indiana» 



^91 

fas ié han hallado, en todo el Mua- colas de buen govierno excedieron , ncj 
do , las quales , cali todas las poll'ian fulo á tus paíados , pero a muchos Prin- 
los Templos , y en ellos las guarda- 
ban , y confervaban los Sacerdotes: 
como los nucílros entraron tan de 



Efeniíhht 
cru:a um- 
tii-r hcc di- 
lucidi ex- 
tUt inO.ir' 

ex : C.o>n, 
Rfgior ¡ii\ 
l.r.t'>.8.9. 

tr 10. ty 

llb. a. c.ir'. 
zo. ^ íti. 
ac afijs p'itt 
rib.luc.t.i. 



reponte , y todo fu principal inten- 
to no tue lino de ¡"ecügerlo , y ar- 
rebañarlo todo , los Sacerdotes , á 
cuio cargo eíbba con miedo , do 
que no los atornicntalen por cilo, lo 
deíaparecieron , y traíportaron , y 
con eíle defaparecimiento , dcfapa- 
reció también la memoria de íüs cf- 
crieos , y cofas que pudieran dar no- 
ticia de lo que el Capitulo trata 5 y 
afi por cite modo cafi fe enterró el- 
te nombre de Sacerdote. Sucedió tras 
el huirle los mas , la everíion , def- 
hacimiento , y aniquilación repenti- 
na , y acelerada de toda íu Repúbli- 
ca , aiudando á efto lüsnueílros,con 
las Guerras Civiles , ciae entre si tu- 
vieron. Y por eíla cauía , como tan 
en breve defapareció el Sacerdocio, 
faltó la nieinoria de fus particularida- 
des. Podrá también aver concurrido 
alguna inadvertencia de los ílcligio- 
los, que defpues llipieron las lenguas, 
los qualcs como preguntaron , y fu- 
picron otras muchas colas de la Re- 
ligión , no advirtieron a preguntar ci- 
to , que era tocante á fu Sacerdocio. 
Solamente no íé ha podido ignorar, 
per fcr cofa , mas que otra, ícñalada , y 
mui notoria , la orden que avia de las 
Monjas en los Templos. Eftas eran 
muchas en cada Monafterio , entre las 
quales avia mucho orden , concierto, 
y diltincion , y fobre todo mucha Re- 
ligión : El Dios a que eran confagra- 
das , era el Sol , las quales hacían 
oficio de Sacerdotes , pues que ofre- 
cían Sacrificios de muchas cofas , que 
por fas manos obraban , pjra el Cul- 
to Divino , y fervicio particular del 
Sol. Todo fu exercicio de ellas Mu- 
geres , era texcr , y labrar ropa de 
kna finiíima , teñida de mui finas , y 
diverías tintas , y colores : Hacian Vi- 
no mui delicado , y puro para los Sa- 
crificios : Servian de noche , y de dia 
en los Templos del Sol , con grande 
cuidado , y folicitud ; y de creer es, 
que las devociones , y cereoaonias , que 
excrcitaban , debían de fer muchas, y 
mui devotas. Pues tan cuidadofos,y 
reügiofos fueron los Reies Ingas , cerca 
del Culro Divino , y en efpecial del 
Sol , á quien tanto reverenciaron , ma- 



cipes , y Monarcas del Mundo, y ali 
no puede fer , lino que fueron muchas, 
y muí notables las ocupaciones , que 
para el exercicio elpirituíil , que en 
los Templos fe avia de obrar , eÜos 
Reies ordenaron. Porque tanto nume- 
ro de Vírgenes , y Doncellas , hijas 
de Señores (que p.ifaban muchas ve- 
ces de docientas ) y aiuntadas aüi, 
para el Culto Divino , no avian de 
eífar ociólas , ni ocupadas profana , y; 
deláprovechada mente. 

Eltas Vírgenes te renovaban de tres 
en tres Años , de eíla manera : Si 
por ventura el Rei edaba prelente, ó 
en tu aut'encia íu Governador , ó fa 
Lugar-Teniente , hacíalas preíentac 
ante si 5 y de las que yá ctlaban en 
edad de cafarle, efcogia tres, ó qua"- 
tro,ócinco, las mas hcrmolas, y d? 
niaior Dignidad , para Mugcres del 
Sol , y ellas tiempre permanecían eñ 
fu virginidad. Eícogidas ya , y dedi- 
cadas al Sol , apartaba otras tres , ó 
quatro , las de maior hermofura , pa- 
ra si mifmo, el Rct, y en fu aufenci^ 
el Governador ; y las demás , cataba- 
las con los Hijos de los . Señores prs-i 
íentes , que al aclo fe hallaban ; y 
otras daba á otros Grandes Señores 
fus Vafallos , aunque tuviefen otras 
Mugeres 5 lo qual cilos tenían por mút 
grande favor , y merced. A las que 
eran menos nobles , dábales licencia 
el Rei , para que fus padres las ca- 
ííkn. Caladas todas eitas mandaba 
luego el Rei a los oficiales , á cuio 
cargo citaban , que hinchefen el nu-« 
mero de las Vírgenes , que faltaban, 
de diez años arriba , que fuelen Hi- 
jas de Señores , para que fe criafcn 
en el Templo , como las paladas, y 
íirviefen en los oficios , en que las 
otras te avian exercitado. Mientras 
eftaban eftas Mamaconas ( que afi fe 
llamaban ) en aquellos Monallerios, 
guardaban , á lo menos exteriormen- 
te , tanta callidad , que fe cree , no 
aver ávido perlonas en alguna partfi 
del Mundo , mas cr.ftas , ni que pue- 
dan de elia vit tud fer loadas entre in-< 
fieles. Algún RcHgiofo afirmó , aveí 
bauticado a vna de eltas ( la qual vi-*¡ 
do ya mui vieja, que avia lidoefco- 
gida , para muger del Rei Guaynaca- 
pa , padre de los Reies Guafcar , y 
Atabaliba , que por morir el Rei prcC-, 



iormente diciendofe de ellos, que ei^ to,no Ijlegói ÍU tálamo, que yiviea- 



Tit.Liv.D. 

l./.S.f.4t 

De c. i. ¡ib. 

7. Clp.li. 

y.t!. Mjx. 

lib. I . c. I . 



Cker. lii, 
d: Natura 

Dior. er 

z. de Leg, 
fap.it. 



Ciccr. II. I . 

de Divinal, 
Uv. lib.^., 

Dtc. I , er 

lib ro. 

Flin.tib.%. 

fap.íi. 



19^ JJhfú 

do ella deípuás machos añoS) jánü'^ 
quiíó cjfaríe > y afi permaneció en 1 1 
virgiiiii-lad ; cuia muerte , llorándola 
vn Señor > Hermano fuio , entre otras 
cofas de que ia loaba ( ó que le cau- 
faban laftima ) decia : Hermana mía) 
que mueres virgen al caoo de tantos 
años. De eftas Monjas , ó Mamaco- 
nas , aun quedaron reliquias en el Tiem- 
po del Chnllianirmo (defpucs de avec 
detlruido los nueltros el Templo del 
Sol , á quien ellaban confagradas ) y 
no en numero pequeño , lino mui 
grande , y crecido , que defpues de 
fer Chf illianas , permanecieron en cal- 
ta , y recocida vida , á la manera que 
nuetbas lieitas, coa x\vico particular» 
y religiolo. 

CAT. XV I L T)e como el a¿ó^ 

rar , y aJi^inar era de el Oficio ¿"á- 

cerdotal , y mui c/iimado en todos, 

a/i antiguos , como modernos Cen-^, 

tiles de eftíX Kue'pa-* 

E/paña, 



\ Ntre las cofas de efti- 
macion , que los Gen- 
tiles han tcHido , y 
guardado , ha hdo el 
agorar , y mirar en lé- 
ñales , que pronorti- 
quen cofas buenas , 6 
malas , afi prefentes , como por ve- 
nir. Y ell:e modo de faberlas , ha ü- 
do oficio , y dignidad Sacerdotal en- 
tre ellos. A(l lo dice Tito-Livio, en 
la Decada tercera , y \'alerio Máxi- 
mo. Y ellos, que víaban de el\e mo- 
do de decirlas, eran entre ertos Gen- 
tiles , como Profetas , tenidos en gran- 
de autoridad, y honra, y ellimacion; 
porque creían fer fiadores de los Dio- 
íes ( como dice Tulio en el Libro le- 
gando de la naturaleca de los Diofes.) 
Hran también cltimados , como Gen- 
te que parecia tener femcjanc^a divina, 
ó que fe acercaban , en parecerfe en 
el poder a Dios , üendo mortales ; y 
■por ra^on de adivinar , y anunciar los 
daños , y peligros antes que viniefcn; 
y legun el mifmoTuiio, en el princi- 
pio de los Libros áe Díviftatio'/ie , can 
remedio , y falud de la República : y 
ali lo dicen Tito-Livio, y Pliuio. Y 
avia Colegio , 6 Monaftcrio mui lolem- 
ne, yaucoricado, en R,oma, de ellos 




Sacerdotes adivinos , Cómo lo diceri 
los dichos Autores referidos , y Fia- 
vio; y añade, que vna délas glorias 
de Cicerón ( fegun de ello el mifmo 
fe preciaba ) era , que fue por Quinto 
Hortenfio , Varen claro, y feñalado, 
contado en el numero de los Sacer- 
dotes Adivinos , y conltituido en lu 
Colegio , no porque tuviefen Con- 
gregación, y Cafa patticular , hacicn 
do vida monallica eflos Sacerdotes 
Adivinos , fino por raigón del nume- 
ro labrado : como decimos aora el Co-» 
legio de los Cardenales , aunque no vi- 
Van en Monaltcrios encerrados ; y 
eran ellos tan privilegiados, que por 
ningún delito que co Tietiefen , jamas 
eran por él privados de el oficio de 
Sacerdote Adivino , que tenian. Lo 
qual no fe dice de los otros Sacer- 
dotes , y Minillros de los Demonios, 
fegun dice en fus Problemas Plutar^ 
Cü. Elle Colegio , y orden de Sacer- 
dotes Adivinos , y Profetas falfos, 
y necios , fue conftituido por Numa 
Pompilio , fegundo Rei de Roma, 
como oficio para bien de la Repú- 
blica f é importantiümo. De ellos le 
dice , aver lido Epimenides > grande 
Filoíofo , Agorero , y Adivino , fe- 
gun Platón , en los Libros de Leies, 
don Je fe llama Varón Divino 5 lo qual 
debió de fer , porque los Gentiles 
de fu tiempo , le pulieron , y conta- 
ron en el numero de los Diofes , aun- 
que avia lido Humbre mortal , y pa- 
íible ; de quien le dicen dos cofas 
grandiofas , que por ferio tanto las 
pondré aqui. Una fue , que íiendo 
cmbiado , por íu padre Ageíarcho , al 
Campo , á guardar íu Ganado : diole 
gana de dormir , y no pudiendo repri- 
mir , ni vencer el fueño , entróle en vna 
Cucba , donde durmió fetenta y cinco 
años , los quales pafados , deíperto , y 
fuelé á fu Caía ; y como todo lo há- 
llale trocado , y mudado , y ya no 
le conociefen , dando noticia de 
quien era , y á lo que al Campo avia 
falido , quando en la Cueba fe que- 
dó , fue conocido por vn Hermana 
fuio , que avia quedado Niño, o Mu- 
chacho j y oido el cafo , y el largo 
fueño , tuvolé por cofa rara, y pro- 
digiofa , y fue divulgado por la Ciu- 
dad , y Reino , y de aqui por toda la 
Grecia , de que era de Dios mui 
amado. Y como fe dieí'e defpues á la 
Filofofia , y Ciencias Naturales , falió 
mui Sabio , y Docl;o , el qual vivió 

cien- 



di Rrmi 



Cicer. a.i 
Úecin. 6. 

f^m. 21. 
tíTó.lS. 



P'u'.irc. in 
Problem. 



Cicerón, dt 
Di-vin.l. 1. 
cap. 3. 



P!at.!lb.u 
(Sr ,. d: 
Lcgib, 



Dio^. Loff- 
titíijin i'i- 
ta Epime~ 
nid.lib. i. 



Íq la Moncirqu'm Indiana, 



ciento y cinqúeñta y dos años ■, ailnqué 
otros dicen que mas ; y por aquel 
lücño tan largo > fue tenido deípues 
por Dios ; porque veáis el juicio de 
los Griegos i y en que colas ponian 
la Deidad. Ocra caula fue , que ci- 
tando los Acenienfes ariigidos , coil 
grandes Peftilencias , y Mortandades^ 
coniultarori el Oráculo de Apolo , el 
qual refpondió : Conviene j que la 
Ciudad , y los Campos fé cubran con 
Sacriticios , no fenalando á que Dios, 
ni corl quales Sacrificios fe avian de 
expiar , y purgar , y embiando por 
Epiittenides , le preguntaron j qué 
que harian , en aquella duda '< Y ref- 
pjndió , que hechalcn ovejas blan- 
cas , y negras por los Campos , y 
que los Sacerdotes fue'.en tras ellas, 
y que donde paralen otreciefcn fus 
Sacrificios al Dios Ignoto. Hecho ef- 
to , cesó la Pefiilcncia , y Mortan- 
dai , y delde aquel Tiempo le hi- 
cieron Altares al Dios No conocido^ 
que adoraban los Arenienfes ; cuio 
A tar fue el motivo de la Predicación 
AcTor. cap. de San Pablo , en aquella Ciudad j y 
17, el principio de la Converfion de i>aa 

Dionilio Areopagita, Ello de el Ál- 
t.ir , al Dios No conocido i lo dice 
L'rert'us'i- Diogencs Laércio en las Vidas délos 



ip; 



aquel itiodo , y de ellos hace men- 
ción Lucano. Y antes que los Roma-» 
nos , hicieron mucho cafo de efte 
oficio , V manera de Sacerdocio otras 
Barbaras Naciones , entre las qualesi 
fe nombran antes de los Griegos , loa 
Pifidas , Cilices , y Herrufcos ; y an- 
tes los Calaeos , como lo refiere Li- 
lio Giraldo. Eite oficio conten ia eii j,uc¡rald. 
si , ver volar las Aves j oir los bra- Svntsg.ij. 
ruidos de los Animales feroces , d¿/4íí. m. 
los movimientos , que las Beliias ha- 
cían j abriendo algunos , mirando íus 
carnes , y entrañas , ó venas interio- 
res j y otras colas. Elfo ( dice Sé- 
neca ) avcr hecho Edioo , Rei de ^^"^<^- ^''''' 
los Tcbanos , en vna ¿cande Pelli^ g>».o^¡p«. 
lencia , que fobrevino en lu Reino ; y 
que los mifmo Romanos hicieron lo 
mifmo , acerca del luccib, que eípe- 
iraban en la Guerra Civil , que huvoj 
entre Cefar j y Pómpelo j como lo 
dice Lucano en íu Prmier Libro. To- tucán, lih. 
do elfo era hecho pur los Sacerdo- i-^'"'/ 
tes Acoreros , que lo tenían por ofi- . ' ¿.^"'"jj" 
cíOi Y era tanta la poteaad de eltos Rg^aTriú- 
fallos Profetas j fegun muchos Auto- ^han. 
res , que podian lülpender los Comi- 
cios , que fon las Cortes , y Actos 
dé Elecciones , y qualquiera otra Jun- 
ta , ó Congregación Conlülar , que 



,. ¡n vi's piíoiüfos ^ hablando de EpimenidcSi huviefe en la República, fi por oca- 
Epimcmd. ^^^ ^^^ ^^^ Saccrdotc de grandilimá fion de algún mal Agüero no conve 



efiimacion , y confultado , con mu- 
cha reverencia , y acatanfiento , y 
tenido en mucho. De manera , que 
erte genero , 6 fuerte de agorar fue 
nuii eftimado , y dedicado al Oficio 
Sacerdotal '■, para cuio efecto conlU- 
tuió Numa ocho Sacerdotes ^ los qua- 
les aaiab.ui folicitos , y cuidadolos, 
y velaban mucho , en mirar , y con- 
ííderar las Señales del Cielo , y de 
las Períónas particulares , para que fe 
fiipiefe lo que en los negocios fe avia 
de hacer ; y avian de adivinar por 



íiia. Daban ^ y quitaban Magiftrados, 
alitorii^aban vnos, dtlautoricaban otros, 
fegun el antojo de lus Agüeros , y 
fallas Profecías ; y afi era Lei Roma- 
na , que todos los Magitlrados , y 
Dictados hielen havidos , con efiá 
Calidad auguraría^ De efios efcrive 
Fcilo Pómpelo j que guardaban cinco 
maneras de léñales ; la primera , de 
los AlpeCtos de ios Cielos ; la fegun- 
da , de Ls Graznidos de las Aves , y 
de lus buelos ; la tercera , de los 
Animales , que andan en dos pies ; U 



FeJ!u¡. 



fus Agüeros , fi las Guerras eran juf- quarta , de lOs que andan lobre pies. 



tas , ó no. Y no fue maravilla , qué 
los inftituiefe 5 pues dicen , que lu 
Reinado fue por Agüeros , y afi los 
eftimó en tanto. 

Otros Sacerdotes avia , que fe lla- 
Cirald. -vhi n\ú)zn Ticüfodalcs , que vivían fue- 
Juf.f.^61. j-a de la Ciudad en chocas 5 cuio ofi- 



y manos ; y la quinta , de cotas crue- 
les , y horrendas , que fe les ofreciain 
No avia autoridad humana , que pü' 
diefe privar de efte oficio Sacerdotal, 
á efios Sacerdotes Agoreros , por nin- 5-^,^^. j^. 
gun crimen , que cometielen ; loqual y¿¿.^ío. 
no fe guardaba con ninguno otro Sa 



ExTltttare. 
Girald. d. 



ció era , tratar de cierto genero dé cerdote. Y la racon que daban , para 

Agüero de ciertas Aves , de donde no degradarlos , ni deíautori^arlos, 

les vino el ríombre , fegun dice Mar- era decir ^ que el Agüero Sacerdotal 

?'"r^G; ^^ Varron. A ellos coaftituia el Su- no era oficio de honra , y dignidad, 

ralZcL'. ^^ Pontífice para aquel minilkrio de que la República daba , ni concedía^ 

adiviaar , y agorar las cofas , por lino que era oficio de. Ciencia , y, 



Ip8 -f L'ihro 

Sabiduría , 7 Arte , lo qual no fe al- 
caneaba , por Favores humanos , fino 
por' parricular Don Divino; y que 
no fe fcparaba de la períoiia pecan- 
te , aunque fe le quitafc la autoridad 
publicamente de ello ; y que pues 
era inleparabíe , lo fucfe también el 
Sacerdocio , y daban vn exemplo con 
que co.nprobaban fu loco parecer, 
diciendo , que al Medico , aunque 
le priven de poder curar , nu le pri- 
van á lo menos de la Ciencia , que 
tiene de lu Medicina ; y al Mulico 
de poder cantar , pues le queda faber 
las confonaiicias de la Muhca ; por 
ello eran ellos Sacerdotes ellimadif!- 
nios , y mai honrados , y no fuje- 
tos á ninguna pena ; antes fe daban 
niaiorcs , 6 las mui grandes íe dilmi- 
nuian , o de todo piuuo fe relajaban, 
por ord:n , y parecer (uio. 

Los Sa:eidotes de eíla Nueva- 
Efpaña teniín también fus Agüeros , y 
miraban mucho en ellos , y los no- 
taban , en efpecial quando oían al 
B.iho ( que llaman Tecolutl ) y lo 
iwiíino notaban en los Mochuelos , ó 
Lechui^as , y otros femejantes ; de 
ios quales auguraban , que fi fe i'cn- 
tafen fobre alguna Cafa , decían fer 
fciíal , de que avia de morir preílo, 
alguno de ella; y de encontrar algu- 
na Culebra , 6 en el modo de ir , 6 
pararfe , lo tomaban por agüero , y 
íegun levantaban fus figuras , lo no- 
taban por bueno , ó malo. Final- 
mente , de ellas , y otras cofas to- 
maban ocafion ellos Sacerdotes , y 
Miniítros del Demonio , de decir las 
cofas , que les parecía figiiificar la 
cofa , que les ponía el Agüero. Los 
Indios Isleños de Santo Domingo , y 
Cuba , y otras Islas , tenían vn mo- 
do de decir colas futuras peregrino, 
y raro. Elle era , que tomaban cier- 
tos polvos , y hechados en vn cañu- 
to como vna pequeña ilauta, ponían- 
los en las ventanas de las narixres , y 
forbiendolos , recebian aquella canti- 
dad , que convenia para el acto , que 
reprefentaban , y conforme era el ne- 
gocio , que pretendían. Con ellos 
polvos quedaban privados ( aunqt-.e 
no del todo ) del len.ido , y como 
borrachos , luego hablaban vn len- 
guaje confafo , y fordo , como di- 
ciendo algunas deprecaciones , y con 
ello (e hacían dignos de que vnas 
Eltatuas , que teniaa prelentes , les 
hablaíen , y recibielea rsfpuelU de 



Nono 

ellas , de lo qué prcténHidn "; y pot 
ella manera fe les defcubrían les le- 
cretos , y ellos adivinaban ; y de aili 
oían , íi les eÜaba por venir algún 
bien , 6 mal , ó alguna advcrlidad, 
ó daño 5 porque por orden del De- 
monio , que fe mecía en la Eltatua, 
les era dicho aquello , que preten- 
dían. Elle era ohcio Sacerdotal , aun- 
que las mas veces fallan faifas , y 
mentírolas las celas , que eftos Mi- 
niílros de v*^atanas decían , y eran 
mas fueños fingidos , que verdades 
ciertas , como parece en muchos 
exemplos , que pone San Aguílln.. 
Pero como ellaban engañados de los, ^''^''-^'f-'-'- 
Demonios , permitiéndolo Dios, por ^"'■' '^' 
fus pecados , no caían en el engaño, 
y ali permanecían en aquella creen- 
cía de aquellas cofas , parecíeijdolcs 
como que fliefen dichas por Deidad 
Sr.:rema , y perfona , que no podía 
errar en nada : fiendo fu maior cer- 
tidumbre , no tenerla , y fu niaíor 
verdad , mentira. 

A elle modo de faber cofas futu- 4-K^?.f^^ 
ras eran también los Judíos muí ín- ^^'^' 
cunados , afi como todas las otras 
Naciones erradas del Mundo j y por 
cfto aquel mal Rei Manases , hii¿o 
multiplicar en todo fu R.eíno de ellos 
fallos Profetas , para que en todas las 
pattes de él los huvíeíe , para que 
dielen rcfpuefías en los cafos graves, 
y de importancia , que ocurríeíen, 
hechafen juicios , y dicfen aviib de 
las colas por venir. Y como era Ido- 
latra , y muí dado al Culto de los 
ídolos , no creía él , ni los del Fue-, 
blo , que etlaban á fu obediencia, 
poder cumplir perfeclamente con el 
krvicio , y culto de los Diofes , que 
en Ellatuas adoraban , fi no teniar» 
muchos de aquellos Sacerdotes Adi- 
vinos , y Agoreros. Y por la mifma 
caula la maldita Reina Gecabél, que 
ícrvia , y adoraba a Baal , tenia qiia- 
trocientos y cinquenta de ellos , co- 
mo le lee en el Tercero de los Re- ^.j^fn^ci?. 
íes. La inclinación , que decimos aver 18.'^ 
tenido los judíos , á efte modo de 
agüeros , y fuperflicioncs , les nació 
de la comunicación, y trato, que tu- 
vieron con los Gentiles , entre los 
quales eran mui ellímados ellos Sacer- 
dotes ; porque el oficio que tenían de 
agorar , lo tenían por fobrenatural ,y 
Divino ; y aviendo de feguir lus Ri- 
tos , y Ceremonias , y profefar la 
Idolatría , que ellos profefaban , avían 

tam- 



de la Monarquía Indiana, 

también cié recebir eíla luperlticion, 
tan coiDun entre ellos , pur tenerlos 
por Profetas 5 pero en realidad de 
verdad eran taKos. También los vla- 
ron ; porque como los Hombres Ion 
amigos naturalmente de laber las co- 
fas futuras , las quales no es polible, 

- que lepan , por 1er atributo a Iblo 
Dios Verdadero perteneciente , que le 
incluie en el de íu Saber inñnito ,por 
cílo trabajan quanto pueden , para raí- 
trear algo de elto , que tanto de- 
iciv. j de donde nació , que de mui 
atrás los eng^íiare el Demonio ; por- 
que como teman apetito de laber co- 
fas fuiuras , y por venir , y no po- 
dían por SI milmos , lalió de través 
el Deuiomo , y enteñoles otras mu- 
chas Artes íupcrfticiuias , para que 

por ellas algunas veces , á bueltasde 
muchas mentiras , atmalen coa algu- 
na Verdad , y elta mezclada con al- 
Toflafus m gun grande error , como dice el 
pK^di¿7.ioc, Abtilciile. Y por ellas Att¿s Mágicas, 
•^íS- y ^uperiticioias comencaron á honrar 

al DeíTiomo ; por.jue de tal mauera 

Jas inllituieron , y enteñaron , que de 

fu exercicio no podía 1er menos , que 

receoír honra lu Inventor. Y como 

los Judios le incimaban ( como las 
, otras Naciones ácí Mundo) a querer 

faber colas futuras , y eltas le fabian 

por eltos Mmillros diabólicos , era 

fnerca tenerlos , y conltituirlos como 

hi^o el mal Rei Manases. De aquies, 

que Dios dio a fu Pueblo tanta fuma 

de Profetas , que los pudieron enle- 

ñar , y dar racon de las colas ocul- 
tas , y por vemí , y en ellas habla- 



ban con toda Verdad , á diferencia 
de ertos Agoreros , y Adivinos , cjue 
no la decían ; y quando atinaban con 
alguna , era con mafcara , y rebo(^o 
de mucha incertidumbre , y duda. 
También reípondian los Sacerdotes á 
las dudas del Pueblo , y República, 



cob , y á líraél ,Io que el Señor avrá 
de hacer , y obrar ; quiere decir: 
Aunque los llraeliras no tengan Ido^ 
los , ni Artes adivinatorias , ni le ri- 
jan por agüeros , con todo eío en 
las ocalioncs necelarias , y quando ka 
nienelter , tendrán refpueílas de Dios 
con toda verdad , y certidianbi-e ; y 
elto por lus Profetas , y Sacerdotes 
Santos , vellidos con los ornamentos 
ncceíarios , para merecer , recebir Lis 
Divinas relpucltas del Oráculo Sobe- 
rano , y Leleüíal. Pero como ellos 
llraelitas le aportaban de Dios , por 
h Idolatría , aplicábanle á las collum- 
bics de los Idolatias , y tcnian , co- 
mo ellos , fus Sacerdotes Agoreros, 
para que por lus diabólicas Artes Jes 
dixelen , lo que deleaban , ai-nque 
mintiefen en ello. De ellos fon los 
que multiplico , en fu tiempo , Ma- 
nases , y tenia antes Jecabel en 1er- 
vicio de fu taiio , y mentirolo Diüs 
Baúl. 

Tampoco eñuvo libre Nueftra Ef- 
paña de cite error , y ceguera Gen-?' 
tilica , aunque aora , por la Mileri- 
coiuia de Dios , ti.ne mui arraigada 
ia Fe Ghrilliana ; de la qual cuenta 
Ellrabon , que les vecinos de la Ri- 
bera del Rio Du^To , eran bien da- 
dos á los Sacrificios , y miraban con 
atención las ataduras de los Anima- 
les, y ninguna cola de ellas coftaban, 
y contideraban mucho las Venas de 
lus lados , y rebolviendolas , y to- 
cándolas , conjeturaban por ellas , las 
colas por venir , y futuras ; y dé las 
tripas de tos Cautivos , que mataban, 
(acaban fus adivinaciones , las quales 
cubrían con vnas manras de Saial , ó 
Gergds grucfas , y conforme hollaban 
fer heridas , pronofticabah lo? bienes, 
ó males , que elpefaban. Por aqui fe 
verá , como todos los Hombres Ion 
vnos , en maldad , qu^uido fon de- 



Jtid. 
lofcph. Artti 
qii'it.li,]. c. 
9- 
Exod. 28. 



chi.adc.zo Reies , veftidos del Racional ,y Efod 
Y porque eftas reípueftas eran mas 
ciertas , en los Profetas , y Sacerdo- 
tes de Dios Verdadero , que laí de 
los fallos Miniliros de los ídolos ; por 
i.Reg.cap. eíto cran mui eftimados , en el i'ue- 
»}.£?' 30. bio ¿Q ¡iVacl ; y por conllguiente fus 
moradores fe apañaban de las taüe- 
dades de los Adivinos , y Pitones, 
como fe dice en los Kumeros , quan- 
do dice el Sagrado Texto : No ay 
ídolo en Jacob , ni Divinacion en If- 
"raél , y en fus tiempos te dirá á Jí- 



StrnVJih.i' 
Geogvapb, 



Rab.Klin- y ncgocios arduos , y graves de los famparados de la Gracia, y Dcelnna 



Num. 54. 



de Chriílo , la qual es la que dá lum- 
bre del Verdadero Dios , y por con- 
íiguienté libra las Animas en quicri 
fe infunden los errores , y ceguedad 
de la Idolacria , y limpia las horru- 
ras , y fuperlliciones , y otras abo- 
minaciones, que la Idoiatria trae con- 
figo j de cuios Miniflros fe aprove-» 
cha el Demonio para engañar á los 
Hombres. Todas las Gentes del Mun- 
do ,' antes del advenimiento de Chrif- 
to , ocperirhcntaron lo dicho , y las 
de eftos Reinos de lá America (qüar- 

i& 




200 Lihro 

ta parte del Mundo ) hafti los Siglos 
prelentes , adonde entrando le té 
pocos Años ha , lo extirpo , y aló- 
lo todo , y dejo el V^erdadero Culto 
á Dios Verdadero debido. 

CATIT. XVllL (De la Au- 
toridad , e/lumdon , j crédito , de 
el Sacerdocio , y la opinión , en que 
los Sacerdotes han ejiado , entre to- 
das las Naciones del Mundo , entre 
los guales fe nombran e/Ios 
de e/la Nuelni-Ef- 
¡}aña. 

O Tolo la Dignidad Sa- 
cerdotal íue eltiraada, 
y tenida en mucho , en- 
tre Ijs Gentes Idola- 
tras , y Gentiles ; pe- 
ro gozó de grande Po- 
der , y Autoridad. Por lo qual dijo 
Plutarco , que en algunos Lugares de 
Grecia , tuvo igual Autoridad el Sa- 
cerdote , con el Rei , entendiéndolo 
de los Atenienfes , y Lacedemonios, 
que íegun Cicerón , eran llamados los 
Sacerdotes Mantés , á los negocios 
públicos , para que con las Jufticias 
los difinieTen , y ícntenciafen 5 y da- 
ban los Lacedenionios á fu Rei , por 
Coadjutor de las caufas vn Sacerdote 
Adivino. Entre los Egipcios fue de 
tanta eflimacion , que como cuenta 
Eliano , eran ios Sacerdotes , Jueces 
de caufas , y tenían la maior Honra, 
y Dignidad , dclpues de los Reies. 
Ello le puede colegir de la Sagrada 
Efcrituta , como fe dice en el Geae- 
fis , quando , aviendo dado Faraón 
á jofeph , €l Govierno de fu Reino, 
y hechole fu fegunda Perfona , lin re- 
servarle mas , que la Corona , que 
traía fobre fu CabCv^a , remaró las 
mercedes comencadas , con darle por 
Muger la Hija de Putifar , Sacerdote, 
que á no fer Suma Dignidad , no íc 
la diera tras de tantos favores. Y en 
el Cap, 47. fe dice , que el Rei avia 
dado Tierras á los Sacerdotes , y que 
de toda la Comunidad , fe les daban 
los mantenimientos necefatios , y que 
fus Tierras fiempre permanecieron li- 
bres de toda Pcnfion , y Tributo 
'Diod.l¡h.j. Rea!. Diodoro da mas en particular 
f<y.j, las raigones de la Dignidad de aíjiic- 



Tlut.qiufi. 
Rom. vlt. 
Ckcr.l.x.de 
Divin. 



14.. deVa. 
Hi/i.c.14. 



Gen.ca.¿t\. 
y.4i.4z. 



Gene^. cap. 



ISlono 

líos Sacerdotes \ de las qu ales es la 
vna , por el oficio, y cuidado, que 
tenían de horrar los Diolcs ■■> y la 
otra , por la Dcdrina , cr.e d:b.-nal 
Pueblo. De aqiii fra , que icc'.is las 
Rentas de aquel Reino íe paitisn en 
tres partes ; la primera , y principal 
era de les Sacerdotes , la qual galla- 
ban en les Sacrificios , y Culto Di- 
vino , y en fu luítento. Pcr.lat^n ef- 
tas Gentes , que no ccnvenia , que 
huviele falta , para las colas del Cul- 
to de los Diofes , ni que fus Minif- 
tros dejalen de tener lo necefario , y 
for<^olo para fuüentar la Autoridad, 
que debian reprclentar , per ícr Mi- 
niaros de ellos. Eran del Ccnkcjo de 
los Pvcies , y las colas de importan- 
cia , y arduas, no fe determinaban lin 
ellos ; y por fer de tanta cílimacicn, 
eran tan privilegiados. Que elle Ofi- 
cio aia fiuo de mucha ellimacicn , íe 
comprueba , con decir Aulo Geiio, 
que vna Hija, que tuvo Nunia Poii¡- ■^•Ge'^i.utt 
pilio , P.ei de Roma , y gran Cultor 
de fus falfos Diofes , llamada Pompo-. 
nia , fe la dio por Muger al Sacer- 
dote Máximo , recibiéndole por yer- 
no , lo qual no hiciera , ü la Dig- 
nidad Sacerdotal no fuera tan elU-i 
mada. 

Cuenta Eürabon en fu Geografía, 
que en la Isla de Meroe , en otro Str.-é.Uhn 
tiempo mui nombrada, en el Pvio Ni- ii-'^K'sr- 
\o , tenían los Sacerdotes la primera 
orden de Dignidad , y por cito tan* 
ta jurifdiccicn , y autoridad lobre los. 
Reics , que algunas veces cmbiaban 
gente , que los matafen ; y muerto 
aquel, conftituian otro. Sucedió, que; 
vn Rei fue con Gente armada , y^ 
entró en el Templo , donde cflaban, 
y los mató , y pasó á cuchillo a to- 
dos , y quedando él ícguro de aquel 
daño , cesó aquella Cofuiaíbre , y; 
Autoridad. La mifma dice EÜrabon, 
que avia entre los de Etiopia , don- 
de no folo los Reies lo padecían, mas 
también fus familias , y criados ■> y 
por elle peligro tenian configo gran 
guarda los Reies, Cuenta Diodoro, £!.,vj;¿¿ 
que ay tres Islas mui notables de el cap.io. 
Occeano , que caen á la parte de 
Oriente, de la otra parte de Arabia, 
la Feliz ; de vna de ellas , cuenta , y 
dice maravillas ; y añade , que tt;r,ia 
repartida la Gente de fu República, 
en tres partes de pulicia, de las quar 
les , el prim.er lugar tenian los Sacer- 
dotes ¿ el fegundo los L.^bradores •: y 

el 



¿/i? laMonarmiá Indiana, 



«1 tercero los Hombres de Guerra 
( que íegun efto los tcnian por mas 
Cüinmies , y bajos -, corno acoñum- 
bran los Chinos , que jamás llevan á 
la Guerra , ni es Soldado , fino los 
Cdíligados por delitos. ) Eftos Saccr- 
doccs eran Governadores de aquellas 
Gentes , y á ellos acudían con todas 
fus caulas. Ninguno de los vecinos 
tenia cola propiia , lino Tola fu Cala, 
y vn Huerto. Los Sacerdotes man- 
daban Icmbrar los Campos , y fus 
frutos , y rentas venian á fus manos, 
y todo lo diüiibuian dcípues , fcgun 
velan las neceíidades de cada vno ; y 
ellos tomaban para lu fultento los 



Sti:ikl.iT. 



lot 

declara , fiel fa mataba , 6 !e da-;" 
b¿n la muerte otros ; peto en qualquie- 
ra de las dos cofas es dcnctnr,y ad- 
mirar lú Fe, y creencia , y cft macionj* 
que tcnian al Sacerdocio. -> 

i'or las n::imas racones dichaSj ■ 
eran lu5 Sacerciotes de eita Nueva- 
í-ípaña niut cllimados , y en grande' 
reverencia tenidos , no foio de la^ 
Gente común , pero de los Reies , y 
Señores , y no hacian cola grave , ó 
ardua , que primero ccn ellos no fe 
comunicaíe , por racon de lli Digni- 
dad , y Oficio. Declaraban al Pue- 
blo , y á los Señores la voluntad de 
Jos Diufes 5 en üs nerellJadcs , que 



frutos doblados. Vivian con grande las Repúblicas padecían , y en los nc 



Señorío , y Gravedad , moñrandoíe 
en lu Vida limpios , y callos. Tam- 
bién cuenta Eílrabon mas adelante en 
lu Gccgrafia , que eran los Sacerdo- 
tes , entre los Albanos , de grande 
Autoridad , y Magelbd , y que vn 
Sacerdote Sumo preíidia (obre los El- 
clavos Sacros , y Sacra Religión , y 
era de maior Dignidad ^ que todos, 
defpues del Reí. Tenían vn Templo 
dedicado al Sol , y á Júpiter en la 
Provmcia de Iberia , los lierv s eran 
en grandifimo numero , aíi de Hom- 
bres , como de ¡Mngcres , los qualcs 

todos eran confagrados al Dios , cu- Sacerdotes , pues los hacían Supre 
io era el Templo. Lo mifmo fe dice tnos en Pueblos de ella. Otra Dig-- 
del Sacerdote de Capadocía , que era nidad conctirria , en eíloS dichos Sa- 
fegundo defpues del Rei. Y etto es cerdotes , que los autori(j~aba mueho^ 
verdad , que antiguamente folian fer y á íblo ellos era dada i la qual era, 
los Sacerdotes , v Reies de vn mif- que en las Fieftas qut fe celebraban 



gocios de Guerra eran ccnfultadcsj y 
li ellos lo contradecian , no ciaban 
ponerlo en execucion 5 y li lo man- 
daban , acometíanlo con esfucrc^'o va- 
ronil. Eran fuíkntados con Rentas 
particulares , que pnra efte efecto avia 
en las Repúblicas. Tenían Pueblos fu- 
jetos ( como en el Libro de los 
Templos dixiiiios ) pira fu fervicio, 
á los quales,'el Sacerdote falla á vi- 
íirar , como Hombre á cuio cargo 
eílaba íu govierno ; donde parece la 
mucha eftiniacioii j en que eños In- 
dios tenían en fu República , á los 



mo Linage , y Eñirpci El Gran Sa- 
cerdote de la Ciudad de Zela , y fus 
Sacerdotes menores , tenían la mif- 
nia Autoridad , y Poder, que los de 



de lus Dieí'es , vno de eños fus Sa- 
cerdotes reprefentaba al Dios cuiá 
ficfla fe hacia , y le facaban en hom- 
bros , y proceüon , á la qual aíiftia,' 



Capádocia , en la qual preíidia á los y feguia el Rei , con toda la Corte, 



Siervos Sacros , que eran en grandi- 
fimo numero , á quien también eran 
fujetas grandes Comarcas , que in- 
cluían muchas Provincias. Todo ello 
Guenra » y refiere Eílrabon en los lu- 
gares citados. Tanta era la fee , y 
confianca , que los Reies de Etiopia 
tenían con fus Sacerdotes , que cada, 
y quando , que por alguno de ellos 
les era dicho , que convenia, morir 
por fia República , ó por calo otro 



y Pueblo , y hacian gran fieíla , por 
lo qual era en gran manera honrado, 
y elHmado. 

Y no es mucho , que eftuvíefcn 
tenidos en etta eftimacion los Sacer-i 
dotes ; pues por racen del minifierio, 
en que fe ocupan , fon dignos de 
ella ; parque la diferencia que hacen 
las cofas Divinas á las Humanas , es 
racon i qiie hagan los Mínitlros de 
las* vnas á los de las otras ; lo qual 



Sup. ¡ib. 8i 
cap.iQ, 



alguno ( dicíendoles , que afi lo de- confiderado por los Genriles , lo pu- 






terminaban los DiofeS con muchas 
racones, con que les perfuadian ) te- 
nían de vieja , y antigua cofiumbre 
recebir la muerte voluntariamente , (in 
contradecirla , ni repugnarla , como 
dice Diodoro ; aunque no dice , ni 



fieron en execucion. Y afi Ovidio de ow. de 
Ponto dice, que al Miniítro de D\os^fcnjo. 
por racon de ferio , fe le debe el 
roas honrado lugar ; porque aquella 
honra ( dice ) no fe le hace á el , fi-' 
no 4 Dios , cuio Mi",i&Q es , y por! 

guisa 



joi Dhro 

quien la rccib'e. Y fi efta hoiua , y 
rcfpeto pcuíaban los Gentiles , ferie 
debido á los Sacerdotes de fus Dio- 
fes falfos : quanco coa mas racones 
es julio , que fe dé , y guarde á los 
del Verdadero Dios , que en elle Eí- 
tado Evangélico , le ocupan en fu fer- 
vicio '. Lo qual guardo el hxccleiui- 
fimo Emperador Conitantino , que 
tuvo en canco á los Sacerdotes , que 
hablando de ellos , dijo : V'erdadera- 
nicnce , que li con mis propnos ojos 
viefe á vn Sacerdote de Dios pecar, 
ó á o:ro qualquicra de ios que viven 
vida Mjualtica , y Clerical, me qui- 
tarla la capa , y lo cubriría , porque 
otra ninguna penona lo vicie. Ello íe 
dice de Cue Excelenciiimo Principe en 
fus Hiilorias , y fe reíiere en ei De- 
recho , por cafo particular , y devo- 
j)[fl'¡ti.q.6. to. A lo q lal aiíade Matulo en fu 
ca->. inf' Tercero : Qje afuliendo en el Con- 
o'pt. cilio Calcedo.ienfc , fe fenró el vlti- 
mo de todos los Sacerdotes 5 y que 
aviendole fido preíencadas algunas 
caulas , con que los mifmos Sacerdo- 
tes fe picaban , y aculaban vnos á 
otros , tomo todos los efcritos,y pa- 
peles , en que las dichas querellas , y 
acufaciones venian , y los meció en 
el feno , y fin leerlas , las hecho det- 
pucs en el Fuego , y las quemó , di- 
ciendo ; Los Sacerdotes fon elegidos 
para regir , y governar las Almas , y 
fon Jueces de los Hombres , y aíi 
no quiera Dios , que fean de Hom- 
bres juzgados ; juzgúelos el , pues 
fon fus Minilbos : palabras cierto de 
Principe Chrillianifimo , y dignas de 
fer mui celebradas , y de los Princi- 
pes leídas , y fabidas. Y dice fulgo- 
Llh.i.c I ^° Egnacio , que eílableció por Lei, 
ferie debida mas honra al Hombre 
conftituido en el Ellado de Sacerdo- 
te , que al Señor temporal , en el 
de la Corona , y Reino ¡porque de- 
cia , que en el Sacerdote le honraba 
Chriito , por racon de tener íiis ve- 
ces , en la Tierra j y que el Rei íb- 
lo mandaba la Tierra. Diciendo mas, 
que á folos los Apoñoies ( en culo 
lugar entraron los Sacerdotes , y 
übifposjdijo Chrilto : £1 que á vo- 
forros os recibe , rae recibe á mi; y 
el qiK* a mi me recibe , recibe aquel 
que me embio ; dando á entender en 
ellas palabras , que la honra , que al 
Sacerdote fe hace , cfa recibe Dios 
por fuia ; por fer cofa fabida , que la 
honra , que á vn Embaxador le h¿ce. 



Nono 

la recibe el Rei , qué Ic émbió ; 7 
por el Contrario qualquier agravio, 
como fuccdio a los Mcnfajeros de Da- 
vid en la Corte del Rei Hanon , que /q^'"^' 
los enibió á dar el pefame de la 
muerte de lu Padre ; y el necio Rei, 
concibiendo , maliciofamente , algu- 
na traición , los cnibió afrentados , de 
que David fe conio , y trato de la Keg.i.cap. 
venganza. n. 

h.ío dicho Icemos de eñe Princi- 
pe Chriftiano ; pero hendolo , no es 
maravilla , que femejantcs cofas hi- 
élele 5 pues del conocimiento de la 
Honra , que a Dios Verdadero íe de- 
be , le nacia > el de la eitimaciun de 
fus Sacerdotes. Pero lo que admira, 
y efpanta es , que los Gentiles , y Pa- 
ganos aian tenido elte conocimiento, 
y rclpccado ella Dignidad , como Su- 
prema en la Tierra. Para cuia confir- 
mación dice el Alacia o de las Hiílo- P^""- Co- 
tas , que profiguiendo el Grande Ale- "'-'^'»^^'- 
xandro fus Conquiílas , llegó á Ju- '^' 
dea , con animo, y voluntad de def. 
truirla , y arruinar á la Ciudad de 
Jerufalcn , y pal'ar á cuchiilo lus mo- 
radores , quemar el Templo , vltra- 
jar los Sacerdotes. Siguiendo , pues, 
efte intento , le fue mandado vna 
noche , en vilion , que al Sumo Sa- 
cerdote , llamado Joiada , le cllima- 
íe en mucho , y le reconociefe , poc 
maior , que él > y por fu Supremo 
Monarca , y como á tal , le honra- 
fe , y reverenciafe. Hecha eíía pre-* 
Vención del Cielo , fue también re- 
velado al dicho Sacerdote Sumo , ic 
falieíé al encuentro , veftido de Pon-» 
tifical, y acompañado de Sacerdotes, 
y le puliefc a los ojos la gravedad, 
y autoridad del Oficio. Hilólo ali , y 
encontrándole h vilta de el SoberVio 
Alexandro con la Mageítad del Sacer- 
dote ; y viendo en íu frente la lamí-- 
na , en que iba cfcrito el Nombre 
inefable de Dios , apeóle con gran 
prefteí^a del Cavalio , y haciendo gran-' 
de reverencia al Pontitice , adoro de*, 
votamente el Nombre de Dios eícri- 
to , y fíncelado en la lamina. Fus 
calo elte , que efpantó á los Princi- 
pes , y Capitanes , que le acompaña- 
ban , parecicndoles cak) nuevo , y- 
mui ageno de lo que acoftumbraba, 
preguntáronle el motivo , y refpon- 
diüles , que aquella reverencia no la 
avia hecho á él , fino á Dios , cuio 
Principado rcprefentaba , y cuias ve- 
ces teaia j y que ci di* aijtcs avia 

yiíto. 



de la Monarauk Indiana, 



Chacón 
v'it.t , i?* 
Giilu Pan- 
tif.tti León, 



PUn B 7. 
Cap. 17. 



vifto á Dios en aquel trjge , entre fue- 
ños. Entro en Jerulalen , y taele al 
Templo, llevando a rulado al Ponti- 
íice , y trocando la furia que contra 
los judios llevaba , en caricia , y man- 
ledumtDre , dotóle de muchos bienes, 
y telcrvó de Tributo á rodos. Otro 
femejantecafoíe lee deAtiLi, Rei de 
los Vándalos, el qual viniendo contra 
h Igielia , en tiempo d¿l Papa León, 
cerca de los Aiíos de Cnnito dz 
45:. le falió el dici^o Pontiii- 
ce al encuentro , armado de elpi- 
ritu de Dios, y reveltido de I u favor, 
y aluda , al qual recibió el Reí con 
grande reverencia, y lo trató con to- 
do el acatamiento poíibie , apeándote 
de le C.ivallo , haciendo demonlha- 
cion de lerie interior i lo qual le avia 
lido mandado en vilion , y perfuadido 
de fus racones , dejo de perieguir la 
Tierra , y lo defpidio de Italia. 

Eito es , pues , lo que a cerca de la 
reverencia del Sacerdocio he queri- 
do referir , ocurriendome en cite lu- 
gar eilos Principes Paganos , los qua- 
ks irán pueitos por cxcmplo á los 
Cnruhanos, para que comu en eípe- 
jo , vean la obligación en que ettán 
pue.tos , de tenerlos en grande eitima- 
cion , pues de los contrarios , ellos 
iiiiimos fon tcit gos de (u caítigo. En 
cuia prueba , y confirmación viene 
aquel infeliz Pómpelo , que por fus ha- 
cañas, y proet^as , tuvo renombre de 



203 



Salomón , dice en el Eclcfiaílico : Hon- 
ra á Dios con toda tu Anima , y ten Ecchfs.'j^ 
en grande precio , y ettimacion á 
los Sacerdotes. De manera , que def- 
pues de la honra de Dios , pone la 
de fus Ministros 5 y es L racon , por^ 
que ion íu Lugar- renientes ; y co- 
mo el Rei temporal quiere que fus 
Virreics lean eítimados , como ima- 
gen íuia , afi también quiere Dios, 
que es Rei Soberano , y Supremo, 
que lo lean los luios. Y facd cofa 
es , faber la eitimacion del Sacerdo- 
te , lo qual fe deduce del Nombre, 
con que la Iglcfia le nombra , lla- 
mándole Presbítero , ei qua! nombre 
réprefenra vejez , y ancianidad en la 
palabra Griega. Y declarándolo Sarj 
Ifidoro , dice , que no lé llama el 
Sacerdote viejo por la edad, lino por ri'tr.xx,»,^ 
la honra , y dignid^id , en que eítá oeros, 
fubido. Que fea nombre de digni- 
dad , en el derecho fe dice 5 y aii le ^ 
llaman los Sacerdotes viejos , porque 
deben participar de la honra , y eiti- 
macion j que á los ancianos ie deoe. 
De los quales dice el Efpiritu Santo: Eccle/.c-a 
Entre los Presbíteros no feas verbo- ^■gr/. i¡. 
fo , ni hables demaliadamcnte. Y lue- 
go en el Capitulo figuiente añade: 
No vltrajes , ni mtnalprecies las pa- 
labras de los Presbíteros labios : an- 
tes te aconfejo , que notes con cui- 
dado fu doctrina , porqué eu los An- 
tiguos cítá la Sabiduría ( como dice Ecds/.c.it 
Grande ; del qual fe dice , que el ptin- en otro lugar ) y la prudencia en el W-^- 
cipio de toda tu infelicidad fue aver mucho tiempo. Y dé ellos ( proíigue 
venido á Jerulalen , y vltrajado el luego en elle lugar ) aprenderás la 
Templo de Dios . y fus Sacerdotes, fabiduria. De donde fe colige el pre- ^•^^'*?-.'«- 
y aver hecho eítablo para fus beltias ció, y eitimacion en que quiere Dios '^"^•"'' 
fus portales. Y aquel que avia tenido que lean tenidos ; y para que aíi fe 
tanta ventura , y gomado de grandi- conozca , les da la Iglefia eíte nom- 
fima gloria humana , nombrandoíe bre de Presbítero , que no tolo quie- 
Empcrador , fujetando Reinos , y re decir viejo , fino mas viejo , como 
venciendo Reies , ya delde aora da quien dice : Eíte Sacerdote , y Mi- 
principio á fus dcfdichas , y no paran mitro de Dios , ha de fer honrado , y] 



haíta darle muerte defattrada. Todo, 
porque tuvo en poco áDios, y alus 
Jvíiniltros. Y eíte caítigo , con otros 
que ha hecho , fon dichos para que 
vean los que Dios hará , y la ven- 
ganca que tomará de los Seglares, 
que no folo no tienen en mucha ve- 
neración á los Sacerdotes , fino que 
íe atreven á vltrajarlos , y tenerlos 
en poco , tratándoles en el menoí^ 
precio , como fi fueran iguales , le- 
jendo caufas , y fulminándolas contra 
ellos , fin autoridad , ni poder. Y el 
mifmo Eipiritu Santo | por bcc^ á^ 
j9nio II, 



reverenciado , no folo como vie- 
jo , lino como el mas viejo 
en eitimacion. 




S 



CAPi 



204- 



Lilro 



Exod, i>. 
ver/, 6, 



C/éT, XIX. Como la T>'ign'hlu\ 
(I(eal , y d Sacerdocio , andiiVie- 
i'on juntos , en otros Tiempos , y Na- 
ciones del Mundo , y Je halló en 
los pritncros Mexi- 
canos. 



:^SiMlZjg:S\Jc tan eñimado en los 
^|^$:|^ Ticirpüs amigues el Sa- 
Sp'Vr^l ccidociü , que and.-.ba 
^ite^^^ jumo , e incorporado cu 
^^^^^^ la Dmnidad Real. Y tan- 



.4 . T . 



D. Chñf- 
in Matth' 

Ctnef, i¡> 



to le preciaba vnu de 1er bacerdotc, 
como de Icr Rei , y no menos le glo- 
riaba de lo vno , que de lo otro. Y 
aíi vemos aver andado ellas uos Dig- 
nidades juntas , de lo qu.d tenemos 
diieríbs cxcinplos quelo comprueban. 

Oinif. 14. De Melchiledech dice la barrada El- 
critura , que era Rei de í)jlcn, y Sa- 
cerdote del Altiilmo , que ofreció á 
Dios Pan , y Vmo ^ como Minillro 
fuio. De Abrahan, dice ban Chrilof- 
tomo , aver Ikio Sacerdote , lo qual 
prueba por aquellas palabras del Ge- 
nelis, donde üice, averie mandado Dios 
partir vna Va^a , y otrecerlcla. Y fi 
por raigón de elte Sacrificio, hecho en 
cita ocalion, de eÜa Vaca , y otros Ani- 
males j que alii ofreció , ha de 1er llama- 
do Sacerdote, mucho con masracon, 
ó á lo menos , no debe carecer de eñe 
nombre ,por muchos Altares que edifi- 
có , y Sacrificios que á Dios ofi-eció, co- 

Cenef. 11. mo parece cn el cap.i : .del GenefiSjapa- 
reciendolc Dios , hablando con el , y 
ofreciéndole muchas ofiendas. Tam- 
bién fue Rei , legun Jofefo, diciendo de 
el ellas palabras : Abrahan reino en Da- 
mafco , y hafia oi le conferva fu Nom- 
bre en la Ciudad Damaícena, y íe mani- 
fiefta el lugar de fu morada , de donde 
parece aver lido Rei 5 y no sé li lera de- 
masía peníar , que aquella ha(,aña 
grande, que hico , de lalir contra qua- 
tro Reics , y vencerlos ; fue hecho de 
Rei , y mas que Rei , moUrando Ani- 
mo, y fortaicca en el acometimiento 
( fiendo tanta,' y tan grande ladilpari- 
dad , y defigualdad de la Gente , por 
fer fm namero comparativo la de los 
contrarios, refpeclodc la de Abrahan)y 
á clk Hombre t¿n valtrolo ? a quien 
Dios hii¿o tan Valiente , quilo darle 
nombre de Saccrdorc. Y dado cafo que 
en la peribna no lofucl'c (coa^o lo quie? 



Norto 

re probar el Toflado) alo menos ,fue- 
lo en los actos que exerciio, Altaics 
que levantó , y Sacrificios que ohcció. 
Noe (dice Alvaro Pclagio ) b/n¿o ofi- 
cio de Sacerdote , en la Vaca que ohe- 
cio á Dios, en Sacrificio, dtlpucsde 
el Diluvio , y ceíacion ce las Aguas, 
como le vé claro en el Üdavo Ca- 
pitulo del Gencfis : y no folo ofieció 
Vaca 5 pero en el Altar que levantó, 
hi^o vn loiemne Sacrificio de mu- 
chas Aves , y Animales , que para 
el mató ; cuia intención , y obra re- 
cibió Di( s. También fue Rei , rigien- 
do lus Familias, como niaior, y mas 
preeminente de tocas , y ello por eí- 
pacio de trecientos Años , que vivió 
delpues de el Diluvio : cuia vida to- 
da , fueron novecientos Años. Gover- 
no á los Hombres de fu tiempo , or- 
deno Ciudades , eñablecio Leies , pre- 
mio buenos , y caliigó malos : todo 
lo qual es oficio de Rei , aunque 
por aquellas Edades no fe conoció 
efte N( nibre. Con lo dicho , parece 
quedar probado , íer el oficio de Sa- 
cerdote mui eflimado en el Mundo, 
y aver fido incorporado con el de 
Rei , pues los que hacian oficio de 
Rcies , víaban el de Sacerdotes. Y 
de Samuel labemos , que demás de 
1er Profeta , hico oficio de Sacerdo- 
te , ordenando Sacrificios , y ofire- 
ciendolos por Saúl , y en otras oca- 
íiones. Y fue Rei , aunque no nom- 
brado por elle Nombre , y rigió mu- 
chos Años el Pueblo de llracl j y por 
fer tan ellimado , huvo algunos Rc- 
ies , que aviendo celado ella licen- 
cia , de fer Sacerdote , juntamente 
quifieron vlurpar elle oficio , é incien- 
far el Altar 5 pero fueron calligados 
en lu atrevimiento : en efpecial le lee 
elle calligo en el Rei Acarias , ó 
Ocias , como parece en el Qiiarto de 
los Rcies , aunque h caula de íu 
calligo le declara en el Segundo de 
el Paralipomenon , que liie aver que- 
rido incienlar el Altar , viurpando el 
oficio á los Sacerdotes ; y en pena de 
fu atrevimiento , fue lleno de Lepra , y 
hechado del Templo , con confulion, 
y apartado de la comunicación de 
los Hombres , halla que miícrable- 
mente murió. ; 

Ellas dos Dignidades ( conviene á fa- 
ber ) de Sacerdote , y Rei , le halla 
aver concurrido en Naciones Genníes, 
y Paganas f no teniéndole por elHma- 
áo$ g lino cxcccitaban cAos dos oficios: 

.de 



Aluknf.h: 
cap. 1 1 .lil. 

Alvar, 
de FU,.¿f. 
Ecc'eí. líb. 
i.caf.l%. 

Geitef. c,%. 



Reg.4..eap. 
tf.verj.f 

pMrMUo.x. 
f.llí. vrrf. 



^cie la Monarquía Tnaianá; 



Q.efkr hiC(- 
tn^ntar. de 

Bdlc CjU 



<3c los q-Jales vícniá á cuento los Sa- 
cerdütes de los llcinos de Francia^ 
corao cuenta Julio Clíjc , en (us Co- 
mentarios , los qiiaics dice , que fue- 
ron niui eíliiiiados , por aver íiJo 
niui dados al Culto j y Icrvicio de 
los Diofes. Ellos tenían autoridad de 
juzgar qualquiera negocio , que fe 
uÍTCcia , ora tuele publico , o lecre- 
to , qualquler delito , ó culpa , que 
en la K^-pubhca fe cozíietia , calilla- 
ban como jueces Ordinarios , por ler 
Auditores de todas las cofas que fe 
trataban ; qualquicr pleito , 6 litigio, 
aíi de Heredades , y Tierras j como 
de otras v'oleliones , y Cafas , que 
ante ellos paiaba , lo kntenciaban , y 
conciulaíi , con íatir.facion de partes; 
y daban caíligo , o prcaiio ; pot las 
colas , que a fu Tiiounjl ocurrían; 
criaban Magi Tirados , infntuLn Seño- 
nos , cüivio Gente abíoluta , y que 
no tenían Superior , a quien dar cr.en- 
ta de nada. De donde parece , que 
cdos Sacerdotes !".acian cf.cio de Re- 
lés 5 f cndo el propíio Saccrdoral, De 
los primeros Mexicanos , que vinieron 
á cíia Tierra , fabcT.cs , que no tra- 
xeron Rei , ni otro Caudillo particu- 
lar ( contra los que tienen , o añrnian 
lo contrario ) f;no que venían regidos 
de los Sacerdotes, y MiniPaos del De- 
monio ; fobre culos hombros venia la 
Imagen del Dios Kuitzilupuchtli , y á 
los GonCejos , y dcter-ninaciones de 
cílús Miniñros eran obedientes. De 



blando , y nianiTeílindorc á otros. Con 
Adán habló , y á ¿1 le puíb precep- 
to, y por el hablo á Eva , cuio lüin- 
damienio no guardó. A Moilen tomó 
por lu Caudillo , para ia elección de 
la Pueblo, y poi boca luía le dio la 
Lei,y lo indullrió. Defpuss también, 
corriendo el tiempo , les fue hablando 
por ílis Profetas , como en todos es 
maniiicílo , y nos lo dice San Pablo, 
y de ello fe precia el mifmo Dios, 
diciendo , que no ha hecho cola en 
íu Pueblo , que primero no la huviefe 
co;nu!i¡cado , con íus Profetas. Y vhi- 
mameute , ei miíaio Dios, tornando 
carne Humana , íe hi<¿o Pregonero de 
íü Milencorclia , hablando por boca 
de fu Hijo ( como el miíhio Apcftol 
nos enLña , y la verdad Católica 
nos lo publica» Eíta ha lido coftuin- 
qre de Dios ( como digo ) delde la 
Creación del Mundo , y foruiacicn 
del ííouibre 3 y no fin gran ración ha 
vlado de elle modo partivular de co- 
niunicarfe , y n;anifellarie á los Hom- 
bres , dándoles á entender fu volur.tadr 
porque mientras nunos fe comunica^ 
y trata vnacufa , es coía cierra , que íc 
tiene en mas tilimacion , lo qual al 
contrario acaece , que de la mucha 
converfacicn ( como dice el Proverbio) 
nace el menolprccio. De elle modo 
de comunicación vemos , que aun los 
mifmos Hombres han vlado j y Reinos, 
y Reies ha ávida , que no han hablado, 
ni hablan , lino por Faraute, y la voz 



Cenef.t. V, 
16. 

Genef.ca.g. 
t xed.c.iy. 



manera , que los mas fupremos en tan lumifa , y baja , que apenas fe oie* 



aquella República , y que tenían veces 
de Principe , y íervian de Rei , á los 
Sacerdotc-s , y Miniílros del Demonio, 
obedecían como a fupremos , y que no 
leconocían dependencia de nadie^ 

CÁ^lT. XX. fDe como kifi- 
do columbré del 'Demonio con/Iituir 
Mini/iros , piíra mejor nitro Jucir Jus 
errores , y eno^aíios , tomando moti- 
'i)0 de lo que Dios ha hecho en 
las Edades ^ y Tiempos 



Antizuos. 




Oüumbre ha fido de Dios, 
delde los primeros Tiem- 
pos del M undo, darfe á co- 
nocer á los Hombres por 
fus Minillros , apareciea- 



Todo cílo en orden de moíbar lu gran- 
dci^a , y á fin de Itr de todos refpe-i 
tados. Ello fe prueba en los Rcící 
de efta Nueva- Elpaña , en efpecíal fe 
dice de aquel Gian Monarca Mote- 
cuhí^uma , qie no ola rai,-on j ni la de-í 
Cia , que no faefe por Faraute , á quien 
hablaba con voz muí baja , y gravcy 
que apenas parecía , que movía los 
labios , y elle lo refería kow voz mas 
alta á los prefentes , óaufentes, y Iq 
mifmo le dice de losRcicsGliihos. 

Pues fiendo ella condición Humá- 
íia , y qualidad,que fe halla en Prin- 
eipes i y Pveies Terrenos , no es mu- 
cho , que en el Supremo , y Criador 
de todas las colas , corra ella pro-: 
priedad en maior > y mus aventaja- 
do eílilo , y grado, y que íi el Hom- 
bre fe quiere repreíentar Dios , para 
con el Hombre , como dice el Prover- 
bio, para foJo que le elliine, acate, refpe- 



Jd Ephef. 
cap. 3, f .tfi 



Ad Etrher. 

i.f. 17. ejT 



Tom.r.ühi 



dofe á vnos , y poi; cílüs avifmos , h^- te, y reverencie, que Dios(á quien todo 



••^G^ Dhro 

cfto es debido de deuda propia , y na- 
tural) fe manifielk en modo conve- 
niente , y neceíariO)para ler conocido 
<lc ios Hombres, por Dios. De etíc in- 
tento nace aver tenido por Dios Hom- 
bres en el Mundo , que han lido Miiiit- 
tros de lü voluntad , ios qualcs la han 
dado á entender a la demás Gente del 
Pueblo : de ellos fon los Patriarcas , los 
Profetas , Sacerdotes, afi del Viejo , co- 
mo del Nuevo Teftamcnto , como ya 
hemos vitto en los Capítulos pafados, 
y ellos dicen quien es Dios ( en la mane- 
ra , que Tegun la capacidad humana á 
ella es comunicable ) ellos mamhcitan 
fu voluntad , y declaran (u palabra ,y 
por ell'^s han lido , y Ion curcñadas 
las Gantes , y conlervadas en el íer- 
vicio de Dios, Y otros, que fe avian 
apartado , y alrjado cita verdad , y 
necefario , y forcofo conocimiento 
han li-io , por ellos , reducidos á el, 
y lo (eran en lo por venir ; y para 
cftos fines ios ha efcogido Dios , y 
fcgrce,ado , y apartado del común de 
la Gente , como a Tuerte particular, 
y propia fuia , para que le mucllren 
Miniaros de Dios , en la diferente co- 
municación , y oficio de los íeculares, 
que no atienden á mas que á vivir la 
vida , y bufcar los medios mas vtiles, 
y deleitofos para conlervarla. De cu- 
io intento reinita el dcfcuido , y ol- 
vido de Dios , y configuicntementc 
el delconocimiento de lu Voluntad, 
y Lei ; porque con ei cuidado de lo 
primero , viene el deícuido de eíto 
poltrero. 

Eftos , pues , fon entre los Gentiles, 
y Naciones , que ignoraron , y vivie- 
ron lin el conocimiento del Verdade- 
ro Dios , los Sacerdotes , á quien pri- 
mero fe mucftra , y hace algunos par- 
ticulares regalos , ó defcubrc , ó avi- 
fd de algunas verdades neceiarias , de 
las que naturalmente fe pueden ía- 
ber , para que le den crédito ; por- 
que con cftas engaña á todos los de- 
más. Afi hacia en cftas Tierras apar- 
tadifimas del verdadero Culto de Dios, 
y mui cxercitadas , y dieltras , en el 
del Demonio. A ellos Sacerdotes, 6 
Sátrapas engañofos tenia el vniveríal, 
y primer engañador del Mundo por 
fus Profetas , y por fus Predicadores; 
y afi como Dios fe aprovechaba de 
los fuios verdaderos , para darle á en" 
tender á los Hombres , y aclararles 
la luz de! Entendimiento , para im- 
pcituir CB cijos la racon que ai pifa 



obedecerle ; afi el cdn los falfos Tit'j 
ios trabajaba ( y de preícnte trabaja ) 
oblcLirccerles , y ofulcarles en la ver- 
dad , para que ciegos , deiconozcaii 
el camino del Ciclo , y vaian á pa- 
fos contados por el de el Infierno al 
dcípeñadeto , en que fu malicia lo der- 
ribo , y tiene aheirojado para fiem- 
pre 5 y nazca de elte intento, que ya 
que con verdad no puede fer eliima- 
do , lo lea fm verdad ; y que de la 
manera que Dios íe íirve de fus Piofe^ 
tas , Sacerdotes , y Miniftros , ali éi fa 
aproveche para íu falla idolatría d« 
ellos dclatinadüs Minillros. 

CAT, XXL Oue pro/ízue la mate- 

ría Jel pajado j del intento que ei 

'Demonto ha tenido en tener bacer-* 

dotes , y Miw/iíos , por ¡os quales 

mas fácilmente ha traído Á st , las 

Gentes , y las ha envaínalo , para 

JerVirfe de ellas ; y Je prueba ejta 

Ju cngamfo intento , en los Indios 

de cjia TSíue^a-EfpaTia , é 

Islas coifDeci- 

nas. 




Orno el Demonio tiene 
por fin engañar á los 
Hombres , y tenerlos 
debajo de fu lugo , para 
fervirle de ellos , como 
ya hemos dicho ; lo pri- 
mero que hace para confcgnir efte di- 
cho fin , es conílituir Minillros , imitan- 
do á Dios, y engañando las Perfonas, 
que mas difpuellas , y aparejadas ha- 
lla , para ello , que íean maliciólas, y 
refabidas. Ellos han fido fiempre , en-, 
tre Gentiles , y Naciones , que han ig^. 
notado al Verdadero Dios , los queía 
llaman Sacerdotes, y Minillros fieros 
( como hemos villo ) á quienes prime- 
ro fe ha mollrado , y hecho algunoá 
particulares regalos , y ha de(cubier-i 
to , ó avilado, de algunasnecelidades 
verdaderas , para que faliendo verda- 
des , le den crédito , enrodó lo demás, 
que miente , y teniéndole de el , eítos 
Sacerdotes , y todo el d^más Pueblo, 
y Gente , le fig^n , y vaian tras ¿I, 
errados. Eilohico íiempreen el Mun- 
do ( en todos los Oráculos , que por el 
ha ávido derramados , donde enere vna 
Tcrdad , dccia cien mil mentiras. Y mui 



de la Monúrqtiia Indiana, 

en particular tuvo cfta allucia , y vsó 

Tom - l'h '^'^^^^•^ diabólica maña , con los ludios 



'^n 






cap. 9. £5* 
I0< 



,^^g^ de las Islas de Santo Domingo , y Cu- 
ba , que era Gente fimpücilima , y ru- 
da , donde no avia tv.iú abiertamente, 
ni del todo entrado , ni introducido la 
tuerca de lu Idolatria : y por ventura 
avia pocos Años, que los avia comen- 
cado á engañar ; porque no ÍLibitamcn- 
te corrompió con ceguedad de íus 
maldades , a todo el Linaje Humano, 
ni les dcípcíeió ligeramente de las 
Colas Divinas, hno poco á poco obí- 
cureciendo la Lumbre Natural , y cl 
Entendimiento , que nuieíba lo bue- 
no , e inclina á bulcar al ' 'crdadcro 
Dios. Y Dios jufto , y bueno , no lue- 
go del'ampara á los Hombres , y pri- 
va de fu Gracia , lino que primero el- 
pera , que lo deíinerczcan , por lüs 
maldades , y pecados ( como ya en otra 
parte fe ha diciio.) Aí.si , que primero 
el Demonio gana, y ha ganado Sacer- 
dotes , y Miniílros , los quales ha conf- 
tituido en eíte eílado Sacerdotal , y 
íiígrado, para darles las partes requi- 
íiras, y necefarias, para ci dicho ori- 
cio , imitando á Dios , que ha tenido 
deíde el principio del Mundo lus Mi- 
iiiitros , y Sacerdotes , comencando de 
Abel, que fue cl primero del Mundo: 
y lo avia lido Adán, por aver hecho a 
Dios Sacrificio (comoyá dcxamos di- 
cho ) y continuándolo en otros , que 
dcípues en los ligios , que corrían , fue- 
ron. De io qual íervian los Primogéni- 
tos de los Patriarcas , y Gente elcogi- 
da de Dios. Lo qual, embidiando el 
Demonio , le vfurpó , como aquel, 
que también le tenia víurpada fu Glo- 
lia, y apücadofela vana, y luciamen- 
te. De aqui pudo fer , que á los prin- 
cipios eftc engañador tomafe ocaíion, 
para engañar , á algunos , que le pa- 
recieron fer proprios para aiudarle , en 
cfts intento , como en realidad de ver- 
dad lo fueron , y los maiores enemi- 
gos que la Lei Evangélica tuvo, para 
introducirte , y plantarle. Porque fue- 
ron los que mas contradicion hi(^ieron, 
y mas tercos, y pertinaces fe mollraron. 
¡Y en fecreto inducían á todos , que le 
dexafen de aquella nueva Lei, que nuel- 
tros Frailes, y Religiofos les enleñaban; 
y afsi para mas fortificarlos en fu pio- 
pofito , les hablava ordinariamente , ó 
ya en Arboles , ó ya en Piedras , 6 
en figuras , ó femejanca de Hombres, 
6 de otros Animales, como y?ia qu*^ 
mas eficacia cauüb^, 




de manos , 
miuiítcrio , 
üfiecen ; y 



C^T, XXÍI. (De como ¡a inflU 

tucíon de los Sacerdotes ha fulo , ^d-. 

ra que Je ocupen en Jacri/jcar k 

íDíos , ora fea faifo , ora iDerdade^ 

ro , conforme ViVtan de/engañados.^ a 

engañados los Hombres : y de Ia 

primera parte de/le o/icio .¡ que es 

ha^rle de Animales^ y 

otras cofas, 

L oficio Sacerdotal ( tor 
madoenfu común ma^ 
ncra, y vfo de excrci-i 
tai le j tiene ¿es partes, 
ó le divide en doí par- 
tes : la vna es la obra 
con quj exercitan aquel 
que es el Sacrificio que 
la otra vocal , y de pala- 
bras , con que á Dios alaban, cuias 
dos p..rtes es fucrCja , que tratemos. 
Y dexando para el Capirulo , que fe 
fique , efta legunda manera ¿e Sacri- 
ficio , conviene a faber , la de el Sa- 
crificio vocal ; digo de la primera : lee 
mui necclarios Hombres , que co- 
mo MiniÜros de elle acto lo exerci- 
ten ; porque como llevamos piobado 
en el Libro de la Verdadera , y íal- 
fa Religión, aviendo Dios , á quien Cap.i.lfi 
adorar , y fervir , y colas que le han ''^- 7-/"/^ 
de fer ofrecidas , con que ha de fec 
férvido , es fuerza que aia Hombres, 
por cuias manos vaian ofiecidas , y 
dadas , los quales fon como hemos 
dicho los Sacerdotes , que firven de 
Maeílre-Salas , como en las meias de 
los Señores, y Reyes , que con particu-, 
lar afto le eftán firviendo la comida, 
y manjares , que por otros Ion traídos 
á fu mefa. 

Arirtoteles en los Libros de íus Pot 
uticos , pone entre las cofas principa- 
les de la República , los Sacerdotes , pa- 
ta que ofirezcaná los Diolés Sacrificios: 
y haze mención de la cofiumbre anti- 
gua , de ofrecer Sacrificios por manos 
de Sacerdotes , defpues de aver cogido 
los Panes, y trigos; Platón en fus Leies puton. ás 
trata , que fe debe tener cuidado en la ¡cg.d\al.%. 
República dé diputar, yconlhtulr Sa^ ^'>^- ' 
c«rdotes , que lacrificaícn á los Dio- ^^.S"*' 
fes; y pone también el tiempo en que 1¿ 
han de ofrecer los Sacrificios. Y en otro 
^p dií;e; qui; en los Sacerdotes han de 



?h\l. l Si 

Folcap.-J, 



<i.dt 



Exoi. 17. 

Levit. 24. 



D. Paul. 

adCarinth. 
cup.io.iS" 
11.(3- ai 
Ctl.cap.i. 



ioS Lihro 

concurrir muchas buenas partes 5 por- 
que tratan grandes colas : y efta es 
la racon , porque Ion , y deben 1er 
privilegiados. Y lo mueñra la Sjgra- 
da Eícntura ( como ya hemos vilío ) 
tratando de los Sacerdotes de ia 
Provincia , y Reino de Egipto. De 
nueftro Dios Verdadero fabemos aver- 
íos tenido , en todo Tiempo , y Eda- 
des, y en la Lci Antigua , en gran- 
dili;no numero , que acudían coa 
gran puntualidad á eñe olicio , de 
lacrificar Animales, como parte efen- 
cial , y rcquifita , de íu miniíícrio , co- 
mo por diverfos lugares de la Eícri- 
tura parece. Y elie í"e vsó en la Na- 
tural , por muchas , y varias veces, y 
en cfta de Gracia le ofrecen el Sacrifi- 
cio vnico , y íingular de íu Cuerpo , y 
Sangre, que vale mas, lin comparación, 
qui todos los otros Sacrificios ofreci- 
dos , en qualquiera de las otras dos 
Lcies , y es el verdadero , y cierto , en 
cuia figura fueron todos los demás oc- 
denidos , como lo dice el Apodo!. 

De lo dicho íe ligue , como todas 
las Naciones de el Mundo , por niui 
engañadas que aian vivido, en el co- 
nocimiento de Dios Verdadero han 
tenido cuidado de ofrecer á fus Dio- 
fes Sacrificios ; para los quales han 
elegido Sacerdotes , y Miniaros , por 
cuias manos pafen , y le hagan j en- 
tre los quales , de los que mas fe 
aventajaron , fueron eftos Gentiles 
Idolatras de cfta Nueva- Elpaíía j pa- 
ta cuio efecto avia muchos ( como 
ya hemos dicho ) los quales hacian 
los Sacrificios , que fe ofrecían , con 
la maior devoción , y cuidado , que 
fe puede decir , ni encarecer. Y afi 
como los Sacerdotes de el Verdade- 
ro Dios mataban los Animales , los 
cocian, y afaban , los quemaban , y 
confumian en la Lei Antigua j aü 
también , los de los ídolos tratabaií 
crtas cofas , como Minillros de ellas, 
matando , no folo Animales irracio- 
nales ( los quales eran en grandifi- 
mo numero ) fino lo que mas , y 
peor es , los racionales , los quales 
eran llevados al Sacrificio , como Cor- 
deros , que no rehuían la muciteí 
porque morian por aquel que pen- 
faban fer Dios Verdadero , aunque 
era falfo , y engaí^(^fo. Elle , pues, 
era el oficio de los Sacerdotes , y en 
lo que en los Templos fe exercitaban, 
y vna d: las dos partes dichas , que 
*l Sacerdote pertenecían , y Us quQ 



Nono 

ordinariamente trataban , afi de dia, 
como de noche , cfiecicndo Incienlo, 
Elotes , Carnes, Eionbres , y á ratos 
langre propia de lu milmo cuerpo, 
derramada por los lucios, con el mil- 
nio cuño, y contento que pudiera te- 
ner ,^li cerniera , y efparciera llores, 
couidas de algún oloiolo Huerto , o 
Jardin florido. 

C /4 'P. X X / í /. í> o}ide fe tuüa., 
de coma aunque el ofiüo de los iia- 
ccrdotes ^ y ¿^ ^os otros Mm'i/iros 
Eclefin/licos antiguamente fue .¡tener 
cuidado de los Sacrificios , íjne tn los 
Templos Je hacian , era también fu 
cficio ordinario , cantar loores , y 
alabancas al 'Dios (jue adora- 
ban 5 y cono- 
cían. 

Un que los Sacrificios da 
Animales , y otras co- 
fas , han fido vfados en 
el Mundo, afi de aque- 
llos que figuieron el 
verdadcroconocimieru 
to de Dios , como de los que errando 
han honrado con ellos al Demonio: coa 
todo digo , que el elpecial, y mas conti- 
nuo , que los vnos, y los otros han teni- 
do, ha fido el de cantar Himnos, y Plal- 
mos , y otras alabanzas ; en la qual ma- 
nera de Sacrificio , Dios ha fido de los 
fuios mui íervido , y el Demonio mui 
honrado de aquellos delatinados Hom- 
bres que le han feguido. Pero porque 
figamos con difiincion , el orden que 
traemos, y lo que fiempre ha fido , y es 
mi intención dar á entender , quanro ha 
procurado el Demonio, imitar á Dios 
en todo lo que le ha lido pofible : trata- 
re primero en eñe Capitulo de la ver- 
dadera alabanca , y quan grsta , y acep- 
ta ha íido á Dios ; y luego de como 
también la ha pretendido tener el De- 
monio , como fi por Derecho propio, 
y natural le vinicfe. 

Comení^ando, pues ,dc los primeros 
Padres del Mundo : no es de creer , que 
Adán dejó de alabar a Dios , como en Centf.z, 
realidad de verdad le alabó , y efto por 
muchas rabones , que en fus obiigúcio- 
nes concurrían; y diícurriendo por ellas, 
fea la primera, ver que Dios es quien es, 
íiri tenct fu fcmejante j de Pcíder im- 

meni 




menfo, y Naturaleza infinita , y que fu 
po avcr fido formado de ¡as manos de 
fu Omnipotencia , fin fer engendra^ 
do de Padre , ni avcr nacido 4e Ma- 
dre , fino inmediatamente por el. 
Ocra fue , que lo hico , y formó 
limpio de pecado ( porque las coías, 
que falen hechas de las manos de 
Dios , no le facan , ni hafta enton- 
ces fe conocía en el Mundo , aunque 
los Angeles ya fabian de él ) íi él 



de la Monarqma Indiana. 



20^ 



panada , tanto de áevocion ; y hu- 
mildad , quanto de oración araoroía, 
y tierna , con júbilos de placer , y 
confefion de alabanzas , en eípecial 
quando vido fer íu Sacrificio acepto Gí>t.eáf.^, 
de Dios , y recebido. Pues de Eaós, 
dice la Sagrada Efcritura , que co- ^'«•f'«/-4« 
men^ó a invocar publicamente el "'■^'"' 
Nombre del Señor , ordenando ma- 
neras publicas de alabanzas con que 
fuefe alabado , y glorificado de to- 



no fe enfuciára , y tiznara deípucs dos. Y dejados ellos primeros Padres 

con él. Otra era , que porque no del Mundo , con otros Patriarcas , y 

cftuvieíe folo ( fiendo la condición Profetas , digamos lo mucho , que 

humana amiga de compañia ) le dio Dios fe agrada con efte modo de Sa- 

por compañera , á Eva , formada de crificio ( conviene á faber ) de que 



fu coltilla , facada de entre íus 
huefos. Otra fue > averie hecho Pa- 
dre de todos los del iVlund'o , fin fer 
hijo de ninguno de ellos. Otra , que 
fue el primer Principe , y Monarca 
de todas las cofas criadas en efta ma- 
quina vifible , y que no le ha ávido 
delpues acá íu lémejance ; pues nin- 
guno , que fea puro Hombre , ha 
fido Señor de las Aves del Aire , Pe- 
ces del Mar , y Animales de la Tier- 
ra , como Adán lo fue. Otra , aver- 
ie dado Suma , y Plenaria Autori- 
dad de poner nombre a todas las co- 
fas , y el que les pufo confervaron. 
Otra , V ía niaior , que avieodo ref- 
iado con todas eftas obligaciones , pe- 
cando ( por cuia culpa fue dcfpoja 



fe le canteo Himnos , y Pfalmos de 
alabanzas , y loores , con que es 
honrado , y conocido , que fea ef» 
te el mas principal ( dejado a apar- 
te , el que en efta Lei de Gracia fe 
ofrece , en el Altar , en el Cuerpo, 
y Sangre de Jefu-Chrifto nueítro Se- 
ñor , que es fobre todos , y mas que 
todos , como hemos dicho. ) Veefe 
claro , tratando de aquellos primeros 
Tiempos , y Leies Elcrita , y Natu- 
ral , para lo qual es bien que note- 
mos , como andando los Hijos de It 
raél por el Defierto, mandando Dios 
á Moifen , que le hiciefe aquel Ta- Uxti.c.H' 
bernaculo ( que fue lu primera Caía ^H- 
en el Defierto ) mandó también , que 
los Levitas , entre otros miniíterios. 



do de fu amiílad , y gracia ) le bol- fe ocupafen en vno , que era ofirecer- 
vió a admitir , y reducir á ella, con le Sacrificio de alaban<^a; con el qual 
vn Peccavi , que le dijo , doliendofc fe muellra mas contento , y guítofo, 
de avcr pecado , y de averie perdi- que con los otros Sacrificios de Ani- 
do por fu necedad , y culpa , hacien- males. Y para efto fueron nombrados 



10. 

9, Grtgor. 



dolé Mifericordia , y digno de fu íal- 
vacion , como le colige del Capitulo 
décimo del Libro de la Sabiduría. Y 
fi como dice San Gregorio , quando 
fe multiplican los beneficios , y mer- 
cedes , crecen juntamente las obliga- 
ciones , aviendo recebido tantas Adán; 
y por Gonfiguiente manera , hallan- 
dofe tan obligado , de creer es ( co- 
mo diximos ) que las fabria recono- 
cer , y darle Gracias por ellas , y 
alabar fu Mifericordia , y Nombre 
Santo. 

Pues de Abel cofa mui fabida es, 
que murió , por el Sacrificio , como 
colegimos de las Divinas , y Sagra- 
das Letras , y feria el maior , y mas 
verdadero el de las palabras , y ora- 
ciones , con que le ofrecerla 5 pues 
no pudo avcr alli ofrenda , fin in- 
tencioa , i i\ i?|íeíiQÍoa m iSQiftj 



los Cantores , que nombró David , y 
fe multiplicaron en crecido numeroj 
y el mifmo Santo Rei David , no fo- _ , ,, 
lo fe contentaba de alabar á Dios con ^ ¿^' ' '*"" 
Pfalmos , para cuio efecto compufo 
muchos , fino que también inftituió 
Sacerdotes , y Levitas , para que los 
cantafen , y ofreciefen á Dios , co- 
mo grandiofo , y admirable genero 
de Sacrificio. Y declarando el milino pf»im,^pi 
Santo Rei , como efte modo de Sa- 
crificio es maior , y mejor , y que 
fe contenta Dios mas con él , que 
con el Sacrificio de Bueies , Becer- 
ros , y Cabrones ; concluie con de- 
cir , en el Pfalmo , que con el S^-r 
crificio de alaban9as fe honra. Y aíi 
dice Tertuliano , que la maior , y 
mejor Hoftia , y Sacrificio es la Ora- 
ción , qué íale de puro , y limpió 
¿QCi^^Pai iLQ ^Ual ¿Q^Oyi^Ó por el 



TertuViani 



íy*'. íi;. 



i I o Lihro Nom 

niilino Santo Rei ; 'defpucs ¡de aver coftumbrc 

contado , en vno de lus Plalmcs, 

que le íentia obligado á Dios por 

muchas caulas ; dice luego : A ti, 

Señor , lacnhcare Hoftia de alaban^ 

^a ; como li dixera : beñor , muchos 



Y éntíndiendo cílc grsjí 



Bfh.(a¡>. 



beneñcios me has hecho , y afi te 
quiero lacrificar vn Sacrificio , que se, 
que te lera mui grato , y apacible , que 
es loarte , y darte Gracias , con Ala- 
banzas , y Oraciones Vocales. 

En el elUdo del Nuevo Teftamcn- 
to , conociendo aquel Gran Predica- 
dor de las Gentes , San Pablo , quan 
grato es á Dios efte Sacrificio , en la 
Carta á los de Etclo , amonefta á los 
Ftlitireles , y oientes , diciendo : No 



fleir,c,ii. 



P/(* 



»*. 



OS hartéis de vino , en el qual efta la 
luxuiia encerrada ; pero henchios de 
tlpiritu Santo , hablando con volotros 
milinos , ca Himnos, Plalmos ,y Ala- 
bancas , y Cantos elpirituales ,'can- 
tando , y tañendo á Dios efta mu- 
fica , en vueltros corazones , y boca. 
Y eícriviendo á los Hebreos , nos 
combida á efto inifmo , diciendo: 
Ofrezcamos á Dios fiempre Hoñia de 
Alabanza , que es fruta de los labios? 
al qual llamó el Profeta Ofcas , Vitu^ 
¡os labiorum nofirorum , Becerros de 
nueüros labios , que es lo milmo , que 
decir , Sacrificio , que fe hace á Dios, 
eon palabras , alabándole con ellas, 
d qual le agrada mucho mas , que 
el de los Terneros , y Becerros ; lo 
qual entendiendo el Real Profeta, 
compuib á efte fia Pfalmos , y Can- 
tares , para alabar , con ellos á Dios, 
y ofrecerle el Sacrificio de que mas 
le paga j y ftie el primero ( defpues 
de Moifen ) que vsó de efta Divina 
^.Tjfdór.r,. '"Vención , fegun San llidoro. Y para 
s-deScclef. ^^^o ordenó los Cantores, y Levitas, 
t'JjíMup.j. que fueron mas de quatro mil , ea 
numero , como ya hemos vifto , para 
que quando los Sacerdotes eftuvielen 
ofreciendo fus Sacrificios , los Canto- 
res , y demás Miniftros los aiudafen, 
cantando á mañana , y tarde , varian- 
do los Cantares , conforme los Dias, 
Horas , y Ficftas , íe celebraban, 

Efte miírno modo , que han guar- 
dado los Cantores , y Miniftros de 
Dios , ha fido el de los Sacerdotes, 
y Miniftros del Demonio , en fus Ca- 
las , y Templos , cantando alabam^as, 
y loores , y haciéndole gracias por 
los bienes , que entendían Venirles 
de fus manos , y ali en tiempo de 
Paz , como de Gu;erra , guardaban cita 



cuidado gentílico San ClemcLte , di- D.ciem.ft. 
ce , que le deben confundir mucho í'^*"/^-^- 
los Chriftianos , confiderando , ci:c los ^^^■'^*'^^* 
Gentiles , cada día , en deípcit;'.iido 
del lueño,ván á los Templos de lus 
ídolos para hacerles honras j y antes 
que ccTiiiencen á cxercitarfe , en algún 
exercicío corporal , les hacen fus lü- 
plicaciones , y ponen todo cuidado 
en celebrar lus litftas. Y aunque de 
todos los Gentiles en general le en- 
tiende lo dicho , eftos de efta Mue- 
va- Efpaña tenían lus Cantares , y 
Alabancas Idolátricas , las qualcs can- 
taban de día , y de noche , en los 
Templos , dilerencíando las horas, 
porque vnos fervian para los días , y 
otros para las noches , y otros para 
Dias , que nolotros llamamos feria- 
dos , y de entre fcmana , y otros 
para los Pafquales , y Feftivos 5 á los 
quales Cantos aüftían los Sacerdotes, 
y Miniftros, juntos en Coro, y Con- 
gregación , y los cantaban tañendo, 
y bailando al derredor del Atambor, 
y Teponaztle ( que es el inftrumen- 
to , que en otra parte diximos ) va-i 
riando los fones , y bailes , para ma- 
ior confonancía , harmonía, y devo* 
cion. Y efte era Sacrificio de alaban- 
za , que jamás avía de faltar en el 
Templo 5 como queriendo el Demo- 
nio remedar a Dios, que en fus lgic-> 
lias es por efte modo continuamente 
alabado. 



CJTIT. XXIV. <De kd'di^ 

venda , que ponían los Sacerdotes 

Gentiles , aJl Jyit'igim , como Míh 

demos de efta Niie'Va-Efpañít^ 

en ofrecer los Sacrificm , a 

fus T)ioJes* 

'Pínion vulgar , y cele- 
brada de todos los An- 
tiguos Gentiles fue ,quo 
la obícrvancia , y buea 
ícrvicío de el Culto, y; 
Keügion de los Diolcs,- 
y reverencia , con que los Sacrificios fe 
oficecian , era caufa de que los Reinos, y 
Repúblicas del Mundo fe coníervalcn,y|- 
gocafen de profperidad , y otras cofas á 
cftas concernientes , y neccfarias , para 
íu dilatada , y '^^'^S* confecvacion. Y- 




de la Moííürqiífa Indiana, 

por el contrarió fentian , qüc el dcí- 
cuido , y negligencia j que acerca 
de eftas colas fe tenia ( maiormente 
los Sacerdotes ) era cauta de lu to- 
tal ruina , y de los detailres , e in- 
fortunios , que en las dichas Repú- 
blicas íucedian. Efto muertra Tulio, 
con palabras de mucho encarecimien- 
to ; y lo milaio afirma Tito Livio, 
f. Dea.. ^^ g^ ^^^ ^^1 Libro QLiinto, refirien- 
do la Oración de Camilo , Dictador, 
hecha en el Senado , donde quiere 
probar por las prolperidades , y ad 



2í i 

que en íeiiie;anres ocafiones Cometic- 



YtiLHbr.i. 
de Leg. _ 
Lhlr-s ¡ib. 






verüdades , que Roma tuvo ^ que la 
diligencia , o negligencia en la Reli- 
gión , y Culto Divino , fueron la 
caula del bien , ó mal , que la Re- 
pública Romana tuvo. Pero Valerio 
Máximo trata ( como fuelc ) cunlpli- 
da , y eleganremcnte efca materia, 
diciendo , y molk.iado , quan proí- 
peros j y dicholos fueron los Roma- 
nos , y erras Genrcs , que fueron 
folicitos , y cuidadülbs , en el fervi- 
cio , y culto dicho ; y lo comprue- 
ba con muchifimos exemplos , en el 
Capitulo ícgundo de Negle¿ÍJ> Reli- 
gione. 

Siendo efto afi , decimos de cños 
Gentiles Indios , Icr tan folicitos , cu 
cfte diabólico miniflerio , que fe pue- 
de afirmar , y tener por ün duda, 
aver excedido á cafi todas las Nacio- 
nes del Mundo ; porque no íblo ha- 
cían tus Sacrificios ( afi ordinarios, 
como extraordinarios ) con temor , y 
reverencia de fus diabólicos Dioícs, 
fino que anadian fuma diligencia , y 
folicitud en la execucion de ellos; 
citando mui preflos , y vigilantes en 
fus celebraciones , fm que fuefen no- 
tados de ninguna negligencia , ó pc- 
reca ; para cuio buen expediente , no 
folo los Sátrapas , o Sacerdotes apren- 
dían bien las ceremonias necelarias, 
y difpouian las cofas pertenecientes á 
elle Idolátrico a£to, fino que enfeña- 
ban á los Mancebos , y muchachos, 
diputados para efte minifterio , el 
ínodo que avian de tener para coger, 
y cortar las yervas en los Campos , y 
las ramas del Acxoyatl , fobre que 
hacian los Sacrificios , y las puntas 
del Maguey , y la leña necefaria pa- 
ra el Fuego perpetuo ; porque en 
nada huvicfe falta , y en todo fo- 
brafe el buen delpidiente , y defpa- 
cho , y el Demonio fuefe mejor fér- 
vido , á quien entendían ofender gra- 
vemente , c©n quaiquier defcuido, 



fen. Los que eran hallados ncgligen 
tes , y deteduofos , en el ofrecer át 
los Sacrificios , eran riguroí.¡mente 
cailig;idos , porque tcnian aquella ne- 
gligencia i por mal Agüero , y Pro- 
noltico, contrario á la intcr.rion qué 
tenían , por la qual el Sacrificio fe 
hacia , demás , de que muchas veces 
no eran menos , que del Demonio 
calligados , por particulares caftigos, 
que en ellos hacia. Eífe cuidado , que 
ponían en fus Sacrificios , les hacitft 
eñar muí diedros en fu Oficio , y afi 
daban la muerte á los lacrificadoá 
nuii diligente , y deíenfadadamenre, 
abrícnduios por los pechos , con los 
pedernales , que teman para ello , y 
Tacándoles el coracon para arrojar á 
los píes del ídolo, al qual aquel Sa- 
crificio fe ofrecía. 

De los Capellanes , que avia en los 
Templos de la Provincia deTehuacan, 
yá hemos virto la diligencia , y cuida- 
do , que ponían para los Sacrificios, 
y confervacíon del Fuego , de fus 
muchas vigilias , y velas , lü continuo 
re^ar , y ofrecer ias coíás , que lla- 
maban Divinas , á los ídolos , y De- 
monios 5 y como eran caíiigados, 
con penas inauditas , por las culpan, 
que en el riempo de fu Capellanía 
cometían , fi por fu defgracia peca-, 
ban. Y aunque no ponemos calos, 
que en particular huvieíen íuccdido> 
con que eftos Indios fe manifellalen, 
podráfe creer , por otros de otras 
Gentes Idolatras , que con el mifrho 
cuidado, que ellos, íirvieroil al De- 
monio ; y aun fi digo mas , no ib 
í\ me alargare , por fer cali increí- 
ble el que pulieron en efiímarle , ^ 
fcrvirle. Y es fuetea creer , que los 
que ponian el bien , ó el mal de fu 
ventura en los Sacrificios , que los 
Sacerdotes , y Miniüros de ¡os Tem- 
plos hacían , que no difimularian culr 
pa cometida , por deícuido , ó ne- 
gligencia fuia ; porque dado cafo, 
que no fueíe por la Reverencia , que 
al culto fe debía , lo a'/ia de íer por 
el ínteres , que en no fer el ^acrifi- 
cio bien obrado fe perdía ; y efta 
porque era ffmo él 
que los Miniüros pcnian 
y también la que po-, 
nian los maíotes , y Prelados tn caf- 
tigar qualquícr culpa , qiie en el Sa- 
crificio fe cometiere , fin difimulat 
ninguna , por pequeña que fuefe ; y, 

ptue-' 



era la racon 

cuidado 
en 



Sacrifi.car 



prucbafe , perqué eú t\ Mes Texto, 
que llamaban Etzalqualiztli > en el 
qual hacían Ficña i los Diofes de el 
Agua , llamados Tlaloqucs , llevaban 
los Mexicanos á todos los Miniñros, 
que avian cometido dcfcclos en el 
difcurlb de fu Icrvicio , á la Laguna, 
y allí en el Agua los caítigaban nguro- 
fanKnte,y tamo, que los dejaban por 
mücttos , y vcnian íiis padres , y deu- 
dos , y le los llevaban á Tus calas á cu- 
rar , y dar vida , ú podían. 
Vxkr.hh.i. Cuenca \'alerio Máximo , en el 
''^'^' lugar citado , que tres Flamíncs , Sa- 
cerdotes , taeron privados del oficio, 
y Sacerdocio , porque pufieron con 
poca curiofidad , y diligencia '¡¿i ala- 
duras de ciertos Animales , que la- 
criñ.aron , en el Altar de los Diofes. 
,Y de Sulpicio, Sacerdote , dice, que 
porque clbndo (acrifieando » dejó 
caer el Apcx de la cabeca ( que era 
vaa cinta de lana , con que le cenia 
la Tiara , ó Mitra ) ñic privido del 
Sacerdocio ; y otros dos , porque ci- 
tando ofreciendo íus Sacrificios , fe 
pararon á oír el ruido , que vn mui 
pequeño Ratón hacia al vn lado del 
Altar , donde facnticaban. Buen do- 
cumento pudiera fer cite para todos 
aquellos , que ofrecen al Verdadero 
Dios Sacrificio , aíi de Oraciones, 
como del Verdadero , y nías eítima- 
do , que es el del Altar , en el Cuer- 
po , y Sangre de Jefu-Chriílo , pa- 
ta la atención , que deben tener , pues 
que el Demonio , con hurtar á Dios 
cita Gloria , y tiendo ladrón publico, 
quiere , y ha querido , en fus Mi- 
nillros elíe fumo cuidado. Y no es 
tnucho ( lino mui peco ) que nofo- 
tros los Chriftianos guardemos elU 
reverencia a Dios , que por tantas 
vias , y maneras, nos tiene tan obli- 
gados, procurando , que en las ofren- 
das , que le hicicrcmos , no aia co- 
fa indecente , ni que cüorve á la 
atención , y devoción del que ofre- 
ce , y le h^ce clk fl-rncio j y con- 
fundan nos ellos cxcraplos Gentílicos, 
por culpas tan leves , cometidas con- 
tra vn Dios , que no lo es por na- 
turaleca , fino por ellimacioa de el 
Pueblo , y engaño de los Hombres, 
y folo tiene de Deidad , la que lin- 
ge , y Dios quiere , que tenga , por 
lüs particulares , y fecretos juicios; 
y démosle , juntamente con los actos 
exteriores de el cuerpo , los interio- 
res de el Alma , para que enteraawii- 




Kom 

te lea heclio el Sacrificio ; y Dio^ 
en el agradado. 

CAflT. XXV. T)e las Te^ 

nitenáas 5 y Añinos , que alguna 

"pCs^ hacia el Sumo Sacerdote^ 

y por qué cau-' 



N algunas Partes de 
eíbs indias hacia 
el Sumo Sacerdo- 
te vn lolenmirimo 
aiur.o , el oual le 
duraba cí¿^acio de 
nueve , 6 diez 
ídcles , y á las 
Veces vn Año > y ello era lo mas 
ordinario , y general ; para elle am- 
no fe lalia de poblado á vn Monte, 
donde lalia a ver el maior numero, 
y concurío de fus ídolos , o Diuíes, 
en el qual lugar le hacían vna Ra- 
mada , ó Choca de ramas verdes , las 
quales lecas , la bolvian á renovar, 
porque (i;mpre ctiuvicl'en verdes. El 
íecreto de ello no he podido aican-» 
^ar , aunque es fácil de creer , que 
le tenían debajo de ramas verdes, pa- 
ra darle á entender , que ali como ¡o 
verde conlerva el jugo , y frefcor , el 
tiempo que lo eftá , aíi el en aquel 
tiempo de fu aiuno avia de conícr- 
var el jugo de la devoción , reno- 
vando cada día el efpirítu , con ma- 
ior fervor , y refrelcando los Ac>os 
Penitenciales , como el que ;-m obli- 
gado ettaba á ello , y como períb- 
na de quien colgaban las efperanca?, 
y necelíJades de la República , para 
con los Dioles. Todo el tiempo que 
duraba elle aiuno , no comia cofi 
guilada , ni cocida al Fuego ; pero 
l"u fuftcnto ordinario eran granos de 
Maíz , Iü3 quales comían crudos , y 
fecos como eftaban. Hacia tan aípe-í 
ra Penitencia , que era efpanto vcrla^ 
No converíaba con nadie , ni nadie 
le venia á ver , porque en foledad 
trátale con los Diofes mejor, la cau- 
la, porque aiunaba. Todo el tiempo 
que duraba fu aiuno , y penitencia,' 
hacia muchos Sacriíicios de todas laá 
cofas , A'i animadas , como inanima-! 
das ( excepto Hombres. ) Ponia de- 
lante de los ídolos Copal , Incienfo,' 
y otros perfumes , y derramaba can- 
tidad ' 



de la Monar(]u}a Indiana, 

tidad de fangrc de Tu cuerpo , el qual 
Sacrificio eltaoa rcparrido por las ho- 
ras del Dia , y miembros de lu cuer- 
po. Eíle era el aiuuo del Sumo Sa- 
cerdote , y penitencia, que hacia en 
aquella loledad , y alpereija de vida, 
que paíaba, 

Las caufas folian fer mui graves 
( porque lanro rigor no pide liviana 
caufa ) las ordinarias eran pedir favor 
á los Dioles , para íaber regir , y 
govcnur \\ República , en lo efpiri- 



y lüs immenios efcritos , que de eílo 
ay lo nianiticÜan ; y confia aver íkio 
mui cfhmada cIra virtud , en los Gen- 
tiles Sacerdotes , de aquel \''erfo de 
Virtíilio , que dice : Los Sacerdotes . _, ^ 
permanecían caitos todo el tiempo de ^;^^^ 
iu vida. Y Ovidio también dice , (er oiiVJiLt. 



tiul , como tenia obligación , legun 
el pefo de la carga , y como toman- 
do por aquella penitencia en si , los 



cltimada en ellos cfra condición, pafi. 
y virtud, como el frelco ramo, cor- 
tado de vn Árbol mui preciólo , y 
puro. De las Virgincs Velt.Ues heii¡os 
ya viíto , lo que las citimaban los Su^.ca.i^. 
Romanos , y el caltigo , y muerte, ^ly* 
que les daban , por el pecado , que 
cometían , queriendo , que fe ccnlcr- 



pecados , y culpas del Pueblo, para Valen , en perpetua virginidad. Délos 



que defcargando á íus fubditos , fe 
defcargale el de ellas , y hiciefe pe- 
nitencia , por todos, orando, como 
otro Moifen , por el favor , y ne- 
£A-íá. i3- ceüdades del Pueblo. Si la Oración 
de eitc Idolatra taera hecha á Dios 
tan cierto , y verdadero , como es, 
el que oia las de Moifen ( que por 
íerlo hacia ciertos , y verdaderos fa- 
vores al que la ofrecía ) y li fe hi- 
ciera en íirvicio de nuellro Dios ver- 
dadero , buino era todo , pero el 
miícro Indio le atormentaba , y el 
Demonio fe reia , o cuidaba poco de 
íu tormento, Y hemos de advertir, 
que eftc aiuno no era mas , que vna 
vez en la vida ; y el que vna vez le 
hacia , no le hacia otra , y no á to- 
dos los Sumos Sacerdotes acontecía, 
ó porque no era necefario tanto ri- 
gor , ó por ñaquit^a , o enferme- 
dad , que tuvicfe , pero en pocos acon- 
tecía crtü. 



CA'Pir, XX VI. <De U mu- 

cbd Lihfipieca , j Ca/lídad , cjue 

d Eflcido Sacerdotal inclnie en j;, 

y de como en todas las ISLaciones 

Gentílicas fe preciaron \os Sacerdo^ 

tes de ca/los ^ j es '))na de las 

condiciones necef artas ^para 

ofrecer los Sacri/i. 

cíos. 



Sacerdotes de la Msüre de U.s Dio- 



fes , le dice 



que 



le caltraban 



ThtM.it 
lJ:dc,(S Oft- 



cortaban todas las partes verendas, y 
miembro genital , por vivir en per- 
petua cultidad , yata nicjor cxcrcitar 
lu mimuerio , y ofrecer á la Diola 
mas di^naiiiciue los Sactificios. Los 
Hierufantes entre los de Atenas, lue- 
go que fe conftituian , y ofrecían al 
Sacerdocio , también te caftraban. De 
los Sacerdotes de Egipto , dice Plu- 
tarco , que guardaban perpetua Caüi- ria/lhJt 
dad, y que le abílenian de comer Sal, M<í,f.r.i« 
porque íu calor , y íequedad no les pro ttrfh.ni./^. 

V ocale a los actos venéreos j y lo mif- ^' -Aípn- 
mo afirma de ellos Porfirio. Y al Sa- * ^^.r"' 
cercloce de Júpiter , llama Ovidio, ^^a 
Caito. También afirma Plutarco en lus 
Problemas de los Romanos , que los 
Sacerdotes j no folo no comían Car- 
nes de Cabía ,. pero que ni la nom- 
braban ; liendoics aborrecible fu nom- 
bre , por lu maia propriedad , y fer 

tan daüos ellos Anima íes a la luxuria. 

Y de aquí entiendo Yo lo que le dice 
del Sacerdote Dial , Romano , que 
leerá prohibido de comer Havas , por 
1er provocativas á eilos deshonciíos 
a£tos , y lucios movimientos. Y por 
elia raigón aquel gran Piloloío Pitr^co- 
ras aconlejaba á los de lu tiempo, 
que no las comiefcn , como lo afir- 
man el mifmo Plutarco , y Plinio, Y 
lo que mas admira , es , que r.o fo- 
lo fe les prohibían algunas cofas , pa- 



ra comer a eños Sacerdotes , en ra- 



Vlut.Vih.ii 
f. 9f . Pro- 

Urrnalv.tn, 
Svinpofac. 
léx.q.i. 



<^on de la Caítidad , y limpieca , fi- 
no que al Sacerdote Dial ( dice Feí- im.l. 18 
to Pomponio ) no folo no le era li- V'at.nijlcr. 
cito tocar con la mano la ledra , pe- '^'^¿T'^" 
^. ^.....«v,^ , vjw^ .^. ^.^ ro "' nombrarla ; dando á entender, "" '^^' 
cerdores de los Gentiles por elto ,■ la Antigua Gentilidad , quan- 
aian tenido para fer lim- ta puridad j y limpieca debía de íer 
píos , y caftüs , eítá mui conocido, la del Sacexáote ; porque dicen los 




Uanta aia fido la Caftidad, 
y Limpicí^a , y quanto 
el cuidado ^ que los Sa- 



% 1 4 Litro 

Katuraks fcr la ledra viu Planta luf- 
civa , y luxuriüfa , cuio abra^^o to- 
do lo vida. En los enredos con que 
íc abraca , y enreda con las otras 
Plantas , fignincaban los Antiguos la 
luxiiria , y aitos dcshunertos > y de 
ella cantan mucho de ello , los Poe- 
flut.'icAu~ tas, Y dice Pliirarco eltjs palabras: 
áti.ofjic. ^ qy¿ ,^^j mueve , y obliga el Amor? 
No es menos , que la ledra , que 
atrae á si , y aun la convierte en 
lü (ubítancia la cola á que le junta, 
y llega. Pero leemos en algunos Au- 
tores Griegos , que afi como les era 
prohibido lo dicho á los Sacerdotes, 
les era concídiJo comer la Ruda , y 
o,, , ,., beber el ca-n.) de ella , par quanro 
tQcí '■^ contraria al vicio de !a luxLiria,dc 
Fia'' S:'n- C'i'a propriedad le dice dellcar ( be- 
fflic.ii.x. '^^i-^a , ó com.da ) la materia de que 
f- f» le forma el Temen jati lo dicen Diof- 

Dlofcr.Hh. coriies , Piinio , y Plutarco. Y aíl 
^' "":'"• Ov'idio en el Libro , que compufo 
tne ¡oAmo. «-I- R^'Ki^dio A ,2o.'!s , dicc , que el me- 
Ȓ/. jor confeso , que da para no fer vno 

incitado á eftjs facios a£los , es, be- 
ber la bebida de la Ruda , porque 
defeca , y difm'.uuice el humor vené- 
reo , y carnal. 

De los Sacerdotes de Etiopia , di- 
?. AugHfl. ce San Aguitin ( tratando de la Pe- 
•. %9.ai rggrinacion que hico por aquellas Rc- 
' '"'^' giones , en vno de los Sermones á 
los Monges del Yermo) eítas forma- 
les palabras : Yá era Obilpo Hipo- 
nenfc , y fuime , con algunos Sier- 
vo"? de Jefn-Chrifto , á Etiopia , á 
predicarles fu Santa Lei , y Evange- 
lio , y vimos alli muchos Hombres, 
y Mugeres , que no tenian cabeca, 
íino los ojos en los pechos , entre 
los qualcs vimos , que los Sacerdo- 
tes eran cafados ; pero de tanta abf- 
tinencia , que jamas, lino era vna vez 
tn el Año , converfaban con fus Mu - 
geres , el qual dia fe abllenian de 
poner las manos en ningún Sacnñcio» 
V^imos mas ( dice luego ) en las par- 
tes mas bajas de efta Región , otros 
Hombres, que no tenian mas de vn 
ojo en la frente , cuios Sacerdotes 
huían toda convertacion de Honíbres, 
y íe abltenian de todos los malos de- 
íeos , y aperitos de la carne , y tan 
abrtinentes , que la fcníana que les 
cabia de íacrificar , y Icrvir fus Tem- 
plos , no cüm.an , contentandofe ló- 
io con beber v.ia vez al Dia , vna 
Mctrcta de Agua. Y mas adelante^ 
afudc ; O uiiferia grande de los Chíiti 



Nom 

tianos ! veis aquí , que los Pagano* 
le hacen Doctores , y Macílros de los 
Fieles , y los pecadores , y las Mu- 
gcres Rameras les preceden en el 
Reino de Dios. Eftas fon palabras de 
elle Excelentiümo Doclor. 

Ella limpieza , que fus fucios Mi- 
niílros , qiicria que huviete el Demo- 
nio , es la que Dios ha querido , y 
quiere , que rengan liis Miniítros , y Sa- 
cetdores ,y la que en la Lei Antigua 
pedia á los que eran de íu Cali , y 
Templo j y ali dijo , en el Lcvitico { ha- •^^^''- '»• 
blando del Sacerdote ) que fueíe virgen 
Ja <v\c avia de tonvar por Eipoía , no '^.'.'^ff' "^ 
ViuJ.a , o publica Ramera , o Repudia- /^,,.,¿,/.^ g. 
da. Pero que pretende en eílo Diosí , -,, 
No nias(legun dice Innocencio Papa, Lmtcent.I. 
Primero de elle nombre ) lino que fe 
entienda , que le permitía aquello folo, 
íin lo q.ial no podia p.ilár ,para dcxac 
heredero en lu oficio Sacerdotal , y 
que era con aquella limitación ; para 
dar á entender , que íi pudiera leguir- 
fe de otra manera , aun aquello no 
le concediera , por \^ limpieca , que 
pretende en fus Minillros. Y quando 
los Sacerdotes avian de ocuparle en 
el miniíterio de íu femana , Ib abíle- 
nian de todo acto carnal licito ; y pa- 
ra ello avia cafas , y apofentos donde 
los dichos Minillros afillian el tiem- 
po dicho de fu adminiílracion. Y para 
que fe entienda lo mucho , que que- 
ría , que fus Sacerdotes íuefen callos, 
y limpios, íe debe notar aquella gra- 
vifima, y rigurofilimí Lei, que clla- 
ba divulgada, contra las Hijas délos 
Sacerdotes , la qual era : li Ja Hija 
de algún Sacerdote fuere hallada aver 
perdido lecretaníente lu purtíja , y 
virginidad , y huviere manchado, con 
cíla macula , la Cafa de fu Padre, 
fea quemada en llamas de Fuego. 
De donde es fuetea colecir la grande 
limpieza , y caÜidad , que quería 
que tuviefen fus Sacerdotes ; porque 
fi á la Hija incalía , y flaca manda- 
ba quemar , porque pecó , quanto 
con maior rigor , y calligo dcbia 
de íer ca (ligado el Padre , que 
llendo Miniílro de Dios , y Sacerdo- 
te , para ofrecerle lus Sacriticios, 
pecaba? 

No faüan de ella obliíracion los 

vi 

Sacerdotes Indios de ella Nueva-EÍ- 
paiía , los quales queria el De- 
monio , que fuefen callos ; y afi 
digo , que eran tan continentes como 
hemos viílo , y Uiicho de cUoí , en ma- 



de ¡a Momrqiiia Indiana» 

cbós^ Jus;areís "tú "efpfciál de los Sumos 
Íiciv-Gruoies , -y Ponnñccs Maiores , y 
los dos i-acürdot-es , o Monjes , conf- 
titiúdos á la üiofa Ciiiteucl j los quales 
avian de aver-lido calados , peco no 
quaudo fervian el oíicio de Sacerdo- 
te j porque en aquel tiempo avian de 
guardar calidad perpetua , é inviola- 
ble. De los Mimltros , y Capellanes 
de los Templos de Tehuacan fabe- 
mos , que li cometiao eÜe pecado 
\ como le fupiefe ) era por el muerto 
á palos , y entregado á la Gente po- 
pular de noche , para que en el la exe- 
euraien, Y de las Mugetes que fervian 
en los Templos , hemos dicho 1er con- 
tinentiiimas , las quales guardaban per- 
petua cattidad , y virginidad , lin man- 
char en nada íu pureca. Y era tanto 



21^ 

CAT, XXm ©^ los S^cerd¿ 

tss Epulones ( tt de los Cambi-' 

tes ) que c/}as Gentes JndianÁs 

aPíii , ijue fueron mv.i ale- 

hriulos entre los (2?o- 

mams, > 

í 
^'entó la Gentilidad móJ 
derna de eÜa Tierra India- 
na , vncs Sacerdotes , cuio 
u/icio era incitará las Gen-ii 
res de ellas álasFiellas de 
algunos Dioíes , en las quales el fia 
era comer, y beber, y palar la vid* 
con mas regalo , que en otras Fieí- 
tas acoLíumoraban. Una deeíUs, era 




lo que temian caer en ella culpa ; que á honra de todos ios Dictes > ios qua^ 



entendian , li la cometían , aver de 
ier rigurolameute por los Diofes caf- 
tigadas, maiormente, íi le labia mo- 
ría por ella. De elle rigor le puede 
colegir el cuidado , cuii que vixiaa 
los baccrdoceí. , y lo mucho que cui- 
daban de vivir caitamente , por te- 
ner entendido fcr aquella la voluntad 
de fus fallos Diofes, y creer, que fe 
ofendían gravemente con lo contra- 
rio. Y de aqui queda fabido , como 
el Demonio i no por fer limpio , fmo 
por imitar en alguna manera á Dios, 
en fu limpieca , ha querido , que fus 
Minirtros lo fean , y fe abílengan de 
femejantes actos en las cofas pohbles; 
queriendo el Demonio , que los dü 
fu faifa Lei , y Seta hiciefen cita in- 
ferencia. La Caftidad es buena , y 
nueftro Dios nos la enfeña , y man- 
da , que leamos caítos ; luego bueno 
es él j y no advertían eítos defventu- 
rados ciegos , que no porque él es 
bueno mandaba vn acto de virtud tan 
heroico , lino que por fer el hecho 
en si bueno , es apetecible ; y que la 
Ra^on Natural inclina al Hombre a 
apetecer aquello que es mas conforme 
á la rectitud de la Naturalecaj y aíi, 
no porque el Demonio fuefe bueno 
( que no lo es ) era bueno el actu , fino 
por fer bueno el acto ^ y hecho, 
parecía bueno el que lo 
mandaba. 



les 



hngian averfe ido a 




3romo }It 



otras parces, 
o yá por tenerlos enojados ; ó yá por- 
que fueron á vifuar otras tierras , Gen-< 
tes, y Pueblos, ácuia buelta los fcf-í 
tejaban de efta manera. Veinte dias 
antes de .lu Fielta ( que le llamaba 
Teurleco ) ataban á todos los Niños 
vnos hilos flojos de Algodón á las 
muñecas de los bracos ; y otros a las 
gargantas , y cuellos , y hacíanles vnos 
guacalexos pequeños , ó carguillas 
de poco pelo , en las quales ponian 
vnos panecillos,, y vn jarrillo también 
pequeño , con Agua ; las quales car- 
guillas traían muchos ratos del día 
ios Nulos , acueítas , haíta. que fe ilc- 
.gaba el Dia déla licita. La lignifica- 
ción de ello , era decir , que aquellos 
Niños , como inocentes aplacaban á 
los Dioíes , faliendülos á recibir con 
aquel rcfrefco , y ofreciéndoles aqtiellos 
Panes , y Agua, pareciendoles , como 
folemos decir los Callellanos , que da- 
divas quebrantan penas ; y vemos avet 
vfado Jacob de ella attucia , quando fu- 
po , que fu Hermano Efaii, le venia al 
encuentro , bolviendo de Mefopota- 
niia. Finalmente , con ¡a intención di^ 
cha , hadan efta preparación todos 
los de la República ; los quales paík»' 
dos , y llegado el Dia principal , y 
feftivo dcfcargaban á los Niños , y def- 
atabanles los hilos , fingiendo avcr yá 
llegado los dichos Diofes, y venirles 
propicios , y favorables : y llamaban á 
cita ceremonia NeylpiliztÜ i cuio fin, 
y remate , eran mui grandes Cora- 
hites , y muchas Bodas , de las qua- 
les no eran los menos aventajados 
i^§ Siiceidotes ^ ^ cu]o cargo citaban 

5 ias 



..vX 



Tul.Üb. 5. 
d* Orat. 



D. Aw-it 
lih iJcd- 

Vit CJ,:0. 
t? ¡¡b ó. 

e. 6. (S- 7. 

L'v. l't'.u 
Detii- ti 



i), Áuguli. 
Ub.6.dcC¡- 
vit. cap. 7. 



ii\6 

las dichas ficftas, y cclcbracicncs. 
' Mo vú iViUi lejos ella coíuimlrcdc 
la que los Koir.anos tuvicrun en la 
elección de los Sacerdotes Eiruloiies, 
ios quales ( como dice Tulio ) coní- 
tituicroii los Püutiticcs Sun.os , para 
que tuvicíen oticio , y poder de le- 
ñalar los Combitcs , y Ccr.as , que ha- 
cían á Júpiter , y á los otios Diuics, 
las quales llamaban Epulare l&crificlum. 
Sacrificio de Combitcs, y jV^ cías Sa- 
cras 5 y de aquí cobraron ellos el 
nombre de Epulones , que es como de- 
cir : Comilones , o Tragones , que aíl 
los llama Sjn Aguüin , en el Libro Ter- 
cero de la Ciudad de Dios , y aun en 
el Sexto los llama grandes Burra».hos. 
El origen , y fundamento que tuvieron 
lo'; ilo. nanos , para eleg r ellos Sacer- 
dotes , fue cdc, ( tcgun 1 ico-Livio) que 
como Ibbreviniwle vna gran pcllilcncia, 
en Roma , en la qual nj quedaban 
Hombres , ni Mugcres , ni Animales, 
ni otras colas vivientes , que no murie- 
fen , en grandifimo numero : como no 
fupielen la caula , ni hallalen el fin 
de ella, acudió el Senado á los Sacer- 
dotes , que tenian cargo de leer los 
Libros Sagrados, entre los quales ha- 
llaron í en vno de las Sibilas , que fe 
debian combidar á los Dioícs a cenar, 
principalmente a Apolo , Latona , Júpi- 
ter , y otros Icmejantes : aparejaban 
vna rica cena, y camas mui ricamente 
adcreí^adas, donde le acoftaíen los Dio- 
fes , y dejábanlos afi , como fingiendo 
que luego veninn, y lo cenaban; y lo 
cierto es, que los Sacerdotes fe la ce- 
naban , y comían quanto podian , y be- 
bían halla caer, conio dice San Anuf- 
tin , a los tiüales llama Epulones, apare- 
jados , y dilpueítos para comer. 

Protlguicndo , pues , la borrachera, 
que efcrive i ito Livio , a cerca del 
origen que tuvo , hicieron los Roma- 
nos , en nombre de tuda la Ciudad, á 
ellos Dioles , ocho dias de Combites , y 
-Cenas, con losqualvs íe aplacaron, y 
ceso la mortandad , y pefíilencia. Y de- 
mas de los Combit s , que el Senado 
ordeno a los Dioics , hico cada Ve- 
ciño , en lu Cafi , el íiiio, a puerta abier- 
ta , y fjcando á las Calles, quanto te- 
nían en fus Cafii; jiacíendolo franco to- 
do a yentes , y vínientes , á conocidos, 
y elhaños, Ciudadanos , ó foralleros, 
á amigos , 6 enemigos ; porque en- 
tonces á todos le admitían , y mui be- 
nigna, y amigablemente vaos con otros 
comunicaban i y por aquellos días loi. 



Lthro Nono 

taban todos los prcfos de las prifio- 
nes. De aqui parece quaiiio iueron 
engañados , y burlados , y o^ui po- 
Icidos de los Dcn.onios los !< cíña- 
nos , y eflas Gentes de cfia l\ueva- 
Elpuña , porlalalta que huvo en ellos 
del vciü¿dero ccr,e.ciiviiciito de Dios, 
pues cada , y quando que los Demo- 
nios qu(. lian ( aunque no fin permiíion 
de Dios, y particular juicio luio) pa- 
ra iras tortaleccrlos en fu Culto idolá- 
trico , les enibialon pcililencias , y 
muertes , con otics iníortunios , ha- 
cieudolcs entender á ios vnos tan cie- 
ga falfcdad; como era pcnfar , que la 
condición de Dios íc aplaca ce c Ccm- 
bitcs ; y á lus otros , que ieibanrru- 
dando lugar (coía íigcnadc la Dcic!?d, 
y Efcncia Divina , pues todo lo hin- 
che , y que jamas íe nnida) y que ecn 
que iosNiños, y Kiñas, íalicícn a re- 
cibirlos , con lu comidilla , quedaban 
pagados , y aplacado lu furor , Ocn- 
do ran ageno , y aparrado de Dios 
rodo manjar , y bebida. Aunt]uc no 
ai que maravillar , que quien inventa- 
ba tan fallos Diofes , les combidafc con 
femejantes borracheras , de las quales 
goí^aban , y fe hartaban los Sacerdo- 
tes Epulones , ali entre los Romanes» 
como entre cÜüs ludios. 

No ofrece pequeña confideracion 
aquel acl:o, que ios Gentiles hicieion 
en aquellos diasde les Combitcs , para 
aplacar la ira de lus DioUs, en aque- 
lla neccíidad , de moltrarfe liberales, 
con todos , perdonándole vnos á otros, 
y comiendo , y bebiendo juntos , co- 
mo Gente enfcñada, por la rae;on na- 
tural , que enleña , que para agradar 
á Dios , íe requiere moílrar amor al 
próximo , y ler piadofo con él , apla- 
cándole en fu enojo , y reconciiían- 
dofe con el en fus iras. De donde po- 
demos bien colegir vn Chriüiano do- ^ M.wh, 
cumcnto , y es , que no os pide Dios cap. ;. 
Nueftro Señor, y Salvador , cola nue- 
va ; ni fuera de racon , fino lo que la 
racon , y luir.bre natural nos enleña, 
y dida , quando nos manda, que an- 
tes que olrczeamos el Sacrificio á 
Dios , nos recünciliemos con nucflros „ , 
Hermanos , y an'cmcs , y nagan-.cs d Pau! ad 
bien á nueflros enemigos , y que fea- 
nios cotí todos milericordiofos , que 
fi diéremos , nos darán ; y que fi per- 
donaremos , leren os pereie^nados,, 
y otros preceptos caritati- 
vos, y íune jantes. 

CaP. 



S.om, ) , 




1. fj^37 



CAT,XXnn. (Del adorno, y 

l^e/íiduras de los Sacerdotes , de que 

ordinariamente andaban t>c/}idos , y 

de los particulares aderecos , con 

que fe engalanaban los Días fe/Ii. 

t)QS , y de Tajcjua 5 y fe dicen las 

caifas , porque conferl^aban 

el cabello ^ y U 

ti^ie. 

I bien Ce notan ftiuchasNa- 
ciunes de las paladas , y Co 
conüderan las preíciitcs de 
cñi Nueva- Eípaña , le ve- 
fueron niui lemejantes las 
las erras. Y aunque en los 
Gapitulos de atrás hemos comparado 
fus Sacerdotes , en muchas colas , no 
lo fueron menos en el veítido ; por- 
que de los Sacerdotes de Egipto , di- 
ce Hcrodoto , que andaban vcftidos 
de vnas velliduras de Lino , delga- 
das , y no podian veftir de otra cola. 
De ellos de ella Nueva Efpaíía fe di- 
ce , que vcftian de Algodón vnas 
mantas largas, y íenciilas , fin podct 
vfvr otra ropa. Aquellos también traían 
calcados vr.os Zapatos , ó Sucias , a 
manera de Alpargate , de cierto Junco, 
que avia en Egipto ; y ellos con vnas 
Sandalias ( que en fu Lengua fe llaman 
Cacles) fin tener otro genero de cal- 
cado. También fe baííaban , y laba- 
ban fus cuerpos 5 porque no huvicíe 
alguna fuciedad , é inmundicia en ellos, 
para ofrecer los Sacrificios j los de 
Egipto , en el Rio Nilo ; y ellos Mexica- 
nos , ó Nahualcs , en Fuentes , y Alber- 
cas , que tcnian en los patios interio- 
res de los Templos. Sobre ellas velli- 
duras dichas , veftian los Dias de Ficlla, 
y particulares ; otras , á manera de So- 
brepellices , 6 Roquetes , en cfpecial, el 
Sacerdote xViaior , con la qual vellidu- 
ra f como vellido de Pontifical ) entra- 
ba a la expedición de los Sacrificios. 
No sé íl el andar vellidos ellos , con ef- 
tos ornamentos curiofos , fue remedo, 
que el Demonio quilo que hiciefen fus 
Miniilros á los de Dios , mandando, 
que íu Sacerdote iMaior( dejados otros 
arreos ) viüiefe vna Túnica de Lino, 
con que falieic ualan á la celebración 
del Incienfo , y Sacrificio, como fe lee 
S^*d. } t. en el Éxodo ; peio fea lo que fe fuere, 
- . Jomo U, 



de la Monarquía Indiana, 217 

fu vellido era cíle , y fu cacado vna 
Sucia , y cuerdas , que alian en los 
dedos de los pies , y ceñían por ci- 
ma de los toviüos , en la garganta , en 
vn talón , que la Suela tenia , y rica-, 
mente labrada. 

El Sumo Sacerdote , que avia ert 
el FvCino, y Provincias Mixtecas, fe 
veília , para celebrar fus Fieílas , de 



Ponrifical , de ella manera. Unas man- 
tas mui variadas de color